La tasa de interés determina el porcentaje de inflación…

La tasa de interés determina el porcentaje de inflación.
LA ALTA TASA DE INTERÉS ES LA BASE DE TODAS NUESTRAS DIFICULTADES

Por Walter Moore *

Tasainteres

24–06–2012 / La tasa de interés determina el porcentaje de inflación. Aunque los bancos y todo el sistema usurario en general, hace enormes esfuerzos para mantener las ilusiones creadas por el liberalismo, la realidad es más que evidente que cualquier teoría.

Los países que tienen una baja o nula tasa de interés tienen una inflación muy baja, eso es una verificación que se hace con sólo leer los diarios:  

PAIS                  % INFLACION 2010     TASA INTERES ANUAL

Estados Unidos          1,6                                            0,5 % 
Inglaterra                     3,3                                            0,9 % 
Alemania                     1,1                                            1,0 % 
Venezuela                 29,1                                         18,0 % 
Argentina                  10,8                                         12,0 % 

¿PORQUÉ LA TASA DE INTERÉS GENERA INFLACIÓN?

El costo del dinero se agrega en cada etapa de la producción.

Podemos decir que es un costo uniforme que se acumula en cada etapa en la que se agrega valor a un producto o servicio.

Por eso es un poderoso componente en los precios que debe pagar el consumidor, cuyo aumento se mide como Tasa de Inflación.

Si en la composición de los precios de los productos de consumo, aparecen componentes importados, el precio de las divisas también es un componente clave en el incremento de la inflación.

Los otros componentes son variables sectoriales, que difícilmente afecten a toda la economía en su conjunto.

¿PORQUÉ LA TASA DE INTERÉS ES ALTA?

La tasa de interés es el precio del dinero, si este es un bien escaso, sube el precio, o sea que cuanto más escasa es la oferta de dinero, más alta es la tasa de interés.  

La oferta de dinero en el mercado local es la que el Banco Central emite anualmente.  

Esta emisión llamada técnicamente M2, se calcula como un porcentaje del PBI, o sea un porcentaje del total de la riqueza producida en cada año.  

Si la emisión de dinero es inferior a la cantidad de riqueza producida, el dinero se convierte en un bien escaso, imprescindible para el proceso productivo, por lo tanto su costo se agrega a los costos de producción.

EN LA ARGENTINA, POR CADA PESO QUE CIRUCULA FALTAN DOS.  

Esto es así porque el Banco Central emite solamente el 33% del PBI, con lo cual convierten al dinero en un bien escaso que el sistema está dispuesto a pagar lo que sea al sistema bancario para obtenerlo, es así como mientras los bancos obtienen ganancias realmente extraordinarias, las empresas tienen dificultades para vender porque tienen que encarecer sus productos para pagar la tasa de interés.  

En la zona del Euro y en Estados Unidos la tasa de interés se mantiene alrededor del 1% anual, y eso es posible porque la emisión de dinero supera largamente el volumen de sus respectivos PBI (se estima que Estados Unidos emite el 300% de su PBI y Eurolandia más del 200%, y su inflación se mantiene muy baja.)  

En cambio en nuestros países, como en los países industrializados, una tasa de ganancia razonable para la producción física es del 15%, a la cual deben sumar el costo del dinero, con lo cual la inflación se vuelve incontrolable.  

¿CÓMO SE HACE PARA BAJAR LA TASA DE INTERÉS?  

La tasa de interés no puede bajarse por decreto, aunque puede penalizar a aquellos que presten legal o ilegalmente a una tasa superior al 3% anual, una vez que el flujo de circulante sea el adecuado, de otra manera sólo se fomentará la usura oculta.  

Si bien hoy se emite el 33% del PBI (antes de este gobierno emitían sólo el 15%) por cada peso que se vuelca al mercado, faltan 2 para que la economía funcione normalmente, en consecuencia, para hacer que la cantidad de dinero (M2) sea igual a la cantidad de riqueza creada (PBI), debemos realizar una emisión adicional del 67% de nuestro PBI.  

Como el Banco Mundial estima que, el PBI de Argentina en el 2011, fue de 740.000 millones de dólares, de acuerdo a la medición basada en la Paridad de Poder Adquisitivo (PPA).

El 67% de esa cantidad equivale a unos 500.000 MILLONES DE DÓLARES, que podemos emitir, en pesos, sin perturbar nuestra economía.  

CONDICIONES NECESARIAS PARA AUMENTAR DRÁSTICAMENTE LA CANTIDAD DE EMISIÓN

Todo el dinero que se emita debe destinarse al sistema productivo, o sea eliminar toda posibilidad de que se destine al sistema especulativo de los operadores financieros.  

Para lograr esto es necesario que los únicos que vuelquen el dinero a mercado sean los bancos estatales.  

Como en la Argentina actual no existe un sistema de empresas privadas lo suficientemente grande como para absorber esta cantidad de dinero a invertir, es necesario que se vuelque en grandes obras públicas que logren la ocupación productiva de todo el territorio nacional.  

Si el Banco Nación no es suficiente para controlar como se aplica esta enorme masa de dinero, es necesario recrear un Banco Estatal para el Desarrollo Argentino, que fomente la formación de miles de PyMEs subcontratistas de estas grandes obras, financiando aquellas que muestren la capacidad necesaria.

CONSECUENCIAS DE LA FALTA DE DINERO CIRCULANTE

1. Grandes beneficios para los sectores usurarios y especulativos, tal como muestran los balances de las empresas del sector financiero, y el flujo de dinero para el exterior de las empresas extranjerizadas.

2. Incremento de la Inflación, que se debe en gran medida a que el dinero que circula es absorbido por el sistema financiero, y las empresas deben aumentar sus precios para poder seguir operando.  

3. Crea desocupación, porque las empresas para poder sostenerse deben bajar sus costos, y los primeros que se bajan son los de mano de obra, buscan incrementar su productividad, pero a costa de despedir personal, lo cual aumenta la oferta, y en consecuencia permite pagar menos.  

4. La pérdida de prosperidad se hace evidente porque el consumo disminuye, primero en los gastos más prescindibles y en los sectores de menores recursos, para luego afectar a las clases medias y a toda la sociedad en general.

5. Lo cual genera inestabilidad política, porque como decía el General Perón, “la víscera más sensible de los argentinos es el bolsillo”, con lo cual se crea espacio para que los enemigos del pueblo consigan apoyo, o al menos un mayor nivel de indiferencia hacia el destino del gobierno democrático.  

Pronto aparecerán los miles de argumentos de los hipnotizados en las facultades de economía, los interesados integrantes de los lobbys financieros, y los enemigos de la Argentinaa refutar estos argumentos con fraseología tecnocrática, escucharlos puede traer nuestra perdición. 

Solo es necesaria una decisión política y la expulsión del Banco Central de los cipayos que todavía queden.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.589 seguidores