Capitanich. Acto de Promoción de los Derechos de los Niños y Adolescentes

08–01–2014 / Muy buenas tardes a todos y a todas; muchísimas gracias Alicia por la invitación, la verdad que después de tan brillante discurso huelgan las palabras, pero es un gran gusto poder compartir este acto; muchas gracias Estela por compartir este acto; muchas gracias Alberto, muchas gracias a todos los secretarios y subsecretarios del ministerio y también – por supuesto- a ministros de distintas provincias argentinas, que nos acompañan; intendentes municipales; muchísimas gracias a miembros de las organizaciones no gubernamentales, a niños y adolescentes que también nos acompañan y a todos y cada uno de ustedes, también representantes de las universidades nacionales, que suscriben esta serie de convenios, que son muy importantes.

No sé si es la primera experiencia que hay de convenios de formación para precisamente, con la participación de las universidades nacionales, la especialización de una carrera de este tipo, lo cual es muy trascendente. Y sé que es totalmente gratuita, lo cual es muy importante. (Aplausos).

Por eso a nivel de iniciativa de la universidad pública.

Por eso quería simplemente manifestar, en primer lugar, la cálida y afectuosa salutación de la señora Presidenta de la Nación, la Dra. Cristina Fernández de Kirchner para todos y cada uno de ustedes. (Aplausos).

En segundo lugar, quisiera transmitirle que nosotros creemos que es una cuestión extraordinaria lo que estamos celebrando aquí, que tiene que ver con 495 convenios, con casi 58 millones de pesos de inversión, con la implementación activa de la Ley 26.061, que me ha tocado – como decía Alicia – en mis carácter de Senador Nacional de poder compartir la experiencia de haber trabajado la ley, Alicia lo ha reglamentado y la incrementa de un modo muy eficaz, pero fue un esquema interesante de debate abierto, público que ha sido enriquecedor, en el ámbito de las jornadas que se dieron en el Senado de la Nación.

A mí me tocaba participar como presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda solamente circunscripto a un artículo, que era la asignación del Presupuesto, pero el resto era un debate interesante.

Creo que fue una iniciativa extraordinaria, porque la ley en sí misma establece que nuestros niños, niñas y adolescentes son sujetos de derecho y obviamente forman parte de las políticas públicas activas para la inclusión y el desarrollo.

Y me parece que es importante hacer una síntesis de lo que me parece que es la política social, que encara nuestra Presidenta, y que ha liderado oportunamente nuestro querido Presidente Néstor Kirchner. (Aplausos).

La política social fue real y extraordinariamente importante para lo que era la Argentina del 2003, desde el 25 de mayo, y aparte creo que uno puede identificar por lo menos tres dimensiones: la primera dimensión es la inclusión social; la segunda dimensión es la promoción y el desarrollo humano y la tercera dimensión es la redistribución del ingreso.

Y es importante y trascendente, digo, para conocer y debatir porque muchas veces desde el neoliberalismo o desde las usinas ideológicas de la oposición siempre se pretende minimizar el impacto que tiene el indelegable rol del Estado en los procesos de transformación económica, política y social.

Y es importante que ustedes sepan que la seguridad social, en la República Argentina, invierte el equivalente a 12 puntos del Producto Interno Bruto, esto en plata significa 420 mil millones de pesos por año.

¿Y saben cómo se forma el sistema de seguridad social? Con dos fuentes de financiamientos: con aportes y contribuciones. ¿Y saben quiénes hacen los aportes? Los trabajadores y las contribuciones, los empresarios.

Eso significa que cuando hay actividad económica naturalmente hay empresarios que generan empleo y hay trabajadores que tienen empleo y salario de convenio, y a su vez hay un Estado que supervisa y controla y en consecuencia recauda aportes y contribuciones.

Pero como el sistema de seguridad social también obtiene financiamiento por vía del sistema impositivo naturalmente cuando hay control de la evasión fiscal deben aportar y en consecuencia se nutre el sistema de financiamiento para impulsar – a través de la inclusión social – el consumo, el desarrollo de la demanda agregada y el crecimiento del país, que afortunadamente, en los últimos diez años, es equivalente al 7,6 por ciento, anual acumulativo, que es un récord para la América latina y es un récord para la historia de la República Argentina, en los últimos 203 años. Nunca el país había crecido de un modo continúo, sistemático y a esta tasa.

Y es importante remarcar eso porque uno habla de esa magnitud de plata, pero lo tiene que traducir en personas.

¿Cómo ustedes creen que se financia 1,6 millones de personas, que hoy perciben el derecho social a la pensión no contributiva?

Porque – lo sabe Alicia y lo repite siempre – se ha transformado la pensión no contributiva en un derecho. Antes, tenía que morir alguien para acceder otro al beneficio, hoy es un derecho social por la mera condición de tal. Y 1.600 mil están en las metas y eso es algo extraordinario, desde el punto de vista del financiamiento y de lo que significa en términos de inclusión social. 180 mil era cuando empezamos. Entonces, esto que tiene un crecimiento extraordinario.

Lo mismo ocurre con el sistema jubilatorio, hoy, hay 6 millones de jubilados, en la Argentina. Nuestros país tiene el salario mínimo, vital y móvil más alto de América Latina, tiene el haber jubilatorio mínimo más alto de América latina y tiene la cobertura de carácter previsional con el 95 por ciento más alta de América latina y está entre uno de los sistemas de protección social mejor instrumentados a nivel internacional.

Y es bueno recordar esto, porque en definitiva la Asignación Universal por Hijo, que equivale al 1,2 por ciento del Producto Interno Bruto, se financia precisamente a través del sistema de seguridad social.

Y eso permita que nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes, hoy, tengan la garantía del ejercicio pleno del derecho a la educación y del derecho a la salud, porque tienen vacunación garantizada, que son 16 vacunas obligatorias.

No hay ningún país en América latina que tenga 16 vacunas obligatorias y gratuitas. Eso significa que una madre hoy pueda concebir a un hijo y esa madre tiene la garantía que su hijo va a tener educación, garantizada por el Estado, porque es un derecho social absolutamente previsto y tiene el acceso al derecho a la salud.

Por eso desde la Asignación Universal por Hijo hasta la jubilación anticipada, que fueron 2,5 millones de personas que ingresaron. Y eso tiene que ver con esos 12 puntos de inversión del Producto Interno Bruto, pero también el Estado tiene una inversión de 6,47 por ciento en materia de educación.

Yo tengo los números así globales, pero debe ser que son 43 mil establecimientos educativos y casi 13 millones de alumnos en el sistema, son 6,47 por ciento del Producto Interno Bruto, que garantiza prácticamente la escolarización primaria plena, estamos haciendo los esfuerzos para la terminalidad educativa en secundaria; Salas de 5, que prácticamente se va a ir cumpliendo la meta de la universalización y ahora el desafío de la universalización de Sala de 4.

Eso es un esfuerzo extraordinario que implica una gran inversión del Estado, pero que protagonismo activo del Estado para garantizar inclusión social educativa.

Entonces, cuando uno mira que hay 10 millones de argentinos, que accedieron a agua potable y cloaca, en este período de diez años; eso significa inversión en cañerías, en acueductos.

¿Cuántos argentinos, hoy, han podido acceder a luz eléctrica? No es casualidad que prácticamente se haya duplicado el nivel de demanda eléctrica. ¿Saben por qué?

Por una razón muy sencilla, el incremento de megavatio, por ejemplo, de esta área metropolitana, ha implicado un coeficiente de 2.444 mil aires acondicionados, o lo que significa en electrodomésticos, del 2005 a la fecha, 609 por ciento. Eso significa mejor calidad de vida para nuestros hermanos, entonces eso se llama inclusión social.

Cuando la gente tiene casi 1 millón de soluciones habitacionales, puede acceder a 6 millones de puestos de trabajo, entonces accede al trabajo y ese trabajador sabe que puede percibir un salario de convenio.

¿Saben cuánto se recuperó el salario de convenio en la Argentina, en los últimos diez años? 72 por ciento del poder adquisitivo del salario real. Eso es algo extraordinario que debemos decirlo. (Aplausos)

En la República Argentina tan sólo había 200 salarios de convenios, en el año 2002, y ahora hay 1.500 y las metas implican 1.650 convenios colectivos de trabajo. Eso significa más trabajadores, más fortalecimiento de las organizaciones sindicales y eso significa la defensa irrestricta de los derechos del trabajador.

Y cuando un padre tiene trabajo, tiene la garantía de mandar a sus hijos a la escuela y obviamente bregar por lo que significa el trabajo decente, reducir la informalidad laboral. Todo eso se ha logrado de una manera extraordinaria, en la República Argentina, en los últimos diez años.

Por eso, nosotros tenemos que sentirnos orgullosos de lo que hemos podido hacer en conjunto, pero bajo el liderazgo de Néstor y Cristina. (Aplausos). Pero el gran desafío es cuidar lo que hemos logrado. (Aplausos).

Y eso significa lo que estamos haciendo acá: garantizar que nuestros niños, niñas y adolescentes sigan siendo sujetos de derecho, que exista la participación comunitaria de todas las organizaciones no gubernamentales y también las organizaciones gubernamentales para coordinar políticas públicas, que promuevan desde el trabajo decente hasta la creatividad, porque en estos proyectos extraordinarios el protagonismo adolescente tiene que ver con adolescentes con creatividad, con compromiso, con vocación de servicio, con ganas de transformar su realidad. (Aplausos).

Por eso es muy importante cuando le preguntábamos a los chicos de La Rioja lo que habían reciclado nos dijeron: “de todo reciclamos, desde plástico hasta botellas”.

De todo un poco supongo pero esto también tiene que ver con una conciencia ambiental hasta impacto ambiental positivo hasta un proceso de transformación de la propia realidad.

Esta nueva carrera – de 750 profesionales – dentro de lo que significa la carrera de especialización para estás políticas públicas de niños, niñas y adolescentes es verdaderamente una transformación extraordinaria.

Por eso Alicia me daba a conocer esta encuesta, que me parece extraordinaria, porque es la primera que se hace en la República Argentina para tener una identificación muy expresa desde esa perspectiva.

Por eso creo que todo lo que se ha dicho aquí, todo lo que se ha hecho de parte de ustedes es verdaderamente algo encomiable.

Por eso quiero felicitarlos desde el punto de vista personal y transmitirles las salutaciones de nuestra Presidenta, porque todos saben del afecto y entrañable compromiso que ella tiene por esta causa, pero también sabe el enorme reconocimiento del trabajo que ha hecho Alicia, con todo su equipo, a lo largo de estos años cumpliendo metas y políticas públicas muy activas, pero sobre todo con mucho cariño, con mucho amor a su pueblo y eso es muy importante. (Aplausos).

Por eso cuando uno tiene el compromiso de trabajar en políticas sociales activas, en definitiva, es un esfuerzo no solamente de voluntad, de dedicación y trabajo, sino de mucho amor.

Es sentir con el otro lo que le pasa, entonces es una mirada reflexiva de las políticas públicas, de la política y sobre todo de la vocación de cada uno de nosotros, es pensar y sentir con el otro y junto al otro.

Cuando un niño estaba excluido y con los pies descalzos – muriéndose de frío o de hambre – ese niño representaba parte del dolor, que quizás todavía queden algunos enclaves en Argentina, pero se ha resuelto de una manera extraordinaria y ese es un reconocimiento que lo merecemos.

Pero así como se solucionan muchas veces los temas de indigencia, de pobreza, de acceso a vivienda, agua potable, cloaca, educación y salud surgen otros problemas, que también lo experimentaba y lo decía Alicia, como la violencia doméstica o el tema de las adicciones.

Entonces, hay que seguir trabajando por lo que nos falta, pero también reconocer el esfuerzo realizado y estar orgulloso por los resultados, pero también por el esfuerzo humano, que se ha hecho.

Es decir, cuando hemos sido capaces de interpretar a un niño, a una niña, a un adolescente, a un joven y se han podido ejercer derechos para transformar la calidad de vida de la gente.

Y eso es muy trascendente porque muchas veces no se hace memoria en la Argentina y siempre están las críticas sistemáticas y vidriosas, yo diría, de pretender aniquilar lo que se ha hecho.

Pero cuántos adolescentes, antes, no vieron trabajar a sus padres durante muchos años y hoy muchas veces esos padres tienen la posibilidad de trabajar y garantizar salud y educación a sus hijos.

Entonces ese hijo será un trabajador calificado que tendrá un efecto redistributivo del ingreso porque podrá percibir un salario de convenio y podrá acceder a muchas de las demandas que ese padre no pudo percibir.

Entonces la dimensión de inclusión social en la política social ha sido extraordinaria; la promoción y desarrollo humano también, desde microcrédito hasta opciones para la inclusión social y laboral, desde el programa: “Ellas Hacen”, desde las distintas cooperativas porque realmente el trabajo territorial que han hecho ha sido extraordinario.

Lo hemos vivido quienes fuimos gobernadores respecto a la atención especial, el compromiso militante de cada uno de los funcionarios del área.

Y por último el efecto de redistribución del ingreso: la Argentina ha mejorado en la distribución del Coeficiente de Gini, ha mejorado en el Índice de Desarrollo Humano; ha mejorado en la reducción drástica de la pobreza y la indigencia; la República Argentina ha mejorado sustancialmente todos sus indicadores sociales y laborales.

Y eso no es casualidad, es fruto de la causalidad, es fruto del diseño de políticas públicas, bajo un liderazgo político y un compromiso con mucho espíritu, con mucho sacrificio, con mucho coraje, que ha costado – definitivamente – mucho esfuerzo en la Argentina.

Por eso el mensaje final es: muchas gracias por lo que fueron capaces de hacer, pero el gran desafío es cuidar lo que hemos podido lograr. Muchas gracias. (Aplausos)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

1 Comment »

  1. 1
    maria boniface Says:

    maravilloso e inspirador discurso! felicitaciones


RSS Feed for this entry

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: