Archivos para marzo 2011

Libia. Bombardeos y masacre en nombre de la “democracia”. El colmo del cinismo

marzo 31, 2011

LIBIA Y EL BOMBARDEO CON AVAL DE LA ONU
Obama y el imperialismo humanitario

31–03–2011 / La operación “Odisea del amanecer” comenzó el 19 de marzo pasado, exactamente 8 años después de que George W. Bush comenzara la guerra contra Irak. El interés por el petróleo libio de los europeos y del presidente Obama, el Premio Nobel de la Paz que declaró la guerra.

Por Mariana De Maio

OdiseadelamanecerCuando lo único que uno tiene son bombas, todo comienza a semejarse a un objetivo de ataque.

Luego de proveer al líder de Libia con armas para reprimir a su pueblo, lo que los aliados de la operación “Odisea del amanecer” —la campaña militar aprobada por Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas encabezada por Estados Unidos con el objetivo de establecer una zona de exclusión aérea sobre Libiatienen para ofrecerle a los libianeses es más bombas, esta vez arrojadas desde el cielo en lugar de ser enviadas por encomienda al palacio de Muammar Khadafi.

Libia es la nación petrolera más importante de África: se calcula que sus reservas de petróleo corresponden al 3,5 % de las reservas mundiales. Esta guerra en el norte de África es, sin lugar a dudas, mucho más que una preocupación humanitaria, ya que el poderío sobre el norte africano ayudará a los Estados Unidos a acercarse a su objetivo de dominar la mayor parte de los países ricos en oro negro del planeta.

Como una sombría coincidencia de la historia, la operación “Odisea del amanecer” comenzó el 19 de marzo pasado, exactamente 8 años después de que George W. Bush comenzara la guerra contra Irak.

Quedan muchas cosas para aprender de la debacle en Irak, pero una de las más importantes es que fue una descarada violación a la ley internacional, fue un ataque injustificado y sin provocación.

Los iraquíes pagaron un precio muy alto porque al gobierno de Bush le importó muy poco la opinión del resto del mundo y la reputación de los Estados Unidos quedó muy dañada.

Obama fue, en parte, electo para restaurar esa imagen. Pero el mandatario estadounidense defraudó a muchos de sus votantes y de sus admiradores en el resto del planeta.

No ha hecho honor al Premio Nobel de la Paz con el que fue condecorado, declaró guerra inconstitucionalmente, sigue aumentando el presupuesto militar y armamentista mientras miles de estadounidenses pierden sus trabajos diaramente, no terminó con las guerras de Irak y Afganistán, pero lo hace todo en nombre del “compromiso” de ayudar a los pueblos del mundo a ser “democráticos y libres”.

Así, entonces, se pretende legitimar la injerencia militar contra países soberanos en nombre de la democracia y de los derechos del hombre, tal como lo explicó en una entrevista con la revista Sin Permiso el físico de la Universidad de Lovaina y activista belga Jean Bricmont.

Los verdaderos motivos del ataque

A pesar de la horripilante respuesta militar de Khadafi a su pueblo, reprimiendo a movimientos de resistencia armados y movimientos pacíficos, que se levantaron contra su autocracia, sería ingenuo decir que la intervención extranjera se debe a que quieren proteger la vida de los libianeses insurrectos.

En plena crisis económica, tanto los Estados Unidos como Gran Bretaña, Francia y España iniciaron una invasión militar a Libia que ya despierta un creciente rechazo a nivel mundial.

“Aun si uno pudiera justificar la guerra en Libia usando argumentos humanitarios, esta no es la verdadera razón de la intervención”, sostuvo el profesor de política y director de la carrera de estudios del Medio Oriente de la Universidad San Francisco, Stephen Zunes.

“Los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, se han aliado a gobiernos como los de Guatemala, Indonesia, Colombia y Zaire, que en décadas recientes han asesinado a muchos inocentes de forma igual o peor que el actual Gobierno de Libia”, amplió.

Por su parte, el mandatario Venezolano, Hugo Chávez Frías, consideró los argumentos para la intervención militar en Libia como el colmo del cinismo.

“En nombre de la libertad, en nombre de la democracia bombardean, invaden, acaban, destrozan”, dijo Chávez.

Éstos llegan a bombardear a masacrar en nombre de la democracia. Es el colmo del cinismo”, criticó.

Asimismo, Chávez sostuvo que la intervención extranjera en Libia apuntaba al petróleo que posee ese país africano.

“El petróleo libio que es el que alimenta a Europa sobre todo, porque Europa no tiene una gota de petróleo. Ese es el objetivo”, acusó.

El politólogo y sociólogo Atilio Borón, director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales, coincide con Chávez.

Es muy difícil que pueda prosperar una solución pacífica porque los Estados Unidos y los países europeos tienen un enorme interés en el petróleo libio, reservas que se encuentran en los territorios rebeldes”, expresó.

Para Boron, el objetivo de la intervención militar en Libia es matar a Khadafi.

Una vez que se dieron cuenta de que el régimen de Khadafi ya no les servía, régimen al cual alimentaron, resguardaron y nutrieron durante los últimos 13 años, procedieron a ejecutar un plan para eliminarlo”, destacó.

La motivación siempre es la misma: una población es víctima de un dictador y por lo tanto hay que actuar. Se trata de hacer aceptable la intervención. Es lo que pasó en Kosovo, Irak o Afganistán”, dijo Bricmont.

Para el intelectual, esta campaña establece el reino de la arbitrariedad y explica que hay muchos otros en el mundo, ya sea en Gaza, Bahrein o en el Congo.

“La aplicación del derecho internacional habría permitido salvar millones de vidas pero no se hizo. ¿Por qué? demás, si se aplican los principios de injerencia que subyacen en el ataque contra Libia, esto significa que todo e mundo puede intervenir en todas partes. Imaginemos que los rusos intervinieran en Bahrein o los chinos en Yemen: sería la guerra generalizada y permanente”, añadió.

Millones para la guerra

A pesar de que sus economías estén en plena crisis y en las potencias occidentales se multipliquen los desocupados, los Estados Unidos y sus aliados desataron la invasión sobre Libia.

El primer ataque, como parte de un esfuerzo internacional para crear una zona de exclusión aérea, costó más de 100 millones de dólares, según publicó la revista estadounidense National Journal.

Las tropas lideradas por los Estados Unidos lanzaron, desde buques en la costa, un total de 112 misiles de largo alcance Tomahawk, cuyo costo por unidad oscila entre un millón y 1,5 millones de dólares.

Según esta revista, la decisión de Obama de participar de los ataques contra las defensas antimisiles del gobierno de Khadafi ya habría costado a los contribuyentes de los Estados Unidos “mucho más de 100 millones de dólares”, tan solo con el uso de misiles.

En lo que constituye prácticamente la primera guerra de Obama en un país musulmán —las de Irak y Afganistán fueron iniciadas por su antecesor, George W. Bush—, los Estados Unidos han inyectado millones de dólares más en ataques lanzados por mar y aire, y en el despliegue de recursos militares a lo largo de la costa libia.

Todd Harrison, del Centro para Evaluaciones Estratégicas y Presupuestarias, dijo que el costo para los Estados Unidos superará los 1.000 millones de dólares “sin importar cuán bien salgan las cosas”.

De acuerdo con la National Journal, el costo de la vigilancia de la zona de exclusión aérea podría alcanzar entre 30 y 100 millones de dólares semanales. En todo caso, el Pentágono tendría que solicitar al Congreso fondos suplementarios —más allá de su presupuesto anual— si sus costos en Libia superaran los 1.000 millones de dólares.

Estos costos no anticipados se producen en momentos en que todas las agencias federales, incluyendo el Pentágono, afrontan presiones políticas para reducir sus gastos y el Congreso se encuentra enfrascado en pugnas partidistas para reducir el déficit fiscal.

El senador Richard Lugar, republicano de mayor rango en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, manifestó en un programa de la cadena televisiva CBS que el Congreso debía ser consultado sobre esta nueva guerra “que será una operación muy costosa, aún si es de forma limitada”.

Una gran parte de los estadounidenses quieren que el Congreso y el Ejecutivo terminen las guerras en las que ya están metidos y no que empiecen nuevas, afirmó Robert Greenwald, director y productor de cine y miembro del Independent Media Institute de los Estados Unidos.

Ya no podíamos solventar las otras dos guerras que estábamos peleando antes de empezar a lanzar misiles sobre Libia. Esta nueva guerra nos hace más inseguros y gasta recursos en una guerra con un alarmante final imposible de programar”, sostuvo Greenwald.

“Pero recuerden que cada vez que un misil de largo alcance Tomahawk vuela un edificio en Libia y a todos los que estuvieran en su interior, la compañía productora de misiles Raytheon gana un millón y medio de dólares”, remarcó.

Tanto el presupuesto fiscal 2012 presentado por el presidente Obama, como el anunciado por el ministro británico de Economía, George Osborne, para el mismo período, incluyen reducciones en sectores como la educación y la salud, y el aumento de impuestos.

En el caso del gobierno estadounidense, uno de los pocos puntos del presupuesto que aumentó drásticamente es el relacionado a la Defensa, que alcanza a 671.000 millones de dólares, aunque el Pentágono todavía exige 708.300 millones de dólares, donde 160 millones son destinados para las invasiones a Irak y Afganistán.

En el caso británico, los salarios sufrirán un descenso durante dos años, se congelarán los beneficios sociales destinados a la infancia y se esperan reducciones de puestos laborales en el sector público.

“Pero siempre hay millones extra para solventar las guerras”, indicó Mark Weisbrot, economista y co-director del Center for Economic and Policy Research.

Si las declaraciones del secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, son ciertas acerca de que la agresión militar a Libia no tiene una fecha límite, el gasto comenzará a erosionar los ya reducidos presupuestos, pero será un nuevo espaldarazo para el complejo militar-industrial que todavía sigue facturando por sus “buenos servicios” en Afganistán e Irak.

Una guerra inconstitucional

Uno de los debates más fuertes en suelo estadounidense estos días se relaciona con la constitucionalidad de la decisión de Obama de liderar los ataques a Libia.

Jim Webb, senador demócrata por el estado de Virginia y ex secretario de la Marina de los Estados Unidos, manifestó ante la cadena MSNBC su preocupación por las acciones de Obama.

Hemos estado en una suerte de piloto automático durante los últimos 10 años en lo que se refiere a la autoridad presidencial de conducir este tipo de operaciones militares, con la ausencia total de la importante participación del Congreso. No hemos tenido un debate y sé que había una justificación por la preocupación de la muerte de civiles, pero ésta no es la forma en que nuestro sistema debe funcionar”, expuso Webb.

Por su parte, el diputado demócrata por Ohio, Dennis Kucinich, dijo que Obama podría haber incurrido en un acto que lo expondría al juicio político por no consultar al Congreso antes del bombardeo.

Kucinich sostuvo que las acciones de Obama fueron inconstitucionales, de acuerdo con la propia interpretación del Presidente cuando era Senador en 2007.

“La Constitución no delega en el presidente el poder para autorizar unilateralmente un ataque militar en una situación que no involucra frenar un ataque inminente a la Nación”, planteó Obama el 20 de diciembre de 2007 cuando se oponía a la idea de Bush de bombardear Irán sin apoyo del Congreso.

Sin embargo, hoy hace exactamente lo que él mismo reprochaba.

Los fundadores de este país [Estados Unidos] no estaban interesados en dominar al mundo y es por eso que escribieron una Constitución en la que se otorgaba a los representantes del pueblo en el Congreso la autoridad para declarar la guerra”, indicó Weisbrot.

Acompañando este sentimiento de preocupación, el editor de la revista The Progressive, Matthew Rothsch, opinó que la justificación de Obama para la guerra con Libia está en un terreno muy resbaloso.

De todos modos, Obama se justificó en una carta enviada al Congreso, expresando que dirigió

“estas acciones, que son de interés para la seguridad nacional de los Estados Unidos, utilizando su autoridad constitucional para conducir relaciones internacionales como jefe del Ejecutivo”.

Sin embargo —sostuvo Rothschsu autoridad no se extiende a comprometerse en una guerra como lo dice claramente el artículo 1º de la sección 8 de la Constitución.

Ese artículo le da al Congreso el poder exclusivo para declarar la guerra”, sostuvo el periodista.

Rothsch también recordó el discurso de Obama de 2007, en el que remarcaba que el presidente no tenía el poder constitucional para autorizar unilateralmente el ataque militar en una situación en la que no hubiera una amenaza inminente para el país.

Libia no representa una amenaza inminente para la Nación, pero ahora Obama está en el salón Obal y la tentación se llevó lo mejor de su persona”, remarcó Rothsch.

El Nobel de la Paz que declaró la guerra

Mientras unos debaten acerca de la constitucionalidad de la decisión del mandatario estadounidense, Barack Obama, de declarar la guerra a Libia y sobre los verdaderos motivos de la intervención en este país del norte de África, otros debaten si debería devolver el Premio Nobel de la Paz que le fue entregado en 2009, cuando recién había asumido como presidente.

A esto podría agregarse una tercera discusión, aquella que podría configurar la inédita posibilidad de que los noruegos reclamaran la devolución del honor erróneamente conferido.

Uno de los que hizo propia esta última opción es el presidente boliviano, Evo Morales, quien pidió al Comité Nobel del Parlamento noruego retirar el Premio Nobel de La Paz a su par estadounidense por ordenar el bombardeo en Libia.

Cómo es posible que un Premio Nobel de la Paz encabece un grupo de pandillas para asaltar e invadir. Esa ya no es una parte de la defensa de los derechos humanos ni [respeto] a la autodeterminación de los pueblos”, manifestó Morales en una conferencia de prensa.

Si no le retiran el premio Nobel de la Paz hay que cambiarle el nombre por el de Premio Nobel de la Guerra, de intervención, de invasión. Al Comité del premio Nobel de la Paz debería darle vergüenza que sus premiados encabecen intervenciones de matanzas”, añadió.

Pero Obama ya había justificado este tipo de actuaciones cuando recibió el distinguido galardón, que se produjo tan solo días después de ordenar el envío de 30.000 soldados a Afganistán.

Estamos en guerra y soy el responsable del despliegue de miles de jóvenes estadounidenses para luchar en una tierra lejana. Unos matarán; otros morirán. Así que vengo aquí con un sentido muy concreto de lo que significa un conflicto armado”, expuso en su discurso de aceptación del premio.

También reflexionó sobre la perversa relación entre la paz y la guerra, la necesidad del uso justo de la fuerza e incluso de la bondad y la maldad innatas en el ser humano.

“Los instrumentos de la guerra tienen un papel a jugar para mantener la paz”, dijo Obama.

Es evidente que se refiere a una paz selectiva para un segmento de población, también selectivo.

Allí no están incluidos ni los pobres de los Estados Unidos, carne de cañón de esas guerras —entre los que se encuentran hispanos indocumentados que se enrolan ante la promesa de alcanzar la legalidad al regreso de la guerrani los inocentes acribillados por las balas salvadoras en los países que él propone invadir para alcanzar esa “paz”.

Aquel discurso de Obama pronunciado en junio de 2008 en Egipto quedó borrado en la memoria de muchos. Disertación que parecía —antes de ser electo presidente— tender puentes entre su país y el mundo musulmán, tras años de tensión después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, y de la guerra contra el “terrorismo” que su país había desencadenado.

Relacionadas:
La postura Sudamericana


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Garré cambió la conducción de 48 sobre 53 comisarías de la CABA

marzo 31, 2011

LA MINISTRA DE SEGURIDAD CAMBIO LA CONDUCCION EN 48 DE LAS 53 SECCIONALES DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
Garré barajó y dio de nuevo en las comisarías

31–03–2011 / En la renovación dispuesta por la ministra habrá 36 seccionales con jefes nuevos y 12 con titulares que provienen de otras comisarías. Apenas 5 quedarán donde están. El mensaje enviado es que permanecerán quienes mantengan bajos índices de delitos.

garre


 Por Raúl Kollmann

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, dio un nuevo paso en la renovación de la Policía Federal y en las estrategias contra el delito en el distrito porteño: ayer dispuso el cambio de jefes en 48 de las 53 comisarías de la Ciudad de Buenos Aires.

En esa renovación, habrá 36 seccionales con jefes nuevos, 12 con titulares que provienen de otras comisarías y sólo cinco que se quedan donde están.

Garré hace así una fuerte demostración de que continuarán como jefes sólo los que mantengan bajos los índices de delitos en su zona y se muestren activos con procedimientos para esclarecer casos, prevenir hechos y realizar las detenciones que correspondan.

Los que no respondan a esos parámetros o se los vincule con fuentes de recaudación ilegal serán desplazados. El mensaje es que no hay autogobierno de ninguna fuerza federal, sino que la conducción la ejerce el Poder Ejecutivo.

Uno de los jefes designados, en la comisaría 42ª, presentó ayer mismo la renuncia porque, según parece, no se consideraba en condiciones de responder a las nuevas exigencias.

En las próximas semanas, el Ministerio de Seguridad completará la renovación con otra iniciativa de máxima importancia: el fortalecimiento de los foros de seguridad ciudadana que, de hecho, serán un fuerte control sobre las comisarías.

La cartera de Garré viene estudiando los legajos de todos los comisarios desde hace 3 meses y realizó inspecciones, algunas sorpresivas, en las seccionales.

La decisión de hacer un recambio total ya estaba tomada en diciembre y el tiempo transcurrido tiene que ver con esa evaluación, nombre por nombre.

La renovación de la Federal empezó de arriba, con el jefe y el subjefe de la fuerza: salieron Néstor Vallecas y Jorge Oriolo y en su lugar fueron designados Enrique Capdevilla y Alejandro Di Nizo.

El siguiente paso fue el cambio de los superintendentes, hombres clave de la fuerza, ya que están a cargo, por ejemplo, de Seguridad Metropolitana, es decir de todas las comisarías; Investigaciones, Delitos Complejos, Asuntos Internos, Científica, Instrucción y varias otras.

Pero la ministra no sólo produjo los cambios sino que dejó en claro que incluso los nuevos serán desplazados en caso de anomalías: en los últimos meses ya fueron relevados dos superintendentes, el de Seguridad Metropolitana y el de Asuntos Internos.

Ahora llegó el turno de los jefes de las comisarías, los que están realmente a cargo de la seguridad en las calles.

El objetivo de fondo es el mismo: ubicar a cuadros relativamente nuevos en puestos de mayor responsabilidad, pero también dejarles en claro que si no mantienen bajos los índices de delito y si no realizan procedimientos, serán seguramente desplazados.

También una razón para el recambio es romper con los acuerdos de recaudación ilegal que, por lo general, traban los titulares de seccionales que llevan mucho tiempo en el mismo puesto.

Cuando hace un mes estaba muy avanzado el proceso de selección de los nuevos jefes, la jueza federal María Romilda Servini de Cubría ordenó el allanamiento de 50 boliches y prostíbulos para avanzar contra el delito de trata de personas.

La magistrada acordó con Garré que los procedimientos los realizarían la Gendarmería y la Prefectura, justamente porque se investigaba también la cobertura, a cambio de dinero, que las seccionales de Recoleta y Bajo Flores les daban a esos locales.

Como resultado de aquellos allanamientos, 120 policías terminaron investigados por la Justicia, por lo que hubo que rehacer la lista de jefes para las comisarías de esas zonas y las seccionales aledañas.

También alteró la nómina final la decisión de Garré de desplazar, hace una semana, a los jefes de la comisaría 44ª ante las sospechas de connivencia con la hinchada de Vélez Sársfield, a raíz de la muerte del hincha de San Lorenzo Ramón Aramayo.

Según trascendió, en estos meses se hicieron inspecciones a las comisarías en las que se fueron evaluando los niveles de eficiencia, cantidad de personal en la calle y en la propia seccional, patrulleros inactivos y otras evidencias de rendimiento.

Junto a ese trabajo se viene preparando el lanzamiento público de los foros ciudadanos de seguridad, pero en toda la previa de ese lanzamiento ya se recogieron comentarios y opiniones de los vecinos sobre la actuación de cada comisaría y el servicio de seguridad en cada zona.

No es casualidad que Garré haya mantenido en sus puestos a sólo 5 comisarios, Mario Morales, del microcentro; Jorge Durán, de Balvanera; Daniel Kelly, de Almagro; Angel Medina, de la Boca y Fernando Lucero, de Nueva Pompeya y Parque Patricios.

Esto indica que la evaluación realizada en esas 5 seccionales, más la opinión de los vecinos, indicaron que debían ser los únicos en retener sus puestos.

Hubo otros 12 casos en los que las evaluaciones no fueron malas, pero la ministra resolvió que asuman la responsabilidad en otras zonas, algunas de mayor envergadura y otras de menor importancia.

En el Ministerio de Seguridad igualmente hicieron un trabajo en base al mapa del delito que existe hasta ahora. En algunas zonas quedó expuesta una reiteración de patrones de delito.

Eso resultó un parámetro decisivo para la remoción de varios jefes. Asimismo hubo dos comisarías con más de 10 denuncias de apremios ilegales. También esos jefes dejaron ayer sus cargos.

En las próximas semanas se hará el anuncio de los nuevos subjefes de las comisarías y, en ese momento, podrían ser pasados a disponibilidad varios comisarios, mientras que otros de los que dejaron sus cargos ayer tendrán nuevos destinos, aunque ya no en seccionales.

Los nuevos comisarios tienen una primera consigna: disponer que haya más efectivos en la calle y cada vez menos dentro de la propia seccional. Hace pocos días, el Ministerio de Seguridad –al presentar los nuevos patrulleros– anunció un incentivo de mil pesos mensuales para todo el personal que esté en la calle.

A esto se suma que Garré dispuso que las tareas no policiales de cada seccional –sobre todo de mantenimiento, mecánicos y algunos administrativosqueden a cargo de personal que no tenga estado policial, mientras que a los policías que estaban en esas tareas se les asignarán papeles directamente relacionados con seguridad.

La decisión de que la Federal no confeccione más los pasaportes ni las cédulas también tuvo como objetivo destinar personal a seguridad.

Así como a nivel nacional Garré sostuvo el martes en el Consejo de Seguridad Interior que es imperioso actualizar y precisar el mapa del delito, en el distrito porteño se está trabajando en lo mismo: establecer datos reales, zona por zona, de cada uno de los delitos.

Y en ese terreno estará una de las evaluaciones primordiales: bajar los índices. También se tomará como base de exigencia la cantidad de horas-hombre en la calle, de patrullajes, esclarecimiento de hechos y procedimientos preventivos.

En las próximas semanas se anunciará el esquema de participación de los foros de seguridad. El trabajo está a cargo de Marta Arriola, quien estuvo encargada de ese área durante la gestión bonaerense de León Arslanian.

Arriola tiene una vasta experiencia, ya aportó datos para el actual recambio –opiniones de los vecinos– y los foros jugarán un papel decisivo en el control del trabajo policial en el próximo período.

La idea de ninguna manera consiste en que los integrantes de un foro se conviertan en policías sino que verifiquen cómo está funcionando la policía y cómo se tratan las denuncias de los ciudadanos.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Inauguración ciclo lectivo Universidad Nacional de Avellaneda

marzo 31, 2011

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA NUEVA SEDE Y DEL PRIMER CICLO LECTIVO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE AVELLANEDA, EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES.

30–03–2011 / Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor Intendente de Avellaneda; señor Rector de la universidad; queridos compañeros de la universidad; compañeras de la universidad: la verdad que recién comentaba por lo bajo con Daniel, 150 viviendas en Laprida, una nueva escuela hecha íntegramente en Berazategui, que estamos inaugurando también en este acto con las cooperativas “Argentina Trabaja”, que además – esa parte yo no la sabía – también otras cooperativas habían hecho los fierros de la obra; otra hizo los ladrillos; otras construyeron la escuela; aquí en la Universidad de Avellaneda también. (APLAUSOS).

Uno puede pensar e identificarse con quién le parezca porque para eso estamos en democracia y con mucha libertad, pero sinceramente en un ejercicio de honestidad profunda de todos y cada uno de nosotros – de los que estamos aquí y de los que no están aquí – yo sinceramente no recuerdo ningún Gobierno, ninguno que haya inaugurado la cantidad de universidades, de colegios, de viviendas, abierto fábricas. (APLAUSOS).

Vengo la semana pasada, el jueves, de inaugurar la nueva sede de la Universidad Nacional Tecnológica, en Río Gallegos; el lunes estuve en Salta inaugurando la fábrica de cerámicos más grande, en Salta, una fábrica. ¿Cuándo? Si solamente había pobreza, miseria en el NEA y en el NOA argentino. ¿Cuándo? (APLAUSOS). También rutas, autovías, obras de infraestructura eléctrica, generación eléctrica para poder abrir más fábricas, para poder generar más trabajo y la verdad que me siento muy orgullosa de ser parte de este proyecto político.

Porque también quiero decirlo con todas las letras, no es un Gobierno, es un proyecto político de país, de Nación, un modelo de sociedad, es una visión de la Argentina, es en el fondo una visión acerca de cuál es el rol que tenemos que cumplir desde la política y para qué sirve la política. Toda la vida lo discutí desde muy joven, pero muy especialmente desde la etapa que sobrevino de lo que fue el período más trágico y más negro de nuestra historia. Todo lo que se llevó ese período, se llevó ilusiones, sueños, esperanzas, sueños colectivos, se llevó la esperanza. Y yo digo la fuerza que tenía esa Argentina en la que sus trabajadores llegaron a participar casi del 50 por ciento del PBI. Como recién decía, y recordaba cuando inauguramos otra universidad hace poco: la de Ciencias Económicas, en la UBA, donde vos podías ir a la universidad si querías, no por el lugar en el que habías nacido y si tenías recursos o no.

Y yo creo que estamos reconstruyendo esa Argentina que parió a esta generación, que fue la mía, y que fue la generación que con aciertos y equivocaciones creyó en un proyecto colectivo y lo que es más importante, no le importaba nada lo que le iban a dar cuando ingresaba a la política, lo importante era lo que ella daba a la sociedad y a su país. (APLAUSOS).

Por eso digo para los que quieren ocultar o distorsionar, con sus aciertos y con sus errores, pero ojo que por los errores pusieron su propio cuerpo, no como otros que tuvieron que poner el cuerpo por los errores o por los horrores de los políticos que mal vendieron y vendieron el país generando políticas de hambre y de miseria. No sé si por incapacidad o por miedo porque además había mucho miedo en muchos de los dirigentes políticos.

Porque yo me pongo a pensar y me acuerdo cuando era legisladora, cuando me tocó ser diputada nacional y senadora, los discursos que decían que esto no se puede hacer porque si no el Fondo, porque se cae, porque vienen. Porque podía ser fácil explicar y decir que eras solamente por complicidad, no es que habían metido en la cabeza de los argentinos que era imposible hacer algo diferente a lo que te decían que había que hacer de afuera, te habían colonizado mentalmente, que es lo peor que le puede pasar a unpueblo y a una sociedad. (APLAUSOS).

Por eso yo creo que esto que estamos haciendo: creando estás universidades que llegan a lugares donde, tal vez, si no estuviera esta universidad o la Jauretche, de Florencio Varela, o la de Moreno, o la de tantas otras, tal vez esos chicos que hoy están acá no podrían haber llegado a la universidad.

Y me acuerdo también de él, que sus padres pudieron con mucho sacrificio mandarlo, desde el Sur, desde la Patagonia, a la Universidad Nacional de La Plata a estudiar.

Pero cuántos otros habrán quedado en el camino que porque sus padres no podían y tenían capacidades. Porque acá lo importante no es que todos vayan a la universidad, lo importante es que cada uno pueda hacer su elección personal de vida, de igualdad de oportunidades, que eso es lo que tenemos que seguir trabajando por una Argentina que siga generando igualdad de oportunidades.

Estaba leyendo los datos, releyendo los datos de las universidades y por ejemplo, la Jauretche, el 5 por ciento de los chicos que va a la Jauretche sus padres tienen instrucción universitaria.

Aquí el 17 % de los chicos, que vienen a esta universidad, sus padres tienen instrucción universitaria. Pero de los chicos que van a la Jauretche el 40 % viven en casas, donde todavía hay calles de tierras.

Miren todavía lo que nos falta a los argentinos hacer y construir.

Hemos hecho mucho, hemos hecho muchísimo; el Intendente recién recordaba y Julio Pereira que nadie mejor que los hombres y mujeres que tuvieron responsabilidades o que aún tienen responsabilidades institucionales en el conurbano pueden entender lo qué significa este modelo que vino a reindustrializar, a abrir fábricas, a abrir universidades, más de 1.100 colegios. (APLAUSOS).

Se acordaba, recién, el Intendente de Berazategui, cuando a dos cuadras del mismo lugar en el que ahora están inaugurando un colegio, hecho por cooperativistas, cuando estaba la Argentina del trueque – y como él decía – la Argentina cambiaba una carretilla o un martillo por comida.

Esto no pasó en Uganda, esto pasó aquí, en la República Argentina, a escasos kilómetros del Obelisco, y no pasó hace dos siglos, pasó hace apenas diez años. (APLAUSOS)

Yo digo siempre que la memoria, toda la memoria porque no tenemos que tener memoria selectiva, tenemos que poseer una memoria que contemple todo: lo que hicimos bien, lo que hicimos más o menos bien, en lo que nos equivocamos, pero aún con todas las equivocaciones que podamos haber tenido, con los errores porque somos humanos y podemos equivocarnos, siego sosteniendo que este es el proyecto de transformación política, social y económica más importante de nuestros 200 años de historia. (APLAUSOS).

Porque además por esas cosas raras de la historia a nuestro movimiento político, con el cual me siento identificada, pero con el cual también sé que no es suficiente porque tenemos que convocar y convencer también a otros argentinos.

Porque eso es lo que se hizo también en aquel 45: convencer a los argentinos e incorporarlos a ese proyecto político, sin pedir carta de identidad, ni carné de afiliación. Esta es la Argentina diferente que tenemos que construir entre todos.

Siempre digo, estas cosas raras de la historia, este movimiento político que llega cuando el mundo había cambiado drásticamente, en el 45, después de la Segunda Guerra Mundial y este movimiento que también viene en un momento muy particular de la historia de nuestro país y que luego esa historia parece repetirse casi exactamente con lo que pasó en el derrumbe mundial, del año 2008, y donde pusimos a prueba el modelo y vimos que entonces no era ni viento de cola, ni era suerte, ni era casualidad, eran fundamentos y cimientos sólidos porque se basaban en la producción y en el trabajo. (APLAUSOS).

Y ahora tenemos que seguir trabajando y dar el salto cualitativo.

Recuerdo a él cuando realmente llegó y siempre decía “estamos en el infierno y estamos saliendo de a poco del infierno”.

Y ahora nos toca la segunda etapa, la etapa más fina, la etapa de elaboración, la etapa de proyecto, de desarrollo, de ver en dónde estamos fallando y dónde tenemos que corregir y por qué tenemos que hacer tal o cual cosa y discutir y debatir.

Yo digo que la universidad, es uno de los ámbitos donde debemos propiciar ese debate y esa discusión, que no debe constituirse en una discusión únicamente entre académicos; hay que hacer entrar al pueblo y a la calle a la universidad para discutir las cosas cotidianas de los argentinos y encontrarles soluciones desde lo académico que para eso nos pagan la educación gratuita universitaria; se la debemos al pueblo y tenemos que tener ese compromiso de devolverle al pueblo lo que el pueblo nos da.

Por eso, a todos ustedes, estudiantes universitarios, a los que hoy están aquí o están en otros ámbitos, les digo que yo siempre me sentí como egresada de la universidad pública y gratuita, gratuidad universitaria que también creó el peronismo en 1949, digámoslo con todas las letras.

Es curioso, siempre digo cómo todo el aparato cultural, la “intelligentsia”, como le decía don Arturo Jauretche, se ocupó de ocultar meticulosamente algunos datos. Nos fue muy importante la reforma del ’18, porque fue la que creó la libertad de cátedra y la autonomía, de modo tal que nadie se viera obligado a pensar o a dictar cátedra de una manera.

Era consagrar, precisamente, la libertad de pensamiento. Pero ojo, que con la libertad, si no tenés los recursos para ejercer esa libertad, tampoco estás viviendo una sociedad completamente democrática. Y por eso hablo de la gratuidad de la enseñanza universitaria en 1949, un hecho que muchos argentinos no conocían, fue ocultado.

Yo creo que el deber de todos nosotros -yo en este caso como egresada universitaria, ustedes como ingresantes o estudiantes universitarios- es, precisamente, tener ese compromiso.

Porque nos están dando los recursos para ser y tener pensamiento crítico y para generar propuestas y modelos de soluciones para los problemas de todos los argentinos y ese compromiso de la universidad con el pueblo, debe ser indisoluble.

Yo apuesto mucho a esas nueve universidades que hemos creado desde el año 2003 a la fecha.

Ustedes tienen una inmensa ventaja por sobre nosotros cuando ingresamos a la universidad. Cuando yo ingresé a la universidad no había democracia en el país, ningún argentino, ni los que estudiaban ni los que no estudiaban, podían elegir a quiénes los gobernaran o el gobierno que querían tener; ustedes tienen la maravillosa ventaja de vivir en una sociedad democrática y con una libertad como jamás se dio y esto es una construcción colectiva de todos los argentinos.

La democracia se construye todos los días, se construye con la Ley de Medios, se construye abriendo universidades, abriendo colegios; se construye también con la Asignación Universal por Hijo, independizando la política de baja estofa, como la llamo yo, que en realidad no es política de las necesidades del pueblo; se construye todos los días la democracia y yo siento que cada día que pasa, en cada vivienda, en cada familia que logra tener su techo, en cada argentino que ha logrado tener trabajo, en cada chico de nuestras escuelas públicas secundarias que recibe una netbook, en cada madre que hoy tiene la Asignación Universal por Hijo y tiene asegurada su escuela, su certificado de salud y también -vamos a decirlo con todas las letras- que no las exploten por cuatro monedas, porque también la Asignación Universal sirve para que se acabe en cierta medida la explotación a que eran sometidas muchas por no tener trabajo y trabajar por dos monedas dejando sus hijos todo el día solos.

Esto también es construcción de democracia, en cada beca, en cada científico que ha retornado al país, en cada camino, en cada jubilado que hoy puede cobrar su jubilación que ha venido siendo aumentada como nunca les habían aumentado a los jubilados en toda su historia; en cada fábrica.

Yo siento que ahí estamos construyendo democracia todos los días porque es ahí donde la gente valora a las instituciones, es donde la gente valora a la política como instrumento transformador de la vida de las sociedades.

De este rescate que hemos hecho me siento tan orgullosa como se sentía orgulloso él, cuando afirmaba una y mil veces que no había dejado sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno.

Yo les digo que esas convicciones le costaron la vida también, pero que él la dio orgulloso, él quería ver este país, él quería ver a los jóvenes estudiando, trabajando, generando oportunidades de vida y eso es lo que estamos haciendo hoy haciendo flamear esas banderas.

Me gusta ver las banderas flameando, me gusta ver como cantan el himno; pónganse a pensar, ¿cuándo nuestra juventud cantó el himno con la pasión que hoy lo canta, con el amor con el que hacen flamear las banderas?

Yo creo que eso también es hacer patria y democracia; ningún pueblo, ninguna sociedad puede progresar si no se siente orgulloso de pertenecer al país en el que ha nacido.

¿Saben qué es lo que más me gusta de estos actos que hemos empezado a construir desde hace tiempo? Ha vuelto una cosa -no sé si ustedes se darán cuenta- que yo no escuchaba desde principios de la democracia, han vuelto las consignas.

¿Eso saben qué significa? Que la gente que viene acá, viene porque quiere y viene organizada para venir y sabe por qué viene.

Para finalizar, yo quiero decir esto porque a mí que me tocó vivir otras épocas, de consignas donde cientos de miles marchaban o ver algunos actos en donde la gente por allí estaba presente queriendo apoyar pero sin saber cómo expresar lo que sentía porque no estaba organizada. Ustedes no se dan cuenta del salto cualitativo que hemos dado en la política donde hemos vuelto, precisamente, a saber por qué cada uno está en un lado y por qué quiere seguir en ese lado y traer a otro más para que siga participando.

Y de esto, chicos, son ustedes los custodios, esas banderas no se las entreguen a nadie porque son suyas. Ustedes las han construido, ustedes las pintan, ustedes las viven y las sienten, no se las entreguen a nadie, manténganlas más altas que nunca flameando y vamos por más porque estamos seguros de que no vamos a permitir un solo paso para atrás; nunca menos de lo que hemos logrado en estos años en los que el trabajo, la esperanza y la fe han vuelto a los argentinos.

Muchas gracias, los quiero mucho.

Muchas gracias. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Massa candidato ? Encuestas lo dan con buen perfil detrás de Scioli

marzo 30, 2011

¿OTRO CANDIDATO KIRCHNERISTA PARA LA PROVINCIA?
Los caminos de Sergio Massa

Por Fabián Rodríguez

24–03–2011 / El Intendente de Tigre, que privilegió en 2009 su lista local antes que la nacional que encabezaron Kirchner-Scioli, viene remontando la cuesta de aquella traición y, en la interna del peronismo bonaerense, puede ser un enemigo íntimo para alguien que detesta tanto como algunos dirigentes nacionales del kirchnerismo: el gobernador Scioli.

Massayscioli

A pesar de muchos de los defectos que se le achacan (muchas veces, sin razón) Sergio Massa parece haber sido uno de los dirigentes políticos del conurbano que mejor ha interpretado al kirchnerismo, en especial por lo que contiene.

En Massa conviven todos los elementos que en estos últimos años le han dado vida a este fenómeno político que cambió la historia de nuestro país: el kirchnerismo.

Desde las Madres de Plaza de Mayo hasta Santiago Montoya, desde Emilio Pérsico hasta Martín Redrado, Massa habla con todo el mundo.

Tan kirchnerista es Massa, que siente con el gobernador Daniel Scioli hasta casi el mismo nivel de distanciamiento que tienen algunos funcionarios del Gobierno Nacional.

Por supuesto que las razones de Massa son diferentes de las que tienen ministros y dirigentes de la primera línea del kirchnerismo, pero en política, y sobre todo en una interna del peronismo, hay ocasiones en las que los adversarios comunes pueden lograr amalgamas políticas inesperadas.

De hecho, todavía suenan los ecos en muchos despachos oficiales por la estrategia electoral adoptada por Massa en Tigre, cuando las elecciones legislativas de 2009.

En aquella oportunidad, vale recordar, Massa decidió preservar la elección local por sobre la provincial y nacional (que incluso lo tenía como candidato), llamando a votar por la lista vecinal que llevaba a los Concejales de su Partido, en desmedro de las listas a senadores provinciales y diputados nacionales.

El resultado de esa arriesgada movida terminó con una diferencia de 14 puntos porcentuales entre la lista municipal y la de diputados nacionales que encabezaban Néstor Kirchner y Daniel Scioli.

En aquel entonces, Massa fue tildado lisa y llanamente de “traidor”, y condenado -merecidamente- al ostracismo político durante algunos meses.

En el medio se ganó el odio de casi todo el arco sindical del kirchnerismo (la CGT por política, la CTA de puro prejuiciosa nomás), y de algunos de los Barones del Conurbano (sobre todo en la Tercera Sección Electoral).

Al parecer, aprendió la lección, porque después de abandonar el Gobierno Nacional se dedicó a gobernar el Partido de Tigre, mientras tendía puentes para recomponer su vínculo con Néstor Kirchner.

Dicen quienes trabajan cerca suyo, que poco antes de la muerte del ex Presidente la relación había mejorado muchísimo, volviendo a casi a los niveles de confianza (con las reservas del caso) anteriores a junio de 2009.

La gestión de Massa en Tigre es, en líneas generales, buena. A la abundancia de recursos económicos hay que sumarle cierto dinamismo en la obra de gobierno y una excelente comunicación.

Para tener una medida completa sobre la eficacia de la gestión, hay que recordar de dónde venía Tigre: el ubietismo, un vecinalismo conservador y con formas políticas anquilosadas en la década del ‘40. El piso de gestión era bastante bajo, y Massa lo supo aprovechar muy bien.

Por supuesto que la gestión tiene las falencias que se le pueden encontrar a cualquier otro municipio del conurbano.

En el caso particular de Tigre, se destacan las promesas incumplidas respecto de la protección del Delta (antes de asumir, Massa prometió un dragado que jamás llegó), y la distribución desigual respecto de los recursos que se da en las diferentes localidades del distrito: mientras que Rincón de Milberg pretende parecerse a Miami, hay zonas de Don Torcuato o de Pacheco que no tienen nada que envidiarle a Formosa.

Así y todo, en perspectiva y en términos generales, la gestión de Massa es mejor que la de Scioli.

Allí reside una parte del desprecio que siente el Intendente de Tigre por el Gobernador. Son lapidarias las opiniones que tiene Massa en privado, sobre la manera de gobernar que tiene Scioli.

Si bien nunca se han manifestado públicamente, más allá de algún que otro tiro por elevación, el ninguneo de Massa hacia el Gobernador se manifiesta en la vía pública: haciendo una recorrida por todo el Partido de Tigre, es imposible encontrarse con el apellidoSciolien algún afiche político o cartel de anuncio de ejecución de obra pública.

Y ni que hablar de las pintadas, que solo mencionan a Cristina, Massa y Zamora (el hipotético reemplazante del actual Intendente en el Municipio). Scioli no existe.

Incluso, en los casos donde hace falta aclararlo, cuando una obra es financiada con fondos municipales, hay una correspondiente leyenda que lo explicita.

En los últimos días se dio a conocer una encuesta de la Consultora Equis, que dirige Artemio López , sobre la intención de voto que tienen los diferentes candidatos a disputar la Gobernación en la Provincia de Buenos Aires.

Artemioypba

La novedad del sondeo fue que incluía a Massa entre los posibles candidatos, sin excluir la posibilidad de la candidatura de Scioli.

Es decir: a los probables votantes de Cristina Fernández de Kirchner no se les presentó un escenario con alguno de los candidatos afuera de las opciones, sino que se incluyó a los dos.

El resultado fue sorprendente, no tanto por la intención de voto de Scioli (33,7%) como por la medición que está registrando Massa (23,7%). En 3º y 4º lugar, muy pero muy atrás, vienen Francisco De Narváez (13,1%) y Martín Sabbatella (9%).

En este contexto de crecimiento, donde todavía ni siquiera se ha salido a instalar una candidatura de Massa, no sería extraño que desde algunos sectores del kirchnerismo se agite la idea de impulsar una participación de Massa en las internas abiertas obligatorias de agosto.

Con Cristina en 50% de intención de voto en el conurbano, la idea ya no sería solamente condicionar el poder de Scioli pensando en 2013-2015, sino conformar una 2º minoría que pueda apostar a quedarse con la banca de senador nacional que también se pone en juego este año.

Este es el motivo que puede llegar a modificar políticamente el mapa del peronismo en la Provincia de Buenos Aires, porque a partir de una candidatura formal de Massa se producirían una serie de reacomodamientos internos, siempre detrás de la candidatura presidencial del Frente para La Victoria.

Cualquier otra suposición, como por ejemplo pensar que Massa puede acercarse al Peronismo Federal, solamente corre por cuenta de la aguda imaginación de algún periodista mal informado.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Erik Porge. Una buena introducción a las elaboraciones conceptuales de Lacan (via Planeta Freud)

marzo 30, 2011

Erik Porge. Una buena introducción a las elaboraciones conceptuales de Lacan Jacques Lacan, un psicoanalista, de Erik Porge E. Porge, Jacques Lacan, un psicoanalista, Síntesis, Barcelona, 2001, 352 pp. 31–01–2010 / No soy amigo de los libros que se ofrecen como introducción a la obra de Lacan. En primer lugar, porque no creo que Lacan construyera una "obra" (palabra que designa, según el diccionario, un edificio incompleto, "en obra", o un producto artístico, literario o de pensamiento completo, acabado y cerrado … Leer más…

via Planeta Freud

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.623 seguidores