Archive for the ‘Presentaciones’ Category

CFK. Brasilia. Plenario Cumbre BRICS-Unasur

julio 16, 2014

16–07–2014 / Brasilia: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que la Argentinaestá sufriendo un fortísimo ataque especulativo por parte de los fondos buitre“. Al hablar en la cumbre Brics-Unasur, que se realiza en Brasilia, Cristina llamó adempás a “poner orden en las finanzas internacionales” porque, advirtió, están “absolutamente desquiciadas“.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER EN LA CUMBRE DE PAÍSES MIEMBROS DEL BRICS Y LA UNIÓN DE NACIONES SUDAMERICANAS, PALACIO ITAMARATY, BRASILIA, REPÚBLICA DE BRASIL. 

Muy buenos días a todos los líderes del BRICS, que visitan nuestra región, algunos de ellos con los cuales ya hemos estado, como el caso del Presidente de la Federación de Rusia, Doctor Vladimir Putin, que nos visitara, en visita oficial de Estado, a nuestro país, el pasado día sábado, y esperamos, este viernes, al Presidente de la República de China, Xi Jinping, a todos ustedes muchas gracias por acompañarnos aquí, en América del Sur; al resto de los Jefes y Jefas de Estado, viejos amigos que hemos compartido momentos duros y difíciles en la UNASUR y que como señalaba recién, la Presidenta Dilma Rousseff, hemos resuelto, en paz y sin conflictividad, de ninguna naturaleza e índole conflictos que llegaron a momentos culminantes; realmente un flagrante contraste con lo que está sucediendo, en estos momentos, en otras regiones del mundo, como en el Medio Oriente, donde realmente no puedo dejar de expresar mis deseos – como Presidenta de la República Argentina y fundamentalmente como ciudadana global – por el cese del fuego, en lo que está sucediendo hoy entre el Estado de Israel y el Estado de Palestina.

Creemos que es importante un pronunciamiento también, en este sentido, porque es nuestro deber – como ciudadanos del mundo – si hablamos de la necesidad de un crecimiento sostenible. No hay crecimiento sostenible sin paz y sin seguridad, y no hay crecimiento sostenible sin una organización o un orden global económico-financiero, fundamentalmente diferente al que hoy tenemos.

Por eso, saludamos con mucho beneplácito esta decisión de los BRICS de constituir un banco de fomento, un banco de desarrollo que apunte a lo comercial, a lo infraestructural y también, por qué no, a poner orden en unas finanzas internacionales, absolutamente desquiciadas.

Muchas veces hemos requerido en este foro o en otros más amplios, como la Organización de Naciones Unidas, en el G-20 también, la imprescindible reforma de los organismos multilaterales de crédito y también de los organismos multilaterales políticos, como Naciones Unidas o el Consejo de Seguridad, etc.

Pero realmente estas demandas, estos reclamos no han sido escuchados y creo que es un signo muy positivo, nadie puede interpretar esta actitud de los BRICS como una cuestión de negatividad, sino de construcción alternativa frente a la falta de respuestas de lo que ya deberíamos haber tenido todos los ciudadanos del mundo.

Y tal vez Argentina más que nadie pueda hablar de este tema en momentos en que está sufriendo un fortísimo ataque especulativo, por parte de los denominados fondos buitres.

Como todos ustedes saben, Argentina defaulteó su deuda soberana, en el año 2001; no fue durante nuestra gestión, no fue durante nuestro gobierno, pero obviamente la continuidad jurídica de los Estados impone hacerse cargo de la responsabilidades.

Y Argentina, durante la gestión del Presidente Kirchner, en el año 2005, reestructuró parte de su deuda externa y luego, durante mi gestión, en el año 2010, llegó a la reestructuración del 92,4 por ciento del total de tenedores de bonos de la deuda argentina.

Esto nos ha significado pagar, desde el año 2005 a la fecha, más de 190.000 millones de dólares, no solamente a los tenedores de bonos, sino también a los organismos multilaterales de créditos, como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, que deberían ser también bancos de fomento y que hoy, desgraciadamente, están dejando de cumplir este rol de banco de fomento y tenemos la novedad que bancos de fomentos se rigen por la calificadoras de riesgos, como si se tratarán de bancos comerciales o bancos de inversión.

Por eso creemos que esta decisión de crear un banco de desarrollo, por parte de los BRICS, es una respuesta más que adecuada.

Ahora bien, la deuda quedó un muy pequeño grupo que no aceptó entrar a ninguno de los canjes, ni al del año 2005, ni al canje del año 2010.

Hicieron más de 900 juicios, litigaron en todo el mundo, llegaron hasta a embargarnos el buque insignia de la Argentina: la Fragata Libertad, en el Estado de Ghana, en la costa africana, en un hecho inédito e insólito violando todas las normas en materia de derecho internacional, obviamente lo que hace a la Convención del Mar.

Por supuesto, luego de dos meses y de un intenso juicio volvimos a recuperar nuestra fragata.

¿Qué es lo que han hecho, ahora, ante una jurisprudencia insólita e inédita del estado de Nueva York, ante la imposibilidad de seguir embargando o haciendo juicios?

Han embargado lo que no les pertenece, han embargado lo que es propiedad del 92,4 por ciento de los bonistas que entraron al canje de la deuda, de los recursos que Argentina depositó y lo hizo una vez más, en tiempo y forma, el 30 de junio, cuando era el vencimiento de los bonos discount, una de las series de los bonos discount, en más de 900 millones de dólares, en la cuenta del Banco de Nueva York, que tiene el Banco Central de la República Argentina.

Ahí están los fondos y ha habido disposiciones disímiles respecto a qué hacer con los mismos. No saben qué hacer exactamente con los mismos. Por ejemplo, algunos bonos con legislación argentina, fueron pagados; el CITIBANK, que no quería pagar los bonos, se presentó ante el juez, y al CITIBANK le autorizaron pagar los bonos; al Banco de Nueva York no; al Euroclear tampoco; al Eurobank tampoco, o sea ni siquiera un comportamiento mínimo, regular, jurídico de igualdad.

Estamos hablando de interpretaciones absolutamente insólitas e inéditas de clausulas, tales como el pari passu, que la han interpretado como que hay que pagarle lo mismo a los que nunca negociaron, a los que nunca entraron en el canje, y lo que es peor aún los que nunca le prestaron a la Argentina.

Porque es bueno saber, que estos fondos buitres, que hoy están litigando contra la Argentina no fueron inversores en la Argentina, compraron bonos que ya había sido defaulteados y los compraron en el año 2008, cuando ya habían transcurrido siete años que la Argentina había declarado el default y habían transcurridos tres años que había hecho su primer canje de deuda, donde había alcanzado un 76 por ciento de acuerdo.

Nunca le prestaron plata la República Argentina, los compraron por centavos, 48 millones de dólares y la sentencia del juez Griesa le reconoce, entre el 2008 y el año 2014, una renta en dólares del 1.680 por ciento.

Estamos hablando de desarrollo sustentable, estamos hablando de inversiones para generar trabajo y empleo, estamos hablando de inversiones para generar comercio, qué ejemplo es en el mundo que alguien que pone 48 millones de dólares solamente a través de un juicio obtiene una rentabilidad de 1.680 por ciento, en apenas 6 años.

Fondos buitres, que además, tienen su domicilio en paraísos fiscales y que además tienen fuerzas especiales comunicacionales, como la American Task Force y quiero referirme en especial a ella.

American Task Force – recuerden este nombre – es un grupo de lobistas, que influye en políticos norteamericanos, que publica solicitadas infamantes y difamantes contra la Argentina y que ayer, quiero leer también, en su sitio web, American Task Force, publicó un artículo muy curioso que nos llamó la atención, porque en una parte y voy a leer textualmente para no equivocarme, dice que: “un bomba de tiempo financiera está haciendo tic-tac”.

Y se refiere a una cuestión muy fundamental que también ha sido encarada aquí: recursos naturales.

Ustedes saben que la Argentina cuenta con la segunda reserva de gas shale, del mundo y la cuarta de petróleo shale del mundo, lo cual nos va a convertir aproximadamente en el año 17 ó 18 en no solamente autosuficientes, sino hasta tal vez con capacidad de exportar energía.

¿Qué es lo que apareció publicado en el sitio web de la América Task Force? Dice que en lugar de encontrar una solución para el acuerdo y para las futuras inversiones, ha estado girando la Argentina en torno a la opción del default. Esto proviene de una administración que se guía por la ideología, se prefiere continuar importando combustible para siempre o quizás hipotecar Vaca Muerta a China y a Rusia.

Sí, señores, se refiere en forma ofensiva a dos miembros importantísimos en el mundo, dos actores importantísimos miembros del G-20 que hoy están sentados aquí, como es Rusia y China.

Y hace alusión también a la inversión que hoy tiene en Vaca Muerta otra importante empresa norteamericana, Chevron, que ha invertido 3.000 millones de dólares y amenaza con que de no arreglar como ellos quieren, se retiraría Chevron de la Argentina.

Entonces, uno se pregunta, como lo decía un presidente vecino de la República Oriental del Uruguay y como me lo decía también otro importante presidente allende los mares. ¿Realmente usted cree que el problema es jurídico, que el problema es por 1.500 o 10.000 millones de dólares? ¿O realmente lo que se pretende es hacer caer la reestructuración de la deuda externa argentina –repito-, de la que ya hemos pagado 190 mil millones de dólares?

Si cayera la reestructuración de la deuda argentina, si esto ocurriría, si le pagamos más a los que quedaron afuera de ambos canjes, en este caso los fondos buitres, porque obviamente hay una cláusula de buena fe, no pueden recibir más los que quedaron afuera del canje que los que aceptaron voluntariamente el canje, estas son reglas aceptadas globalmente.

Es imposible reestructurar deuda soberana de otro modo, esto rige, inclusive, en la legislación interna de cada país, cuando se produce una quiebra, la legislación exige un mínimo porcentaje o un máximo porcentaje de acreedores, un 66 por ciento, para que ese acuerdo sea obligatorio para los otros.   

Entonces, la verdad que el interrogante que uno plantea cuando se hace mención explícita, precisamente a dos países cuyos presidentes han visitado, uno, el sábado, una delegación importante ha ido a Vaca Muerta, cuando lo va a visitar también otro importantísimo actor a nivel global, como hoy es la República de China, cuando se amenaza con que se van a retirar las inversiones de Chevron.

¿Realmente estamos ante un caso jurídico judicial o estamos ante un ataque especulativo y una maniobra, de modo tal que Argentina vuelva a lo que fue, el sobreendeudamiento permanente? Esto ya lo vivimos.

Hoy publican una solicitada en todos los diarios del mundo y también en nuestro país, prometiéndoles que si les pagamos a los fondos buitres, la lluvia de dólares va a caer en la República Argentina.

Y esta historia, señores, la escuché, no como Presidente, la escuché como diputada de mi país, como diputada de la oposición sentada en mi banca en el año 2001, cuando nos dijeron desde el Fondo Monetario Internacional que con el megacanje y el blindaje, donde nos hicieron un asiento contable, que nos prestaron 40 mil millones de dólares e incrementaron la deuda en 55 mil millones de dólares más, finalmente terminamos en el default, en la miseria, la falta de trabajo para millones de argentinos.

Esta historia ya la escuché y ya la escucharon y la sufrieron, lo que es mucho peor, millones de argentinos.

Entonces, estamos ante una situación que ya escapa siquiera a las cuestiones financieras globales. Estamos preguntándonos si no estamos ante cuestión de geopolítica, si no estamos ante cuestiones de dominación o de no entender que hay un mundo multipolar diferente al que existía en el año 1989, donde algunos creyeron que la historia se había acabado.

Y la historia no se acaba, la historia sigue porque los pueblos siguen. Y los países emergentes acá en la América del Sur, y los países emergentes en otras regiones, pudieron salir de sus situaciones e incorporar a millones de compatriotas a la salud, a la educación, a la vivienda, a los derechos elementales.

Bueno, por eso vienen. Vienen nuevamente para querer imponer un sobre endeudamiento en una Argentina muy rica, una Argentina que, además de ser el octavo país en territorio del mundo, tiene apenas 40 millones de habitantes, lo cual, tener la segunda reserva de gas y la cuarta de petróleo, y además constituir una de las productoras más importantes en materia de alimentos a nivel mundial, la constituye en una presa muy codiciada para todos.

Por eso, es importante también aclarar que la Argentina, pese a las amenazas, pese a lo que hoy se considera prácticamente un chantaje por parte de estos sectores, ha pagado su deuda. El día 30 de junio, depositamos más de 900 millones de dólares en el Banco de Nueva York, en la cuenta del Banco Central.

Y Argentina va a seguir pagando, porque el default es no pagar y solamente puede declarar el default o la cesación de pagos, obviamente, el país que no paga, como ha sucedido en numerosas oportunidades y como sucedió también en la República Argentina.

La Argentina va a seguir cumpliendo con sus obligaciones, porque es un país solvente para hacerlo y porque está convencida que debe honrar sus deudas con el 100 por ciento de los acreedores, pero en forma justa, equitativa y legal.

¿Y por qué se produce esta situación? Porque saben que es imposible cumplir lo que pretenden porque una de las cláusulas, esto es muy importante remarcarlo para todos los asistentes, una de las cláusulas impresas en los títulos de deuda que pasaron por el control y la observación de la SEC en la Bolsa norteamericana, incluye la denominada Cláusula Ruffo. La cláusula que establece que no se le puede pagar a los que no entraron en el canje 2005 o 2010, más de lo que se les ha pagado a los que ya entraron.

¿Qué es lo que decimos entonces? Le ofrecemos a estos holdouts, entrar al canje, porque el canje está abierto, ganarían en dólares una tasa en 6 años de aproximadamente 300 por ciento. No es que estamos diciendo que no les vamos a pagar nada, les vamos a pagar en las condiciones justas, equitativas y legales que establecen los prospectos de deuda de la Nación argentina y además, la jurisprudencia pacífica que hay a nivel internacional.

Es bueno recordar que en Europa, por real ley de Bélgica y también legislación europea, a partir de este mismo fondo buitre que actuó sobre el Perú, se dictó legislación específica que, precisamente, protegía la reestructuración soberana de las deudas.

Estamos planteando, señores, entonces, que un nuevo ordenamiento financiero global, no solamente es justo y equitativo, sino que es imprescindible. Estamos planteando que Argentina no va a entrar en default porque Argentina va a pagar su deuda como ya lo hizo.

Y deberán hacerse responsables los que impiden que los legítimos tenedores de esos dineros, que ya no es la Argentina, porque la Argentina una vez que deposita deja de ser la dueña de esos recursos y esos recursos son propiedad legítima y legal de los tenedores de bonos de los años 2005 y 2010.

Por lo tanto, vamos a seguir pagando y deberán hacerse responsables instituciones bancarias y los que deban hacerlo frente a esos tenedores de bonos si no los dejan percibir.

Pero también, remarcar una vez más, que ya a un banco sí le autorizaron pagar bonos y a otros bancos no. El banco al que le autorizaron, por supuesto, es el banco de origen norteamericano; los que todavía tienen trabados los fondos, son el Eurobank y el Euroclear que, como ustedes saben, es Unión Europea.

Esto revela lo insólito, lo inédito, lo confuso de toda la situación que se está viviendo. No para nosotros, no estamos ni confundidos en absoluto, al contrario, como no estamos confundidos, hicimos, precisamente, lo que teníamos que hacer: el 30, pagamos, porque tal vez, lo que pretendían era que no pagáramos y entonces sí, constituirnos en mora por no haber depositado, teniendo los recursos para hacerlo y la cuenta abierta del Banco de Nueva York en el Banco Central de la República Argentina, las sumas que debíamos

Por eso, Argentina no va a defaultear su deuda; Argentina paga y lo que reclamamos a los organismos multilaterales, lo que reclamamos al mundo es, precisamente, la instauración de un orden financiero global que permita el crecimiento sustentable y global.

Y felicitamos la iniciativa de los BRICS, porque también debemos decir que Banco Mundial y ahora Banco Interamericano de Desarrollo, de los cuales también somos pagadores netos. ¿Qué quiere decir esto? Que estamos pagando más de lo que recibimos en materia de préstamos.

Con lo cual, señoras y señores, la Argentina, por más que la difamen o pretendan instalar de que no quiera negociar…¡Cómo no vamos a negociar! Hemos ido dos veces a Nueva York. Los únicos que no quieren negociar, son los fondos buitres, que quieren que se les pague por 48 millones de dólares, 1.600 millones de dólares en apenas 6 años.

Nosotros siempre estamos dispuestos a negociar, dentro de la ley, dentro de la Justicia, dentro de la equidad y por eso invitamos a que entren al canje.

Y convocamos a todos los países que tenemos un compromiso fundamentalmente con nuestros pueblos y con nuestras historias, de generar bienestar, países que durante mucho tiempo tuvimos severísimas dificultades, algunos por endeudamiento, otros por consecuencia de sus propios avatares históricos, tuvieron la fortaleza suficiente de superar ese endeudamiento, avatares históricos, falta de democracia, como nos tocó vivir a nosotros en la región sudamericana, y en democracia y en paz, hemos sido capaces de garantizar crecimiento con inclusión social, no solamente crecimiento económico.

Durante la década de los 90, durante el imperio del neoliberalismo, donde Argentina era presentada como alumna modelo en el Fondo Monetario Internacional, donde su presidente era invitado a hablar en las asambleas, se llegó a generar una desocupación superior hasta el 20 por ciento.

Hubo tasas de crecimiento, sí, pero de crecimiento sin gente, de crecimiento especulativo, que venía a colocar, merced a la ficción de la paridad del 1 a 1, dólares con tasas que, mientras en el mundo se pagaba un 2 por ciento, en la Argentina se llegó a pagar hasta un 14 y 15 por ciento anual de tasas en dólares.

Este también es uno de los orígenes de aquel endeudamiento que culminó en el default del 2001, más allá de todo endeudamiento que también se operó a partir de la dictadura del 24 de marzo de 1976.

Por eso, la convocatoria a todos los países, es la de aunar esfuerzos en esta verdadera cruzada de una nueva organización global en materia política, económica y financiera que tenga consecuencias sociales, políticas y culturales positivas para nuestros pueblos.

Muchas gracias. (APLAUSOS) 


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Lanzamiento Plan Pro.Cre.Auto

junio 23, 2014

23–06–2014 / Buenos Aires: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó un acto en el Salón de las Mujeres de Bientenario en donde anunció la puesta en marcha de un programa, Pro.Cre.Auto para la adquisición de vehículos cero kilómetros a tasas prefereniales, a plazos de 60 meses y con una finaciación de hasta el 90% del valor del auto.

El plan se lanza por tres meses. Pero según indicó la ministra de Industria, Débora Giorgi, indicó que con este incentivo se espera que en los próximos 12 meses el sector vuelva a producir 700.000 unidades.

“Siempre estamos en la cancha hasta que algún árbitro nos quiera bombear“, dijo la Presidenta al iniciar su discurso y a continuación enumeró los anuncios realizados a través de la videoconferencia en Córdoba, Santa Fé y Mar del Plata (ver nota aparte) y con el lanzamiento del plan.

La jefa de Estado destacó las explicaciones otorgadas por la ministra Giorgi respecto de la situación experimentada en el sector automotriz. Hizo alusión a la caída de las exportaciones al principal socio del país, Brasil, y resaltó la actitud “de tiro en los pies” que mostraron los empresarios.” En cualquier lugar del mundo cuando hay problemas, hay caída del consumo, hay “Sale”, ofertas, bajas de precios. Acá hiceron al revés, aumentaron los precios y quisieron cargarle al impuesto a los autos importados el San Benito por esa situación“, dijo.

“Los que tienen la suerte de tener un auto importado, tienen que pagar lo que vale y dejarle el beneficio de menores impuesto para los que producen autos que consumen los argentinos“, agregó al tiempo que recordó que la baja de las exportaciones también se debió a la crisis que hay en Europa y cómo la misma se traslada a las filiales de las terminales ubicadas en los países centrales. “¿Qué hacen las terminales? te trasladan la crisis vendiendo los autos que no logran colocar en Europa y mandan la orden a sus gerentes quienes las cumplen“.

Por otro lado, llamó a hacer una autocrítica regional y avanzó en la necesidad de trabajar en una propuesta realizada para producir autopartes que sean de valor.

He propuesto la necesidad de pasar a una profundización el tema de autopartes baratas que producimos en Argentina y Brasil para que sean las que dan valor. La ganancia está en las autopartes de altísimo valor agregado. ¿Qué es lo que tenemos que hacer? Generar una actitud común de asociación estratégica en la producción de esas autopartes y una exigencia de integración de las terminales de estas partes“, indicó.

Además pidió a los empresarios tener actitudes previsibles. Alertó a las automotrices la necesidad de comprender “los 10 años que tuvieron de ganancia y producción sostenidos por las políticas públicas” y recalcó que con actitudes como las tomadas en por los empresarios argentinos “no se construye un país y una economía, ni un futuro previsible”.

Acá estamos atajando los goles, los penales” dijo y concluyó haciendo alusión al avance de la selección argentina en el Mundial y a la presencia de hinchas argentinos en Brasil: ¡qué alegría cuando pude ver el Maracaná y el Mineirao lleno de argentinos alentando a la selección. Vamos todavía!.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DE UNA NUEVA LÍNEA DE CRÉDITOS PARA AUTOS, DESDE EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, CASA ROSADA. 

Gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; realmente felicitaciones al equipo de Industria, de Economía y del Banco Nación, que pudieron llevar adelante el lanzamiento de este Plan, para la venta de autos y de incrementar a todo el sector automotriz.

Muchas gracias por la presencia de los sectores autopartistas, del señor Secretario General de la CGT; del señor Secretario General de la SMATA; del señor Secretario General de la CTA; de todos los compañeros trabajadores de todos los sectores. Realmente siempre estamos en la cancha, y vamos a seguir saliendo a la cancha, aunque algún árbitro nos quiera bombear. (APLAUSOS).

Salimos a la cancha también hoy, en Luque, provincia de Córdoba, cuando estamos inaugurando, junto a la fábrica Alladio, que es líder en América latina de productora de lavarropas con carga frontal, y donde se amplió la planta de Luque, para producir el primer lava-vajillas argentino, lo cual para mí es un orgullo como argentina, realmente estar produciendo esto, pues actualmente estábamos importando 53.000 lava-vajillas por año.

Esto nos va a significar un ahorro de unos, aproximadamente, de 12 millones de dólares, en divisas, obviamente, y en una primera etapa tenemos una integración de partes, que aspira a llegar a un 85 por ciento de partes total, con lo que significa en materia de trabajo, con lo que significa en materia de autopartes, de trabajo y fundamentalmente de ir completando los eslabones del desarrollo industrial para no ser lo que alguna vez, algún economista, llamó desarrollo imperfecto y que nos provoca, muchas veces,  cíclicamente estrangulamientos desde el sector externo. Le pasó al primer y segundo gobierno peronista y también, en cierta manera, nos pasa a los que seguimos apostando por el país, por la industria, por el trabajo, pero también con la ciencia y la tecnología.

Porque, también, salimos a la cancha con ciencia y tecnología cuando decidimos crear el Ministerio de Ciencia y Tecnología, pero no como un componente decorativo del gobierno, sino como un concepto de la ciencia y de la tecnología, aplicada al desarrollo de todo lo productivo, de tal manera de agregar valor al producto argentino.

Y me acuerdo de un discurso de Lino Barañao, en el saloncito, ¿se acuerdan del saloncito ese, donde hablaba Néstor, del atril? Ahí fue donde empezó la famosa historia del atril, ese cuartito que era el Salón Sur, que él lo tenía oscuro. Y yo decía: “tenemos que cambiarlo, Néstor parece Drácula ahí”, con esa cortina colorada, pero a él le encantaba el Salón Sur y él hablaba ahí sus cosas y lanzaba sus ideas.

Y me acuerdo como si fuera hoy, que yo estaba sentada en la mesa, ya como Presidenta, Lino hablaba como ministro y decía que la Argentina tenía un déficit de 130.000 metros cuadrados para dedicarle a instalar los laboratorios y todo lo que fuera la ciencia y la tecnología, que estaban hacinados el CONICET, los laboratorios, los investigadores, los becarios, etc., etc. Déficit que venía de tres décadas, de 30 años de no hacer absolutamente nada.

Bueno, yo quiero decirles que ya hoy estamos superando los 155.000 metros cuadrados y hoy estamos inaugurando en la provincia de Santa Fe, en un laboratorio, que depende no solamente del CONICET, sino también en forma conjunta con la Universidad Nacional del Litoral, que es el Instituto de Agrobiotecnología del Litoral, como su nombre lo indica, donde trabaja la Doctora Chan.

La Doctora Chan, si ustedes recuerdan, es esa científica maravillosa que descubrió, junto a su equipo, la resistencia… ¿a ver Lino háceme acordar, si mal no recuerdo, es la resistencia de la soja o de la semilla del maíz? Ahí está la Doctora Chan, me escucha Doctora….

Doctora Raquel Lía Chan.-  (…) hay genes de girasol y ha sido modificado para ser introducido en plantas de soja, maíz, trigo, habitualmente también en alfafa, y genera un aumento de productividad, aún en condiciones de estrés abiótico, o sea de sequía o salinidad.

El expediente completo, para que esto llegue a etapa comercial, ha sido presentado, en la CONAVIA, este año, y esperamos que durante el año pueda convertirse en un producto hecho en Argentina. (APLAUSOS).

Bueno, gracias Doctora Chan, esta mujer – que acaban de escuchar – junto a su equipo de investigadores, lo dirige ella, descubrió, a través de la semilla de girasol, a eso se tiende, modificaciones moleculares, que tornan a las plantas, fundamentalmente a todos los cultivos nuestros productivos, mucho más resistentes al estrés hídrico y estaban trabajándolo en el patentamiento, junto con laboratorios que también habían trabajado e invertido en esto.

Bueno, esta mujer va a trabajar, precisamente, junto a cuatro técnicos repatriados, con uno de los cuales hablamos. Uno estaba en Alemania, en el Max Planck, otro estaba en Michigan, otro estaba creo que en Chile y el cuarto o la cuarta no me acuerdo dónde estaba.

Pero ella trabajará junto a cuatro técnicos, cuatro científicos más repatriados a la Argentina y están trabajando todos juntos en este lugar, que cuenta con más de 10 laboratorios, con viveros.

Antes estaban todos desperdigados en distintos pisos de la universidad, en distintos lugares de la ciudad, lo que torna imposible una investigación seria y profunda, porque además al estar todos en el mismo lugar facilita el intercambio.

No hace falta explicar es como operar en un quirófano diferente, donde uno opera en una parte y otro en la otra, realmente no se puede llegar nunca a buen término.

Lo cierto es que hemos inaugurado, este instituto y también el Instituto de Matemática Aplicada, también de la Universidad del Litoral, lo cual nos deja muy, pero muy contentos.

Y en Mar del Plata, en la querida Ciudad de Mar del Plata, la cooperativa “Nuevo Amanecer”, que viene a rescatar una empresa de larga tradición en Mar del Plata – como nos manifestaba el secretario de Comercio e Interior, Augusto Costa y el Intendente, Gustavo Pulti – que fue “El Amanecer”.

Yo les puedo asegurar que los quesos de “El Amanecer” y el dulce de leche eran y deben seguir siendo espectaculares y finalmente los trabajadores recuperaron la planta y hoy están haciéndola producir con la ayuda del ministerio de Desarrollo Social, del INAES, el titular el Doctor Patricio Griffin, creo que también estaba allí, en Mar del Plata; Fabio que con mucha emoción contaba la solidaridad de todos los trabajadores y también el dolor de los dos compañeros trabajadores, que fallecieron seguramente ¿porqué no?

Por la angustia de perder el trabajo y de no poder llevar el sustento a la familia, eso debe ser algo terrible y muy difícil de superar.

Pero lo importante es que estamos allí con esto que además es todo muy alegórico: “Nuevo Amanecer”, con una importante producción y además incorporados al “Programa de Precios Cuidados”, que hemos lanzado también como una política pública, tendiente a cuidar el bolsillo de los argentinos. (APLAUSOS).       

Y finalmente, lo que ha sido la presentación por parte de la señora ministra de Industria, del plan PRO.CRE.AUTO, sí, PRO.CREAR, yo no sé pero nos van a decir en cualquier momento que somos del PRO, pero no, nada que ver.

Pero, realmente es importante porque la explicación que brindó la Ministra acerca de lo que quieren introducir desde determinados sectores en cuanto a cuáles eran las causas de la caída del sector automotriz, creo que fueron ampliamente saldadas: el sector externo, con nuestro principal socio estratégico, la caída de importaciones para Brasil y, por supuesto, de exportaciones para la Argentina y lo que dijo ella muy elegantemente, un tiro en los pies.

En mi barrio lo llaman de otra manera, pero ella lo dijo como corresponde a una señora en un acto público. Pero realmente no podía decirlo de otra manera.

Pero realmente, en cualquier lugar del mundo, cuando hay problemas económicos, cuando hay caída del consumo, ¿qué es lo primero que ves? “Sale”, ofertas, baja de precio. ¿Para qué?

Para que no se caiga…Acá hicieron exactamente al revés: aumentaron todos los precios y quisieron cargarle al tema del impuesto a los autos importados, el San Benito confundiendo a la gente que era un impuesto a los autos nacionales, cuando en realidad no se había modificado ni una gota, al contrario, el impuesto a los autos nacionales, sino que, precisamente, el aumento inclusive del año pasado de la venta, del patentamiento, no había sido el aumento de la producción, sino el aumento de la venta de importados con la consiguiente salida de divisas.

Lo que pasa que los que, bueno, tienen la suerte de tener auto importado porque tienen un buen nivel de ingresos y no está mal, no está mal tener autos importados, que quede claro, que nadie diga que mañana…son preciosos, pero me parece que vos si querés tener auto importado, tener que pagar lo que vale ese auto importado.

Y tener el beneficio de menores impuestos para los autos que producen trabajo para los argentinos. Me parece que es algo tan lógico.

Además también, otra cosa que no mencionó la Ministra, que parte también de la caída de las exportaciones, se dio también a que desde Europa, debido a la crisis…Ustedes no se olviden que todas las terminales que están aquí y en Brasil, son todas extranjeras, no hay terminales ni brasileras ni hay terminales argentinas.

Los que son argentinos o brasileros, son los autopartistas, más o menos sofisticados, pero son los únicos que son argentinos. El resto es todo importado.

¿Qué hacen las terminales que tienen una gran crisis en Europa, con niveles de desempleo que superan el 20 y pico por ciento y en la juventud andan rodando el 50 y pico por ciento con endeudamientos casi del 100 del su Producto Bruto Interno, inclusive, algunos superándolo?

Te trasladan la crisis vendiendo los autos que no logran colocar en Europa, te los mandan a sus terminales y tienen la orden los gerentes, porque los que están acá, no son los dueños de las automotrices, son los gerentes y empleados de mayor jerarquía, pero empleados al fin, que nadie se sienta ofendido porque ser empleados no tiene nada de malo, por favor, que cumplen las órdenes y, entonces, colocan la mercadería que no pueden colocar en Europa la terminan colocando acá.

La verdad que yo voy a hacer una autocrítica que tenemos que hacernos nosotros como América del Sur y como miembros del Mercosur: yo he propuesto y creo que en algún momento lo vamos a tener que abordar seriamente, es la necesidad de pasar a una profundización en el tema de las autopartes para que no sean las autopartes baratas las que producimos aquí en la Argentina o en Brasil, sino que sean las autopartes también con alto grado de tecnología porque son las que dan valor.

Yo les quiero contar algo: cuando me tocó una de las tantas veces que me tocó hacer una gira a distintos países, fui de visita invitada por el Gobierno austriaco.

El Gobierno austriaco también producía hace mucho tiempo autos. Dejaron de producir autos y trasladaron la producción de los autos a países del Este y se dedicaron a producir autopartes de altísimo valor agregado, porque la ganancia está en la producción de las autopartes de altísimo valor agregado.

¿Qué es lo que tendríamos que hacer entonces nosotros aquí en América del Sur, fundamentalmente los dos principales socios por volumen del Mercosur?

Generar una actitud común entre ambos países de asociación estratégica en la producción de esas autopartes y también de exigencia a las terminales de integración de esas autopartes y de inversión tecnológica e investigación y desarrollo.

Hemos logrado también un acuerdo, al que hizo mención la Ministra con Brasil que fue, precisamente, un acuerdo que demandó mucho tiempo, porque había libre comercio que nos permite también hoy tener un “flex” más bajo, estamos en 1.95.

Todos dirán qué es el “flex”: es la diferencia máxima que se puede tener entre importación y exportación entre ambos países, estábamos en 1.95, hubiéramos querido reducir un poquito más pero llegamos a un acuerdo de 1.50, lo cual mejora sustancialmente la posición nuestra que es deficitaria respecto de la balanza con Brasil.

O sea, somos deficitarios respecto de la balanza con Brasil. Y también, las posibilidades de entrar en el Plan Innova. Yo sé que muchos se preguntarán qué es el Plan Innova: el Plan Innova es un plan de promoción para la adquisición de autos que tiene Brasil. Con lo cual, nuestros autos, los que producimos acá, van a poder ingresar en ese Plan Innova.

Todo esto no se hace en un día ni en una tarde ni tomando el té amablemente, no. Fueron días y meses de marchas y contramarchas, de viajes a Brasil, de nosotros, de nuestros funcionarios, del ministro de Economía, del ministro de Comercio Interior, de la Ministra para Brasilia, de los funcionarios y de los ministros brasileños para la Argentina.

Así estuvimos por lo menos, 3 meses, 4, 3, 4 meses hasta que, finalmente, pudimos abordar a un acuerdo que también, conjuntamente con este Plan de promoción de venta de autos para las familias argentinas, van a contribuir a que logremos recuperar la producción de autos y que, por lo tanto también, las automotrices, comprendan los 10 años que tuvieron sostenida ganancia y sostenido rendimiento producto de las políticas públicas.

No puede ser que ante el primer cimbronazo, todos nos retiremos, dejemos a todo el mundo en banda porque así no se construye un país, no se construye una economía ni se construye un país previsible.

Previsible no solamente tiene que ser el gobierno, previsible no solamente…Siempre se nos exige previsibilidad a los funcionarios o a las políticas de Estado, pero previsibles también tienen que ser los empresarios y las políticas privadas. Me parece que esto es algo que…es una previsión a dos puntas.

Y, fundamentalmente, bueno, estas cuotas que es volver a las cuotas que estábamos antes y que es sobre el ingreso familiar y que va a permitir…

Fíjense además, yo creo que faltó agregar algo Débora: vos está hablando que se volvió a las cuotas que teníamos en qué año, el año pasado. Sí, pero los sueldos de este año, después de las paritarias, son bastante mejores que las del año pasado.

Quiere decir, entonces, que va a habar mucha mayor capacidad porque, en realidad, no estamos volviendo a la misma cuota; si fuera la misma cuota, si el trabajador tuviera el mismo salario que el año pasado. Esto para los que hablan de algunas cosas y me parece que es bueno también tomar en cuenta…ver la fotografía completa.

Va a ser la misma cuota, Piña, que el año pasado, pero con una paritaria que no es la del año pasado. También para vos, Antonio, y también para…Porque hay para todos, acá no se salva nadie.

Tenemos que poner el hombro, claro, el hombro lo tenemos que poner todos porque nadie se salva solo. No digo que nadie se salva de…No, no, nadie se salva solo. Esto está comprobado.

Y, entonces, yo creo que esta salida a la cancha es como un equipo. Débora dice salida a la cancha, pero con un jugador solo, nadie juega, eh, necesitamos, por lo menos en el equipo, 11 jugadores y un arquero.

Yo puedo ser la arquera porque, la verdad, es que me tiran tiros…me tiran, ya que estamos en clima mundialista, me tiran penales, tiros libres, me tocan con la mano, tengo el árbitro…los árbitros nos bombean, cada dos por tres nos pegan unos bomberazos terribles…Pero acá estamos, atajando los goles, los penales…

Y a propósito y para finalizar: ¡qué alegría cuando pude ver el Maracaná y el otro estadio, Mineirao, lleno, lleno de argentinos! ¡Qué maravilla, eh, qué maravilla, alentando a la Selección! ¡Vamos todavía!

Así que, vamos a seguir jugando en la cancha y no se descuiden, que en una avanzada metemos otro gol.

Gracias, chau, hasta luego. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Acto de conmemoración del Día de la Bandera

junio 20, 2014

20–06–2014 / Rosario: La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó desde las 14, en la ciudad santafesina de Rosario, el acto de conmemoración por el Día de la Bandera, durante el cual hará entrega de cuatro placas a las fuerzas de seguridad por su lucha contra el narcotráfico. Habrá luego un festival artístico.

La jefa del Estado estará acompañada -durante la ceremonia- por el gobernador de la provincia de Santa Fe, Antonio Bonfatti y la intendenta de Rosario, Mónica Fein. También, estarán presentes los integrantes del Gabinete Nacional.

El acto comenzará con la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino, por parte del cantante Darío Volonté.

A continuación, el gobernador Bonfatti y la intendenta Fein entregaran a la Presidenta los decretos que la declaran Huésped de Honor de la provincia y de la ciudad de Rosario.

Concluida esta parte de la ceremonia, harán uso de la palabra la intendenta de Rosario, Mónica Fein y el gobernador de la provincia de Santa Fe, Antonio Bonfatti.

El acto finalizará con un discurso de la Presidenta de la Nación, quien previamente, a continuación de las palabras que pronunciará la intendenta de Rosario, hará entrega de cuatro distinciones a las Fuerzas de Seguridad por su lucha contra el narcotráfico.

Una vez concluido el programa oficial con autoridades nacionales y provinciales, en el mismo escenario comenzara festival artístico, con entrada libre y gratuita, en el que actuarán Liliana Herrero, Bruno Arias, Metabombo, y Los Auténticos Decadentes.


Conmemoración del Día de la Bandera: palabras de la Presidenta de la Nación

Gracias, muchas gracias.

Muy buenas tardes a todos y a todas.

Señor Gobernador de la provincia de Santa Fe; señora Intendente; señores gobernadores de otras provincias hermanas que nos acompañan; señores oficiales y suboficiales de nuestras Fuerzas Armadas y de nuestras Fuerzas de Seguridad.

Muchas gracias también a esta hermosa corbeta que aquí nos acompaña, atrás en el río Paraná, la Corbeta Guerrico, una de las primeras en llegar a Malvinas y que aún tiene el impacto de las balas en su casco. Sí, de nuestras Malvinas Argentinas.

Hoy, recordando a ese hombre, a ese político sin precedentes que fue Manuel Belgrano, el otro Padre de la Patria, porque sin sus triunfos en Salta y Tucumán, el Cruce de los Andes por parte del otro Padre de la Patria, el general don José de San Martín, hubiera sido imposible. Porque esta no es una tarea de hombres solos y mujeres solas.

Es tarea de un pueblo en armas y de una nación, la nación que se estaba constituyendo con hombres como Belgrano, como San Martín, como la Juana Azurduy, generala del Ejército Argentino que figura hoy con este billete con el que honramos la memoria de Belgrano.

Hoy veníamos conversando con algunos gobernadores en el trayecto entre Rosario y el Monumento, y yo reflexionaba acerca de por qué razón los argentinos nos acordamos o recordamos…

Chicos, enrollen las banderas, por favor, así todos pueden ver, gracias, muchas gracias queridos, es un ratito nada más, no, que no las bajen no, que las enrollen, nunca que se bajen las banderas, las banderas siempre en alto.

Pero veníamos reflexionando y decíamos por qué recordamos a San Martín el 17 de agosto, el día de su muerte; por qué recordamos a Manuel Belgrano el día de su muerte, por qué no lo recordamos, por ejemplo, el día que enarboló acá en el Paraná por primera vez, el 27 de febrero, esa bandera celeste y blanca, que fue celeste y blanca no sólo por el cielo, sino también por el manto de la Virgen de Luján.

Por qué no lo recordamos tal vez en el triunfo de Salta o Tucumán o a San Martín por qué no lo recordamos el día que comenzó el Cruce de los Andes para iniciar su epopeya liberadora de pueblos de la América del Sur.

Deberíamos revisar esos comportamientos casi nostálgicos o casi ocultos de querer recordar a nuestros próceres el día que no estuvieron más. Tenemos que recordarlos vivos, plenos y en acción, para saber que su ejemplo sigue vivo y que somos capaces entre todos de llevarlo adelante.

Este 20 de junio, es un 20 de junio especial. Gracias mi amor, vos sí que sós la garantía de que este país tiene futuro, pero no por mí, sino porque estás acá en la Plaza recordando a Belgrano.

Mientras tengamos muchos nenes, muchos jóvenes que se reúnen en la Plaza para recordar y honrar a Belgrano o San Martín, la Patria tiene futuro.

Hoy, decía, es una 20 de junio especial pero, no solamente por las circunstancias que son de público y notorio conocimiento, es que el mundo está dado vuelta.

Y curiosamente los que siempre nos señalaron a nosotros como atolondrados o imprevisibles o que tomábamos decisiones de arrebato y un día pensábamos una cosa y otro día pensábamos otra, son los que, precisamente, tienen ya hace bastante tiempo el mundo patas para arriba.

Miren, yo lo recordaba el otro día, en una conversación en el G-77+China: el año pasado, cuando estuve en la reunión del G-20 en San Petersburgo, acuérdense, el tema mundial era si se intervenía o no se intervenía militarmente en Siria. Me acuerdo que nuestra postura junto a otros países, fue la postura negativa porque no estábamos de acuerdo con las intervenciones militares.

Pero fíjense qué curioso: no ha pasado todavía 1 año, cuando ahora, quienes el año pasado nos pedían que los apoyáramos para intervenir Siria, hoy aparentemente están en conversaciones con Siria y hasta con Irán para ver si se puede intervenir militarmente en Irak porque ahora el problema está en Irak.

Miren cómo están las cosas en el mundo. Y en lo financiero tampoco es muy diferente. Ahí tenemos a la Europa devastada, varios países reestructurando permanentemente su deuda, porque al vencimiento no la pueden pagar y entonces nuevamente otra reestructuración, más ajuste, más desempleo, más miseria.

Y fíjense acá, nosotros, los imprevisibles, los que no cumplíamos, venimos bancando desde hace más de 30 años que Inglaterra siga ocupando Las Malvinas y, sin embargo, sólo estamos reclamando política y diplomáticamente y ese es el camino para seguir haciéndolo, porque sé que algún día las vamos a recuperar. No hay colonialismo que dure tantos siglos.

Finalmente todos los colonialismos tarde o temprano caen y nadie nos va a apartar de ese camino, porque somos un pueblo pacífico, porque creemos en la paz, porque creemos en los derechos humanos, pero los derechos humanos en serio, de todos los países y de todos los pueblos.

Por eso también, en materia de respeto a los derechos humanos somos un ejemplo en el mundo, y ahí vemos, les decía, a esa Europa devastada y a otros países también ahogados financieramente.

Y yo recuerdo en la historia reciente de este, nuestro país, mi país, tu país, “tu país”, aprendé a hablar que es tuyo no “de este país”, es nuestro y lo tenemos que defender entre todos.

La unidad nacional es una posición que ningún argentino puede dejar de observar a la hora de defender los grandes intereses nacionales que están más allá de los gobiernos de turno.

Fíjense este país: en el año 2001 le soltaron la mano, se declaró el default más importante de la historia por más de 100 mil millones de dólares. Veníamos también de décadas de endeudamiento desde la dictadura militar, desde la convertibilidad, durante la democracia también.

Luego vino el blindaje, el megacanje y terminamos con una deuda que implosionó, no solamente en la economía, sino también en las instituciones del país; cinco presidentes en una semana llegó a tener la Nación argentina.

Y un 25 de Mayo del año 2003, un hombre, un hombre que venía del Sur con sus sueños, con su historia sobre sus espaldas…

No creo en los hombres y mujeres que no tienen historia, si no tenés historia dónde estabas cuando pasaban las cosas que pasaban en la patria. Creo en los hombres y en las mujeres con historia.

No siempre las historias son buenas, son las historias que hemos podido construir con lo que pensábamos, pero con toda nuestra honestidad intelectual y, fundamentalmente, con un profundo patriotismo.

Vino él a hacerse cargo, como presidente de todos los argentinos, de una deuda que no había generado y pidió, casi como una marca, una marca permanente e indeleble, en todos los foros que Argentina iba a pagar su deuda, pero que la dejaran crecer porque los muertos no pagan las deudas.

Todavía lo recuerdo trémulo en su primer discurso en las Naciones Unidas, reconociendo sí además, como hijo de las Madres y de las Abuelas de Plaza de Mayo y diciendo: “Déjennos crecer a los argentinos para poder honrar nuestras deudas”.

Y así vinieron las reestructuraciones de deuda del año 2005, así también canceló la deuda del Fondo Monetario Internacional para que Argentina pudiera volver a autogobernarse en materia política, económica y social.

También en el año 2010, me tocó a mí iniciar la segunda reestructuración, la segunda convocatoria al diálogo para poder seguir incorporando y pagándole a los que habían quedado afuera y llegamos en ese 2010 a que el 92,4 por ciento de los acreedores de la Argentina tuvieran reestructurada su deuda, y desde el 2005 hemos venido pagando religiosamente, sin acceso al mercado de capitales, todos y cada uno de los vencimientos de esa deuda, sin recurrir a la bicicleta financiera.

Paralelamente, pagábamos también a todos y cada uno de los organismos multilaterales de crédito, BID, Banco Mundial. Muchas de las obras de esta provincia y tantísimas otras provincias, de la Argentina en general, se han hecho con esos préstamos que también seguimos pagando regularmente.

Hace pocos días, una deuda que comenzó a originarse en el año 1956 y que dio origen a la conformación del denominado Club de París, también, luego de que 8 gobiernos anteriores intentaran llegar a una solución, nosotros, finalmente en París, llegamos a la solución.

Esta Presidenta tenía 3 años cuando se pidió el primer préstamo y el ministro que lo solucionó, ni siquiera había nacido.

También, llegamos a lo que nadie pensaba que íbamos a acordar y también ahí estuvo él junto a otro compañero para terminar felizmente la negociación con Repsol por la expropiación de YPF.

Una negociación dura, como son todas las negociaciones, no hay negociaciones en materia financiera, en materia económica que sean blandas y fáciles.

De lo que primero se demandaba verbalmente, 18 mil millones de dólares, 15 mil millones de dólares, terminó en una demanda ante el CIADI por parte de Repsol contra la Argentina de 10 mil millones de dólares y, finalmente, llegamos a un arreglo por el 50 por ciento de lo que habían demandado ante los tribunales internacionales que regula el Banco Mundial.

¡Miren si tenemos vocación de negociadores! ¡Miren si somos previsibles!

Por eso yo sé que muchos están esperando como lo esperaban… ¿Saben por qué? Porque escriben cosas en los diarios ellos mismos sobre mí, las leen y después se las terminan creyendo. Ese es el principal problema que tienen.

Entonces, piensan que… y además también, si me permiten los hombres, se les adjudica siempre a las mujeres un cachito de hormonas diferenciales a la hora de tomar decisiones y, entonces, eso también es un pasivo aparte que tenemos que salir a cubrir a la hora de adoptar decisiones.

Pero que nadie se equivoque. Nosotros, como lo dije el día lunes, queremos cumplir con el 100 por ciento de los acreedores; queremos cumplir con el 92,4 por ciento que accedió a ingresar al canje del 2005 y del 2010 y también queremos cumplir con los que no ingresaron.

Solo pedimos que nos generen condiciones de negociación justas y de acuerdo con la Constitución argentina y a las leyes nacionales y a los contratos que también firmamos como país, con ese 92,4 por ciento de nuestros acreedores.

¿Tan injusto e imprevisible es alguien que pide que se cuide al 92,4 por ciento de la misma manera que se cuida al 1 por ciento?

Queremos que se cuide al 100 por ciento y queremos que se generen esas condiciones. Porque la Argentina, como siempre, va a estar dispuesta a dialogar, pero también deben saberlo, que lo tenemos que hacer en el marco, y yo soy la Presidenta de la República Argentina y he jurado por la Constitución de la Nación Argentina y para hacer cumplir sus leyes. Eso es lo que nos liga.

Y también creo que es necesario y he dado instrucciones a nuestro ministro de Economía para que nuestros abogados le soliciten al juez que genere las condiciones para poder llegar a un acuerdo que sea beneficioso e igualitario para el 100 por cuento de los acreedores. Porque hay normas que cumplir y leyes que respetar aquí y también en el país donde se dictó la sentencia.

No puedo creer que la legislación de ningún país del mundo diga que hay que reventar al 92,4 por ciento para salvar al 1 por ciento. ¿Saben qué? Creo que no hay ordenamiento jurídico que pueda justificar eso.

Por eso, creo que es necesario que se le generen a la Argentina las condiciones para poder negociar en este marco del que estamos hablando.

Porque hemos dado muestras de que somos personas capaces de sentarnos a negociar y acordar; porque durante mucho tiempo nos corrieron con que no cumplíamos nada, a Néstor en el 2005, hasta que finalmente llegó el primer canje; luego, cuando llegamos al segundo canje; luego con el Club de París; luego con el CIADI.

Entonces, ¿quiénes son los que no quieren negociar? Los argentinos queremos negociar. ¿Y saben por qué tengo la obligación de negociar? Porque soy una presidenta responsable y hacerlo en el marco de la Constitución y de las leyes.

Para mí, sería muy fácil hacer lo que hicieron los que nos precedieron a Néstor y a mí: prometerle a cualquiera la Luna, firmar cualquier cosa, total el que viene que se haga cargo.

No cuenten conmigo para hacer cualquier cosa; sí para hacer lo que debo, sí para cumplir con mi deber, siempre, siempre estoy dispuesta a cumplir con mi deber, pero nunca a rifar la Patria.

Por eso, veo también que nuestro país… Y fíjenlo argentinos mucho en la memoria un día como el de hoy, donde este hombre nos dio muestras de soberanía como pocos.

No olviden también que en nuestro país se ha descubierto la segunda reserva de gas más importante del mundo y la cuarta de petróleo no convencional más importante del mundo.

Los que revolotean, no revolotean únicamente sobre las finanzas, revolotean también sobre los recursos naturales. Y si ustedes prestan atención y leen por allí algunas intervenciones periodísticas, algunos reportajes podrán entender.

Pero estamos dispuestos a cumplir con nuestro deber, no vamos a hacer lo mismo que hicieron con nosotros, que nos dejaron o nos tiraron un país con las papas calientes y que se arreglen cómo puedan.

Al contrario, pagamos y lo hicimos con inclusión social generando trabajo; lo hicimos incorporando jubilados, aumentando las jubilaciones, dando educación, hoy cada provincia tiene una universidad pública, creamos 9 nuevas universidades.

Por eso, es que creemos que tenemos, no la autoridad, pero sí el derecho y el deber de ser parte de una negociación justa y equitativa y que nos garanticen la posibilidad de hacer esa negociación.

Si la hemos hecho con otros países, 19 ministros de Economía negociaron con Kicillof en Europa; una de las empresas petroleras más importantes del mundo negoció con nosotros.

¿Por qué no van a poder hacerlo un pequeño grupo si es que realmente hay buena fe? Acá en la Argentina lo que sobra es buena fe y la buena fe la hemos demostrado haciéndonos cargo de las deudas.

Por eso, argentinos, que nadie los asuste; por eso, argentinos, sepan que esta Presidenta tiene un compromiso, no con su Gobierno; a mí me quedan 1 año y 8 meses de gobierno y sería fácil, como proponen algunos, acordar cualquier cosa.

¿Pero saben qué? Antes que mi Gobierno, está mi país, mi Nación y mi Patria. Porque mis hijos, mis nietos, sus hijos y sus nietos, no dependen de mi Gobierno, dependen de que haya Patria y de que haya Nación con soberanía, con dignidad, con posibilidades de crecimiento, de educación, de salud y de viviendas.

Por eso vamos a seguir trabajando y por eso les pedimos la unidad nacional a todos los argentinos, tenemos que estar unidos hoy más que nunca, porque la unidad hace la fuerza.

Por eso les pido a todos por favor, puedan sobreponerse a las banderías políticas, ideológicas y partidarias y pensar, aunque sea por única vez, primero, en la República Argentina, primero, en la Nación argentina y en sus propios hijos.

Muchas gracias y feliz Día de la Bandera, Rosario; feliz Día de la Bandera, Santa fe; feliz Día de la Bandera, mi querida Argentina.

Muchas gracias y los quiero mucho a todos. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Discurso de Kiciloff acerca de Griesa y los fondos buitres

junio 18, 2014

Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Discurso acerca del Fallo a favor de los fondos buitre

junio 17, 2014

16–06–2014 / Buenos Aires: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dirigió un mensaje por cadena nacional pasadas las 21.00 horas. Llevó tranquilidad en su discurso a los tenedores de deuda reestructurada. “La Argentina va a pagar“, indicó.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se refirió al fallo conocido hoy que convalida el emitido por el juez Thomas Griesa a favor del reclamo de los fondos buitres.

La Jefa de Estado repasó el origen de la deuda reestructurada y aseguró el pago de los compromisos adquiridos con el 92% de los tenedores de bonos defaulteados que entraron a los distintos canjes de deuda.

“¿Por qué no pagarle y resolver todo ya?”, preguntarán algunos, dijo la Presidenta e inmediatamente respondió: “Representan el 1% de los tenedores de deuda y hay otro 7% en igual condición que, de aceptarse, estarían en condiciones de cobrarle a la Argentina 15.000 millones de dólares. Esto es más de la totalidad de las reservas del Banco Central. Es absurdo e imposible que un país destine en un solo pago ese monto a acreedores y con la posibilidad de que el otro 92% encuentre otro juez que diga que también tienen derecho a lo mismo“. Explicó.


MENSAJE, POR CADENA NACIONAL, DE LA PRESIDENTA CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, DESDE SU DESPACHO PRESIDENCIAL, EN LA CASA ROSADA. 

Me dirijo, hoy, a todos los argentinos, con motivo de lo que ya es de público y notorio conocimiento, que es el fallo de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos, convalidando el fallo del juez Griesa, de primera instancia, contrario no sólo a los intereses de nuestro país, la República Argentina, sino también del 92 por ciento de los acreedores que creyeron en la Argentina y reestructuraron su deuda, 92 por ciento de los acreedores de la deuda externa argentina y también – por qué no decirlo – de lo que es el sistema y el funcionamiento del sistema económico y financiero global.

¿Por qué digo esto? Por una razón muy sencilla, no en vano países como Francia; México; Brasil, inclusive más de cien parlamentarios británicos, entre otras personalidades, acompañaron a la República Argentina ante la Suprema Corte de Justicia como amicus curiae precisamente porque entendía que esto no era una causa únicamente de la Argentina, sino del mundo entero.

Pero creo que esto amerita una breve reflexión previa, y que es lo que constituyó en la historia de Argentina la deuda externa, que comenzó a crecer exponencialmente, desde la dictadura del 24 de marzo de 1976, constituyó – sin lugar a dudas- el cepo más formidable que atentó contra el crecimiento, el desarrollo de la Argentina y generó pobres, desocupación, atraso, falta de inversión en infraestructura, en educación, en investigación, en ciencia y tecnología, la historia, en definitiva de las últimas décadas de nuestro país.

Esa deuda no solamente creció durante dictadura, también creció en democracia, creció durante los años 80 y creció también exponencialmente durante el régimen denominado de convertibilidad, donde con la ficción de que dólar era igual a un peso el país se endeudó de manera terrible en los mercados internacionales, para sostener precisamente esa ficción de que un dólar era igual a un peso.

Pero allí no terminó la cosa, cuando finalmente cambia el gobierno que había instalado el régimen de la convertibilidad y viene otro gobierno no solamente sigue sosteniendo la convertibilidad, sino que además se dan dos formidables operaciones financieras que algunos la llaman como el mayor fraude financiero de la historia: el denominado blindaje y el megacanje.

El blindaje – y esto lo recuerdo muy bien porque yo era legisladora nacional – tiene lugar, a fines del año 2001, constituía una operación ficticia, una suerte de pasamanos de 40 mil millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional, le prestaba al gobierno de entonces, para hacerse cargo de la deuda que tenía el gobierno, y que no podía pagar y que era en realidad un pasamanos o un mero asiento contable, porque el dinero entraba al país, pero inmediatamente salía para afuera del país para pagar las deudas de los capitales que habían entrado con tasas altísimas a nivel internacional a nuestro país.

Esto a cambio, también, de un formidable ajuste, que se discutió en el Congreso: reducción del PAMI, la ANSES, reducción del Estado, de los presupuestos educativos, en fin lo que se constituyó el ajuste que tuvo una amplia difusión y una amplia discusión en el Parlamento argentino, del cual también, en ese momento, como parlamentaria, me tocó ser protagonista.

Pero allí no terminarían las cosas, como no podía ser de otro modo el blindaje tampoco tuvo éxito y entonces sobrevino lo que constituyó el último acto de la gran tragedia de la deuda argentina: el megacanje.

El megacanje fue una idea, su autor intelectual fue un ex secretario del Tesoro, de los Estados Unidos de Norteamérica. David Mulford, en ese entonces el CEO del Credit Suisse, del Banco de Crédito Suizo, que le propuso al entonces ministro de Economía y al entonces Presidente canjear 46 bonos de deuda existentes a ese momento por 5 bonos de deuda.

La operación, en la que intervinieron siete bancos, y también las AFJP generó comisiones, esto es pago por la intermediación de canjear bonos, de 150 millones de dólares, de los cuales 20 millones fueron a parar a manos de David Mulford y el resto a los bancos y a las AFJP, que habían intervenido.

Lo interesante – además de los 150 millones de dólares de comisión – es que los bancos que habían intervenido en esa operación y las AFJP pusieron y digo pusieron entrecomillas, 27 mil millones de dólares, pero en realidad solamente fueron 7.000 porque 20.000 ya los tenían en sus carteras.

Quiere decir que se cobraron comisiones así mismos de lo que ya ellos tenían. Esto originó una formidable causa penal, con pericias contables, prescribió. ¿Qué significa que prescribió?

Que el paso del tiempo y la inactividad de jueces, camaristas y fiscales llevó este último 6 de junio que pasó, a que David Mulford, al que nunca se pudo interrogar ni indagar, ni sé tampoco si alguien pidió que viniera al país o se insistió demasiado en que viniera al país fuera sobreseído y también otras personas que intervinieron en esa operación.

Es curioso y digo esto porque es curiosa la velocidad de algunos jueces, de algunos camaristas y de algunos fiscales que tienen la velocidad del correcaminos, aquel personaje del Beep Beep, en algunas causas mediáticas y políticas, yo no puedo olvidarme aquel verano de las reservas cuando una jueza nos impidió, mediante una medida cautelar pagar con reservas del Banco Central la deuda que habíamos contraído los argentinos y no puedo dejar de cotejar esa velocidad y esas distintas velocidades con esta inacción, durante años, por parte de fiscales, de jueces y de camaristas que permitieron prescribir una causa que le ocasionó al país un perjuicio de 55.000 millones de dólares.

Es notable también la diferencia de cómo actúa una Justicia – como es la de Estados Unidos – en defensa de apenas un 1 por ciento de los acreedores buitres de la Argentina y voy a explicar por qué lo de buitres y cómo actúa la Justicia, o por lo menos algunos jueces, algunos fiscales y algunos camaristas argentinos. Digo esto porque es necesario aclarar las cosas y llamarlas a todas por su nombre.

Lo cierto es que culmina esta operación del megacanje y la deuda externa argentina ya rondaba el 160 por ciento del Producto Bruto Interno tornándose en algo realmente impagable.

La desocupación había llegado a dos dígitos, casi el 25 por ciento; la pobreza al 54 por ciento; la indigencia al 30 y se dispara, como no podía ser de otra manera, el default.

El default que se dispara en el año 2001, y que es el  default de deuda soberana más grande de que se tenga memoria. Default que se fue acumulando, como dije, reiterando deuda contraída durante la dictadura militar, durante la democracia, convertibilidad, blindaje y megacanje.

Año 2003, 25 de mayo, asume como Presidente de todos los argentinos, con apenas el 22 por ciento de todos los votos, el Presidente Néstor Carlos Kirchner, quien se aboca precisamente a la tarea de renegociar la deuda de los argentinos, porque sabíamos que era un cepo insalvable.

Entonces comienza una negociación, una renegociación ardua que finalmente culmina, una primera parte, en el año 2005, con una adhesión de casi el 76 por ciento de los acreedores, con una quita muy importante y se cumple lo que él había dicho:”permitannos crecer para poder pagar, porque los muertos no pagan”. Y la Argentina, sin acceso al mercado de capitales, por primera vez comienza a eliminar la bicicleta financiera y comienza a pagar su deuda con recursos genuinos, con recursos propios, con recursos producto de su crecimiento y su desarrollo económico.

Paralelamente al pago de esa deuda se generaban millones de puestos de trabajo, se incorporaban jubilados al sistema previsional, se comenzaban a aumentar las jubilaciones, volvían las convenciones colectivas de trabajo, se abrían fábricas, parques industriales. Fue un pago de deuda con crecimiento e inclusión social.

Luego me tocó asumir a mí, como Presidenta de todos los argentinos, en el año 2010, también se produce el segundo canje de bonos, llegando al 92 por ciento de adhesión.

Téngase en cuenta una cosa: la mayoría de los países, la legislación interna de un país, en el nuestro también, cuando hay una quiebra de una empresa, un default sería la quiebra de un país basta con que el 66 por ciento de los acreedores esté de acuerdo con lo que propone el deuda pagar, para que esa quiebra pueda ser levantada y el deudor pueda comenzar a pagar.

Este es el porcentaje que normalmente se exige en todos lados, inclusive también, en el propio Estados Unidos.

Pero carecemos, a nivel internacional, de una norma global, que establezca normas en caso de default o de países que quiebren. También, durante la gestión del Presidente Kirchner se pagan y se desendeuda del Fondo Monetario Internacional con recursos propios.

Por primera vez en la historia, desde que Argentina adhirió, en 1957, al Fondo Monetario Internacional, este deja de conducir los destinos de la economía y de los argentinos. En base a todas estás cosas podemos explicar las cosas que han pasado también en nuestro país, en los últimos años.

Ahora bien, una parte de quienes tenían estos bonos, mejor dicho una parte que compró bonos, después de que la Argentina defaulteó, porque había gente que tenía bonos de antes que la Argentina defaulteara sus bonos y había gente que se especializa en el mundo a comprar qué, a comprar bonos de países que ya entraron en default. Son bonos que prácticamente se los denomina bonos basuras.

¿Por qué? Porque no valen nada en el mercado, son bonos que de un valor nominal de cien, se pueden comprar – si vale un dólar – por 30 centavos de dólar, por 40 centavos de dólar porque son bonos basura.

Quién va a comprar bonos de un país que ha defaulteado su deuda y que no la está pagando, solamente alguien que va a especular y que tiene todo el tiempo del mundo para especular con que ese país se recupere y luego caer sobre ese país.

Este es el caso que hoy se está tratando, y que fue el caso que la Corte de Estados Unidos rechazó y que el fue el caso que Griesa si aceptó y convalidó, es el del fondo NML, que es muy importante señalar esto, tiene fondos que adquirió en el año – yo voy a mostrar un cartón, si la cámara me acompaña, por favor – son fondos que adquirió en el año 2008 por 48,7 millones de dólares. Año 2008, acuérdense que habíamos defaulteado la deuda, en el año 2001.

El retorno agregado, al año 2014, o sea cuánto ganó de esos 48 millones al 2014, el 1.608 por ciento, en dólares. Yo creo que ni en el crimen organizado hay una tasa de  retorno de 1.608 por ciento en tan poco tiempo.

Esto termina en el año 2014, donde la Justicia de Estados Unidos reconocer a NML 832 millones de dólares. Creo que ahí se puede ver claramente.

Bien, es bueno recordar que estos bonos, el 70 por ciento, son bonos emitidos por el megacanje, la operación que acabo de decir, que fueron sobreseídos Mulford y que se realizó en el año 2001. Y el otro 30 por ciento, son bonos emitidos durante la convertibilidad.

Ahora bien, ¿cuál es el reclamo de los fondos buitres? El fondo NML que representa el 52 por ciento es de 428, capital original, y que el juez Griesa ordena pagar cash, efectivo, uno arriba del otro, para decirlo en criollo, son 1.500 millones de dólares.

Recordemos: compraron esos bonos por 48,7 millones de dólares; hoy el juez Griesa ordena pagarles 1.500 millones de dólares, todos juntos, sin plazo, ya, ahora, cash, frente a 92 por ciento de los otros bonistas también acreedores que aceptaron quitas, plazos, espera y a quienes les hemos pagado regularmente.

Ahora bien, hay algunos que dicen: ¿y por qué no pagarle estos 1.500 millones de dólares y terminar todo ya? Y porque hay otro problema bastante más grave que representa el 1 por ciento de los que no entraron al default, hay otro 7 por ciento que de aceptarse este criterio de pagarle a NML 1.500 millones de dólares, estarían en condiciones de cobrarle a la Argentina ya y ahora 15.000 millones de dólares.

O sea, se entiende, repito, estarían en condiciones de exigirle pagar ya a la Argentina 15.000 millones de dólares. Esto es más de la mitad de la totalidad de las reservas del Banco Central.

Como se verá, no solamente es algo absurdo, sino que es imposible que un país destine más del 50 por ciento del total de las reservas monetarias de su Banco Central en un solo pago a acreedores.

Pero además, con la posibilidad de que el otro 92 por ciento, que es el grueso de los acreedores, encuentre otro juez también que diga “bueno, pero si ustedes aceparon quita, plazos y resulta que alguien fue beneficiado teniendo el 1 por ciento y obtuvo de una sola vez el pago total, ustedes también tienen derecho a lo mismo por una cuestión de equidad y de igualdad”.

Quien encuentra un juez Griesa, puede encontrar otro juez que también les dé la razón, con lo cual estaríamos también ante la posibilidad más que cierta de que fuera exigida la totalidad de la deuda argentina y la reestructuración operada en el año 2005 y operada en el año 2010, se cayera como un castillo de naipes y con él, obviamente, la República Argentina.

Creo que la voluntad de negociación de la Argentina está más que demostrada. Hemos negociado en el año 2005; hemos negociado en el año 2010; hemos negociado…hace muy pocos días se cerró el acuerdo nada más ni nada menos con Repsol, la principal empresa petrolera argentina, que había sido expropiada y que teníamos una demanda ante del CIADI y pudimos cerrar, negociar, llegar a un acuerdo entre las partes, cerrar un trato y comenzar a cumplirlo a punto tal de que Repsol retiró su demanda del CIADI.

Pero no solamente eso, hace pocos días también, hemos cerrado definitivamente y por primera vez en toda su historia, las negociaciones con la deuda del Club de París. Deuda del Club de París cuyo origen se remonta al año 1956 y que 8 gobiernos anteriores al nuestro, habían intentado negociar y no habían podido.

Cuando se comenzó a contraer esa deuda, esta Presidenta tenía 3 años, año 1956, fue el primer préstamo que se solicitó de 700 millones de dólares y el ministro de Economía, Axel Kicillof que la negoció en París, con todos los ministros de Economía de toda la Unión Europea y también de Japón, ni siquiera había nacido. Quiere decir que Argentina ha demostrado más que una evidente voluntad de negociar.

Pero yo creo que hay que distinguir entre lo que es una negociación de lo que es una extorsión. Me parece que son dos conceptos absolutamente diferentes. Todo gobernante, todo país, todo dirigente en el ámbito de la política, de la economía tiene que estar dispuesto a negociar; lo que no pude hacer, por lo menos ningún presidente de una nación soberana, es someter a su país y a su pueblo a una extorsión semejante.

Yo quiero hoy dirigirme, no solamente a los millones de argentinos que seguramente nos están escuchando, quiero dirigirme también fundamentalmente, al 92 por ciento de los acreedores que creyeron en la Argentina y quiero decirles a ellos que Argentina va a cumplir con sus obligaciones. Argentina no va a defaultear su deuda reestructurada.

Estamos dispuestos también, como lo hemos hecho siempre y porque hemos abierto el canje, a que entre a ese canje el 100 por ciento de los acreedores de la Argentina, de ese 7 por ciento que todavía falta también ingresar.

Porque la vocación de la Argentina es pagar, lo hemos demostrado, hemos sido el único gobierno que no utilizó la bicicleta financiera para seguir endeudándose; el único gobierno que pagó todas sus obligaciones sin acceder al mercado de capitales; el único gobierno que pudo finalmente cerrar las negociaciones con el Club de París.

Debo decir también que lo habíamos intentado en el 2008, cuando me tocó anunciar el pago cash del Club de París pero que en ese momento la caída de Lehman Brothers y cuando se disparó la crisis financiera global desde Wall Street hacia todo el mundo, nos fue imposible cumplimentar esto.

Pero lo cierto es que Argentina ha evidenciado y tiene una voluntad de negociación. Lo que no tiene es, bueno, digámoslo, digámoslo también con todas las letras, el por qué ser sometida a semejante extorsión.

Creo que no lo merece ni nuestro país ni los tenedores de bonos a los cuales se les quiere impedir o se les quiere embargar los fondos que tenemos que pagar ahora a fin de mes, el 30 de junio, tenemos vencimientos por 900 millones de dólares y vamos a pagarlos.

Yo he instruido al ministerio de Economía y a todos los organismos técnicos del Estado nacional para que dispongan todos los instrumentos y todas las estrategias necesarias para que todos aquellos que han confiado en la Argentina, reciban su dinero, reciban los dólares a los que nos hemos comprometido a pagarlos. Pero queremos hacerlo con seriedad y responsabilidad.

Esta no es una causa que involucre únicamente a la República Argentina; involucra, como lo dije ayer en la reunión de Santa Cruz, en Bolivia, en la reunión del G-77+China, a todo el sistema financiero global. Por eso nos acompañó tanta gente frente a la Corte.

Y quiero decirles algo o confesarles algo: el fallo no me sorprendió, yo esperaba este fallo.

Cuando hoy por la mañana hablé con el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, me decía “Presidenta, usted fue la única que creyó que esto iba a pasar”.

Sí, porque esto no es un problema económico, no es un problema financiero, no es un problema jurídico ni legal; es la convalidación de un modelo de negocio a escala global que si se sigue pronunciando, va a producir tragedias inimaginables.

Porque como decía ayer en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia: ¿por qué si alguien con solo poner 1 dólar desde su escritorio en un bono basura, gana un retorno y una tasa del 1.608 por ciento desde el año 2008 al 2014?

¿Por qué alguien que tiene esa rentabilidad increíble, va a decidir invertir en una fábrica o en un comercio o en comprar acciones de una empresa o en hacer cualquier negocio financiero?

Está claro que se está convalidando una forma de dominación mundial financiera de derivados para arrodillar a los pueblos y donde ya ni siquiera es necesario explotar a nadie, sino que simplemente, con la exclusión alcanza y sobra.

Basta que haya gobiernos dispuestos a hacer megacanjes, haya gobiernos dispuestos a hacer blindajes, a que haya gobiernos dispuestos a negociar comisiones para que este negocio siga prosperando con la sangre, con el hambre o la exclusión de millones de jóvenes a lo largo y al o ancho del mundo que carecen de trabajo y de educación.

Nosotros queremos cumplir y honrar nuestras deudas y lo vamos a hacer. Pero no queremos tampoco ser cómplices de esta forma de hacer negocios, por no calificarlo de otra manera que algunos quieren instalarla en el mundo.

Por eso, quería dirigirme a todos mis compatriotas, con la tranquilidad de que sabía lo que iba a pasar. No estoy ni siquiera enojada, estoy muy preocupada.

Muy preocupada porque la vida no empieza cuando uno llega al Gobierno o cuando uno se va; la vida de mis hijos, de mis nietos, la vida del planeta, la de los distintos pueblos, cada vez se ve más agravada y ayer lo comentábamos con muchísimos gobernantes de este grupo que nos reunió en Bolivia.

Y por eso creo que es obligación de todos los que tenemos responsabilidades de gobierno, hacernos cargo de nuestras obligaciones y entre nuestras obligaciones, está, entre otras cosas, la de pagar a nuestros acreedores, pero también está la de no permitir ser extorsionados por aquellos que han especulado y lucrado con la miseria e inclusive, quieren perjudicar a un 92 por ciento de acreedores que sí confiaron en la Argentina.

Espero que todos reflexionen y podamos, no solamente honrar, como lo vamos a hacer al 92 por ciento, sino al 100 por ciento.

Muchas gracias y muy buenas noches a todos los argentinos y a todas las argentinas.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.549 seguidores