CFK. Bariloche. Conmemoración del 202 aniversario de la Revolución de Mayo

25–05–2012 / Bariloche: La presidenta Cristina Fernández encabezó hoy el acto central en conmemoración del 202 aniversario de la Revolución de Mayo, oficiado en el teatro La Baita, en la ciudad de San Carlos de Bariloche. Allí sostuvo que “la patria es una construcción cotidiana de todos y cada uno de nosotros”.

Al iniciar su exposición, la Presidenta recordó que en un día como hoy, pero 20 años atrás, Néstor Kirchner recibía en esa ciudad la titularidad de la Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), momento en que se iniciaba el proceso de privatización de la empresa YPF.

En ese marco, recordó que ayer, al retirarse de la Casa de Gobierno, en Buenos Aires, pudo observar el edificio de la empresa, recientemente recuperada para el Estado nacional, iluminado con los colores de la patria. “Son vueltas de la historia, pero esas vueltas no se dan solas; para que las cosas se den vuelta, hay que empujar“, graficó.

También rememoró que hace 9 años, Néstor Kirchner asumía su mandato como presidente, con un discurso que expresaba una serie de ideas y lineamientos que, efectivamente, fueron respetados por sus propias acciones.

Y que, además, esa exposición inicial contenía una frase de vital importancia para los argentinos: “Cambio es el nombre del futuro“, sostenía Kirchner aquel día, destacó la Jefa de Estado.

Por eso, la Mandataria dijo que su administración y la de quien la precedió son, en los hechos, “dos gobiernos, pero un solo proyecto”.

Cristina Fernández comentó que “esta presidenta ha llegado a un lugar que jamás imaginó“. Dijo que recuerda al ex presidente Néstor Kirchner como a alguien “con mucha humildad y con mucha vocación de servicio a la patria“, pero también como a aquel “que fuera mi compañero, y de muchos otros como él que soñaban con un país distinto“.


Conmemoración la Revolución de Mayo en Bariloche: palabras de la Presidenta de la Nación

No entendería un acto si no estuvieran ustedes realmente. (Aplausos)

Señor Gobernador de la provincia de Río Negro; señor Intendente de la querida ciudad de Bariloche; señores gobernadores que nos acompañan; señor Vicepresidente; señora Presidenta Provisional del Senado; señor Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación; señores embajadores de los hermanos países, no solamente de la región sino de todo el mundo, nosotros nos sentimos hermanos de todos los países del mundo hasta de los que no quieren negociar inclusive… (APLAUSOS)…; mis queridas Madres y Abuelas; organismos de derechos humanos… (APLAUSOS)… y además, para no olvidarme, pedirles primero una gran disculpa y mandarles un gran beso a los miles y miles de barilochenses y rionegrinos que están en la calle, en el Centro Cívico…(APLAUSOS)…

Miren lo que es, es impresionante, no saben lo que lamento no poder hablar ahí, yo he sido tan feliz… pero bueno los médicos no me dejaron, pero quiero decirles que estoy ahí con todos ustedes y quiero decirles además que este es mi primer 25 de Mayo patagónico y lo hacemos aquí en Bariloche. (APLAUSOS)

En esta Bariloche que está hermosísima, en este teatro hermoso “La Baita”, me recibieron las dos dueñas, es un teatro privado. Esto es un emprendimiento hecho por empresarias barilochenses de una calidad de la que no había en Bariloche. Quiero también agradecerles estar aquí con tan buen gusto, tan lindo. (APLAUSOS)

Y también los recuerdos: hoy, cuando ingresé a mi habitación del Hotel Panamericano donde me tocó recibir el saludo oficial que se hace de estilo, de protocolo todos los 25 de Mayo de todo el Cuerpo Diplomático y de todo el Gobierno, recordé que en ese hotel hace exactamente 20 años, sin mal no recuerdo, 1992, estuvimos con Néstor porque en ese hotel le transfirieron la presidencia de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos, la OFEPHI, era en ese entonces el presidente el gobernador de esta provincia de Río Negro que había fenecido su mandato y le transfería al nobel y desconocido Néstor Kirchner, recientemente electo gobernador en la provincia de Santa Cruz que había asumido el 10 de diciembre de 1991, la presidencia de los estados federales que producen hidrocarburos en la Argentina, los 10 estados federales. (APLAUSOS)

Coincidencias de la vida se iniciaba el proceso de privatización y más tarde, en 1998, 1999 el de desnacionalización; vueltas que tiene la vida y la historia, porque ayer cuando pasadas las 10 de la noche salía de la Casa de Gobierno, luego de controlar que Parrilli hubiera puesto los colores de la bandera sobre la Casa de Gobierno, celeste y blanco, cuando llegué al helipuerto por primera vez en mi vida vi el edificio que está en Puerto Madero de YPF iluminado con los colores patrios celeste y blanco… (APLAUSOS)… y la verdad que me dio una cosita, porque digo y me acordaba hoy, las vueltas de la vida y de la historia, pero ¡ojo! No son vueltas de la vida y de la historia que se den solas. Para que la vida y la historia den vueltas hay que empujar, y hay saber qué empujar, para qué lado, para el lado de las transformaciones, de las inclusiones, de las reparaciones en definitiva. (APLAUSOS)

Me subí, charlábamos con…¿dónde estás Zannini que no te veo? Ah, ahí estás… y nos acordábamos… Porque hoy son 202 años de la Patria, como señalaba recién el Gobernador de Río Negro, que estamos festejando y que desde aquí, desde Bariloche, saludamos a todos los argentinos, a los 40 millones de argentinos. Pero también, por lo menos me resulta insoslayable, recordar que hace exactamente nueve años, un 25 de mayo asumía él como presidente. (APLAUSOS)

Voy a contar una anécdota: Carlos se acordaba y me dice: “¿Vos te acordás lo que nos pasó ese día cuando nos tiró el discurso por la cabeza?”

Bueno, ustedes dirán qué fue eso. Teníamos que escribir con Carlos Zannini el discurso que el flamante presidente iba a pronunciar al otro día, pero por supuesto él quería leerlo antes, y cuando lo leyó dijo: “Esto es una porquería, yo no lo leo, no dice nada, qué es esto?” Yo le dije: “¿Qué querés que diga?”.

Creo que nos ametralló o disparó, porque fueron diez o doce ideas y fueron así escritas en ese papel que él leyó al otro día. Pero lo que es más importante es que fue algo más que un discurso, porque un discurso se lee. Lo importante de los discursos no es leerlos, sino concretarlos, ejecutarlos, hacerlos. (APLAUSOS)

Y la verdad que si uno relee ese discurso, cuya definición más exacta es cuando dice “cambios en nombre del futuro“, creo que ahí estuvo definido realmente el eje de estos nueve años, porque si uno relee el discurso, muchas cosas ni siquiera imaginábamos que podíamos realizarlas. Y la historia es así, la historia de los 202 años y la historia de los nueve años.

Este año, me hacía recordar un embajador, se cumplen también -y de aquí veo a mi querida embajadora de Bolivia- el 150° aniversario de la Juana Azurduy, los 200 años de la batalla de Tucumán, Bety, José, y uno entonces se pregunta en fechas como esta qué es exactamente la patria.

Y yo creo que una de las cosas más importantes, tal vez algunos dirán que fue lo del Fondo, otros dirán que fue la reestructuración de la deuda, otros cuando bajó el cuadro de Videla, otros cuando se estableció la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, otros cuando se generaron los proyectos económicos, si las variables macroeconómicas que permitieron la generación de millones de puestos de trabajo; otros dirán que fue la Ley de Educación, esa que estableció el 6 % del PBI destinado a la educación; otros dirán que fue lo del ALCA, allá en Mar del Plata; otros dirán, no, no, fue tal vez cuando fue secretario de UNASUR y logró misiones como la de Colombia y Venezuela; otros dirán que fue tal vez la recuperación de las AFJP y reúno todo, porque fueron dos gobiernos pero es un solo proyecto y esto quiero que todos lo tengan muy en claro. (APLAUSOS)

Fue tal vez cuando desde el primer día estableció antes de la recuperación de las AFJP, antes de la movilidad jubilatoria, cuando recién empezábamos a los tumbos con ese 22 % de los votos y ese país devastado, fue establecer que nuestros jubilados que habían sido olvidados por décadas tuvieran sus aumentos de sueldo, establecer nuevamente las negociaciones colectivas de trabajo, el Instituto del Salario Mínimo, Vital y Móvil donde se reúnen una vez por año a fijar trabajadores, empleadores y Estado el salario mínimo, vital y móvil, los más de 800, ya debemos andar por los 900 científicos, Lino, reincorporados, el turismo que estalló.

¡Ah! Una buena nueva, me decía ayer, me mandaba una nota el ministro de Turismo, que para el año 2015 la Argentina en competencia con Dubai y con Houston, perdón, sé que está el encargado de Negocios de Estados Unidos y el embajador de Emiratos Árabes, pero bueno… hay competencias en el mundo, la ciudad de Buenos Aires ganó para hacer la sedeDe los congresos de los congresos“, que es la asociación que organiza los congresos de todo el mundo y que ha decidido hacer su Congreso Internacional.

Esto es de una relevancia fundamental, porque esta asociación es la que organiza todos los congresos que se hacen en el mundo, a la que la van a consultar de todas las Cámaras, de todos los lugares donde se puedan hacer congresos.

Así que, adviertan ustedes la importancia de que una asociación de esta naturaleza haya elegido precisamente como sede a Buenos Aires. Bariloche también va a recibir, porque van a Buenos Aires pero van a Bariloche y van al Norte y van a El Calafate, y van a Tierra del Fuego.

Así que, que no se quejen ahí en Buenos Aires que estamos trabajando por todos los argentinos, aún por todos aquellos que ya tienen resueltos los problemas desde hace mucho tiempo. (APLAUSOS)

También los pueblos originarios, el matrimonio igualitario, la identidad del género, en fin, tantas cosas, la masiva presencia de la juventud de vuelta en las calles, no con piedras, sino con banderas y con consignas positivas luego de nueve años de gobierno. (APLAUSOS)

Cuando uno ve otros países del mundo, y cuando uno recuerda inclusive su propia juventud que estábamos enojados y que teníamos razones para estar enojados, algunos se pasaron de rosca con el enojo pero teníamos razones para estar enojados, 18 años de proscripción, no libertades, un mundo que cambiaba y aquí no se podía hacer nada.

¡Qué suerte tener estos jóvenes que no están enojados, que están alegres, que cantan, que llevan banderas, que estudian! ¡Qué maravilla ver a nuestros estudiantes secundarios con sus computadoras en el aprendizaje! y entonces qué sé yo, tantísimas otras cosas, como casas, caminos, aeropuertos, obras postergadas.

Me acordaba el otro día cuando estábamos inaugurando con José Alperovich, el gobernador de Tucumán, la vivienda número 3.000 y pico en Tafí, en Lomas de Tafí donde la desocupación era terrible y Néstor un día lo llamó para decirle: “¿Sabés qué vamos a hacer para combatir la desocupación? Vamos a darle casas a la gente y estamos construyendo 5.000 casas, un pueblo. La desocupación en Lomas del Tafí hoy es de un poquito más del 4 %. (APLAUSOS)

También hoy tenemos 1.600 en Bariloche. No me hagan enumerar todas las obras porque van a decir: esta aprovecha el 25 de Mayo para hacer propaganda. Por favor estamos en el tema de la Patria, no me saquen de la Patria; estaba en el tema de la Patria. Y yo decía: de todas estas cosas, ¿qué es tal vez lo más importante? Les hemos devuelto a los argentinos la Patria que le habían arrebatado. (APLAUSOS)

Esa Patria que es la pertenencia, la identidad, esa Patria que te hace sentir orgulloso al decir que sos argentino y que podés mostrar a tu país. Porque has cometido equivocaciones, porque has tenido yerros, pero podés mostrar una sociedad que está en crecimiento, que con esfuerzo sigue incluyendo en un mundo que se derrumba.

Y yo quiero contarles algo que me pasó hace apenas una semana cuando estuve en la hermana República de Angola, un lugar que parece muy alejado de nosotros, pero que sin embargo, en esta historia de este 25 de Mayo, no del 2010 sino de 1810, tenía mucho más importancia y presencia de la que ustedes imaginan.

Aquí, en la ciudad de Buenos Aires y en toda la campaña, la mitad de la población según el censo de 1778, la mitad eran negros y la mayoría de esos negros provenían de Angola.

Se vendían en la Plaza de Montevideo, se compraban aquí; también el orgullo de poder decirle a ese pueblo angoleño cuando estuve que habíamos sido el primer país latinoamericano en abolir la esclavitud en el año 1813, nuestra Asamblea de la cual el año que viene se van a cumplir también 200 gloriosos años donde abolimos la esclavitud. (APLAUSOS)

¡Qué maravilla! Y ver la energía de ese pueblo también que me emocionó hasta las lágrimas, un pueblo que… y quiero contarles porque es una experiencia que muchas veces los argentinos no valoramos las cosas que tenemos, las cosas que somos y las cosas que hemos construido entre todos.

Es un pueblo que recién tuvo su independencia el 11 de noviembre de 1975; hacía meses que Néstor y yo nos habíamos casado y todavía Angola no era independiente; 400, 500 años de dominación de los portugueses, allí se independizaron, justo el mismo día, el 11 de noviembre, también donde las argentinas obteníamos el derecho a voto gracias a la labor incansable e infatigable de esa gran mujer argentina que se llamó Eva Perón. (APLAUSOS)

Luego de esa independencia hasta el año 2002, es decir hace apenas 10 años, tuvieron 27 años de guerra civil entre las fracciones que habían participado en la lucha contra el colonialismo.

Recién hace 10 años y ahora va a haber elecciones, en septiembre, para elegir nuevamente presidente; 27 años de guerra civil después de 500 años de dominación colonial.

El territorio está todavía todo minado con minas antipersonales, la expectativa de vida es 51 años, más de 100.000 mutilados, porque la guerra terminó pero las minas siguen explotando porque hay que desactivarlas.

Conocí el día anterior de conocer al presidente, a la Organización de Mujeres Angoleñas, una importantísima organización que integra la Internacional Socialista, y ahí me enteré que además del monumento a Agostinho Neto que es el padre de la patria, es el San Martín de los angoleños, médico y poeta que murió en 1979, había un monumento a las mujeres angoleñas que habían peleado en la independencia, porque el valor de las mujeres angoleñas fue reconocido hasta por las propias tropas cubanas que habían participado del lado del MPLA, peleaban al frente con los hombres.

Ahí había un monumento pero no estaba en el protocolo, el protocolo era únicamente un homenaje a Agostinho Neto. Cuando me enteré quise ir al Monumento de las Cinco Heroínas que son las cinco guerrilleras que tenían la misión de traspasar el campo enemigo y la frontera del Congo y que fueron atrapadas y asesinadas.

Para que ustedes tengan una idea de lo que se vivió, la secretaria general de ese movimiento, Luzia Inglés, se incorpora a la guerrilla a los 13 años, luego de que su papá, un pastor metodista fuera torturado salvajemente y muriera en la tortura de las tropas coloniales, su mamá muriera al poco tiempo y ella decidió incorporarse a la guerrilla y hacerse especialista en comunicaciones.

Y cuando llegué a esa plaza, que algunos quisieron presentar como una Scola Do Zamba, pero era una plaza de mujeres revolucionarias, que nadie se equivoque, estaban bailando con alegría después de todo lo que vivieron, de todo lo que les pasa, es un país en reconstrucción.

Si nosotros somos un país emergente, ellos son un país en reconstrucción. Y recibieron con esa alegría homenajeando a sus heroínas; el 40 % de las mujeres en Angola participa, y me decía el Presidente la importancia de la mujer, “porque participaron junto a nosotros, fusil en mano en el frente de batalla”.

Ustedes me dirán, y que tiene que ver esto con el 25 de Mayo. Yo quiero decirles a los que por ahí les falta alguna lección de historia, que la mayor parte de los ejércitos liberadores de la República Argentina, se constituyeron con negros, mestizos, mulatos, indios que eran los que iban al frente de batalla. (APLAUSOS)

El sargento Cabral, cuyo nombre lleva la Escuela de Suboficiales del Ejército Argentino, era hijo de una esclava negra, cosas celosamente ocultadas por la historiografía oficial, es que cómo iba a ser hijo de una negra el que salvó a San Martín, tiene que ser rubio y de ojos celestes, no puede ser un negro. (APLAUSOS)

Sí señor, o Falucho envuelto en la bandera allá en El Callao antes de entregarla inmolándose, pero fueron los negros y eran de origen angoleño los que iban al frente.

Y así fueron las luchas de la liberación en todas las etapas de la Argentina, en 2010, en las luchas civiles que sobrevinieron después, los criollos, el mestizaje, los más pobres, los que menos tenían eran los que iban al frente, hasta en Malvinas también pasó eso, porque hacían el servicio militar los que no tenían un padre rico que les comprara una dispensa para no hacer el servicio militar.

Contemos la verdadera historia de una buena vez por todas en la República Argentina. (APLAUSOS)

No hay mejor manera de honrar la historia que contar la verdad, así se construyó la historia de los argentinos.

No, qué voy a ser la verdad, soy apenas… nadie es la verdad, nadie tiene la verdad; me equivocaré y me voy a seguir equivocando millones de veces. La única diferencia por ahí es que cuando me equivoco lo hago de buena fe, no lo hago para jorobar ni embromar a nadie y mucho menos a los que menos tienen. (APLAUSOS)

Yo quiero homenajear en este 25 de Mayo en estos 202 años de aquella gesta, precisamente a esos seres anónimos, a esos hombres y mujeres desconocidos de la historia que fueron realmente los que permitieron librar las grandes batallas y las grandes luchas.

Hoy leía un artículo muy lindo que hizo Aníbal Fernández… ¿No vino Aníbal, no está por ahí? Ah, mirá vos, le vamos a poner ausente al senador Fernández, se debe estar escribiendo algún otro artículo para mañana en el diario.

Hay un muy buen artículo en Página 12, “Jacobino” se llama, porque a nosotros muchas veces nos tratan también de jacobinos.

Y hablaba de los jacobinos de la Revolución de Mayo, hablaba de Monteagudo, hablaba de Castelli, hablaba de Moreno, contaba la verdadera historia de las escarapelas, esa historia que nos hacían creer cuando éramos chiquitos que te ponían una escarapela y vos ibas con el paragüita que no existía también…. no, no, la escarapela se la ponían para identificar a los que eran propios; el que no tenía la escarapela no entraba.

Esta es la verdadera historia de la escarapela. Los jacobinos, French y Beruti le ponían la escarapela porque esa era la marca de que era propio el que entraba y si no tenías esa marca no entrabas. Seguramente no había ningún periodista de investigación para denunciar estas cosas en esos momentos.

Menos mal, porque si no la historia no se hubiera escrito, seguramente los hubieran escrachado a French y a Beruti, les hubieran dicho que querían manipular la historia, y todavía estaríamos con el Rey de España. (APLAUSOS)

Menos mal, digo; lo que pasa que era Moreno el que escribía el diario, este era el tema afortunadamente. Ahora no es Mariano Moreno el que te escribe el diario, pero bueno…. estas son las cosas que tenemos que reflexionar. (APLAUSOS)

Creo que estos días sirven para hacer estas reflexiones, pero no para hacer una reflexión hoy y olvidarnos exactamente a las 24 horas, sino para entender.

Me acuerdo que a veces cuando yo quería y le decía a Florenciatenés que estudiar la historia” y me decía “para qué me sirve la historia“. Para entender lo que pasa hoy, y tal vez poder analizar o entrever lo que va a pasar mañana. Si no sabés de donde venís, es muy difícil que sepas a dónde vas y mucho menos aún que llegues a buen puerto. (APLAUSOS)

En estos 202 años de historia nos han pasado muchas cosas.

Hablaba el Gobernador de una nueva tapa aquí en la Provincia, en esta ciudad de Bariloche en la que parece que la historia disociaba a Bariloche, una de nuestras ciudades… creo que Bariloche y Mar del Plata deben ser turísticamente junto a Iguazú y Calafate. No piensen que la voy a dejar afuera ni muerta. No, pero la verdad que las emblemáticas son para nosotros, Bariloche y Mar del Plata digamos, está hermosísima Bariloche.

Hablaba de los desencuentros, Villa La Angostura me dicen por ahí, alguna neuquina, la maravillosa Villa La Angostura, San Martín de los Andes también hermosa. La Argentina, muchachos, ustedes no saben el país que tenemos.

¡Por Dios!, hay que darse una vuelta no más por ahí para advertir que tenemos, y a veces digo, no será esa por ahí la razón de tanta cosa, no será como dijo alguna vez alguien que cuando a uno le dicen desde muy chico “tenés tanta riqueza, sos tan rico“, parece ser que no hubiera que hacer esfuerzo que trabajar para lograr las cosas.

Creo que algo de eso hay, más los desencuentros, más el azuzar desde afuera y desde adentro para favorecer a tal o cual grupúsculo o a tal o cual imperio de turno.

Yo creo que este siglo XXI nos encuentra de otra manera a los argentinos; no es que nos encuentre a todos con las mismas ideas ni con las mismas posturas que, además, sería muy aburrido, yo creo que nos encuentra con otra perspectiva desde nosotros mismos.

Yo creo que muchos hemos advertido que todo lo que nos dijeron durante tanto tiempo y nos plantearon como modelos de país y de desarrollo, estaban equivocados. ¡Miren las cosas que nos han dicho en estos 202 años!

Si me pusiera a contar lo que han querido hacernos creer en los 202 años de historia, no terminaría nunca. Podría rememorar algunas cosas de la última década.

Me acuerdo de las cosas que decían, que si no acatábamos lo que decía el Fondo nos caíamos del mundo; que si reestructurábamos la deuda de esa manera íbamos a quedar aislados; que si no hacíamos tal cosa pasaría tal otra. Bueno, de todo, me acuerdo hasta de cosas que pasaron antes de nuestro gobierno.

Me acuerdo de un amigo, que no voy a decir el nombre porque me va a matar si lo digo, que una de los dos hijas vive acá en Bariloche, y me decía en el 2002, cuando se produjo el crack económico y el Parlamento elige un nuevo gobierno el 1º de enero, este amigo de la familia viene y le dice a mi hijo Máximo: “Máximo, hay que comprar dólares –estaba a 4.80 en ese momento el dólar- porque se va a ir a 10 pesos“.

Y el amigo nuestro compró. No sé qué habrá hecho con esos dólares o si los tendrá.

Como verán todo se repite y lo que más me sorprende es que los actores que repiten las conductas, no son los que debiéramos pensar que podrían equivocarse porque les falta instrucción, porque les falta información, no, al contrario, son algunos muy parecidos a este amigo mío de la familia que tiene conocimientos jurídicos, económicos, que es empresario y que es todo pero que repiten conductas.

No sé qué habrá hecho este amigo con aquel dólar comprado a 4.80 hace 10 años. Pero bueno, él le creyó a la letra de molde o lo que decían o a los rumores.

Y así podemos decir todos los días cosas que hemos escuchado en estos 9 años y las que seguiremos escuchando.

Por eso yo les pido a todos los argentinos, a todos los argentinos que estamos ante una oportunidad histórica: hemos logrado demostrarnos a nosotros mismos que el modelo que valía era este modelo y patrón de acumulación basado en un sólido y fuerte mercado interno con un sólido mercado de exportaciones, con un desendeudamiento de la Nación que nos permite tener libertad para decidir nuestras políticas y no depender de un financiamiento externo a tasas siderales.

Esta recuperación que hemos hecho también de la soberanía hidrocarburífera, nos va a permitir, seguramente, volver a ser el país que alguna vez fuimos, de autoabastecernos en materia hidrocarburífera, que ese es el gran objetivo a lograr.

Pero lograr la unidad que no es, reitero, pensar lo mismo, decir lo mismo, repetir monocordemente lo mismo, sino establecer cuestiones definitivamente sobre las cuales ya no discutamos más los argentinos.

Por eso quiero agradecer una vez más a la oposición desde aquí, desde esta fecha patria, desde este 25 de Mayo, el apoyo que dio a la recuperación de la soberanía hidrocarburífera de la República Argentina. (APLAUSOS)

Y decirles que en la unidad nacional, entendida, no como el estar de acuerdo o hacer lo que quiere el Gobierno, sino entendida como que no puede haber nada más importante que los intereses de la Nación Argentina, los intereses de la patria, no pueden estar por sobre ninguna facción ni ubicación ideológica ni sectorial. (APLAUSOS) Este es en definitiva, el concepto de unidad nacional.

En un momento difícil, en un mundo complejo, en un mundo también de grandes desafíos, ¿cuáles son los grandes desafíos?

Saber interpretar que estamos ante un cambio de época similar a los que se han registrado en los últimos 200 años en dos o tres oportunidades y que tenemos la inmensa oportunidad histórica de revertir; son 9 años de crecimiento ininterrumpido, el crecimiento económico, social y de inclusión más importante de nuestros 202 años de historia. (APLAUSOS)

En la inteligencia de cada uno de esos actores sociales, políticos, institucionales, empresariales, gremiales, trabajadores, científicos, docentes, estudiantes, argentinos y argentinas en definitiva, en nuestra propia inteligencia, en poder discernir esto qué es importante para la patria, está el gran desafío.

Yo quiero decirles que esta Presidenta ha llegado a un lugar que jamás imaginó y creo que algunos tampoco, además de mi persona, sobre todo en la última elección, pero que lo hago con mucha humildad y con mucho sentido de servicio a la patria. Pero además también, a la memoria de quien fue mi compañero… (APLAUSOS)… y de muchos otros y otras que como él, soñaban con un país distinto.

Él tuvo la inmensa suerte… Ustedes dirán “qué está diciendo si ya no está”. Sí, pero Dios mío, vivió 60 años, pero qué 60 años, quedó en la historia. Y quedó en la historia con esa frase…(APLAUSOS)… que lo marcó de que no iba a dejar sus convicciones en la puerta… Sí, vive en el pueblo, pero me gustaría que viviera conmigo, chicos, sí. (APLAUSOS)

Pero bueno, yo creo que lo importante es eso; yo creo que él fue uno de los que identificó muy claramente qué era la patria y cuál era el rol y la misión que tenía y se entregó sin medir consecuencias, como hacía todo. Por eso a mí me gustaba que él leyera los discursos porque cuando no los leía me ponía muy nerviosa.

Bueno, pero lo importante en estos 202 años de historia, además de la patria, a la patria también se la vive con alegría.

Por eso el otro día, cuando llegué a ese lugar y vi esas mujeres bailando, de esas mujeres muchas de ellas habían sido combatientes en el frente, primero, contra los colonialistas y, luego, en la propia guerra civil donde lucharon, con todos los problemas y las vi dándome la bienvenida y bailando al son del candombe con algo que les sale desde adentro, yo pensaba: “Este continente, esta gente, 500 años de dominación de las grandes potencias del mundo desarrollado; 27 años de guerra civil y siguen bailando“.

¿Pero quién les contó a los blancos que son superiores a los demás? ¡Por favor! Si nos hubiera pasado eso a nosotros, hubiéramos desaparecido de la faz de la Tierra. (APLAUSOS)

La verdad que era una alegría que es la que tenemos que tenemos tener todos en esta etapa y en este momento frente a las grandes transformaciones que aún restan hacer.

Porque siempre la historia va generando nuevas demandas, nuevas necesidades y también se van generando nuevas dirigencias, porque transferir la posta es ineludible. Los que crean en la eternidad, que por favor recen un rosario a la noche y que se den cuenta de lo frágiles y temporales que somos todos y cada uno de nosotros. (APLAUSOS)

Y yo les pido en este momento particular, para finalizar, a todos los argentinos, a todos mis compatriotas, que hagamos este esfuerzo de estar unidos en momentos que el mundo se desmorona y que nosotros ocupamos un lugar importante, no solamente porque logramos producir granos o carne, sino porque además hemos logrado reindustrializar el país, porque además tenemos una política que protege a nuestro trabajo, a nuestros empresarios, a nuestra economía. (APLAUSOS)

Cuando yo escuchaba hace unos días a nuestro Canciller ante la Organización Mundial de Comercio decir las cifras claras, brutales casi de nuestro comercio, donde somos en el G-20, luego de Alemania, el país con mayor libertad para invertir y comerciar, cuando les decía con cifras claras y constantes que somos el país número 11 en el mundo en materia de libertad para invertir capitales extranjeros, cuando nos hablaban y nos hablan de licencias o proteccionismo en la Argentina, economías como las de Europa que tienen aranceles del 159 para la manteca, del 126 para la carne o nuestros productores arroceros de Entre Ríos, que compiten con un arancel de Japón en el arroz del 450 % y nosotros tenemos un máximo de 35, que tampoco aplicamos; cuando uno escucha entonces estas cosas y sabe de estas cosas, debe darse cuenta de qué es lo que se está defendiendo y qué es la patria y qué es la Nación y cuáles son los intereses.

Porque parece ser, o tal vez los limones que todavía y la carne bovina que todavía no hemos logrado introducir en Estados Unidos desde hace 10 años por barreras fitosanitarias.

Nuestra carne que creo que es la mejor del mundo. Los brasileros me van a pelear porque van a decir que es la de ellos. Pero yo creo que la nuestra; yo creo que hay otras cosas que ellos tienen mejores que nosotros, pero la carne, la argentina, la carne la argentina. (APLAUSOS)

Barreras… los limones, ahí lo veo a José Alperovich, que estuvo hace poco también en Estados Unidos.

Entonces, cuando uno ve estas cosas, es como que hubiera un proteccionismo legal, el de los desarrollados, y un proteccionismo populista, el de los emergentes. Bueno, no es así. (APLAUSOS)

Y quiero decir estas cosas porque estas cosas también hacen a la noción de patria y la noción de defensa de nuestros intereses.

Que yo creo sinceramente como miembro la República Argentina del G-20, que no deben ser contrarios a los intereses de otros países del mundo, porque el problema no está entre las economías de producción; el problema está en una economía global donde maneja lo financiero, donde es el dinero el que cree que se reproduce a sí mismo y donde todavía no se ha logrado convencer a los grandes líderes que deciden el mundo que las políticas de ajuste solo traen miseria, hambre, dolor y cambios políticos impredecibles además. (APLAUSOS)

Si uno observa la historia y ve las grandes trasformaciones, inclusive la que hoy estamos festejando acá, la del 25 de Mayo de 1810, o la de Estados Unidos, que fue la Revolución del Té, porque le querían aumentar los impuestos del té o la francesa porque la burguesía ya no aguantaba más el peso de un clero y de una monarquía parasitaria o la rusa que no se bancaba más la miseria mientras los zares vivían como reyes.

¿A qué les hace acordar estas cosas y estas imágenes?

Con una diferencia: allá nos enterábamos de la Revolución Francesa dos años más tarde y por lo que contaban; ahora uno aprieta una tecla y ve todo en vivo y en directo. Por eso, la vertiginosidad de los cambios.

Saber interpretar estas etapas históricas, saber interpretar estas cosas es lo que nos va a permitir a nosotros hacer más fuerte a nuestro país y a nuestra región, porque también nuestra región tiene una inmejorable oportunidad de articular nuestras economías, nuestra población con un comercio que se dé también entre nosotros, que no significa no comerciar con otros bloques, pero necesitamos también constituirnos definitiva y seriamente como un bloque muy importante en el mundo para luego también luchar por la segunda parte de la independencia que todas nuestras naciones del Cono Sur lograron en el siglo XIX y que estamos construyendo recién a fines del siglo XX y principios del siglo XXI.

No debemos olvidarnos de eso, solos no podemos ni solo cada uno puede en su casa ni solo cada uno puede en su ciudad o en su provincia ni solo cada uno puede en su región ni solo cada uno puede en el mundo. Han cambiado definitivamente los actores.

Yo espero, como Presidenta de la República Argentina, que esto pueda ser entendido, porque hay cambios muy vertiginosos que ya están siendo vistos, discusiones que se dan en otros ámbitos y en otras latitudes impensables para nosotros.

Hasta se han olvidado de nosotros para algunas cosas, esta discusión que se está dando respecto de los modelos que habían planteado. Esto no nos tiene que alegrar porque, en definitiva, cuando el mundo se pone mal, se pone mal para todos en algún momento.

Simplemente hacer una humilde contribución como venimos haciendo desde siempre desde la Argentina de que otra manera de crecer es posible, que otro modelo de sociedad inclusiva, con vigencia de los derechos humanos, con vigencia de los derechos de los trabajadores, de los educadores, de los estudiantes, de los científicos, en definitiva, de lo que yo llamo “la patria”.

Porque la patria, y con esto quiero terminar, no es esa entelequia que alguna vez literariamente definieran tan bien algunos autores argentinos, que no voy a hacer mención de ellos porque seguramente nos van a dividir, algunos van a chiflar, otros van a aplaudir, pero que eran muy buenos autores intelectuales.

Pero la patria no es una entelequia, la patria es una construcción cotidiana de todos y cada uno de nosotros interactuando con el que está al lado, con el que está enfrente, con el que está atrás, con el que está abajo y con el que está arriba para lograr entre todos un país en el cual todos tengan los mismos derechos, en el cual todos puedan acceder a los mismos bienes y servicios. (APLAUSOS)

Porque por esa patria lucharon French, Berutti, Castelli, Mariano Moreno, Cornelio Saavedra; por esa patria fue Cabral el que dio la vida por San Martín y por esa patria es por la que vamos a seguir luchando nosotros, con la misma fuerza que siempre tuvimos desde jóvenes, con la fuerza que nos da la historia, con la fuerza que nos dan los que ya no están y, fundamentalmente, con la fuerza de las convicciones que son las que arrastran los grandes cambios históricos.

Gracias Bariloche, muchas gracias Río Negro, muchas gracias Argentina.

Compatriotas: ¡feliz Día de la Patria para todos! ¡Viva la patria! (APLAUSOS)


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

About these ads

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.616 seguidores