Archivo para mayo 30th, 2011

Avenida Juan B Justo. Metrobus en funcionamiento y problemas consecuentes

mayo 30, 2011

EL SISTEMA QUE RECORRE LA AVENIDA JUAN B. JUSTO COMENZARÁ A OPERAR MAÑANA
El PRO quiere multas altísimas para quienes invadan la vía del Metrobús

30–05–2011 / Busca modificar dos leyes para que además se les retenga la licencia de conducir a quienes ingresen en los carriles exclusivos, así como a aquellos que no respeten semáforos. El nuevo servicio llega en un clima de malestar vecinal.

Por Christian Boyanovsky Bazán

MetrobusEl gobierno porteño pretende instalar durísimas sanciones a faltas de tránsito, con el objeto de acompañar el lanzamiento de su proyecto urbano insignia de los últimos meses, el Metrobús, que comenzará a funcionar en la Ciudad de Buenos Aires a partir de mañana, con un recorrido que abarcará la totalidad de la avenida Juan B. Justo, y con el que se intentó paliar la promesa de campaña incumplida de los 10 kilómetros de subte anuales.

Entre estas sanciones, se establece la retención del registro de conductor a quien circule “por el carril correspondiente al Metrobús”, además de “una multa de 500 unidades fijas (pesos)”.

Pero además, y para malestar de los vecinos, el proyecto también conocido como BRT (por Bus Rapid Transit) se lanzará sin haber realizado audiencias públicas, ni conformado la comisión especial de evaluación que establece la propia Ley 2992, que creó al Metrobús.

Tampoco se presentaron todos los estudios de Impacto Ambiental establecidos por la Ley 123, ni se dio respuesta a un pedido de informes en ese sentido del propio presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteña, Claudio Palmeyro (PJ).

El Metrobús utilizará buses dobles (unidos por un fuelle), con carriles exclusivos y 21 estaciones dispuestas cada 400 metros.

Es un sistema adoptado en muchas ciudades del mundo, y en la Capital se escogió como “corredor modelo” los dos carriles centrales de la Juan B. Justo, lo que redujo considerablemente el resto de la vía, muy utilizada por camiones y autos particulares.

Para hacer posible esta implementación, el gobierno de Mauricio Macri estableció una serie de normas de tránsito como la eliminación de casi todos los giros a la izquierda en las 90 cuadras de recorrido (con excepción de Fragata Sarmiento y Soler, hacia Palermo; y Gana y Gallardo, hacia Liniers); además de la prohibición de estacionar a ambas manos de Juan B. Justo, e invadir los carriles exclusivos.

Pero para que estas nuevas disposiciones se impongan, el macrismo busca penas altísimas para quienes las violen, tal como había anticipado el subsecretario de Transporte porteño, Guillermo Dietrich. Esto se lograría con la modificación de las leyes 451 (régimen de faltas) y 2148 (Código de Tránsito y Transporte).

Los proyectos ingresaron bajo la autoría de la diputada del PRO, María Raquel Herrero.

El proyecto, cuyo expediente es el 1048/2011, propone penar con una multa de 500 pesos al

“conductor/a, titular o responsable de un automotor, motovehículo que utilice el carril del Metrobús”.

La misma pena está prevista para quien

“invada la ciclovía o ingrese en contramano a un contracarril”.

El otro (1049/2011) establece como situaciones para “la retención preventiva” de la licencia de manejo a “la conducción de vehículos por el carril correspondiente al Metrobús”, al igual que “la violación de los límites de velocidad máxima y mínima con un margen de tolerancia de hasta un 10%”; y “la conducción de vehículos sin respetar la señalización de los semáforos”, entre otros. Ambos deberán discutirse en el recinto.

Los vecinos de la zona de Villa Crespo, como los de Liniers, fueron protagonistas de las quejas vinculadas con el Metrobús, como se reflejó en estas páginas.

Los primeros, por los trastornos que generaron las obras, pero también por el flujo creciente en las calles laterales a Juan B. Justo y la estricta restricción de detenerse en la avenida, que genera la queja de los comerciantes, en una zona muy poblada por talleres y negocios dirigidos al automóvil.

En el barrio de la cabecera oeste, la agrupación Liniers Norte reclama por la instalación de un garaje y un centro de trasbordo para el cual “no se presentó estudio de impacto ambiental”.

El reclamo que une a todos es la ausencia de audiencias públicas y el “ninguneo” a los porteños afectados. Ya realizaron diversas manifestaciones y no se descarta alguna acción para mañana.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Anuncios

CFK. Almuerzo en honor a la Presidenta Argentina en su visita a México

mayo 30, 2011

30–05–2011 / Mexico: La presidenta Cristina Fernández y su par de México, Felipe Calderón participaron de un almuerzo que ofreció el mandatario azteca en honor a la jefa de estado argentina y a su comitiva, en el Castillo Chapultepec, en México D.F. El almuerzo se celebró tras una reunión bilateral entre ambos presidentes, en las que se firmaron acuerdos bilaterales

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ALMUERZO OFRECIDO EN SU HONOR POR EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE MÉXICO DR. FELIPE CALDERÓN, EN EL SALÓN ALCAZAR DEL CASTILLO DE CHAPULTEPEC, EN DISTRITO FEDERAL.

30–05–2011 / Muy buenas días a todos y a todas; señor Presidente de México, querido amigo Felipe Calderón; Margarita; señores legisladores; señores miembros de la Suprema Corte de Justicia; ministros; embajadores; señores y señoras empresarios; amigos y amigas, en general: la última vez que estuve en este lugar compartimos con quien fuera mi compañero de vida y de militancia un encuentro como este, un encuentro que no hace más que reafirmar en este lugar histórico para el pueblo mexicano, pero también un entrañable y maravilloso ejemplo de amor y de defensa de la Patria para todos los pueblos libres de Latinoamérica y del mundo: el Castillo de Chapultepec, un lugar histórico, sin lugar a dudas, en el cual nos encontramos una vez más para reafirmar algo que es más que una tradición, más que un lugar de ocasión o de protocolo y que es, sin lugar a dudas, la sincera y profunda amistad entre ambos pueblos.

Los gobiernos no pueden inventar ni crear nada que no tenga sustento y lógica en la sociedad.

Y creo que este momento – que como Felipe lo definiera: “el mejor momento entre ambos países”es nada más que interpretar por parte de quienes tenemos la responsabilidad institucional de conducir los destinos de ambos países es nada más y nada menos que interpretar la voluntad, los sentimientos de argentinos y mexicanos, que más allá de los circunstanciales gobiernos de uno y de otro país han estado histórica y profundamente unidos.

Argenmex no es una construcción de políticos, ni de partidos; Argenmex es una construcción social que han hecho los argentinos y los mexicanos en los momentos difíciles que a los unos y a los otros nos ha tocado vivir a lo largo de la historia.

Hoy charlábamos, junto a Felipe y su Gabinete, de los profundos desafíos que tenemos quienes poseemos la responsabilidad, por decisión democrática de nuestros pueblos de conducir los destinos públicos de nuestros países.

La América del Sur, la Latinoamérica como región emergente está llamada a ser la gran protagonista, o una de las grandes protagonistas, del siglo XXI.

Contamos con lo que ya es una demanda creciente en el mundo: desde alimentos, energías, minerales, recursos hídricos, que nos convierten en una región que va a tener un gran protagonismo en este siglo XXI.

Nos ha tocado a nosotros, a los que yo denomino la Generación del Bicentenario porque somos los que hemos estado al frente de los 200 años de historia de cada uno de nuestros países haber sido protagonistas, también, de un crecimiento inédito en la región.

La modificación en los términos de intercambio comercial; la crisis profunda de un modelo que basó su crecimiento únicamente en la especulación y no en la producción, ni en la generación de trabajo decente para nuestra gente, que promueva el gran desafío de la inclusión social es precisamente lo que nos ha llevado a nosotros a tener este gran desafío de, en esta Generación del Bicentenario, dar la gran lucha por la igualdad; la gran lucha por la equidad; el gran combate por la justicia, de la misma manera que 200 años antes patriotas argentinos, mexicanos dieron la lucha y el combate por la libertad de nuestros pueblos.

Y creo que ambas son absolutamente complementarias e inescindibles, libertad e igualdad. Para qué queremos la libertad si no tenemos el derecho a tener educación, salud, vivienda, trabajo, a que nuestros hijos crezcan dignamente; para qué queremos la igualdad si no tenemos la posibilidad de decidir y elegir qué pensar, qué decir, dónde vivir, en qué trabajar.

Me parece que son dos categorías en las que debemos hacer síntesis la generación del Bicentenario para poder dar los fundamentos sólidos en los que crezca la generación del XXI, la generación que va a venir indefectiblemente luego de nosotros, porque los políticos tenemos cierta tendencia a creer que todo es eterno y nada es eterno, al contrario, debemos recrearnos constantemente y ayudar a que nuestras sociedades crezcan y se profundice la igualdad, la educación, la seguridad.

Por eso creo que tenemos, como miembros del G-20, pero fundamentalmente como miembros de la región, una gran responsabilidad histórica con este crecimiento que hemos protagonizado en los últimos años.

Argentina ha crecido desde el 25 de Mayo del año 2003 a este 25 de Mayo que hace pocos días ha pasado, el 80 %, y la mayor parte de su crecimiento ha sido también producto de un fuerte desarrollo del mercado interno, que ha generado trabajo registrado y decente, que ha generado mayor poder adquisitivo a sus trabajadores, que nos ha permitido además tener un programa de inclusión social, como es el de la Asignación Universal por Hijo, que representa casi el 1,2 % de nuestro PBI y según nos ha dicho Bernardo Kliksberg, que es el gran especialista de Naciones Unidas, representa el programa social más ambicioso del que se tenga registro.

Quiero aprovechar esta visita a México también para agradecer una vez más la hospitalidad con que fueron recibidos los que tuvieron que irse de nuestro país en momentos muy difíciles.

Desde aquí diviso a la diputada Adriana Puiggrós, ella y su padre; a nuestra embajadora Patricia Vaca Narvaja, también exiliada junto a toda su familia; y los que más tarde tuvieron que hacerlo no ya por motivos que tuvieran que ver con la vida sino tal vez con el patrimonio, porque la Argentina se había hundido a partir del default declarado el año 2001.

Por eso vaya en nombre de toda la sociedad argentina, Presidente, a través de usted, nuestro agradecimiento a México y nuestro compromiso de seguir profundizando nuestra relación, que es algo más que un creciente intercambio económico, casi 4 veces más en los últimos 10 años y que por supuesto no tiene techo, que es algo más que inversiones argentinas aquí o inversiones mexicanas allá, que son bienvenidas en ambos lados, yo creo que es por sobre todas las cosas la íntima convicción de que debemos compartir un mismo destino histórico a partir de una historia y de una identidad que también nos son comunes.

Los invito a alzar la copa y a brindar por México, por Argentina y por la lucha que debemos encarar para que a esta libertad que supieron construir los patriotas hace 200 años podamos agregarle nosotros la igualdad que tanta falta todavía nos hace. Muchas gracias a todos y muy buenos días. ¡Salud! (APLAUSOS).


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. México. Conferencia de prensa junto a Felipe Calderón

mayo 30, 2011

30–05–2011 / México: La Presidenta Cristina Fernández aseguró que “nunca hubo un grado de relación tan profundo y cordial entre los Estados Unidos de México y la República Argentina”, en una recepción ofrecida hoy por el presidente Felipe Calderón en Chapultepec. “Así como ha crecido nuestro comercio, deben crecer aún mas las posibilidades de articulación” entre ambas naciones, expresó la Mandataria en el acto.

Firma de acuerdos en México: discurso de la presidenta Cristina Fernández

30–05–2011 / CRISTINA FERNÁNDEZ.- Muy buenos días a todos y a todas: en primer lugar, creo que debo una disculpa por lo que fue mi visita anterior, que se frustró no por voluntad de quien les habla, sino por los problemas de salud que tengo con mi hipotensión que en un día como hoy, también de tanto calor.  

Por suerte aquí el Presidente me ha acompañado bajo el sol con un paraguas para que no me afecte.

Pero realmente quiero decirles que toda la comitiva que vino, en aquella oportunidad, y fundamentalmente también la numerosa delegación de empresarios argentinos que la conformaron se fueron realmente maravillados y agradecidos por el trato que usted Presidente dio, un trato personalizado, un trato afectuoso y cordial les brindaron.

Realmente no es común escuchar de bocas de sus empresarios manifestar grata sorpresa realmente por el nivel de trato dispensado.

Así que, en nombre de mi país, le agradezco ese gesto que además se que es un gesto sincero, profundo.

Yo no voy a referirme a todos y cada uno de los acuerdos tan importantes, que hoy hemos suscripto, porque ya lo ha hecho con detalles el señor Presidente.

Pero quiero decirte Felipe – y permitime que te trate como nos tratamos cuando estamos en reunión con los ministros o cuando estamos en entrevista, que la última parte de tu discurso creo que es el lugar por donde quiero comenzar.

Nunca hubo un grado de relación tan profundo, tan cordial entre los Estados Unidos de México y la República Argentina y realmente resulta incomprensible; podíamos decir que durante las etapas de la dictadura era real porque este fue precisamente un lugar de asilo para miles y miles de argentinos, como nuestra propia Embajadora actual y su familia, que fueron acogido con cordialidad y además tratando a los argentinos como a un mexicano más, es algo que cada vez que vengo lo reitero mi agradecimiento y mi reconocimiento.

Pero señalaba el Presidente Calderón que en realidad cómo ha crecido nuestro comercio, pero sin embargo debe crecer aún más porque las posibilidades de articulación entre Argentina y México no tienen techo, fundamentalmente porque integramos – afortunadamente – esta región de Latinoamérica, que está llamada a tener, durante el siglo XXI, y ya lo tiene de hecho un papel preponderante, no solamente porque se han modificado los términos de intercambio comercial, que históricamente parecía que casi como una maldición gitana nos condenaban a los países emergentes al atraso y al subdesarrollo, sino porque además creo que nuestra región libres de enfrentamientos ideológicos, o étnicos, o religiosos ofrece realmente oportunidades de integración.

Creo que el gran desafío que tenemos esta Generación del Bicentenario, muchos de nuestros países: México, Argentina, hemos cumplido los 200 años de historia, es el gran desafío del combate contra la desigualdad.

Si hace 200 años los patriotas lucharon por la libertad, creo que el compromiso nuestro es la lucha por la igualdad; la inclusión social no solamente debe ser una cuestión de sensibilidad social o ética, sino también una razón económica.

Si nosotros vemos el desarrollo de los principales países del mundo, notamos que precisamente el desarrollo de sus sociedades, la mejora del poder adquisitivo de sus trabajadores, la generación de trabajo es lo que les ha permitido ocupar el lugar que hasta hace muy poco tiempo ocupaban.

Creo que este es un modelo a mirar, por lo menos en este aspecto, y que el gran desafío de esta generación del Bicentenario es generar las bases sólidas y firmes.

México lo ha hecho a un muy buen ritmo, Argentina ha protagonizado en estos últimos 8 años el crecimiento económico más importante de sus 200 años de historia; digo que el desafío es generar las bases para lo que yo denomino la Generación XXI, la generación del siglo XXI, que son, Felipe, los que vendrán después de nosotros.

No quiero de esta manera, por favor, compararme con los padres de la Patria, porque ya sé que mañana algún editorial de los diarios de mi país dirá “se están comparando con los fundadores de la Patria”, no, de ninguna manera, simplemente hoy estamos luchando precisamente por una sociedad más equitativa, más justa, porque también debemos recordar que nuestro continente, Latinoamérica, no es el más pobre pero sí sigue siendo el más inequitativo, más allá de los avances importantes que hemos hecho todos los países en materia de lucha contra la pobreza y de inclusión social.

Por eso esta generación del Bicentenario creo que debe trabajar mucho en profundizar los lazos entre nuestros países -lo decíamos hace unos instantes, a solas también- en articular inteligentemente el esfuerzo de nuestros países entre el sector privado y el sector público, y en esa sinergia luego reconocernos en una sinergia regional que nos permita protagonizar con la altura que nuestras sociedades se merecen este nuevo siglo que ya está en marcha.

Muchas gracias y muy buenos días a todos y a todas.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Visita al Museo Soumaya en México DF

mayo 30, 2011

29–05–2011 – México: La presidenta Cristina Fernández visitó el nuevo museo Soumaya junto con el empresario Carlos Slim, en la primera actividad oficial que desarrolla en la capital mexicana. La Presidenta ratificó el compromiso del gobierno argentino de “seguir trabajando en la profundización del modelo económico”, al hablar ante más de un centenar de empresarios mexicanos con intereses en la Argentina durante el agasajo ofrecido por el empresario Carlos Slim Halú.

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, AL TÉRMINO DE SU VISITA AL MUSEO SOUMAYA-FUNDACIÓN CARLOS SLIM HELÚ, EN MEXICO DF.

30–05–2011 / Muy buenas noches a todos y a todas: en primer término quiero agradecer la invitación que el ingeniero Carlos Slim, me formulara para participar esta noche junto a todos ustedes, en esta cena y además, en este lugar magnífico por cierto en su arquitectura y en su contenido.

La verdad que debe ser un orgullo para todos los mexicanos, que uno de sus principales empresarios haya brindado esta obra a la comunidad.

Recién cuando veía algunas obras, le decía al ingeniero: “yo esto no lo hubiera puesto acá, me lo hubiera quedado para mirarla en mi casa por lo hermosa que era”.

Así que creo que es un gesto que habla de la importancia también y de la responsabilidad social, que es algo que debe caracterizar fundamentalmente al empresariado.

Quiero también agradecer la confianza depositada por la empresa, por el grupo empresario que él preside, que siguió invirtiendo en mi país, la República Argentina, cuando todo se desmoronó y, como él decía, “realmente no había consumo y las perspectivas eran muy malas”.

La empresa siguió invirtiendo en el país, apostando en el país y hoy es uno de los jugadores más importantes en materia de telecomunicaciones y esperemos que lo sea también en otros rubros próximamente, en el país que hoy luego de la crisis más importante, más terrible y más grave de toda nuestra historia, por ejemplo, como un número importante, es el país con mayor cantidad de celulares por habitante de todo el continente americano.

Los números de los que hablaba el ingeniero Slim son realmente importantes. Nos llena de orgullo que en estos 8 años a partir del 25 de Mayo del año 2003, hayamos crecido un 80 por ciento nuestro PBI. Y esto ha tenido también una razón de ser.

Yo creo que hemos superado en nuestro país, la República Argentina, la vieja antinomia entre mercado interno y exportaciones. Creo que además de desarrollar las exportaciones que han crecido exponencialmente en nuestro país.

De apenas 25.000 millones de dólares que exportábamos en el año 2003, a más de 68.000 millones el año pasado, el año del Bicentenario, pero además, un fuerte crecimiento del mercado interno, que nos ha permitido dos cosas, primero, lograr una inclusión social que nos coloca a la Argentina a la cabeza de América latina en materia de igualdad.

Todavía tenemos desigualdades, pero realmente somos el menos desigual de toda América latina, y eso nos llena de orgullo.

Pero nos hace falta trabajar mucho más aún y estamos en esa dirección.

Y ese mercado interno fue también el que nos permitió, durante la crisis que sacudió y todavía sacude y seguirá sacudiendo al mundo, precisamente hacer frente a la misma y poder sostener un nivel de actividad económica que no significara de nuevo ese “stop and go” tan típico de nuestra historia económica y política, y poder seguir creciendo y haciendo inclusión social que es, me parece, la clave de la sustentabilidad de un modelo, por lo menos en términos no solamente económicos, sino también institucionales y políticos.

Y lo estamos viendo en lo que está sucediendo en otras latitudes.

El peso de la deuda en nuestro país fue uno de los más graves condicionantes del crecimiento económico, durante décadas.

La Argentina con más de 160.000 millones de dólares de deuda en el año 2003 con un arriba del 150 por ciento del PBI en deuda, tenía realmente un ancla imposible de levantar para que la nave pudiera despegar.

Dos medidas tomadas por el entonces Presidente Kirchner, fueron fundacionales para poder tener este modelo de crecimiento que hoy tenemos.

Una fue la reestructuración de nuestra deuda externa, y la otra fue la cancelación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Ambas, sin lugar a dudas, constituyeron dos de las claves más importantes para poder desarrollar el modelo que hoy tenemos.

También lo fue, a nuestro criterio y como región, el no haber incluido en el ALCA en el año 2005 hubiera sido terrible para la región, si aquello hubiera tomado cuerpo y se hubiera logrado, y logramos también tener en la región un crecimiento y un intercambio comercial muy importante.

La verdad es que yo creo que una de las claves que vamos a discutir en este siglo XXI, es la necesidad de repensar viejos dogmas, viejas ideas y viejos modelos que se tenían como indiscutibles y, yo diría, casi como pensamiento único.

Esto va a exigir un gran ejercicio, porque necesitamos también políticos, economistas, empresarios, trabajadores, dirigentes gremiales que también piensen en la misma clave, que no significa pensamiento único, sino saber que vamos a tener que formular nuevas ideas, nuevas teorías y fundamentalmente nuevas prácticas en este siglo XXI.

Yo no quiero aburrirlos porque sé que nos han estado esperando luego de una larga recorrida por el Museo, pero quiero agradecerles a todos ustedes, la presencia aquí esta noche, sé que hay también empresarios que invierten, han invertido y van a seguir invirtiendo en mi país, quiero agradecerles también, y el compromiso, sí, de esta Presidenta y de todo su gobierno, de seguir trabajando en la profundización del modelo que significa seguir en la senda del crecimiento económico, trabajar en el desarrollo del mercado interno, tener una fuerte política en materia de exportación con valor agregado, necesitamos que no se primaricen nuestras exportaciones y agregar valor para tener trabajo del bueno y calificado para nuestra gente.

Y al mismo tiempo de eso, seguir sosteniendo lo que son los pilares de nuestra economía, el desendeudamiento creciente, el superávit comercial, el superávit fiscal.

Es curioso, y con esto quiero finalizar, siempre se habló desde el liberalismo más crudo, del neoliberalismo más crudo en mi país, de estas cosas, pero los que las hicimos fueron los que no éramos neoliberales.

Nunca nuestro país había tenido superávit comercial, nunca nuestro país había tenido superávit fiscal.

Siempre se había financiado con un creciente endeudamiento y no le habíamos dado tanta importancia a las exportaciones, o habíamos hecho una suerte de antinomia entre mercado interno y exportaciones. Hemos podido superar todo esto y queremos seguir trabajando en la misma dirección, corrigiendo errores -que los hemos tenido sin lugar a dudas, quién no- en una suerte de cosa muy fuerte que se vivió a partir del año 2003 por todo lo que había tenido el país en el año 2001, 2002, la crisis, la caída de la convertibilidad.

Nosotros, muchas veces cuando miramos imágenes de esta Europa que tantas veces se empeñó en pretender darnos lecciones a sus ex colonias por así decirlo, podemos decir con mucho orgullo sin soberbia, con humildad pero con orgullo, que creemos que hemos encontrado un rumbo, que no queremos tomarlo como una teoría a aplicarse en todos lados, es simplemente lo que hemos hecho, lo que hemos construido nosotros superando y logrando el crecimiento económico, la inclusión social más importante en nuestros 200 años de historia.

Por eso, quiero agradecerle al ingeniero esta cena de esta noche, este lugar maravilloso y a todos ustedes a que nos acompañen.

Muchas gracias y muy buenas noches a todos y a todas. (Aplausos)


 

Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

El tiempo pasa y la oposición no logra despegar

mayo 30, 2011

La crisis de dirección de la oposición no conmueve a nadie

30–05–2011 / Lo más parecido a la inquietud pasa por que Cristina Fernández no acepte ser reelegida, y recorre transversalmente el arco parlamentario.

Por Alejandro Horowicz – Periodista, escritor y docente universitario.

LaopoLa tensión dramática, con su carga de emoción enancada en la dificultad para palpitar un resultado, no recorre la escena política.

El oficialismo es número puesto; la crisis de dirección de la oposición no conmueve a nadie.

Lo más parecido a la inquietud pasa por que Cristina Fernández no acepte ser reelegida, y recorre transversalmente el arco parlamentario, que reconoció no tener plan B para el tema.

Eso no está en el libreto de nadie, tiene una extraña virtud: constata la fragilidad del orden político realmente existente.

Esa es la abrumadora sombra de 2001: la presidente no es un elemento mássi se corre el vacío queda a la vista. Ese “hecho” perturba, permite observar la tierra calcinada de la política. No está ni bien ni mal, y por cierto, nadie lo ignora.

Mientras tanto, los diferendos al interior de tolderías que parecían razonablemente ensambladas muestran la marcha de la crisis. Avancemos con cautela.

El desaparecido Peronismo Federalcompuesto altamente inestable que tiende a la infinita fragmentacióndependió de las relaciones del gobierno con la base social que libró la batalla campera: los productores pampeanos.

La lluvia de dólares que Mercedes Marcó del Pont recibiera durante todo mayo –con un pico récord el viernes 27 de 275 millones comprados en un solo díamuestra que los productores nadan en dinero. Otra constatación: el valor de la hectárea.

Un trabajo de la Bolsa de Cereales de Rosario informa que el precio de la tierra registró un incremento del 375% a lo largo de los últimos 10 años.

El valor promedio de la hectárea en el núcleo de la antigua zona maicera (nordeste de Buenos Aires, sur de Santa Fe, sudeste de Córdoba y parte de La Pampa), pasó de 4000 dólares en el 2000 a 15 mil este año. El registro supera los máximos de la década de 1990con dólar barato– y es el más elevado de toda la serie histórica.

Dicho con sencillez: la posibilidad del Peronismo Federal dependió de la persistencia del enfrentamiento entre esos productores y el gobierno nacional.

Si la tensión no se mantuvo, y ese es el caso, los intendentes dispuestos a poner una ficha en la construcción del doctor Eduardo Duhalde tienden a desaparecer.

Quedó una masa de votantes residuales, impactados por los disvalores que sostuvieron el enfrentamiento (ningún interés es superior al mío, y el que me toca el bolsillo es un ladrón), que conservaron la misma opinión, porque no recibieron ninguna lluvia de dólares; pero como los argumentos no fueron retroalimentados –sus destinatarios reales ya miraban en otra dirección–nadie puede saber cuándo terminarán licuándose.

Y esos son los votantes que Francisco de Narváez contabiliza como propios. Esa avenida está cerrada, o apenas entreabierta, y esto explica más sobre el destino de los federales que los evidentes “errores” de construcción de su muy inestable directiva nacional.

El mismo problema atraviesa las alicaídas huestes de la Unión Cívica Radical; al menos, en la provincia de Buenos Aires.

Los vasos comunicantes entre el sistema de cuadros que ayudara a pergeñar Raúl Alfonsín y el que usufructuó el duhaldismo funcionan con cierta elasticidad. Un nombre sintoniza esa comunión: Roberto Lavagna.

Importante funcionario de Alfonsín, ministro clave de Duhalde y Néstor Kirchner, candidato presidencial de la UCR en el 2007 (cuando el radicalismo no lograba parir candidato propio), sintetiza un programa económico implícito: un sistema de paridades cambiarias relativamente rígidas para garantizar las exportaciones agrarias, y punto.

Ese programa conservador –en sentido filológico y político– no se propone modificar mucho.

Una especie de Convertibilidad sin suicidio, sin explosión, o en todo caso, una Convertibilidad que ajusta los ingresos de los sectores populares según la marcha del precio de los commodities en el mercado mundial.

Ese programa tiene muy poca tracción electoral, ya que sus beneficiarios no logran distinguirlo del planteo oficial, y sus víctimas potenciales lo distinguen perfectamente de la política que implementa la Casa Rosada.

Tal es así, que el dilema de no pocos intendentes radicales bonaerenses pasa por K, no K. Intendentes que hayan ido en una u otra dirección no faltan, y los que han ido y han vuelto, tampoco.

Si algo representó mal precisamente Julio Cobos fue esa compleja calle de doble mano.

Ahora, creer que esa lógica posicional ha concluido, equivale a no tener contactos sociales con la Pampa Húmeda. Los intendentes votan con los pies, es decir, acompañan a sus votantes para no quedar descolocados.

En medio de ese dinámico tembladeral, Alfonsín tuvo que elegir entre los principios que organizaron su discurso –una suerte de progresismo tenue, que no se planta frente al gobierno como si fuera el peor enemigo– y la unidad de la dirección radical.

Para digerir a Cobos y Ernesto Sanz, para alinearlos detrás de su candidatura, se vio obligado a virar. Y si bien no asumió discursivamente el viraje –no dice nada demasiado distinto de lo que dijo – la política de alianzas presuntamente eficaces expresa el cambio.

Pero como los que debiera encontrar en el cruce, ya marcharon en otra dirección –por lo general en 4X4 cero kilómetro- descubre que cada voto que gana deja pasar, en el mejor de los casos, otro. Ese sistema de suma cero no le permitió despegar, y puso en crisis su relación con el socialismo de Santa Fe.

Una pregunta resulta inevitable: ¿Alfonsín podía ignorar la naturaleza de un vínculo de tan larga data, habida cuenta que arranca de las relaciones entre el Movimiento Nacional Reformista (MNR) y Franja Morada en los ’70?

Respuesta: No.

¿Entonces? Hay un elemento ambiguo en el “acuerdo”: el comportamiento electoral del radicalismo de Santa Fe.

El triunfo de Hermes Binner dependió de ese respaldo, y lo obtuvo. En la interna socialista, que acaba de concluir, el “segundo” fue el candidato radical. De modo que los votos de esa procedencia, aunque estén referenciados en el partido socialista, todavía resultan diferenciables.

Si Binner rompe de mala manera con Alfonsín, arriesga la conservación del territorio; Agustín Rossi le viene pisando los talones y… con ese miedito juega Alfonsín.

A mi ver es una cuenta mal hecha. Primero, si algo no está en condiciones de regular la UCR es el comportamiento de sus votantes, cuando no puede asegurar que los intendentes propios lo sigan siendo. Y segundo, la polarización de la elección provincial no deja demasiado lugar para la puñalada trapera.

¿Quién puede imaginarse un tropel de votantes radicales pasándose a la huestes de Rossi para evitar el triunfo socialista? Yo no.

Pero cuidado, esto transforma a Binner en el jefe de un partido de distrito, que puede rearticularse en un proyecto nacional, del que por ahora carece.

¿Y Mauricio Macri? No faltan los que sostienen que se trata de una vía muerta. Exageran.

Mientras los votantes de ese perfil existan (clase media relativamente acomodada, cuyo desinterés por la política es manifiesta, salvo que se trate de un trabajo rentable, con una educación formal de baja calidad, y dinero en el bolsillo para pagar cuotas y más cuotas) la supervivencia de la corriente está asegurada.

Ahora bien, tiene que soportar el efecto demostración. Macri gobernó 4 años. Para que lo reelijan es preciso que la mayoría crea que ese gobierno fue por lo menos razonable.

Nadie insiste sobre el tópico, y la publicidad oficial menos que nadie. Además, los votantes deben creer que Daniel Filmus no lo puede hacer mejor.

Si ambas asimetrías no se verifican, parte de los votantes de Macri emigrarán hacia nuevas tolderías; en caso contrario Mauricio, conservará su lugar.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

A %d blogueros les gusta esto: