Archivo para mayo 14th, 2011

Integrantes del gobierno y sindicalistas, tratando de poner paños frios y reubicarse

mayo 14, 2011

TRAS EL FIRME RECLAMO DE LA PRESIDENTA CRISTINA FERNÁNDEZ CONTRA “LA EXPLOTACIÓN Y LA EXTORSIÓN”
El gobierno rechazó un ataque a Moyano y la CGT ratificó la alianza

14-05-2011 / La Casa Rosada negó que el pedido de la mandataria al sindicalismo tuviera destinatarios “personales”. El jefe de la central obrera motorizó un mensaje de alineamiento. El PJ prepara un acto de acompañamiento institucional.

Cfkymoyano

Por Viviana Mariño

El día después del firme llamado presidencial a los sindicatos para evitar que las protestas salariales deriven en una “extorsión” al gobierno, la Casa Rosada se concentró en un doble ejercicio: precisar los alcances y destinatarios del discurso de Cristina Fernández y, en paralelo, poner en marcha un encuentro de la conducción del Partido Justicialista para expresar el respaldo institucional a la gestión nacional.

Esa secuencia confluirá en un reclamo conjunto para que la mandataria compita en octubre por la reelección. La figura del jefe de la CGT, Hugo Moyano, quedó en el centro de la ¿traducción? del mensaje que Cristina pronunció el jueves en el partido bonaerense de José C. Paz.

No quiero explotación ni extorsión en la República Argentina. Cuando a una organización sindical sólo le importa lo que les pasa a sus afiliados y toma actitudes que perjudican al conjunto, deja de ser un sindicato para convertirse en una corporación. Yo quiero sindicatos solidarios con todos los argentinos“, puntualizó entonces.

En el mismo mensaje, Cristina jugó una carta fuerte. Fue cuando habló de su candidatura a la reelección y advirtió:

Yo no estoy muerta por volver a ser presidenta. Ya di todo lo que tenía que dar, a mí no me van a correr.”

Ayer, la Casa Rosada negó que el reclamo de la jefa de Estado haya tenido “un destinatario personal”.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, afirmó que el mensaje presidencial no estuvo dirigido concretamente a la CGT, y subrayó que la mandataria “se dirigió a todos los sectores sociales y, en especial, se refirió a casos aislados por su metodología de conflicto”.

El jefe de Gabinete Aníbal Fernández completó el razonamiento:

La presidenta sabe que Moyano tiene una vocación superlativa por resolver los problemas de los trabajadores y Moyano sabe que no hay nadie en este país que pueda sostener un proyecto como el que encarna Cristina“, explicó.

Aunque evitó un pronunciamiento orgánico, la CGT negó la posibilidad de una ruptura con el gobierno y reivindicó el “acuerdo estratégico” entre Cristina y la central obrera. Lo hizo a través de Juan Carlos Schmidt, secretario de Capacitación y Formación Profesional de la CGT, el jefe del sindicato de los taxistas, Omar Viviani, y el diputado Héctor Recalde.

Esas intervenciones fueron coordinadas por el propio Moyano, confiaron fuentes de la central sindical.

“Nadie esperaba un pronunciamiento en nombre propio”, replicaron en la Casa Rosada.

La evaluación oficial hizo eje en la declaración de Schmidt, el dirigente cegetista que días atrás encendió el enojo presidencial cuando advirtió que la central “nunca” le había hecho un paro general al gobierno.

El Ejecutivo lo interpretó como una amenaza.

La presidenta no se refirió concretamente a la CGT. Esto no mueve el acuerdo estratégico“, subrayó.

El más enfático fue Recalde:

Moyano sabe que los que quieren fracturar su relación con Cristina son enemigos del movimiento obrero. Lo más importante es que no haya desmadres, se ejerzan los reclamos con razonabilidad y que Cristina acepte la candidatura“, subrayó.

Ayer, en el gobierno evaluaban con satisfacción tanto la intervención de los dirigentes cegetistas como el inmediato resultado del discurso presidencial.

Media hora después del mensaje en José C. Paz los petroleros decidieron levantar el paro por tiempo indeterminado que habían convocado en refinerías y depósitos. Ayer, el sector firmó un acuerdo salarial.

La amenaza de esa protesta, y de otra anunciada por trabajadores aeronavegantes, había generado malestar en la Rosada.

Cristina interpretó la seguidilla de movilizaciones que afectaron la provisión de combustibles y la regularidad de los vuelos en las últimas semanas como una apuesta a poner en riesgo la sustentabilidad del modelo.

Por eso, desde la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso, el 1º de marzo, aprovechó varias de sus apariciones públicas para reclamar que los pedidos y movilizaciones gremiales tengan un marco de “racionalidad”.

El alerta oficial quedó encendido hace poco más de un mes con la protesta de los petroleros en Santa Cruz, y tuvo un pico intenso el fin de semana pasado cuando, por un paro de camioneros, se vio afectada la distribución y provisión de nafta y gasoil en las estaciones de servicio de la Capital Federal y el Conurbano bonaerense.

Desde ayer, el gobernador Daniel Scioli y Juan Carlos Mazzón, secretario presidencial y operador histórico del PJ, organizan la reunión del PJ nacional del jueves en La Plata.

Será el inicio de una serie de pronunciamientos destinados a respaldar al gobierno y garantizar la institucionalidad. Consejero de la conducción partidaria, Moyano será uno de los invitados a ese encuentro.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

La UCR un tanto solitaria para pelear en la Ciudad de Buenos Aires

mayo 14, 2011

EN CARRETERA PERDIDA
Ahora, que no se note tanto la “soledad” de la UCR en la Ciudad

13-05-2011 / El acuerdo entre “Pino” Solanas (Proyecto Sur) y el GEN, que dejó aislado al radicalismo porteño, quedó excluido de las tapas de los medios dominantes. La búsqueda de un “frente opositor” que venza al kirchnerismo continúa.

Tapasdiariosucr

La caída del “acuerdo progresista” en la Ciudad de Buenos Aires y la confirmación de la soledad de la Unión Cívica Radical en las elecciones porteñas, tema que también es destacado en Tiempo Argentino, fue minimizado por los medios hegemónicos para disimular otro fracaso en la búsqueda de la conformación de un frente opositor con posibilidades de derrotar al kirchnerismo.

Clarín eludió colocar el tema en tapa, ni siquiera le otorga un mínimo cuadro.

En cambio, en la página 10 elige destacar en primer término la alianza entre “Pino” Solanas (Proyecto Sur) y el GEN en Capital Federal. En el título, el diario señala: “Cierre porteño: Pino sumó al GEN y al socialismo; la UCR quedó sola”.

En la nota, el diario señala que

Este acuerdo dejó en absoluta soledad a la UCR para las elecciones en la Ciudad, situación que preocupa al candidato presidencial Ricardo Alfonsín.”

Y esto también afecta a una de las “aliadas mediáticas” de Clarín, la diputada Silvana Giudici, presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados nacional.

Y el diario lo señala:

La soledad en la que jugará el radicalismo encendió ayer todas las alarmas en el búnker del alfonsinismo.

Es que Silvana Giudici mide en todas las encuestas muy por debajo de Mauricio Macri, Fernando Pino Solanas y de los tres precandidatos del kirchnerismo (Amado Boudou, Carlos Tomada y Daniel Filmus).”

Por el momento, quedaron lejos las entrevistas casi conjuntas que realizaron Clarín y La Nación al precandidato Ricardo Alfonsín, publicadas el mismo día (10/04) para instalarlo como un referente para seducir al “voto peronista”.

La Nación también omite colocar en tapa el fallido armado radical en la Ciudad, y titula que “El socialismo se alió con Solanas y dejó debilitado al radicalismo” y en la nota enfatiza que

“el socialismo, aliado de la UCR en distintas provincias y a nivel nacional, eligió formar parte del conglomerado de partidos que apoya la candidatura de Fernando ‘Pino’ Solanas para jefe de gobierno porteño. Con esta jugada dejó al radicalismo porteño debilitado y en soledad para afrontar las elecciones del 10 de julio.”

Popular en la página 7 titula:

“La UCR se quedó sola y Pino le arrebató al PS y el GEN”.

En la bajada, enfatiza:

“El cierre de listas deparó sorpresas, confirmaciones y más de un enojo. Sobre todo en el radicalismo, que terminará yendo a la elección de jefe de Gobierno en soledad. El FpV armó una alianza con 10 partidos“.

Página/12, como lo hiciera también Tiempo en su edición de ayer, coloca el tema en tapa con máxima importancia en la agenda.

En tapa destaca:

“El ultimátum. El radicalismo emplazó a los socialistas para que definan si se suman a la alianza que respalda la candidatura de Alfonsín. Desde el PS ya responden que si se concretan las negociaciones con De Narváez, ‘no hay chances de ir juntos en las presidenciales’. La distancia se agiganta en Capital y Córdoba“. 


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

No hay lugar para dos jefaturas. “La jefa soy yo, y si no, me voy a mi casa”

mayo 14, 2011

“La jefa soy yo”

Por Roberto Caballero – Director de Tiempo Argentino.

cfkjosecpaz13-05-2011 / Hay dos lecturas posibles sobre el discurso de Cristina en José C. Paz.

Una es humana y la otra es política.

La primera refleja una verdad que quedó desnuda hasta el desgarro con la muerte súbita de Néstor Kirchner: el poder es ejercido por personas acosadas por los mismos fantasmas y problemas que acosan a cualquiera de nosotros.

Esta carnadura humana, esta dimensión existencial y espiritual, sin embargo, es habitualmente ignorada por los analistas políticos, que juegan al TEG pensando que las fichas y posibilidades son infinitas por investidura o cargo, y convierten a los protagonistas de la cosa pública en superhéroes o supervillanos que actúan por fuera de las dificultades pedestres.

Cuando Cristina dice que no se muere por ser reelecta y que ya ha dado todo por este modelo, incluso su familia, habla desde la viudez, desde el rincón de las hornallas donde las palabras son dictadas por el corazón y no por el frío cálculo matemático electoral, aunque ella misma y sus asesores traten de convencerse y de convencernos de lo contrario.

Pero esa fragilidad humana, expuesta desde la tarima bonaerense, hay que remarcarlo, no necesariamente se traduce en debilidad política. Lo de ayer fue una interpelación pública al sindicalismo que se declara cristinista, pero actúa con una autonomía que atiza la desconfianza con el ala política del dispositivo kirchnerista.

Las declaraciones de Omar Viviani, ninguneando a Scioli, y la solicitada del gremio aeronáutico UPSA, enrolado en la CGT que lidera Hugo Moyano, fueron los detonantes.

En el primero de los casos, porque el candidato de Cristina en Buenos Aires es Scioli y no Massa; y en el segundo, porque la propia Cristina les pidió a los gremios de Aerolíneas Argentinas que cooperen para hacer una gestión eficiente ahora que la empresa es estatal.

Lo que la presidenta quiso dejar en evidencia ayer es que no le pueden pedir la reelección en público ante 300 mil personas para cuestionar luego, las decisiones que ella toma como conductora política del proceso que la CGT respalda.

Cristina les dijo: “La jefa soy yo, y si no, me voy a mi casa.”

Eso sólo puede hacerse desde la fortaleza política y no desde la debilidad. Será injusto, de todos modos, atribuirles a las acciones del gremialismo peronista características extorsivas.

Más bien parece tratarse de una ausencia de tacto, y a una tendencia atávica a los modales corporativos, que pueden haber dado resultados en el pasado, y que incluso fueron indispensables para resistir el default social de la década del ’90, pero que resultan inadecuados para entablar un diálogo más fértil con Cristina Kirchner.

Si Moyano sueña con que algún día el presidente de la Argentina surja del movimiento obrero, quizá debería pensar más como político y menos como sindicalista.

Es cierto, Cristina recibió a Gerardo Martínez, líder de la UOCRA, en lo que pareció un mensaje nada tranquilizador al moyanismo.

Pero, en simultáneo, esa mujer a la que miran con recelo se enfrentó a los grupos más concentrados de la economía para ponerles directores estatales en sus empresas, y la justicia metió preso a Carlos Sergi, el mayor lobbista del establishment de los ’90 y sus políticas, muchas de ellas aceitadas a pura Banelco.

Ni la AEA ni Sergi son amigos de Moyano y del poder sindical, más bien todo lo contrario. Expresan, claramente, a los que siempre quisieron borrar a los sindicatos del mapa.

En estos últimos episodios, Cristina, más allá de los discursos, actuó como moyanista, a su modo. André Malraux decía que a nadie se conoce a través de sus palabras, sino cuando es llamado a la acción.

Convendría que algunos sindicalistas lean, entonces, más atentamente lo que hace y no lo que dice la presidenta, antes de resolver medidas que pueden ser leídas como desafío a su conducción, sobre todo cuando la intención no sea pelearse realmente.

Ni explotación, ni extorsión. Necesito sindicatos solidarios“, dijo la presidenta.

Fue un pedido de ayuda a los beneficiarios del modelo, por supuesto. Pero también un llamado de atención: no hay lugar para dos jefaturas en un movimiento que pretende cambiar las relaciones de desigualdad de la Argentina, enfrentándose al poder económico como nadie lo hizo en los últimos 40 años.

El movimiento obrero necesita a Cristina y viceversa. Y, como en casi todas las cosas de la vida, lo que importa son los hechos, no tanto las palabras.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Anibal Fernández. “Con cualquier otro gobierno no habría más convenciones colectivas de trabajo”.

mayo 14, 2011

“CRISTINA ES UNA JEFA DE VERDAD”
Aníbal Fernández volvió a criticar las “presiones” al gobierno

14–05–2011 / El jefe de Gabinete reafirmó que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “no va a ceder ni un tranco de pulga”, ante las presiones de “alguno que puede creer que si ella es candidata tenga que hacer concesiones que no debería hacer”. Además, volvió a respaldar el reclamo presidencial para que la dirigencia sindical baje la conflictividad y ratificó que la CGT de Hugo Moyano no estuvo “excluida” del reto de la jefa de Estado. No obstante, señaló que ese mensaje fue dirigido “a todos en general”.


“Este tipo de acciones de presión a la Presidenta, pensando que va a ceder para sacar adelante alguna concesión en tal o cual sentido, no puede pasar”, remarcó el jefe del Gabinete de Ministros.

En este sentido Fernández dijo que la Presidenta “jugó fuertísimo por Aerolíneas Argentinas”, y apuntó contra los gremios aeronáuticos:

Hacen un paro sin respeto por el prójimo, sólo por discutir el encuadramiento de 6 personas”.

En el mismo tono cuestionó el paro de los petroleros de Santa Cruz, conflicto que calificó como “hecho dirigido”, y aseveró no tener “dudas de que con cualquier otro gobierno no habría más convenciones colectivas de trabajo”.

“¿Por qué la presión? Alguno puede creer que si ella es candidata tenga que hacer concesiones que no debería hacer en este momento, porque los candidatos hacen eso. No la conocen. Cristina es una jefa de verdad”, enfatizó el funcionario.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Lealtad muchachos !! CFK. Discurso fuerte, apasionado y de alto impacto

mayo 14, 2011

PANORAMA POLITICO
El discurso

 Por Luis Bruschtein

cfkjosecpaz14–05–2011 / “No estoy muerta por (volver a) ser presidenta” es una frase con muchas más resonancias que su significado.

Es una metáfora para decir que no está desesperada por ser presidenta nuevamente. Pero también lo dice, está en la letra, que está viva a pesar de ser presidenta.

Con el telón de fondo de la muerte de Néstor Kirchner que, de alguna manera, murió por ser presidente, por las responsabilidades y sinsabores de la presidencia propia y la de su mujer, que hicieron polvo su salud, la frase se abre en muchos significados latentes en la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que la pronunció.

La Presidenta quiso decir lo que dijo. Ella no improvisa, prepara sus mensajes a pesar de que no los lee. Quiso advertir, más que decir, que si no ve las condiciones ni los respaldos reales suficientes, no tiene por qué buscar otro período presidencial.

Pero lo hizo con una frase que surgió de su interior que dejó entre líneas una imagen interior, propia, pero que muchos también perciben, la de un Néstor Kirchner que se entregó a una responsabilidad a pesar de saber que era su sacrificio final.

Está esa imagen de Néstor Kirchner en la idea de que la presidencia puede significar la muerte. Y no es una imagen arbitraria ni alocada.

Hay allí también una forma de ver la responsabilidad de la gestión. No existe la siesta, es como una locomotora lanzada a todo vapor, con presión las 24 horas.

Casi no hay delegación en las decisiones cruciales en una lucha contra el tiempo y los obstáculos para alcanzar objetivos. La idea del poder está relacionada con la responsabilidad.

No es el emperador o emperatriz recostado/a en su poltrona. Es una épica de la gestión que se asume como gesta y paso por la historia, más que como una burocracia de la gestión.

Esa es la presidencia que puede ser letal. Y no hace falta señalar que no siempre los presidentes argentinos han tomado así su trabajo.

Por esta frase, por los tonos, por el contenido general, el discurso del jueves provocó tanto revuelo y agitación, que pudo detectarse en el bombardeo de facebook, tweets, mails y cartas de los lectores. Muchos se preguntaban si pensaba renunciar, si había sido espontáneo, por quién lo habría dicho, si no quería presentarse a la reelección.

En las redacciones se repitió con minuciosidad el discurso. Para la oposición fue sorpresa y al mismo tiempo escepticismo y expectativa por si surgía un flanco débil. Para los simpatizantes de la Presidenta, una carga de angustia que se descargó “on line”.

Hay otros significados latentes. “No estoy muerta por ser presidenta” también lleva implícita el “estoy viva por ser presidenta”, lo que abre otro abanico de emociones y posibilidades. Puede ser lo que sienta o piense la Presidenta, pero sobre todo es lo que sintieron y percibieron de la Presidenta quienes la escucharon, se trata del efecto que produjeron sus palabras.

“Estoy viva por ser presidenta” quiere decir también que es una forma de encontrarle un sentido a la vida e incluso a la vida y a la muerte de Néstor Kirchner.

Por un lado, en esa frase de su discurso está la mujer que rechaza esa carga y por el otro, aquella que la necesita, que la vive como una meta vital o como un karma.

Cuando dijo esa frase se escuchó la respuesta de la multitud que gritó su nombre adosado al maldito sustantivo: “¡Cristina presidente!”.

Fue un discurso que resonó como trueno para el ciudadano común. Para los más orgánicos de la política, los dirigentes y activistas y para los analistas mediáticos y consultores estuvo lleno de nuevos códigos. La mayoría dio por descartado que no hubo emotividad espontánea, sino expresión de parte de la estrategia del oficialismo para las elecciones.

Hubo lecturas para los dos casos.

Es cierto que el discurso generó cierta confusión incluso dentro del oficialismo, porque, si bien hubo críticas fuertes a los dirigentes de la oposición “que nunca arriesgan y sólo juegan para ganar”, las frases más llamativas estuvieron referidas a desbordes sindicales y a un campo del propio equipo, definido por la “lealtad”.

El tema de la campaña electoral es el escenario donde todos juegan.

Un sector del gremialismo y los agrupamientos sociales saben que es el momento más vulnerable de los oficialismos y salen con los tapones de punta.

Algunos gremios en el sur, que son los que mejor ganan en todo el país, reclamaban entre 40 y 50 % de aumento, declararon huelgas por tiempo indefinido y bloquearon la salida de las refinerías para provocar escasez de combustible.

Se sabe que el origen del kirchnerismo está en Santa Cruz y siempre son los mismos gremios los que generan conflictos salvajes en momentos de elecciones.

No es necesario establecer la etimología de la palabra extorsión. Es fuerte, es clara y da una idea de la energía con que se formula.

Ni explotación ni extorsión”, dijo.

Se da un proceso de paritarias al comienzo del proceso electoral. No es el mejor momento, pero así se dio. Es clara la intención presidencial de evitar que las dos cuestiones se mezclen, se exacerben los reclamos, se generalicen los conflictos y se extienda una situación de violencia con cortes y tomas indiscriminadas con reclamos imposibles.

Si no se corta, esa espiral pone en riesgo a la economía. El Gobierno reconoce que existe un alza de precios controlada. Lo cual es real, pero también que es alta y una espiral sin fin de reclamos y conflictos puede impactar en ese flanco.

Algunos eligen el momento electoral para redoblar sus reclamos por cálculos puramente económicos, otros lo hacen por intereses electorales. Y en general se dan las dos situaciones al mismo tiempo, a veces por izquierda y a veces por derecha.

Pero el caso de Aerolíneas Argentinas ameritó una mención especial, quizá la más clara y enérgica. La empresa reestatizada no termina de planificar el saneamiento de su administración por las peleas gremiales que pueden hacer fracasar el esfuerzo que significó la recuperación de la aerolínea de bandera.

Sigue habiendo demoras o suspensiones de vuelos, la mayoría de las veces por encuadramiento gremial, como sucedió en estos días. No hay público que aguante ese maltrato y no hay aerolínea que sobreviva sin público.

Para colmo, en ese caso, los gremios se dicen kirchneristas.

No parece que el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, estuviera en el centro de ese cuestionamiento, aunque la oposición lo eligió para ponerlo en ese lugar.

La impresión es que más bien lo roza en algunos aspectos, sobre todo porque no lo mencionó para exceptuarlo. La preocupación no está referida solamente a los conflictos actuales, sino a los que se puedan crear hasta después de octubre.

El reclamo de lealtad también se da en el marco de un proceso electoral, de elección de candidatos y armado de las listas. Los tironeos, primereadas y codazos van dejando heridos y contusos. La Presidenta puso su figura por encima de esas disputas.

Hay otra lectura posible y destinada al electorado de a pie. La Presidenta esbozó apenas una imagen de su ausencia. Y después hizo un fuerte llamado a que la ayuden, a una adhesión comprometida.

En los distritos más importantes hay muchos votos cruzados que votan a la oposición en la provincia y a nivel nacional al oficialismo.

Nadie sabe lo que pueda traccionar su imagen hacia los candidatos provinciales kirchneristas, pero gran parte de su campaña seguramente estará orientada en ese sentido.

Para algunos, el tono del discurso en general mostró a una mujer afectada en lo emotivo y en situación de debilidad. Sin embargo, un reclamo enérgico se hubiera proyectado como mandón y autoritario, lo que se hubiera sumado a un contenido de mucha fuerza.

Es evidente que trató de evitar esa imagen. El contenido del discurso en sí fue el de una Presidenta fuerte desde el punto de su peso político.

Estaba plantada en su representatividad para apretar tuercas y convocar adhesiones sin intermediaciones.

Es probable que el del jueves haya sido su discurso más fuerte.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

A %d blogueros les gusta esto: