Archive for the ‘Presentaciones’ Category

CFK asumió la Presidencia “pro tempore” del Mercosur.

julio 29, 2014

29–07–2014 / Caracas: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió hoy de manos de su par de Venezuela, Nicolás Maduro, la presidencia “pro tempore” del Mercosur, que retendrá durante seis meses, en un acto celebrado en la Casa Amarilla de Caracas.

La ceremonia de traspaso se desarrolló luego de la Cumbre del Mercosur que comenzó esta mañana en la capital de Venezuela.

En su discurso al recibir el cargo, Cristina Kirchner sostuvo que se debe “comprender que la integración es política, la solución es política, y si es política, somos nosotros los que la debemos dar, los políticos surgidos del voto popular”.

Al respaldar palabras de sus pares de Brasil, Dilma Rouseff, y del Uruguay, José Mujica, durante sus exposiciones en la Cumbre, la mandataria argentina señaló la necesidad , además de fortalecer los mercados internos, “de integrar nuestros mercados internos”.
Consideró que “tenemos una oportunidad histórica para toda la Región, y depende de nosotros mismos, de cómo nos asociemos estratégica e inteligentemente entre nosotros para aprovecharla“.

Advirtió que “no tenemos que tener miedo; tenemos que tener inteligencia, suplantar prejuicios y miedo por inteligencia” y adoptar instrumentos que ofrezcan al otro satisfacer las necesidades que se tienen hoy y que se tendrán en el futuro”.

La Presidenta señaló estar “convencida de que hay millones de jóvenes” que “sienten la responsabilidad” de afrontar “un mundo nuevo” en el que se verifique “un cambio, una transformación profunda del mundo absolutamente injusto e inequitativo que rige hoy y sobre todo en nuestra región”.

En cuanto a las formas de lograr la mayor integración económica en la región, Cristina consideró que esa es “una decisión que se toma desde la política, acompañando el esfuerzo de los empresarios”, pero advirtió que “si dejamos esto únicamente en manos del sector privado, sin articularlo como una decisión política, no vamos a tener buenos resultados”.

Puso como ejemplo al “gigante asiático”, la República Popular China, donde, sostuvo, “el desarrollo no tuvo lugar solo porque son 1400 millones de habitantes, sino porque la economía ha estado dirigida por la política, y no al revés: esta es la clave”.

El crecimiento de China, opinó, es “fruto de una meticulosa planificación y de una decisión no económica, sino política”.

Indicó que en los próximos años los países de América del Sur tendrán que tener la capacidad de “multiplicar los peces y los panes, pero no desde la Biblia, sino desde la ciencia y la tecnología”, para abastecer de alimentos a las crecientes poblaciones mundiales. “Ellos saben –agregó- que estamos en condiciones de hacerlo”.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER EN LA SESIÓN DEL MERCOSUR DE TRASPASO DE LA PRESIDENCIA PRO TÉMPORE A LA REPÚBLICA ARGENTINA , DESDE CASA AMARILLA “ANTONIO JOSÉ DE SUCRE”, CARACAS, VENEZUELA.

En primer lugar, agradecerte Nicolás a ti y a todo el pueblo venezolano por el cálido recibimiento, especialmente quiero dirigirme a la juventud, del Partido Socialista Unido Venezolano, que me estaba esperando a la salida del hotel, cuando hoy me dirigía acá y realmente tuvieron una actitud de mucho acompañamiento, de mucha solidaridad, pero sobre todo de confraternidad militante y me trataron como a una más y realmente es un gran orgullo.

Yo quiero detenerme y voy a leer algunas de las frases, más que frases, conceptos e ideas y lo que entiendo van a ser los grandes desafíos del Mercosur  y de la región para lo que Pepe definió, y comparto plenamente con él, y me refiero a “Pepe” Mujica, Presidente del Uruguay, ya habrá alguno por ahí que me esté escuchando y dirá. “¿de quién estará hablando?”.

Estoy hablando de “Pepe” Mujica, como una nueva época, estoy absolutamente convencida, como él, que estamos ante una nueva etapa en la civilización.

También estoy convencida, como él, que hay millones de jóvenes que tienen distintas maneras de comunicación, distintas formas de lenguaje, pero también vislumbro en esos millones de jóvenes, “Pepe”, que sienten una responsabilidad, tal vez no en la forma que la asumimos nosotros, a todo o nada.

Tal vez de otra manera, como vos decís, ni mejor ni peor, diferente. Porque también tenemos que terminar los que tenemos alguna edad de calificar si somos mejores o peores, cada uno hizo lo que hizo en un contexto histórico, político o social, que de acuerdo con sus convicciones así lo explicaba y así lo ameritaba.

Yo creo sinceramente, porque lo veo aquí, lo veo en mi país a muchísimos jóvenes que comprenden que hay un mundo nuevo, que hay nuevos compromisos y que hay una línea sí que conecta lo anterior, no voy a decir lo viejo, sino lo anterior con lo presente y con lo futuro y que es la necesidad de un cambio y de una transformación profunda en un mundo absolutamente injusto e inequitativo.

Y sobre todo, como bien decía “Pepe”, en nuestra región, tal vez la más rica en recursos naturales del planeta, pero la más injusta en cuanto a la distribución del ingreso.

Quiero también referirme para no olvidarme algo que mencionó Dilma Rousseff, presidenta de la República Federativa de Brasil, cuando habló de la necesidad de fortalecer, antes de hacer una breve reseña de lo que han constituido las crisis económicas  y la actual situación de Europa y del mundo, de fortalecer nuestros mercados internos como un modo de reaseguro para hacer frente con instrumentos más eficaces, porque además nuestros mercados internos han sido los grandes instrumentos que nos han permitido realmente mejorar la vida de millones de compatriotas.

Pero me permito agregar, a esta necesidad de la que habla Dilma de fortalecer nuestros mercados internos, la idea de “Pepe”: integrar, también, nuestros mercados internos. Dilma habló, también, la idea de una industria, habló de la región y dijo, entre otras palabras, que éramos una región privilegiada, la de mayor reserva de agua potable, la cuarta en extensión, la quinta economía a nivel global, agricultura supermoderna, gran reserva de energía y habló, también, de una industria no completa. Tal vez, esta sea hoy una de las claves- junto con lo que mencionaba “Pepe”, de conocimiento, ciencia y tecnología – lo que tenemos que terminar de completar.

Está claro, hoy, que en el mundo no hay ningún producto que sea hecho totalmente en un solo lugar, pero lo que tenemos que tratar, en la integración de nuestras economías internas, es que la parte que nos toca, en el desarrollo industrial, sea la de más alto valor agregado, a través de la ciencia y la tecnología para mejorar el trabajo, la remuneración, la distribución, porque coincido con “Pepe” en que el conocimiento, la ciencia y la tecnología van a ser la clave del siglo XXI, pero junto a otros dos elementos: la energía y los alimentos. Por eso creo que lo que “Pepe” planteaba de no hacer reuniones por reuniones, sino comenzar a cualificar estos encuentros y tener acciones concretas para poder superar esto y cómo hacerlo: a través de la política.

La integración de nuestras economías internas no la van a hacer los empresarios, es una decisión que se toma desde la política, acompañando, articulando a los  diversos empresarios. Porque si dejamos esto únicamente en manos del sector privado, sin articularlo como una decisión política no vamos a tener buenos resultados.

Y aquí quiero tomar el ejemplo del Gigante Asiático, al que se refería “Pepe”, al que se planteaba la interrogante de si era un lazo o si era una mano. Y yo me permito, “Pepe”, decir que es una mano.

¿Por qué? Porque el desarrollo de esa Gigante Asiático no tuvo lugar únicamente porque son 1.400 millones, sino porque la economía ha estado dirigida por la política y no la economía dirigiendo a la política.

Esta es la clave, porque si fuera únicamente el número de habitantes otros países, no quiero nombrar, tienen también un número significativo que supera los mil millones y sin embargo no han alcanzado el desarrollo económico, la importancia de ser el primer país exportador y hoy  – porque como vos bien decís – ha cambiado las relaciones de intercambio comercial.

Miren, cuando Argentina, vos mencionaste a Argentina como una de las economías más importantes del mundo, cuando vos eras muy joven, cuando Argentina, en el año 49, fabricaba locomotoras, trenes, aviones, autos, rieles, hornos de fundición, Mao recién llegaba a Beijing, después de una larga marcha y una hambruna total.

Y la gran discusión con el otro bloque comunista, que decía que jamás iba a poder hacer una revolución con el campesinado, porque las revoluciones, la dictadura del proletariado solamente se hacía con los obreros.

Y Mao le contestó que iba a poder hacer la revolución y la transformación porque había observado en la larga marcha que a los árboles, de los costados de los caminos, les faltaba la corteza y no porque alguien las cortara para  hacer casas, sino porque las cortaban los campesinos muertos de hambre para poder comer.

Y fue entonces, compañeros, y si me permiten decirles compañeros y compañeras, con lo que significa, no a la palabra desde lo partidario, sino desde la verdadera etimología, que es compartir el pan, es que la clave está en subordinar la economía a la política, pero no para hacer gansadas o estupideces, sino para planificar el desarrollo de un país.

Porque uno de los mitos del neoliberalismo ha sido que la planificación, la intervención del Estado, es absolutamente contraproducente. Bueno, yo les notifico y nos tenemos que notificar todos nosotros, que ese gigante asiático que hoy deslumbra al mundo, es fruto de una meticulosa planificación y decisión, no económica sino política, que, primero, decide las política y, en base a las políticas, desarrolla la economía y orienta la economía.

¿Y por qué digo que no hay que tenerle miedo a si es el lazo o si es la mano? Yo creo que viene una nueva etapa en esta etapa del mundo, Pepe.

Hasta ahora fue la subordinación, la caída del Muro de Berlín planteó la ilusión del fin de la historia y la hegemonía de uno sobre el todo.

Pero la realidad nos está demostrando un mundo multipolar que va a requerir más que de la subordinación, de la complementación y de la cooperación, fundamentalmente porque además, y por lo menos así lo percibo yo, ese gigante asiático también está muy preocupado porque sus 1.400 millones de hoy, que seguramente van a ser para el año 2050, tal vez, 1.700, 1.800 o 2.000 millones, tengan asegurado su alimento, su energía, su agua y todo lo que hace al desarrollo.

Por eso somos economías complementarias. Y al ser economías complementarias, no nos convierte en…al contrario, en meros proveedores de commodities. Porque además, los commodities que producimos nosotros, Pepe, no van a alcanzar tampoco si no le metemos ciencia, tecnología para poder multiplicarlo.

No nos van a alcanzar tampoco para el año 2050 por más que tengamos e intensifiquemos y pongamos todavía más tecnología a la agricultura.

Vamos a necesitar de la multiplicación de los peces y de los panes, pero no desde la Biblia, sino desde la ciencia y de la tecnología. Eso es lo que vamos a necesitar y estamos en condiciones de poder hacerlo.

Y ellos lo saben, lo saben porque, como vos decías, son miles de años de historia, no son 200 años de historia como tenemos en toda América. Y no tienen historia de colonizadores, porque invadieron muchas veces pero se dieron cuenta que las invasiones no servían. Y cuando los europeos todavía andaban en los árboles, habían descubierto la pólvora e inventado la rueda.

Entonces, yo creo que tenemos que apostar el MERCOSUR y toda la región, precisamente a una integración inteligente, a ser inteligentes, a lo que vos planteabas. Estoy totalmente de acuerdo con vos.

A bajar también las reservas o los celos que muchas veces tenemos producto de las historias que nos han metido los de afuera para separarnos y dividirnos, en divisiones que son absolutamente artificiales porque no tienen que ver ni con la historia ni siquiera con nuestras propias fronteras.

Creo que la única frontera geográfica natural que existe en todo el continente es la que nosotros tenemos con Chile por la Cordillera de los Andes. Fuera de esa, hay muchas más divisiones entre un capitalino, entre un porteño y un formoseño que entre un formoseño y un hombre de Asunción del Paraguay, de Clorinda, que cruza el río todos los días. Lo mismo nos pasa con entrerrianos y uruguayos, con los porteños. O sea, las fronteras son absolutamente artificiales.

Entonces, yo creo que nosotros tenemos una oportunidad histórica. Vos lo dijiste, yo estoy convencida y yo lo repetí también con motivo de la visita del presidente Xi Jinping a mí país.

Se abre una gran oportunidad para toda la región. Depende de nosotros mismos de cómo nos asociemos estratégica e inteligentemente entre nosotros para aprovechar esta oportunidad. Porque no tengamos miedo, no tenemos que tener miedo, tenemos que tener inteligencia.

Suplantar nuestros prejuicios y nuestros miedos por inteligencia e instrumentos que le ofrezcan al otro satisfacer las necesidades que tiene hoy y que va a tener en el futuro.

Pero no en un futuro dentro de 1.000 años, en un futuro de 20 o 30 años. Tienen planificado hasta el 2050, donde aspiran a ser una nación prósperamente feliz para el 2012, 2015, 2020 una nación razonablemente acomodada.

Objetivos, no tienen otro remedio que fijarse objetivos, porque cuando uno gobierna en un país de esas magnitudes, si no se tienen objetivos claros, es imposible.

Esto es lo que nos ha faltado a nosotros, fijarnos objetivos comunes y descubrir nuestras asociaciones virtuosas.

Y también, tal vez, sea responsabilidad de los países que tienen mayor volumen en su economía tomar la responsabilidad. No para mandar y hacer indicaciones a nadie, sino para identificar en qué podemos ser mejores, cómo debemos asociarnos.

Yo muchas veces he dicho que nosotros tenemos, por ejemplo con Brasil, radicados en nuestros países a todas las terminales automotrices, no hay ninguna terminal automotriz ni argentina ni brasilera ni en la República Argentina ni en la República Federativa del Brasil. Sin embargo, ambos países tenemos un fuerte déficit comercial en materia automotriz.

¿Por qué? Porque las automotrices nos importan las autopartes que pasan a ser hoy, sobre todo las de alto valor agregado, desde un GPS hasta cosas mucho más sofisticadas, las de alto valor agregado. Y muchas veces, inclusive, nos transfieren los autos que hoy no pueden vender en Europa a nosotros para de esa menara enjugar sus propios déficit.

Por eso tenemos que ser inteligentes nosotros, no les pidamos a los otros asociaciones que obviamente no les van a convenir o acuerdos que nos les van a convenir. Ellos siempre firman los acuerdos que les conviene y en donde solamente hay un ganador. Nosotros tenemos que firmar acuerdos donde seamos “win to win”, ganador-ganador.

Me parece que este es uno de los desafíos del MERCOSUR y creo que, precisamente, en la presencia de estos nuevos actores multipolares, son una oportunidad y de ninguna manera lo podemos vivir como una amenaza, sino como inmensa oportunidad para aprovechar estos recursos que Dios nos ha dado a los americanos del Sur.

Y también permitirles, como lo hemos hecho en la década que ha pasado, que los que todavía no hemos logrado incorporar, los pobres que todavía no tienen su casa, su oportunidad de educación, su oportunidad de progresar, lo tengan a partir de estas asociaciones inteligentes y estratégicas.

Yo quisiera, finalmente, hacer un llamado. Nos decía Pepe a todos, nos contaba de la necesidad de juntar también las inteligencias de nuestras universidades. No solamente juntarnos los empresarios. Todas nuestras reuniones cuando son o bilaterales o reuniones así, son con empresarios.

Deberíamos comenzar a juntar a nuestros cerebros, a nuestras universidades, a nuestros consejos de investigadores para ver qué tecnologías tenemos complementarias para poder avanzar, para poder…Porque en esto, no tengan dudas, es el conocimiento, la ciencia y la tecnología.

Si además, Venezuela, con sus reservas energéticas comprobadas entre las más grandes del mundo; Brasil; Argentina, que ahora como lo decía anteriormente se ha comprobado que tiene las reservas de gas shale y de petróleo shale segunda y cuarta en el mundo, agua potable, ese pulmón verde que es la Amazonía, más todo lo que somos nosotros culturalmente, más las identidades que tenemos nosotros, con una lengua común, una historia común de lucha por nuestras independencias, donde todos esos hombres y mujeres eran amigos y tenían una identidad común, cosa que no ha pasado en Europa, al contrario, en Europa se mataban entre ellos, mis queridos, fue una pelea permanente entre los unos y los otros, guerras que duraron dentro de 100 años para ver quién dominaba a quién, porque siempre ha tenido espíritu de dominación y de colonizadores.

Una vez, y para terminar, un periodista europeo me preguntaba acerca de los populismos en América latina. Obviamente, ya sabemos a quiénes se refería, por lo menos lo sospechamos.

Y yo le dije que era imposible que ellos entendieran los fenómenos políticos de las nuevas formaciones políticas de la América del Sur. No lo podían comprender porque su espíritu siempre había sido el que tienen los colonizadores: el que va y domina.

Nosotros, no tenemos ese espíritu porque siempre hemos sido los colonizados y los dominados. Por eso, no es mucho más fácil a nosotros, sin tener un mismo signo monetaria, sin tener ninguna cosa firmada de uniones y demás, poder haber resuelto conflictos sin haber llegado, por ejemplo, a enfrentarnos cuando ha habido momentos tan difíciles como los que hemos enfrentado muchas veces entre Ecuador y Colombia, o Colombia y Venezuela, lo que pasó Evo o lo que le pasó a Rafael en Ecuador.

¿Por qué? Porque tenemos un espíritu que cree realmente en la cooperación y sabe lo que sufre siendo colonizado a dominado. Tal vez otros, lo saben mejor y con más sufrimiento, porque muchos de nosotros, también, no debemos olvidarnos que provenimos o somos nietos de los colonizadores.

Pero, ojo, nuestros abuelos no vinieron a colonizar, esta es la gran ventaja; nuestros abuelos vinieron a laburar, a trabajar, a hacer el futuro que no encontraban en Europa asolado por el hambre, por las guerras y vinieron aquí en tierra de oportunidades. Por lo tanto también, trajimos otra cultura.

Mis tres abuelos españoles no vinieron a colonizar nada, vinieron a laburar y a agachar el lomo en la tierra.

Por eso, tal vez, eso nos dé un handicap como dirigentes que otros del mundo desarrollado, acostumbrados a relaciones de subordinación, no tienen.

Por eso, sinceramente creo que el problema sigue siendo comprender que la integración es política y que la solución es política. Y si es política, señoras, señores, presidentes y presidentas, la debemos dar nosotros, los políticos surgidos por el voto popular.

Muchas gracias y vamos por otro martillazo. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK habló del litigio con los buitres en la inauguración nueva planta de Yamaha.

julio 23, 2014

CFK HABLO SOBRE LOS BUITRES EN GENERAL RODRIGUEZ
“Van a tener que encontrar un nuevo término que refleje que un deudor pagó y alguien bloqueó ese dinero”

23–07–2014 / La presidenta Cristina Kirchner reiteró que el país no va a entrar en defaultporque en default entran los que no pagan y Argentina pagó” y ratificó que el Gobierno busca “honrar las deudas con el 100 por ciento de los acreedores en forma justa, equitativa y sustentable“. Al inaugurar una planta de motos, manifestó que “no podemos volver para atrás al infierno que significó la deuda externa durante décadas“.


Crisyamaha

La jefa de Estado se refirió al litigio entre Argentina y los fondos buitre al inaugurar la nueva planta de Yamaha para la producción de motos en General Rodríguez.

Explicó que como el Gobierno depositó el dinero a los bonistas que entraron en los distintos canjes, el país no va a entrar en default: “Van a tener que inventar un nombre nuevo” que se refiera a “un deudor que pagó y que alguien bloqueó“, aseguró. “Las calificadoras, los bancos de inversión, los gurúes académicos, siempre encuentran algún término“, añadió.

Remarcó que pagarle a los buitres activaría la cláusula RUFO, por la que los bonistas que entraron en el canje pueden reclamar el pago total de la deuda anterior.

CFK explicó que ante esa situación “se caen las quitas que Néstor logró por primera vez en la historia, se caen todos los plazos y te piden todo junto, los punitorios, los plazos que recién vencen en el 2033 de una, para que lo pagues todo junto“. “Estaríamos tirando abajo los 190 mil millones de dólares que ya llevamos pagados de deuda“, añadió.

También volvió a solicitar a los holdouts que contraten un seguro contra esa cláusula. “Si no aplica, que nos den un seguro de esos que hacen los bancos, que hagan un seguro contra la cláusula RUFO“, reclamó.

Cristina sostuvo que “quieren asustar a los argentinos diciendo que si no hacemos lo que quieren los fondos buitre no van a ingresar capitales ni vamos a tener acceso al financiamiento” y se preguntó “desde el año 2003 a la fecha, ¿cuándo tuvimos acceso al financiamiento internacional?”.

Recordó que “cuando nos decían que con el Megacanje y el Blindaje nos iban a llover los dólares, nos llovieron piedras, sapos y culebras“.

“Vamos a seguir hablando, vamos a ir cuantas veces sea necesario a donde tengamos que ir“, afirmó la Presidenta y consideró “una mentira que la Argentina no esté dispuesta a negociar”.

“En 2005, negociamos el canje de la deuda con un ministro que hoy está en un partido de la oposición y él puede dar fe de todas reuniones que tuvimos“, rememoró la Presidenta.

Y apuntó: “Tanto negociamos, que, en 2005, logramos una aceptación del 76 por ciento de los deudores al canje que les propusimos, y en 2010, un 92,4 por ciento. Negociamos dos años con Repsol por YPF y con el Club de París. Tenemos voluntad de diálogo“.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK inauguró la nueva planta de Yamaha en Gral Rodríguez

julio 23, 2014

23–07–2014 / Inauguramos la nueva planta de Liliana en Granadero Baigorria (Santa Fe), la nueva planta de Yamaha en General Rodríguez (Buenos Aires) y la ampliación de la planta de MARS en Mercedes (Buenos Aires). Además, la empresa metalmecánica Tassaroli presentó su plan de inversión.


Muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor Intendente de General Rodríguez; señor Presidente de Yamaha Argentina; señor Presidente de Yamaha para América; señor Embajador del Japón; Intendentes que hoy nos acompañan; amigos y amigas: realmente hoy es un día muy especial porque exactamente, hace un año, estábamos como lo veíamos recién en el corto reunidos con los ejecutivos de Yamaha, que nos anunciaban la instalación, aquí, en el Parque de General Rodríguez de esta planta para producir motos y hoy, a un año, estamos aquí los argentinos y todos ustedes, junto a los trabajadores, inaugurando precisamente una fábrica de motos.

La moto que ven a mis espaldas, que es la YBR 125, Precios Cuidados, que está incluida, que tiene ya un 35 por ciento de componentes nacionales, su precio es 18.000 pesos y se puede adquirir con Tarjeta Argenta y con precios del Banco Nación, así que a ponerse las pilas; es la mota que la más se vende para todos los chicos y chicas, repartidoras de delivery, así que ya saben – los de la competencia me van a matar, pero no importa- acá hay que vender y consumir, muchachos.

Porque de esto se trata uno de los pilares del modelo, que allá por el 25 de mayo de 2003, instalamos en la Argentina tiene precisamente en el consumo interno, pero consumo interno de cosas hechas por trabajadores argentinos, porque no es igual cualquier consumo.

Yo quiero que cada vez consumamos más cosas hechas por los argentinos, porque esto significa valor agregado y trabajo. Hoy charlaba con muchos chicos, en la línea de producción, muy jóvenes, para muchos de ellos era su primer trabajo; para otros era su segundo trabajo.

Me había olvidado de saludar también al señor Secretario de SMATA, el compañero Pingnanelli, que también quiero saludarlo y hoy estamos aquí y es muy importante que rescatemos esto que es el desarrollo de la industria nacional y que cada vez podamos incorporar a motos, autos, tractores mayores componentes nacionales.

Cuando recién venía para acá, pegadito acá a la fábrica, está otra que también se instaló durante nuestra gestión: la de tractores Acko, que es una de las marcas líderes, a nivel mundial y veíamos la cantidad de tractores que ya tienen listos y que sirven también como insumo esencial para la fabricación de productos primarios, en la República Argentina.

Y quiero también recordar el General Rodríguez, que visité hace muchísimos años, al comienzo de la gestión de Néstor, yo la primera visita que hice a General Rodríguez, fue a La Serenísima, porque General Rodríguez era serenísima dependiente y ahora podemos decir que después de más de once años, muchísimas fábricas se están instalando, tenemos este parque Industrial que no existía y otro parque industrial privado, a punto también de abrirse y seguimos incorporando trabajo, que no sólo pasa aquí con esto que estamos viviendo, pasa también y además lo que es importante, porque dije consumo, industrial nacional e inversión pública. (APLAUSOS).

¿Y dónde está la inversión pública que algunos llaman gasto público?

En el programa, entre otros, por ejemplo de Incentivos ala producción, a la industria de inversión, que son los Programa del Bicentenario, y está fábrica también tiene inversión hecha por todos los argentinos, para poder instalarse. Como también la tiene la empresa familiar, en San Rafael, provincia de Mendoza, que una moderna tecnología de cañones de punzado para la industria petrolera, con créditos del Bice, del FONTAR. El FONTAR, es un fondo especial, del Ministerio de Ciencia y Tecnología para todo el desarrollo.

Lo que acabamos de inaugurar, hoy, en Mendoza es un producto totalmente de innovación tecnológica, en materia de perforación petrolera, ideada, creada, proyectada, desarrollada por técnicos, profesionales y obreros argentinos y que vamos a vender al mundo. (APLAUSOS).

También de inversión privada, más inversión pública, otro de los pilares fundamentales de este modelo y de este proyecto.

También en Granadero Baigorria, inauguramos – yo dije ampliación, pero en realidad es inauguración – una planta, también una empresa familiar, de productos electrodomésticos Liliana, de la Familia Jacobson.

Señor Jacobson recordaba el año 2002, cuando apenas tenían 200 trabajadores, hoy tienen 630 y con proyección, en esa planta que han inaugurado, de poder albergar hasta 2.000 trabajadores.

También ahí, en esa inversión, estuvo presente el Estado con inversión del Banco Nación y del Banco BICE y por eso se pudo llevar adelante, pero lo que es más importante también, lo que él mencionó no lo hizo para chuparme las medias, porque yo soy la Presidente y por la protección de la industria, saben por qué lo hizo.

Por lo que sufrió la familia Jacobson, en el año 2001, en ese año como tantísimas otras empresas sufrió problemas financieros porque no podían competir con la importación, pero no porque no estuvieran en condiciones los industriales argentino de competir contra productos importados, sino porque muchas veces los productos importados vienen con dumping, que esto es dumping social, dumping económico y entonces se hace prácticamente imposible.

Porque además, este proyecto de desarrollo industrial, de valor agregado, se ha hecho también con inclusión social, con la inclusión de más de 6 millones de puestos de trabajo, con la generación de convenciones colectivas de trabajo, que nos permiten decir con orgullo que los trabajadores argentinos son los mejores remunerados de América latina y que los salarios argentinos son, comparativamente, los de mayor paridad adquisitiva – medida en dólares – comparadas con otros trabajadores de toda la región de Latinoamérica.

Por eso también, hoy, para mí estar aquí en esta fábrica, también compartir en Mercedes, provincia de Buenos Aires, junto a una empresa multinacional de la importancia de Max, la incorporación de una nueva línea de producción para alimentos para mascotas, lo cual revela también la situación de crecimiento de la sociedad argentina nos pone muy contentos y muy orgullosos.

Esto no quiere decir que no tengamos dificultades, sabemos que en materia de bienes de consumo durable, como por ejemplo las motos, hemos tenido una caída, del 20 por ciento en materia de producción. Esto también tienen que ver, por supuesto, con la generación de expectativas.

Yo quiero hablar, hoy, y reflexionar, junto a todos ustedes, del especial momento que vive el mundo y que también vive la República Argentina: veníamos de cifras muy altas de consumo, con lo cual no queremos caer, pero el 20 por ciento impacta, pero lo que más impacta – y si se me permite porque la economía no es una ciencia exacta – son muchas veces las malas expectativas, que se generan a través de rumores, de políticas, a través de gurúes, de pronósticos, de profecías de que todo nos va a ir peor y entonces – finalmente – terminamos teniendo problemas.

¿Por qué? Porque muchas veces la gente, ante el temor, retraer el consumo de los bienes durables, cosa que no sucede, por ejemplo, en materia de supermercado, que han aumentado, respecto de mayo, un 4,30 por ciento el consumo, porque obviamente por más que le generen esto nadie deja de comer, ni de comerse un asadito, ni de tomarse un vinito, ni de salir a comer.

Pero realmente cuando se trata de la inversión de un auto, de una moto, de una casa, si le generan mala onda y malas expectativas, entonces, esto impacta negativamente.

Y déjenme darles un ejemplo de cómo cuando se siguen esas malas expectativas, esas malas ondas, muchas veces finalmente termina siendo la autoprofecía cumplida y terminan perdiendo. Voy a tomar un ejemplo con un tema que es muy tradicional en nuestro país, uno de nuestros principales commodities: la soja.

Se dijo y se especuló con que el dólar iba a estar, no sé, a 20, 25; 30 pesos, a cualquier cosa y entonces se recomendaba que no se vendiera soja; podíamos ver parte de la cosecha del año pasado, que no se vendía y fíjense ustedes, la soja que llegó a estar a 558 dólares, un promedio de 540; 550 dólares, durante el tiempo en que no se vendía, hoy bajó a 474 dólares la tonelada.

Se estima, que en los últimos quince o treinta días se ha perdido entre 20; 50 dólares por tonelada, por productor, lo cual nos pone muy mal, y también de ingresos para el Estado, porque obviamente no solamente pierde el productor.

¿Y esto a qué se debe? A que muchos especulaban con el tema de que podría haber otro tipo de cambio, o que tal vez podrían guardar la soja dos o tres años, hasta que el gobierno actual se fuera y los pronósticos realmente son a la baja del precio, porque hay una desaceleración de las economías emergentes.

Esto no es un invento de esta Presidenta, ustedes saben que hace pocos días estuvimos reunidos con los BRICS, que son los países emergentes por naturaleza (China, Rusia, India, Sudáfrica, y nuestro principal socio, que es la República Federativa del Brasil).

Entonces, qué es lo que debemos hacer los argentinos, fundamentalmente frente a esto, que se plantea como una caída del PBI global: incentivar lo que siempre hemos hecho: el consumo interno, consumir que fue lo que nos salvó durante las épocas de mayores crisis (2008 y 2009) y nos permitió salir adelante, con mucha fuerza, en el año 2010 y 2011.

Porque la demanda agregada se compone de cuatro elementos básicos: consumo interno, inversión pública, inversión privada y consumo externo.

El consumo externo son las exportaciones y éstas en todo el mundo y para todos los países han caído en volumen y en precio, por lo cual es imprescindible que todos los argentinos tomemos conciencia de que necesitamos fortalecer más que nunca el mercado interno.

Por eso les digo, si quieren hacer una inversión y si quieren conservar el trabajo compre una moto, si es que puede; compre una plancha si es que la necesitan; compren un lavarropa, si es que lo necesitan porque están manteniendo el trabajo de otros argentinos, que también le van a comprar las cosas que ustedes producen y consume. (APLAUSOS).

Miren esto, me acuerdo que el Presidente Lula, que era presidente conmigo, en el año 2009, y yo nos cansamos de explicarlo a lo largo y a lo ancho. Y nos dio resultados, tuvimos problemas, pero pudimos salir adelante y vamos a salir adelante. (APLAUSOS).

Porque, además, obviamente esto no tiene punto de comparación con lo que fue la crisis del 2009, que fue catastrófica. Lo recuerdo que me faltó vender chicles y caramelos por las calles para convencer, pero si es necesario volver a salir a vender chicles y caramelos voy a volver a hacerlo porque a mí no se me caen los anillos para decirle a los argentinos las cosas que tenemos que hacer, la dirección que debemos tener para conservar este modelo virtuoso, que permite tener esta moto, que permite tener los tractores, que tenemos afuera y que nos ha permitido reposicionarnos en el mundo, con lo que ha pasado este último fin de semana con inversiones… muchos sonreían y nos miraban con cierto dejo de ironías, cuando anunciábamos la presencia del señor Presidente de la República Popular China, con una nutrida delegación para venir a hacer importantes asunciones en la Argentina. Y la verdad que hicimos importantes anuncios, en la Argentina: vamos a comenzar las represas “Néstor Kirchner” y “Jorge Cepernic”, por más de 4.700 millones de dólares. (APLAUSOS).

Ya estamos trabajando en el Belgrano Cargas con una inversión de 2.470 millones de dólares. Vamos a empezar y si Dios quiere, cuando vaya próximamente a China podremos firmar definitivamente la construcción de la usina nuclear por la cual nos van a financiar el 85 por ciento del total de la obra de esa cuarta central nuclear de la República Argentina, además de haber obtenido créditos por más de 400 millones para barcos de dragado.

Y también, algo muy importante: la firma entre el Banco Central de la República Argentina y el Ministerio de Comercio de la República Popular de China, de un swap.

¿Qué es un swap? Un swap es un acuerdo entre las autoridades monetarias de dos países donde ante momentos de stress monetarios, ellos lo llaman stress para quedar fino, yo digo especulación y ataque que uno sufre en materia monetaria, podamos contar con un apoyo de hasta 11.000 millones de dólares por parte del Gobierno de la República Popular de China para nuestras reservas del Banco Central y de esta manera contrarrestar ataques especulativos.

Esto es muy importante, porque algunos decían que no, que era en yenes, que no, que era mentira, que era comercial, que era únicamente para comprarles cosas o productos a China.

No, señores, es esencialmente de carácter monetario, de carácter financiero. Porque, ¿saben qué? Hay un mundo nuevo, hay actores nuevos que no quieren pisarte la cabeza, quieren cooperar con vos para ver si juntos podemos arrastrar este inmenso carro que hoy es el mundo y que ha sido sostenido por las economías emergentes que tuvimos que soportar la crisis generada por los países en desarrollo, que todavía no han podido recuperarse y que nos quieren tirar el muerto a las economías emergentes. (APLAUSOS)

Entonces, la reunión de hace pocos días del BRICS con UNASUR, la asunción por parte de los países que mejor posicionados están en los emergentes países para poder hacer frente a este momento, significa la reformulación de un nuevo ordenamiento global y Argentina estará y está allí presente.

Yo me siento muy orgullosa de ser la Presidenta que haya firmado un acuerdo estratégico de integración con lo que hoy constituye, sin lugar a dudas o está a punto de constituir tal vez, la primera economía del mundo, pero no para ir contra nadie, sino para entre todos, tratar de superar este momento global.

Y también, hacer frente, como decía Wado, que no respetó el protocolo, pero a mí me gusta cuando no respetan el protocolo y dicen algunas verdades como, por ejemplo, el ataque de los fondos buitres que está sufriendo internos y externos muchas veces esos buitres, la República Argentina.

Yo quiero decirles a todos los argentinos, quiero decirles que la Argentina no va a estar en default. ¿Saben por qué? Por una razón muy sencilla, esencial, elemental, tan obvia que no tendría que decirla. ¿Pero saben por qué no vamos a estar en default? Por en default entran los que no pagan y Argentina pagó. (APLAUSOS)

Así que, van a tener que inventar un nombre nuevo, no sé cuál será, porque siempre las calificadoras, los bancos de inversión, los gurúes, los académicos siempre encuentran algún término con el cual disfrazar lo que realmente pasa.

Pero van a tener que encontrar un nuevo término que refleje que un deudor pagó y alguien bloqueó y no deja llegar ese dinero que es de terceros, a esos terceros que son los tenedores del canje del 2005 y del 2010 que entraron de buena fe.

Sobre esto, también quiero hablar, poquito, porque dicen que Argentina nunca negoció. Yo quisiera que hablaran, no ya con algún ministro de este Gobierno, porque obviamente puede pecar de parcialidad, pero el canje del año 2005, durante la gestión del presidente Kirchner, este la llevó a cabo y su ministro de Economía hoy es un hombre que está en otro partido y en otro lugar.

Nos hemos cansado de viajar por el mundo en el año 2005 y en el año 2010 negociando con bancos, con inversores, tratando de convencer a la mayor cantidad posible de gente para que ingresara a esos canjes.

¡Cómo que no negociamos! Ahí están las constancias en el Fondo Monetario Internacional, en los viajes, en los diarios, en todos los organismos multilaterales de crédito, en todos los bancos, los show roads que hicimos en todo el mundo acerca de estas cuestiones.

Creo que hasta estuvimos en Abu Dabi, si mal no recuerdo, presentando lo que era la reestructuración de la deuda soberana. Nos cansamos de recorrer el mundo, obteniendo en el primer canje, una adhesión del 76 por ciento y llegando en el segundo canje a una adhesión del 92,4 por ciento.

Y si no les basta con esa negociación, podemos hablar de la negociación con Repsol, que nos llevó 2 años y durante los últimos 4 meses, antes de cerrar, reuniones prácticamente diarias. Y si no les alcanza, la negociación que hicimos con el Club de París, del cual pasaron 8 ministros de Economía sin poder llegar a ningún acuerdo. Y si no les alcanza, lo del CIADI.

¿Y saben qué? Lo más gracioso de todo, yo no sé si reírme o llorar, pero lo más gracioso de todo es que todo lo que nosotros arreglamos y pagamos, se endeudaron otros. A nosotros nos tocó el rol de pagar y hacernos cargo de los platos rotos. Pero no nos quejamos, porque nos hacemos responsables.

Somos gobernantes que ponemos la cara, que ponemos la cara y, fundamentalmente, quiero decirles a todos y cada uno de los argentinos que esta Presidenta no va a firmar nada que comprometa el futuro de las generaciones de Argentina como hicieron otros que firmaron cualquier cosa y después tuvimos que venir nosotros a hacernos cargo. (APLAUSOS)

El otro día, leía que alguien decía y lo decía con acierto, que podía caberle responsabilidad penal a los funcionarios argentinos si violaban la cláusula Ruffo. Ustedes dirán ¿y qué es eso de la cláusula Ruffo?

La cláusula Ruffo, vieron como cuando ustedes firman un contrato de alquiler o un contrato de compra-venta, bueno, es una de las cláusulas que firmamos en los prospectos, en los contratos que hicimos con cada uno de los tenedores de deuda del canje 2005 y 2010. Cada uno de ese 92,4 por ciento, tiene a su favor la cláusula Ruffo.

¿Qué dice la cláusula Ruffo? La cláusula Ruffo dice que si uno firmó y acordó en el 2005, la Argentina después no puede pagarle a otro tenedor mejor o más de lo que le pagó en el 2005 al que acordó. Y del 2010, también Ruffo dice que no puede pagarle a nadie después, más de lo que le pagó al 2005 o al 2010. Son lo que se llaman las cláusulas de incentivo para que entre la mayor cantidad de gente a firmar.

¿Y saben qué dice la cláusula? Que si uno viola esa cláusula, se cae todo lo acordado, se caen las quitas que Néstor logró por primera vez en la historia, se caen todos los plazos y te exigen todo junto los punitorios, las quitas y los plazos que recién vencen en el 33 –escucharon, 2033- de una para que lo pagues todo junto.

Como verán, la cláusula Ruffo es de cumplimento, lo que quieren decir ello, imposible su violación porque estaríamos tirando abajo lo que tan trabajosamente le costó a los argentinos. Pero sobre todas las cosas, estaríamos tirando abajo los 190 mil millones de dólares que ya llevamos pagados de deuda a nuestros tenedores. Deuda que, por otra parte, la pudimos pagar sin necesidad de que nadie nos volviera a prestar nada, sin acceso al mercado de capitales.

¿Y saben por qué lo pudimos hacer? Por ustedes, por cosas como la industria nacional, por tener trabajo nacional, por tener posibilidad de exportar, por tener posibilidad de consumo, por tener inversión pública, por tener trabajadores bien remunerados, por haber tenido Asignación Universal por Hijo, que también incentivó el consumo, por haber incorporado a millones de jubilados que no podrían estar jubilados si no lo hubiéramos hecho. Por todo eso pudimos pagar. (APLAUSOS)

Entonces, lo que digo es… Cuando leía el otro día que a cualquier funcionario podían caberle responsabilidades penales y civiles, tienen razón. ¿Pero saben qué? A mí lo que más me preocupa no es la responsabilidad penal o histórica; a mí lo que más me preocupa es la responsabilidad ante la historia, ante la mirada de mis hijos, de mis nietos y de millones de argentinos que no me van a hacer firmar cualquier cosa amenazándome con que el mundo se viene abajo, porque eso yo también lo viví.

Lo viví como diputada, cuando nos decían que con el megacanje y el blindaje nos iban a llover los dólares. ¡Qué dólares, nos llovieron piedras, sapos y culebras! Eso es lo que nos llovieron a los argentinos después del megacanje y el blindaje.

Y les recuerdo algo, hagan un ejercicio y comienzo con el principio de mi intervención, de las expectativas, de los rumores, de lo que dicen que va a pasar. Yo le pregunto a cada uno de los argentinos: ¿a alguno le dijeron en algún diario que mañana le ponían el corralito? No. Repasen los titulares de aquella época. Les decían que todo estaba bien, que todo iba fenómeno.

Recuerdo el caso de una amiga, miren ustedes hasta dónde llegan las cosas, una amiga que tenía cierta desconfianza con los bancos y no le ponía la plata, su plata, sus ahorros, en el banco y su hermano trabajaba en un banco, en sistemas, y la convenció que pusiera los ahorros. Tres días antes, a la pobre Luciana, de que viniera el corralito, todavía lo quiere matar al hermano.

Pero esto es lo que nos pasó, porque cuando se nos cayó el mundo encima, no nos avisó ningún diario, no nos avisó ningún analista, ninguno de los economistas, de esos que saben lo que va a pasar no solamente mañana, sino dentro de un siglo, nadie le dijo nada a los argentinos. ¿Saben por qué? Porque ellos también son parte del sistema que ayudó a que los argentinos nos viniéramos abajo. Esta es la verdad. (APLAUSOS)

Y hoy, quieren asustarnos a los argentinos diciendo que si no hacemos lo que quieren los fondos buitres, no van a ingresar capitales ni vamos a tener acceso al financiamiento. Y digo yo, desde el año 2003 a la fecha, ¿cuándo tuvimos acceso al financiamiento internacional?

¿Quieren que les cuente cuándo tuvimos acceso al financiamiento internacional? En toda la década del 90. Ahí entraban los dólares. ¡Y cómo no iban a entrar! Si tenían una tasa de retorno del 10, del 14, 15 por ciento cuando en cualquier país del mundo apenas te pagaban el 1 y medio o el 2 por ciento por tener un depósito a plazo fijo en dólares.

Por eso, yo lo que les pido a los argentinos es mucha unidad nacional, no importa si no están de acuerdo con el Gobierno en algunas cosas o en todas, pero en lo que no podemos dejar de estar de acuerdo los argentinos, es que no podemos volver para atrás al infierno que significó la deuda externa durante décadas y que pesó sobre las posibilidades de crecimiento, de desarrollo, de conocimiento, de educación, de vivienda, de salud, de universidades de millones de argentinos. No nos podemos dejar arrebatar el presente y mucho menos el futuro.

Vamos a seguir hablando, vamos a ir cuántas veces sea necesaria adónde tengamos que ir, pero con nuestras razones, que no son caprichos en absoluto. Tan es así que cuando pedimos, porque dicen que la cláusula Ruffo no aplica, bueno, si no aplica, que nos den un seguro de esos que hacen los bancos, como hacen seguro contra default, que hagan un seguro contra la cláusula Ruffo, total, si no aplica, la prima les va a salir muy barata y van a obtener mucha renta y nosotros quedamos cubiertos, de paso, de que no se nos venga todo encima.

Ni una sola respuesta, absolutamente silencio. Porque todos saben…¿Saben qué pasa? En realidad, como me dijo un importante presidente de un país extranjero. “Presidenta: ¿usted cree realmente que esto puede ser un problema por 1.000, 2.000 o 3.000 millones de dólares? No, lo que quieren es hacer caer la reestructuración para volver a esa Argentina que pagaba cuando no le alcanzaba el dinero con recursos naturales”. Y hoy tenemos y lo mencionaba la gente de Mendoza, la segunda reserva de gas shale del mundo y la cuarta de gas shale de petróleo.

Esto no solamente significa el autoabastecimiento energético, clave para el siglo XXI. Tres claves va a tener el siglo XXI: energía, alimentos e investigación y desarrollo en ciencia y tecnología. Y en las tres, estamos andando muy bien.

Esto que estamos inaugurando en Mendoza, que es una industria, una investigación y desarrollo aplicada a la industria petrolera; las otras investigaciones que nos decían los empresarios, el desarrollo que está teniendo toda la maquinaria vinculada con la explotación de petróleo no convencional que además argentinos, tenemos la inmensa suerte de tenerlo en una zona totalmente accesible pero prácticamente desértica, con lo cual nos permite una competitividad en materia de exploración, explotación, extracción y transformación de ese gas en otros derivados, sin precedentes en nuestra historia. ¿Y saben qué? Justo cuando nos estamos desendeudando.

¿Saben cuál es el porcentaje de la deuda externa argentina en moneda extranjera en manos de tenedores privados? Solo el 8 por ciento del PBI. Cuando vino Néstor era el 166 por ciento del PBI, de un PBI sustancialmente inferior al actual.

Está tan claro lo que se pretende, que muchas veces, cuando uno escucha algunas palabras que algunos dicen “cantos de sirenas”. No, no son cantos de sirenas, las sirenas son más lindas, cantan más lindo, son graznidos de carancho y graznidos de buitres.

Bueno, no estamos dispuestos. Vamos a estar dispuestos, como siempre lo he dicho, a honrar las deudas con el 100 por ciento de nuestros acreedores, en forma equitativa, justa, legal y sustentable, para poder seguir adelante con esta Argentina de crecimiento y de progreso, que nos ha permitido crear 9 universidades, que nos ha permitido además, desarrollar con recursos del Estados planes como PROGRESAR, PROCREAR, PROAUTO, todas políticas proactivas, contracíclicas precisamente para apuntalar un país y un modelo que necesita hoy más que nunca del trabajo y del esfuerzo compartido. Como nos tocó el día lunes subirnos a trenes como hacía 50 años los argentinos no veían.

Me acuerdo cuando hicimos los anuncios, muchos en algunos medios se descreían y se burlaban. Y ahí están, y ahí va a estar el 15 de septiembre el Sarmiento completo, completamente modernizado.

Dos cosas pido: una, que los cuiden y, la segunda, ya le di instrucciones al ministro Randazzo que, por favor, y discúlpenme los fumadores, prohíba fumar adentro de los trenes porque necesitamos, en serio, aunque no tenga mucho que ver con lo que estoy hablando, todo tiene que ver con todo, primero, porque estamos cumpliendo con una ley nacional, está prohibido fumar en lugares cerrados y, segundo, porque nos ayudamos entre todos a respetarnos y a vivir un poco mejor.

Pero no creían y ahí están y vamos a hacer la inversión, estamos haciendo la inversión en materia ferroviaria más importante de los últimos 60 años. El Belgrano Cargas que nos va a permitir dar una competitividad muy grande a la economía argentina.

Tenemos que mejorar y aquí quiero dirigirme a mis compañeros trabajadores, a los sindicatos, tenemos que mejorar la competitividad, tenemos que mejorar el tema de lograr que haya menos ausentismo, que tengamos mayor productividad. Porque es un mundo muy competitivo y si no nos ponemos a tono, te terminan pasando por encima.

Ahí están los laburantes: muchachos, hay que cuidar lo que han conseguido, porque lo que han conseguido es la posibilidad de estudio, de trabajo para ustedes, para sus familias, de dignidad, tener trabajo es ser digno, tener trabajo es poder formar una familia, es el gran articulador social.

Yo les pido a todos que cuidemos las cosas que hemos logrado conseguir; los errores que podamos tener, tratemos de corregirlos y cada uno en su lugar, por pequeña que le parezca su responsabilidad, por pequeña que le parezca su función, la lleve adelante pensando en el otro, en la Patria.

¿Vieron cómo hizo la Selección Nacional? Lo mismo, todos unos al lado del otro, con los dientes apretados y trabajando por la Argentina, por los colores de la Argentina, que es trabajar por el futuro nuestro y de nuestra familia.

Muchas gracias a todos, feliz inauguración de la fábrica de motos Yamaha, felicitaciones a la fábrica Liliana, felicitaciones a los mendocinos con su moderna invención en materia petrolera, felicitaciones a MARS en Mercedes y felicitaciones a todos los argentinos y argentinas de buena fe y de mejor corazón que creen que un país mejor, no solo es posible, sino también necesario.

Gracias y un saludo de corazón, los quiero mucho a todos y a todas.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Brasilia. Plenario Cumbre BRICS-Unasur

julio 16, 2014

16–07–2014 / Brasilia: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que la Argentinaestá sufriendo un fortísimo ataque especulativo por parte de los fondos buitre“. Al hablar en la cumbre Brics-Unasur, que se realiza en Brasilia, Cristina llamó adempás a “poner orden en las finanzas internacionales” porque, advirtió, están “absolutamente desquiciadas“.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER EN LA CUMBRE DE PAÍSES MIEMBROS DEL BRICS Y LA UNIÓN DE NACIONES SUDAMERICANAS, PALACIO ITAMARATY, BRASILIA, REPÚBLICA DE BRASIL. 

Muy buenos días a todos los líderes del BRICS, que visitan nuestra región, algunos de ellos con los cuales ya hemos estado, como el caso del Presidente de la Federación de Rusia, Doctor Vladimir Putin, que nos visitara, en visita oficial de Estado, a nuestro país, el pasado día sábado, y esperamos, este viernes, al Presidente de la República de China, Xi Jinping, a todos ustedes muchas gracias por acompañarnos aquí, en América del Sur; al resto de los Jefes y Jefas de Estado, viejos amigos que hemos compartido momentos duros y difíciles en la UNASUR y que como señalaba recién, la Presidenta Dilma Rousseff, hemos resuelto, en paz y sin conflictividad, de ninguna naturaleza e índole conflictos que llegaron a momentos culminantes; realmente un flagrante contraste con lo que está sucediendo, en estos momentos, en otras regiones del mundo, como en el Medio Oriente, donde realmente no puedo dejar de expresar mis deseos – como Presidenta de la República Argentina y fundamentalmente como ciudadana global – por el cese del fuego, en lo que está sucediendo hoy entre el Estado de Israel y el Estado de Palestina.

Creemos que es importante un pronunciamiento también, en este sentido, porque es nuestro deber – como ciudadanos del mundo – si hablamos de la necesidad de un crecimiento sostenible. No hay crecimiento sostenible sin paz y sin seguridad, y no hay crecimiento sostenible sin una organización o un orden global económico-financiero, fundamentalmente diferente al que hoy tenemos.

Por eso, saludamos con mucho beneplácito esta decisión de los BRICS de constituir un banco de fomento, un banco de desarrollo que apunte a lo comercial, a lo infraestructural y también, por qué no, a poner orden en unas finanzas internacionales, absolutamente desquiciadas.

Muchas veces hemos requerido en este foro o en otros más amplios, como la Organización de Naciones Unidas, en el G-20 también, la imprescindible reforma de los organismos multilaterales de crédito y también de los organismos multilaterales políticos, como Naciones Unidas o el Consejo de Seguridad, etc.

Pero realmente estas demandas, estos reclamos no han sido escuchados y creo que es un signo muy positivo, nadie puede interpretar esta actitud de los BRICS como una cuestión de negatividad, sino de construcción alternativa frente a la falta de respuestas de lo que ya deberíamos haber tenido todos los ciudadanos del mundo.

Y tal vez Argentina más que nadie pueda hablar de este tema en momentos en que está sufriendo un fortísimo ataque especulativo, por parte de los denominados fondos buitres.

Como todos ustedes saben, Argentina defaulteó su deuda soberana, en el año 2001; no fue durante nuestra gestión, no fue durante nuestro gobierno, pero obviamente la continuidad jurídica de los Estados impone hacerse cargo de la responsabilidades.

Y Argentina, durante la gestión del Presidente Kirchner, en el año 2005, reestructuró parte de su deuda externa y luego, durante mi gestión, en el año 2010, llegó a la reestructuración del 92,4 por ciento del total de tenedores de bonos de la deuda argentina.

Esto nos ha significado pagar, desde el año 2005 a la fecha, más de 190.000 millones de dólares, no solamente a los tenedores de bonos, sino también a los organismos multilaterales de créditos, como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, que deberían ser también bancos de fomento y que hoy, desgraciadamente, están dejando de cumplir este rol de banco de fomento y tenemos la novedad que bancos de fomentos se rigen por la calificadoras de riesgos, como si se tratarán de bancos comerciales o bancos de inversión.

Por eso creemos que esta decisión de crear un banco de desarrollo, por parte de los BRICS, es una respuesta más que adecuada.

Ahora bien, la deuda quedó un muy pequeño grupo que no aceptó entrar a ninguno de los canjes, ni al del año 2005, ni al canje del año 2010.

Hicieron más de 900 juicios, litigaron en todo el mundo, llegaron hasta a embargarnos el buque insignia de la Argentina: la Fragata Libertad, en el Estado de Ghana, en la costa africana, en un hecho inédito e insólito violando todas las normas en materia de derecho internacional, obviamente lo que hace a la Convención del Mar.

Por supuesto, luego de dos meses y de un intenso juicio volvimos a recuperar nuestra fragata.

¿Qué es lo que han hecho, ahora, ante una jurisprudencia insólita e inédita del estado de Nueva York, ante la imposibilidad de seguir embargando o haciendo juicios?

Han embargado lo que no les pertenece, han embargado lo que es propiedad del 92,4 por ciento de los bonistas que entraron al canje de la deuda, de los recursos que Argentina depositó y lo hizo una vez más, en tiempo y forma, el 30 de junio, cuando era el vencimiento de los bonos discount, una de las series de los bonos discount, en más de 900 millones de dólares, en la cuenta del Banco de Nueva York, que tiene el Banco Central de la República Argentina.

Ahí están los fondos y ha habido disposiciones disímiles respecto a qué hacer con los mismos. No saben qué hacer exactamente con los mismos. Por ejemplo, algunos bonos con legislación argentina, fueron pagados; el CITIBANK, que no quería pagar los bonos, se presentó ante el juez, y al CITIBANK le autorizaron pagar los bonos; al Banco de Nueva York no; al Euroclear tampoco; al Eurobank tampoco, o sea ni siquiera un comportamiento mínimo, regular, jurídico de igualdad.

Estamos hablando de interpretaciones absolutamente insólitas e inéditas de clausulas, tales como el pari passu, que la han interpretado como que hay que pagarle lo mismo a los que nunca negociaron, a los que nunca entraron en el canje, y lo que es peor aún los que nunca le prestaron a la Argentina.

Porque es bueno saber, que estos fondos buitres, que hoy están litigando contra la Argentina no fueron inversores en la Argentina, compraron bonos que ya había sido defaulteados y los compraron en el año 2008, cuando ya habían transcurrido siete años que la Argentina había declarado el default y habían transcurridos tres años que había hecho su primer canje de deuda, donde había alcanzado un 76 por ciento de acuerdo.

Nunca le prestaron plata la República Argentina, los compraron por centavos, 48 millones de dólares y la sentencia del juez Griesa le reconoce, entre el 2008 y el año 2014, una renta en dólares del 1.680 por ciento.

Estamos hablando de desarrollo sustentable, estamos hablando de inversiones para generar trabajo y empleo, estamos hablando de inversiones para generar comercio, qué ejemplo es en el mundo que alguien que pone 48 millones de dólares solamente a través de un juicio obtiene una rentabilidad de 1.680 por ciento, en apenas 6 años.

Fondos buitres, que además, tienen su domicilio en paraísos fiscales y que además tienen fuerzas especiales comunicacionales, como la American Task Force y quiero referirme en especial a ella.

American Task Force – recuerden este nombre – es un grupo de lobistas, que influye en políticos norteamericanos, que publica solicitadas infamantes y difamantes contra la Argentina y que ayer, quiero leer también, en su sitio web, American Task Force, publicó un artículo muy curioso que nos llamó la atención, porque en una parte y voy a leer textualmente para no equivocarme, dice que: “un bomba de tiempo financiera está haciendo tic-tac”.

Y se refiere a una cuestión muy fundamental que también ha sido encarada aquí: recursos naturales.

Ustedes saben que la Argentina cuenta con la segunda reserva de gas shale, del mundo y la cuarta de petróleo shale del mundo, lo cual nos va a convertir aproximadamente en el año 17 ó 18 en no solamente autosuficientes, sino hasta tal vez con capacidad de exportar energía.

¿Qué es lo que apareció publicado en el sitio web de la América Task Force? Dice que en lugar de encontrar una solución para el acuerdo y para las futuras inversiones, ha estado girando la Argentina en torno a la opción del default. Esto proviene de una administración que se guía por la ideología, se prefiere continuar importando combustible para siempre o quizás hipotecar Vaca Muerta a China y a Rusia.

Sí, señores, se refiere en forma ofensiva a dos miembros importantísimos en el mundo, dos actores importantísimos miembros del G-20 que hoy están sentados aquí, como es Rusia y China.

Y hace alusión también a la inversión que hoy tiene en Vaca Muerta otra importante empresa norteamericana, Chevron, que ha invertido 3.000 millones de dólares y amenaza con que de no arreglar como ellos quieren, se retiraría Chevron de la Argentina.

Entonces, uno se pregunta, como lo decía un presidente vecino de la República Oriental del Uruguay y como me lo decía también otro importante presidente allende los mares. ¿Realmente usted cree que el problema es jurídico, que el problema es por 1.500 o 10.000 millones de dólares? ¿O realmente lo que se pretende es hacer caer la reestructuración de la deuda externa argentina –repito-, de la que ya hemos pagado 190 mil millones de dólares?

Si cayera la reestructuración de la deuda argentina, si esto ocurriría, si le pagamos más a los que quedaron afuera de ambos canjes, en este caso los fondos buitres, porque obviamente hay una cláusula de buena fe, no pueden recibir más los que quedaron afuera del canje que los que aceptaron voluntariamente el canje, estas son reglas aceptadas globalmente.

Es imposible reestructurar deuda soberana de otro modo, esto rige, inclusive, en la legislación interna de cada país, cuando se produce una quiebra, la legislación exige un mínimo porcentaje o un máximo porcentaje de acreedores, un 66 por ciento, para que ese acuerdo sea obligatorio para los otros.   

Entonces, la verdad que el interrogante que uno plantea cuando se hace mención explícita, precisamente a dos países cuyos presidentes han visitado, uno, el sábado, una delegación importante ha ido a Vaca Muerta, cuando lo va a visitar también otro importantísimo actor a nivel global, como hoy es la República de China, cuando se amenaza con que se van a retirar las inversiones de Chevron.

¿Realmente estamos ante un caso jurídico judicial o estamos ante un ataque especulativo y una maniobra, de modo tal que Argentina vuelva a lo que fue, el sobreendeudamiento permanente? Esto ya lo vivimos.

Hoy publican una solicitada en todos los diarios del mundo y también en nuestro país, prometiéndoles que si les pagamos a los fondos buitres, la lluvia de dólares va a caer en la República Argentina.

Y esta historia, señores, la escuché, no como Presidente, la escuché como diputada de mi país, como diputada de la oposición sentada en mi banca en el año 2001, cuando nos dijeron desde el Fondo Monetario Internacional que con el megacanje y el blindaje, donde nos hicieron un asiento contable, que nos prestaron 40 mil millones de dólares e incrementaron la deuda en 55 mil millones de dólares más, finalmente terminamos en el default, en la miseria, la falta de trabajo para millones de argentinos.

Esta historia ya la escuché y ya la escucharon y la sufrieron, lo que es mucho peor, millones de argentinos.

Entonces, estamos ante una situación que ya escapa siquiera a las cuestiones financieras globales. Estamos preguntándonos si no estamos ante cuestión de geopolítica, si no estamos ante cuestiones de dominación o de no entender que hay un mundo multipolar diferente al que existía en el año 1989, donde algunos creyeron que la historia se había acabado.

Y la historia no se acaba, la historia sigue porque los pueblos siguen. Y los países emergentes acá en la América del Sur, y los países emergentes en otras regiones, pudieron salir de sus situaciones e incorporar a millones de compatriotas a la salud, a la educación, a la vivienda, a los derechos elementales.

Bueno, por eso vienen. Vienen nuevamente para querer imponer un sobre endeudamiento en una Argentina muy rica, una Argentina que, además de ser el octavo país en territorio del mundo, tiene apenas 40 millones de habitantes, lo cual, tener la segunda reserva de gas y la cuarta de petróleo, y además constituir una de las productoras más importantes en materia de alimentos a nivel mundial, la constituye en una presa muy codiciada para todos.

Por eso, es importante también aclarar que la Argentina, pese a las amenazas, pese a lo que hoy se considera prácticamente un chantaje por parte de estos sectores, ha pagado su deuda. El día 30 de junio, depositamos más de 900 millones de dólares en el Banco de Nueva York, en la cuenta del Banco Central.

Y Argentina va a seguir pagando, porque el default es no pagar y solamente puede declarar el default o la cesación de pagos, obviamente, el país que no paga, como ha sucedido en numerosas oportunidades y como sucedió también en la República Argentina.

La Argentina va a seguir cumpliendo con sus obligaciones, porque es un país solvente para hacerlo y porque está convencida que debe honrar sus deudas con el 100 por ciento de los acreedores, pero en forma justa, equitativa y legal.

¿Y por qué se produce esta situación? Porque saben que es imposible cumplir lo que pretenden porque una de las cláusulas, esto es muy importante remarcarlo para todos los asistentes, una de las cláusulas impresas en los títulos de deuda que pasaron por el control y la observación de la SEC en la Bolsa norteamericana, incluye la denominada Cláusula Ruffo. La cláusula que establece que no se le puede pagar a los que no entraron en el canje 2005 o 2010, más de lo que se les ha pagado a los que ya entraron.

¿Qué es lo que decimos entonces? Le ofrecemos a estos holdouts, entrar al canje, porque el canje está abierto, ganarían en dólares una tasa en 6 años de aproximadamente 300 por ciento. No es que estamos diciendo que no les vamos a pagar nada, les vamos a pagar en las condiciones justas, equitativas y legales que establecen los prospectos de deuda de la Nación argentina y además, la jurisprudencia pacífica que hay a nivel internacional.

Es bueno recordar que en Europa, por real ley de Bélgica y también legislación europea, a partir de este mismo fondo buitre que actuó sobre el Perú, se dictó legislación específica que, precisamente, protegía la reestructuración soberana de las deudas.

Estamos planteando, señores, entonces, que un nuevo ordenamiento financiero global, no solamente es justo y equitativo, sino que es imprescindible. Estamos planteando que Argentina no va a entrar en default porque Argentina va a pagar su deuda como ya lo hizo.

Y deberán hacerse responsables los que impiden que los legítimos tenedores de esos dineros, que ya no es la Argentina, porque la Argentina una vez que deposita deja de ser la dueña de esos recursos y esos recursos son propiedad legítima y legal de los tenedores de bonos de los años 2005 y 2010.

Por lo tanto, vamos a seguir pagando y deberán hacerse responsables instituciones bancarias y los que deban hacerlo frente a esos tenedores de bonos si no los dejan percibir.

Pero también, remarcar una vez más, que ya a un banco sí le autorizaron pagar bonos y a otros bancos no. El banco al que le autorizaron, por supuesto, es el banco de origen norteamericano; los que todavía tienen trabados los fondos, son el Eurobank y el Euroclear que, como ustedes saben, es Unión Europea.

Esto revela lo insólito, lo inédito, lo confuso de toda la situación que se está viviendo. No para nosotros, no estamos ni confundidos en absoluto, al contrario, como no estamos confundidos, hicimos, precisamente, lo que teníamos que hacer: el 30, pagamos, porque tal vez, lo que pretendían era que no pagáramos y entonces sí, constituirnos en mora por no haber depositado, teniendo los recursos para hacerlo y la cuenta abierta del Banco de Nueva York en el Banco Central de la República Argentina, las sumas que debíamos

Por eso, Argentina no va a defaultear su deuda; Argentina paga y lo que reclamamos a los organismos multilaterales, lo que reclamamos al mundo es, precisamente, la instauración de un orden financiero global que permita el crecimiento sustentable y global.

Y felicitamos la iniciativa de los BRICS, porque también debemos decir que Banco Mundial y ahora Banco Interamericano de Desarrollo, de los cuales también somos pagadores netos. ¿Qué quiere decir esto? Que estamos pagando más de lo que recibimos en materia de préstamos.

Con lo cual, señoras y señores, la Argentina, por más que la difamen o pretendan instalar de que no quiera negociar…¡Cómo no vamos a negociar! Hemos ido dos veces a Nueva York. Los únicos que no quieren negociar, son los fondos buitres, que quieren que se les pague por 48 millones de dólares, 1.600 millones de dólares en apenas 6 años.

Nosotros siempre estamos dispuestos a negociar, dentro de la ley, dentro de la Justicia, dentro de la equidad y por eso invitamos a que entren al canje.

Y convocamos a todos los países que tenemos un compromiso fundamentalmente con nuestros pueblos y con nuestras historias, de generar bienestar, países que durante mucho tiempo tuvimos severísimas dificultades, algunos por endeudamiento, otros por consecuencia de sus propios avatares históricos, tuvieron la fortaleza suficiente de superar ese endeudamiento, avatares históricos, falta de democracia, como nos tocó vivir a nosotros en la región sudamericana, y en democracia y en paz, hemos sido capaces de garantizar crecimiento con inclusión social, no solamente crecimiento económico.

Durante la década de los 90, durante el imperio del neoliberalismo, donde Argentina era presentada como alumna modelo en el Fondo Monetario Internacional, donde su presidente era invitado a hablar en las asambleas, se llegó a generar una desocupación superior hasta el 20 por ciento.

Hubo tasas de crecimiento, sí, pero de crecimiento sin gente, de crecimiento especulativo, que venía a colocar, merced a la ficción de la paridad del 1 a 1, dólares con tasas que, mientras en el mundo se pagaba un 2 por ciento, en la Argentina se llegó a pagar hasta un 14 y 15 por ciento anual de tasas en dólares.

Este también es uno de los orígenes de aquel endeudamiento que culminó en el default del 2001, más allá de todo endeudamiento que también se operó a partir de la dictadura del 24 de marzo de 1976.

Por eso, la convocatoria a todos los países, es la de aunar esfuerzos en esta verdadera cruzada de una nueva organización global en materia política, económica y financiera que tenga consecuencias sociales, políticas y culturales positivas para nuestros pueblos.

Muchas gracias. (APLAUSOS) 


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Lanzamiento Plan Pro.Cre.Auto

junio 23, 2014

23–06–2014 / Buenos Aires: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó un acto en el Salón de las Mujeres de Bientenario en donde anunció la puesta en marcha de un programa, Pro.Cre.Auto para la adquisición de vehículos cero kilómetros a tasas prefereniales, a plazos de 60 meses y con una finaciación de hasta el 90% del valor del auto.

El plan se lanza por tres meses. Pero según indicó la ministra de Industria, Débora Giorgi, indicó que con este incentivo se espera que en los próximos 12 meses el sector vuelva a producir 700.000 unidades.

“Siempre estamos en la cancha hasta que algún árbitro nos quiera bombear“, dijo la Presidenta al iniciar su discurso y a continuación enumeró los anuncios realizados a través de la videoconferencia en Córdoba, Santa Fé y Mar del Plata (ver nota aparte) y con el lanzamiento del plan.

La jefa de Estado destacó las explicaciones otorgadas por la ministra Giorgi respecto de la situación experimentada en el sector automotriz. Hizo alusión a la caída de las exportaciones al principal socio del país, Brasil, y resaltó la actitud “de tiro en los pies” que mostraron los empresarios.” En cualquier lugar del mundo cuando hay problemas, hay caída del consumo, hay “Sale”, ofertas, bajas de precios. Acá hiceron al revés, aumentaron los precios y quisieron cargarle al impuesto a los autos importados el San Benito por esa situación“, dijo.

“Los que tienen la suerte de tener un auto importado, tienen que pagar lo que vale y dejarle el beneficio de menores impuesto para los que producen autos que consumen los argentinos“, agregó al tiempo que recordó que la baja de las exportaciones también se debió a la crisis que hay en Europa y cómo la misma se traslada a las filiales de las terminales ubicadas en los países centrales. “¿Qué hacen las terminales? te trasladan la crisis vendiendo los autos que no logran colocar en Europa y mandan la orden a sus gerentes quienes las cumplen“.

Por otro lado, llamó a hacer una autocrítica regional y avanzó en la necesidad de trabajar en una propuesta realizada para producir autopartes que sean de valor.

He propuesto la necesidad de pasar a una profundización el tema de autopartes baratas que producimos en Argentina y Brasil para que sean las que dan valor. La ganancia está en las autopartes de altísimo valor agregado. ¿Qué es lo que tenemos que hacer? Generar una actitud común de asociación estratégica en la producción de esas autopartes y una exigencia de integración de las terminales de estas partes“, indicó.

Además pidió a los empresarios tener actitudes previsibles. Alertó a las automotrices la necesidad de comprender “los 10 años que tuvieron de ganancia y producción sostenidos por las políticas públicas” y recalcó que con actitudes como las tomadas en por los empresarios argentinos “no se construye un país y una economía, ni un futuro previsible”.

Acá estamos atajando los goles, los penales” dijo y concluyó haciendo alusión al avance de la selección argentina en el Mundial y a la presencia de hinchas argentinos en Brasil: ¡qué alegría cuando pude ver el Maracaná y el Mineirao lleno de argentinos alentando a la selección. Vamos todavía!.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DE UNA NUEVA LÍNEA DE CRÉDITOS PARA AUTOS, DESDE EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, CASA ROSADA. 

Gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; realmente felicitaciones al equipo de Industria, de Economía y del Banco Nación, que pudieron llevar adelante el lanzamiento de este Plan, para la venta de autos y de incrementar a todo el sector automotriz.

Muchas gracias por la presencia de los sectores autopartistas, del señor Secretario General de la CGT; del señor Secretario General de la SMATA; del señor Secretario General de la CTA; de todos los compañeros trabajadores de todos los sectores. Realmente siempre estamos en la cancha, y vamos a seguir saliendo a la cancha, aunque algún árbitro nos quiera bombear. (APLAUSOS).

Salimos a la cancha también hoy, en Luque, provincia de Córdoba, cuando estamos inaugurando, junto a la fábrica Alladio, que es líder en América latina de productora de lavarropas con carga frontal, y donde se amplió la planta de Luque, para producir el primer lava-vajillas argentino, lo cual para mí es un orgullo como argentina, realmente estar produciendo esto, pues actualmente estábamos importando 53.000 lava-vajillas por año.

Esto nos va a significar un ahorro de unos, aproximadamente, de 12 millones de dólares, en divisas, obviamente, y en una primera etapa tenemos una integración de partes, que aspira a llegar a un 85 por ciento de partes total, con lo que significa en materia de trabajo, con lo que significa en materia de autopartes, de trabajo y fundamentalmente de ir completando los eslabones del desarrollo industrial para no ser lo que alguna vez, algún economista, llamó desarrollo imperfecto y que nos provoca, muchas veces,  cíclicamente estrangulamientos desde el sector externo. Le pasó al primer y segundo gobierno peronista y también, en cierta manera, nos pasa a los que seguimos apostando por el país, por la industria, por el trabajo, pero también con la ciencia y la tecnología.

Porque, también, salimos a la cancha con ciencia y tecnología cuando decidimos crear el Ministerio de Ciencia y Tecnología, pero no como un componente decorativo del gobierno, sino como un concepto de la ciencia y de la tecnología, aplicada al desarrollo de todo lo productivo, de tal manera de agregar valor al producto argentino.

Y me acuerdo de un discurso de Lino Barañao, en el saloncito, ¿se acuerdan del saloncito ese, donde hablaba Néstor, del atril? Ahí fue donde empezó la famosa historia del atril, ese cuartito que era el Salón Sur, que él lo tenía oscuro. Y yo decía: “tenemos que cambiarlo, Néstor parece Drácula ahí”, con esa cortina colorada, pero a él le encantaba el Salón Sur y él hablaba ahí sus cosas y lanzaba sus ideas.

Y me acuerdo como si fuera hoy, que yo estaba sentada en la mesa, ya como Presidenta, Lino hablaba como ministro y decía que la Argentina tenía un déficit de 130.000 metros cuadrados para dedicarle a instalar los laboratorios y todo lo que fuera la ciencia y la tecnología, que estaban hacinados el CONICET, los laboratorios, los investigadores, los becarios, etc., etc. Déficit que venía de tres décadas, de 30 años de no hacer absolutamente nada.

Bueno, yo quiero decirles que ya hoy estamos superando los 155.000 metros cuadrados y hoy estamos inaugurando en la provincia de Santa Fe, en un laboratorio, que depende no solamente del CONICET, sino también en forma conjunta con la Universidad Nacional del Litoral, que es el Instituto de Agrobiotecnología del Litoral, como su nombre lo indica, donde trabaja la Doctora Chan.

La Doctora Chan, si ustedes recuerdan, es esa científica maravillosa que descubrió, junto a su equipo, la resistencia… ¿a ver Lino háceme acordar, si mal no recuerdo, es la resistencia de la soja o de la semilla del maíz? Ahí está la Doctora Chan, me escucha Doctora….

Doctora Raquel Lía Chan.-  (…) hay genes de girasol y ha sido modificado para ser introducido en plantas de soja, maíz, trigo, habitualmente también en alfafa, y genera un aumento de productividad, aún en condiciones de estrés abiótico, o sea de sequía o salinidad.

El expediente completo, para que esto llegue a etapa comercial, ha sido presentado, en la CONAVIA, este año, y esperamos que durante el año pueda convertirse en un producto hecho en Argentina. (APLAUSOS).

Bueno, gracias Doctora Chan, esta mujer – que acaban de escuchar – junto a su equipo de investigadores, lo dirige ella, descubrió, a través de la semilla de girasol, a eso se tiende, modificaciones moleculares, que tornan a las plantas, fundamentalmente a todos los cultivos nuestros productivos, mucho más resistentes al estrés hídrico y estaban trabajándolo en el patentamiento, junto con laboratorios que también habían trabajado e invertido en esto.

Bueno, esta mujer va a trabajar, precisamente, junto a cuatro técnicos repatriados, con uno de los cuales hablamos. Uno estaba en Alemania, en el Max Planck, otro estaba en Michigan, otro estaba creo que en Chile y el cuarto o la cuarta no me acuerdo dónde estaba.

Pero ella trabajará junto a cuatro técnicos, cuatro científicos más repatriados a la Argentina y están trabajando todos juntos en este lugar, que cuenta con más de 10 laboratorios, con viveros.

Antes estaban todos desperdigados en distintos pisos de la universidad, en distintos lugares de la ciudad, lo que torna imposible una investigación seria y profunda, porque además al estar todos en el mismo lugar facilita el intercambio.

No hace falta explicar es como operar en un quirófano diferente, donde uno opera en una parte y otro en la otra, realmente no se puede llegar nunca a buen término.

Lo cierto es que hemos inaugurado, este instituto y también el Instituto de Matemática Aplicada, también de la Universidad del Litoral, lo cual nos deja muy, pero muy contentos.

Y en Mar del Plata, en la querida Ciudad de Mar del Plata, la cooperativa “Nuevo Amanecer”, que viene a rescatar una empresa de larga tradición en Mar del Plata – como nos manifestaba el secretario de Comercio e Interior, Augusto Costa y el Intendente, Gustavo Pulti – que fue “El Amanecer”.

Yo les puedo asegurar que los quesos de “El Amanecer” y el dulce de leche eran y deben seguir siendo espectaculares y finalmente los trabajadores recuperaron la planta y hoy están haciéndola producir con la ayuda del ministerio de Desarrollo Social, del INAES, el titular el Doctor Patricio Griffin, creo que también estaba allí, en Mar del Plata; Fabio que con mucha emoción contaba la solidaridad de todos los trabajadores y también el dolor de los dos compañeros trabajadores, que fallecieron seguramente ¿porqué no?

Por la angustia de perder el trabajo y de no poder llevar el sustento a la familia, eso debe ser algo terrible y muy difícil de superar.

Pero lo importante es que estamos allí con esto que además es todo muy alegórico: “Nuevo Amanecer”, con una importante producción y además incorporados al “Programa de Precios Cuidados”, que hemos lanzado también como una política pública, tendiente a cuidar el bolsillo de los argentinos. (APLAUSOS).       

Y finalmente, lo que ha sido la presentación por parte de la señora ministra de Industria, del plan PRO.CRE.AUTO, sí, PRO.CREAR, yo no sé pero nos van a decir en cualquier momento que somos del PRO, pero no, nada que ver.

Pero, realmente es importante porque la explicación que brindó la Ministra acerca de lo que quieren introducir desde determinados sectores en cuanto a cuáles eran las causas de la caída del sector automotriz, creo que fueron ampliamente saldadas: el sector externo, con nuestro principal socio estratégico, la caída de importaciones para Brasil y, por supuesto, de exportaciones para la Argentina y lo que dijo ella muy elegantemente, un tiro en los pies.

En mi barrio lo llaman de otra manera, pero ella lo dijo como corresponde a una señora en un acto público. Pero realmente no podía decirlo de otra manera.

Pero realmente, en cualquier lugar del mundo, cuando hay problemas económicos, cuando hay caída del consumo, ¿qué es lo primero que ves? “Sale”, ofertas, baja de precio. ¿Para qué?

Para que no se caiga…Acá hicieron exactamente al revés: aumentaron todos los precios y quisieron cargarle al tema del impuesto a los autos importados, el San Benito confundiendo a la gente que era un impuesto a los autos nacionales, cuando en realidad no se había modificado ni una gota, al contrario, el impuesto a los autos nacionales, sino que, precisamente, el aumento inclusive del año pasado de la venta, del patentamiento, no había sido el aumento de la producción, sino el aumento de la venta de importados con la consiguiente salida de divisas.

Lo que pasa que los que, bueno, tienen la suerte de tener auto importado porque tienen un buen nivel de ingresos y no está mal, no está mal tener autos importados, que quede claro, que nadie diga que mañana…son preciosos, pero me parece que vos si querés tener auto importado, tener que pagar lo que vale ese auto importado.

Y tener el beneficio de menores impuestos para los autos que producen trabajo para los argentinos. Me parece que es algo tan lógico.

Además también, otra cosa que no mencionó la Ministra, que parte también de la caída de las exportaciones, se dio también a que desde Europa, debido a la crisis…Ustedes no se olviden que todas las terminales que están aquí y en Brasil, son todas extranjeras, no hay terminales ni brasileras ni hay terminales argentinas.

Los que son argentinos o brasileros, son los autopartistas, más o menos sofisticados, pero son los únicos que son argentinos. El resto es todo importado.

¿Qué hacen las terminales que tienen una gran crisis en Europa, con niveles de desempleo que superan el 20 y pico por ciento y en la juventud andan rodando el 50 y pico por ciento con endeudamientos casi del 100 del su Producto Bruto Interno, inclusive, algunos superándolo?

Te trasladan la crisis vendiendo los autos que no logran colocar en Europa, te los mandan a sus terminales y tienen la orden los gerentes, porque los que están acá, no son los dueños de las automotrices, son los gerentes y empleados de mayor jerarquía, pero empleados al fin, que nadie se sienta ofendido porque ser empleados no tiene nada de malo, por favor, que cumplen las órdenes y, entonces, colocan la mercadería que no pueden colocar en Europa la terminan colocando acá.

La verdad que yo voy a hacer una autocrítica que tenemos que hacernos nosotros como América del Sur y como miembros del Mercosur: yo he propuesto y creo que en algún momento lo vamos a tener que abordar seriamente, es la necesidad de pasar a una profundización en el tema de las autopartes para que no sean las autopartes baratas las que producimos aquí en la Argentina o en Brasil, sino que sean las autopartes también con alto grado de tecnología porque son las que dan valor.

Yo les quiero contar algo: cuando me tocó una de las tantas veces que me tocó hacer una gira a distintos países, fui de visita invitada por el Gobierno austriaco.

El Gobierno austriaco también producía hace mucho tiempo autos. Dejaron de producir autos y trasladaron la producción de los autos a países del Este y se dedicaron a producir autopartes de altísimo valor agregado, porque la ganancia está en la producción de las autopartes de altísimo valor agregado.

¿Qué es lo que tendríamos que hacer entonces nosotros aquí en América del Sur, fundamentalmente los dos principales socios por volumen del Mercosur?

Generar una actitud común entre ambos países de asociación estratégica en la producción de esas autopartes y también de exigencia a las terminales de integración de esas autopartes y de inversión tecnológica e investigación y desarrollo.

Hemos logrado también un acuerdo, al que hizo mención la Ministra con Brasil que fue, precisamente, un acuerdo que demandó mucho tiempo, porque había libre comercio que nos permite también hoy tener un “flex” más bajo, estamos en 1.95.

Todos dirán qué es el “flex”: es la diferencia máxima que se puede tener entre importación y exportación entre ambos países, estábamos en 1.95, hubiéramos querido reducir un poquito más pero llegamos a un acuerdo de 1.50, lo cual mejora sustancialmente la posición nuestra que es deficitaria respecto de la balanza con Brasil.

O sea, somos deficitarios respecto de la balanza con Brasil. Y también, las posibilidades de entrar en el Plan Innova. Yo sé que muchos se preguntarán qué es el Plan Innova: el Plan Innova es un plan de promoción para la adquisición de autos que tiene Brasil. Con lo cual, nuestros autos, los que producimos acá, van a poder ingresar en ese Plan Innova.

Todo esto no se hace en un día ni en una tarde ni tomando el té amablemente, no. Fueron días y meses de marchas y contramarchas, de viajes a Brasil, de nosotros, de nuestros funcionarios, del ministro de Economía, del ministro de Comercio Interior, de la Ministra para Brasilia, de los funcionarios y de los ministros brasileños para la Argentina.

Así estuvimos por lo menos, 3 meses, 4, 3, 4 meses hasta que, finalmente, pudimos abordar a un acuerdo que también, conjuntamente con este Plan de promoción de venta de autos para las familias argentinas, van a contribuir a que logremos recuperar la producción de autos y que, por lo tanto también, las automotrices, comprendan los 10 años que tuvieron sostenida ganancia y sostenido rendimiento producto de las políticas públicas.

No puede ser que ante el primer cimbronazo, todos nos retiremos, dejemos a todo el mundo en banda porque así no se construye un país, no se construye una economía ni se construye un país previsible.

Previsible no solamente tiene que ser el gobierno, previsible no solamente…Siempre se nos exige previsibilidad a los funcionarios o a las políticas de Estado, pero previsibles también tienen que ser los empresarios y las políticas privadas. Me parece que esto es algo que…es una previsión a dos puntas.

Y, fundamentalmente, bueno, estas cuotas que es volver a las cuotas que estábamos antes y que es sobre el ingreso familiar y que va a permitir…

Fíjense además, yo creo que faltó agregar algo Débora: vos está hablando que se volvió a las cuotas que teníamos en qué año, el año pasado. Sí, pero los sueldos de este año, después de las paritarias, son bastante mejores que las del año pasado.

Quiere decir, entonces, que va a habar mucha mayor capacidad porque, en realidad, no estamos volviendo a la misma cuota; si fuera la misma cuota, si el trabajador tuviera el mismo salario que el año pasado. Esto para los que hablan de algunas cosas y me parece que es bueno también tomar en cuenta…ver la fotografía completa.

Va a ser la misma cuota, Piña, que el año pasado, pero con una paritaria que no es la del año pasado. También para vos, Antonio, y también para…Porque hay para todos, acá no se salva nadie.

Tenemos que poner el hombro, claro, el hombro lo tenemos que poner todos porque nadie se salva solo. No digo que nadie se salva de…No, no, nadie se salva solo. Esto está comprobado.

Y, entonces, yo creo que esta salida a la cancha es como un equipo. Débora dice salida a la cancha, pero con un jugador solo, nadie juega, eh, necesitamos, por lo menos en el equipo, 11 jugadores y un arquero.

Yo puedo ser la arquera porque, la verdad, es que me tiran tiros…me tiran, ya que estamos en clima mundialista, me tiran penales, tiros libres, me tocan con la mano, tengo el árbitro…los árbitros nos bombean, cada dos por tres nos pegan unos bomberazos terribles…Pero acá estamos, atajando los goles, los penales…

Y a propósito y para finalizar: ¡qué alegría cuando pude ver el Maracaná y el otro estadio, Mineirao, lleno, lleno de argentinos! ¡Qué maravilla, eh, qué maravilla, alentando a la Selección! ¡Vamos todavía!

Así que, vamos a seguir jugando en la cancha y no se descuiden, que en una avanzada metemos otro gol.

Gracias, chau, hasta luego. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.554 seguidores