Archivos para marzo 28th, 2011

CFK en Salta. Ampliación cerámicas Alberdi y teleconferencia con Tartagal

marzo 28, 2011

La presidenta Cristina Fernández inauguró esta tarde en Salta junto al gobernador de la provincia, Juan Manuel Urtubey, la planta Allpa, ampliación de Cerámicas Alberdi.

También inauguró -vía teleconferencia- un laboratorio de ciencias forenses; y obras hídricas y viviendas en la ciudad de Tartagal.

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÀNDEZ, DURANTE SU VISITA A LA CIUDAD DE SALTA, PROVINCIA DE SALTA  

28–03–2011 / Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Salta; señor Gobernador de la provincia de Jujuy; señor Intendente de la hermosa ciudad de Salta; señores diputados y diputadas nacionales, que nos acompañan; señor titular de la Empresa Cerámicas Alberdi; trabajadores, trabajadoras: la verdad que estar aquí, otra vez, en Salta inaugurando la fábrica de cerámicas más grande de la Argentina, aquí en Salta y más moderna – él no lo quería decir, lo digo yo – era impensable en la Argentina, en la que le tocó asumir a Néstor Kirchner, allá por el año 2003. (APLAUSOS).

No sólo porque no era negocio producir en la Argentina, no sólo porque se había desarrollado durante mucho tiempo, durante décadas el más feroz proceso de desindustrialización que recuerde nuestra historia, sino porque además durante la etapa en que hubo industrialización en el país producto de un modelo geopolítico, e inclusive de un modelo también de construcción nacional la industria se radicaba en torno a los grandes puertos, a la ciudad puerto de Buenos Aires, en detrimento de la integración, aún en los proceso de mayor industrialización.  

¿Por qué? Porque o era para el mercado interno, o salía por el Puerto de Buenos Aires y por lo tanto toda la región empobrecida, y cuando hablo de la región no hablo solamente de la Argentina, no podía y no permitía un proceso de desarrollo armónico.

Yo creo que una de las grandes virtudes de este modelo, que comenzó en el año 2003, no solamente ha sido visualizar y colocar en la generación de trabajo, en la apertura de las industrias, en la generación de valor agregado, un punto central de la política, sino en haber advertido que además se iban a desplazar las fronteras productivas, en la República Argentina, producto de la aparición también de nuevas economías emergentes en la región, nuestro socio principal el Brasil.  

Apostamos no solamente a la integración latinoamericana, sino también ha reparación histórica del NEA-NOA, pero no solamente con un criterio de sensibilidad o de reparación, sino también con un criterio de visión estratégica porque hoy la frontera productiva se está desplazando por la aparición de lo que son las economías emergentes en el sudeste asiático, y también en el norte de la Argentina, con nuestro principal socio Brasil, necesariamente hacia el centro y hacia el norte NEA y NOA del país.

Por eso también el plan de obra pública más importante de que se tenga memoria en la República Argentina adelantando la oferta en materia de generación eléctrica a la propia demanda. (APLAUSOS).  

Siempre se decía para qué una línea de alta tensión NEA-NOA si no hay industrias en el norte, pero la afirmación era al revés: no existía porque no había generación de energía eléctrica, porque no habían rutas, porque no habían gasoductos, porque no había comunicación, en definitiva.  

La infraestructura es el presupuesto básico para que después vengan los de Cerámica Alberdi y otras empresas a invertir. Si previamente no tienen la generación y las condiciones de infraestructura el capital no invierte.

Y no es porque sea malo, es porque así es la lógica de la producción; la lógica de la economía y por lo tanto creo que ahí hemos hecho, además, de una gran apuesta a la producción y a la industria una gran apuesta a la lógica económica.

Y curiosamente la hemos hecho desde un espacio en el que siempre se nos criticó que no sabíamos administrar o que no teníamos lógica económica. Y creo que estamos demostrando con la inauguración de este tramo de la línea NEA-NOA.  

Recién Juan Manuel hablaba de la falta de interconexión, lo veíamos, pero no solamente eran en el NEA y en el NOA. Yo estoy en la otra punta de la República Argentina, vengo de la última provincia continental y recién hemos llegado a Pico Truncado y estamos llegando al Sur, a Río Gallegos porque tampoco teníamos interconexión eléctrica.

Llegaba únicamente a Choele-Choel, provincia de Río Negro, casi ahí pegadita a la provincia de Buenos Aires, ahí se terminaba el país que generaba energía eléctrica; el resto se tenía que arreglar como podía.  

Por eso habían regiones históricamente desplazadas, históricamente retrasadas, por eso la importancia de todo esto que estamos logrando en conjunto los argentinos.

Ni que hablar de Tartagal, que no solamente fue objeto de la tragedia de la naturaleza, cuando regresaba justo de España, adelantando mi regreso para venir a lo que constituyó aquella tragedia en Tartagal.  

Tartagal también sufrió otras tragedias: la de las políticas del neoliberalismo en la República Argentina, que dejó huellas que no son tan fáciles de reconstruir. (APLAUSOS).

Porque yo estaba mirando recién las fotos de todo lo que hemos reconstruido con casi más de 100 millones de pesos del Río que bajó por la montaña, de las obras, de las casas que se inauguraron, de esas plazas, de las conexiones de gas domiciliarios, del agua potable, de los más de 266 millones de pesos, que colocan a Tartagal mucho mejor de lo que estaba antes de la tragedia.

Porque cuando los daños son materiales únicamente podemos repararlos, el problema es que las políticas cuando falta la educación, durante mucho tiempo; cuando falta el trabajo y los chicos se crían en familias donde no han visto a su padre y a su madre salir a trabajar, volver a horario, tener obligaciones, tener responsabilidades; cuando en mucho tiempo no puede accederse a la educación, a la salud, a la vivienda porque se ha perdido el trabajo o porque apenas te pagan unos pesos por changas, esas cosas cuestan décadas repararlas porque son generaciones que se van perdiendo.  

Por eso la necesidad y por eso insisto tanto en que debemos profundizar e institucionalizar este modelo que ha generado no solamente trabajo a los argentinos, sino la posibilidad – también inédita – de poder dar a nuestros chicos en las escuelas secundarias publicas los nuevos instrumentos de la educación, como son las netbooks que estamos distrayendo y alcanzando para aquellos que no lo podía hacer. (APLAUSOS).  

Son también los recursos que han comenzado a fluir a las provincias, porque claro cuando comienza a moverse el aparato productivo, recién hablaba el Gobernador del crecimiento, de la producción industrial, del 49 % aquí en Salta.

Pero cuando comienza a moverse la rueda de la actividad económica, cuando comenzamos a desarrollar un potente mercado interno porque nuestras gentes consiguen trabajo, porque se abren nuevas fábricas, como esta Cerámica Alberdi, la que todos tenemos en nuestro corazón.

Yo me acuerdo de las cerámicas rojas rectangulares, que eran las características. Creo que el patio de la segunda casa, que alquilamos cuando era chica, allá en La Plata, en la calle 34, entre 6 y 7, tenía en el patio las cerámicas Alberdi. Mirá si tendrán años las cerámicas Alberdi.

Pero cuando empezamos a generar trabajo, cuando al mismo tiempo comenzamos a generar exportación; la Argentina exportaba 25 mil millones de dólares en el año 2003; hoy exportamos 68 mil y este año vamos a exportar mucho más; vamos a batir récords también en cosechas.

Yo siempre hablé de los 100 millones de toneladas y hasta en el Ministerio me lo discutían, después me lo aceptaron. Vamos a llegar a los 100 millones de toneladas también de cosecha récord. (APLAUSOS). 

Llegué un poquito tarde, tendría que haber estado media horas antes, aquí en Salta, pero me retrasé porque recibí a una importante empresa alemana, que me viene a anunciar la construcción de una fábrica en la Argentina.

Hay tres fábricas, esta va a ser la tercera fábrica, en el mundo – por ahí me sale mal el nombre, porque siempre fui muy burra, en química – metilato de sodio, insumo básico para la producción de biodiesel, tres plantas en el mundo: una en Alemania; otra en Alabama, Estados Unidos y la tercera aquí en la Argentina porque eligieron a nuestro país para venir a invertir, son más de 30 millones de dólares. (APLAUSOS). 

Y la verdad que yo me siento muy orgullosa porque estás son las cosas que necesitan los argentinos: trabajo, educación, salud, vivienda, que se sigan abriendo fábricas, que se siga agregando valor a la cadena productiva, mucho valor agregado.  

Decía yo al principio que venir a inaugurar una fábrica de cerámicas, aquí en Salta, pero también me tocó no hace mucho tiempo, inaugurar una modernísima planta de chrushing de soja en Santiago del Estero y una fábrica de galletitas.  

Cuándo, si en nuestras provincias del NEA y del NOA, solo se acordaban en los discursos o para venir a buscar votos.  

Nosotros vinimos, fundamentalmente, a promover un modelo de país porque creemos en ese país, en la Nación, en la sociedad, en la necesidad de que la gente pueda vivir mejor, en la movilidad social ascendente.  

Por eso apostamos tan fuerte también a la inclusión social a partir de la Asignación Universal por Hijo para lo que todavía no podemos llegar. Yo voy a estar muy orgullosa en día que todas las asignaciones universales sean por trabajo y no porque o no se tiene trabajo o no está regularizado. A eso tenemos que llegar.  

Y lo que ha crecido el ingreso en las provincias. Esto se repite en todas las provincias argentinas. En la Salta del año 2003, se recibía por coparticipación y por todo ingreso de distribución automática de la Nación, 747 millones; hoy más de 4.200 millones durante el año 2010. Se ha crecido exponencialmente en la inversión de la Nación.  

Hay números que son impresionantes y que revelan, además, lo potente del gasto social y del gasto en infraestructura: allá en el año 2003, 887 millones de pesos era lo que invertía la Nación en Salta; en el año 2010, invirtió 5.554 millones. Quiero mirar los números para no equivocarme.

Un crecimiento de más del 500 por ciento. 15 millones de pesos tenía el PAMI para sus jubilados en Salta en el año 2003; 337 millones solamente el PAMI para los jubilados en el año 2010. Ni qué hablar de las jubilaciones, 55 millones de pesos contra 573 millones de pesos de jubilaciones, pensiones y pensiones no contributivas.  

Esto ha llegado a todos los rincones de la patria, porque esto es lo que constituye un modelo en nacional, en federal, en popular, en que llegue a todos y a todas las regiones.

Porque no solamente ha habido inequidad social en la República Argentina; la inequidad social también estaba y está todavía fuertemente atada a la inequidad en la distribución del ingreso geográfico en la República Argentina.

Y por eso, el Estado nacional viene con las políticas de reparación histórica y, al mismo tiempo, de desarrollo estratégico de los nodos  industriales, con parques industriales.  

Esta fábrica también está en un importante parque industrial aquí en Salta y vamos a seguir trabajando fuertemente porque es necesario revertir décadas y décadas de políticas que se equivocaron.  

Por me gustaba la que decía el señor Procurador cuando inaugurábamos también este importante testimonio de lo que es la distribución federal, en este caso en pericias forenses y criminalísticas abriendo este instituto para las pericias forenses aquí en Salta y que va a servir al NOA argentino.  

Él se ve que me escuchó porque me dijo “queremos trabajar -como usted dijo- en equipo, Presidenta”. Eso lo dije el otro día en Río Gallegos cuando inauguré el Club Boca. Porque, claro, como inauguré Boca, hablamos de trabajar en equipo.  

Y hablé también por la mañana en Río Grande, en Tierra del Fuego, en la otra punta del país, cuando también inaugurábamos la fábrica de electrodomésticos que genera también muchísima mano de obra, tanto que en la UOM de Tierra del Fuego, el 60 % de los afiliados son mujeres y no hombres, en una actividad que normalmente era de los hombres. Desarrollo a lo largo y a lo ancho del país.  

Y decía que yo quería ser una Presidenta bisagra y trabajar en equipo. ¿Qué significa esto?

Que en estos 200 años de historia, en los cuales argentinos tan valientes, tan valerosos como San Martín, como Belgrano, como Güemes, construyeron la libertad, nosotros tenemos la obligación de transformar aquella libertad en igualdad social.

Este es el compromiso de la generación del Bicentenario. Porque ellos también lucharon por la igualdad, no querían la libertad únicamente para sentirse libres, porque libres y sin educación, libres y sin trabajo, como decía Manuela Sáenz, la compañera de Bolívar -mañana viene Chávez por eso me acuerdo de Bolívar- tampoco sirve.  

Por eso, libertad para la igualdad, creo que deben ser las dos grandes consignas que guíen a esta generación del Bicentenario y ser, precisamente, una Presidenta bisagra en el sentido de que determinadas cosas no se sigan discutiendo en la Argentina.  

Un piso de debate y de discusión, ya no podemos seguir discutiendo si mercado interno o exportación; es mercado interno y exportación. Ya no podemos seguir discutiendo si es el sector primario y es la industria; es mucho valor agregado y mucho valor en todas las cadenas para poder ir generando trabajo y cada vez más calificado.

Es ciencia y tecnología, es educación, es compromiso con los intereses de la Nación por sobre todas las cosas, es volver a autovalorarnos y autoestimarnos que somos capaces de tener un país diferente.

Porque durante mucho tiempo operaron sobre nosotros mismos, sobre el corazón de los argentinos y sobre sus cabezas para convencernos que todo lo que provenía de nosotros mismos, de nuestras ideas, de nuestra historia era malo y que todo lo que venía de afuera era bueno.  

Y más allá que tampoco nos debemos creer que somos los mejores del mundo, debemos saber que tenemos los recursos naturales y los recursos humanos que nos permiten ser protagonistas en el siglo XXI y, fundamentalmente, asociados aquí, porque también hemos recuperado el lugar.

Algunos nos veían en Europa, ¡miren si estuviéramos allá! Menos mal que decidimos quedarnos acá, en donde siempre estuvimos y de donde nunca debimos habernos ido, junto a nuestros hermanos latinoamericanos, en la UNASUR, en el MERCOSUR, para desarrollar la región que va a ser gran protagonista del siglo XXI, también superando las tonteras de falsas antinomias o de enfrentamientos entre unos y otros.  

Por eso, es muy lindo estar aquí en Salta, es muy lindo ver a esa Tartagal que me tocó recorrerla con lágrimas en los ojos y con la desesperación de sus habitantes; por eso es muy lindo estar en esta fábrica moderna junto a cientos de chicos jóvenes de los cuales, seguramente, muchos será su primer trabajo con toda certeza.  

¡Qué Argentina diferente a esta de poder ofrecer el primer trabajo no como changa, sino en una señora fábrica como la que inauguramos hoy!  

La verdad que quiero agradecerle también a los empresarios titulares de la firma, a la familia que ha creído en el país, que siguen apostando por el país, que siguen invirtiendo y que el país los va a seguir ayudando con políticas activas como la que estamos desarrollando a través de los créditos del Bicentenario, a través del BICE, a través del Banco Nación.

Porque tenemos que volver también a lograr que el sistema financiera vuelva a tener el rol que siempre tuvo que tener: ser instrumento de producción y para la producción y no un fin en sí mismo.  

Esto que lo veníamos diciendo desde el año 2003, se comprobó cuando el mundo se cayó en el 2008 y voy a terminar de hablar porque allá veo una bandera en el fondo que recién me levantaron que decía “Néstor vive”.

Sí claro, que sí, vive en esta fábrica, en Tartagal, en ese laboratorio de pericias forense y en cada uno de los argentinos que cree que su país y haber nacido en la Argentina es lo mejor que le pudo haber pasado.

Muchas gracias Salta, muchas gracias a los trabajadores, muchas gracias a todos por el cariño y el afecto y a seguir trabajando.

Muchas gracias. (APLAUSOS).


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Tags: ,

Un gallego en terapia de grupo

marzo 28, 2011

dedito Reunidos cuatro enfermos y el psicólogo, éste les dice que se presenten, digan su oficio y comenten por qué lo ejercen.

El primero dice: 
–  “Me llamo Carlos y soy Médico porque me gusta que la gente esté sana”. 

El segundo dice: 
–  “Me llamo Ángel y soy Arquitecto porque me gusta que la gente viva en casas Bonitas”.
 
La tercera dice: 
–  “Me llamo María y soy Lesbiana porque me gustan las tetas, los culos y hacer el Amor con mujeres hermosas”.
 
El cuarto dice: 
–  “Me llamo Manolo, … soy Gallego y hasta hace un momento pensaba que era albañil…

…Pero acabo de descubrir que soy lesbiana…!!!”

Milagros

marzo 28, 2011

dedito Un anciano entra al confesionario y le dice al cura:

– Padre, tengo 80 años, estoy casado, tengo 4 hijos y 11 nietos, y anoche tuve una aventura. Hice el amor a dos chicas de 21 años. A las dos. Dos veces.

– Bueno, hijo mío, ¿Cuál fue la última vez que te has confesado?

– Nunca padre, soy judío.

– Entonces, ¿Por qué me estás confesando ésto?

– ¿Me está jodiendo, padre? ¡Se lo estoy contando a todo el mundo!!!! :-)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

El queso Chubut. Los ratones pusieron los votos pero las ratas los contaron

marzo 28, 2011

ARTE DE ULTIMAR
Cuestión de queso
 

› Por Juan Sasturain

Queso28–03–2011 / Cuando yo era pibe, Chubut era un queso: el quesito Chubut, riquísimo. Parece que sigue siéndolo. Quiero decir: Chubut sigue siendo un (nombre de) queso. Y ya lo dice desde siempre el refrán: ¿a quién no le gusta el queso/ el Chubut?

El queso es, sin duda, el lácteo más querido y comparte, con las milanesas, la cuasi unanimidad del gusto popular. Tal vez por eso ha sido fácil, históricamente asimilado con el poder y –según cierto alevoso best seller con receta marketinera de no hace mucho– es metáfora de todo lo que uno disfruta, desea y puede desear.

Y te explican cómo tenés que estar atento a que no se te acabe, a que no te lo quiten, a ganar de mano y en cantidad. En fin: un asco. Típico de esos manuales de mala vida.

Claro que –acaso por eso mismo– el queso es también un cebo, el lugar de la tentación, la emblemática trampa para roedores. Porque a todos les (nos) gusta el queso. Ratones y ratas.

Bichos que portan, también, toda la carga metafórica que satura el cuento y la sabiduría populares.

Los ratones pueden llamarse Mickey, Pérez o Jerry, ser pobres, simples, nobles y simpáticos, suelen coserle botones a Cenicienta o dejar monedas debajo de la almohada.

Las ratas, en cambio, sobrellevan mal una historia de miserias y desgracias que las identifican con la cobardía, la traición, los abogados chupasangre y los usureros con o sin chapa/ local habilitante.

Parece que en la cuestión del queso en/ de Chubut, los ratones pusieron los votos pero las ratas los contaron.

Como diría un demócrata:

“Un flautista de Hammelin, ahí”.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.

La comisaría 44 y barras bravas de Vélez en connivencia. También prostíbulos protegidos

marzo 28, 2011

La muerte de un hincha dejó al desnudo la doble vida de una comisaría

Por Ricardo Ragendorfer y Sebastián Hacher

27–03–2011 / Las sospechas de zonas liberadas en los alrededores de la cancha de Vélez y los reflejos de la Policía Federal para defender su recaudación ilegal

Hinchasanlorenzo
Danza con lobos. El momento en que una jauría de uniformados sometía a Aramayo a un cacheo compulsivo fue registrado por las cámaras. El hincha de San Lorenzo moriría minutos después.

Debido a que la víctima de la jornada, Ramón Aramayo, era un simpatizante de San Lorenzo que exhaló su último suspiro en las inmediaciones del estadio José Amalfitani poco antes de comenzar el partido con Vélez Sársfield, la cobertura de lo sucedido corrió por cuenta de cronistas deportivos.

Y éstos, tanto en medios gráficos como televisivos, no resistieron a la tentación de calificar tal epílogo como un hecho “triste y vergonzoso”, cargado de “locura” y con actores –a los que tildan de “vándalos” e “inadaptados de siempre”–, que “volvieron a escribir un capítulo sangriento en la historia negra del fútbol argentino”.

Como si lo que pasó hubiera tenido el carácter inexorable de una catástrofe climática. Sin embargo, semejante festival del adjetivo fue ilustrado con un documento visual estremecedor: fotos y filmaciones que muestran a una horda policial en el preciso instante de ensañarse con el desafortunado Aramayo, quien habría cometido el terrible pecado de resistirse a un cacheo.

Ya se sabe que al rato, éste dejaría de existir.

Lo cierto es que su muerte dejó al desnudo una grave irregularidad en el operativo de seguridad –que algunos denominan “zona liberada”–, además de poner al descubierto esa compleja trama de asuntos que hasta el domingo pasado sólo era un secreto a voces: la convivencia entre la barra brava del club de Liniers con la comisaría 44ª, los negocios de ambos en la zona, la denodada lucha de los uniformados por conservar el control de la caja propiciada por los servicios adicionales en espectáculos deportivos y –en un marco más general– marcar la cancha a las autoridades políticas de las cuales depende la Policía Federal.

En su edición del 20 de marzo –el mismo día en que falleció Aramayo–, Miradas al Sur reveló la existencia de un plan de operacionesideado por altos oficiales, tanto retirados como en actividad– para restaurar los atributos del comisariato, borrados de un plumazo por la actual gestión ministerial.

La pelota sí se mancha. Tal como sucedió en 2002 con Maximiliano Kosteky y Darío Santillán, la agresión policial que concluiría con el deceso de Aramayo fue debidamente registrada por camarógrafos y reporteros gráficos que a las 15.45 del domingo estaban en la calle Barragán al 200.

Un edema, junto a una hemorragia pulmonar y cerebral provocaron la muerte del hincha de San Lorenzo, según reveló la autopsia practicada el lunes. El cuerpo de Aramayo presentaba, además, lesiones en las mejillas, en las rodillas, en los codos y en la región dorsal, que fueron producidas en el forcejeo con los efectivos policiales.

Sin embargo, los estudios mostraron que el tamaño del corazón de Aramayo era superior a lo normal; en consecuencia, el informe forense señala que esas lesiones

no tienen idoneidad para provocar la muerte, pero si el occiso tenía alguna patología previa, pudo haber acelerado el deceso”.

Dicho de otro modo, la acción de los uniformados sobre su presa no causó su fallecimiento sino que únicamente se la apuró.

Al respecto, el fiscal de instrucción Patricio Lugones caratuló la causa como “muerte dudosa sospechada de criminalidad”.

En tanto que la ministra de Seguridad, Nilda Garré, decidió pasar a “disponibilidad preventiva” a 4 efectivos de la comisaría 44ª. En resumidas cuentas, es posible que el final de aquella vida no haya sido premeditada, pero no menos cierto es que, durante esa tarde, el escenario de los acontecimientos había sido preparada para la tragedia.

El enfrentamiento entre las hinchadas de Vélez y San Lorenzo empezó en el 2003. El 2008, tuvo su capítulo más violento cuando un hincha de Vélez fue baleado en el trayecto hacia la cancha de San Lorenzo.

En septiembre de 2010, durante un partido contra Vélez en el Nuevo Gasómetro, hubo dos heridos de gravedad.

Por ello, el partido del domingo pasado en Liniers estaba programado para jugar sin público. La medida se revirtió por un acuerdo entre los dirigentes de ambos clubes, que para limar asperezas almorzaron en un restaurante de Belgrano.

La medida se tomó a pesar de que los intentos de ambas hinchadas por enfrentarse eran previsibles no sólo por la historia reciente de ambos clubes, sino porque durante la semana los mensajes en redes sociales, foros de discusión e incluso por radio entre ambos grupos no fueron pocos.

El domingo, en la previa al partido hubo dos emboscadas protagonizadas por la barra de Vélez. En ambas, se sospecha que la policía dejó la zona liberada. En la primera participaron 50 barras de Vélez que interceptaron a una decena de hinchas de San Lorenzo que iban hacia el estadio por la avenida Rivadavia.

Los azulgranas seguían la entrada tradicional para los visitantes: cruzar la barrera de la calle Barragán y entrar a la cancha por Álvarez Jonte y Reservistas Argentinos. Ese ingreso es el que se usa desde hace años. Nadie supo explicar cómo en ese trayecto apareció el grupo de Vélez que los atacó con piedras.

El segundo incidente fue el más grave. La policía retuvo durante 40 minutos a dos micros con hinchas de San Lorenzo venidos desde el conurbano. La Banda del Oeste -así se llama el grupo– tenía que tomar la General Paz y bajar en Rivadavia para no encontrarse con los de Vélez.

Pero la policía, de forma inexplicable, los guió para que bajasen en Juan B. Justo, donde estaban los hinchas rivales.

El enfrentamiento duró varios minutos, hasta que la policía intervino con gases, un cordón de Infantería, caballos y varios balazos de goma. El sonido de los disparos quedó registrado en los videos filmados desde los edificios vecinos.

En una de las entradas a la cancha estaba Juan Carlos Blanco, el responsable de la seguridad en el fútbol a nivel nacional. Lo acompañaba parte de su equipo técnico. Lo poco que alcanzó a ver fue a 400 hinchas de San Lorenzo que entraban a la cancha como si fueran un malón.

“Si no nos corríamos –dijo más tarde un aterrorizado trabajador del club– nos pasaban por arriba. Y la policía no hizo más que abrirse para darles paso. Nunca vi algo igual.”

En la entrada a la cancha, los dos equipos cumplieron con lo pactado en el almuerzo del viernes: salir con la bandera del contrario. A 6 minutos del partido, el arbitro Sergio Pezzotta cobró un tiro libre a favor de Vélez, cerca del área contraria.

Unos 20 segundos después, con la barrera formada y un jugador a punto de patear, el arquero Pablo Migliore cayó al piso: le habían dado con un rollo de papel en la cabeza. El objeto salió de la tribuna de Vélez. Casi al mismo tiempo, en la tribuna contraria, la barra de San Lorenzo descolgaba las banderas.

El final ya estaba escrito. “Esto va a terminal mal”, murmuró el jefe del operativo cuando el arbitro le fue pedir opinión.

Acto seguido, suspendió el partido. En la popular visitante, los hinchas rompieron el alambrado y tiraron todo lo que se podía, incluyendo la sartén de un puesto de hamburguesas, un dato que –por lo inédito– descolocó a los observadores: nadie, ni en los peores enfrentamientos, suele agarrársela con esos locales. Pero ya se sabe, la violencia es la continuación del fútbol por otros medios.

Rapsodia en azul. El romance entre la comisaría 44ª y la Pandilla de Liniers no es nueva. Tampoco lo son el resto de los negocios policiales en una jurisdicción que tiene casi 900 manzanas y una serie de negocios que van desde la seguridad en el fútbol y recitales, hasta la protección de prostíbulos, además de otras actividades tan lucrativas como ilegales.

En marzo de 2009, 2 policías de la 44ª fueron detenidos y acusados de secuestrar narcotraficantes y ladrones con fines extorsivos. Los oficiales solían trabajar en la jurisdicción de su propia comisaría, donde paseaban a sus víctimas para negociar rescates de hasta 40 mil dólares. La banda era mixta: entre sus cómplices había dos miembros de la barra de Vélez.

El antecedente más conocido de la relación entre barras del Fortín y los federales es el de la represión en el recital de Viejas Locas en el estadio Amalfitani, en noviembre de 2009.

Ese día, los testimonios señalaron al comisario Eduardo Meta como instigador de la violencia que dejó 30 heridos, 44 arrestados y a Rubén Carballo muerto.

Los testigos aseguraron que la policía le abrió paso a la barra de Vélez y, más tarde, le dejó el territorio libre para golpear a los fans de la banda. La faena culminó con balas de goma, infantería y un carro hidrante.

Después del escándalo por la muerte de Carballo, el comisario Meta y toda la cúpula de la 44ª fue removida. En su lugar asumió el comisario Eduardo Bayot, pero los problemas no terminaron.

En la zona de Liniers funcionan cerca de 60 prostíbulos, y la mayoría siguieron haciéndolo durante su gestión. El más famoso de ellos está en Lisandro de la Torre 472, arriba de un pelotero para niños y al lado de un colegio primario. Las organizaciones del barrio lo denunciaron durante casi 3 años, pero no tuvieron eco.

Cada vez que lograban una clausura, un allanamiento o una inspección, fueron testigos de cómo la policía avisaba precisamente a los investigados.

Envuelto en esa dinámica, Bayot duró sólo 8 meses en el cargo, y fue trasladado a la comisaría 13 de Caballito. En su lugar asumió el comisario Carlos Stamato, que llegó a la seccional junto a los subcomisarios Oscar Javier Dolcemascolo y Héctor Del Papa.

Además del operativo del domingo, en el barrio todas las organizaciones coinciden en que con ellos nada cambió.

“La comisaría 44ª está en connivencia con grupos criminales que explotan la prostitución en la zona. Los vecinos hablan de áreas liberadas. Hay zonas donde se desvalijan en una cuadra varias casas y se le roban las ruedas a varios autos sin que pase nada. Cuando la Afip quiso hacer una inspección en varios locales clandestinos, fueron atacados, y no hubo personal policial suficiente para defenderlos.”

El diagnóstico lo hace el abogado Mario Ganora, abogado de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

Los vecinos parecen compartir su opinión. El 9 de marzo, más de 300 personas cortaron avenida Rivadavia y Lisandro de la Torre, para reclamar mayor seguridad en el barrio.

Las organizaciones que convocaron a la manifestación no exigieron mayor presencia policial, sino que denunciaron a la fuerza por su complicidad con las redes de prostitución que funcionan en lo que los vecinos califican como una zona liberada permanente.

La suboficial de la Policía Federal Verónica Maidana fue secuestrada por denunciar prácticas similares. Maidana había descubierto que su novio liberaba zonas para que los punguistas pudieran trabajar en la jurisdicción de la comisaría 1a.

La mujer denunció a su prometido y rompió relaciones con él. Tres meses después, el 12 de enero, fue secuestrada, torturada y violada durante 5 días en lo que parecía ser un prostíbulo o un aguantadero.

A la semana de cautiverio, cuando logró escapar, lo primero que hizo fue intentar ubicarse en el mapa. Estaba en el barrio de Liniers.

No parecía casualidad.

Informe: Jimena Rosli


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.636 seguidores