39,09% rotundo triunfo del gobierno

Por Eduardo Di Cola

Tabla1

Dirán que se trata de una metáfora. No, es literal.

Pensará que estoy loco, pero lamento desilusionarlo. Debo ser honesto y blanquearle que lo dicho no es de mi producción. Simplemente me hago eco de un análisis del diario Washington Post que titula “Cristina Fernández de Kirchner wins, but not by enough: Argentina post-election report” (Cristina Fernández de Kirchner gana, pero no lo suficiente: informe post electoral de Argentina) (1)

Dos cosas surgen de lo transcripto: que la Presidenta ganó y que no fue suficiente.

A lo largo de la nota se aprecia que cuando habla de la insuficiencia, se refiere a que el nivel del triunfo alcanzado no permite aspirar a una reforma constitucional.

Dejando de lado la cuestión reformista por no haberse planteado, incluso enfáticamente descartada por la Presidenta, nos queda que el propio Washington Post en forma contundente afirma: “el gobierno ganó”.

Hasta aquí podría decirse que resulta exagerado el título de la presente nota. Pero sigamos.

Con una democracia y un sistema de partidos  consolidados a lo largo del tiempo, en Estados Unidos tienen claro la diferencia entre elecciones presidenciales y parlamentarias o de medio término, y a su vez que significa ganar en cada una de ellas.

Por esa circunstancia cuando hacen el análisis post electoral de Argentina no tienen dudas de quién fue el indiscutido triunfador. Fundamentan su comentario con el cuadro que se acompaña.

Tabla1

Un simple golpe de vista es suficiente para ver en forma nítida el importante resultado alcanzado por el gobierno en bancas y votos. Si de estos se trata vemos que en la categoría de Senadores Nacionales el oficialismo fue categórico con el 39,09% de los sufragios, más que duplicando a su inmediato seguidor.

No resulta menos sugerente cuando se observa la cantidad de bancas (seats) ganadas con relación a la oposición. En este sentido el gobierno obtuvo el 58% de los Senadores Nacionales y el 37% de los Diputados en juego.

Muchos fueron los análisis que se realizaron con posterioridad a las elecciones. En general los opositores cargaron las tintas en lo que llamaroncontundente derrota”. Indudablemente que decantado el efecto espuma, los deseos fueron sepultados por la realidad.

(1): Link con diario Washington Post: http://www.washingtonpost.com/blogs/monkey-cage/wp/2013/10/31/electoral-reforms-and-a-fragmented-party-system-argentina-post-election-report/


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

 

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: