Archivos para marzo 16th, 2012

Dante Lopez Foresi. Experiencia y confesión sobre el atentado a la embajada de Israel

marzo 16, 2012

ATENTADO CONTRA LA EMBAJADA DE ISRAEL: RELATO, CONFESIONES Y DUDAS DE UN CRONISTA
TOC… TOC… TOC

16–03–2012 / Las dudas que aún nos quedan a quienes escuchamos lo que no se informó y vimos lo que no se mostró. ¿Existió un coche-bomba?. ¿Dejó un cráter sobre el asfalto de la calle Arroyo?. ¿Por qué el embajador israelí suspendió las tareas de rescate cuando aún se presumía que había sobrevivientes en los subsuelos?.

Atentadoembajada

Por Dante López Foresi

El 17 de marzo de 1992 quién firma este artículo trabajaba como cronista del programaDespertar al país”, que se emitía todas las mañanas por el entonces llamado ATC y era conducido por el recordado y extrañado Daniel Mendoza.

A las 14,47 hs, momento exacto de la explosión, me encontraba en el estacionamiento subterráneo ubicado sobre Avenida Corrientes esquina San Martín.

A pocas cuadras del lugar. Debo reconocer que mi primera impresión fue que se había iniciado un temblor o terremoto. Hay que tener en cuenta que en Argentina fue la primera vez que sufrimos un atentado terrorista con explosivos de tan alto poder.

En ese momento solamente tenía mi grabador de mano, ya que también trabajaba en Radio del Plata por la mañana. No recuerdo exactamente porqué ese día no estaba en el canal.

Ah si… empezaba mi turno en un par de horas. Corrí todas las cuadras que separan el garage mencionado con lo que quedaba de la Embajada de Israel.

Decenas de personas, de cronistas, de argentinos solo atinábamos a mirar con una infantil cara de asombro y de terror y a caminar en círculos levantado trozos de vidrio, de cemento, de ladrillos. Jamás habíamos visto semejante calamidad.

Todos recuerdan la conmovedora aparición espontánea de los ciudadanos que –luego de enterarse a través de los medios de comunicación del espantoso atentado- se acercaron a la calle Arroyo para colaborar en lo que fuera necesario. Se les colocó una pechera amarilla pocas horas después.

Fue la primera vez que percibí esa extraña mezcla entre aroma y sensación indescriptible de la muerte por asesinato. Allí comprobé que esa muerte despierta un sexto sentido profundo en todos los que sobrevivimos. ¿Miedo?. ¿Espanto?. ¿Aturdimiento?.

Si… todo eso y algo que es inexorablemente inexplicable. Pero sigamos con el relato. Esa noche casi no dormí, y a la mañana siguiente se me encomendó el desafío de transmitir en vivo y directo para todo el país y el mundo desde el lugar del atentado entre las 7 y las 9 de la mañana, cumpliendo mis funciones de cronista en el programa del querido Daniel Mendoza.

Fue una sensación de honor y de un profundo temor. Todo lo que había aprendido mal o bien del oficio hasta esa mañana quedaba entre paréntesis. Nada servía. Todo se volvía a inventar.

Aunque resulte doloroso y sin medir las consecuencias, creo que luego de 15 años siento el deseo y la obligación de contar ciertas cosas que hasta hoy callé, un poco por no lastimar a familiares de las víctimas y otro poco por ese temor que se siente al revivir recuerdos e imágenes tan escalofriantes.

Y –sobre todo- no conté nada durante 15 años porque no poseo una sola prueba de lo que voy a relatar a continuación, pero tengo todas las certezas.

Todo lo que usted pueda imaginar como morboso y escalofriante es poco: trozos de cuero cabelludo, un ojo, un antebrazo. Me cuesta aún contarlo.

Pero lo más doloroso no fue ver eso mientras realizaba mis varias salidas al aire informando sobre la mañana más conmovedora por lo espantosa de la historia argentina, siendo conciente de que en todo el país estaban pendientes de lo que decía con extrema avidez de noticias, sino lo que voy a relatar a continuación y que es, justamente, el único silencio del cual me culpo luego de tantos años de ejercer mi oficio.

Recién terminábamos de informar que el embajador israelí había ordenado que se suspendieran las tareas de remoción de escombros. El argumento que se nos brindó fue que “puede provocar más desmoronamientos y si hay sobrevivientes, aplastarlos”. Personalmente, no creí en la excusa. Y recuerdo no haber sido el único.

Un voluntario se acercó a mí en uno de los cortes y cuando ya no estaba en el aire de ATC y mientras esperaba mi próxima salida.

En su mano tenía un palo… un trozo de madera. Me llevó hasta el supuesto cráter que la supuesta camioneta-bomba Ford F-100 había dejado.

“¿¿Eso te parece un cráter??”- me preguntó de manera airada.

Aunque sea materia opinable y la Justicia haya determinado que tenía 1 metro y medio de profundidad, debo decir que el sentido común me sigue indicando –a 15 años del atentado- que lo que vi no era un cráter.

Semejante explosión no pudo haber dejado una marca en el asfalto de tan escasa profundidad.

Lo que vi no era un metro y medio ni mucho menos. Lo vimos todos los cronistas, pero me hago responsable por lo que personalmente observé. Pensé en esa costumbre tan argentina de convertirnos en especialistas de lo que fuere con tal de “tener la posta” y esa tendencia a ser peritos en materias supinamente desconocidas por nosotros, y decidí no ahondar sobre la cuestión.

Además, estábamos realmente desbordados por versiones, evidencias y hechos que debían ser informados y nunca opinados. Todo era realmente caótico y no había tiempo ni espacio para detenerse en “detalles”.

Solo habían pasado unas pocas horas desde la explosión.  Una pregunta que aún me hago, quizás por ignorante y desinformado: ¿alguna vez se publicaron fotografías de los restos de esa supuesta camioneta que la Justicia dijo haber hallado?.

Lo pregunto solamente de puro desinformado. Sigo. Este voluntariode quién no sé su nombre y a quien jamás volví a ver- no era el “cráter” lo único que quería mostrarme.

Había visto y escuchado mi último informe por ATC y se acercó a mi decidido a presentarme pruebas. Me tomó del brazo pidiéndome “acompañame por favor”. Me llevó hasta donde –según se decía- se encontraban los primeros subsuelos de la  embajada.

Se encontraba en sentido opuesto a la pequeña sala que había sido improvisada como “centro de operaciones” de los amateurs rescatistas voluntarios en una edificación lindera con la embajada.

Me llevaba del brazo hacia la zona de la embajada más cercana a la calle Suipacha.

Una versión circulaba insistentemente: debajo del sitio exacto donde nos dirigíamos habría algo que el gobierno israelí no estaría dispuesto a mostrar al público y que deseaba esconder celosamente.

Y recordemos que el terreno de una embajada es considerado diplomáticamente como territorio del país al cual representa.

ESE LUGAR puntual era territorio israelíUna guardia numerosa de la Policía federal nos impedía a los periodistas o voluntarios llegar hasta la zona. Recordemos que las labores de rescate estaban suspendidas por órdenes del embajador.

¡A pocas horas de ocurrido el atentado!. Los agentes del Mossad (servicio de inteligencia de Israel) ya estaban en el país. Todo era terriblemente desconcertante y confuso y, reitero, era la primera experiencia argentina en atentados de semejante magnitud.

El muchacho que me guió, que no llegaba a los 30 años, golpeó 3 veces en el suelo (suelo argentino… a centímetros del suelo considerado como israelí) con ese trozo de madera.

Y escuchamos, solo él y yo, como desde las profundidades nos devolvían el mismo código de comunicación: “TOC..TOC…TOC…”.

Era la prueba de que aún quedaban sobrevivientes. Inmediatamente corrí al móvil de exteriores de ATC y pedí que me dejaran salir al aire de manera urgente. Mi intención era hacer público mi descubrimiento o, mejor dicho, el descubrimiento de ese voluntario anónimo. Es más.

Todos los voluntarios insistían ante los cronistas que había sobrevivientes y era un verdadero crimen suspender las tareas de rescate. Desde el canal me dijeron:

Esperá Dante…ya viene Daniel (Mendoza) y contale a él”.

La respuesta de Daniel fue:

“Todavía no digas nada… esperá”.

Esperé una eternidad. Seguramente fueron pocos minutos, ya que Daniel estaba aprovechando una tanda publicitaria para… ¿para qué?. Pero sentí esos minutos como una vida entera cargada de ansiedad. Y lo noté a Daniel tan ansioso como yo por dar a conocer esa información lo antes posible.

No olvidemos que Daniel Mendoza fue uno de los mejores (sino el mejor) cronista de Argentina.

La distancia de los años me impide recordar detalles, como el tiempo que demoró una voz desde el canal a través del móvil de exteriores en decirme:

Dante… ni se te ocurra decir todavía lo que viste o escuchaste… después Daniel te va a explicar”.

“¡¡ Pero van a dejar morir a personas… no sean hijos de puta !!”- grité.

La respuesta fue un “quedáte tranquilo”, y después… el silencio. Así ocurrió, palabras más, palabras menos. Ninguna prueba. Ofrecí acercarme al lugar con cámara y micrófono y que se escuche en vivo y directo lo que yo había escuchado. Fue en vano.

Lo que acabo de relatar es una confesión cargada de culpa que me persigue desde aquel fatídico marzo de 1992. ¿Porqué no lo dije antes?. Para decir algo debe haber alguien dispuesto a escuchar y resolver. Era 1992. Siempre me inspiré en decir solo lo que pudiera probar.

Y así lo hice, hasta hoy. Nunca hablamos con Daniel Mendoza sobre el episodio. Nunca pregunté. Sabía las respuestas. ¿Para qué preguntar?. Presiento que Daniel quedó -hasta su trágica muerte- con la misma frustración que yo por no poder investigar más a fondo y permitirme salir al aire cuando lo supliqué.

Solo lo presiento. El presidente era Carlos Menem. Si mal no recuerdo el Ministro del Interior era José Luis Manzano. ¿O Carlos Corach?. No recuerdo ni tengo ganas de buscar esa información ahora… ¿qué más da?. Eran lo mismo y simbolizaban lo mismo.

Trabajaba para un programa independiente, pero en el canal oficial. No fui empleado de ATC jamás. La Corte Suprema era abiertamente menemista.

Horas después, miles de almas se habían concentrado en la avenida 9 de Julio aplaudiendo a rabiar al embajador Yizak Avirán. Al mismo que ordenó la suspensión de las tareas de remoción de escombros. La solidaridad argentina estallaba, y me recuerdo mirando a la multitud pensando “si supieran“.

Las tareas de remoción de escombros se reiniciaron uno o dos días después. Poco tiempo después quién fue removido de su cargo fue el embajador. Nunca volvimos a escuchar sobre su destino.

Un par de años más tarde un atentado aún más brutal como el perpetrado contra la AMIA hizo que aquel 17 de marzo de 1992 quedara sepultado en la memoria de los argentinos como un episodio difuso y difícil de recordar en detalle. Sepultado.

Es una palabra que para mi cambió de significado desde aquel marzo de 1992. Sepultados

¿Dejaron morir a personas para que no se descubra algo que había en los sótanos de la embajada?. ¿Habrán sido ciertas esas versiones?.

¿No es demasiada coincidencia que la orden del embajador fuera casi simultánea con la llegada al país de los primeros agentes del Mossad?.

¿Porqué ese voluntario me eligió únicamente a mi para presentarme esa prueba?.

¿Solo porque desde el único televisor que tenían en su “búnker” los voluntarios estaban sintonizando ATC?.

¿Será cierta la “pista israelí” de la que tanto se habla?.

¿Matar a su propia gente?.

Esos sonidos que escuché¿habrá sido pura sugestión causada por el horror?. Respuestas que jamás conoceré.

Recuerdo que hasta pasado mucho tiempo luego del episodio, nuestros diálogos entre cronistas que habíamos cubierto el atentado giraba siempre en torno de esas dudas.

Por mi parte, solo una vez conté a un grupo de compañeros lo que ese voluntario me mostró. Noté gestos incrédulos. Opté por no repetir la historia.

El único capital que poseemos los periodistas es la credibilidad. Ellos, optaron por lo mismo que yo: seguir trabajando y cubriendo las noticias que desde las redacciones nos ordenaban.

Hasta que en 1995 decidí no volver a trabajar en relación de dependencia, cosa que sigo haciendo.

Recién hoy confieso los motivos de mi renuncia a una de las mejores radios del país en 1995 para lanzarme a tientas a buscar hasta hoy un espacio propio.

No puedo acusar a nadie. Como dije, no tengo pruebas. Jamás fui un fabulador y lo demostré hasta ante la Justicia en otras circunstancias. Pero ese episodio no es una anécdota más.

Ya no espero que algún día se confirme judicialmente y luego de investigaciones profundas lo que personalmente vi y escuché. ¿Acaso el crimen fue esclarecido?. ¿Hubo voluntad del gobierno y la Justicia de los `90 por esclarecer semejante aberración?. ¿Hubo voluntad de Israel por hacer Justicia?

Hoy en la AMIA ciertos objetos son conservados como recuerdos y símbolos de ese horror, en memoria de las víctimas. No conozco que haya ocurrido lo mismo con los restos de la Embajada. Y menos, con lo que haya permanecido en los subsuelos. Es una incógnita que jamás se develará.

Concluido este artículo no crea que me siento más desahogado. Hay tres sonidos que vienen a mi cada 17 de marzo. Y otros días también. Casi todos los días: TOC – TOC – TOC.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Cristina en Chile: declaración conjunta de ambos mandatarios

marzo 16, 2012

16–03–2012 / Los presidentes de Argentina y Chile, Cristina Fernández y Sebastián Piñera, celebraron hoy la firma de 7 acuerdos que incrementan la integración entre ambos países, y acordaron avanzar en la conectividad energética. “Quedan muchas cosas por hacer, y la responsabilidad es de nosotros“, dijo la presidenta, quien calificó el encuentro como “un salto cualitativo muy importante” y agradeció al pueblo chileno por expresar que “las Malvinas son argentinas”. Por su parte, Piñera destacó los pasos dados en materia de aumentar la cooperación bilateral, y señaló que ambos países avanzan “hacia una integración total y definitiva”.



Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

A 20 años del atentado contra la Embajada de Israel

marzo 16, 2012

16–03–2012 / A veinte años del atentado contra la embajada de Israel en Buenos Aires, ocurrido el 17 de marzo de 1992, a las 14:45, en Suipacha y Arroyo, y que costó la vida de 29 personas, continúa el reclamo de justicia. Familiares de las víctimas, la comunidad judía y autoridades del gobierno realizarán hoy un acto de homenaje.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Argentina y Chile. Acuerdos firmados por CFK y Piñera

marzo 16, 2012

Detalle de los acuerdos firmados por Cristina y Piñera en Chile

16–03–2012 / La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y su par de Chile, Sebastián Piñera, suscribieron hoy una serie de convenios de cooperación e integración en diferentes áreas, en el marco de la visita oficial que inició ayer la mandataria al vecino país.


CrisypinieiraLa firma de los acuerdos se concretó en el Patio de las Camelias del Palacio de la Moneda y contó con la participación de los ministros y secretarios de Estado de ambos países, quiénes tuvieron activa participación en la redacción de esos convenios.

Este es el listado de los acuerdos firmados por ambos mandatarios:

1 – Acuerdo de cooperación entre el ministerio de Salud de Chile y la ANMAT de Argentina para el desarrollo de proyectos de medicamentos.

2 – Convenio de Cooperación entre el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) de la República Argentina y el Ministerio de Salud de la República de Chile en materia de Trasplante hepático a Pacientes Pediátricos en Emergencia Acuerdo Marco de Cooperación entre la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica y el Instituto de Salud Pública.

3 – Acuerdo de Reconocimiento Mutuo de Títulos Profesionales y Licenciaturas y Títulos de Grado Universitario entre la República Argentina y la República de Chile.

4 – Acuerdo entre la República Argentina y la República de Chile para la Cooperación entre la Gendarmería Nacional Argentina y la Policía de Investigaciones de Chile.

5 – Acuerdo por Canje de Notas entre la República Argentina y la República de Chile sobre la Apertura del Paso Las Damas, y sobre el establecimiento y funcionamiento de Control integrado de los pasos Mamuil Malal, Jama, Sico y San Francisco.

6 – Protocolo Complementario al Tratado de Maipú de Integración y Cooperación entre la República Argentina y la República de Chile para la Creación de la Reunión Binacional de Gobernadores Argentinos e Intendentes Chilenos de la Frontera Común como un Mecanismo de Relacionamiento Bilateral.

7 – Declaración entre la República Argentina y la República de Chile.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. En la cena de honor en el Palacio de la Moneda en Chile

marzo 16, 2012

15–03–2012 / Santiago de Chile: La presidenta Cristina Fernández fue agasajada por su par chileno Sebastián Piñera con una cena de honor en el Palacio de la Moneda, de Santiago, en el comienzo de la visita oficial al país trasandino. La jefa de Estado agradeció el apoyo del gobierno chileno al reclamo soberano de Argentina sobre Malvinas. Y remarcó sobre la relación bilateral: “Esta hermandad entre Argentina y Chile, es inconmovible e inalterable“.

Durante el agasajo que recibió de parte de su par chileno en el Palacio de La Moneda, en Santiago, Cristina Fernández agradeció “el cariño, apoyo y afecto” que recibió de parte del presidente Sebastián Piñera y su esposa Ceciilia, “en dos momentos muy difíciles” de su vida, como fueron el fallecimiento de su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner y la operación que la mandataria debió afrontar en el mes de enero.

Y aseguró que siente a ambos como “amigos”.
La jefa de Estado viajó acompañada por los ministros de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman; de Planificación, Julio De Vido, de Educación, Alberto Sileoni y de Seguridad, Nilda Garré, y por el secretario de Medios, Alfredo Scoccimarro. También integra la comitiva, que regresará al país mañana por la noche, el gobernador de San Juan, José Luis Gioja.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DURANTE LA CENA DE HONOR OFRECIDA POR EL JEFE DE ESTADO CHILENO SEBASTIÁN PIÑERA, CON MOTIVO DE LA VISITA OFICIAL ARGENTINA A LA REPÚBLICA DE CHILE, EN EL PALACIO DE LA MONEDA.

15–03–2012 / Muy buenas noches a todos y a todas; señor Presidente de la hermana República de Chile, querido amigo Sebastián Piñera Echenique; de su señora esposa, querida amiga Cecilia Morel: quiero, antes que dirigirme como Presidenta de todos los argentinos, dirigirme a ustedes dos como ser humano, como ciudadana y como fundamentalmente una persona que recibió el afecto, el cariño y el apoyo de ustedes en dos momentos muy difíciles de mi vida, cuando concurrieron a Buenos Aires, el 28 de octubre del año 2010, pero también cuando – enterados del problema de mi enfermedadllamaron inmediatamente ambos y se comunicaron conmigo no con palabras de protocolo, no con palabras del momento, de ocasión o de solemnidad sino con la genuina preocupación de dos personas por el estado de salud de una amiga.

Especialmente recuerdo las palabras de Cecilia, a quien – siempre lo comenté, inclusive, a mis allegados – le sentí como una mujer, una amiga que se dirigía a otra amiga en un momento de graves dificultades.

Esas cosas, tal vez, parezcan cuestiones menores, pero para mí no lo son, yo no creo que pueda haber un divorcio entre lo que es una persona pública en su vida pública y lo que es una persona en su vida privada; cuando uno es bueno en su vida privada también normalmente lo es en su vida pública.

Por eso quiero agradecer esos gestos, que fueron muy importantes. Muchas gracias Sebastián, muchas gracias Cecilia. (APLAUSOS).

Las palabras de Sebastián creo que revelan el mundo en que vivimos y yo pensaba y reflexionaba mientras él hablaba acerca de lo que fue nuestra historia en común de la independencia y no puedo dejar de decir, que cuando estuvimos unidos y organizados en América del Sur en pos de un objetivo, en aquel momento era la libertad, era la independencia del yugo colonial y unimos nuestros esfuerzos, nuestras inteligencias, nuestras estrategias, nuestros recursos humanos y militares pudimos lograr nuestros grandes objetivos, que era precisamente la constitución de nuestros países como naciones independientes, libres y soberanos.

Hoy estamos ante un mundo nuevo que ha provocado situaciones, donde se han derrumbado paradigmas que nos decían que eran inamovibles e inconmovibles y precisamente ha surgido en nuestra región una nueva vinculación entre nosotros.

Yo no puedo dejar de olvidar que fue aquí, en La Monedad, en la Declaración de la Moneda, cuando la hermana República de Bolivia tuvo un problema que chilenos, argentinos, bolivianos, inclusive me gustó mucho que fuera aquí, en La Moneda, donde surgiera la iniciativa para ayudar a la hermana República de Bolivia, donde revela cómo han cambiado las actitudes de los unos hacía los otros, que estuvimos separados o que por ahí todavía subsisten algunas diferencias entre algunos países hermanos, pero como nos hemos acostumbrado a solucionar entre nosotros mismos nuestros propios conflictos.

Cuando vemos que en otras partes del mundo las grandes potencias desarrolladas no pueden resolver no solamente sus propios problemas, sino aquellos que han provocado en otras regiones me hace alentar esta actitud de la América del Sur una gran esperanza acerca no solamente de un futuro lejano, sino de este presente.

Y yo creo, sin lugar a dudas, que no es solamente la extensión de nuestras fronteras, de más de 5.000 kilómetros, que muchas veces nos ha traído algunas diferencias en el pasado; yo he sido protagonista de algunas de ellas, que finalmente han quedado superadas, pero yo quiero asegurarles – a usted Presidente y a todos los chilenos –  que esta hermandad entre Argentina y Chile es inconmovible e inalterable porque el único momento que en que pudo haber ruidos de armas, no fue precisamente en democracia en ninguno de los dos países.

Así que el primer valor a preservar en nuestros países, en nuestra región debe ser eso: la voluntad popular, la democracia que es la garantía, que en democraciaaún gobernando fuerzas políticas que aparentemente tienen orientaciones ideológicas diferentessiempre vamos a encontrar una solución para todas nuestras diferencias.

Pero Sebastián decía, con muy buen tino, que en realidad la complementariedad entre Argentina y Chile es total y absoluta.

Uno de los principios que siempre nos dividieron, que fue que Argentina nunca podía pretender el Pacífico; ni Chile el Atlántico, asentado en algún principio de tratado centenario, hoy – como ustedes observarán – verán como han cambiado que hoy tenemos que realizar tareas de conectividad física para que Argentina pueda acceder al Pacífico, porque ahí está el Gigante Asiático y también Chile pueda acceder al Atlántico porque ahí está también África y toda una región importante, que está esperando incorporar, incluir ciudadanos al mundo de la economía que es la clave del desarrollo; la inclusión, el desarrollo económico que ha tenido nuestra región, que ha tenido Chile, que ha tenido la Argentina ha significado también la mejoría de vida de masas ciudadanas que antes no accedían a bienes y servicios, que hoy tienen.

Y esto es precisamente, también, una de las claves que tenemos que desarrollar: esta América del Sur como un poderoso mercado que se articule y se complemente. Tú hablabas recién – hace un rato – de la conectividad energética para poder intercambiar energía contra temporada.

Nosotros – por ejemplo – lo hemos logrado con la hermana República de Brasil y la obra de conectividad que estamos desarrollando en la Argentina de traer la línea de 500, que va a llegar hasta Río Gallegos, y la concreción que esperamos poder hacer de la represa hidráulica, en la provincia de Santa Cruz, generadora de 1.700 megavatios constantes hidráulicos, no energía contaminante va a servir también a la hermana República de Chile, al igual que la usina de carbón, que estamos realizando en Río Turbio, casi pegado, son apenas unos kilómetros que nos separan.

Por eso digo que es muy importante que estas reuniones que realicemos mañana, pero que no deben ser las únicas, que además son reuniones permanentes entre los gobernadores de nuestras regiones en los trece pasos, también la necesidad de hacer caer las barreras burocráticos, que son tal vez las más difíciles.

Yo recuerdo cuando tuvimos que desarrollar la ingeniería para el proyecto binacional de Pasca Lama, que estaba atorado porque no podíamos lograr una articulación tributaria y entre normas laborales y me acuerdo que cité a los responsables de las áreas de mi país – en materia tributaria y en materia laboral – y los emplacé, no voy a decir amenacé porque queda feo, pero los emplacé para que en un tiempo perentorio pudieran arribar a un acuerdo y tener hoy el orgullo de ser en el mundo el primer emprendimiento binacional minero, que estamos desarrollando entre la República de Chile y la República Argentina, y que es un modelo en todo el mundo porque es el primero que se hace, es muy difícil articular normas tributarias, ponerse de acuerdo como lo hemos hecho entre Argentina y Chile.

Y si hemos hecho esto vamos a poder hacer la conectividad. Y yo creo que si San Martín atravesó a caballo, según los historiadores, porque estaba enfermo, en una camilla y atravesó la Cordillera de los Andes, pero la atravesó y tal vez tenía más valor hacerlo enfermo, en una camilla; que sano, arriba de un caballo, por eso no lo hago como crítica, creo que nuestro desafío es poder también penetrar esa cordillera no ya a caballono sé andar a caballo, por otra parte; no sé Sebastián cómo te verías arriba de un caballo- pero hacerlo a través de un tren, de un ferrocarril creo que también es importante, como también hacerlo a través… lo veo allá al Gobernador de San Juan, de mi provincia, para que no se ponga nervioso también allí.

Porque creo que son diferentes obras y son diferentes conectividades y todas van a servir para crecer en el intercambio comercial.

Me acuerdo cuando comenzamos a charlar había dudas, aquí en Chile, acerca de cómo le servía a Chile ese traspaso de la cordillera a través de un ferrocarril como plataforma formidable de servicios, una de las más grandes generadoras de mano de obra.

Todos sabemos que los servicios generan más manos de obra que la labor de producción, pero también sabemos que si no tenemos desarrollada una gran producción finalmente los servicios se agotan porque no tiene a qué servir, ni qué transportar.

Por eso hemos comprendido los argentinos – y creo que toda la región – que producir y agregar valor, aquí en la región, se transforma en uno de los desafíos más importantes.

Sobre todo Sebastián porque en estos 200 años chilenos y argentinos hemos visto como nuestros recursos, nuestras materias primas se van sin valor agregado primarizando o reprimarizando nuestras exportaciones y no generando los suficientes puestos de trabajo.

Por eso es necesario articular mucho esfuerzo entre ambas economías, entre ambos países y en la región para hacer un gran mercado regional.

Somos más de 500 millones de habitantes, aquí en la América del Sur, todavía faltan millones y millones de americanos del Sur para incluirlos al mundo del trabajo, al mundo de la producción, a los servicios de la educación, de la salud, del acceso a la vivienda digna.

Esto lejos de ser una barrera tiene que ser el aliciente más formidable para que luchemos por esta segunda independencia, que ya no es una independencia que se libra en los campos de batalla, ya no se libra empuñando armas, al contrario, se libra, precisamente, generando fábricas, generando valor agregado, generando ciencia y tecnología.

Tú sabes que yo soy una fanática de la ciencia y de la tecnología y creo que no tenemos techo en todo lo que podemos hacer en materia de agricultura, en materia de ganadería, en materia de valor agregado a la industria.

Estamos en un proceso de reindustrialización muy grande en mi país y también reconocemos las inversiones de este país en nuestro país y queremos que también sea plataforma para los grandes inversores chilenos, para los grandes empresarios chilenos, también para el mundo una plataforma argentina de producción y de valor agregado.

El Atlántico y el Pacífico, son dos instrumentos muy importantes para ambos países y tenemos que utilizarlos en forma conjunta para acceder a nuevos y distintos mercados.

Pero también sabiendo que el desarrollo de nuestros mercados internos, es un poderoso reaseguro contra los vaivenes y las contingencias de la economía global.

Porque todos sabemos que los constantes altibajos que se están dando en los grandes países desarrollados y que impactan de alguna manera siempre van a terminar impactando en los países emergentes, el antídoto que tenemos que hacer contra esto, es también desarrollar poderosamente nuestros mercados internos para que sean también una alternativa frente a esa volatilidad de los mercados.

Quiero contarles que durante la crisis donde más se sintió, que fue en el año 2009, fue precisamente, nuestro mercado interno el que nos permitió repuntar fuertemente en los años 2010 y 2011 alcanzando crecimientos muy importantes.

El país que más ha crecido, según Naciones Unidas, o más incentivos ha puesto también para crecer luego de la China y de India.

Y esto ha sido porque hemos apostado muy fuerte al mercado interno, sin descuidar el mercado externo a través de las exportaciones, pero sabiendo que es necesario articular lo uno con lo otro.

Y esto es lo que estamos proponiendo, no como un modelo que pueda transplantarse, porque cada país tiene su modelo de desarrollo, de crecimiento y de producción.

Pero yo quiero decirles que estoy absolutamente convencida, Sebastián, que nuestro destino como países está en la unidad de la América del Sur, en la articulación de nuestras fuerzas, en la sinergia de ser una región sin conflictos raciales, sin conflictos religiosos, con una gran unidad de nuestros dirigentes, de los que tenemos responsabilidades institucionales al frente de cada país, un lugar de reserva de recursos naturales y de materias primas, minerales, petróleo, gas, agua potable –agua potable- como ninguna otra región del planeta.

Por eso quiero agradecer especialmente el apoyo de la hermana República de Chile hacia la causa de Malvinas que, como yo digo, ha dejado de ser una causa únicamente de los argentinos.

No se trata solamente de una cuestión de integridad territorial o de soberanía territorial a la que todos los países, obviamente, tenemos derecho.

Ya no se trata simplemente de demostrar el anacronismo de pretender tener dominio territorial a más de 14.000 millas en dominios de ultramar; se trata de algo más profundo: de defender nuestros recursos.

Porque cuando las grandes potencias necesitan los recursos, van por ellos, estén dónde estén. Y esto tenemos que tenerlo muy claro.

Malvinas no puede verse como una cuestión únicamente de integridad territorial, sino también como defensa de nuestros recursos ictícolas, de nuestros recursos petroleros, del resguardo del medio ambiente, porque se está haciendo explotación pesquera y petrolera sin ningún tipo de control por parte de los países que pudieran sufrir esa depredación y las consecuencias, no olvidemos lo que pasó en el Golfo de México, y también nuestra proyección antártica.

O sea que son muchas las cosas que están en juego y por eso digo que Malvinas no es solamente una causa argentina, sino que es una causa regional, es una causa de la América del Sur y es una causa global que, además, en el siglo XXI todavía, 16 enclaves coloniales en el mundo, 10 de los cuales son Reino Unido, constituyen un verdadero anacronismo y una afrenta a la dignidad de la humanidad, sobre todo cuando esto se hace a partir de utilizar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y su carácter de miembro permanente para valerse de eso.

Vemos, referido a esto también, y porque tanto énfasis en la defensa de los recursos naturales. Vemos que cuando hay gobiernos totalitarios o que cometen violaciones a los derechos humanos en países donde hay recursos petroleros o mineros, entonces se produce siempre la intervención de Naciones Unidas o de algún país porque así se decide.

Ahora, cuando la violación de derechos humanos es en países donde no hay recursos petroleros, bueno, de alguna manera desde el Consejo de Seguridad no se interviene y se neutralizan entre los países para que las cosas sigan como están.

Como verán, entonces, la cuestión de recursos humanos, no es una cuestión menor. Y como dice un refrán en mi país, “cuando veas las barbas de tu vecino recortar, pon las tuyas a remojar”.

Por eso es que hemos querido convocar siempre a toda la región en la verdadera comprensión y agradecemos la solidaridad de Chile

Mañana será un día de trabajo, finalmente, pude venir aquí. En mi país tenemos un refrán que dice “la tercera es la vencida”.

Y la verdad que la primera vez tuvimos problemas de agenda, allá por diciembre donde iba a venir y, bueno, y en la segunda quincena de enero, pasó lo que pasó.

Pero aquí estamos y aquí estaremos siempre y cualquier problema que surja, será solamente un problema que deberá ser abordado y solucionado como hemos hecho en todos estos años de democracia, donde hemos solucionado todos y cada uno de los problemas que han sobrevenido.

Yo creo que la vocación de unidad, la vocación de integridad, que está más allá de los propios gobernantes, porque yo me acuerdo cuando tuvimos el conflicto de Hielos Continentales, donde yo era senadora y era una de las voceras y entonces querían decir que yo era antichilena, decía “cómo puedo ser antichilena si la mitad de la familia de mi marido y la abuela de mis hijos es chilena”.

Y la verdad, que este entrecruzarse de argentinos y chilenos a lo largo de la frontera, aquí en la Patagonia, nuestra Patagonia chilena y nuestra Patagonia argentina, entrañable región, por allí más conocida en el mundo que en la propia Chile o en la propia Argentina, de la cual estamos tan orgullosos.

Yo soy una patagónica de corazón, quiero decirles que esta Presidenta, como todos los otros presidentes que vendrán después de mí, no crean que es patrimonio de un sector político o de una persona.

Hemos aprendido en democracia, hemos aprendido en los partidos políticos que hay cuestiones que son políticas de Estado y la amistad con la hermana República de Chile y el entendimiento con ella, va más allá de cualquier gobierno y es para nosotros una cuestión de Estado.

Por eso, quiero también invitar a brindar por nuestra historia y por los desafíos de integración que tienen que ser cada vez más fuertes en conectividad física, en ciencia, en tecnología, en compartir los avances que hemos logrado ambos países en complementarnos, en hacer la sinergia en donde somos más fuertes cada uno para poder aprovechar mejor las oportunidades que hoy nos brinda el mundo y porque las cosas han cambiado.

Antes éramos muy deficitarios en materia de intercambio comercial con los países desarrollados, pero este mundo cambiante también exige que nosotros cambiemos cuando el mundo cambia.

Voy a terminar con una frase que pronuncié con motivo de la apertura en la Asamblea Legislativa de las sesiones ordinarias del Parlamento de mi país hace muy pocos días, que uno tiene que cambiar cuando el mundo cambia y cuando las cosas cambian.

Pero lo que nunca hay que perder es el rumbo de ese cambio y lo que nunca debemos perder entre Argentina, entre Chile, entre los hermanos de la América del Sur, es la convicción de que solo la unidad y la integración como hace 200 años, es lo que nos hará grandes, más libres y más independientes.

¡Viva Chile, viva la República Argentina! ¡Salud! (APLAUSOS)


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.623 seguidores