Archivos para noviembre 5th, 2010

Elecciones en USA. Los medios se enriquecen, la democracia se empobrece

noviembre 5, 2010

Medios ricos, democracia pobre

Escuche (en español)

Por Amy Goodman

amygoodman04–10–2010 / Al cierre de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos, el mayor ganador aún no ha sido declarado, a saber: los grandes medios de comunicación. El mayor perdedor, mientras tanto, ha sido la democracia.

Estas fueron las elecciones legislativas de mitad de mandato más caras en la historia de Estados Unidos: costaron casi 4 mil millones de dólares, de los cuales 3 mil millones se gastaron en publicidad.

Me pregunto qué pasaría si el tiempo publicitario para las campañas fuera gratuito.

No se oyen debates al respecto, y no se oyen porque las corporaciones que manejan los medios masivos de comunicación obtienen inmensas ganancias con los avisos publicitarios de las campañas políticas. Sin embargo, las ondas radioeléctricas que los medios utilizan para emitir sus señales son públicas.

Esto me recuerda el libro escrito en 1999 por el especialista en medios de comunicación Robert McChesney: “Rich Media, Poor Democracy” (Medios ricos, democracia pobre).

En su libro, McChesney escribe:

“Los medios tienen poco incentivo para brindar cobertura a los candidatos ya que resulta de su interés forzarlos a publicitar sus campañas.”

El grupo de investigación Wesleyan Media Project de la Universidad Wesleyan, hace un seguimiento de la publicidad política.

Tras el reciente fallo de la Corte Suprema en el caso “Citizens United contra la Comisión Federal Electoral” por el cual se autoriza a las grandes corporaciones a destinar sumas ilimitadas de dinero a la campaña publicitaria de los candidatos, el proyecto hace notar que:

“El tiempo de aire destinado a publicidad se ha saturado de anuncios relacionados con la Cámara de Representantes y el Senado, que ocupan hasta un 20 y un 79 % respectivamente del total de tiempo de aire”.

Evan Tracey, fundador y presidente del grupo de análisis de campañas publicitarias Campaign Media Analysis Group, predijo el pasado mes de julio en declaraciones para el periódico USA Today que:

Habrá más dinero que espacio de aire que comprar.”

Por su parte, John Nichols, del semanario The Nation, comentó que en los amables primeros tiempos de la publicidad política televisiva, los canales de TV nunca habrían emitido el aviso a favor de un candidato a continuación de un aviso publicitario en contra de ese candidato.

Pero no están tomando en cuenta el patrimonio ligado a los grandes medios. Bienvenidos al “mundo feliz” de las campañas de miles de millones de dólares.

En el pasado, ha habido intentos de regular el uso de las ondas redioelétricas para que estén al servicio de la población durante las elecciones. En los últimos años, el intento más ambicioso fue el que se conoce como “Reforma del financiamiento de las campañas electorales de McCain-Feingold”.

Durante el debate sobre esta histórica legislación, tanto demócratas como republicanos hicieron referencia al problema de las exorbitantes tasas de publicidad televisiva.

El Senador por Nevada John Ensign, republicano, se lamentaba:

“Las emisoras no querían ni pensar en las campañas electorales porque era el momento del año en que ganaban menos dinero debido a la baja tasa unitaria que existía durante ese período. Ahora es uno de sus momentos preferidos ya que, de hecho, es uno de los momentos del año con más amplio margen de ganancias.”

Finalmente, para que el proyecto de ley fuera aprobado, se omitieron las cláusulas referentes al “tiempo público de aire”.

El fallo en el caso de Citizens United neutraliza eficazmente la Reforma del financiamiento de las campañas de McCain-Feingold. Ni imaginemos lo que se gastará en las elecciones presidenciales de 2012. El Senador por Wisconsin Russ Feingold perdió la oportunidad de ser reelegido en su disputa contra el prácticamente auto-financiado multimillonario Ron Johnson.

El editorial del periódico Wall Street Journal celebró la esperada derrota de Feingold. El periódico es propiedad de la corporación News Corp. de Rupert Murdoch, que posee además la cadena de televisión Fox y que donó casi 2 millones de dólares a la campaña de los republicanos.

Las elecciones se han convertido en un bien comercial, un centro de ganancias para estas radios y canales de televisión”, me dijo el día de las elecciones Ralph Nader, defensor de los consumidores y ex candidato a presidente.

Me dijo además:

Las ondas públicas, como sabemos, pertenecen al pueblo. El pueblo es el propietario y las cadenas de radio y televisión son las titulares de las licencias para usar esas ondas, digamos que son como inquilinos. Sin embargo, para obtener su habilitación anual, no pagan nada a la Comisión Federal de Comunicaciones. Así, resultaría bastante persuasivo, si tuviéramos políticas públicas que impusieran módicas condiciones para obtener la habilitación que permite a estas cadenas de radio y televisión acceder al inmensamente lucrativo control de las ondas públicas 24 horas al día, podríamos decirles que como parte del intercambio por controlar estos bienes comunes, por decirlo de alguna manera, deben destinar cierta cantidad de tiempo, tiempo gratuito, en la radio y la televisión a los candidatos electorales.”

Este tema debería ser puesto en debate en los grandes medios de comunicación, dado que en ellos obtiene información la mayoría de los estadounidenses. Pero las emisoras de radio y televisión tienen un profundo conflicto de intereses. En su orden de prioridades, sus ganancias están antes que nuestro proceso democrático.

Seguramente no oiremos hablar de este tema en los programas de entrevistas políticas de los domingos por la mañana.

————————–

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2010 Amy Goodman


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

USA. Obama ve peligroso alimentar fondos buitres. Autoridades monetarias de otros países podrían retirar sus depósitos

noviembre 5, 2010

EL GOBIERNO DE EE.UU. RECHAZO ARGUMENTOS DEL JUEZ GRIESA PARA EMBARGAR FONDOS DEL BANCO CENTRAL DEPOSITADOS EN LA FED
Obama no ve razones para alimentar buitres

Washington rechazó los argumentos del juez Thomas Griesa con los que embargó fondos del Banco Central en favor de dos fondos buitre. Protegió así la intangibilidad de los recursos públicos depositados en la Reserva Federal.

› Por Tomás Lukin

DelpontbodouLos argumentos de los fondos buitre para solicitar el embargo de activos argentinos en Estados Unidos pierden cada vez más fuerza.

El gobierno de Barack Obama realizó el miércoles una presentación judicial respaldando a la Argentina ante una Corte de Apelaciones que debe decidir sobre un embargo establecido por el juez Thomas Griesa. El caso corresponde a la cuenta con 105 millones de dólares que posee el Banco Central en la Reserva Federal.

Esos depósitos fueron inmovilizados por el magistrado de Nueva York a pedido de los fondos especulativos en 2006 y en abril de este año, a pocos días del lanzamiento del nuevo canje de deuda en default, Griesa accedió a la solicitud de esos acreedores para disponer del dinero.

Argentina apeló la decisión y está a la espera de un fallo favorable que destrabe el uso de esos recursos. En medio de ese proceso, las autoridades norteamericanas respaldaron la posición argentina. La FED ya lo había hecho en junio y en esta oportunidad se sumó el apoyo de los departamentos de Estado, del Tesoro y de Justicia de ese país.

La conclusión del documento de 30 páginas redactado por las autoridades norteamericanas que fue presentado ante la Cámara de Apelaciones, la segunda instancia judicial, es breve pero contundente:

“El fallo de la Corte de distrito debería revertirse”.

Entre sus argumentos, el escrito sostiene que las reservas internacionales de la autoridad monetaria son inembargables más allá de la independencia o no del Banco Central respecto del Gobierno.

Por eso, además del envión favorable en la causa por la cuenta de 105 millones de dólares, en el gobierno nacional resaltaban ayer la relevancia y el precedente de la presentación en un escenario donde la deuda en default con acreedores privados se contrajo hasta una cifra inferior a 6300 millones de dólares (4500 millones en manos de los fondos buitre y menos de 1800 millones de tenedores minoristas).

“Este gobierno está resolviendo todos los problemas del default, incluso los embargos. Es un paso muy importante. Teníamos razón cuando utilizamos las reservas para pagarles a los acreedores privados. Esto es un buen ejemplo para quienes están en contra de que Argentina tenga una política económica autónoma”, apuntó a Página/12 el ministro de Economía, Amado Boudou.

A pesar del entusiasmo que genera el taxativo rechazo del gobierno de Obama a los argumentos expuestos por Griesa para conceder los embargos, en el Ejecutivo reconocen que la opinión de las autoridades de EE.UU. no es definitoria.

Advierten, también, que los fondos buitre como EM LTd., propiedad de Kenneth Dart, y NML Capital, de Elliot Associates (ambos demandantes en este reclamo), continuarán buscando nuevos mecanismos legales para presentarse ante la Justicia y congelar recursos.

En ese sentido, la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, consideró que

“los fondos buitre van a fracasar una y otra vez en sus intentos de entorpecer la política de desendeudamiento que lleva adelante el gobierno nacional desde 2003”.

El fallo de la Corte de Apelaciones se conocerá recién durante el primer trimestre de 2011.

El eje de la presentación realizada bajo la fórmula judicial de Amicus curiae (mecanismo utilizado para reflejar la opinión de un tercero en un litigio) es la inmunidad de las reservas internacionales del BCRA. El escrito advierte sobre el impacto negativo para Estados Unidos de una decisión contraria al Estado argentino.

El gobierno norteamericano fue invitado en octubre pasado por la Corte de Apelaciones a dar su opinión. Las distintas carteras argumentan que, si la Justicia desconoce la imposibilidad de embargar los fondos de los bancos centrales otorgada por el Acta de Inmunidad Soberana (ley estadounidense vigente desde 1976), podría llevar a las distintas autoridades monetarias del mundo a retirar sus reservas y depósitos del territorio norteamericano.

Durante los últimos embargos concedidos por Griesa a favor de los fondos buitre, distintos medios locales, miembros del establishment financiero y consultoras privadas reflejaron los fallos como una advertencia hacia lo que consideraban un supuesto “avance del gobierno sobre el Banco Central”.

Precisamente, esos argumentos se repetían en las presentaciones judiciales de los fondos buitre.

En Argentina hay muchos actores económicos y analistas que quieren mantener al país de rodillas ante el sistema financiero. Les molesta que tomemos nuestras propias decisiones. Son los mismos que asustaban al Gobierno para que no avance hacia el Fondo del Bicentenario y decían que iba a provocar más embargos y que las reservas iban a acabarse”, señaló a este diario el titular del Palacio de Hacienda, en una clara alusión a las declaraciones del desplazado presidente de la autoridad monetaria, Martín Redrado, con quien mantiene una extensa historia de cruces verbales.

Además de resaltar la inembargabilidad de las reservas, incluso cuando el Banco Central no sea “independiente” en los términos de las políticas neoliberales, el gobierno de Obama rechazó el análisis del juez Griesa donde señala a la autoridad monetaria como “alter ego” del gobierno argentino.

Al momento de conceder el embargo de una de las cuentas del Central en la FED en 2006, el magistrado argumentó que en el uso de reservas para cancelar la deuda con el FMI la autoridad monetaria actuó como “alter ego” del Gobierno.

Sin embargo, las autoridades de Estados Unidos sostienen, en su planteo, que el pago realizado durante los primeros años del gobierno de Néstor Kirchner no constituye ninguna evidencia que avale el planteo del magistrado.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Laclau sobre Néstor Kirchner y su legado. “Un símbolo para las conciencias”

noviembre 5, 2010

El legado de Néstor Kirchner

Por Ernesto Laclau *

Cfkmanoheart04–11–2010/ A medida que los días vayan pasando, el país comprenderá crecientemente las verdaderas dimensiones de la tragedia que representa para los argentinos la súbita desaparición de Néstor Kirchner.

Con él hemos perdido al estadista de mayor envergadura que nuestro país haya producido en los últimos 50 años.

A él estará siempre ligada la transformación profunda del Estado que la Argentina experimentara a partir de 2003.

Hay que situarse mentalmente en el umbral de aquel año para advertir todo lo que ha cambiado. El 2003 no está tan lejano en el tiempo y, sin embargo, lo que lo precediera parece pertenecer claramente a otra época.

El país venía de una serie de experiencias traumáticas: la dictadura militar, con la que, en razón de una serie de leyes y amnistías, la ruptura había sido tan sólo parcial; el neoliberalismo menemista que, a través de sus privatizaciones y desregulaciones, había puesto a la Argentina al borde de la bancarrota; el fracaso estrepitoso del gobierno de la Alianza, que condujo a los estallidos de 2001. Había un cinismo y un desencanto generalizados respecto de la política, que encontraría su expresión en el notorio lema “que se vayan todos”.

Ya las movilizaciones sociales subsiguientes a la crisis –las fábricas recuperadas, la extensión del movimiento piquetero y otros fenómenos concomitantes– estaban preanunciando que el ciclo del neoliberalismo estaba llegando a su conclusión. Pero lo que muy pocos esperaban era que esas movilizaciones fueran a encontrar eco y simpatía al nivel del Estado nacional.

Fue contra todas las expectativas que ocurrió el 2003. Al principio, el nuevo tipo de discurso fue recibido con un considerable grado de escepticismo. Se trataba, en la apreciación de muchos, de mera retórica, tras la cual habrían de ocultarse las habituales componendas de trastienda.

Pero pronto hubo que rendirse a la evidencia: el nuevo gobierno estaba comprometido con un programa total de reestructuración de la sociedad argentina a sus distintos niveles.

Programa que no podía dejar de suscitar la adhesión popular, a la vez que herir intereses creados que se habían consolidado a lo largo de decenios.

En poco tiempo pudimos verificar el apoyo brindado por el Gobierno a las organizaciones populares; la decisión de operar, a través de los juicios a los represores, el desmantelamiento de la ESMA y otras medidas similares, la ruptura más radical con el pasado dictatorial que haya tenido lugar en el continente latinoamericano; la reorientación nacional de la economía, en el proceso que va desde la ruptura de facto con el FMI hasta el reforzamiento del Mercosur y el rechazo del plan del ALCA de Bush en la reunión de Mar del Plata de 2005; la democratización de la Corte Suprema y de la cúpula militar, etc.

Como es sabido, toda esta corriente profunda de cambio fue continuada y radicalizada a través de una serie de medidas legislativas durante el gobierno de la presidenta Cristina Fernández, que ha representado uno de los esfuerzos más ambiciosos y sistemáticos en nuestro continente por reestructurar al Estado y redefinir sus relaciones con la sociedad civil.

Todo esto se ha hecho en el marco de una integración cada vez mayor de la Argentina al espectro de los nuevos gobiernos progresistas de América latina. El país está menos solo que nunca en el pasado.

No voy a entrar a discutir la minucia de este programa legislativo. En los últimos días otros – Mario Wainfeld y Horacio Verbitsky entre ellos – lo han hecho en artículos excelentes.

Pero sí quisiera referirme a un aspecto clave, que revela la naturaleza del legado de Néstor Kirchner, a la vez que su estilo particular de liderazgo. Me refiero a las resistencias que toda tentativa de cambio profundo suscita y al coro de infundios con el que las fuerzas reaccionarias pretenden combatirla. Hace unos días, los plumíferos de La Nación caracterizaban al kirchnerismo como “populismo autoritario”.

La fórmula misma ya es, desde luego, problemática y ambigua, pero cuando se la usa para caracterizar la situación argentina es doblemente absurda. Un populismo autoritario sólo podría ser uno en el que las masas fueran enteramente pasivas y sometidas a un liderazgo que tomara las decisiones sin compartir el proceso deliberativo con nadie.

Esto puede llegar a ocurrir en ciertas sociedades –pensemos, por ejemplo, en el Zimbabwe de Mugabe–, pero cuando esto ocurre, la deriva autoritaria es cada vez menos populista, ya que las masas son sustituidas por pequeños grupos de matones reclutados y organizados desde el poder.

En tales condiciones lo que prima es el autoritarismo, en tanto que el populismo se limita a una cáscara vacía, a una interpelación meramente retórica, sin participación activa alguna de las masas.

Ahora bien, cualquiera que conozca mínimamente lo que está pasando en la Argentina, sabe muy bien que en ella se da la situación exactamente opuesta. Todas las medidas legislativas han sido tomadas sobre la base de la movilización autónoma de uno u otro sector de la sociedad.

¿Cómo explicar entonces esta insistencia en los peligros autoritarios del kirchnerismo? La respuesta es obvia.

Se trata de crear una cortina de humo, por la que la supuesta “defensa de las instituciones” frente al “avance autoritario” no es sino un burdo intento por defender un statu quo en el que las corporaciones medran, frente al intento de democratizar a estas instituciones desde dentro.

¿Recuerdan ustedes la reunión reciente del Sr. Magnetto con líderes de la oposición para planificar algo no claramente especificado pero que, en todo caso, implicaba a claras luces organizar la confrontación con el Gobierno?

¿Y recuerdan ustedes esa otra reunión, mucho más siniestra, en la que se obligó a Lidia Papaleo a resignar el control de Papel Prensa bajo amenazas de muerte?

La misma historia acerca de la sórdida acción del poder corporativo frente a la voluntad popular se repite en todas las instituciones.

El gran dilema a ser dirimido en los próximos años, comenzando por las elecciones de 2011, es quién va a prevalecer: la Argentina corporativa del pasado o la Argentina popular que comenzó a emerger con las movilizaciones de 2001, que se consolidó en 2003 y que desde entonces ha ido ganando batalla tras batalla.

Es en el umbral de esta confrontación que el nombre de Néstor Kirchner permanecerá siempre como un signo liminar y señero. Ya no será una bandera para las luchas, pero se ha transformado en algo más importante: en un símbolo para las conciencias.

Quiero recordar 3 aspectos de su obra y de su mensaje.

El 1º es que fue uno de los demócratas más radicales que la Argentina haya producido en años recientes. Nunca intentó imponer una voluntad burocrática, sino que siempre buscó en las movilizaciones espontáneas de los grupos de base los aliados naturales a través de los cuales pensar, repensar y matizar su proyecto.

El 2º es que nunca hizo una interpelación fácil a masas inestructuradas, sino que comprendió que, en las complejas sociedades contemporáneas, cualquier proyecto de cambio tiene que pasar por la transformación interna de las instituciones.

No sé si Néstor habrá leído a Gramsci, pero en todo caso su acción política muestra algo que es profundamente gramsciano: la comprensión de que, en las sociedades contemporáneas, no hay populismo fácil; que, sin la mediación institucional, no hay proyecto político coherente.

En tal sentido él mostró, a través de su acción política, algo que siempre pensé: que entre institucionalismo y populismo siempre hay una compleja negociación, los resultados de la cual presentarán matices distintos en diferentes sociedades.

Hay, finalmente, una 3º dimensión que es decisiva para entender el legado de Kirchner: su firmeza de acero, su compromiso total con las causas que abrazaba.

Era un hombre de lucha, no de transacciones. Esto es lo que indignaba a sus detractores y lo que denominaban su tendencia “a doblar la apuesta”.

Creo que se trataba de algo más importante que eso. El tenía perfecta conciencia de la naturaleza de las fuerzas con las que se enfrentaba, y sabía que sólo una voluntad inquebrantable sería capaz de confrontarlas.

¿Qué nos queda por hacer ahora, hacia adelante, después de Néstor?

La respuesta es clara: proseguir su obra y completar su tarea. El nos ha legado objetivos que son más vastos que su vida y que la nuestra y que incluyen a todo nuestro continente. América latina ocupará su puesto en esta marcha general de los pueblos que habrá de conducir, desde la barbarie neoliberal, al establecimiento de formas justas, libres y racionales entre los hombres.

Ya hemos oído estos últimos días las voces melifluas y viscosas de aquellos que, restregándose las manos de satisfacción, dicen que ahora Cristina está sola y tendrá que contemporizar con la oposición. Los que eso piensan van a encontrarse con una sorpresa.

En 1º término, parecen no conocer el temple de nuestra Presidenta, cuya determinación militante se ha mostrado en todas las pruebas –muchas duras– que debió pasar durante su gobierno.

En todas las circunstancias mostró una claridad de propósitos y una determinación en su ejecución que la coloca en situación de total paridad con su predecesor.

En 2º lugar, Cristina no está sola. Ha perdido, es verdad, al compañero de su vida y la acompañamos todos en su dolor. Pero la acompaña también todo un pueblo, el cual se ha manifestado en los últimos días en una de las expresiones de pesar colectivo más inmensas –quizá la más inmensa– de la historia argentina.

Debemos hacerle a Néstor, en las palabras de Antonio Machado, “un duelo de labores y esperanzas”.

Cada fábrica, cada escuela, cada hogar, deben erigirse como la expresión de la voluntad colectiva de que la llama que se encendió en 2003 no se extinga jamás. Que todos los argentinos nos identifiquemos con aquellas palabras que José Gervasio de Artigas pronunciara en su lecho de muerte: “Amanece, ensíllenme el caballo”.

* Profesor de Teoría Política (Universidad de Essex).


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK: “Somos más aunque no nos muestren” en el Acto por el 50 aniversario de Berazategui

noviembre 5, 2010

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO POR EL 50 ANIVERSARIO DE LA CIUDAD DE BERAZATEGUI, PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Muchas gracias; claro que sí mucha fuerza, toda la que él me dio toda la vida; muy buenas noches a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor Intendente de la querida Berazategui; señores intendentes que nos acompañan; amigos, amigas; queridos compañeros y compañeras: yo recién escuchaba atentamente el relato de Juan José acerca de los orígenes de Berazategui, de ese puñado de vecinos, de vecinas, de distintas pertenencias y profesiones que lucharon por la utopía. Y si tuviera que hacer un paralelo de ese nacimiento con este proyecto político, que se inició en el año 2003, hablaría también de construcción, de autonomía de la Nación argentina para definir el proyecto político. (APLAUSOS).

Cfkberazategui

Sin lugar a dudas, si uno piensa, si uno puede abstraerse de la avenida – como decía Juan José – que es mucho más que esta avenida que hicimos, que es mucho más, no que 180, 220 estamos pagando por Asignación Universal por Hijo, la aumentamos, que conste, 180 largamos cuando era la Asignación y como va aumentando con asignación ya vamos por 220; es más que las jubilaciones; es más que el más formidable plan de obra pública; es más que las netbooks que acabamos de entregar; es más que los mil colegios que vamos a inaugurar en este mes de noviembre; es más que los cientos de miles de viviendas, de obras de energía, de obras viales, de puestos de trabajo, de fabricas, de las 389 Pymes abiertas aquí.

Porque nada de eso hecho si no se hubiera concebido que pudiéramos ser un país que tomara las decisiones aquí, en la República Argentina, en la Casa Rosada y para beneficio de millones de argentinos.  (APLAUSOS).

Venimos arrastrando desde el fondo de la historia estos maravillosos y también dolorosos muchas veces 200 años esa puja, esta tonta puja que tanto nos dividió a los argentinos, aquellos que nos querían convencer que nuestras ideas y nuestro país no podía, que teníamos que importar las ideas.

Ni siquiera eran traidores, a veces son de necios, que es mucho peor; porque los traidores defienden intereses, pero los necios actúan en contra de los propios muchas veces. (APLAUSOS).

Y entonces muchas veces nos dividieron y nos enfrentaron para que sólo un puñado pudiera disfrutar y acumular riqueza y el proyecto es esta autonomía que le hemos dado a la República Argentina, y que la hemos hecho con banderas y con instrumentos políticos, que curiosamente siempre levantaban los que enfrentaban a los movimientos nacionales y populares, pero que cuando llegaba a la gestión hacían exactamente lo contrario.

Y nosotros, hemos planteado en este año 2003 que teníamos que tener una política exterior que pivoteara sobre nuestra verdadera pertenencia e identidad, aquí en la América del Sur, de donde somos; sosteníamos que teníamos que ir desendeudándonos para quitarnos ese corsé que significaba el endeudamiento permanente, que era la manera de tenernos atados, sojuzgados, dominados y donde nos venían a imponer como Virreyes las políticas los distintos funcionarios del Fondo Monetario Internacional, que eran recibidos como si fueran reyes. (APLAUSOS).

Para eso también teníamos que volver a poner en píe el país industrial, para que Berazategui, Florencio Varela y tantísimos otros distritos y provincias no fueran ciudades dormitorios; teníamos que poner en marcha la reindustrialización de la Argentina con valor agregado, que no significaba en absoluto ponernos en puja con lo que también constituye una importantísima riqueza.

Y por eso queremos hablar y seguimos sosteniendo la necesidad de vincular toda la magnífica producción que tenemos con mayor valor agregado, la agroindustria, la industrial.

Por eso hoy, hemos podido estar de píe, en el más formidable vendaval económico de que se tenga memoria en la historia; por eso hoy tenemos 52.000, casi 300, ya un poco más millones de dólares de reservas, que nos da una autonomía también frente a la crisis financiera que nos ha permitidofíjensepagar la totalidad de la deuda, el año pasado, sin retirar un solo peso que correspondiera a lo social, a la económico, a lo industrial. (APLAUSOS).

Y fíjense que por ahí nos criticaban y decían: “¿cómo va a dar reservas del Banco Central al Tesoro?”, y no sé qué otras cosas decían. Hoy ese modelo que siempre nos pusieron por adelante, la primera economía del mundo acaba de transferir, su Banco Central 600 mil millones de dólares a su propio gobierno.

Fíjense qué dicen los loros, que repetían reservas, no loros, hay que cambiarlos, yo digo que son loros, porque los chimpancés son bonitos, los loros también, pero los loros repiten y nosotros somos creadores. Pero además saben qué, todo lo hemos hecho con mucho amor. (APLAUSOS).

Había un muchacho ahí que levantaba un cartel verde, ese que lindo que es, el amor es mucho más importante que el odio, porque el odio mata las almas, el odio no te deja querer, y nosotros tenemos mucho amor para dar en cada cosa que estamos construyendo y en la que vamos a seguir construyendo para todos los argentinos. (APLAUSOS).

Porque tenemos un profundo amor por el pueblo; porque tenemos un profundo amor por nuestra historia, por los hombres y mujeres que lucharon durante estos 200 años para vivir en un país mejor; porque tenemos un profundo amor por nuestras ideas, por nuestras convicciones, que no quiere decir que sean las únicas que merezcan ser respetadas, pero son en las que creemos y por las que luchamos desde muy chicos.

Yo también me reconozco militante en una causa desde muy joven y me siento muy orgullosa de esa pertenencia. Hay que tener mucho amor también para dejar de lado todo y abrazarse a una causa y luchar sin desmayo. Y, además de haber sido tan afortunada de haber sido elegida por millones de argentinos para ser Presidente, tuve la dicha incomparable de ser elegida por él para ser su compañera toda la vida.

Créanme, es un privilegio haber sido su compañera; es un privilegio ser Presidenta de los argentinos y es también, al mismo tiempo porque lo siento en mi corazón, una inmensa responsabilidad, una inmensa responsabilidad de cumplir con los sueños de todos los argentinos.

Ya sé que no estoy sola y por eso puedo seguir adelante, sino ya…

Yo quiero finalizar contando algo que nos pasó a los argentinos justo el mismo día, ese 27 de octubre. El día anterior había twitteado -vieron eso del twitter que algunos me critican tanto, pero no twitteo desde que pasó eso- y había puesto que esperaba al Censo, ¡tanto lío que habían hecho con ese Censo!, que iba a ser el Censo del miedo.

¿Saben lo que me duele en el fondo de mi corazón? Que nos quieren convencer que somos malos y que nos va a salir todo mal.

Me da una rabia, es como que te criticaran a los hijos y te dicen que son todos horribles, que no vamos a hacer las cosas bien y yo siento que podemos hacer las cosas bien. Y ese 27 maravilloso, hicimos el mejor Censo de la historia, en donde los únicos que resultaron víctimas de inseguridades fueron 6 o 7 pobres censistas que fueron asaltados pero al resto afortunadamente no le pasó nada.

Yo quiero contar una anécdota que tal vez pocos la sepan: en la Villa Las Flores, de Vicente López, los vecinos habían limpiado todos los pasillos de la villa para esperar a los censistas y estos no fueron, no sé qué pasó, y llamaron indignados porque ellos querían que fueran a censarlos y fuimos a censarlos y realmente lo quiero tomar como un ejemplo de la voluntad que tenemos todos o, por lo menos, la gran mayoría.

Solamente el 0,8 % se negó a ser censado.

Miren qué poquitos que son y miren cuántos que somos los que queremos seguir adelante, los que queremos seguir construyendo, los que queremos seguir creciendo, los que queremos tener un país mejor. Somos más aunque no nos muestren.

Por eso, en estos 50 años de Berazategui, Juan José, de tu Berazategui que caminás de sol a sol todo el día, quiero decirte que van a tener en mí siempre a una amiga como lo era él. A él le encantaba venir a los actos, a inaugurar las obras y yo creo que en este Año del Bicentenario todos los argentinos tenemos que estar más unidos que nunca.

Están yendo bien las cosas, compañeros y amigos, la economía está trabajando, estamos pudiendo tener la oportunidad histórica y ocupar junto a los demás países de la región un lugar privilegiado en un mundo que ha cambiado mucho más de lo que nosotros imaginamos y que ha cambiado definitivamente.

Sepamos aprovechar esta oportunidad histórica que nadie nos ha regalado. La hemos construido durante estos años, ladrillo sobre ladrillo como se construye una casa, una familia y un país.

Por eso, yo quiero convocarlos en estos 50 años a seguir trabajando juntos. Siempre vamos por más, más educación, más salud, más y mejor trabajo, más industria, más exportación, más valor agregado.

El modelo que hemos construido, como dice Juan José, no lo vamos a ver nosotros porque no vamos a estar en los próximos 50 años, pero tenemos la obligación, tenemos la inmensa responsabilidad de cuidarlo y seguir haciéndolo crecer para que los hijos de nuestros hijos no tengan que vivir las cosas que nos tocaron vivir a nosotros.

En nombre de todos ellos, gracias Berazategui, gracias provincia de Buenos Aires, gracias Argentina.

Yo no quiero que hagan cosas por Cristina, quiero que hagan cosas por la Argentina y por la memoria de ese gran argentino también.

Gracias, muchas gracias. (APLAUSOS)


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Cadenas de comida rápida. Hamburguesas sí, juguetes y “cajitas felices” no

noviembre 5, 2010

Impulsan prohibir en EE.UU. los juguetes en la “cajita feliz”

04–11–2010 / El Concejo Municipal de la ciudad estadounidense de San Francisco impulsó hoy una medida que prohíbe regalar juguetes en las cadenas de comida rápida, como una forma de desestimular a los chicos a consumir hamburguesas y papas fritas.


CajitafelizDe esa manera, San Francisco quiere convertirse en la primera ciudad estadounidense en prohibir a las cadenas de comida rápida estimular la venta con las denominadas “cajitas felices”.

Las autoridades hacen referencia al amenazante aumento de niños con sobrepeso y obesidad debido a la mala alimentación, que lleva a que 1 de cada 3 estadounidenses sufra de obesidad, según las últimas estadísticas.

Eric Mar, impulsor del proyecto contó al diario San Francisco Chronicle, que

“este es un triunfo enorme para la salud de nuestros niños”.

Si bien el alcalde de San Francisco anunció que vetará esa decisión, hay una ley que deberá entrar en vigencia en diciembre de 2011 que posibilitaría poder aplicarla.

Así, las cadenas de comida rápida tendrían prohibido entregar juguetes de regalo como promoción de los menús infantiles que son ricos en calorías.

Sólo podrán hacerlo aquellos locales que cumplan con una lista de estrictas normativas en cuanto a la calidad de los alimentos, que deben contener menos grasas, sal y azúcar e incluir frutas y verduras.

La empresa McDonald’s se manifestó “muy decepcionada” con una decisión de esas características y sostuvo que los clientes no van a estar de acuerdo.

No obstante, en el pequeño condado californiano de Santa Clara entró en vigencia una ordenanza destinada a prohibir que los restaurantes de comida rápida otorguen juguetes junto con los menús, que está funcionando sin inconvenientes.

Los expertos advirtieron recientemente que hay una cifra creciente de personas obesas en Estados Unidos.

Los médicos están preocupados por la situación de los niños, debido a que algunos muestran signos de enfermedades que en el pasado aparecían sólo en las personas de más de 40 años como problemas cardíacos y circulatorios, hígado adiposo, diabetes tipo 2, cálculos biliares y desgastes articulares.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.554 seguidores