La sensación térmica. Alguien sabe para que sirve ? Cómo se mide ?

¿Para qué sirve la sensación térmica?

Por Fernando Halperín

26–01–2011 / Reina de las portadas de los diarios durante las olas de calor, se trata de un valor que resulta de combinar parámetros como la temperatura, la humedad y el viento, aunque de nulo interés para los meteorólogos.

Sensaciontermica

Cualquier persona que ayer haya caminado por la ciudad de Buenos Aires la sufrió y, por las dudas, está hoy en la tapa de todos los diarios: la sensación térmica, pasado el mediodía, fue de 43,6°C.

Da la impresión de ser todo un récord (lo cual no es cierto). Y, sin embargo, ayer la temperatura jamás superó los 34,6°, una marca que parece más que razonable para esta época del año.

Entonces, ¿qué es esto de la sensación térmica? ¿Cuál es la diferencia con la temperatura? ¿Qué valor tiene para los meteorólogos, por ejemplo? ¿Por qué se habla cada vez más de sensación térmica, en lugar de temperatura?

El primer punto importante es el siguiente: aunque se mida en grados Celsius, al igual que el número que marca el termómetro, la sensación térmica no es la temperatura.

“Si hablamos de calor, es un valor, digamos, de sensación de disconfort, definió a Chequeado.com la jefa de Difusión del Servicio Meteorológico Nacional, Miriam Andrioli, seguramente más conocida por ser la cara del tiempo del Canal América.

La cosa empezó hace más de 60 años, cuando terminaba la Segunda Guerra Mundial. Fue con el frío, en realidad. Un general norteamericano, preocupado por la sensación de frío en sus soldados, comenzó a estudiar el efecto del viento.

Si había viento, los soldados sentían más frío que en un día de calma, aunque las temperaturas fueran iguales. Con los años, estos trabajos ganaron en datos y complejidad, y derivaron en el concepto de sensación térmica. Hasta se desarrollaron tablas de temperatura y viento para determinarla.

El concepto se amplió luego al calor. A partir de ciertas temperatura y nivel de humedad, la sensación corporal es de mayor calor que la marca térmica reinante. El viento caliente también juega su papel y puede empeorar las cosas.

Sin embargo, vale reiterar la aclaración: ayer, en el momento de los 43,6° de sensación térmica, cualquier termómetro hubiera marcado 34,6°, como dijimos, algo perfectamente normal y esperable para un enero porteño.

Entonces, ¿para qué sirve la sensación térmica? ¿Qué valor tiene para la meteorología? Andreoli fue lapidaria: “Ninguno”.

Explicó la meteoróloga que, a diferencia de la temperatura, la sensación térmica no tiene la menor incidencia en los fenómenos atmosféricos.

“Por eso, para nosotros, carece de importancia. Tiene un interés nulo”.

Lo notable es que desde un tiempo a esta parte, los medios de comunicación han adquirido la práctica de basar sus titulares –con una tónica de alto impacto- en la sensación térmica. “Seguramente, porque es un dato más vendedor”, arriesgó Andreoli.

Y pidió aclarar el error de Tiempo Argentino y Página 12, que consideraron la sensación térmica de ayer como “récord de la década” (cosa imposible, dado que la década comenzó hace apenas 26 días), cuando ni siquiera se rompió la marca del 5 de enero de 2001, con 44,9° de sensación térmica.

El buen hábito exige, por lo menos, prudencia.

Porque es probable que, así como la humedad en un día de calor aumenta la sensación térmica, títulos como “La ciudad es un horno: 43,6° de sensación térmica”, que proliferaron ayer en los medios online, predispongan a las personas de manera especial.

De hecho, distinto hubieran resultado hoy los comentarios en la calle si los titulares hubiesen dicho, por ejemplo: “Día caluroso y húmedo en la ciudad, con 34,6° de temperatura”, por usar los datos de ayer.

“¿Habrá connivencia non sancta entre ciertos medios y los vendedores de equipos de aire acondicionado?”, podría preguntarse algún amante de las teorías conspirativas…


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

About these ads

1 Comment »

  1. 1
    Walter Rossi Says:

    De acuerdo con el comentario de LA SENSACIÓN TÉRMICA. Al depender de la velocidad del viento con solo cruzar la vereda, caminar a favor del viento o en contra cambian los valores. Esos índices están dado para un sujeto parado en un descampado sin protección alguna, ejemplo insólito para gente de la ciudad. Es un recurso de los medios que exageran para vender y llamar la atención


RSS Feed for this entry

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.623 seguidores