Archivo para mayo 18th, 2011

CFK. Anuncio de obras Ramal C-25 ferrocarril Belgrano Cargas

mayo 18, 2011

17–05–2011 / Buenos Aires: La presidenta Cristina Fernández anunció el llamado a licitación para 5 tramos del Ramal C-25 del Ferrocarril Belgrano Cargas, mediante una videoconferencia con la provincia de Formosa. Además se comunicó con las localidades bonaerenses de Berazategui, Lanús y Lomas de Zamora, donde inauguró un paso bajo nivel y anunció obras de saneamiento.

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE LLAMADO A LICITACIÓN DEL PROYECTO DE RECUPERACIÓN Y MEJORAMIENTO DEL FERROCARRIL BELGRANO CARGAS, REALIZADO EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, EN LA CASA DE GOBIERNO

17–05–2011 / Muy buenas tardes a todos y a todas.

Señores gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Chaco, Entre Ríos, La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Tucumán, tenemos medio país sentado aquí a mi izquierda; gracias a los vecinos que nos están viendo en distintos municipios como los de Berazategui, de Lanús, de Lomas de Zamora; a nuestro querido pueblo formoseño: la utilización de este sistema de teleconferencias, no es solamente, como siempre repito, una idea de modernidad, sino es una idea de practicidad para poder, precisamente, inaugurar y dar marcha al cúmulo de obras que, de no ser de esta manera, nos sería imposible.

Con mucho orgullo, con mucha alegría también, siento que da gusto formar parte de una gestión de gobierno en donde no nos alcanzan los días del año para poder poner en marcha e inaugurar las obras que estamos haciendo para todos los argentinos. Realmente es una sensación muy fuerte.

Yo escuchaba recién a los vecinos, hablando respeto del tema de las cloacas. Para los que toda la vida han tenido cloacas, tal vez esto no tenga demasiada importancia. Pero yo me acuerdo que en mi casa, cuando yo era chica, no teníamos cloaca, había pozo ciego y, por lo tanto, había que cuidar todo y cada tanto tenía que venir al camión atmosférico -me acuerdo, una sensación muy fea-.

Cuando yo hablo esto en algunos círculos, “bueno, qué tantas cloacas”. Sí, claro, cuando vos naciste con la cloaca, con el colectivo que te pasa por la puerta, con el taxi, con el pavimento, con la luz, con el gas, con todo, con el teléfono, no se valoran estas cosas. Pero esto en esta Argentina desvastada, no llegaba todo.

Cuando recién veía las imágenes del Ferrocarril Belgrano desvastado, las locomotoras tiradas, los rieles rotos, un desastre, era la misma imagen que uno tenía de nuestro país y que teníamos de nosotros mismos hace unos años atrás. Ese estado del Belgrano Cargas era un poco el estado de toda la Argentina.

Por eso, y si se me permite una pequeña digresión, cuando pasan cosas como las del otro día, que nos pasó en el Ferrocarril Sarmiento, cuando vemos gente que va a incendiar, porque está comprobado, no eran pasajeros enojados, los pasajeros enojados…

Yo me enojé muchas veces cuando el Roca se paraba y nunca se me ocurrió -y miren que era revoltosa cuando era joven- rociar con nafta o prenderle fuego a los vagones. Y hoy estaba leyendo que, a partir de la quema de todos estos vagones y de todos estos trenes, hoy tenemos demoras importantes en el Sarmiento.

Por lo tanto, no creo que hayan sido los que viajan todos los días a trabajar, porque, evidentemente, además de incendiarios, serían bastante tontos, porque, en realidad, los únicos que se perjudicaron fueron ellos.

Reflexionaba acerca de estas cosas y del esfuerzo tan grande que estamos haciendo todos para poder poner en marcha de vuelta el país. Cuando estamos poniendo en marcha los ferrocarriles, estamos también poniendo en marcha una parte muy importante del país.

Yo estuve en Formosa cuando fuimos a inaugurar la Ruta de Capricornio y también estuve en Salta cuando se inauguró la parte de Salta, donde pude ver los canales de riego que también construyó la provincia de Formosa paralelamente a esa ruta, lo que estamos haciendo hoy.

Todas las obras que nosotros vimos en el video, son obras que ya se están haciendo ahora.

Hoy estamos licitando nuevos tramos -no me hagan decir eso de C-5, C-15, C-14, porque no me voy a acordar porque son un montón- en todas las provincias.

También estuve en Entre Ríos hace muy poco cuando pusimos en marcha una nueva parte del ferrocarril y que va a llegar también a Paraná, que es el gran objetivo.

Son inversiones muy, pero muy importantes, algunas con financiamiento externo, pero, obviamente, financiamiento que tiene que pagar nuestro país. Una infraestructura imprescindible es el transporte ferroviario que también va a darle mayor competitividad.

 Yo veía el trayecto que va desde Salta, que pasa por Formosa, que llega hasta Barranqueras. Barranqueras, precisamente el puerto donde también estuve inaugurando, junto al gobernador Capitanich.

Lo recuerdo muy bien porque fue un día de mosquitos, no en el lugar, sino en el Tango-01 que se olvidaron de cerrarlo, habían fumigado todo, no me picó ningún mosquito en el Chaco, me picaron todos cuando subí al Tango-01.

Parece ser que los habían corrido con la fumigadora y se habían metido todos en el avión. Lo recuerdo bien, fue una noche inolvidable para mí la inauguración de Barranqueras.

Decía también el gobernador Insfrán, de Formosa, la cantidad de obras que no se van a poder enumerar. Yo tenía ahí, creo, la carpeta de Formosa: tenemos obras por más de 6.000 millones de pesos en la provincia; 4.000 inauguradas; 2.000 en ejecución.

Y así podríamos ir provincia por provincia: el Acta de Reparación Histórica de la provincia de Santiago del Estero; el Acta de Reparación de la provincia de Entre Ríos; las obras de La Rioja; las obras en Salta; las obras en la provincia de Buenos Aires, en este caso en el Conurbano, pero también obras que hacen a la salud de la gente, como es el desagüe cloacal.

En fin, todo lo que es la infraestructura económica y social del país, puesta en marcha con mucho esfuerzo.

Por eso yo creo que debemos convocar a todos los argentinos a cuidar lo que se construye, a cuidar lo que se logra, porque es algo en lo cual todos ponemos, de una manera u otra, con nuestros impuestos, con nuestro esfuerzo.

En fin, con todo lo que un pueblo da para poder seguir avanzando en la forma que lo estamos haciendo desde el año 2003, en un mundo donde hay muchísimas dificultades y donde vemos que, tal vez, otros países estén atravesando, desgraciadamente, situaciones similares a las que nos tocó vivir a nosotros.

También la certeza de que el modelo económico que hemos planteado a toda la sociedad argentina, que planteó él en su mensaje a la Asamblea Legislativa el 25 de mayo del año 2003, del que dentro de unos días, para ser más exactos, dentro de ocho días se van a cumplir exactamente ocho años, y que algunos, tal vez, lo vieron como una utopía o como un ejercicio discursivo de los tantos que se han dado en este país en épocas preelectorales, en elecciones o, aún, en mensajes inaugurales de Asambleas Legislativas.

No era solamente un ejercicio; era, fundamentalmente, una convicción profunda y una decisión y una voluntad profunda de cambiar el país.

Y creo que lo estamos cambiando, lo hemos cambiado. Si uno mira hacia atrás, a esa Argentina del año 2003, y ve esta Argentina, además con la esperanza que uno ve en la sociedad.

Porque no era solamente una Argentina derrumbada física y económicamente, sin obras; era una Argentina derrumbada moral y culturalmente. Nos habían convencidos de que éramos unos inútiles, unos inservibles, que no servíamos para nada y que, en definitiva, estábamos directamente condenados al fracaso.

Creo que lo más importante, es que hemos construido estas cosas, no esperando nada de los de afuera, sino construyendo nosotros mismos nuestro propio presente y nuestro futuro e integrándonos al mundo.

Si uno mide cuál es la integración al mundo, deberían ser y son en qué medida le vendemos al mundo. Y miren cómo hemos crecido: las exportaciones de 25.000 millones a más de 68.000 millones el año pasado.

Por eso necesitamos imperiosamente seguir con las obras de infraestructura como el Belgrano Cargas que es central para el país en un modelo de ferrocarril que estuvo en lo que eran conocidas como “Las 13”, las primeras 13 provincias argentinas y por eso su ubicación.

Pero en realidad necesitamos seguir poniendo todos mucho esfuerzo y articulando, entre la Nación, la Provincia y los municipios.

Porque otra de las grandes logros, creo, de esta gestión, ha sido también, tal vez porque como provenimos del país profundo, venimos de allá, de donde casi nos caemos del mapa, sabemos de la necesidad que tienen las provincias de poder articular inteligentemente con la Nación sus obras de infraestructura, sus obras en general y su planificación, no para que viva mejor el presidente o el gobernador de turno, sino para que vivan mejor todos y cada uno de los ciudadanos que nos han votado a los unos y a los otros para que hagamos las cosas bien, para que nos llevemos bien, pero no para que nos llevemos bien protocolarmente, sino para que nos llevemos bien en términos de visión estratégica del país y de objetivos de país y de provincia.

Porque no es menos cierto que se podrá ser más brillante o menos brillante como gobernador; pero si no hay un proyecto de país, si no hay una política macroeconómica que garantice la inversión, que garantice el crecimiento, que garantice la infraestructura, todos los esfuerzos que puede hacer un gobernador o un intendente, son vanos si no tenemos un proyecto de país.

Esto es claro: nosotros siempre lo supimos y por eso siempre tuvimos la ilusión allá en el Sur de poder llevar esto que nosotros pensábamos a la práctica.

Y la verdad que más allá de las cosas que nos han pasado en términos personales, debemos decir que me siento muy orgullosa de formar parte de esta generación, la generación del Bicentenario; estoy muy orgullosa de formar parte de este espacio político que ha transformado el país.

Realmente quiero agradecerles a todos los gobernadores, quiero agradecerles a todos los hombres y mujeres que a diario colaboran en esta tarea, porque es una tarea difícil, te levantás y siempre son piedras, siempre una cosa como la que nos pasó el otro día con el Sarmiento, esas cosas duras que te dan mucha rabia.

Yo me acuerdo que había ido a ver los vagones de doble piso recién hechos, con televisión. Es cierto que no todavía todos los ferrocarriles están con esas comodidades, pero, claro, si vamos quemando los que se van haciendo, va a ser difícil llegar, convengamos en esto.

Por eso, yo le pido a todos los argentinos que cuidemos lo que hemos hecho, porque no perjudicamos a quien es Presidente; perjudicamos a nuestros vecinos, a nuestros trabajadores, a los que todos los días necesitan levantarse a la madrugada, subirse al tren e ir a sus trabajos.

Es cierto que por allí todavía tenemos que mejorar más el servicio, pero también es cierto que hace unos años atrás ni siquiera había que tomar el tren porque no había adónde ir a trabajar.

Por eso creo que también es importante reconocer estos avances que hemos hecho, que son los que nos dan creo que la sangre, la fuerza para seguir adelante.

Muchas gracias a todos, a Formosa, a Lanús, a Berazategui, a Lomas de Zamora, a Entre Ríos, a todos los gobernadores que nos acompañan, a los empresarios que están de las grandes firmas que van a ser las grandes usuarias también del Belgrano Cargas porque van a poder transportar desde minerales hasta granos, ganado y todo lo que constituye uno de los puntales de la producción y del Producto Bruto Argentino.

Muy buenas tardes a todos y a todas y muchísimas gracias. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Anuncios

Ley 26.682 – MEDICINA PREPAGA – Marco Regulatorio

mayo 18, 2011

B.O. 17/05/11 – Ley 26.682

Marco Regulatorio de Medicina Prepaga


Sancionada: Mayo 4 de 2011
Promulgada: Mayo 16 de 2011

El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc. sancionan con fuerza de Ley:

MARCO REGULATORIO DE MEDICINA PREPAGA

CAPITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

ARTICULO 1ºObjeto. La presente ley tiene por objeto establecer el régimen de regulación de las empresas de medicina prepaga, los planes de adhesión voluntaria y los planes superadores o complementarios por mayores servicios que comercialicen los Agentes del Seguro de Salud (ASS) contemplados en las leyes 23.660 y 23.661. Quedan excluidas las cooperativas y mutuales, asociaciones civiles y fundaciones; y obras sociales sindicales.

ARTICULO 2ºDefinición. A los efectos de la presente ley se consideran Empresas de Medicina Prepaga a toda persona física o jurídica, cualquiera sea el tipo, figura jurídica y denominación que adopten cuyo objeto consista en brindar prestaciones de prevención, protección, tratamiento y rehabilitación de la salud humana a los usuarios, a través de una modalidad de asociación voluntaria mediante sistemas pagos de adhesión, ya sea en efectores propios o a través de terceros vinculados o contratados al efecto, sea por contratación individual o corporativa.

ARTICULO 3ºLimitaciones. No pueden desempeñarse como titulares, fundadores, directores, administradores, miembros de los consejos de vigilancia, síndicos, liquidadores o gerentes de las entidades comprendidas en esta ley:

  • 1) Los afectados por las inhabilidades e incompatibilidades establecidas por el artículo 264 de la ley 19.550;
  • 2) Los inhabilitados judicialmente para ejercer cargos públicos;
  • 3) Quienes por sentencia firme hubieran sido declarados responsables de irregularidades en el gobierno o administración de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley.

CAPITULO II

DE LA AUTORIDAD DE APLICACION

ARTICULO 4º Autoridad de Aplicación. Es Autoridad de Aplicación de la presente ley el Ministerio de Salud de la Nación. En lo que respecta a la relación de consumo y a la defensa de la competencia serán autoridades de aplicación las establecidas en las leyes 24.240 y 25.156 y sus modificatorias, según corresponda.

ARTICULO 5º Objetivos y Funciones. Son objetivos y funciones de la Autoridad de Aplicación:

a) Fiscalizar el cumplimiento de la presente ley y sus reglamentaciones en coordinación con las autoridades sanitarias de cada jurisdicción;

b) Crear y mantener actualizado el Registro Nacional de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley y el Padrón Nacional de Usuarios, al solo efecto de ser utilizado por el sistema público de salud, en lo referente a la aplicación de la presente ley, no debiendo en ningún caso contener datos que puedan afectar el derecho a la intimidad;

c) Determinar las condiciones técnicas, de solvencia financiera, de capacidad de gestión, y prestacional, así como los recaudos formales exigibles a las entidades para su inscripción en el Registro previsto en el inciso anterior, garantizando la libre competencia y el acceso al mercado, de modo de no generar perjuicios para el interés económico general;

d) Fiscalizar el cumplimiento, por parte de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley, de las prestaciones del Programa Médico Obligatorio (PMO) y de cualquier otra que se hubiere incorporado al contrato suscripto;

e) Otorgar la autorización para funcionar a los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley, evaluando las características de los programas de salud, los antecedentes y responsabilidad de los solicitantes o miembros del órgano de administración y los requisitos previstos en el inciso c);

f) Autorizar y fiscalizar los modelos de contratos que celebren los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley y los usuarios en todas las modalidades de contratación y planes, en los términos del artículo 8º de la presente ley;

g) Autorizar en los términos de la presente ley y revisar los valores de las cuotas y sus modificaciones que propusieren los sujetos comprendidos en su artículo 1º;

h) Fiscalizar el pago de las prestaciones realizadas y facturadas por Hospitales Públicos u otros efectores del sector público nacional, provincial o municipal, de acuerdo a los valores establecidos por la normativa vigente;

i) Implementar los mecanismos necesarios en cada jurisdicción, para garantizar la disponibilidad de información actualizada y necesaria para que las personas puedan consultar y decidir sobre las entidades inscriptas en el Registro, sus condiciones y planes de los servicios brindados por cada una de ellas, como así también sobre aspectos referidos a su efectivo cumplimiento;

j) Disponer de los mecanismos necesarios en cada jurisdicción para recibir los reclamos efectuados por usuarios y prestadores del sistema, referidos a condiciones de atención, funcionamiento de los servicios e incumplimientos;

k) Establecer un sistema de categorización y acreditación de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley así como los establecimientos y prestadores propios o contratados evaluando estructuras, procedimientos y resultados;

l) Requerir periódicamente con carácter de declaración jurada a los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley informes demográficos, epidemiológicos, prestacionales y económico-financieros, sin perjuicio de lo establecido por la ley 19.550;

m) Transferir en caso de quiebra, cierre o cesación de actividades de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley la cobertura de salud con sus afiliados a otros prestadores inscriptos en el Registro que cuenten con similar modalidad de cobertura de salud y cuota.

La transferencia se acordará en el marco del Consejo Permanente de Concertación definido en el artículo 27 de la presente ley y se realizará respetando criterios de distribución proporcional según cálculo actuarial, debiendo contar con el consentimiento del usuario.

ARTICULO 6º Comisión Permanente.

Créase como órgano de articulación de las funciones fijadas en la presente ley una Comisión Permanente que estará constituida por tres (3) representantes del Ministerio de Salud y tres (3) del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

CAPITULO III

DE LAS PRESTACIONES

ARTICULO 7º Obligación. Los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley deben cubrir, como mínimo en sus planes de cobertura médico asistencial, el Programa Médico Obligatorio vigente según Resolución del Ministerio de Salud de la Nación y el Sistema de Prestaciones Básicas para Personas con Discapacidad prevista en la ley 24.901 y sus modificatorias.

Los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley sólo pueden ofrecer planes de coberturas parciales en:

  • a) Servicios odontológicos exclusivamente;
  • b) Servicios de emergencias médicas y traslados sanitarios de personas;
  • c) Aquellos que desarrollen su actividad en una única y determinada localidad, con un padrón de usuarios inferior a 5 mil.

La Autoridad de Aplicación podrá proponer nuevos planes de coberturas parciales a propuesta de la Comisión Permanente prevista en el artículo 6º de la presente ley.

Todos los planes de cobertura parcial deben adecuarse a lo establecido por la Autoridad de Aplicación.

En todos los planes de cobertura médico asistencial y en los de cobertura parcial, la información a los usuarios debe explicitar fehacientemente las prestaciones que cubre y las que no están incluidas.

En todos los casos la prescripción de medicamentos debe realizarse conforme la ley 25.649.

CAPITULO IV

DE LOS CONTRATOS

ARTICULO 8ºModelos. Los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley sólo pueden utilizar modelos de contratos previamente autorizados por la Autoridad de Aplicación.

ARTICULO 9º Rescisión. Los usuarios pueden rescindir en cualquier momento el contrato celebrado, sin limitación y sin penalidad alguna, debiendo notificar fehacientemente esta decisión a la otra parte con treinta (30) días de anticipación.

Los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley sólo pueden rescindir el contrato con el usuario cuando incurra, como mínimo, en la falta de pago de tres (3) cuotas consecutivas o cuando el usuario haya falseado la declaración jurada.

En caso de falta de pago, transcurrido el término impago establecido y previo a la rescisión, los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley deben comunicar en forma fehaciente al usuario la constitución en mora intimando a la regularización dentro del término de diez (10) días.

ARTICULO 10. — Carencias y Declaración Jurada.

Los contratos entre los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley y los usuarios no pueden incluir períodos de carencia o espera para todas aquellas prestaciones que se encuentran incluidas en el Programa Médico Obligatorio.

Las otras modalidades prestacionales y los tiempos previstos en el contrato como período de carencia deben estar suficientemente explicitados en el contrato y aprobados por la Autoridad de Aplicación.

Las enfermedades preexistentes solamente pueden establecerse a partir de la declaración jurada del usuario y no pueden ser criterio del rechazo de admisión de los usuarios.

La Autoridad de Aplicación autorizará valores diferenciales debidamente justificados para la admisión de usuarios que presenten enfermedades preexistentes, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.

ARTICULO 11. Admisión Adversa. La edad no puede ser tomada como criterio de rechazo de admisión.

ARTICULO 12.Personas Mayores de 65 Años. En el caso de las personas mayores de sesenta y cinco (65) años, la Autoridad de Aplicación debe definir los porcentajes de aumento de costos según riesgo para los distintos rangos etarios.

A los usuarios mayores a sesenta y cinco (65) años que tengan una antigüedad mayor a diez (10) años en uno de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley, no se les puede aplicar el aumento en razón de su edad.

ARTICULO 13. Fallecimiento del Titular. El fallecimiento del titular no implica la caducidad de los derechos de su grupo familiar integrantes del contrato.

ARTICULO 14. — Cobertura del Grupo Familiar.

a) Se entiende por grupo familiar primario el integrado por el cónyuge del afiliado titular, los hijos solteros hasta los veintiún (21) años, no emancipados por habilitación de edad o ejercicio de actividad profesional, comercial o laboral, los hijos solteros mayores de veintiún (21) años y hasta los veinticinco (25) años inclusive, que estén a exclusivo cargo del afiliado titular que cursen estudios regulares oficialmente reconocidos por la autoridad pertinente, los hijos incapacitados y a cargo del afiliado titular, mayores de veintiún (21) años, los hijos del cónyuge, los menores cuya guarda y tutela haya sido acordada por autoridad judicial o administrativa, que reúnan los requisitos establecidos en este inciso;

b) La persona que conviva con el afiliado titular en unión de hecho, sea o no de distinto sexo y sus hijos, según la acreditación que determine la reglamentación.

Las prestaciones no serán limitadas en ningún caso por enfermedades preexistentes ni por períodos de carencia ni pueden dar lugar a cuotas diferenciadas.

ARTICULO 15. Contratación Corporativa.

El usuario adherido por contratación grupal o corporativa que hubiese cesado su relación laboral o vínculo con la empresa que realizó el contrato con uno de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley tiene derecho a la continuidad con su antigüedad reconocida en alguno de los planes de uno de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley, si lo solicita en el plazo de sesenta (60) días desde el cese de su relación laboral o vínculo con la empresa o entidad corporativa en la que se desempeñaba. El sujeto comprendido en el artículo 1º de la presente ley debe mantener la prestación del Plan hasta el vencimiento del plazo de sesenta (60) días.

ARTICULO 16. Contratos Vigentes. La entrada en vigor de la presente no puede generar ningún tipo de menoscabo a la situación de los usuarios con contratos vigentes.

ARTICULO 17. — Cuotas de Planes. La Autoridad de Aplicación fiscalizará y garantizará la razonabilidad de las cuotas de los planes prestacionales.

La Autoridad de Aplicación autorizará el aumento de las cuotas cuando el mismo esté fundado en variaciones de la estructura de costos y razonable cálculo actuarial de riesgos.

Los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley pueden establecer precios diferenciales para los planes prestacionales, al momento de su contratación, según franjas etarias con una variación máxima de tres (3) veces entre el precio de la primera y la última franja etaria.

CAPITULO V

DE LOS PRESTADORES

ARTICULO 18. — Aranceles. La Autoridad de Aplicación debe fijar los aranceles mínimos obligatorios que aseguren el desempeño eficiente de los prestadores públicos y privados. La falta de cumplimiento de aranceles o la mora en el pago a los prestadores hace pasibles, a los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley de las sanciones previstas en el artículo 24 de la presente.

ARTICULO 19. Modelos de Contrato. Los modelos de contratos entre los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley y los prestadores deben adecuarse a los modelos que establezca la Autoridad de Aplicación.

CAPITULO VI

DE LAS OBLIGACIONES

ARTICULO 20.Hospitales Públicos. Aunque no mediare convenio previo, los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley deben abonar al hospital público u otros efectores del sector público nacional, provincial o municipal, y las de la Seguridad Social, las prestaciones efectuadas y facturadas, de acuerdo a los valores establecidos por la Superintendencia de Servicios de Salud para los Agentes del Seguro de Salud.

Las mismas deben contar con la correspondiente validación de acuerdo a lo establecido en la reglamentación.

Quedan expresamente exceptuadas de autorización o validación previa, las situaciones de urgencia o emergencia de salud de los usuarios, en que se procederá a la atención del paciente, teniendo un plazo de tres (3) días para su validación posterior.

En caso de rechazo controvertido de una prestación efectuada por un hospital público u otro efector, puede requerirse la intervención de la Autoridad de Aplicación.

ARTICULO 21. Capital Mínimo. Las Empresas de Medicina Prepaga que actúen como entidades de cobertura para la atención de la salud deben constituir y mantener un Capital Mínimo, que es fijado por la Autoridad de Aplicación.

Los Agentes de Seguro de Salud a que se refiere el artículo 1º de la presente ley se rigen, en este aspecto, por las resoluciones que emanen de la Autoridad de Aplicación.

ARTICULO 22. — Información Patrimonial y Contable. Los Agentes del Seguro de Salud que comercialicen planes de adhesión voluntaria o planes superadores o complementarios por mayores servicios deben llevar un sistema diferenciado de información patrimonial y contable de registros con fines de fiscalización y control de las contribuciones, aportes y recursos de otra naturaleza previstos por las leyes 23.660 y 23.661.

ARTICULO 23. — Planes de Adhesión y Fondo Solidario de Redistribución. Por los planes de adhesión voluntaria o planes superadores o complementarios por mayores servicios que comercialicen los Agentes del Seguro de Salud no se realizarán aportes al Fondo Solidario de Redistribución ni se recibirán reintegros ni otro tipo de aportes por parte de la Administración de Programas Especiales.

CAPITULO VII

DE LAS SANCIONES

ARTICULO 24. Sanciones. Toda infracción a la presente ley será sancionada por la Autoridad de Aplicación conforme a lo siguiente:

  • a) Apercibimiento;
  • b) Multa cuyo valor mínimo es equivalente al valor de 3 cuotas que comercialice el infractor y el valor máximo no podrá superar el treinta por ciento (30%) de la facturación del ejercicio anterior;
  • c) Cancelación de la inscripción en el Registro.

Esta sanción sólo puede ser aplicada, en caso de gravedad extrema y reincidencia.

A los fines de la sustanciación del sumario será aplicable la ley 19.549 de procedimientos administrativos.

Toda sanción puede ser apelada ante la Cámara Nacional de Apelaciones, en lo Contencioso Administrativo Federal. El recurso deberá interponerse y fundarse dentro del plazo de diez (10) días hábiles de notificada ante la autoridad que dictó la resolución, quien remitirá las actuaciones al tribunal competente sin más trámite.

Sin perjuicio de la sanción que se imponga, el sujeto obligado debe brindar la prestación requerida con carácter urgente.

CAPITULO VIII

DEL FINANCIAMIENTO

ARTICULO 25. Recursos. Los recursos del Ministerio de Salud con relación a la presente ley, están constituidos por:

  • a) Una matrícula anual abonada por cada entidad, cuyo monto será fijado por la reglamentación;
  • b) Las multas abonadas por los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley a la Autoridad de Aplicación;
  • c) Las donaciones, legados y subsidios que reciba;
  • d) Todo otro ingreso compatible con su naturaleza y fines.

CAPITULO IX

DISPOSICIONES ESPECIALES

ARTICULO 26. — Derecho de los Usuarios.

Sin perjuicio de los que establezcan las demás normas de aplicación, los usuarios gozan de los siguientes derechos:

a) Derecho a las prestaciones de emergencia: los usuarios tienen derecho, en caso de duda, a recibir las prestaciones de emergencia, correspondiendo en forma posterior resolver si se encuentran cubiertas por el plan contratado;

b) Derecho a la equivalencia: los usuarios tienen derecho a una adecuada equivalencia de la calidad de los servicios contratados durante toda la relación contractual.

ARTICULO 27. — Créase como órgano consultivo un Consejo Permanente de Concertación, integrado ad-honorem por representantes del Ministerio de Salud, de la Autoridad de Aplicación de la ley 24.240, de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley, de los usuarios y de las entidades representativas de los prestadores en el ámbito nacional o provincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Ministerio de Salud dictará el reglamento de funcionamiento del citado consejo.

ARTICULO 28.Orden Público. La presente ley es de orden público, rige en todo el territorio nacional y entrará en vigencia a partir de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTICULO 29. Reglamentación. El Poder Ejecutivo debe reglamentar la presente ley dentro de los ciento veinte (120) días a partir de su publicación.

ARTICULO 30. Los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley tendrán un plazo de ciento ochenta (180) días a partir de la publicación de la presente para la adaptación al presente marco normativo.

ARTICULO 31. — Comuníquese al Poder Ejecutivo nacional.

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, EL DIA CUATRO DE MAYO DEL AÑO DOS MIL ONCE.

— REGISTRADO BAJO EL Nº 26.682 — JULIO C. C. COBOS. — EDUARDO A. FELLNER. — Enrique Hidalgo. — Juan H. Estrada.


MEDICINA PREPAGA

Decreto 588/2011

Promúlgase la Ley Nº 26.682

Bs. As., 16/5/2011

POR TANTO:

Téngase por Ley de la Nación Nº 26.682 cúmplase, comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.

— FERNANDEZ DE KIRCHNER. — Aníbal D. Fernández. — Juan L. Manzur.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

La adhesión al relato kirchnerista está más allá de los beneficios económicos

mayo 18, 2011

LA PRENSA MONOPÓLICA Y SUS VOCEROS
Mienten y chocan contra la pared

18–05–2011 / Muchos de los intelectuales orgánicos de las fuerzas conservadoras se sienten atrapados en una suerte de complejo de exclusión; no soportan haber quedado por fuera de lo que acontece en la profundidad del país.

Por Víctor Ego Ducrot – Periodista y escritor y profesor universitario.

ChocarlaparedMe lo pregunto en serio. ¿Por qué los medios hegemónicos mienten tanto a la hora de informar, y los intelectuales orgánicos de la derecha siguen chocando una y otra vez contra la misma pared, con explicaciones acerca del kirchnerismo y del gobierno nacional que, en muchos casos, traicionan sus prestigios como pensadores, como académicos?

Existen motivos que explican la conducta de los unos pero no la de los otros. Por ejemplo, el Grupo Clarín y sus socios comprueban que sus privilegios económicos corren peligro en tanto y cuanto el Estado Nacional prioriza el orden republicano, expresado en leyes que tiene que cumplir, y no quieren hacerlo.

A muchos de los intelectuales orgánicos de las fuerzas conservadoras les sucede algo más dramático aun: se sienten atrapados en una suerte de complejo de exclusión; no soportan haber quedado fuera de lo que acontece en la profundidad del país, tras tantos años de sentirse y proclamarse titulares de sacras verdades.

Sin embargo, ni las económicas ni mucho menos las de cierta psicología de prestado son causas suficientes para explicar lo que ocurre, al menos para responder a la pregunta con que comienza este texto.

El problema de fondo que los aqueja es otro, y permítanme retomar lo que brevemente ensayé desde estas mismas páginas, el sábado pasado con una columna de opinión que titulé “¿Una revolución en la cultura política?”

Allí decía que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner considera, porque sabe leer nuestra historia, que el desarrollo de una república sustancial e inclusiva requiere de una fuerte síntesis del poder constitucional a partir del gobierno nacional o federal, porque es la Nación la encargada de fundar a la Nación; que ello implica una superación de las viejas construcciones políticas, basadas en mayorías más o menos adquiridas desde los poderes territoriales y partidarios; y que esa superación conlleva la instalación de nuevas generaciones de militantes, dirigentes y funcionarios, como también el surgir de un nuevo dispositivo productor y reproductor de sentidos, de un cuerpo de ideas y valores.

Ahí puede estar la madre del borrego, la respuesta al interrogante: lo que los productores y reproductores de sentidos no toleran es la surgencia de un fenómeno cultural que disputa escalas e interpretaciones de lo que está bien y lo que está mal, de lo que es bello y de lo que es feo, de lo que es justo y de lo que es injusto.

Se resisten al alumbramiento de un nuevo contrato social que proponga “nunca menos” de lo que se viene logrando en materia de inclusión ciudadana y construcción de república (no oligárquica), y todo porque en ese nuevo escenario no serán ellos, “nunca más”, los que disciplinen al conjunto de la sociedad en orden a sus sistemas de intereses.

Y hasta donde están obcecados, algunos con sus mentiras, otros con sus superficialidades, que no prestan oídos atentos a ciertas voces que son propias, que participan en reuniones como la citada del Museo Roca.

En esa oportunidad, el consultor y analista Carlos Fara pretendió advertirlos. Al comentar una encuesta realizada por él en diciembre pasado, y reiterada en el último marzo, dijo: para el 66% de los entrevistados, el país está mejor que en la época de Menem; primero un 54% y luego el 60%.

Además estimó que en la Argentina se está aplicando un modelo productivo; entre un 58% y un 63% consideró que los medios de comunicación actúan como partidos políticos; y un 56  admitió que el gobierno se ocupa de los que menos tienen.

También puso en duda la veracidad de las mediciones de audiencia televisiva, monopolizadas por la empresa Ibope, al sostener que la cantidad de gente que dijo ver el programa 6,7,8 “supera por completo cualquier rating”.

Finalmente remató:

“El relato kirchnerista se instaló no hace más de tres años; había un mesías, Néstor Kirchner, pero sin evangelio ni evangelistas (…). El que está con el gobierno tiene muchos más insumos que el que está en contra. Eso se da a partir de medios como Tiempo Argentino, 6,7,8 y Duro de Domar (…). El relato kirchnerista tiene mucho más que ver con la matriz argentina y eso generó una adhesión emotiva. Hasta los ’90, la adhesión era pragmática, por intereses. La adhesión al relato kirchnerista está más allá de los beneficios económicos (…)”.

En fin, si los que se reúnen para encontrar argumentos teóricos contra el proyecto nacional lo dicen, así será; aunque incluso los más realistas caigan ante la tentación de rodear sus palabras con un hálito o tufillo de desprecio.

Pero también mienten y siguen a los coscorrones de testas contra los muros, o están nerviosos, como afirmó este espacio de los miércoles, la semana pasada, porque los “evangelistas” del modelo que propone Cristina son de carne y hueso, sujetos tangibles que aumentan cada día su participación concreta y se organizan en instancias militantes, dando cuenta de los nuevos tiempos, de los vectores de comunicación popular mediatizada y no mediatizada de este siglo XXI.

Entre los casos más representativos de esas novedosas formas militantes sin duda se ubica el de la Corriente por una Comunicación Nacional y Popular (CCNP)Casas Compañeras, que encabeza el titular de la AFSCA, Gabriel Mariotto, como espacio surgido de la experiencia movilizadora que condujo a la nueva Ley de Medios Audiovisuales.

Esa formulación es novedosa porque encierra dos trabajos paralelos que se entroncan con criterio de red, informándonos además acerca de cómo ciertas matrices surgidas de las innovaciones tecnológicas se reflejan en términos de organización social concreta, escapándosele a la trampa fetichista de la virtualidad: el de la comunicación desde medios populares y el de la participación y el empoderamiento territorial, a partir de los hogares mismos de los militantes, por fuera de las viejas formaciones partidarias.

En lo que va del año, centenas de Casas Compañeras se han abierto en distintos puntos del territorio nacional, muy especialmente en la provincia de Buenos Aires.

En un último plenario, realizado a principios de abril pasado, cerca de 200 militantes refrendaron la idea de que se trata de un proyecto para debatir en los barrios acerca de la necesidad de apoyar a Cristina en su gobierno, acompañar con energía a su candidatura para un nuevo mandato presidencial y ofrecerle una estructura social, política y cultural que aporte al programa de transformaciones.

Este mismo miércoles, Mariotto y militantes de toda la provincia se aprestan para un gran acto en el Centro Cultural Carlos Mujica, de Lomas de Zamora, en el cual se inaugurarán nuevas Casas Compañeras, con la presencia de la ministra Alicia Kirchner, el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, el gobernador chaqueño Jorge Capitanich, y el vice de Desarrollo Social, Sergio Berni. Un encuentro de “evangelistas”, diría Fara.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Lealtad, esa moneda escasa… que definirá los próximos meses la politica argentina

mayo 18, 2011

El llamado a la lealtad de Cristina

15–05–2011 / Lealtad. Esa será la palabra, el acto, la conducta que defina los próximos meses en la política argentina. La presidenta no necesita nadie que le sume votos –lo admiten los encuestadores–, sino alguien en quien ella pueda descansar y confiar.

Por Hernán Brienza – Escritor, politólogo y periodista.


I

CfkxtvJorge Luis Borges sostiene que la historia es pudorosa. Creo que, en realidad, es de una sutileza caprichosa y bella.

Un juego de espejos.

Porque cada palabra escrita en el presente reescribe nuestro pasado. Ahora lo sabemos –la certidumbre no es de Carlos Marx sino del ciego autor de Otras inquisiciones–, la historia no se repite como comedia, sino como reflejo.

Leer el pasado nos sirve para pensar nuestros actos, pero como en una paradoja actuar hoy nos permite realizar una nueva autopsia de lo acontecido.

El jueves, con el agónico discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, los argentinos atravesamos “en enigma por medio de un espejo” –la cita es traducción de la Carta Corintios I de San Pablopor 30 años que jamás deberían haber existido.


II

Cuando falleció Néstor Kirchner escribí que la dimensión humana había invadido la política. Que a las cuestiones estrictamente ideológicas, que a las convicciones, que a los tires y aflojes del poder crudo, que a las variables económicas debían sumárseles ahora el factor humano como un ingrediente imprescindible en el relato histórico.

La encrucijada personal en la que había quedado la presidenta de la Nación tras la muerte de su marido despertaba interpretaciones e identificaciones que atravesaban lo estrictamente político para instalarse allí, en la afectividad de millones de argentinos.

Ya no se trataba sólo de ideas o preferencias, sino de empatías. Se iniciaba entre Cristina Fernández y la “sociedad” o la “gente”, una nueva instancia que incluía cuerdas dramáticas.

En algún punto nacía una nueva relación de mayor intimidad entre ella y esa vaguedad política que se llama pueblo.

Se transformaba en la única líder política que tenía un vínculo personal, afectivo, empático, “desde la familia”, con millones de hombres y mujeres, y que trascendía la mera representación para convertirse en identificación.

La presidenta es una mujer que sufre, tiembla, llora, como todos nosotros. Es decir, además de ser la líder política que gobernó los últimos 4 años, es una mujer de tono agónico que convoca desde lo estrictamente humano, casi como en una tragedia shakespeareana.

Es en ese momento en que la política se hace historia, entonces, cuando los hombres y mujeres que la protagonizan son atravesados por profundas encrucijadas humanas, por la obligación de tomar íntimas decisiones de acuerdo a necesidades e intereses cruzados.

Hace unas semanas, le pregunté por Radio América al diputado del Frente para la Victoria Alejandro Rossi si no le parecía que la presidenta había alcanzado un grado de madurez política y personal como nunca antes.

Desairado, me contesto al aire que

Cristina Fernández siempre ha sido un cuadro de conducción de una madurez insoslayable.”

No era otra cosa que una respuesta de ocasión, claro. Pero, también, marcaba que no era “madurez” la palabra adecuada.

Desde hace un tiempo creo –puedo equivocarme, claro– que la mandataria se posicionó en una dimensión política diferente a la que estaba antes. Y algo dejó traslucir en su sinceramiento, cuando dijo a quien quisiera oír que no se moría por ser nuevamente presidenta.

Personalmente, le creo. No debe haber nada más tentador que apartar el cáliz de un nuevo mandato.

Luego de perder a su compañero, de 4 años agotadores sin descanso, porque en cuanto se dormía, su vicepresidente intentaba robarle las medias sin quitarles los zapatos, luego del estrés y la soledad que significa la conducción, con las cuestiones físicas –que ella misma insinuó– y con la posibilidad de asegurarse un descanso con el nivel de aceptación más alto con el que puede irse a su casa un mandatario argentino, no tiene necesidad de ir por la reelección si no es por una fuerte convicción y compromiso con su propia misión histórica.

Cristina Fernández, sospecho, no tiene ningún interés personal en continuar. No tiene nada que ganar ni nada que perder en términos personales. Ella ya dio todo lo que tenía para dar, como dijo el jueves.

Yo estaba equivocado: la presidenta no había alcanzado un nivel superior de madurez política, Cristina, me animo a decir, está peronísticamente hablandodesencarnada.


III

21 de junio de 1973. Es el día posterior a la Masacre de Ezeiza. Juan Domingo Perón ya había sufrido un principio de infarto en el avión que lo traía definitivamente a su tierra.

La dinámica de la violencia política ya era imparable. No había un solo culpable de los enfrentamientos de los últimos meses, pero la Juventud Peronista había puesto la mayoría de las víctimas el día anterior.

El viejo General emitió un discurso a todo el país por cadena nacional y dijo:

Llego casi desencarnado. Nada puede perturbar mi espíritu porque retorno sin rencores ni pasiones, como no sea la pasión que animó toda mi vida: servir lealmente a la patria.

Y sólo pido a los argentinos que tengan fe en el gobierno justicialista, porque ese ha de ser el punto de partida para la larga marcha que iniciamos. Tal vez la iniciación de nuestra acción pueda parecer indecisa e imprecisa, pero hay que tener en cuenta las circunstancias en las que la iniciamos.

La situación del país es de tal gravedad que nadie puede pensar en una reconstrucción en la que no debe participar y colaborar. Este problema, como ya lo he dicho muchas veces, o lo arreglamos entre todos los argentinos o no lo arregla nadie. Por eso, deseo hacer un llamado a todos, al fin y al cabo hermanos, para que comencemos a ponernos de acuerdo.”

La historia tiene formas bellas y terribles de reflejarse.

Perón no quería ser presidente, deseaba convertirse en un ministro plenipotenciario para monitorear estratégicamente la política argentina y, al mismo tiempo, tejer una alianza con los demás países de la región.

Sin embargo, la situación política lo llevó, contra su voluntad personal y poniendo en riesgo su propia vida, a asumir ese rol histórico.

Estoy casi obsesionado por el Tercer Perón.

Lo utilizo, incluso, como un ariete provocador contra las interpretaciones fáciles, prejuiciosas, llenas de lugares comunes y de eslóganes, que establecieron en los últimos años tanto sectores de la “izquierda” como la de la “derecha” peronista y no peronista.

A veces peco de exceso, lo admito. Pero hay en ese Perón una clave que nos permite entender ciertas notas que se repiten en la historia: la torpeza de los apresurados, la mala intención de los retardatarios, el desafío a la conducción de Perón por algunos sectores, la dinámica centrífuga que llevó a que izquierdas y derechas se tocaran y sabotearan el proyecto nacional, por ejemplo.

Fue en ese mismo discurso en el que el viejo conductor pronunció las palabras que hoy suenan comunes:

No es gritando la vida por Perón que se hace patria, sino manteniendo el credo por el cual luchamos.”

Son casi las mismas palabras que pronunció el jueves la presidenta.

No es diciendo “Viva Cristina” que se sostiene o se profundiza el modelo, sino haciendo lo que hay que hacer, cerrando filas, construyendo la unidad del movimiento nacional y popular y, sobre todo, demostrando la lealtad con hechos, no con palabras, determinó Fernández de Kirchner.


V

Lealtad. Esa será la palabra, el acto, la conducta que defina los próximos meses en la política argentina.

Esa será la clave para saber quién será el candidato en la Capital Federal, pero también, por ejemplo, para los diputados y senadores, intendentes, gobernadores y, claro está, para el vicepresidente de la Nación.

Porque Cristina Fernández no necesita nadie que le sume votos –lo admiten todos los encuestadores–, sino alguien que le cuide las espaldas, alguien en quien ella pueda descansar y confiar.

Por eso la llave del armado no estará en los elementos de presión, ni en las espurias negociaciones que algunos intendentruchos del Conurbano hagan con Francisco de Narváez para asegurarse la mayor cantidad de concejales ni las piruetas que los gobernadores realicen para postularse como kirchneristas moderados, asépticos, profilácticos que hereden el proceso.

Tampoco en las manifestaciones rimbombantes de apoyo de distintos sectores del movimiento nacional y popular, sino con la praxis concreta de la lealtad. Y el primero de esos actos es no embarrar la cancha, no cortarse solo, no sacar los pies del plato.

Un llamado a la lealtad realizó la presidenta el jueves.

 ¿Lealtad a qué? Sencillo, a la conducción. El mensaje profundo del discurso es el siguiente: La conductora es ella.

Ellacomo metáfora colectivaconstruyó el modelo, ella está legitimada para llevar adelante el proceso y no otros.

Y los que no lo ven así –podría parafrasearse al mismo Perón en el polémico discurso frente a los 8 diputados de la Tendencia en el que justificaba una espantosa reforma del Código Penal

se saca la camiseta y se va… total, por un voto más o un voto menos, no nos vamos a andar haciendo problemasPero eso sí, si se quedan, disciplina.”

En ambos casos, lo que los líderes dijeron es que la conducción no es una simple figurita de decoración, sino que es un mando que se cumple.


VI

Rápidamente cundió el pánico. Todos tomaron conciencia de la necesariedad de la presidenta.

¿Es imaginable hoy un país sin el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner?

¿Qué figura puede remplazar en legitimidad a la presidenta?

¿Qué gobernador, legislador, intendente o ministro puede garantizar el actual modelo de producción, acumulación y redistribución de la riqueza que puso a la Argentina en el actual proceso de crecimiento sostenido y continuado?

¿Quién puede enfrentar a las corporaciones como ella lo hizo?

¿Quién puede darle la victoria indiscutiblemente al justicialismo?

¿Y quién podrá darle la participación al movimiento obrero organizado en la mesa de la discusión del poder real que le dio el kirchnerismo?

¿Quién podrá gobernar de forma tan “no neutral” –es decir a favor de los sectores del trabajo– como ella?

La respuesta es sencilla: en este momento, nadie.

Dos grandes definiciones dio la presidenta en ese discurso, del que como verán no pretendo convertirme en exégeta, porque todo interpretador oscurece y entorpece las palabras originales, ya que todo traductor es en cierta medida un traidor, como dicen los italianos:

La primera es que este gobierno no es neutral.

Era obvio, pero nunca había sido explicitado de esa manera. Nunca en democracia un presidente insinuó que gobernaba para los trabajadores, los pobres, los desposeídos.

La segunda es que no estaba de acuerdo “ni con la explotación ni con la extorsión”.

Y en esa operación jugó con lo simbólico y no dijo pero insinuó que su gobierno, que había peleado con las corporaciones, no tenía ningún problema en combatir las actitudes corporativas de propios y ajenos.

Parafraseando, transformando las palabras de Eva Perón en su testamento político conocido como Mi mensaje, la presidenta parece haber dicho que

enemigos del pueblo son los ambiciosos… porque ellos no servirán jamás al pueblo sino a sus intereses personales. Son los caudillos. Tienen el alma cerrada a todo lo que no sean ellos. No trabajan para una doctrina ni les interesa el ideal. La doctrina y el ideal son ellosNunca buscan la felicidad del pueblo, siempre buscan más bien su propia vanidad y enriquecerse pronto. El dinero, el poder y los honores son las tres grandes causas, los tres ideales de los ambiciosos.”

Lo que hizo la presidenta no es otra cosa que correr a propios y extraños con el sable de su propia legitimidad frente a la sociedad y, en especial, tender puentes hacia sectores medios que, por razón de sus propias limitaciones ideológicas, no comprenden en toda su extensión al sindicalismo y lo consideran una corporación más.


VII

Racionalidad es dejar de resolver los conflictos a través de las extorsiones, a través de medidas de facto y encauzarlos dentro de los carriles institucionales que tiene el Estado argentino.

Es decir, dejar de vulnerar los derechos de terceros para obtener nuestros propios derechos. Una deuda que los argentinos nos debemos, pero también un cambio que debe hacer el Estado, porque las políticas de facto son también la consecuencia de la inacción de un Estado que durante los años 90 fue sordo a los reclamos de los sectores populares y tenía auriculares sólo para las exigencias de los grandes grupos económicos y sus lobbies.


VII

La historia se repite como reflejo, si se me permite retomar mi metáfora borgeana. Es una repetición al revés.

En 1973, los sectores más dinámicos respondían a las juventudes enroladas en la Tendencia Revolucionaria, hoy quienes aparecen como más “apresurados” parecen ser los integrantes del movimiento obrero organizado en el marco de la puja distributiva actual.

El fracaso y el desencuentro de los sectores populares en los años 70 nos costaron a los argentinos años de sangrientos enfrentamientos, una dictadura militar y 20 años de democracia cautiva de los grupos económicos y el mercado.

En total, 3 décadas que deben ser suturadas de alguna manera por aquellos que integran lo que desorganizadamente se llama el movimiento nacional y popular.

Una nueva desinteligencia también será costosaaun cuando no tenga el componente de violencia dramática que tenían los años 70para los millones de argentinos que llevan atado su destino a la suerte de este modelo.

La juventud que ayer desafiaba, hoy convoca a la lealtad; los sectores que ayer eran leales, hoy tironean. Irónica paradoja.

Auto de fe: Es un bello desafío escudriñar las enseñanzas del pasado y al mismo tiempo revisar con honestidad intelectual nuestros comportamientos de otros tiempos.

A veces la historia ofrece segundas oportunidades para los pueblos y los dirigentes que estén dispuestos a aprender las lecciones.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

La candidatura de Macri cuestionada legalmente

mayo 18, 2011

18–05–2011 / Por estar procesado en la causa de las escuchas ilegales, Mauricio Macri no estaría en condiciones de asumir un segundo mandato.

“El artículo 57 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires establece que no pueden ser designados para ningún cargo o función pública quienes se encuentren en situación de procesados por delito doloso contra la administración“, explica Eduardo Barcesat, abogado de Madres de Plaza de Mayo.

Desde el macrismo, responden que esa condición no se aplica para las candidaturas de jefe de gobierno ni de legisladores.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

A %d blogueros les gusta esto: