Archive for the ‘Norteamerica’ Category

CFK habló frente al Consejo de Seguridad de la ONU

septiembre 24, 2014

24–09–2014, Nueva York: La Presidenta habló frente al Consejo de Seguridad de la ONU, en donde expresó que “los fondos buitre realizaron un formidable lobby en el Congreso Norteamericano” en relación al nuevo marco internacional para las reestructuraciones de deuda.

La mandataria explicó frente al Consejo de Seguridad de la ONU que los fondos buitre realizaron un lobby frente al acuerdo argentino con Irán por el memorando de entendimiento firmado en 2012, en pos de avanzar en la investigación del atentado a la AMIA.

Ahora se encuentran los cancilleres de ambos países, Irán y Estados Unidos, cuando la Argentina recibió fuertes críticas a partir de la firma de ese convenio, en el que nos acusaron de acordar con iraníes“, expresó Cristina ante los integrantes del Consejo.

A continuación, la Presidenta de la Nación se expresó respecto a los grupos violentosque establecen que hay algo que no está bien y que alimentan la lógica terrorista del crédito de sangre permanente“. La agresión en medio orientetiende a complicarse y debe parar“.
Mi país no vende ni produce armas, sino que somos un país que produce energía, que tiene petróleo. Hay que entender y saber cuáles son los elementos más adecuados para combatir el terrorismo“, finalizó Cristina.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, DURANTE LA REUNIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE NACIONES UNIDAS, DESDE NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS. 

Bueno, la verdad que saludo a todos y cada uno de los mandatarios y mandatarias, que integran este Consejo de Seguridad: vengo con algunas certezas y con algunos interrogantes, también, a participar en esta reunión del Consejo, sin lugar a dudas para aprobar la resolución que hemos acordado; sin lugar a dudas también para condenar decidida y definitivamente al terrorismo.

Mi país, la República Argentina, junto a los Estados Unidos de Norteamérica, fueron los países del continente americano, que fueron objetos de salvajes atentados terroristas: en 1992, se voló la Embajada de Israel, en Buenos Aires; en 1994, la sede de la AMIA. A partir de allí, también, tengo muchos interrogantes porque con todo esto que está sucediendo, este fenómeno que apareció ahora, el ISIS, algo desconocido el año pasado, es como que desde 1994, que sucedió esto en la Argentina, en aquel momento en mi país y en el mundo se decía que Hezbollah había sido responsable de la voladura de la AMIA; hoy Hezbollah es un partido en el país del Líbano; luego, en el año 2006, la Justicia de mi país, a raíz de la creación de una Unidad Fiscal Especial, impulsada por el Presidente Kirchner para investigar a fondo el atentado que se había producido – reitero – en 1994.

Hace 20 años, este año, que se produjo el atentado, sin que todavía se hayan podido juzgar a los culpables y a partir de esta investigación, que realizó este fiscal, decidió, el juez de la causa, imputar a ciudadanos iraníes: 8 ciudadanos que viven en Teherán.

A partir de allí, el Presidente Kirchner, primero, y quien les habla, después, desde el año 2007 hasta el año 2012, pedimos en cada una de las Asambleas que se celebraban, aquí, en Naciones Unidas, la cooperación de la República Islámica de Irán para poder interrogar a estos acusados. Es más, ofrecimos alternativas – como el caso Lockerbie – ofrecimos alternativas de un tercer país, donde ser juzgados.

Finalmente, en el año 2012, el canciller iraní nos propone una reunión bilateral, y a partir de allí se formula – en el año 2013 – un Memorándum de Entendimiento para la Cooperación Judicial entre ambos países, con el único objeto de que los ciudadanos iraníes pudieran prestar declaración ante el juez, porque en mi país no existe en el sistema judicial argentino la condena en ausencia, deben ser interrogados, deben ser juzgados y esto hace a la vigencia de la Constitución y de los derechos fundamentales.

A partir de la firma de ese convenio, tanto dentro de mi país organizaciones de la comunidad, que siempre nos habían acompañado en el reclamo de cooperación contra la República Islámica de Irán, nos acusaron de que estábamos acordando con los iraníes y realmente nos surgió una duda de que si cuando se nos reclamaba que reclamáramos cooperación al Estado de Irán se hacía con la intención realmente de lograr esa cooperación o de crear un casus belli.

Y también en este país, fundamentalmente, los denominados fondos buitres hicieron un formidables lobby ante el Congreso americano, esto puede registrarse en los sitios web de los fondos buitres, de la Task Force, en donde ponían fotos mías con Ahmadineyad, donde parecía ser y si así se lo denominaba al Estado Terrorista Islámico hasta el año pasado, era condenable hace un memorándum de entendimiento de cooperación judicial.

Con sorpresa realmente, pero no con disgusto, con sorpresa, pero no con disgusto porque nada que sea diálogo puede ser malo, nos enteramos que durante el fin de semana el jefe del Departamento de Estado de este país se entrevistó con su par iraní, en un conocido hotel de esta ciudad, a fin de abordar el problema de ISIS.

Ustedes saben que son sunitas y quienes gobiernan Irán son chiitas para ver qué grado de cooperación o de avances en el programa nuclear se podía hacer y, entonces, observo como un discurso mucho más amigable y amistoso hasta de quienes, el año pasado, se nos acusaba junto a nosotros o de haber hablado con ellos de ser terroristas. No me parece mal el diálogo y bienvenido sea; creo que el diálogo siempre es bueno entre las naciones.

Pero las preguntas que me hago, es que desde aquel atentado, de 1994; pasando por el atentado de Al Qaeda, a las Torres Gemelas, ideado y plasmado por Osama bin Laden, que tampoco surgió como un hongo después de la lluvia. Osama bin Laden fue entrenado, junto a los talibanes, para enfrentar a Rusia, durante la Guerra Fría, a Afganistán, ese extraño país, del que solamente salió vivo Alejandro Magno, como digo yo. Pero realmente la pregunta es ahora también surgió la famosa Primavera Árabe, en la cual todos eran aparentemente luchadores de la libertad, Freedom Fighters y donde a partir de la Primavera Árabe iban a surgir nuevas democracias y resulta a ser que muchos de los Freedom Fighters de la Primavera Árabe resultaron ser muchos fundamentalistas, que hoy, recibieron entrenamiento militar en esos momentos y hoy están combatiendo en el ISIS y reclutando jóvenes.

Les aclaro, como nota de color, que también he sido amenazada por el ISIS, en mi país se está investigando en la Justicia una amenaza que sobre mi persona ha hecho el ISIS. Yo realmente no creo mucho que el ISIS se ocupe de la Presidenta de la República Argentina, sinceramente lo creo así.

Y los motivos por los cuales han dicho que me han amenazado y que van a atentar contra mi vida es mi amistad con el Papa Francisco y el hecho de que reconozco y propugno la existencia de dos Estados: el Estado de Palestina y el Estado de Israel para que puedan convivir pacíficamente.

Yo he anotado, acá, algunas preguntas que me surgen, porque también en el interregno de todo esto había aparecido Sadam Hussein con armas químicas en Irak, con el cual se libró una batalla, finalmente se terminó con Sadam Hussein y luego Irak se fue complicando cada vez más, y es como que el mundo se va complicando cada vez más y que el escenario, que teníamos el año pasado, donde parece ser que lo más importante era Irán y su amenaza nuclear, ahora, ya ha dejado de ser esto y ha pasado a ser el ISIS, unos nuevos terroristas, que no sabemos quién les compra el petróleo, no sabemos quién le vende las armas, no sabemos quién los ha entrenado, porque obviamente manejan recursos económicos, manejan recursos armamentísticos, manejan recursos de difusión francamente cinematográficos, lo cual me lleva a plantear interrogantes acerca de qué es lo que está pasando y fundamentalmente de cómo hacemos para combatir eficazmente el terrorismo porque evidentemente la respuesta militar, que obviamente hay que defenderse frente la agresión, sin lugar a dudas, nadie lo pone en cuestión, está claro que la forma en que se ha venido combatiendo al terrorismo no es la adecuada porque cada vez se complica más, cada vez son más grupos, cada vez son más violentos, cada vez cuentan con más poder.

La lógica indica que si yo estuve observando una determinada metodología para combatir un problema y ese problema, en lugar de desaparecer o disminuir, aumenta y se agrava, al menos, tengo que revisar la metodología y los métodos que estoy llevando adelante porque algo no está andando bien.

No digo que tenga la verdad revelada acerca de lo que hay que hacer, no digo que tenga la certeza absoluta de cómo hay que hacerlo, lo que sí sé es que hay un viejo dicho en mi país que dice que lo único que no se puede hacer con los caníbales es comérselos.

Y me parece que lo más importante es que entendamos que la lógica del terrorismo es la de lograr una reacción exactamente  simétrica en violencia y en ataque para justificar en crédito de sangre permanente, porque por cada uno, van dos, y si le mataron dos, son tres, y si le mataron tres son cuatro, es el crédito de sangre permanente.

Y además, en un marco el de Medio Oriente, donde se sigue sin reconocer al Estado de Palestina donde hemos visto el uso desproporcionado de la fuerza contra población civil en Palestina y donde no hemos visto caer a ninguno de los líderes que tiraban cohetes para el otro lado. Al contrario, hemos visto morir niños, mujeres y ancianos inocentes. Esto sigue alimentando cada vez más a estos grupos.

Por eso digo que, más allá de esta Resolución, que compartimos, que aprobamos de ayudar, de acompañar pero, sinceramente, sería muy falsa, muy cínica si viniera a decirles acá que estamos acertando en el método. Me parece que la situación en Medio Oriente tiende absolutamente a complicarse.

Es más, como miembro de G-20, el año pasado, en San Petersburgo, no tan lejos, fue en noviembre, si mal no recuerdo, todavía no hace un año, se consideraba la posibilidad de que el gran enemigo era el gobierno de Siria y que los que lo combatían eran los Freedom Fighters.

Bueno, se ha descubierto que muchos de los Freedom Fighters ahora forman parte del ISIS. Entonces, ¿quiénes eran los que alimentaban a los opositores y les daban armas y les daban recursos como Freedom Fighters, luchadores de la libertad?

Entonces, creo que replantearse un montón de cosas, sobre todo aquellos que cuentan con mucha información, mucha más información por supuesto de la que cuento yo como Presidenta de la República Argentina, ustedes se imaginarán que mi país no produce armas, no vende armas, al contrario, tenemos que comprar petróleo porque nos falta energía, aunque tenemos un gran yacimiento que nos convierte en el futuro en grandes proveedores…y no sé si alegrarme cuando digo esto porque cada país que tiene gas y petróleo tiene grandes problemas.

Pero lo cierto es que somos un país que no produce armas, somos un país que compra energía, somos un país que no cuenta con toda la información que cuentan las grandes potencias.

Pero muchas veces, creo que, además de contar con información, hay que entender lo que pasa en cada sociedad, en cada pueblo y tratar de ver cuáles son los instrumentos más adecuados para combatir en serio al terrorismo.

Porque no sería nada extraño que el año que viene, en el 2015, haya desaparecido el ISIS y haya aparecido cualquier otro grupúsculo con algún nombre extraño, con actitudes todavía más virulentas y más violentas, bueno, y, finalmente, no hagamos más que profundizar.

También para finalizar, Presidente, no se preocupe que ya termino, creo que también una cuestión fundamental en esta lucha, es el respeto por los derechos humanos.

Y lo hablamos por qué. Lo hablamos desde un país que sufrió una dictadura genocida sin precedentes y que también actuó una Justicia sin precedentes, acá no hubo necesidad de hacer un Tribunal de Núremberg ni de recurrir a juzgar a los dictadores al Tribunal de La Haya, fue la propia Argentina, nuestro propio sistema judicial, el que enjuició y condenó a quienes habían sido responsables, inclusive también, de la muerte de ciudadanos y ciudadanas francesas, como las monjas francesas, y ciudadanas suecas también desaparecidas.

Con lo cual, creemos que tenemos algunos antecedentes para poder hablar de la necesidad de que la lucha esta se lleve a cabo en un marco de juridicidad y de respeto a los derechos humanos que nos garanticen precisamente, no seguir retroalimentando el monstruo.

Muchas gracias, señor Presidente.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK habló en la 69º de la Asamblea General de la ONU

septiembre 24, 2014

24–09–2014, Nueva York: La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, inició su discurso pasadas las 15.30 de la tarde, y saludó a todos los dirigentes presentes comentando “el momento especial que está pasando el mundo, pero sobre todo que está atravesando nuestro país“.

Al explicar la continuidad de la deuda externa argentina, adquirida por una Dictadura Militar cruenta, la mandataria señaló el modelo de desarrollo y crecimiento que desde el 2003el Gobierno viene sosteniendo, a través de la adopción de políticas de inclusión y de desendeudamiento a través de pagos a los organismos multilaterales y acreedores“.

Argentina ha pagado más de 190.000 millones de dólares, porque reestructuramos la deuda a través de dos canjes de deuda en 2005 y 2010“, expresó la mandataria y aclaró que el país pagó totalmente la deuda del Fondo Monetario Internacional. También mencionó los juicios del CIADI, iniciado “por acción de gobiernos anteriores que terminaron en el tribunal del Banco Mundial, así como la recuperación del 51% de la empresa petrolera Repsol“.

A la hora de destacar el leading case relacionado al conflicto con los fondos buitre, la Presidenta aclaró que los “fondos buitre son indignos moralmente, y hoy Argentina con la complicidad del sistema judicial de Estados Unidos está siendo acosada por los que no entraron a la reestructuración del 2005“.

Espero que para el año que viene podamos “haber construido el marco regulatorio para que a ningún otro país le pase lo que le está pasando a Argentina, que va a pagar su deuda pese al acoso de los fondos buitre“. Los fondos buitre, sumó la mandataria “desestabilizan la economía, casi llegando a un terrorismo económico y financiero provocando hambre y miseria a partir del pecado de la especulación“.

El apoyo a la posición argentina en la disputa con los fondos buitre incluye una innumerable cantidad de declaraciones de premios Nobel de Economía, líderes políticos y empresarios, además del respaldo de las naciones del G77+China, la UNASUR, el Mercosur, representaciones gremiales de todo el mundo y, por si fuera poco, del propio Papa Francisco.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, DURANTE UNA LA ASAMBLEA GENERAL DE NACIONES UNIDAS, DESDE NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS. 

Querida presidenta, querida compatriota; señoras y señoras jefes y jefas de la distintas delegaciones, que conforman Naciones Unidas: quiero dirigirme a ustedes en un momento muy particular no solamente del mundo, sino también de mi país, quiero comenzar reflexionando sobre las palabras con que abrió esta Asamblea, número 69, su secretario general, el señor Ban Ki-Moon, repasó parte o gran parte de los problemas, de las tragedias, de las calamidades que hoy conmueven al mundo y creo – si mal no recuerdo – que textualmente afirmó que “estas turbulencias – así las definió – que hoy sacuden al mundo ponen en peligro la multilateralidad”.

Yo creo sinceramente que gran parte de los problemas que hoy tiene el planeta, en lo económico y financiero, en materia de terrorismo y de seguridad, en materia de fuerza e integridad territorial, en materia de guerra o de paz se debe precisamente a lo contrario, a la ausencia de una multilateralidad efectiva, concreta y democrática.

Por eso, quiero especialmente, hoy, comenzar agradeciendo y felicitando a esta Asamblea General por la sanción de la resolución, número 68/304, que se produjera, el pasado 9 de septiembre, por la cual se decidió, por fin, por amplia mayoría de 124 votos positivos abocarse, esta Asamblea, a la construcción de una Convención Multilateral, que genere un marco jurídico regulatorio, en materia de reestructuración de deudas soberanas, de todos los países. (APLAUSOS).

Una tarea que nos debíamos, yo he concurrido a estas Asambleas, desde el año 2003: primero, como Senadora; luego – a partir del año 2007 – como Presidenta y siempre veníamos reclamando la reformulación de los organismos de los Consejos de Seguridad, como también del Fondo Monetario Internacional.

Partíamos de la experiencia de lo que le había sucedido a la República Argentina, mi país, hoy me atrevo a decir en este contexto internacional y global, mi país, la República Argentina es un triple leading case en materia económica financiera; en materia de terrorismo y seguridad y también en materia de fuerza e integridad territorial.

En lo primero, en lo que hace a una crisis económica y financiera, que se disparó para el resto del mundo, a partir del año 2008, y que aún persiste y que ahora comienza a amenazar a las economías emergentes, quienes hemos sostenido, durante la última década, el mayor crecimiento económico.

Me refiero que esa crisis, del año 2008, mi país la vivió en el año 2001, cuando se produjo el default de deuda soberana más importante del que se tenga memoria.

En aquel momento, la República Argentina había logrado con la anuencia también de los organismos multilaterales, porque cuando se debe, señores, el 160 por ciento del PBI, la culpa no es solamente del deudor, sino también de los acreedores.

Y desde la dictadura, del 24 de marzo de 1976, pasando por la etapa del neoliberalismo, en la cual la Argentina era presentada como una alumna dilecta en las asambleas del Fondo Monetario Internacional, finalmente acumuló una deuda sin precedente, que la hizo implosionar, no sólo en términos económicos, sino también en términos políticos. Llegamos a tener cinco presidentes, en una sola semana.

Allí nadie se hizo responsable de lo que había pasado en la Argentina, nuestro país tuvo que arreglarse como pudo y en el año 2003, un Presidente – que había llegado al gobierno únicamente con el 22 por ciento de los votos – a los pocos meses de asumir se presentó, en esta Asamblea, y sostuvo que era necesario generar un modelo de crecimiento y desarrollo para el país, para que la nación pudiera hacer frente a sus deudas.

Porque sostuvo – en una metáfora más que interesante – que los muertos no pagan sus deudas y que es necesario que los países puedan vivir, desarrollarse y que ese nivel de deuda – vuelvo a repetir- 160 por ciento del PBI – no era solamente responsabilidad del país; que asumíamos como país el haber adoptado políticas que nos habían impuesto; que asumíamos nuestra responsabilidad, pero que también pedíamos y pretendíamos que los organismos multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional y los propios acreedores, que había prestado a tasas usuarias, en aquel momento, y se les reconoció hasta el 14 por ciento en dólares, a quienes depositaban en la República Argentina, también asumieran parte de la responsabilidad de ese endeudamiento.

Y ese hombre, que asumió con el 22 por ciento de los votos; el 25 por ciento de desocupación; con el 54 por ciento de pobreza y 27 por ciento de indigencia; sin educación; sin salud; sin seguridad, al cabo del tiempo con un modelo de desarrollo y crecimiento, pudimos no solamente generar millones de puestos de trabajo, millones de nuevos incluidos en el sistema previsional, jubilados y pensionados; generar una participación de 6 puntos del Producto Bruto, destinado a la educación; destinar ingentes sumas de dinero a la infraestructura del país, en materia de caminos, escuelas, centrales nucleares, centrales hidroeléctricas; generación de redes de agua, de gas de electricidad, que hoy cruzan todo el país, en un proceso de inclusión social sin precedentes, que nos hizo reducir la pobreza y la indigencia a un solo dígito y que hoy el propio Fondo Monetario Internacional reconoce, que el crecimiento económico, realizado por la Argentina – entre el año 2004 y 2011 – es el tercero, a nivel global, en calidad de crecimiento; solamente superados por Bulgaria y por China, siendo –en la región latinoamericana – hoy el de mejor calidad de crecimiento y también el de mejor poder adquisitivo del salario de nuestros trabajadores y del mejor ingreso previsional.

Y todo esto lo hemos logrado, también, haciéndonos cargo de la deuda, que otros generaron. Porque bueno es también recalcarlo, que nuestros gobiernos no fueron los que declararon el default, tampoco fueron los que lo endeudaron, fuimos – sencillamente – los que nos hicimos cargo, como correspondía y pagamos, desde el año 2003 a la fecha, más de 190.000 millones de dólares.

Repito la cifra: más de 190.000 millones de dólares porque reestructuramos la deuda defaulteada con el 92, 4 por ciento de los acreedores, en dos canjes de deuda: uno, el que realizó el Presidente Kirchner, en el año 2005; otro, el que realizó esta Presidenta, en el año 2010.

Lo cierto es que logramos que el 92,4 por ciento de los acreedores de la Argentina regularizaran su situación y desde allí se comenzó a pagar regularmente. No solamente allí, sino que también pagamos totalmente la deuda con el Fondo Monetario Internacional, que venía sosteniéndose con bicicleta financiera permanente, a través de los denominados stand by y pudimos cancelar también la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

También, hace pocos meses, concluimos la negociación de una deuda, que databa del año 1956, con el Club de París.

Para que ustedes tengan una idea, esta Presidenta tenía tres años cuando esa deuda comenzó a generarse, y el ministro de Economía de mi país, que discutió la reestructuración y la renegociación de esa deuda con el Club de París no había nacido, en el año 1956, y sin embargo llegamos a un acuerdo con 19 ministros de Economía, de la Unión Europea, para finalmente reestructurar la deuda y ya pagamos la primera etapa, de 642 millones de dólares.

Tampoco termina allí, logramos también regularizar la situación de los juicios del CIADI, en el Banco Mundial, juicios que realmente habían comenzado, no por actos o acciones cometidos, durante nuestros gobiernos, sino por acciones de gobiernos anteriores, que terminaron demandándose ante el tribunal, del Banco Mundial, también allí lo solucionamos, como también llegamos a un arreglo con Repsol, cuando decidimos recuperar el control de nuestros recursos energéticos y expropiamos el 51 por ciento de las acciones de la empresa petrolera, también reestructuramos esa deuda y llegamos a un acuerdo.

Todo esto lo hemos hecho, además, con recursos propios, sin acceso al mercado de capitales, porque la Argentina – producto del default, del año 2001 – tenía vedado el acceso a los mercados de capital. Fíjense ustedes, un proceso de inclusión social sin precedentes y por qué digo sin precedentes.

Sé que algunos en mi país dirán que hubo durante de la década de los cincuenta, procesos de inclusión similares, pero ¿saben cuál es la diferencia?, que nosotros ese proceso de inclusión lo iniciamos desde la bancarrota total y absoluta, en pleno default.

Logramos remontar el default, logramos incluir a los argentinos, logramos crecimiento social con inclusión, logramos desendeudarnos y hoy, además, tenemos una ratio de deuda de las más bajas del mundo.

¿Y dónde está el otro leading case del que quería hablarles? Lo que pasa ahora, con la aparición de los denominados fondos buitres.

No es un término acuñado el de los fondos buitres por ningún líder populista sudamericano, tampoco es un término acuñado por ningún gobernante africano, pese a que los países del África también han sido grandes víctimas de estos fondos buitres.

Uno de los primeros dirigentes, a nivel global, que los mencionó fue en esta Asamblea, en el año 2002, el entonces primer ministro inglés, Gordon Brown, puede estar la versión taquigráfica para ser controlada y registrada, donde los mencionó como algo indigno moralmente que restan esfuerzos a todos los países para hacer frente a los verdaderos problemas de la pobreza, de la salud y la educación.

Y hoy, Argentina con la complicidad del sistema judicial, de este país, está siendo acosada por estos fondos buitres.

¿Quiénes son estos fondos buitres? El 1 por ciento de los que no entraron a la reestructuración que hicimos en el 2005. No podían entrar porque recién habían comprado bonos, en el año 2008. Ustedes saben son fondos que se especializan – su nombre así lo indica- en comprar fondos o títulos de países que han defaulteado su deuda o están próximos a hacerlo para, luego, no ir a reclamárselo al país, sino entablar juicios en distintas jurisdicciones y obtener ganancias exorbitantes.

Yo no hablaría de ganancias, porque lo que se le ha reconocido a ese 1 por ciento en un juicio aquí, en la jurisdicción de Nueva York, ha sido un tasa de 1.608 por ciento, en cinco años, en dólares.

Díganme ustedes, si hay alguna empresa, si hay algún emprendimiento, algún inversionista que logra una rentabilidad en dólares, de más de 1.600 por ciento, apenas en 5 años.

Por eso, el nombre de fondos buitres y hoy están obstruyendo el cobro de quienes confiaron en la Argentina, de ese 92,4 por ciento y por eso yo celebro que esta Asamblea haya tomado el toro por las astas y espero que, entre este año y el próximo, antes que se celebre nuevamente la Asamblea General del 2015, hayamos podido construir, porque de eso se trata: de un ejercicio de multilateralismo activo y constructivo, hayamos podido arribar a ese marco regulatorio de reestructuración de deuda soberanas para que ningún otro país, le pase lo que hoy le está pasando a la Argentina, un país que tiene capacidad de pago, voluntad de pago y que va a pagar su deuda, pese al acoso de estos fondos buitres. (APLAUSOS).

Fondos buitres que además amenazan y hostigan con acciones sobre la economía de nuestro país, provocando rumores, infamias y calumnias desde lo personal hasta lo económico y financieros, de modo tal de actuar como verdaderos desestabilizadores de la economía, casi una suerte de terrorismo económico y financiero.

Porque no solamente son terroristas los que andan poniendo bombas, también son terroristas económicos los que desestabilizan la economía de un país y provocan pobreza, hambre y miseria, a partir del pecado de la especulación y es algo que debemos decirlo con todas las letras.

Por eso, abogamos fuertemente porque ese convenio multilateral alumbre con prontitud, con celeridad. No por la Argentina, sino por el resto del mundo y porque además creemos que un equilibrio económico y financiero, que ataque las desigualdades económicas y sociales entre los países y adentro de cada una de las sociedades va a ser también un gran antídoto contra aquellos que reclutan jóvenes.

Porque no tienen esperanzas, porque no tienen futuro y los enrolan en cruzadas locas que luego todos tenemos que lamentar. No podemos solamente ver la superficie de los fenómenos, tenemos también que adentrarnos profundamente en las causas que movilizan.

Y también hablaba de mi país como un triple leading case también en materia de terrorismo y seguridad. Y también mi país, el único país junto a Estados Unidos de Norteamérica en todo el continente americano, que fue objeto de atentados terroristas, dos atentados terroristas. Uno en el año 92, cuando se voló la Embajada de Israel y, segundo, en 1994, cuando se voló la sede de la AMIA. Este año se cumplen 20 años de la voladura de la AMIA.

Y me atrevo a decir frente a esta Asamblea y con la presencia de algunos familiares de las víctimas que siempre nos han acompañado, que el gobierno que encabezó el presidente Kirchner, fue el que más profundizó y el que más hizo por develar quiénes eran los verdaderos responsables, no solamente porque abrió todos los archivos de inteligencia de mi país, no solamente porque creó una unidad fiscal especial de investigación, sino también porque reclamó cuando en el año 2006 la Justicia de mi país acusó a ciudadanos iraníes de estar implicados en la voladura de la AMIA, fue el único presidente y luego también yo, que se atrevió a proponer, a pedir a la República Islámica del Irán, que colaborara, que prestara cooperación con la investigación.

Este pedido se produjo intermitentemente desde el año 2007 en adelante, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011 hasta que finalmente, la República Islámica de Irán accedió, porque antes ni siquiera podíamos tenerlo como parte de la agenda, accedió a una reunión bilateral que luego se llevó adelante y que motivó la firma entre ambos países de un memorándum de entendimiento de cooperación judicial. ¿Para qué? Para lograr que los ciudadanos iraníes que estaban acusados y que por supuesto viven en Teherán, en la República Islámica de Irán, pudieran declarar ante el juez.

¿Qué pasó cuando firmamos este memorándum? Pues pareció que se desataron los demonios internos y externos.

Las instituciones de origen judío que nos acompañaron todos los años, se volvieron de repente en contra, todos los años nos habían acompañado aquí a pedir la cooperación.

Cuando se decide hacer la cooperación a través del instrumento, nos acusan de complicidad con el Estado de Irán. Lo mismo sucedió aquí en este país cuando los fondos buitres hicieron lobby ante el Congreso americano diciendo que nosotros éramos socios de la República Islámica porque en ese momento no se le decía República Islámica como le dicen ahora, se le decía por algunos el Estado Terrorista de Irán.

Hicieron lobby e inclusive en sus sitios de la web colocaban fotos mías junto a las del entonces presidente Ahmadineyad como si fuésemos socios.

Hoy, esta semana, nos venimos a enterar que en un emblemático hotel de esta ciudad, el Waldorf Astoria, se reúne el Canciller de este país, el jefe del Departamento de Estado con su par iraní. No tenemos críticas para ellos, al contrario, todo lo que sea diálogo, todo lo que sea entendimiento nos parece muy bien.

Lo que sí nos gustaría preguntarles a los que acusaban a Irán y los calificaban de terroristas y el año pasado, no estoy hablando de hace un siglo, el año pasado, qué dirán hoy, qué dirán hoy los que el año pasado también cuando hablaban de los que hoy conforman el ISIS, muchos de los que eran denominados como freedom fighters, que peleaban en Siria contra el gobierno de Al Asad, hoy forman parte del ISIS.

Y yo creo que acá está el otro problema que tenemos frente a la inseguridad y frente al terrorismo. Que desde las grandes potencias se cambia con demasiada facilidad el concepto de amigo-enemigo o de terrorista-no terrorista.

Y el problema es que tenemos que definir de una buena vez por todas, que no podemos seguir utilizando a la política internacional o a la posición geopolítica para poder dirimir posiciones de poder.

Y lo digo desde ser una militante contra el terrorismo internacional e, inclusive, como nota de color, se está tramitando también en la Justicia de mi país una amenaza que me ha llegado aparentemente del ISIS por dos razones: una, por mi cercanía con Su Santidad, el Papa Francisco, y, la otra, porque reconozco la necesidad de la existencia de dos Estados como es el de Israel y el de Palestina.

Que dicho sea de paso, vuelvo a reclamar, por favor, a esta Asamblea, el definitiva reconocimiento de Palestina como un Estado más integrante pleno de esta Asamblea. (APLAUSOS)

Allí vamos a empezar a desatar alguno de los nudos gordianos, no hay un solo nudo gordiano, son varios. Allí vamos a empezar a desatar alguno de los nudos gordianos de la cuestión de Medio Oriente.

El reconocimiento del Estado de Palestina, el derecho de Israel a vivir en sus fronteras, pero también el derecho de Palestina a que no se utilice contra ellos el uso desproporcionado y desmedido que ha provocado la muerte de cientos de niños y mujeres, cosa que condenamos como condenamos también a aquellos que atacan con misiles a Israel.

Fundamentalmente, creemos que en épocas de buitres económicos y halcones de la guerra, necesitamos más palomas de la paz para construir un mundo más seguro, necesitamos más respeto al derecho internacional, necesitamos más igualdad de tratamiento entre los que estamos aquí sentados.

Porque también escuché por parte de un mandatario hoy por la mañana, hablar del uso de la fuerza para atentar contra la integridad territorial o para no respetar la integridad territorial de un país.

Aquí también la República Argentina es leading case, porque también tenemos pendientes de hace más de cien años con el Reino Unido el reclamo de soberanía y el reclamo de esta Asamblea para que se siente el Reino Unido con Argentina a discutir la cuestión soberana de Malvinas. Allí nadie se preocupa, allí no hay ningún veto del Consejo de Seguridad.

Porque lo que pasa es que la Argentina no forma parte del Consejo de Seguridad ni de la naciones que deciden en el mundo. Y mientras esto suceda, mientras valga más el voto de los cinco permanentes que estén sentados en el Consejo de Seguridad, que el voto de la Costa de Marfil o de Ghana o de Kenia o de Egipto o de Uganda o de Argentina o de Bahréin o de Emiratos Árabes, nada se va a solucionar. Solamente serán discursos que daremos acá todos los años sin que arribemos a ninguna solución. (APLAUSOS)

Debemos luchar, esta Asamblea debe retomar los poderes que ha delegado, poderes que ha delegado en un Consejo que luego casi parece una paradoja, la Asamblea tiene que pedirle permiso al Consejo para ver qué es lo que decide o si entra algún miembro. Cuando debemos rescatar que esta Asamblea, la soberana, la de Naciones Unidas, donde cada uno de nosotros valemos un voto, la verdadera democracia global.

Cuando esta democracia global se cumpla a rajatabla, no digo que se va a solucionar absolutamente todo, pero creo que va a haber principios de solución.

Yo no soy ni pesimista ni optimista, quiero ser realista. En todo caso, entre el pesimismo y el optimismo, elijo siempre el optimismo, pero con realismo, porque el optimismo sin realismo, o es ingenuidad o es cinismo. Y no quiero ser ingenua ni cínica frente a todos ustedes.

Quiero decirles realmente lo que pensamos desde mi país, desde ese lugar que viene reclamando desde hace mucho tiempo la reforma de organismos de seguridad, la reforma del Fondo Monetario Internacional.

Fíjense ustedes, en el año 2003, parecía casi imprescindible reformar el Fondo Monetario Internacional. Hoy ya casi nadie se acuerda de pedir la reforma del Fondo Monetario Internacional porque ha perdido protagonismo en todas las decisiones.

Es más, el propio Fondo Monetario Internacional y su titular y otra extitular como Anne Kruger, están pidiendo también una regulación en la forma de reestructurar las deudas soberanas.

Porque mientras no haya un tratado internacional aprobado por esta Asamblea, por más cláusulas que impongan las reestructuraciones, nunca faltará algún juez como Griesa, en algún lugar del mundo que diga que eso no vale nada y quiera aplicarle a un pobre país tasas usurarias para desangrarlo.

Es eso lo que está pasando, porque en definitiva, me parece que lo que se quiere tirar abajo, es la reestructuración de la deuda soberana que con tanto trabajo hemos realizado el pueblo argentino.

Yo quiero también, porque antes de venir aquí estuve en Roma entrevistándome con otro compatriota que hoy ocupa un lugar de fuerte liderazgo, no solamente religioso, sino también moral y de ejemplo, y quiero traer fundamentalmente el mensaje de paz, de construcción de la paz.

Si queremos realmente combatir el terrorismo, trabajemos por la paz; no se combate el terrorismo haciendo sonar los tambores de la guerra. Al contrario, es lo que quieren precisamente, una reacción simétrica para que entonces…a comenzar la rueda, siempre haya un crédito de sangre que reclamar.

Por eso creo que es importante que reaccionemos profundamente acerca de estas cuestiones. Y traerles, por sobre todas las cosas, la certeza de que si esta Asamblea, si estas Naciones Unidas recupera su liderazgo, si esta Asamblea recupera su mandato ante la inobservancia por parte de muchísimos países de los derechos internacionales que sí le aplican a otros pero que no reconocen para ser aplicados a ellos mismos, estoy segura que habremos contribuido fuertemente en la construcción de la paz, en la lucha contra el terrorismo en la cual nadie va a estar ausente pero, fundamentalmente, en dejarles a nuestros hijos un mundo mucho mejor del que hoy tenemos.

Porque y para finalizar, quiero recordar que el año pasado, los problemas eran otros, el año pasado se hablaba de otros problemas y de otros peligros en materia de seguridad.

Hoy han cambiado, los que ayer eran malos, hoy no parecen tan malos; los que ayer tenían que ser invadidos y arrasados, hoy parece ser que están colaborando para el ISIS desaparezca.

Y mañana, primero fue Al Qaeda, y pregunto yo Al Qaeda y los talibanes, dónde aparecieron, de dónde sacan las armas, de dónde sacan los recursos. Mi país no produce armas, quiénes son los que les venden las armas.

Luego aparecieron los que iban a ser la Primavera Árabe y que finalmente resultaron no ser tan primavera, sino más bien algo de otoño y casi un invierno, en el cual pasaron de luchadores por la libertad también a personas que, bueno, que merecían ser perseguidas y encarceladas.

Ahora es el ISIS, este nuevo engendro que ha aparecido terrorista degollando gente por televisión en verdaderas puestas en escena que uno se pregunta cómo, desde dónde, porque permítanme, me he tornado absolutamente desconfiada de todo después de ver todas las cosas que han pasado.

Y que las cosas que pasan por televisión en las series que tanto nos entretienen y nos divierten, son pequeñas ficciones al lado de la realidad que tenemos que vivir hoy como mundo.

Por eso, es bueno que nos preguntemos cómo va in crescendo esto y cómo van surgiendo cada vez más y mayores problemas, que le hacen decir al Papa que estamos viviendo prácticamente una tercera guerra.

Es cierto, una tercera guerra que ya no es de las guerras convencionales que vivimos en el siglo XX, sino que son guerras focales en donde realmente las únicas víctimas terminan siendo las poblaciones civiles.

Por eso, dentro de unos instantes, en el Consejo de Seguridad en el cual temporalmente formamos parte, queremos plantear algunas de estas cosas, algunos interrogantes.

No tenemos certezas, no tenemos verdades absolutas, pero tenemos muchos interrogantes y queremos preguntárselos a aquellos que poseen mucha más información que nosotros, muchos más datos que nosotros, que cuentan con redes de información mucho más profundas que mi país.

No sea cosa de que de tanta información, de tantos datos se tenga mucha información pero realmente se sepa mucho, pero realmente se comprenda poco de lo que pasa. Porque hay que comprender lo que está pasando para poder encarar una resolución definitiva.

Agradezco profundamente una vez más la voluntad política de los países, de los 124 países que acompañaron la Resolución 68/304.

Sé, como todos lo saben, de que hubo presiones también para que no tuviéramos ese número o para que no hubiera votación, pero creo que el ejercicio del multilateralismo práctico, efectivo y democrático de esa Resolución, demuestra que no todo está perdido.

Por el contrario, está en las manos de cada uno de nosotros, de cada uno de nuestros países abordar la solución real y efectiva de los problemas que hoy tiene el mundo.

Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Reunión con dirigentes de centrales gremiales internacionales

septiembre 22, 2014

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, DURANTE UNA REUNIÓN CON SINDICALISTAS INTERNACIONALES, DESDE NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS. 

22–09–2014 / En principio, muy buenas tardes a todos y a todas: quiero agradecer a las representantes y a los representantes sindicales más importantes, a nivel global, algunas como Sharan, con la que ya hemos estado reunidas, junto a otros sindicalistas, en diversas oportunidades, y yo quisiera, en este lugar, que también tiene una connotación, este espacio no solamente del Consulado, sino este salón, en especial, yo vine a hablar en este salón como candidata a Presidenta, en el año 2007, me acompañaba Daniel Filmus, que era el ministro de Educación del Presidente Kirchner y habíamos convocado, en este lugar, a científicos y científicas argentinas, que se habían ido del país, en diferentes etapas históricas, algunos durante la dictadura, por motivos de persecución política; otros, con las diferentes crisis económicas, a partir de la falta de oportunidades, y porque, inclusive, durante la década de los 90 a nuestros científicos y científicas se los había mandado a lavar los platos.

En definitiva, nos encontramos con ellos, en aquella oportunidad, e intercambiamos muchísimas opiniones y creo que allí fue donde yo anuncié que iba a crear el ministerio de Ciencia y Tecnología, cosa que hice ni bien asumí como Presidenta. Y había un nuevo científico, que estaba, que me vino acompañando y que era el titular de la Agencia de Inversiones, del ministerio de Educación, un científico como Lino Barañao, convertido en ministro de Educación.

Yo quiero comenzar con lo que dijo Sharan, ella habló de un virus y todos nos referimos a este episodio de la Argentina con los fondos buitre, que es que leading case, en Argentina, pero este virus no apareció, ahora, este virus, bacterias o como quieran llamarlos, comienza cuando el neoliberalismo implanta en el mundo, caído el Muro de Berlín, la ideología que se había acabado la historia y que no había otro modelo de desarrollo que el que planteaba ese neoliberalismo que significaba la Teoría del Derrame, derrame que nunca llega, el achicamiento de las conquistas sociales, porque esto daba competitividad a la economía y comienza una transformación.

Ustedes fíjense que durante la década de los 90, surgen los denominados bancos de inversión. Hasta ese momento los bancos eran comerciales, bancos que intermediaban en el mundo de la economía y que es correcto, a través del crédito, para las empresas, para generar trabajo, para que las empresas puedan crecer, tener mayor rentabilidad y si tienen mayor rentabilidad puedan invertir más, un desarrollo de un capitalismo normal.

A partir de la generación y la aparición de los denominados bancos de inversión comienzan a generarse lo que se llaman los derivados financieros, y que vienen a contrariar la esencia misma del capitalismo. ¿Por qué? Porque el capitalismo, se lo mire desde la ideología que se lo mire, necesita per se articular la fuerza de trabajo y la fuerza del capital.

El dinero para poder reproducirse tiene que pasar por el circuito del trabajo, o sea de la producción de bienes, de servicio, de innovación, de tecnología, de investigación, porque el dinero no se reproduce a sí mismo porque alguien apuesta sobre un modelo o un diseño financiero que no tiene ningún sustento ni ningún anclaje en la producción de ideas, de trabajo físico, de cosas, de bienes, vuelvo a reiterar y yo creo que ahí comienza y empieza una suerte de degeneración cada vez más grande del sistema, hasta llegar ya al caso de los fondos buitre, que son su máxima expresión.

¿Por qué es su máxima expresión? Porque directamente ya ni siquiera invierten en derivados financieros, ya ni siquiera son bancos de inversión que asesoran para que se compren bonos, en tal parte, o asesoran fondos de pensión o invierten en fondos de pensión.

No, simplemente están esperando los fondos buitre que un país esté al borde del default, que alguien se esté muriendo, como cuando los buitres revolotean, para comprar títulos de ese país, a muy escaso precio; si el valor nominal de ese bono es 100 pesos, lo compran a 8 pesos, a 7 pesos, a 5 pesos y luego, ni siquiera, les interesa ir a reclamarlo al país, en una reestructuración de deuda, sino ir a litigar, a hacer juicios para luego obtener – y acá quiero detenerme, en lo que hablaba Víctor Báez – que se refería a eso de ganar rápidamente.

No estamos ante un problema de ganancia rápida, estamos ante un problema de usura internacional, que es otro tema totalmente diferente.

Yo tampoco voy a ser tan ingenua de pensar que las empresas no quieren ganar rápidamente y que cada una quieren recuperar lo más rápidamente el capital que han invertido. Podemos discutir si esto es ético, si no lo es, si me gusta, si no me gusta, pero esto sucede.

Acá no estamos ante esto, porque para que ustedes tengan una idea, la Argentina, que reestructuró el 92,4 por ciento de su deuda soberana, ha pagado – desde el año 2003, a la fecha – 190.000 millones de dólares, repito la cifra: 190.000 millones de dólares, entre tenedores de bonos, deuda que no había sido defaulteada, que estaba performing, y también organismos multilaterales, o sea ha cumplido rigurosamente sus obligaciones, tanto la que reestructuró Néstor Kirchner, con el 76 por ciento, en el año 2005, como la que me tocó completar a mí, con el 92,4 por ciento, en el año 2010, o sea es con una rentabilidad más que atractiva.

Por ejemplo alguien que ingrese, si hoy el señor Paul Singer, o cualquiera de los fondos, que están haciendo juicio ingresarán a la Ley de Pago Soberano, que hoy ha sido abierta para el cien por cien de los acreedores, inclusive aquellos que tienen entablado juicio contra la Argentina, cosa que no sucedía ni en el canje 2005, ni en el canje 2010, porque en esos canjes si alguien tenía juicio contra la Argentina debía renunciar al juicio y recién podía renunciar al canje.

Ahora no, aún con juicio pueden ingresar al canje. Ahora, de ingresar al canje obtendrían – en dólares – una rentabilidad, aproximada a partir de los 48 millones de dólares, que invirtieron, cuando compraron esos bonos ya defaulteados, la mayoría, en el año 2008 una ganancia, en dólares – desde el año 2008 a la fecha – superior al 300 por ciento.

Ustedes que tienen fondos invertidos como trabajadores en fondos de inversión díganme ¿quién les paga una renta, en ocho años, en dólares, del 300 por ciento?

¿Cuánto es la renta que le están pagando sus fondos de inversión, anuales? 4; 3; 5 por ciento, ni 5 por ciento, le deben estar pagando un 3 ó un 2 por ciento anual.

Bueno, estos fondos, con lo cual estoy hablando de cosas concretas, no estoy hablando ni de teoría, ni de ingenuidades, ni de utopías, estoy hablando de números.

A ustedes, los trabajadores, sus fondos de pensión, les pagan un interés, anual, en dólares, del 2 ó 3 por ciento. Bueno,  acá de ingresar al pago soberano estarían cobrando más de 300 por ciento de rentabilidad, con lo cual vemos que en realidad el problema es, primero, de usura, pero yo creo que va más allá de eso.

Yo creo que, además, Argentina ha demostrado, en estos diez años, porque hemos pagado 190.000 millones de dólares y hemos desarrollado un modelo de inclusión social y de reindustrialización del país que nos ha permitido superar la crisis, que provocó precisamente el altísimo endeudamiento, que llegó a ser del 160 por ciento del PBI; generar millones de puestos de trabajo; con la última moratoria previsional podemos decir que el cien por cien de las personas, en condiciones de obtener una jubilación o una pensión, en la Argentina, pueden acceder con un modelo de inclusión social, lo cual nos ha permitido también poder desarrollar un fuerte mercado interno.

Ha sido también muy favorable para países como Estados Unidos, y también se lo quiero decir a Cathy, para que pueda exponerlo ante sus propios compañeros. Ustedes, en estos últimos diez años, las exportaciones de Estados Unidos a la Argentina, o sea los bienes y servicios, que producen los trabajadores norteamericanos, bajo la forma de bienes y servicios, han crecido al 260 por ciento.

Vuelvo a repetir: Estados Unidos ha aumentado sus exportaciones a la Argentina un 260 por ciento, casi el doble de lo que ha aumentado sus exportaciones al resto del mundo, o sea el modelo argentino de crecimiento y desarrollo, no ha sido un mal negocio para los Estados Unidos, e inclusive el segundo inversor en nuestro país, son empresas estadounidenses y les reitero, ha crecido un 260 por ciento, con un superávit comercial de balanza – solamente en bienes – de 15.000 millones de dólares, a favor de Estados Unidos.

Si además le anexamos servicios estaríamos prácticamente en el doble de superávit comercial, algo que le conviene al país, a sus trabadores, a sus empresarios, a sus empresas, en general. Y por si esto fuera poco, la Argentina no ha crecido en sus exportaciones en igual modo a Estados Unidos, hemos crecido menos de 50 por ciento y aún tenemos fuertes barreras para-arancelarias con la carne, con los limones, en fin, proteccionismo muy desarrollado.

Ustedes saben que Estados Unidos es el país que más denuncias tiene en la Organización Mundial de Comercio por proteccionismo, sin embargo viven hablándonos del libre comercio y dándonos clases del libre comercio a todos, cosa en la cual nadie cree, ni tampoco los que lo dicen, pero – en definitiva-  nosotros tampoco les creemos, nosotros creemos en la Administración de Comercio, porque creo que es la defensa también que cada país hace de sus trabajadores, de sus empresas y de sus fuentes de trabajo.

Pero quiero reiterar esto, porque la Argentina ha revelado una voluntad de pago, como nunca antes ningún gobierno, no solamente eso, siendo Presidente Néstor Kirchner pagó y canceló totalmente la deuda con el Fondo Monetario Internacional, que venía de stand by, en stand by y cada seis meses llegaba un Virrey diferente del Fondo Monetario, a decirnos qué teníamos que hacer los argentinos, lo mal que nos portábamos los argentinos, a proponer una nueva flexibilización laboral.

Me tocó como Senadora, porque puedo hablar con conocimiento de causa, no llegué a Presidenta – como algunos creen – por estar casada con Néstor Kirchner, es más fui Gobernadora en la provincia de Santa Cruz, antes que él fuera Gobernador y me conocían más a mí como legisladora nacional, que cuando él era gobernador de la provincia de Santa Cruz, pero bueno la misoginia es la misoginia en todas partes y no podemos apartarnos.

Las compañeras me deben entender porque ellas deben haber pasado muchas veces por lo mismo, pero lo cierto es que nosotros hemos tenido una voluntad de pago muy fuerte. Veníamos de stand by, en stand by, como les venía relatando, hasta que Néstor decide cancelar la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Y ahora, recientemente, hemos también abordado el problema que teníamos con el Club de París, una deuda que tuvo su origen, en el año 1956, cuando cae – me voy a corregir el gobierno peronista no cayó, no iba en el colectivo y se cayó – cuando fue derrocado, por un golpe de Estado, el gobierno del General Perón, y a partir de allí se generó una deuda, en el año 56, con unos 19 países de Europa, y se genera lo que se conoce con el nombre de Club de París, se arrastraba desde el año 1956 esa deuda, y finalmente, este año, por instrucción de esta Presidenta, el ministro de Economía, Kicillof, se reunió con los miembros de la Unión Europea, con 19 ministros de la Unión Europea, y pudimos también encarar la negociación y ya realizamos el primer pago con el Club de París, por 642 millones de dólares.

Bueno es resaltar que todo esto: los 190.000 millones de dólares de pago, la cancelación del Fondo Monetario, el arreglo con el Club de París, la generación de millones de puestos de trabajo, de millones de jubilados, de miles de empresas, de reindustrialización del país se hizo sin acceso al mercado de capitales, o sea no nos endeudamos más, no fuimos a pedir dinero para hacer estas cosas, porque dado el default, del año 2001, no teníamos acceso al mercado de capitales, por lo cual ha sido un esfuerzo puro del conjunto de la sociedad argentina: de sus trabajadores, de sus empresarios, etc.

Y yo decía de sus trabajadores y estaba recordando, cuando era Senadora, que nos tocó atravesar, también, durante la década de los 90 y principios del año 2000, dos intentos también de la famosa Reforma Laboral, porque se cree que quitándole derechos a los trabajadores se va a poder desarrollar más la economía, cuando nadie parece querer darse cuenta que los trabajadores son, hoy, usuarios y consumidores. Y si le quitamos a los trabajadores poder adquisitivo, quién compra, quién consume y quién retroalimenta la rueda del capitalismo, que precisamente se basa en el consumo masivo.

Y ustedes lo deben saber porque en este país se inició el consumo masivo, y el hecho de que los trabajadores puedan tener buenos sueldos.  Yo recordaba el otro día en mi país que era Henry Ford, un empresario emblemático aquí en los Estados Unidos, que decía que tenía que pagarles buenos salarios a sus trabajadores para que sus trabajadores tuvieran plata para poder comprarle los autos.

Y esto puede reproducirse así hasta el infinito.

No lo creen y no lo creen por qué, porque a partir del aparecido de estos fenómenos financieros donde el capital se puede reproducir o el dinero se reproduce sin pasar por el circuito de lo humano, del hombre a través de lo que produce su inteligencia o de lo que producen sus manos o sus ideas, comienza esta verdadera distorsión. Y no estoy hablando en términos técnicos, que podríamos hacerlo, no estoy hablando en términos de buenos y malos, estoy hablando en términos estrictamente económicos.

Distorsión, por qué, porque nadie además puede creer que existan las cifras que se manejan cuando dicen tal empresa vale tanto, tal empresa vale tal otra, aquella empresa vale tal otra. Yo estoy segura que si yo quisiera de repente ir y retirar todo el dinero de un fondo de pensión en un banco, ni obtendría ni siquiera una cuarta o una décima parte de eso.

Todos sabemos que el dinero bancario nunca es el dinero físico y real, que siempre es menor el dinero físico y real. Pero acá la reproducción ha sido de tal manera, que implosionó también en el mundo en el año 2008, con las subprime, con las hipotecas, cuando cayeron bancos. No estoy hablando solamente de la Argentina.

¿Y por qué el tema de la Argentina? Porque antes pasaron muchas cosas en el mundo, crisis de la cual todavía no hemos salido, porque hoy vemos que muchísimos países tienen el mismo problema de endeudamiento.

No es casualidad que hayamos obtenido una mayoría aplastante en Naciones Unidas para apoyar la Resolución 68/304 que impulsa la creación o la sanción por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas de una convención de un tratado sobre la reestructuración de deuda soberana.

Es que hay un refrán en mi país que dice cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar. Y me parece que Argentina es un ejemplo en el cual se vieron reflejados muchísimos países del mundo, de África, de la propia Europa, donde hoy vemos que países como España, países como Inglaterra, países como Italia, están con un nivel de endeudamiento superior a su Producto Bruto Interno.

Vemos también un gran paro fundamentalmente en los sectores juveniles. El otro día cuando mantuve el almuerzo con Su Santidad el Papa Francisco, él me explicaba su inmensa preocupación y dolor por la juventud, con el promedio del 40 por ciento desocupada en Europa, el 50 en España me hablaba y todo lo que esto acarrea.

Entonces, como vemos, lo que está pasando en la Argentina, es el espejo de lo que significa la distorsión del sistema económico mundial a partir, de no ya lo financiero, sino lo netamente especulativo.

Sabemos que hay finanzas, sabemos que tienen que haber bancos, sabemos que tiene que haber rentabilidades porque el crédito también es un instrumento importante, pero acá estamos ante un modelo absolutamente depredador y por eso es un modelo buitre.

Y por eso creo que ni siquiera le conviene a los otros fondos de inversión que por allí van a generar con esto una reacción porque a muchísimos fondos de inversión invierten en empresas, en fondos de jubilados, etcétera, pero no con este ánimo, como yo digo, depredatorio.

¿Y por qué depredatorio? Porque yo creo que en realidad, como me lo dijo un importante presidente de una de las potencias del mundo que visitó hace poco mi país, me dijo “pero, Presidenta, ¿usted realmente cree que este problema es por 1.600 millones de dólares que es lo que se está demandando acá en el juzgado del doctor Griesa?”.

Me dijo “no, son dos cosas: una, escarmentar a la Argentina que tuvo un modelo de desarrollo que no se basó precisamente en las indicaciones del Consenso de Washington, al contrario, del modelo neoliberal, pero fundamentalmente porque ustedes son la segunda reserva de gas shale del mundo y la cuarta de petróleo shale del mundo”.

Además, un exfuncionario de este país, que se entrevistó con un funcionario del mío, dice que se habla ya de Argentina en algunos lugares de la administración de aquí, como una nueva Arabia Saudita, con una diferencia, no estamos en medio de ejércitos ni de guerras ni en lugares de difícil acceso, no hay enfrentamientos religiosos, somos un país y una región afortunadamente donde no hay diferencias étnicas, donde no hay diferencias religiosas, donde las diferencias son políticas y se dirimen a través de las urnas democráticamente y, además, donde hemos tenido conflictos regionales, que los hemos tenido entre países hermanos, fuimos nosotros a través de instrumentos como, por ejemplo, la UNASUR, donde pusimos resolución pacífica a esos conflictos sin la necesidad de que intervinieran ninguno de los organismos multilaterales formales existentes en el mundo.

Entonces, yo creo que lo que está pasando, por ejemplo, hoy leía un comentario de Financial Times, nadie puede pensar que el Financial Times sea un diario pro argentino, pero el Financial Times se puso a investigar cuáles eran los antecedentes jurídicos, de hecho el common law que tiene Estados Unidos, dada la jurisprudencia que había tomado la Corte de Apelaciones acá del distrito de Nueva York para rechazar la presentación del Citibank, que realmente sabe que tiene la obligación de pagar porque se le deposita el dinero para hacerlo y, bueno, nos enteramos el antecedente que se tomó para rechazar la cuestión de competencia de jurisdicción, es un caso que es ante una organización no gubernamental que defiende o que representa el interés de la gente que no quiere que se engorde en un restaurante.

Este es el antecedente que la Corte del distrito tomó como antecedente en lo que todo el mundo, no nosotros, denomina el juicio del siglo. Esto habla, por sobre todas las cosas, de la poca seriedad a los que se la pasan reclamando seriedad, de la poca juricidad y de la poca institucionalidad a los que se la pasan declamando y reclamando y demandando juricidad y respeto a las instituciones.

Por eso Argentina depositó lo que debía en el vencimiento anterior y va a volver a depositar para el vencimiento de este 30 de septiembre que son 187 millones de dólares porque hemos pagado.

Y hoy resulta que tenemos 539 millones de dólares aquí en otro lugar de Nueva York o en un banco de Nueva York que no están ni embargados ni han sido transferidos a quienes son sus tenedores porque nosotros desde el momento en que pagamos, nos desprendemos del dinero que pasa a ser exactamente propiedad de los tenedores de bonos, no se les distribuye a los tenedores, tampoco se ejecuta la sentencia de Griesa.

La sentencia de Griesa decía que por cada dólar que se le pagara un tenedor de bonos, había que pagarle también a cada uno de los buitres. Tampoco el juez cumple su propia sentencia. Entonces, estamos en dónde, en el limbo jurídico, estamos ante una sentencia de carácter incumplible.

Cuando alguien dicta una sentencia de carácter incumplible, no es casualidad, no es porque no sabe de derecho. Yo no voy a cometer diferencias porque el doctor Griesa es un juez municipal o no conoce el derecho o es un señor mayor que se equivoca en hacer las cosas así.

No, las cosas tienen una orientación, una dirección y un fin: tirar abajo la reestructuración exitosa de la Argentina del 92,4 por ciento de la deuda. ¿Por qué? Porque conseguimos una quita importante, quita que tenía sí un fuerte sentido de la lógica, ética y también capitalista.

Porque en definitiva, quién depositaba dólares en nuestro país, que pagaba una tasa del 19, 14 o 15 por ciento anual, en un mundo donde la tasa anual en dólares era del 2 por ciento, el 1 y medio, sabía necesariamente que debía asumir el riesgo.

El riesgo de la ganancia rápida, el riesgo de la ganancia usuraria, también el riesgo de que alguien no te pague porque no te puede pagar. Tenés que asumir entonces una parte de la responsabilidad. Y quien también tendría que haber asumido una parte de la responsabilidad en ese default del 2001, era el Fondo Monetario Internacional.

¿Por qué? Porque durante toda la década de los 90 mostró a la Argentina como el alumno predilecto y que las políticas que se aplicaban en la República Argentina, eran precisamente las políticas que debían aplicarse.

Si el maestro ha dicho que era el niño más aplicado, tanía 10 y resulta que cuando fueron al cuaderno del niño el niño se copiaba, no había hecho las cuentas o no tenía hecho los deberes, bueno, por lo menos debía haberle puesto un 5 y el otro 5 hacerse cargo el Fondo Monetario Internacional. Nada de eso pasó, todo fue a la cuenta de la Argentina.

¿Y qué hizo el gobierno de Néstor Kirchner, que no se había endeudado, que no había tomado un solo peso porque él venía de una provincia además administrada donde la dejó con 600 millones de dólares que habíamos cobrado de regalías, la única provincia de las 10 provincias productoras de petróleo que hizo esa política de ahorrar para poder desarrollarse? Y nos hicimos cargo de la deuda y nos arremangamos y nos pusimos a reestructurar esa deuda y no le echamos la culpa a nadie.     

Y bueno, esta es la historia de la Argentina, pero puede ser la historia de cualquier otro país, es la historia, inclusive yo lo decía el otro día cuando me tocó hablar en un acto en la Casa de Gobierno.

Yo era legisladora cuando la Argentina defaulteó su deuda, era senadora de la Nación, fue de madrugada, parece casi el título de una novela, en una parte de la Asamblea Legislativa que resultó electo como presidente porque fue una semana en que hubo 5 presidentes en la República Argentina producto de la crisis, el cuarto, decretó el default y el Congreso aplaudió ese default.

El otro día sancionamos una ley que exactamente el reverso, la cara contraria de la moneda. Si aquel Congreso dijo que no le iba a pagar a nadie, que la deuda no se podía pagar, este Congreso el otro día sancionó una ley que dice que le quiere pagar al 100 por ciento de los acreedores, que depositó el dinero en tiempo y forma, que lo volverá a hacer en cada uno de los vencimientos con recursos propios y que está a disposición de cada uno de los acreedores ese dinero.

Fíjense si será raro el caso de la Argentina. ¿Qué país del mundo hoy, si todos los países del mundo está viendo como renuevan la deuda y hacen la bicicleta financiera para poder ver cómo afrontan nuevos vencimientos y la deuda se va agrandando cada vez más, los trabajadores ven cada vez más achicada sus fuentes de trabajo, ven reducidos sus salarios, es más hay ofrecimientos…?

El otro día leía que una compañía aérea, creo que era American Airlines, los trabajadores estaban ofreciendo, corríjanme si no es así en muchos casos, ofreciendo reducir los salarios a cambio de que no hubiera despidos en las compañías.

Esto está pasando acá en muchos casos y está pasando también en muchos casos en Europa.

Entonces, digo, que de esto que está pasando, ¿qué pasa en la Argentina? Pero está pasando también en otros lados, lo que pasa es que todavía no se produjo la implosión que se produjo en la República Argentina.

Pero ningún país va a poder pagar el 160 por ciento de su PBI y va a seguir siendo una permanente bicicleta hasta que, finalmente, bueno, como pasó en la crisis del 30, como nos pasó en la crisis del 2008, pueden volver a pasar nuevas crisis recurrentes.

Por eso lo de la Argentina y la necesidad de este leading case de un tratado, precisamente, que regule la reestructuración de la deuda que dicen “no, no es necesario porque ahora todos los países, tomando el caso de la Argentina, introducen la famosas cláusulas donde se establece que si el 66 por ciento del 75 por ciento acepta esa forma de pago, el otro 25 por ciento o el resto de los acreedores tiene la obligación de aceptarlo.

Mentiras, si no hay un tratado internacional que respalde esto, puede haber cualquier otro juez Griesa, aquí o en cualquier otra parte del mundo que diga “no, esto no es oponible porque esto lo decidió para el país en un grupo de acreedores y yo tengo bonos y en este juzgado digo que no, que no es así”.

Por eso es necesario, por eso nosotros pudimos recuperar la Fragata Libertad, que también nos fue embargada por los fondos buitres, la nave insignia. Imagínense ustedes que alguien le embargara a Estados Unidos alguna nave insignia y no digo…pero supónganse en un juicio por violación a los derechos humanos o a cualquier otra cosa. Imagínense lo que sería.

Bueno, a nosotros nos embargaron la nave insignia y como había una convención internacional de tratados de derechos del mar, pudimos aplicarle el derecho internacional vigente, recuperar nuevamente nuestra Fragata por la cual algunos querían pagar hasta 50 millones de dólares para que nos la devolvieran. ¡Dios mío!

Recuperar la fragata insignia sin ningún tipo de honor y además pagando 50 millones de dólares que muchos ofrecieron pero que nadie sacó un dólar de su bolsillo para pagarlo.

Por eso digo que es mentira los que dicen que hoy las naciones que están estructurando su deuda soberana, están a salvo porque están introduciendo estas cláusulas.

Basta que algún juez en alguna jurisdicción diga que esto no es aplicable, para que esto tenga plena aplicación y le sea aplicada esa sentencia. Por eso, es necesario esta regulación de carácter internacional.

Y yo quiero agradecer la solidaridad de los trabajadores que además, creo sinceramente que es en defensa propia. Porque, yo agradezco profundamente este apoyo, lo que planteaba Katy, pero creo que de seguir produciéndose hechos, fenómenos, como ustedes quieran llamarlos, de esta naturaleza, los que van a terminar pagando como de hecho están pagando la crisis del 2008 todavía irresuelta, son los trabajadores.

Uno lo puede ver aquí en Estados Unidos, lo puede ver en todas partes como ha aumentado la pobreza, el desempleo, la precarización laboral.

Cómo comienzan a surgir también en cada país los intentos de autonomización de regiones, porque creen que una región vive a costa de la otra. O sea, esto atenta también a la unidad y a la integridad territorial de las naciones.   

El otro día vimos en Inglaterra una consulta popular para dividirse, escindirse, yo no sé qué festejaban los que sacaron el 55 por ciento, porque si yo viviera en la República Argentina y una provincia o una parte del país, el 45 por ciento se quiere ir de la República Argentina, estaría muy preocupada.

Y estas cosas, como las que están pasando en España, como la que pasa en el norte de Italia con los Lombardía, cuando dicen que los del sur son haraganes y que viven a costa de ellos, que es lo que sostenían los escoceses, que es lo que sostienen en Cataluña o los Países Vascos, comienzan la desintegración de los países.

Y yo creo que no es dramatizar, es simplemente tener una mirada estratégica que va un poco más allá del hoy y del mañana inmediato para ver lo que puede pasar cuando vienen épocas de crisis.

Por eso, creo que es muy importante y por eso creo que tuvimos el apoyo de tantos países. Y lo que sí espero es que además de todas las cosas y de la solidaridad de las cartas para enviar a los fondos de inversión, también hagamos muchas cosas en cada uno de nuestros países para que durante el curso de este año y del que viene, antes de que se celebre una nueva reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el año 2015, tengamos listo y sancionado el Marco Regulatorio Multilateral para la Reestructuración de Deudas Soberanas. 

Y va, no solamente la vida en ellos, sino la subsistencia de un mundo más equitativo, más justo, más digno para los trabajadores, también para los empresarios que tienen que tener empresas sustentables, como señalaba Víctor, y en general para los jóvenes que han perdido las ilusiones, las utopías y que muchas veces terminan en situaciones que uno no quisiera ver.

Por eso, quiero agradecerles profundamente la presencia de todos ustedes aquí y decirles que esto no es no llores por mí Argentina, es no lloren por mí el mundo.

Gracias. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Barack Obama podría terminar la crisis de la deuda de Argentina

agosto 7, 2014

The Guardian: “Cómo Barack Obama podría terminar la crisis de la deuda de Argentina”

 Jueves 07 de Agosto de 2014 

El diario progresista inglés The Guardian publicó un artículo señalando con cuánta facilidad podría el presidente Obama neutralizar el fallo de Griesa.

Paulsinger

Traducción de José Cornejo.

Por Greg Palast *

El fondo buitre que amenaza devorarse a Argentina puede ser detenido por una simple nota de Barack Obama al Poder Judicial. Pero el presidente, que oficialmente apoya a la Argentina, no ha hecho lo que podría salvar del default a Buenos Aires.

Obama podría evitar que el billonario Paul Singer le saque un centavo a Argentina invocando la autoridad que le concede la Constitución de los Estados Unidos a través de la cláusula de “Separación de Poderes”. Obama solo necesita informar al Juez Thoma Griesa sobre las interferencias de Singer en la autoridad presidencial para regir la política exterior.

El presidente George Bush invocó este poder contra el mismo fondo que ahora amenaza a la Argentina. Bush bloqueó la confiscación de propiedades en Estados Unidos del Congo-Brazzaville, a pesar del hecho que el jefe del fondo buitre es uno de los más grandes contribuyentes del Partido Republicano.

Llamativamente, una corte de apelaciones intimó a este juez 30 años atrás de obedecer la directiva del presidente invocando sus prerrogativas en política exterior.

En el “caso Singer”, el departamento de Estado informó al Juez Griesa que la administración de Obama coincide con los argumentos de Argentina, pero el presidente (Obama) nunca invocó esta cláusula mágica para detener a los fondos buitre.

La devastadora vacilación de Obama no es una sorpresa, repite la capitulación del presidente frente a Singer la última vez que estuvieron “mano a mano” (sic). Fue en 2009 cuando Singer a través de una brillante maniobra financiera tomó control de Delphi Automotive, la mayor proveedora de autopartes de General Motors y Chrysler. Ambas firmas estaban en bancarrota.

Singer y los inversores demandaban al Tesoro de los Estados Unidos para que les pague miles de millones de dólares, incluyendo USS 350 millones en efectivo, o –como amenazó Singer- “los haremos cerrar”. Interrumpirían la provisión de autopartes a General Motors. Literalmente.

GM y Chrysler, con autopartes disponibles para un par de días, habrían cerrado permanentemente, y forzados a la liquidación.

El negociador de Obama, el funcionario del Tesoro Steven Rattner, llamó a la demanda de los fondos buitres “extorsión”, una caracterización sobre Singer repetida la semana pasada por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Pero mientras que Fernández declaró “No puedo como Presidenta someter al país a tal extorsión”, Obama lo sometió en unos días. El Tesoro de Estados Unidos pagó al consorcio de Singer USS 12,9 billones (USSS 12.900 millones) en efectivo y subsidios del fondo de rescate del Tesoro de los Estados Unidos.

Singer respondió al gesto de Obama cerrando velozmente 20 de las 25 plantas Delphi de autopartes en Estados Unidos, transfiriendo 25.000 puestos de trabajo a Asia. Elliot Management de Singer se embolsó u$s 1.290 millones de los cuales Singer recibió personalmente la mayor parte.

En el caso de Argentina, Obama realmente tiene razones para actuar. El Departamento de Estado advirtió al juez que de adoptar las teorías de Singer, afectará los rescates soberanos en el mundo.

Se ha reportado que, en 2012, Singer se unió al inversor buitre millonario Kenneth Dart para extorsionar al gobierno de Grecia para que haga una gigantesca cancelación de deuda durante la crisis del euro amenazando de crear un default masivo de los bancos en Europa.

La prensa financiera ha cambiado la forma de ver a Singer. Los comentaristas del Wall Street Journal están furiosos con la excéntrica reinterpretación del financista sobre los términos de los préstamos soberanos, a la manera como un Talibán interpreta un acuerdo de paz. No hay paz, no hay acuerdo.

Singer se ganó las plumas de buitre. Su ataque al Congo–Brazzaville contrarrestó la condonación de la deuda hecha por los ciudadanos de Estados Unidos y Gran Bretaña y, según Oxfam, minó la posibilidad de esa Nación para enfrentar una epidemia de cólera.

Para relucir sus credenciales de tipo duro, Singer realizó ataques legales al JP Morgan, Citibank, BNY Mellon y UBS pidiéndole que le paguen a él el dinero que Argentina les había pagado en la última década.

Además los abogados de Singer persuadieron al juez para detener al BNY Mellon – el agente de Argentina- de realizar el pago a los tenedores de bonos por u$s 500 millones. Seguramente el presidente va a intervenir. ¿No lo hizo? No lo ha hecho. ¿Por qué?

No soy un psicólogo pero esto sabemos: Singer desbloqueó su cuenta multimillonaria, volviéndose el mayor donante para las causas republicanas de New York.

Es fundador de “Restore Our Future” (Restauremos Nuestro Futuro) un club de muchachos millonario, que canaliza los fondos de Bill Koch y otros ricachones republicanos en una temible guerra dedicada a campañas políticas sucias.

Y Singer recientemente le dio u$s un millón para la operación de Karl Rove, otra maquinaria de ataque político. En otras palabras, hay un precio para cruzar a Singer. Y, a diferencia de la presidenta de Argentina, Obama parece no querer pagarlo.

Foto: Paul Singer, de Elliot Asociados

* Autor de “El Picnic de los buitres” y de investigaciones sobre el tema en The Guardian, The Nation y BBC.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Ultimo dia. Final sin acuerdo en Nueva York por el tema de los fondos buitres

julio 30, 2014

NUEVA YORK
“Los fondos buitre no aceptaron nuestra oferta de ingresar al canje”

30–07–2014 / El ministro de Economía brindó detalles sobre la última reunión con el mediador Daniel Pollack y con representantes de los buitres. Explicó que se les ofreció ingresar al canjeen similares condiciones a las que accedieron los bonistas en 2005 y 2010″, lo que les garantizabaun 300 por ciento de ganancia“. “La oferta no fue aceptada porque evidentemente quieren más y quieren ahora“, denunció Axel Kicillof, quien manifestó que el juez Griesatercerizó o delegó” en los fondos buitre la decisión de otorgar un stay. Por último, el funcionario no descartó la posibilidad de que se alcance “una solución entre privados“, aunque aclaró que se enteró “por los diarios” de una eventual propuesta de bancos argentinos.


Kiciloff1Kicillof brindó una conferencia de prensa en el Consulado argentino, luego de casi seis horas de reunión con el mediador Daniel Pollack. Explicó que su viaje a Nueva York fue decidido mientras se encontraba junto con la presidenta Cristina Kirchner en Caracas, en la Cumbre del Mercosur.

“En el transcurso de las conversaciones el mediador solicitó dos cosas: en primer lugar mi presencia y en segundo lugar que hubiera un encuentro directo, tal como había dicho públicamente, con los fondos buitre“, relató el ministro y detalló que desde ayer mantuvo primero una reunión con el mediador, luego una con los representantes de los fondos buitre y por último una tercera nuevamente con Pollack.

Remarcó que “lo que expuse delante de los demandantes es la posición de la República Argentina“, que solicitó nuevamente una suspensión de la aplicación de la sentencia o stay. “El juez consideró que no es él quien tiene que concedernos el stay, sino los fondos buitre“, manifestó el funcionario, y recordó que “tal como es público, los fondos buitre no están dispuestos a dar ese stay“.

“Lo que ellos reclamaban para darnos el stay es que se les pague más de lo que se le pagó al 92,4 por ciento de los bonistas que entraron a los canjes“, sostuvo Kicillof y planteó que “eso, lo he repetido una y otra vez y lo he vuelto a repetir hoy frente a los demandantes, eso no se puede, no podemos hacer ofertas superiores a las del canje de 2005 y 2010“. “Para la Argentina un acuerdo de ese tipo es fácticamente imposible“, insistió, y explicó que ello dispararía la aplicación de la cláusula RUFO y una catarata de juicios millonarios contra la Argentina.

“Nosotros nos regimos por nuestras leyes, por los contratos que firmamos, tenemos obligaciones que nos marca nuestra función y una de ellas es defender los intereses de los argentinos“, expresó Kicillof.

También reiteró que el país no está en default porque efectuó los pagos a los bonistas reestructurados y fue el juez Griesa quien no permitió completar la cadena de pago. “Que resuelva, que no se exceda de su jurisdicción y permita que cobren los bonistas, porque el dinero es de ellos“, reclamó y habló de “enjendros” utilizados para definir la situación de la Argentina como “default técnico, default selectivo, default griesa, griefault“.

“No vamos a firmar nada que comprometa el futuro de los argentinos, vamos a defender el canje que tan exitosamente hemos hecho“, aseguró el titular de Economía y adelantó que “vamos a tomar todas las herramientas de nuestros contratos, de nuestro derecho y del derecho internacional“. “Vamos a buscar una solución justa, equitativa, sostenible y legal para el 100 por ciento de nuestros acreedores“, añadió y concluyó que “mañana será otro día, el mundo seguirá andando“.

Relacionada:
Las acciones y los bonos subieron en medio de la negociación


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.624 seguidores