Quieres escribir un post en SOY DONDE NO PIENSO ?

TinteroINVITO expresamente a los que deseen PUBLICAR UN POST en este blog, a todos los que tienen o han tenido la amabilidad de pasar por aquí a compartir algún pensamiento, una poesía, una anécdota, una noticia, lo que sea que haya llamado vuestra atención y deseen compartir etc. no solamente conmigo sino con los demás.

La metodologia es bien sencilla. En el cuadro de texto que encontrarás abajo escribes y listo!!

Recibiré tu material y será publicado, no necesariamente tiene que coincidir con mis gustos personales, es más la idea es apuntar a la diversidad, el saber qué mueve a otros, a los que quieren decir algo pero que se detienen porque hay que hacer mucho trámite cibernético.

Hay gente con hermosas inquietudes y que encuentran en su camino cosas que quieren compartir con los demás, verlas publicadas sin tener el tiempo suficiente para llevar su propio espacio.

NO OLVIDES DE COLOCAR UN SEUDONIMO CON EL CUAL DESEES QUE APAREZCA FIRMADO TUS TEXTOS.

Voy a crear una categoria especial llamada POSTS INVITADOS para aquellos -que no son pocos- les reconozco con sinceridad siento tienen aptitud, iniciativaconstancia y buena onda para aportar cosas bien interesantes en sus comentarios.

Por qué no darles y darme la oportunidad de que no queden allí sus aportes a veces aislados entre tantos otros.

Dicho esto les dejo la inquietud a aquellos que deseen tomarla.  Puede ser un texto que no has escrito tú mismo, sino algo que encontraste por allí y que ha llamado tu atención como para decir “Oigan, miren esto!!!”

Adelante!!! Deja tu huella 🙂

Anuncios

6 Comments »

  1. Tener en cuenta los descubrimientos en el campo psicológico y aplicarlos al proceso de enseñanza no sólo es recomendable, sino que su ignorancia sería como no utilizar las matemáticas en la física. Los profesores deben contar con herramientas, que les permitan disfrutar de su trabajo porque sabemos, gracias a la teoría psicoanalítica, que sólo cuando hay goce en la actividad que se desempeña, sea cual sea, podemos realizarla. Cómo el docente se desenvuelve con sus propios afectos determina su modo de enseñanza y recordemos que los celos, la envidia, el amor, el odio son afectos universales que acontecen en todo sujeto; no pueden no estar, la diferencia con lo patológico es en relación a la cantidad.

    La tolerancia hacia los diferentes sentimientos que uno experimenta no es una tarea hecha sino un trabajo a realizar, como muestran los cuentos infantiles, y muchas películas de acción, donde los personajes se dividen siempre en buenos y malos; esto produce un evidente goce en el niño, que aún no puede tolerar bien la mezcla de sentimientos tiernos y hostiles hacia una misma persona.

    El docente como figura de autoridad encargada de poner límites, genera en el narcisismo del otro cierta agresividad, a la par que sentimientos de ternura, como subrogado de aquel padre de la infancia que todo lo podía. Es conveniente que el profesor aprenda a tomar distancia con respecto a los comportamientos del alumno; educar no consiste en razonar el porqué de las cosas, no se puede convencer a nadie de nada, sino en permitir que el otro crezca.

    Generalmente el profesor tiene una idea de cómo debería aprender el alumno, piensa por ejemplo que después de haber explicado el tema tres veces, éste ya debería saberlo, o que copiar lo escrito en la pizarra ayuda a recordar. Sin embargo, el proceso de aprendizaje no conoce de una cifra específica para fraguar el conocimiento y cada persona necesitará un número de repeticiones indeterminado, para aprehender un contenido.

    La inteligencia humana no está en relación con la rapidez de respuesta como popularmente se define, sino que es un bien a construir y sucede en paralelo con el desarrollo psicosexual. No es que soy inteligente porque hablo idiomas sino que estudiando idiomas me hago inteligente.

    Cuando el alumno no puede conquistar algún conocimiento es porque alguna traba afectiva a nivel inconsciente sucede en él. Si el educador está familiarizado con sus propios procesos inconscientes podrá tolerar en el otro aquello que aprendió a tolerar en él y sobre todo, a tenerlo en cuenta.

    Un buen profesor sería aquel que permite al alumno trabajar y él también se transforma en el proceso de educar. Dar clase enseña siempre que podamos leer cuales fueron nuestros errores y los festejemos, porque no hay aprendizaje posible sin equivocarse. Ahí donde hubo un error la oportunidad de aprender aparece.

    Sabemos que la cultura viene a civilizar al sujeto y una de sus funciones es poner límites a las tendencias sádicas. Sin embargo, es habitual al hablar de la agresividad pensar que es algo aprendido, cuando en realidad es precisamente porque es constitutiva de todo humano que no se puede abordar como si pudiera no darse.

    Toda relación tiene siempre cierto tinte de hostilidad porque el otro es también un límite a los deseos propios. No podemos terminar con la ambivalencia afectiva sino aprender a tolerarla. Una de las fuentes de mayor zozobra en la adolescencia es precisamente la intensificación de los afectos infantiles hacia los progenitores, tanto en su vertiente tierna como hostil y muchos de estos afectos inconscientes quedan desplazados a la figura del profesor.

    Al contrario de lo que plantea la ideología estatal, la agresividad no es algo aprendido sino un afecto que forma parte de la estructura psíquica. No se trata de aprender a no ser agresivos porque eso sería como aprender a ser inmortales, sino de saber que las tendencias agresivas existen en todo humano y si se educan pueden ponerse al servicio de lo social. Un médico que opera a corazón abierto utiliza su agresividad de forma muy diferente a un despiadado asesino que apuñala a otro en el corazón.

    Un profesor en análisis cuida su salud, transmite el deseo de aprender y permite que sus alumnos estén en la cultura, sabiendo que no se trata de llegar a ningún lugar sino de permanecer en el camino del inglés, la pintura o cualquier otra posibilidad de lo humano.

  2. La hiperactividad es un cuadro de síntomas que tiene como rasgo más destacado una actividad motora frenética y puede acompañarse con trastornos del sueño, falta o exceso de apetito, conductas agresivas, mal rendimiento escolar. Cuando uno se pregunta qué hacer para tranquilizar al pequeño no siempre la respuesta es acudir a un psicoanalista y a veces el niño pasa por un calvario de medicamentos, que en el mejor de los casos son inocuos.

    Es importante señalar que la hiperactividad es un trastorno del alma, es decir, no tiene ninguna causa fisiológica conocida, si bien algunas sustancias pueden provocar manifestaciones hiperactivas.

    Cuando los padres intuyen en su hijo una alteración en el proceso de crecimiento es conveniente pedir cita a un profesional; por su cercanía son quienes primero pueden sentir que algo le sucede. Las alteraciones infantiles suelen resolverse en sesión con el niño y en sesión con los padres, pero si estas dificultades que presenta el pequeño no se trabajan, es muy probable que éste padezca en su vida adulta otras patologías nerviosas.

    Ser padre o madre no es algo instintual, que cada cual trae ya aprendido en sus genes, sino funciones a producir, que se aprenden en su ejercicio. Que los padres se equivoquen no entorpece el crecimiento del niño, muy al contrario le ayuda a simbolizar la falta. El ser humano es paradojal y no todos los sentimientos los experimenta de forma consciente; a veces sucede que algunas madres no aceptan de buen modo la intervención del padre en la educación de los hijos y de una manera inconsciente lo rechazan.

    Esta falta de actuación paterna es poco aconsejable porque mantiene al niño en la fantasía de ser único frente al amor de la madre. Las razones por las que una mujer o un hombre se vuelca en el cuidado de sus hijos sin permitir la intervención de terceros, son múltiples y específicas en cada caso, ahora bien, existe una tendencia generalizada a proyectar en los hijos nuestras propias carencias afectivas.

    Es por eso que cuando uno siente que sus padres no le quisieron lo suficiente, intente dar a sus hijos aquellas atenciones que él o ella desearon en su infancia. Un exceso de amor puede ser tan perjudicial para el desarrollo como su falta. La figura del padre, que no necesariamente tiene que ser desempeñada por el padre biológico, viene a poner límites. El miedo al padre no es algo perjudicial, como se suele pensar sino algo necesario, que salva de otros miedos. Cuando la autoridad paterna es continuamente cuestionada por la mujer, pierde su efecto para el pequeño.

    Los límites no sólo ayudan a crecer, también producen en el niño una sensación de seguridad y bienestar. Cada niño reacciona de forma diferente ante situaciones similares, como cualquier observador puede comprobar. Crecer es un proceso lleno de pérdidas y ganancias que acontece en todo humano pero que cada cual habrá de conquistar.

    Todas las relaciones amorosas están tejidas en la ambivalencia afectiva y esta presencia conjunta de sentimientos hostiles y tiernos hacia la misma persona, es algo que los niños aún no toleran bien. Cómo los padres se relacionen a su vez con la diversidad de sus propios sentimientos hacia el hijo, juega un papel importante en la educación del niño.

    El desarrollo afectivo determina el desarrollo cognitivo, por eso que cuando un niño se encuentra anclado en cuestiones de su desarrollo psicosexual que no logra aclarar o siente que le está vedado preguntar, no puede tampoco prosperar en sus tareas.

    El tratamiento psicoanalítico es una terapia muy eficaz para los trastornos de hiperactividad, que permite formular en palabras lo que hasta entonces expresó el síntoma y lo transforma. La salud es una construcción que necesita de las herramientas adecuadas; sólo el amor no alcanza.

  3. 3

    … Y ciertamente, esa noche no podía dormir porque escuché nuevamente aquella melodía… Era casi imperceptible… Pero, aún así, la escuchaba… Todavía me pregunto ¿Será un sueño? ¿Estaré despierto?… ¿Será el recuerdo de un sueño o el sueño de un recuerdo?…

    … Y ahí, lidiando frente a frente con aquel déjà vu, esa noche, no pude recordar.

  4. 4
    sandra Says:

    Necesito gritar ahora mismo…

    Necesito decir lo que pienso sacar de dentro de mi toda la rabia que tengo acumulada, por ver que mi relación, mis ilusiones, mis esperanzas, mi vida, se está yendo al carajo, por situaciones que a veces se me escapan de las manos, y sé que le hago daño a la persona que más quiero, a la persona con la que quiero compartir mi vida ahora mismo, la que tanto anhelo y tanto necesito. Qué puedo hacer? Ahora mismo sola en casa sin él, dándome cuenta de los errores que cometo, pero en ocasiones no puedo evitarlos, me contradigo muchas veces y lo sé, qué coño me pasa ? estoy arriesgando mi relación siendo esta la relación más clara y seguro por mi parte que he tenido.

    Te quiero tío, te quierooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

    Es duro el día día, trabajas, vas al gym, estás con las amigas, te vas de compras, te pones a leer, estudiar…. pero nada mi vida esta vacía sin ti. Una simple llamada tuya, un simple mensaje, me alegra el día me hace sonreír, me hace sentir viva. LO SIENTO TÍO.

    Que rabia da, no poder hacer ver a la persona lo que de verdad sientes, quieres, deseas. Te quiero …. eres lo mejor que me ha pasado en 4 años, me has llenado de alegrías, de experiencias, me has cambiado mi vida, soy otra persona, he madurado contigo, mi vida lleva otra camino desde que estoy contigo, eres lo mejor que me ha pasado en tiempo, y espero que todo se arregle.

    Está claro que si no seguimos juntos, voy a seguir mi vida tal cual la hacía antes de conocerte, y tendré un futuro igual que toda la gente, pero ahora mismo, no quiero otra vida, quiero mi vida contigo.
    Soy mayorcita para saber que lo que digo es lo que quiero ahora, desde hace 4 años lo quiero y lo sigo queriendo…

  5. 5
    Lucía Says:

    Hola Gabriel,
    Acabo de terminar tu libro, y me encantó, siento que me va a ayudar mucho ya que yo también soy psicóloga. Te escribo desde Montevideo Uruguay y estuve en la presentación de tu libro: Te felicito por haber dedicado tiempo y energía a algo que creo que nos enriquece a todas las personas ya que todos tenemos conflictos y la manera de plantearlos claramente es una puerta que nos abre al entendimiento y a tomar conciencia. También a mi como psicóloga me ayuda a plantearme el desafío de enfrentar a las personas independientemente de quienes sean como enigmas y siempre darles y darme la oportunidad de ser escuchados. Particularmente me pareció muy interesante el caso del padre Antonio ya que soy bastante prejuiciosa con respecto a la religión y a los clérigos que la profesan y estoy segura de que me ha servido para poder ver que a pesar de la elección que hagamos para vivir nuestra vida, todos tenemos algo que dar y recibir en este mundo tan conflictivo que nos toca vivir.
    Un abrazo grande. Lucía Caamaño

  6. 6
    Queless Says:

    ¿Ustedes creen que ese hombre que dice amar a su “esposa”, pueda pegarle ?

    Pues sí, ha sucedido y en mi disque hogar, familia, base fundamental o como quieran llamarle.
    Ya han sucedido como dos veces, y aunque para ellos sea algo que a la mañana siguiente se les olvidará, para mi no, porque soy su hijo, un adolescente, que está aprendiendo de ellos y como se le ocurre a éste, mí “padre” pegarle mirándola con un desprecio y enojo.

    Nuestros educadores dicen que cuando en las cabezas de las familias hay violencia, en ese hijo que la vio, la habrá también, entonces siguiendo este concepto digo: yo también le pegaré a mi futura esposa “el amor de mi vida “.

    Buscando una posible excusa para esta reacción enormemente pésima de mi padre dije: “él no terminó la secundaria” y luego pensé solo un poquito y dije para la violencia no hay excusa en ningún caso, y mucho menos cuando el que lo genera es tu padre, pero, ¿qué puedo hacer yo, un simple adolescente que todavía no termina la secundaria? o peor aún lo puede haber pensado mi padre si es que yo hubiera defendido a mi madre ¿quién es este mocoso que me quiere venir a decir que hacer ?

    A todos los lectores, les digo si algo pueden hacer desde ahora, en especial a los padres, es nunca tocar a sus esposas e hijos por más dura que sea la situación. Y si no saben que hacer recuerden cuánto aman a esas personas o todos los momentos felices que han vivido y los que aún pueden vivir…


RSS Feed for this entry

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: