Archive for the ‘Internacional’ Category

BRICS: Una hegemonía alternativa

julio 18, 2014

por Emir Sader

BricsDesde el final de la guerra fría, con la emergencia de los EUA como única superpotencia mundial, el surgimiento de los Brics y, ahora, su consolidación, es el movimiento estratégico, de orden geopolítico, más importante del nuevo siglo.
 
A pesar de síntomas de debilitamiento de la hegemonía norteamericana, su poder se mantiene, sin que se vislumbrara en el horizonte otra potencia que pudiera sucederle. La perspectiva es la de un período prolongado de turbulencias e inestabilidades tanto en el plano económico –con el fracaso del modelo neoliberal– como en el plano político mundial.
 
La idea siempre fue la de que una superación de la hegemonía imperial norteamericana en un mundo unipolar se daría no por otra potencia, sino por un conjunto de potencias, con el paso de un mundo unipolar a un mundo multipolar.
 
La crisis económica – profunda y prolongada – en el centro del capitalismo ya apuntaba hacia el mundo económicamente multipolar, porque en otras circunstancias el conjunto de la economía mundial habría sido arrastrado igualmente a la recesión.

Aunque sufren las presiones recesivas de la crisis, los países del Sur del mundo – o por lo menos una parte de ellos, que reaccionan al neoliberalismohan seguido creciendo y disminuyendo las desigualdades.
 
El surgimiento de los Brics apunta, más concretamente, a un bloque de países que dibujan un mundo multipolar. Después de su espectacular lanzamiento, se creó un clima en la mídia conservadora internacional, de que los Brics se habrían agotado, sea por la baja del ritmo de crecimiento de sus economías, sea por diferencias internas entre ellos, sea por falta de nuevas iniciativas.
 
La reunión de los Brics en Fortaleza ha desmentido esas versiones y, al contrario, ha representado un relanzamiento espectacular del grupo de países emergentes.

Aunque no lo afirme, se dibuja una arquitectura alternativa a la que fue constituida en Bretton Woods y ha comandado, por siete décadas, el sistema económico internacional, teniendo al FMI y al Banco Mundial como sus pilares.
 
La semana del 14 de julio, con la reunión de los Brics y la que han mantenido con Unasur y con Celac, representan el hito más importante de la política internacional, desde el final de la guerra fría. Este ha representado el paso de un mundo bipolar a un mundo unipolar, bajo la hegemonía imperial norteamericana.
 
La delimitación de territorios institucionales específicos del Sur del mundo proyecta, por primera vez, la posibilidad de un mundo multipolar. Será un proceso largo, no lineal, pero de que se puede ver ya el lineamento de los campos de enfrentamiento.
 
Al contrario de los que menospreciaban a los Brics, sea alegando que se trata de un agregado sin homogeneidad, sea diciendo que el ritmo de crecimiento de los países que lo componen ha disminuido, esas decisiones reafirman la vigencia y el potencial hegemónico que poseen.

Las reuniones con los jefes de Estado de Unasur y con la dirección de Celac apuntan hacia un campo de fuerzas muy amplio y con una dinámica expansiva.
 
Las reuniones de los Brics esta semana en Brasil, apuntan hacia un proceso – aunque largode superación de la hegemonía norteamericana, por la construcción de un mundo multipolar, que empieza a ser dibujado, bajo el liderazgo de Brasil, Rusia, India, China y África del Sur, congregados alrededor de los Brics, en alianza estratégica con Unasur.
 
- Emir Sader, sociólogo y cientista político brasileño, es coordinador del Laboratório de Políticas Públicas da Universidade Estadual do Rio de Janeiro (Uerj).

http://alainet.org/active/75473


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

FingerReader. El anillo que ayuda a leer a personas no videntes

julio 14, 2014

Innovación
Inventaron un anillo que ayuda a leer a personas no videntes

“FingerReader” es un prototipo desarrollado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) que permite a los usuarios reconocer texto impreso y luego reproducirlo como audio en tiempo real, en lugar de utilizar el sistema braille.

Fingereader
 
Se trata de un anillo con una cámara diminuta que puede escanear a medida que el usuario señala el texto con el dedo, y obtener así su transcripción en una voz sintética.

La herramienta está pensada para personas con disminución visual y es capaz de detectar textos en superficies variadas como tarjetas de visita o el menú de un restaurante.

Durante su utilización, el “FingerReader” también detecta la velocidad de movimiento del dedo, incluso puede procesar la información si se vuelve sobre un mismo texto.

Según sus creadores, el dispositivo aun en fase de prototipo “está centrado en el desarrollo de interfaces de usuario más naturales“.

“Con esto queremos decir que los dispositivos son una extensión natural de las personas y sus comportamientos. Pensamos que llevar una cámara en el dedo índice sería una interfaz natural porque la gente naturalmente apunta a las cosas para realizar preguntas al respecto“, explicaron los investigadores del MIT.

El trabajo de investigación tuvo como objeto ayudar a personas con discapacidad visual, aunque sus creadores piensan que podrían darle otros fines al anillo.

“Podría ser utilizado para ayudar a personas que tienen problemas para pronunciar palabras, o para la traducción a otros idiomas o incluso a ayudar a niños a aprender a leer. Estamos muy interesados en explorar otras aplicaciones del dispositivo“, reconocieron sus creadores en un documento explicativo sobre la investigación.

“Cerca de 2.8 por ciento de la población mundial tiene una discapacidad visual“, explican desde el MIT para analizar el contexto en el cual se produce la innovación técnica.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Ojo con los ojos. Síndrome de visión computacional

julio 7, 2014

EL USO PROLONGADO DE PANTALLAS PROVOCA EN LA VISTA DAÑOS QUE SUELEN NO SER VINCULADOS A ESA CAUSA
El síndrome que no se ve

06–07–2014 / Entre 6 y 9 de cada diez personas que pasan horas ante las pantallas podrían padecer el “síndrome de visión computacional”. Se manifiesta con fatiga visual, dolor de cabeza, cuello y hombros, visión borrosa o sequedad en los ojos. Consejos para evitarlo.


 Por Pedro Lipcovich

LecturaojosSupongamos que el lector accede a esta nota por la pantalla de una computadora o de un smartphone: ¿hace cuánto que está frente a la pantalla? Si usa computadora, ¿está mirando en dirección horizontal o levemente hacia abajo? Si lee en su smartphone y lleva anteojos, ¿éstos fueron recetados tomando en cuenta que usa ese dispositivo?

Incluso, ¿cuánta agua tomó hoy? Estas y otras preguntas toman relevancia en caso de que padezca fatiga visual, dolores de cabeza, visión borrosa, sequedad en los ojos, dolor de cuello y de hombros.

Bajo la designación “síndrome de visión computacional” (SVC), estos síntomas generan cada vez más atención en los sistemas de salud, ya que entre el 64 y el 90 por ciento de quienes pasan horas ante las pantallas podrían padecerlos.

Y, en distintos países, sindicatos y agencias de control cuestionan a empleadores por asuntos que van desde la escasa humedad en ambientes con aire acondicionado hasta la mala disposición de los monitores.

En la Argentina, son infrecuentes las consultas por SVC pero –explicó un directivo del Consejo Argentino de Oftalmología– “el tema aparece al interrogar a los pacientes”, desconocedores de que sus síntomas son por la compu.

El Instituto Nacional para la Seguridad y la Salud Ocupacional de Estados Unidos (Niosh) precisó que los síntomas que componen el SVC se dividen en externos e internos: los externos son básicamente el “ojo seco”, e incluyen la irritación, el ardor y el lagrimeo, “usualmente cuando se lee en presencia de luz brillante o titilante y con letras pequeñas”.

Los síntomas internos incluyen “dolor de ojo, diplopía (visión doble) y visión borrosa, fatiga visual y dolor de cabeza” y se vinculan con excesiva tensión en los músculos que gobiernan el movimiento ocular.

En cuanto al “ojo seco”, una de las causas es que “cuando se lee o escribe en computadora, la frecuencia de parpadeo es menor y más irregular que cuando se lo hace sobre papel”.

La Asociación Estadounidense de Optometría (AOA) propone “hacer un esfuerzo para parpadear frecuentemente, ya que el parpadeo mantiene húmeda la superficie del ojo”.

Otro factor es la cantidad de agua ingerida: los famosos dos litros diarios sirven también para que el ojo se humedezca más. Pero todavía más importante es la sequedad ambiente, frecuente en lugares con aire acondicionado.

Otro factor es que la pantalla esté demasiado elevada: Mark Rosenfield, en un trabajo en la Revista del Colegio de Optometristas de Nueva York, señala que “como los monitores suelen usarse mirando horizontalmente, mientras que en papel se lee con la vista hacia abajo, con el monitor hay un incremento en la exposición de la córnea, que resulta en mayor evaporación de la capa de lágrimas que la protegen”.

La AOA destaca que “la pantalla debería estar en un ángulo de 15 a 20 grados por debajo del nivel del ojo: el borde superior de la pantalla, ligeramente por debajo del nivel de los ojos”.

Los papeles y materiales de referenciadeberían ubicarse por encima del teclado y por debajo del monitor. Si esto no es posible, puede usarse un atril que sostenga el documento al costado del monitor. El objetivo es que la persona deba mover la cabeza lo menos posible para ir del documento a la pantalla”. Y, ya que estamos, “limpie frecuentemente la pantalla de su computadora: el polvo y las marcas de dedos reducen la claridad”.

En los monitores, “el brillo debería ajustarse para que se asemeje al del entorno, y el contraste debe ser lo más alto posible”.

Y “la pantalla debe ubicarse de modo de evitar el reflejo, especialmente desde lámparas o ventanas: mejor usar cortinas en las ventanas y lámparas de baja intensidad. Si no hay modo de minimizar el reflejo, se debe considerar el uso de un filtro de pantalla, para disminuir la luz reflejada”.

La AOA estima que “la distancia del ojo a un monitor de pantalla plana debería ser de entre 45 y 75 centímetros”. De todos modos, “la distancia exacta debe ser tema de preferencia personal, sobre la base de los requerimientos visuales de cada uno”.

Hay observaciones específicas para smartphones y notebooks. Los primeros “pueden requerir distancias muy cortas, lo cual incrementa las demandas sobre la acumulación ocular, en especial si se mantiene durante períodos extendidos. El profesional que prescribe anteojos para ver de cerca debe preguntar y tomar en cuenta estos hechos”.

En cuanto a las notebooks, antes de decidir su compra hay que saber que “como en ellas el teclado está adosado al monitor, ofrecen menos flexibilidad para adecuar la distancia de la pantalla”.

Sucede que las pantallas agudizan problemas preexistentes: “Pequeños grados de hipermetropía o astigmatismo sin corregir, especialmente en usuarios de lentes de contacto, contribuyen al desarrollo de síntomas cuando se usa computadora”, advierte la AOA.

Y no hay que trabajar sin interrupción: la AOA requiere “períodos de descanso de 15 minutos después de dos horas de uso continuo de la computadora. Y, para que los ojos puedan reacomodarse, por cada 20 minutos de trabajo con la computadora mirar durante 20 segundos a una distancia de por lo menos 20 pies (unos siete metros)”: es la regla que llaman “20-20-20”.

Según el informe de Rosenfield, “entre el 64 y el 90 por ciento de los usuarios de computadora experimentan síntomas visuales”.

Estos tienenun significativo impacto económico”, ya que “incrementan la cantidad de errores”. Y “los daños musculares y óseos vinculados con el uso de computadora pueden representar al menos la mitad de todas las patologías laborales comunicadas en Estados Unidos”.

La prevalencia del ojo seco es mayor en mujeres que en hombres. Y el Niosh advierte que “los trabajadores de más de 40 años de edad están predispuestos a esos síntomas, porque suelen necesitar niveles e iluminación más altos que los más jóvenes”.

Ernesto Ferrer, vicepresidente del Consejo Argentino de Oftalmología, observó que el síndrome de visión computacionalno se plantea frecuentemente como motivo de consulta en los pacientes, pero, ante alguno de los síntomas que lo constituyen, cuando uno hace el interrogatorio suele aparecer que trabaja mucho tiempo con computadoras bajo condiciones que no son las mejores”.

Relacionadas:
Condiciones para trabajar – Por Pedro Lipcovich
Piedritas en los ojos – Por Pedro Lipcovich


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Mundial de Fútbol, disfrutarlo o sufrirlo

junio 12, 2014

Vamos subiendo la cuesta

 Por Mario Wainfeld

Vamosargentina12–06–2014 / Resumen ejecutivo previo: Esta columna se pronuncia a favor de quienes, voluntariamente, están dispuestos a presenciar el Mundial de Fútbol, disfrutarlo o sufrirlo, reunirse en el laburo o en el hogar al efecto. Militarlo, si viene a cuento. El goce incluye polémicas, ejercicio de la memoria, cábalas y apuestas deportivas.

Su ideario está bien expresado en tres canciones que se citan en su texto. Y en un libro que también se recomienda. Todas esas fuentes primarias están indicadas con precisión, lo que permite captar el mensaje sin leer toda la nota.

Se formulan las advertencias especialmente para quienes no desean perder su tiempo con este asunto. O, por el contrario, para quienes consideran más apremiante estudiar a fondo el fixture y reacomodar su agenda.

- – -

Primera canción: “Estava à toa na vida /O meu amor me chamou / Pra ver a banda passar / Cantando coisas de amor / A minha gente sofrida / Despediu-se da dor /  Pra ver a banda passar / Cantando coisas de amor”

“A Banda”, Chico Buarque de Hollanda

- – -

Elogio del escepticismo: Hay grandes motivos para ser escéptico respecto de los goces o ilusiones de la vida toda. La mujer maravillosa y joven que enamora y seduce hoy será, veinte años después, igual a la futura suegra.

Según indican crueles estadísticas, el joven gallardo y galante que hoy os agasaja con el correr del tiempo irá tomando el formato y los hábitos cotidianos de Homero Simpson.

Un buen asado es una ingesta formidable de colesterol y grasas, un viaje de ida a la hipertensión, sólo para empezar.

El alcohol… ya se sabe.

Como explicó el cantautor y estadista Ramón “Palito” Ortega, “todo aquello que hasta ayer nos quemaba / hoy el hastío ya le dio sabor a nada”.

Es muy infrecuente, predicó Jorge Luis Borges, que una emoción colectiva no sea innoble.

Y sin embargo, va a estar bueno amucharse con los afectos, comer algo, armar el escenario casero frente a la tele. Hay algo único en compartir un espectáculo que es juego con millones de personas, en tiempo real y en simultáneo.

Así como la comunión de un recital en vivo no equivale a escuchar un buen disco, vibrar al unísono es una experiencia masiva cualitativamente distinta a ver una serie por Netflix cuando cada individuo quiere. Se comparte el momento, se departe después, se recuerda siempre.

- – -

Segunda canción: “Gloria a Dios en las alturas / recogieron las basuras / de mi calle, ayer a oscuras / y hoy sembrada de bombillas / Y colgaron de un cordel / de esquina a esquina un cartel / y banderas de papel / lilas, rojas y amarillas”.

“Fiesta”, Joan Manuel Serrat

- – -

Criticismo futbolero: Ya en plan más futbolero señalemos reproches interesantes a los que abusan de la pasión ajena. Pero sin concederles renunciar a ella. Va una breve lista.

- Las publicidades chauvinistas y exitistas a menudo ideadas por empresas trasnacionales son un flagelo adicional de la extranjerización de la economía.

- Las modas impuestas por la globalización, que contradicen el gusto criollo. Por ejemplo, “la ola”, que es una huevada supina. O las vuvuzelas, que son más un instrumento de tortura que uno musical.

Abundan, incluso, futboleros fanáticos que se enloquecen (a veces literalmente) por los torneos locales y hacen un punto de honor en no fascinarse con la Selección. Uno de sus argumentos, que da para otros eventuales artículos, es que en estos fastos cualquiera mira y cualquiera opina. Lo cual, democráticamente, parecerá un avance pero futbolísticamente es leído como una invasión intolerable.

- – -

Tercera canción: “Por cuatro días locos / Que vamos a vivir / Por cuatro días locos / Que vamos a vivir / Por cuatro días locos / Te tenés que divertir / Por cuatro días locos / Te tenés que divertir”.

“Por cuatro días locos”, Rodolfo Sciamarella

- – -

La ilusión política: El Mundial fomenta variaciones en la agenda, suspensión de compromisos, una alineación segmentada y tarifada. La ilusión de gobernantes o políticos de toda laya es, valga la expresión, sacar partido de la victoria o de la mufa.

No es sencillo conseguirlo en sociedades de masas, con población celosa de sus intereses e inherentemente conflictivas. Menos, cree este cronista, en la actualidad de nuestro Sur con altos índices de politización, movilización y demandas.

Pero las luces amarillas (o las fantasías) siempre se encienden. Acaso una anécdota insólita, para nada promedio, sirva de fábula para ilustrar la idea. Ocurrió en el Mundial de 1982 cuando se enfrentaban Francia y Kuwait. Ganaban los galos 3 a 1, era un paseo.

Marcaron un cuarto gol, que el juez convalidó. Antes de que se reanudara el partido entró a la cancha el hermano del emir de Kuwait, presidente de la AFA de su patria. Increpó al referí, vaya a saberse qué le dijo o cómo lo amenazó… el gol fue anulado.

El partido siguió, Francia consiguió otro gol, todo terminó con goleada como debía ser. La intervención política fue por demás visible y exitosa, pero no alcanzó ni a cambiar el tablero.

Sería demasiado cotejar esa politización de la pelota, que la manchó, con otras más sutiles y, por ahí más certeras.

Pero en general (sobre eso se ha escrito abundantemente y con amplio consenso en estos días) ni un éxito ni un fracaso deportivo suelen cambiar el rumbo de la historia.

Se ha evocado que la dictadura argentina, tras dos campeonatos mundiales (el del ’78 y el juvenil del ’79) inició su curva descendente. La copa de 1986 lograda en plena primavera democrática no obstó a que el otoño llegara pronto, compilando al año siguiente Semana Santa, problemas económicos y primera derrota electoral para el presidente Raúl Alfonsín.

Tampoco es simple discernir si derrotas duras padecidas en momentos trágicos o difíciles agravan el dolor o la malaria. La Argentina, convengamos, casi nunca atraviesa tiempos apacibles.

Pero hubo dos campeonatos concomitantes con trances tremendos: la guerra de Malvinas y la feroz crisis de 2001-2002. Se llegó a ambos con equipos esperanzadores.

En 1982 este escriba no tenía espacio para desear nada. Pero veinte años después, ya mayorcito, deseó firmemente que la gloria futbolera derramara un bálsamo sobre las heridas, a sabiendas de que no las curaría.

Hubiera rezado, de ser creyente. Un pueblo abatido merecía un rato de alegría, una sonrisa en plena desolación. No pudo ser, ni una ni otra vez. ¿Esos sufrimientos acumulativos fueron más hondos que los de otros tiempos?

¿O la piel curtida los relativizó o subsumió en el dolor-país? Vaya uno a descifrarlo. Lo que sí es seguro es que en 1983 y en 2003 la participación popular y los liderazgos democráticos abrieron nuevas puertas, se pudo respirar mejor, salir desde el fondo del pozo. Perdimos feo en la cancha, ganamos en el Agora.

- – -

Libro recomendado: La anécdota del jeque se extrae del regocijante libro 100 x 100 mundiales del periodista y escritor Juan José Panno, que labura (y cómo) en este diario. El volumen (dividido en capítulos breves) rememora partidos, crónicas, hechos sucedidos fuera de la cancha, perfiles de jugadores o de equipos…

O sea, todo lo que cualquier espectador fatigará en estas semanas, contado con garbo y saber. Para leer de un saque o en el entretiempo porque el Mundial no sólo es la pulsión del presente sino la memoria de cada cual, más la histórica.

- – -

La historia grande y la menuda: México ’70 comenzó horas después del secuestro del ex dictador Pedro Eugenio Aramburu. El primer partido que llegó televisado en directo para la Argentina fue glosado por comunicados de la dictadura difundiendo rostros y nombres de fundadores de la organización Montoneros.

Londres ’66 fue concomitante con el golpe cívico militar contra el presidente Arturo Illia. Juan Domingo Perón falleció durante el Mundial de Alemania ’74. De Malvinas y la dictadura, ya se sabe.

La historia jamás se detuvo, aunque la cotidianeidad admitió recreos.

Así como nadie olvida dónde estaba cuando se enteró de cualquier hecho histórico tampoco traspapela cómo siguió cada partido, por qué medio audiovisual y con quién. Uno mismo empezó con su viejo, en el desastre de Suecia de 1958.

Fue la primera vez que vi a mi padre sufrir por el fútbol. La radio era el medio que informaba y formateaba el sentido común. Hasta 1966 inclusive las imágenes tardaron días en llegar. Para entonces el veredicto colectivo estaba firmado, inapelable. Eran los tiempos de los campeonatos morales, inventados por los relatores. La tele democratizó las lecturas.

La vida fluye y con ella los roles, Con motivo del Mundial de 1994 acompañé a mis hijos (chicos aún) en su dolor: primero con el 0-5 contra Colombia en las eliminatorias y luego cuando a Diego Maradona le cortaron las piernas. Otro aliciente para las visiones conspirativas, el último.

Quien quiera ver, que vea. Quien se subleve contra la alienación y el negocio está en su derecho. Argentina debutará en el Día del Padre, momento ideal para repudiar dos mercantilismos.

También es buena la ocasión para rejuntarse, clavarse una picada y soñar que esta vez sí estallará Messi. Los argentinos tenemos una autoestima alta o una gran capacidad reivindicativa que nos exige tener al mejor del planeta. Habrá que ver.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

“Tengo 422 amigos en Facebook y sin embargo estoy solo”

mayo 6, 2014

Corto furor en Internet sobre cómo la tecnología afecta las relaciones

El escritor y director británico Gary Turk, llama a levantar la mirada de la pantalla del celular y otros dispositivos para entablar relaciones directas con quienes nos rodean y dejar de lado la “soledad” que genera la tecnología.

Mirandoelcelular 

Más de 20 millones de personas ya vieron el corto en YouTube titulado “Look Up”, donde su creador reflexiona sobre cómo las nuevas tecnologías afectan las relaciones cotidianas.

La historia del video muestra de interacción a través de redes sociales pero la falta de la misma en la vida real, en la charla cara a cara, además de cómo los más chicos dejan los juegos de la calle por una tablet o computadora.

La idea es mostrar que las personas en la actualidad se comunican mediante dispositivos en lugar interactuar con el interrogante de si la tecnología hace que la vida pueda disfrutarse o todo lo contrario.

“Tengo 422 amigos en Facebook y sin embargo estoy solo”, comienza el relato el británico en un corto que deja expuesta la modernidad y las nuevas formas de comunicación.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.551 seguidores