Palabras del jefe de Gabinete en el acto de firma de acuerdo con las provincias

PALABRAS DEL JEFE DE GABINETE DE MINISTROS, JORGE CAPITANICH, EN EL ACTO DE FIRMA DE ACUERDO CON PROVINCIAS ARGENTINAS

Muy buenos días a todos y a todas; a todos los gobernadores presentes; a todos los vicegobernadores en representación del Poder Ejecutivo; a todos los ministros de Hacienda y Finanzas Públicas de cada una de las provincias argentinas: aquí estamos por indicación expresa de nuestra presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, junto a los ministros de Hacienda y Finanzas Públicas, de Interior y Transporte, de Planificación Federal, Obras y Servicios Públicos, el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Vocero Presidencial y también al secretario General de la Presidencia para precisamente establecer este acuerdo que permite la refinanciación de la deuda de los servicios de capital e intereses de la deuda pública de las provincias argentinas.

Para nosotros es un motivo de satisfacción personal, porque expresamente la Presidenta de la Nación ha encomendado una tarea que tiene que ver con fijar una agenda desde el punto de vista de la construcción de políticas públicas con cada una de las provincias argentinas y los municipios para garantizar como siempre, desde el inicio de la gestión, la vigencia plena del federalismo.

El mismo ministro Axel Kicillof había establecido algunos indicadores que son significativos, como por ejemplo la proyección de los últimos 10 años, que es un incremento de 10 veces el volumen de transferencias con casi 1.024 por ciento de transferencias de recursos nacionales, en virtud de las leyes de coparticipación federal y otras leyes especiales.

Pero también a partir del año 2009 se instrumenta el Fondo Federal Solidario que implica la coparticipación de los derechos de exportación a la soja, que han tenido un crecimiento del 258,38 por ciento desde el año 2009 a 2013, lo cual implica también la disponibilidad de financiamiento para obras de infraestructura.

Paralelamente con ello si uno toma la relación técnica entre la distribución territorial de la inversión y el gasto público en cada una de las jurisdicciones provinciales entre el 73 y el 74 por ciento del monto recaudado total, implica claramente el direccionamiento de los recursos para políticas públicas de carácter activo.

Del mismo modo, la reducción del número de veces que el flujo de servicios de capital e intereses de la deuda afectaba los presupuestos públicos provinciales.

De 3,57 veces a 0,74 veces, o sea una reducción muy significativa del flujo de servicios de capital e intereses de la deuda, respecto al presupuesto público total.

Es decir, hace 10 años necesitábamos más de 3 años, casi 4 años de presupuesto para amortizar los servicios de capital e intereses de la deuda, hoy menos de 8 meses. Eso tiene un valor muy significativo porque la incidencia de la deuda pública en los servicios de capital e intereses es muy poco significativa a medida que transcurre el tiempo.

Pero nosotros queremos trabajar por expresa indicación de la Presidenta en una agenda positiva. Por eso tenemos en la previsión para el año 2014 la asignación de casi 138.000 millones de pesos con distintas fuentes de financiamiento para inversión pública.

Del mismo modo que es importante también dentro de la agenda pública la corrección desde el punto de vista de las asimetrías por subsidios a servicios públicos en el transcurso del 2014, que es un tema que está siendo debidamente analizado.

Pero también el efecto que tiene este convenio es un esquema de seguimiento de carácter trimestral, lo que va a permitir efectivamente el monitoreo para el cumplimiento y seguimiento de metas, metas que abarcan distintas áreas del sector público; metas por ejemplo en materia de salud pública para ver el grado de cobertura, la reducción de la mortalidad infantil, la mortalidad materna, que implica una combinación de recursos nacionales y provinciales a los efectos de cumplir las metas correspondientes.

Lo mismo en materia del sistema educativo, que tiene que ver con metas del analfabetismo, de construcción de infraestructura escolar, de adjudicación y entrega de libros, de netbooks, de inclusión social educativa para bregar por la calidad educativa.

Lo mismo ocurre con el tema de seguridad pública, o lo mismo ocurre con los servicios de justicia, o lo mismo ocurre con desarrollo productivo o múltiples obras de carácter provincial y regional que tiendan efectivamente a reducir costos sistémicos y generar incentivos para el desarrollo de las economías regionales.

Por eso es muy importante construir esta agenda positiva junto a ustedes. Hay temas que tienen que ver con una agenda bilateral para cada una de las provincias, porque cada provincia tiene una realidad diferente, pero también el diseño de la política macroeconómica tiende a privilegiar la estrategia para incrementar inversiones, exportaciones y empleo.

Y en la consideración de inversiones, exportaciones y empleo, como ustedes saben, por indicación de la Presidenta el otro día tuvimos una reunión con empresarios y trabajadores. Allí fijamos por lo menos 6 metas que son importantes.

Primero, la reducción de la informalidad laboral; segundo, subsidios a las contribuciones patronales con el objeto de mejorar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas para estimular efectivamente la regularización desde el punto de vista formal del empleo; y tercero, generar las condiciones también para los sistemas de corresponsabilidad en virtud de las características de muchas de nuestras economías, que tienen a partir de la producción principalmente de trabajadores rurales o de carácter estacional, la incapacidad objetiva de generar regularización formal del empleo sin la consabida disponibilidad de alguna herramienta que permita efectivamente al Estado promoverlo.

Nosotros allí nos fijamos 830.000 empleos de regularización para los próximos 2 años. Eso es un dato muy significativo y lo queremos hacer con ustedes.

Queremos que cada una de las provincias junto a la Nación podamos establecer mecanismos de fiscalización y al mismo tiempo de incentivos para la regularización del empleo informal.

Del mismo modo que es importante observar la estrategia que el Estado Nacional por indicación de la Presidenta va a seguir en materia de reintegros y devoluciones.

Creemos imprescindible que los reintegros y devoluciones estén asociados a certificados de capitalización por parte de las empresas a los efectos de promover más inversiones. Porque la inversión genera empleo y el empleo genera mayor bienestar desde el punto de vista social.

Del mismo modo que se han dispuesto líneas de financiamiento a través del Fondear por un lado, y a través de las políticas regulatorias por parte del Banco Central de la República Argentina para expandir el crédito accesible, principalmente a pequeñas y medianas empresas, y obviamente con el objetivo de generar también más inversión, más empleo y más exportaciones.

En el día de hoy y la primera semana de enero vamos a trabajar juntamente con los distintos equipos y áreas interdisciplinarias a los efectos de identificar mercados de exportación, metas de exportación por mercado; hemos identificado claramente esas disponibilidades con los empresarios, con cada una de las provincias argentinas, precisamente para estimular la búsqueda de nuevos mercados, para incrementar las exportaciones, las inversiones, y para incrementar claramente la generación de empleos.

Por lo tanto la disponibilidad de instrumentos de política económica debe estar asociada a metas concretas que constituyan agenda positiva y permita trabajar entre todos en virtud de lo que la Presidenta pretende, esto es más crecimiento del PBI, de las exportaciones, de las inversiones y del empleo formal, a los efectos de generar las condiciones de mejor calidad de vida para muchos de nuestros hermanos.

Por eso lo que tenemos es principalmente la perspectiva hoy de circunscribir este acuerdo, no solamente para contar con un buen sistema de información y gestión financiera en materia de recursos, de erogaciones, de deuda pública, sino también de metas para múltiples áreas y también para estimular la producción de bienes y servicios, el empleo y las exportaciones.

Pero también quisiera transmitir alguna preocupación que existe en el ámbito de muchos de ustedes que nos han comentado respecto a la existencia de determinado tipo de derechos, tributos, tasas que en algunos casos son marcadamente violatorios de la Ley 23.548 y sus modificatorias, que son violatorios de los artículos 9, 11 y 12 de la misma ley.

Esto es la generación por parte de gobiernos municipales en algunos casos de algunas tasas y de algunas alícuotas que están reñidas con la estructura desde el punto de vista del sistema impositivo.

Lo cual implica una disputa desde el punto de vista de las fuentes, superposición de impuestos y naturalmente perjuicios para la competitividad global del sistema económico en su conjunto.

Y obviamente también es muy bueno pensar que todo este sistema de coordinación en materia de información y gestión financiera, teniendo claramente la consolidación del personal, las categorías correspondientes, nos permitirá tener una mayor y mejor coordinación desde el punto de vista de la información fiscal financiera y también por supuesto de políticas públicas, tanto en materia salarial como de infraestructura para mejorar el cumplimiento de las metas en forma conjunta.

Por eso creemos que este es un dato muy significativo. Yo lo hablaba con el gobernador del Chaco, doctor Ivanoff ayer, precisamente con una cuestión muy concreta, lo que significa para nosotros el impacto en de reducción de deuda en términos nominales.

Muchos de ustedes, que son gobernadores, finalmente han afrontado deuda pública derivada de gestiones anteriores y el compromiso de la gestión fiscal ha permitido ir generando las condiciones para la recaudación impositiva, para el cumplimiento de pautas de gasto público e inversiones, y obviamente de resultado fiscal primario y financiero.

Pero un sistema de consolidación de esta información, de 75.000 millones de pesos de flujo de servicios de capital e intereses de la deuda, tomar la amortización de los 10.000 millones de pesos, que es una iniciativa que oportunamente tomó nuestra Presidenta con el Decreto 660 del año 2010 para compensar aportes del Tesoro Nacional con el flujo de capital y servicios de deuda, en realidad lo que significa es reducción del stock de deuda nominal en muchas de nuestras provincias.

Y esto tiene que ver con la perspectiva final en cada una de las gestiones de cada uno de ustedes. No es menor este aporte, no solamente por el alivio de no pagar los servicios de capital e intereses de la deuda, sino también por el alivio que significa la reducción nominal de la deuda.

Y en muchas jurisdicciones provinciales no solamente uno observa reducción de deuda en términos del producto bruto geográfico, reducción de deuda en términos del presupuesto y reducción de servicios de capital e intereses de deuda respecto a presupuesto, sino también se produce un fenómeno muy particular que tiene que ver con reducción nominal de la deuda pública, y ese es un valor muy significativo desde el punto de vista de las proyecciones fiscales y financieras.

Por último el mensaje es el siguiente: en muchos casos se pretende decir no solamente que el resultado fiscal primario y financiero de las provincias en su conjunto, en el transcurso de este ejercicio 2013 no será favorable, sino que están proyectando para 2014 ó 2015 desequilibrios financieros de carácter estructural.

Lo que nosotros queremos decir es que hay que ver el cierre final y la consolidación de todo el sistema de información de cada una de las jurisdicciones provinciales, pero me animo a decir que hay una tendencia cercana al equilibrio.

Y esto significa el esfuerzo de parte del Estado Nacional para incrementar la actividad económica y el PBI, porque cuando el PBI crece, lo hace también la recaudación impositiva, y cuando esto ocurre crecen las transferencias de recursos coparticipables y otras leyes especiales a cada una de las provincias, y en virtud de ello las provincias argentinas disponen no solamente para las erogaciones corrientes sino también para inversión pública, y en virtud de ello crece también el bienestar y la calidad de vida de nuestro pueblo en cada uno de los lugares de nuestro territorio.

Porque finalmente la presidenta de la Nación no gobierna sino para cada uno de los habitantes que se encuentran en cada uno de los rincones de nuestra extensa geografía argentina, se encuentra simplemente gobernando para más de 40 millones de argentinos que viven desde la Puna jujeña hasta Ushuaia, pasando por el Impenetrable chaqueño o llegando a los Valles Calchaquíes.

Esto es federalismo en serio, significa asignar recursos para millones de argentinos que viven en nuestra tierra todos los días pugnando por mejorar su calidad de vida. Muchas gracias y que disfruten, un gran saludo para fin de año.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: