CFK. Discurso de inauguración del Ciclo Lectivo 2011

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE INICIO DEL CICLO LECTIVO 2011 DESDE LA LOCALIDAD DE MARCOS PAZ, ESCUELA AGROTÉCNICA Nº 1, EN VIDEO CONFERENCIA CON SAN ANTONIO DE ARECO, SANTIAGO DEL ESTERO Y MENDOZA

28–02–2011 / Gracias, muchas gracias. Muy buenos días a todos y todas.

CfkconescolaresSeñor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor Intendente de Marcos Paz; queridos amigos y amigas: la verdad que es un día muy especial hoy, estamos aquí, desde Marcos Paz, haciendo honor a una promesa que hicimos cuando visitamos esta localidad en diciembre de 2009; cuando muchos creían que producto de la crisis global el país iba a ser arrasado, nosotros vinimos a dos emprendimientos privados, uno del titular de la Sociedad Rural y otro de un industrial de aquí, y allí nos comprometimos, dimos nuestra palabra de que el ciclo lectivo iba a ser inaugurado en esta escuela que hoy está a mis espaldas, la vieja Escuela Hogar Ricardo Gutiérrez, transformándola en una escuela agrotécnica.

Y aquí estamos haciendo honor a esa palabra empeñada y dándole a esta comunidad una transformación emblemática para la educación, no solamente de Marcos Paz sino del país. (Aplausos)

Porque para los que no lo saben esta era una Escuela Hogar de niños pobres, de niños carenciados, de chicos que no tenían posibilidades en la vida, y hemos transformado este lugar, que es un lugar histórico y emblemático, en una escuela agrotécnica, donde unimos la educación a la producción, la educación al trabajo, que es la gran polea transformadora que ha sido lo que signó durante muchísimo tiempo en la Argentina el progreso y la movilidad social, y hoy queremos volver a instalar, como lo hemos hecho desde el año 2003, en la educación, en el trabajo y en la producción, los tres centros básicos de crecimiento de una sociedad.

La Nación, el Estado Nacional invirtió en este colegio que tiene 120 hectáreas, que no han sido donadas sino que es un comodato por 90 años -quédense tranquilos- entre el Estado Nacional y la provincia de Buenos Aires; en estas 120 hectáreas que quedaron para el colegio se ha hecho una inversión de más de 11 millones de pesos para poder reacondicionar el edificio. (Aplausos)

Hoy escuchaba al locutor que hablaba de una inversión de 632.200 pesos, en realidad esa inversión es únicamente para el equipamiento que hemos dado de la Nación, la Secretaría de Obras Públicas de la Nación invirtió 11 millones de pesos en este edificio. (Aplausos)

El señor ministro de Agricultura y Ganadería entregó un tractor y también unas combis para que los chicos puedan ser transportados; 90 alumnos exactamente, son todos los vestidos de verde, alumnos verdes, alumnos de la producción, alumnos de la agrotécnica.

La verdad que me siento muy orgullosa, pero también me siento muy orgullosa de haber inaugurado en San Antonio de Areco, provincia de Buenos Aires, una escuela técnica en la que la nación invirtió más de 5.900.000 pesos, o la escuela en Guaymallén, Mendoza, más de 4.000.000, o el complejo que se hizo con fondos provinciales -Gerardo Zamora me mata si no lo digo, porque los puso la provincia ahí- el complejo educativo de la provincia de Santiago del Estero.

¿Pero saben qué? Quiero decirles algo, con todos estos colegios son en total 1097 escuelas inauguradas al día de la fecha desde el año 2003, pronto vamos a llegar a las 1100 escuelas, algo inimaginable en la Argentina hace algunos años, más de 2.300 millones de pesos que la nación ha invertido, no gastado, cuando uno construye escuelas no gasta, invierte. Esto que quede claro, no gasta, invierte. (Aplausos)

Digo esto porque durante años se tomó a la inversión en infraestructura como gasto y no como lo que es, una inversión, y nunca se había dedicado tanto a la educación en todos sus niveles.

Nos habíamos puesto una meta con el presidente Kirchner, él tiene mucho que ver en todo esto, sin él todo esto no hubiera existido, ustedes lo saben mucho mejor que yo. (Aplausos)

Si él no se hubiera plantado frente a los acreedores externos y hubiera dicho que íbamos a refinanciar pero que íbamos a pagar en la medida de nuestras posibilidades, si no hubiera rechazado las voces de afuera y lo que es mucho peor, las de adentro, las que decían que estaba loco, que íbamos a quedar afuera del mundo por no pagar todo lo que decían que teníamos que pagar, cuando habían especulado durante años sacando plata fácil de la Argentina.

Menos mal que tampoco escuchó a algunos agoreros cuando decidió cancelar la deuda con el Fondo Monetario Internacional, menos mal que no escuchó tampoco cuando comenzó a impulsar las convenciones colectivas de trabajo y a desarrollar un potente mercado interno con salarios dignos, con millones de puestos de trabajo. (Aplausos)

Menos mal, porque sin ese esfuerzo, sin ese coraje, sin ese compromiso con los intereses de la nación y del pueblo, hubiera sido imposible estar hoy aquí, hubiera sido imposible hoy estar exportando o estar produciendo más de 100 millones de toneladas de granos que volvieron a hacer rentable el trabajo agrotécnico a partir de un tipo de cambio competitivo, sostenido por el superávit comercial, por el superávit fiscal, por las reservas del Banco Central.

Nada es gratis, estas cosas son parte también de la educación de un país, porque siempre, para subordinarnos culturalmente, para explotar al pueblo, disociaron la economía de los otros fenómenos que les pasaban a los argentinos, como si la pobreza fuera responsabilidad de los políticos únicamente, como si la falta de inversiones fuera porque no había planificación.

No era por eso, era porque no había proyecto de país, proyecto de nación, porque no había dirigentes que desde la Casa Rosada colocaran las cosas en su lugar. Eso es parte de la educación. (Aplausos)

Hay que explicarle a la gente, hay que explicarles a nuestros chicos que la plata no sale de abajo de las baldosas, que no estamos en condiciones de trabajar y hacer esta magnífica escuela que estamos inaugurando hoy por el viento de cola o por arte de magia, esto es porque se han administrado correctamente los recursos del Estado, porque se ha desarrollado y proyectado un modelo de acumulación económica, un modelo económico, político y social que tiende a generar exportaciones pero al mismo tiempo industrializar y agregar valor, que es lo que tendrán que saber hacer los chicos que vienen aquí, agregarle valor a los frutos de la tierra que tan generosamente Dios ha derramado sobre todo el pueblo argentino. (Aplausos)

El desarrollo que ha alcanzado nuestro sector productivo se ve realzado porque tiene condiciones macroeconómicas que le permiten tornar rentable esa exportación y reinvertir en ciencia y tecnología como lo estamos haciendo.

Hoy veía a Victoria -¡qué lindo nombre Victoria!- la cabrita clonada, que la había visto hace unos meses, pero cuando uno realmente ve todo un esfuerzo y una transformación, eso también es parte de la educación, porque por no contar la verdadera historia de este país durante 200 años, por falsificar la historia, nos siguieron engañando durante mucho tiempo.

Por eso tiene que haber un verdadero compromiso de toda la sociedad pero fundamentalmente también de nuestros queridos docentes, que dicho sea de paso estamos iniciando una vez más, como en estos años desde el 2003 a la fecha, nuestras clases sin que haya un paro nacional, porque hemos podido acordar con el sector del trabajo educativo salarios que tengan que ver con un piso mínimo de dignidad en todo el país. (Aplausos)

Y porque hemos cumplido también con creces la meta del 6 % del PBI para la educación, hoy estamos casi en el 6,5, excedidos en esa meta, que en realidad no es un exceso porque está destinado a la educación.

Por eso digo que cuando uno inaugura un ciclo lectivo no solamente es importante hablar de que vamos tener clases, que el año pasado también fue importante porque fue en los últimos 10 años el ciclo lectivo donde más días de clase hemos tenido, y el desafío debe ser este año tener clases todo el año.

Este debe ser también el compromiso de los docentes con el esfuerzo que todo el pueblo argentino está haciendo con esta inversión en escuelas, en salarios, en libros, en laboratorios, en las netbooks.

¿Cuándo, queridos docentes argentinos, soñamos que podíamos tener a nuestros chicos de las escuelas secundarias públicas con una netbook, con un nuevo instrumento como el que hoy está requiriendo la educación?

¿Cuándo, mis queridos docentes argentinos, hubo un gobierno que pusiera el énfasis y los recursos que este gobierno ha puesto en la educación pública, en cantidad de escuelas, en el CONICET, en las universidades, en todo lo que tiene que ver con el conocimiento, con la educación? (Aplausos)

Por eso yo también les pido en nombre propio, en nombre de todos los argentinos y en nombre de él también, que era un hijo de la escuela pública, de la universidad gratuita y popular, que nunca hubiera podido hacerlo, porque era un provinciano del sur, sino hubiera habido universidad gratuita; en nombre de todos les pido que hagamos un gran esfuerzo porque este año tengamos todos los días clases y porque además pongamos conocimiento en la cabeza de los chicos.

Necesitamos chicos que sepan y conozcan la verdadera historia, necesitamos chicos formados que sepan que hay que agregarle valor a nuestras materias primas; necesitamos chicos que sepan que no hay contradicción entre producir, tener un buen trabajo y exportar.

Al contrario, todo va de la mano y en un modelo virtuoso permite las cosas que hoy estamos viviendo. Nada es mágico, todo se consigue con esfuerzo y trabajo, esto es también algo que debemos volver a inculcar.

Yo me acuerdo de mi hogar, que era un hogar de trabajadores, pero mis padres se privaban de cosas para que nosotras pudiéramos estudiar, nos inculcaban la idea del trabajo y del esfuerzo, y por eso, con esfuerzo y trabajo, pudimos superarnos, terminar nuestra educación universitaria.

Es importante recuperar estas nociones en épocas de facilismo, en épocas donde parece que todo brota mágicamente, no es así, es esfuerzo y compromiso. Saber, chicos, amigos, docentes, que nunca nadie te regala nada, que todo lo tenés que conseguir con esfuerzo, con trabajo y sacrificio. (Aplausos)

Por eso desde aquí, desde Marcos Paz, desde esta Escuela Agrotécnica emblemática, dejo inaugurado formalmente el 28 de febrero del año 2011 el ciclo lectivo en toda nuestra querida patria.

Muchas gracias, ¡viva la educación, viva la Patria!


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

About these ads

1 Comment »

  1. [...] Y desde allí en más el compromiso con la educación pública que se refleja desde la infraestructura, ayer inaugurando la escuela 1.097. [...]


RSS Feed for this entry

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.619 seguidores