Archivos para julio 8th, 2010

ChinaTown. 1.300 millones de habitantes y ningún seleccionado de fútbol

julio 8, 2010

Tiempos de fútbol (II)
Para los chinos, es un espejo donde mirarse (Wanghailou)

La televisión transmite todos los días los “partidos de los poderosos” por la Copa Mundial de Fútbol. Aunque por no haber clasificado para el Mundial los chinos estamos fuera del mismo, nos pasamos la noche en vela vitoreando a otros. ¿A quién culpar de que un país con una población de 1.300 millones de habitantes no puede conseguir un buen equipo de fútbol?

Pueblo en Línea/ Beijing


ChinafutebolEste es el evento deportivo que atrae la mayor atención de la Humanidad y, desde luego, un grandioso encuentro cultural.

China, como país más poblado del mundo y centro de atención global por su sostenido crecimiento económico en más de 30 años, organizó con éxito los Juegos Olímpicos de 2008, donde ganó el mayor número de medallas doradas.

China es hoy también un miembro indispensable de la Cumbre del G-20. Pero casi siempre está ausente en la Copa Mundial de Fútbol.

¿A quién culpar de que un país con una población de 1.300 millones de habitantes no puede conseguir un buen equipo de fútbol?

¿Acaso a la débil constitución física de los asiáticos, porque consumimos menos carne?

Así las cosas, el fútbol chino debía haberse iniciado en la generación de nuestros abuelos, quienes debían haber consumido más carne para mejorar la constitución física. No obstante, los habitantes de nuestros países vecinos, como Japón, Surcorea y Corea del Norte no han consumido necesariamente más carne que nosotros.

¿Acaso se debe a que carecemos de las habilidades que sí tienen otros?

En China nunca faltaron hombres con grandes habilidades.

¡Y quien lo dude, ahí tiene nuestra acrobacia, qigong y wushu! Quien vea la abundancia de hermosas montañas, ríos y paisajes que quitan el aliento, ¿puede decir que está enfermo nuestro país?”

¿Se debe a que el fútbol es un deporte poco familiar para los chinos?

La FIFA ha confirmado que el fútbol se originó en China, donde se le denominaba “cuju”. En la novela “A la orilla del agua” hay un personaje llamado Gao Qiu, homófono del vocablo fútbol en chino.

¿Se debe a la incapacidad de los técnicos? Hemos gastado mucha plata contratando a entrenadores de alto nivel.

Fifachinacuju¿Se debe a algún mecanismo inservible? Ya disponemos del mecanismo de la liga.

¿Se debe a la corrupción vinculada al juego? Con vistas a detener las apuestas y partidos arreglados se ha desatado una campaña de saneamiento del deporte, la cual ha resultado en la condena a prisión de varios jugadores y directivos.

No obstante, seguimos lamentando que, con una población de 1.300 millones de seres humanos, China no haya podido producir un buen equipo de fútbol.

El Dr. Henry Kissinger, tras su jubilación, fungió alguna vez como comentarista de fútbol. Sostuvo en una ocasión que la Selección de Fútbol de China no había podido salir de Asia y avanzar por el mundo a causa de la rémora de la cultura china:

los futbolistas sólo saben practicar el colectivismo y carecen de carácter individual y de capacidad de imaginación.”

Esta opinión es errónea. La cultura china destaca, desde luego, por el colectivismo, pero también pondera el carácter individual. Cuando se hablaba de que el caballero debía “cultivar la moralidad, mejorar la familia, gobernar el país y mantener la paz común”, se vinculaba al individuo con el país y el mundo. Muestra de ello es que China ha dado tantos brillantes escritores y grandes maestros de las artes.

Fue Kissinger quien nos llamó la atención sobre la posibilidad de que haya implicaciones culturales en este fenómeno. Debemos entonces asumirlo desde el ángulo de la cultura.

Para empezar, es menester que nos concentremos en 3 aspectos:

En 1º lugar, el fútbol necesita de combinar a plenitud las habilidades individuales con la coordinación colectiva.

Y ahí empiezan nuestras carencias. Nos falta esta capacidad en muchos aspectos; no sólo en el balompié. Al poner énfasis en el individuo, nos olvidamos de la colectividad; y cuando destacamos la colectividad, sacrificamos al individuo.

Hablamos todos los días de marxismo, pero descuidamos que la sociedad ideal que éste enarbola debe

“materializar la libertad, emancipación y desarrollo integral del hombre” a la vez que propugna “el desarrollo libre de todo individuo como condición previa para el desarrollo libre de todas las personas”.

En 2º lugar, el fútbol necesita de una hábil combinación de ofensiva y defensa. No sólo en el fútbol carecemos de esta hábil combinación. Somos buenos en voleibol y tenis de mesa, que tienen líneas claras, pero no en el fútbol, caracterizado por un desplazamiento en constante zigzag, la coordinación tácita y la confrontación enconada.

Sobre todo, somos incapaces de asimilar la “posición Fuera de Juego (Offside)”; ni sabemos cómo “ayudar sin provocar problemas, ni cumplir con el deber sin caer en la posición de fuera de juego.”

Nuestros antepasados establecieron claras líneas divisorias en el territorio nacional, y procuraron garantizar la permanencia de las mismas construyendo la Gran Muralla y aplicando la “prohibición de comercio con el extranjero”.

Pero ahora, en la era de la globalización económica, debemos ampliar continuamente la apertura hacia el exterior, porque ya resultan insostenibles las demarcaciones de antaño. En tanto, debemos librarnos del influjo de una occidentalización excesiva, pero sin que por ello detengamos la ampliación de la apertura, y defendernos de cualquier infiltración, de modo que podamos jugar, en cualquier terreno, un buen “fútbol”.

En 3º lugar, ¿qué utilidad puede tener pasarse la vida desgañitándose vanamente por preservar “el espíritu nacional con el patriotismo como núcleo” mientras seguimos de brazos cruzados?

¿Qué impresión nos causa ver a un jugador de la selección de un pequeño país alzar emocionado su camiseta para besar el logotipo del equipo tras conectar un gol?

¿Vale de algo mirarse el ombligo cacareando la necesidad de preservar “el espíritu de la época con la reforma y la innovación como núcleos”, mientras nuestro gran país de 1.300 millones de habitantes se declara incapaz de conseguir un buen equipo de fútbol, a pesar de reformas e innovaciones?

El fútbol es un espejo, un espejo donde los chinos vemos reflejados nuestros rostros enrojecidos por la vergüenza.

Pero la vergüenza también puede ser fuente de coraje. Ha llegado entonces la hora de que nuestra selección de fútbol, y todos nosotros, nos miremos juntos ante ese espejo.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido
Tags:

Si el paciente lo pidió la eutanasia no es delito en Alemania

julio 8, 2010

Fallo histórico
Alemania: la eutanasia no es delito si fue pedida por el paciente

La Corte Federal de ese país absolvió a un abogado acusado de intento de homicidio por recomendarle a su cliente aplicar la eutanasia a su madre que estaba en coma. El letrado propuso cortar el tubo de alimentación. La mujer había expresado su deseo de no ser alimentada artificialmente si caía en coma.


Eutanasiamap

Mapa de la situacion legal de la eutanasia en el mundo

Interrumpir el tratamiento médico que mantiene con vida a un paciente no es un delito si el enfermo lo pidió expresamente, según la Corte Federal de Justicia alemana (Bundesgerichtshof), en un fallo histórico sobre la eutanasia.

La jueza Ruth Rissing van Saan argumentó que

“apagar un respirador o cortar un tubo de alimentación están entre las formas permitidas de terminar un tratamiento”.

La voluntad del paciente, según se lee en la sentencia,

justificó no solo el simple abandono de la alimentación artificial, sino también una acción activa que procurara terminar o evitar una terapia que el paciente no quería“.

La decisión del Máximo Tribunal de ese país, que se produce tras años de debate en Alemania sobre la eutanasia, absolvió a un abogado condenado el año pasado por asesorar a una mujer para que ayudase a su madre a morir.

Se trata de Erika Kuellmer, una mujer que murió en 2007, con 77 años, luego de estar 5 años en estado vegetativo.

A pesar de que sus hijos demostraron que su voluntad era no ser mantenida con vida con alimentación y respiración artificiales, los médicos no quisieron desconectarla.

Asesorada por el abogado Wolfgang Putz, la hija de Kuellmer, Elke Groll, cortó con una tijera la sonda que alimentaba a su madre, quien murió 2 semanas después.

El tribunal falló que

“aquellos que cuidan a un enfermo deben retirar o interrumpir el tratamiento médico que lo mantiene con vida si esa es la voluntad del paciente”.

De acuerdo a medios locales, la mujer le habría dicho a su hija que no quería que su vida fuera prolongada artificialmente antes de caer en coma tras una hemorragia cerebral en 2002. Pero no hay registro escrito de ello.

El Alto Tribunal invalidó así una sentencia previa de la Audiencia Provincial de Fulda que condenó al abogado a 9 meses de prisión.

La ministra de Justicia alemana, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, apoyó la decisión, que “confiere seguridad jurídica a una cuestión de principio en un terreno controvertido”. Añadió que la sentencia “atribuye un valor más alto al derecho de autodeterminación de las personas”.

Sin embargo, la Fundación de Hospicios Alemanes expresó su preocupación: “No hay espacio para el salvaje oeste cerca de la cama de muerte y de los enfermos terminales”, dijo su presidente, Eugen Brysch.

El caso de la eutanasia es un debate polémico y hasta un tabú en Alemania, fruto de las marcas dejadas por el nazismo, que provocó la muerte de minusválidos psíquicos y físicos, y de enfermos de dolencias como la epilepsia, teniendo como objetivo la purificación de la denominada “raza germana”.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido
Tags:

Baldosa de la memoria en el Colegio de Abogados de Bs As. Letrados y militantes detenidos y desaparecidos

julio 8, 2010

Hubo unas 200 personas
Una baldosa para recordar a los abogados víctimas del terrorismo de Estado

Con la presencia de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, se inauguró este miércoles una baldosa en la puerta del Colegio de Abogados de Buenos Aires para recordar a los letrados y a los “militantes populares detenidos desaparecidos o asesinados por el terrorismo de Estado”. En el acto, el presidente de la Asociación de Abogados de Buenos Aires, Eduardo Tavani, pidió que los “genocidas” sean detenidos en “cárceles comunes”.


ColegioabogadosUnos 200 abogados, funcionarios y gente de a pie asistieron este miércoles a la colocación de una baldosa en la puerta del Colegio de Abogados de Buenos Aires, en Uruguay al 400, para recordar a los letrados y a los “militantes populares detenidos desaparecidos o asesinados por el terrorismo de Estado”.

El martes se había conmemorado el Día del Abogado Víctima del Terrorismo de Estado. La fecha del 6 de julio se instauró a propuesta de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) porque ese día de 1977 fueron secuestrados los abogados Norberto Centeno, Salvador Arestín, Raúl Alaiz, Camilo Ricci, Carlos Bozzi, Tomás Fresneda junto a su esposa, María de las Mercedes Argañaraz –embarazada de 4 meses-, José Verde y su esposa y Néstor García Mantica y su mujer, María Esther Vázquez de García.

De ese episodio, conocido como “La Noche de las Corbatas”, solo sobrevivieron Verde, su esposa y los abogados Ricci y Bozzi.

Hasta la esquina de Uruguay y Lavalle se acercó este miércoles la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto; el secretario de Justicia Héctor Masquelet; el presidente del Consejo de la Magistratura Luis Cabral, y el juez porteño en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, Roberto Gallardo.

También dijeron presente Madres y Abuelas de Plaza de Mayo; el ex presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal Pedro Kesselman y el ex consejero de la Magistratura Beinusz Szmukler.

El titular de la AABA, Eduardo Tavani, visiblemente emocionado, sostuvo que el acto de este miércoles era un “ejercicio de la memoria” y pidió que los “genocidas” sean juzgados, condenados y detenidos en “cárceles comunes”.

Luego, tomó la palabra Julio Morresi, cuyo hijo Norberto fue secuestrado y asesinado el 23 de abril de 1976. El hombre pidió recordar a todos aquellos abogados que durante la dictadura presentaban habeas corpus por los detenidos y repudió en duros términos la adhesión al acto enviada por el vicepresidente Julio Cobos.

Morresi tildó a Cobos de “caradura” y cuestionó que el titular del Senado fuera cercano a “algunos trasnochados que están en el Congreso pidiendo la amnistía a los militares”.

El padre del actual secretario de Deportes, Claudio Morresi, se refería a la propuesta del ex presidente Eduardo Duhalde de convocar a un plebiscito para consultar sobre la conveniencia de seguir con los juicios por delitos de lesa humanidad.

Entre las adhesiones recibidas, las más aplaudidas fueron la de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la de la ministra de la Corte Suprema Carmen Argibay, quien se excusó de participar por cuestiones laborales.

La colocación de la placa, una iniciativa de “Barrios por memoria y justicia”, estuvo acompañada por una muestra de fotos que se inauguró en el edificio de Uruguay 485.

Consultado por DiarioJudicial.com, el presidente de la FACA Carlos Andreucci dijo que este no es un aniversario más de la “Noche de las corbatas” debido a las declaraciones que formuló (este lunes) el ex presidente de facto Jorge Rafael Videla en el marco del juicio que lo tiene como imputado en Córdoba donde “no sólo convalidó su comportamiento” sino que dijo que las directivas que impartió fueron calificadas de inobjetables por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

“No existen ordenes inobjetables”, dijo Andreucci y enfatizó que los abogados se opusieron a los indultos dictados a los represores por el ex presidente Carlos Menem.

“Ratificamos el ejercicio de la memoria con el ánimo de honrar a los caídos y a sus familias porque no se puede mitigar el dolor”, agregó Andreucci.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido
Tags:

Terry Eagleton. Un izquierdoso que arremete contra el fútbol

julio 8, 2010

Tiempos de fútbol (I)
Ese leal amigo del capitalismo

WorldballPor estos tiempos el fútbol reina y gobierna las actividades de muchos aficionados a este deporte. Esta nota trasciende los efectos del juego para examinar las consecuencias que opera sobre una sociedad estigmatizada por la competencia, el dinero y los amos y señores de estos eventos.

“Doctas disputas, dignas de los foros de los antiguos griegos, afloran rebosantes en bares y mercados. Como en el teatro de Bertolt Brecht, el juego convierte en expertas a las gentes del común”, así lo expresa Terry Eagleton, el autor de esta nota.

Terry Eagleton * / Escritor y crítico cultural británico


ReunionfutboleraSi mala cosa es el Gobierno de Cameron (David, premier británico N. de la R.) para quienes pretenden un cambio radical, la Copa del Mundo es todavía peor.

Nos recuerda a todos lo que probablemente seguirá atravesándose en el camino de ese cambio mucho tiempo después de que la coalición liberal-conservadora haya muerto.

Si cualquier fundación intelectual derechista tuviera que dar con un esquema capaz de distraer al populacho de la injusticia política y compensarlo por una vida de durísimo trabajo, la solución siempre sería la misma: fútbol.

Salvo el socialismo, no se ha imaginado manera más refinada de resolver los problemas del capitalismo. Y en la concurrencia entre socialismo y fútbol, el fútbol va varios años luz por delante.

Las sociedades modernas niegan a los hombres y a las mujeres la experiencia de la solidaridad, experiencia que el fútbol proporciona hasta el extremo del delirio colectivo.

Muchos mecánicos y muchos dependientes de comercio se sienten excluidos de la alta cultura; pero una vez a la semana son testigos de representaciones artísticamente sublimes, ejecutadas por hombres para los que el calificativo de genios no resulta, a veces, hiperbólico.

Como en una banda de jazz o en una compañía de teatro, el fútbol amalgama talento individual deslumbrante y abnegado trabajo colectivo, resolviendo así un problema sobre el que los sociólogos han venido devanándose los sesos desde tiempos inveterados.

Cooperación y competición, astutamente equilibradas. La lealtad ciega y la rivalidad a muerte gratifican algunos de nuestros más potentes instintos evolutivos.

El juego, además, mezcla encanto con ordinariez en sutiles proporciones: los jugadores son de factura heroica, pero una de las razones por las que los reverenciamos es por su carácter de alter ego; fácilmente podrían ser cualquiera de nosotros.

Sólo Dios es capaz de combinar de esta guisa intimidad y otredad, y hace tiempo que ha sido rebasado en celebridad por este otro Uno indivisible que es José Mourinho (entrenador portugués N. de la R.).

En un orden social desnudo de ceremonia y simbolismo, el fútbol ingresa para enriquecer estéticamente la vida de gentes para las que Rimbaud (Arthur, poeta francés, 1854-1891. N. de la R.) es un grande del cine.

El deporte es un espectáculo, pero, a diferencia del ofrecido por las paradas militares, un espectáculo que invita a la intensa participación de sus espectadores. Hombres y mujeres, cuyo trabajo es cualquier cosa menos intelectualmente exigente, pueden exhibir una asombrosa erudición a la hora de recordar la historia del juego o de describir analíticamente las destrezas de los jugadores.

Doctas disputas, dignas de los foros de los antiguos griegos, afloran rebosantes en bares y mercados. Como en el teatro de Bertolt Brecht, el juego convierte en expertas a las gentes del común.

El vívido sentido de la tradición contrasta con la amnesia histórica de la cultura postmoderna, para la que cualquier cosa ocurrida hace 10 minutos tiene que ir a parar al basurero de las antigüedades. Hay incluso un punto de inflexión de género, porque los jugadores combinan la fuerza del púgil con la gracilidad de la bailarina.

El fútbol ofrece a sus seguidores belleza, drama, conflicto, liturgia, carnaval y la impar marca de la tragedia, por no hablar de la oportunidad de viajar a África y volver sin abandonar la borrachera.

Como alguna que otra fe religiosa, el juego determina qué tienes que vestir, con quién tienes que asociarte, qué himnos has de cantar y qué relicario de verdades transcendentes has de adorar.

Junto con la televisión, es la suprema solución al inveterado dilema de nuestros amos políticos: ¿qué hay que hacer con ellos, cuando no están trabajando?

Durante siglos, y en toda Europa, el carnaval popular, al tiempo que proporcionaba a las gentes del común una válvula de escape para sus sentimientos subversivos –profanando imágenes religiosas y haciendo ludibrio de sus señores y amos–, constituía un acontecimiento genuinamente anárquico, un anticipo de la sociedad sin clases.

Con el fútbol, en cambio, puede haber estallidos de populismo airado y rebelarse los aficionados contra los peces gordos empresariales que sacan pecho en sus clubs, pero en nuestros días el grueso del fútbol es el opio del pueblo, si no su crack cocaínico. Su icono es el impecablemente tory y servilmente conformista David Beckham.

Los Rojos ya no son los bolcheviques. Nadie que sea serio y esté a favor de un cambio político radical puede eludir la necesidad de abolir este juego.

Y cualquier grupo que lo intentara tendría sobre sí poco más o menos las mismas posibilidades de llegar al poder que el máximo ejecutivo de British Petroleum de recibir una donación de Oprah Winfrey (famosa presentadora de TV, empresaria y productora estadounidense N. de la R.).

* Internacionalmente reconocido crítico cultural en la tradición marxista británica de Raymond Williams**, es profesor de literatura en la Universidad de Manchester. Se ha publicado recientemente en castellano (editorial Debate) su interesante libro de memorias El portero.

Traducción Leonor Març. Este artículo fue publicado en The Guardian

** Nació en Llanfihangel Crocorney, Gales, Reino Unido, en 1921 y falleció en 1988. Novelista, dramaturgo y comunicador, es uno de los padres de los primeros estudios culturales británicos, orientados por su perspectiva crítica, de influencia marxista. Está considerado como el pensador británico más importante del pasado siglo en el ámbito de la historia de la cultura y de los estudios culturales. Williams entiende que las expresiones culturales encierran, más allá de la espontaneidad creativa, un conjunto de implicaciones que incluyen la ideología del autor y otros valores institucionales del entorno. Influido por el pensamiento sobre la hegemonía cultural de Gramsci, su compromiso político se define en torno a la corriente de la nueva izquierda. En su libro Cultura y Sociedad, 1780-1950 (1958), con el que alcanza gran notoriedad, hace un recorrido crítico que va desde la literatura romántica a George Orwell, con marcas analíticas que pasan por los registros de clase, cultura, industria, arte, etcétera. (N. de la R.)


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Disidentes S.A. cómplices de encubrimiento de delitos de lesa humanidad

julio 8, 2010

LIBERTAD A MARCELA Y FELIPE CÁRCEL COMÚN A ERNESTINA HERRERA DE NOBLE
PERO A LOS CIEGOS NO LE GUSTAN LOS SORDOS

miércoles 7 de julio de 2010

NiñosapropiadosLa gran mayoría del Pueblo Argentino no avalamos la apropiación de los/as hijos/as de los/as desaparecidos/as, por el contrario, la sufrimos.

Sin embargo, los Disidentes S.A., con el apoyo de los radicales conversos Elisa Carrió y Julio Cobos, sostienen la mentira del Grupo Clarín para con Marcela y Felipe, e incluso la justifican amparándose en una supuesta situación de privilegio y de elección de vida de estos jóvenes; y poniendo a “esta” apropiación como algo que de un modo u otro, los beneficia.

Argumento que más allá de lo macabro de la operación, hace agua por donde se lo mire, sobretodo si uno toma en cuenta los propios dichos de los/as restituidos/as, muchos de los cuales actualmente son colaboradores de Abuelas de Plaza de Mayo.

Fieles a una narco-concepción de la doctrina, los Disidentes S.A. intentan hacerle creer a la sociedad que con esta posición están del lado del verdadero Justicialismo (los muchachos no quieren sacar los pies del plato): después de todo fue Perón quien mencionó que “los únicos privilegiados son los niños”; y aunque todos sepamos que los dichos “del viejo” General tienen que ver (por ejemplo) con la Asignación Universal por Hijo/a, ellos (que hace rato le vendieron el alma a Héctor Magnetto) bien pueden establecer diferencias entre el caso de Samuel Miara y Beatriz Castillo (apropiadores de los mellizos Reggiardo Tolosa) que vivían en una casa común de una calle con olor a hospital del Partido de Tres de Febrero; y el de Ernestina Herrera de Noble, que “cobijó” a estas criaturas en un palacete oligárquico de las Lomas de San Isidro y los llevó a Disney cuantas veces pidieron.

Justamente traemos a la memoria el caso de la apropiación de los mellizos Gonzalo y Matías Reggiardo Tolosa (y la mediatizada restitución de su identidad) porque entre estas 2 víctimas del terrorismo de Estado, y Marcela y Felipe, se establecen una serie de similitudes que le permiten al lector de estas líneas entender porque Duhalde, Carrió, Cobos, etc., no tienen nada que envidiarle a Bernardo Neustadt, y visualizar (aun a riesgo de que esto le provoque náuseas) la participación mercenaria de estos democráticos de cotillón en el sostenimiento de un delito de lesa humanidad como lo es ésta (o cualquier otra) apropiación.


UN CORAZÓN NO SE ENDURECE PORQUE SI

Matías y Gonzalo Reggiardo Tolosa nacieron en la maternidad de Olmos el 24 de Abril de 1977, hijos de María Rosa Tolosa (Machocha) y de Juan Enrique Reggiardo (Quique) militantes Montoneros de La Plata, quienes se encontraban secuestrados, al momento de los nacimientos, en el centro clandestino de detención y tortura “La Cacha”, (bajo la órbita de fuerzas conjuntas de la marina, el ejército, la policía de la provincia de Buenos Aires, y el servicio penitenciario federal) y que aun continúan desaparecidos.

Mellizos88Los mellizos fueron inscriptos como propios por Samuel Miara y Beatriz Castillo el 16 de Mayo de 1977.

El caso saltó a la luz a partir de información recibida por Abuelas en 1984, quienes radicaron la denuncia en el Juzgado Penal Nº 2 de La Plata.

Sin embargo (igualito a lo que hace algo más de 2 meses hizo Ernestina Herrera de Noble) Samuel Miara y Beatriz Castillo en 1985 escaparon llevándose a los mellizos (en ese entonces de 8 años) al Paraguay.

Recién en 1989 se logró la extradición del matrimonio, lo que permitió que a Matías y Gonzalo (ya de 12 años) se le extrajeran las muestras necesarias para realizar el análisis de histocompatibilidad que confirmó que eran los hijos de los Compañeros “Machocha” y “Quique”.

Si bien no se pretende relatar una cronología de los hechos desde que ocurrieron hasta la actualidad, bien vale mencionar que el caso de la restitución de la identidad de los Reggiardo Tolosa ha tenido un alto nivel de exposición mediática, impuesta por los mismos medios que hoy esconden bajo la alfombra (del reabierto Teatro Colón) lo que acontece con Felipe, con Marcela, y sobretodo con quienes están sospechados de su apropiación, entre los cuales (Oh casualidad) se halla el aliado principal de los Disidentes S.A., el delincuente de Héctor Magnetto; y el diario que justamente intenta (aun publicando noticias desmentidas por las propias personas que aparecen en ellas) que este Gobierno (“ateo, grasa y montonero”) se desmorone, para lo cual pone sus mejores páginas a disposición de las alteraciones psíquicas de Elisa Carrió, a quien solo le falta denunciar que pasando de atrás para adelante el discurso de Néstor Kirchner en el estadio de Ferro, se puede escuchar un mensaje satánico.

Pero tal cual decíamos antes, la mediatización del caso provocó (como suele pasar) que personas y personajes (que nada tenían que ver con las familias) no solo se involucraran sino que jugaran un papel determinante a favor del victimario, ocasionando por un lado el que se profundicen contradicciones (a las que la gran mayoría de los familiares de víctimas del terrorismo de Estado no escapa, como así tampoco escapa el conjunto de la sociedad) con el agravante de buscar y provocar el distanciamiento (e incluso el rechazo) de Gonzalo y Matías (por entonces adolescentes) de su tío biológico; lo cual Samuel Miara (al igual que Magnetto y la viuda negra ahora) supo convertir en una carta a su favor para seguir manipulando la psiquis de los muchachos; como si la identidad de los seres humanos se resolviera en una partida de póquer.

Pasaron los años y hoy Gonzalo volvió a conectarse con su tío Eduardo Tolosa, así como también mantiene una relación fluida con su apropiadora a quien llama “mamá”; mientras que su hermano se separó y eligió volver a vivir en la casa de Ciudadela junto a Beatriz Castillo, y a la vez de que asegura que todavía no se siente listo para volver a ver a su tío biológico, manifiesta que “el acercamiento a Abuelas es positivo” y reconoce su deseo de ayudar a otros que pasan por una situación similar a la de ellos (incluso lo expresó en el diario Perfil escribiendo acerca de Felipe y Marcela) o cuando reconoce (en el libro “De vuelta a casa” de Analía Argento) que “uno ya sabe quien es y tiene esa historia, pero no puede ir tranquilo por la vida mirando todo lo que falta”.

Vale agregar que Matías participa (o participó) de encuentros e/o intercambios de correos electrónicos con nietos recuperados transmitiendo su dura experiencia, y que más allá de la lógica reticencia que provoca la elección de este joven de 33 años de volver a vivir junto a su apropiadora, en Abuelas nunca se le cerraron, ni se le cerraran las puertas.


Y DEJE HUÉRFANO TODO SU PENAR

La apropiación de los/as hijos/as de las víctimas durante la represión ilegal en nuestros país, hace que los nazis al lado de los militares argentinos parezcan aprendices de carniceros.

Ya la desaparición implica un hecho criminal y tortuoso que (adrede) excede a la víctima y se desparrama terroríficamente como un tumor maligno en la sociedad en general, y particularmente entre los familiares, amigos, y compañeros del desaparecido.

La apropiación de los hijos de las víctimas del terrorismo de Estado multiplica el dolor y hace de la incertidumbre una tortura que abarca tanto a padres, abuelos, hermanos (etc.) del secuestrado, como a su propia descendencia; del mismo modo que sobre la yaga abierta a causa de la pérdida (que es muy difícil de asumir porque no hay cuerpo) derrama la sal de una nueva ausencia, ocasionando que cada día que pasa “el castigo” al que fue sometido el detenido desaparecido (como macabro plan sistemático de los genocidas) cobre vigencia.

No existe ningún tipo de posibilidad de verlo de otra manera, ni de justificar la apropiación, y mucho menos de creer que se puede darle a elegir a 1, a 2, o a 400 jóvenes el continuar siendo apropiados, cual si fueran objetos: la casa que le robaron a Rodolfo Walsh, o la empresa Papel Prensa que le usurparon a los Graiver.

Aquello seria como entrar a una escuela de no videntes, comunicarles que de ahora en adelante usaran uniformes naranjas fosforescentes con pintitas blancas, y preguntarles si les gusta el nuevo atuendo: muy probablemente alguno diga que sí, que le parece fascinante y hasta esté convencido que aquello es lo mejor que le pasó en la vida; cuando en realidad ese ser, en su ceguera, no conoce los colores y no sabe a lo que lo están exponiendo, o si se están burlando de él.

En síntesis, la apropiación es un delito por el que no solo deben pagar tanto milicos torturadores (que ahora la quieren jugar de viejitos enfermos) como quienes le sustrajeron la identidad a esos bebés (hoy jóvenes); sino también todos aquellos que aun intentan cubrir con un manto de impunidad y olvido a los culpables.

De comprobarse que Marcela y Felipe son hijos de detenidos desaparecidos, no solo deberían ir a parar a una prisión común Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto, también deberían ser enjuiciados por cómplices del mismo delito Duhalde, Carrió, Cobos, De Narváez, Mariano Grondona, María Laura Santillán, Mirtha Legrand, etc., que anteponiendo sus execrables intereses coloniales depositan todas sus fichas, y lo mordaz de sus lenguas, para que estas dos víctimas del terrorismo de Estado sigan jugando al gallito ciego sin saber quienes eran sus padres, quien son sus abuelos, o a quienes se parecerán sus propios hijos.

Las nazis de nuestra época ya no necesitan andar paseándose arrogantes por “la capucha” de la ESMA, ahora consiguen lo mismo yendo a Todo Noticias.


AGRUPACIÓN NORMA ARROSTITO
Nacional, Popular e Indigenista
“¡unidos somos fuertes, organizados somos invencibles!”
U.B Fernando Abal Medina
Convención 686 -haedo-
4-659-3458
anarrostito@gmail.com


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.636 seguidores