CFK inaugura el Centro de Diagnóstico de Alta Complejidad de SMATA

22–05–2014 / Don Torcuato: La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, inaugura el Centro de Diagnóstico de Alta Complejidad “José Rodríguez” del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA).


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER EN LA INAUGURACIÓN DEL CENTRO MÉDICO DE ALTA COMPLEJIDAD “JOSÉ RODRÍGUEZ”, DE SMATA, EN DON TORCUATO, PARTIDO DE TIGRE, PROVINCIA DE BUENOS AIRES. 

Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; por ustedes, la mía ya está, hay que construir la vida de ustedes, de sus hijos y de los que todavía no hemos podido llegar: la verdad que quería estar presente, aquí, junto al secretario general de SMATA, el compañero Pignanelli, inaugurando este fantástico Centro de Diagnóstico, de ultimísima generación, junto a los profesionales también, muy calificados, que me ayudaron a recorrerlo y la verdad que cuando recorríamos las salas, tomógrafos, bueno… como he tenido muchas visitas, últimamente por los hospitales, por razones propias y familiares… realmente sí hay que tomarlo con cierto humor. (Alguien le pregunta – a viva voz – cómo está su mamá). Bien, bien, ya empezó a caminar, ya está caminando, la vieja es de fierro, es de las que venían de antes, ya no vienen más – como digo yo – así.

Pero la verdad que mucha emoción de estar hoy acá. Estamos acompañando esto y al mismo tiempo estamos conectados con distintas partes del país. El Gordo recién… yo le digo el Gordo, así que se lo digo acá también y, por favor, que el INADI no me haga ninguna denuncia de discriminación, porque ya veo que mañana alguien de la oposición me va…. (Risas y vítores).

También nos acompaña el compañero secretario general de la CGT, Antonio Caló, también lo veo a Lingeri, también veo a muchos compañeros y compañeras de los distintos gremios, pero recién el Gordo hablaba del modelo y yo cuando miraba las pantallas, decía en cuántas expresiones, en cuántas imágenes, en cuántos hechos concretos se puede conocer y reconocer ese modelo que construyó y sigue construyendo lo que yo denomino la Generación del Bicentenario.

Y justamente en esta semana de mayo, que empieza, de la Revolución de Mayo, porque vieron que siempre nos quisieron presentar a Mayo como una figurita de Billiken, donde había un montón de gente que había ido a reclamar cosas y no dicen lo que fue: una Revolución, allí se parió el país: (APLAUSOS).

Y realmente viendo a esta joven de Pergamino, egresada de la Universidad Nacional de Rosario, y que hoy está cumpliendo funciones como Licenciada de Comunicación Social, en la nueva radio municipal, de San Antonio de Areco, que fue creada a partir de la Ley – como ella lo definió con mucha precisión – de Servicios de Medios Audiovisuales, porque la información pública y la comunicación no es una empresa económica, es esencialmente un servicio público y social, inaugurando esa radio, que permite una democratización de las voces, permite que quienes estén en San Antonio de Areco y en su zona de influencia, esa Radio Pampa, hermoso nombre además, puedan escuchar no solamente las voces del sector privado, y está muy bien que los haya, tiene auspiciantes privados y por lo tanto intereses privados, que también si yo pongo plata en un medio es muy difícil que ese medio hable en contra mía.

Entonces, lo bueno de lo público es que pueden expresarse los intereses públicos y sociales; no hay inquina contra lo privado, simplemente hay un equilibrio entre los intereses privados, que suelen ser muy poderosos y los intereses públicos, que suelen ser mucho más débiles, aunque sean mucho más numerosos porque son los de todo el pueblo.

Por eso es muy importante esa Ley de Servicio de Medios Audiovisuales y esta inauguración que estamos haciendo en San Antonio de Areco y ni que hablar de las 200 viviendas nuevas, que estamos inaugurando en la querida provincia de San Luís, en la erradicación de barrios precarios, con la familia de Mirtha Fernández y sus siete hijos, que estaba muy emocionada y que también llevamos así a los sectores, no que no quieren trabajar y son vagos, como algunos que tal vez ni siquiera trabajaron alguna vez en su vida, califican con desprecio.

Son los que no tuvieron las mismas oportunidades que tuvieron otros, y que tenemos la obligación – como sociedad – de reparar esa falta de oportunidades que no le supimos dar como buenos cristianos y como buenos argentinos. (APLAUSOS).

Así que reparando en San Luís; también en Catamarca donde estamos equipando el nuevo canal oficial público, de Catamarca, también en el marco que fue oportunamente otorgado de la Ley de Servicio de Medios Audiovisuales y que hoy lo estamos dotando de todo el equipamiento necesario para que puedan generar contenidos locales, para que la gente pueda verse reflejada, para que cada catamarqueño no reciba algo envasado desde la Capital Federal o desde otro lado y pueda tener sus propias vivencias, sus propias expresiones, vivir sus propias emociones y construir también expresiones artísticas locales, que les permitan a escritores, actores, a gente que tal vez nunca tenga la oportunidad de llegar a un medio de sí hacerse conocer – al menos – en su comunidad, reafirmando lo que es muy importante para todos ser humano, que es la identidad y la pertenencia. (APLAUSOS).

Y también inaugurando  140 viviendas rurales, que Lucia no lo dice, pero lo voy a decir yo, las viviendas rurales son los instrumentos, los vectores más importantes para eliminar el Mal de Chagas, que – como ustedes saben – era un mal endémico, en el norte de nuestro país, porque claro la gente vivía en viviendas con techo de paja, que precisamente en ese techo de paja de las viviendas precarias, es donde habita la vinchuca.

Y además lo que señalaba Lucia, cómo se construyen respetando las tradiciones locales. A la gente del interior, a la gente del país profundo le gusta tener su cocina a leña. Yo me acuerdo visitando, por ejemplo, en Santiago del Estero, hace mucho tiempo, cuando Gerardo Zamora todavía era Gobernador, un plan de viviendas rurales y me acuerdo que el baño estaba construido fuera de la casa y se comunicaba con la vivienda por una galería.

Y yo pregunté: “¿Por qué el baño afuera?”.

Porque la gente quiere tener el baño afuera y entonces se construye la casa de acuerdo a lo que la gente necesita y vive como cultura. Y entonces esto es también parte del respeto a las identidades, y esto es lo que nos va a permitir erradicar definitivamente el Mal de Chagas, en nuestro país.

En la provincia de San Luís creo que ya ha sido eliminado oficialmente el Mal de Chagas como enfermedad endémica y también creo que lo vamos a lograr muy prontamente en el noroeste argentino, con todo el trabajo que estamos haciendo.

Y finalmente, aquí, junto a los trabajadores inaugurando una obra social, o una parte de la obra social muy importante y rescatando algo que decía “Pigna”, que es el tema del trabajo, central para hacer todo esto y lo que tienen que defender los trabajadores con uñas y dientes.

Y cuando hacía referencia recién a la pregunta de una periodista acerca de si el era un dirigente sindical combativo o dialoguista, en realidad – en el fondo- estaba la interrogante encubierta de si era un dirigente que era cercano al gobierno, o era enemigo del gobierno.

Y la verdad que, cuando uno ve el mundo actual, y ve que en distintas partes del mundo se destruye trabajo todos los días y que esas políticas son impulsadas, inclusive, desde los propios Estados Nacionales, con planes de ajuste, en fin y con todo lo que ya sabemos, la verdad que preguntarse en Argentina qué es lo que tiene que ser un dirigente sindical es no entender lo que pasó, en nuestro país, en los últimos diez años.

No se trata de ser oficialista o no oficialista, estar o no con el gobierno, por esto tampoco entiendo a aquellos que podrían denominarse ultra-combativos que nunca luchan o que nunca hacen mención a las patronales y que siempre están enojados con este gobierno.

La verdad a mí me llama la atención, porque somos el Gobierno que levantó las convenciones colectivas de trabajo y estamos celebrando la undécima convención colectiva de trabajo; porque somos el Gobierno que puso en marcha nuevamente el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil; porque somos el Gobierno que recuperó la administración de los recursos de los trabajadores, que estaban en manos de las AFJP para ponerlas al servicio del pueblo, de las Asignaciones Familiares, de las Asignaciones Universales, de las Asignaciones por Embarazo. (APLAUSOS).  

Si ha permitido, precisamente, generar más y mejor trabajo en la República Argentina.

Entonces, cuesta trabajo, cuesta mucha imaginación pensar por qué poner tanto énfasis en pelear contra un gobierno que ha hecho estas cosas y no decir nunca una palabra sobre las patronales.

Porque, a ver, ¿quiénes son los que les ponen precios a las mercaderías en donde compran ustedes en los supermercados, no son del Gobierno?

¿Quiénes son los que por ahí aumentan los precios de los autos cuando estaban sobrestockeados y no era necesario hacerlo y paralizan parte de la industria?

¿Quiénes son…? No, hay que, no, no, no, hay que simplemente, como decía “Pigna”, sentarse a discutir y poner los puntos sobre las íes y, fundamentalmente, papeles y ver números y ver realmente también que hay una crisis externa muy grande que nos obliga a todos y a cada uno ser más responsables que nunca.

¿Qué es ser responsable en la Argentina?

¿Resignar derechos?

De ninguna manera, sino saber administrar el conflicto que se viene. Porque el grado de participación que los trabajadores tienen hoy en el Producto Bruto Interno, que es –vamos a decirlo más clarito- la repartija de lo que se produce en la Argentina, la repartija de que con qué parte se queda el capital y con qué parte se queda el trabajo.

Y claro, cuando se llegan a los niveles de participación que han tenido y que tienen los trabajadores argentinos por este modelo en la repartija de ese PBI, que es lo que te dicen los economistas, pero que no te dicen que es de la rentabilidad o de lo que se produce en realidad de la rentabilidad.

Es ahí donde vienen las tensiones y es ahí donde hay que discutir con seriedad y responsabilidad. Y saber también, que hay muchos interesados en licuar esa participación de los trabajadores en el Producto Bruto Interno y llevarlo a lo que fue en la década de los 90, que llegó a estar en el 20 y pico, ni siquiera llegó al 30 por ciento frente a lo que hoy es el fifty-fifty que siempre hemos querido.

Esto es todo y, entonces…Porque hay que ser muy inteligente, ahí está la tensión. Y por eso se escuchan voces diciendo que hay que hacer tal cosa, que en realidad…

Yo vengo recién de presentar las nuevas formaciones del Ferrocarril Sarmiento, que van a ser ahora en julio -hoy presentamos 81 formaciones- 225 modernísimos vagones con cámaras de televisión interna, con cámaras en las propias locomotoras, con aire acondicionado, con sistemas antiacaballamiento, más de 300 millones de dólares, en vías totalmente nuevas en las cuales hemos puesto 27 millones de dólares, señalización en la cual hemos puesto otros 27 millones de dólares también hechos por los mismos que fabrican los trenes que para el tren, porque cuando la señal detecta que hay un accidente o que puede pasar algo en la vía, para automáticamente la locomotora.

Vengo de allí, de ese lugar donde viajan millones y millones de trabajadores todos los días, ¡ojo!, de trabajadores registrados y también de los otros, de los no registrados, porque bueno es decirlo, afortunadamente muchos de los trabajadores registrados pudieron comprarse un auto, pudieron comprarse una moto, pudieron comprarse un vehículo.

Los que no pudieron comprarse nada todavía, seguramente son o los que no tienen trabajo y changuean o los que reciben asignación universal por hijo o los que no están registrados y que normalmente, inclusive algunos trabajadores registrados que también, por supuesto, muchos viajan, ganan un tercio o un cuarto de lo que gana el que maneja la locomotora.

Entonces, yo cuando miraba esos trenes, también le decía a otros colegas de la colega que le preguntó esa pregunta a Pignanelli, el tema de los subsidios y les explicaba que cuando, como dice Pignanelli, nos gustaría que nos explicaran qué reducirían del gasto público, yo digo cuando hacen tanto hincapié en los subsidios al transporte.

Hoy, en realidad, con ese tren nuevo, el boleto de tren debería valer 7, 8, 9 pesos; ahora, si se pone en ese valor, ¿cuánto le tienen que pedir ustedes, cuánto tiene que ir “Pigna” a pedirle a cada una de las empresas automotrices a que le aumente el sueldo a sus trabajadores para hacerse cargo del aumento del costo de ese transporte?

Entonces, parece ser que muchos no advierten que los subsidios están dirigidos como salario indirecto y están subsidiando nada más ni nada menos  que el transporte de la fuerza del trabajo, el transporte de los trabajadores y lo hacen a precios bajos.

Si lo hicieran a costo real, los trabajadores se verían obligados también a pedir el costo real de ese transporte y habría también mayor grado de tensión. Además, no hay lugar en el mundo donde no se registren subsidios.

El otro día, el ministro de Economía hacía un importante análisis en el tema de subsidios y decía que, bueno, algunos como nosotros colocamos en el tema de los servicios públicos fundamentalmente, que son lo que se denominan “precios inelásticos”, ¿por qué?

Porque uno no puede prescindir de ellos, no puedo prescindir de la luz, no puedo prescindir del gas, no puedo prescindir del transporte, los tengo que utilizar y por ello se llaman inelásticos. En cambio, si aumenta cualquier otra cosa, puedo llegar a prescindir de ellas y por eso los ponemos ahí.

Otros, como Estados Unidos, como Europa ponen más porcentaje de su PBI que nosotros en subsidios pero lo hace, por ejemplo, para sostener los precios agrícolas porque ellos han tenido la suerte inversa que nosotros no tuvimos de tener un gran desarrollo industrial y tecnológico.

Que no viene de ahora, viene de cuando en el siglo XIX triunfaron los que querían un país industrial, los que querían trabajadores, los que querían progreso y no los que querían gente de pata al suelo únicamente cultivando la tierra que eran los famosos plantadores de algodón. A lo mejor alguno vio la película “Lincoln” y se acuerda.

Ustedes dirán qué tiene que ver todo esto. Y todo esto tiene que ver con todo. Porque, ¿sabés qué? No es mirar para atrás, la historia no empezó… La historia no empieza cuando uno llega ni termina cuando uno se va; la historia viene de antes y para poder entender lo que nos pasa y por lo menos prever lo que va a venir, es necesario conocer la historia completa.

Por eso siempre me gusta tener estos diálogos y cada vez que puedo hacerlo con mis compañeros, los trabajadores, con los militantes, con los dirigentes, para que, como dijo “Pigna”, cuidemos lo más importante que hemos logrado en estos años: el trabajo, que ha sido el gran articulador social.

Por eso, no quería estar ausente en el día de hoy y decirles que hay intentos y hay ciertos intentos de querer reeditar y uno lo puede ver en algunas declaraciones y en cosas que suceden.

Pero como lo dije el otro día cuando inaugurábamos el ministerio de Justicia, nosotros vamos a seguir trabajando en lo que mejor sabemos hacer, que es arremangarnos, construir, porque es mucho más fácil es destruir, y, si nos equivocamos, corregir los errores y, en todo caso, pedirles a los demás, que si tienen mejores ideas que las nuestras, las expliciten porque a nosotros podemos ayudar a llevarlas adelante, lo vamos a hacer, como hicimos con la asignación universal por hijo, que algunos se enojan porque dicen que las habían dicho ellos y nosotros las pusimos en marcha.

¿Saben cuál fue el problema? Que tuvimos que, primero, sacar el dinero de las AFJP y, ¿saben qué? Cuando hicimos eso, nos votaron en contra porque, claro, para pagar la asignación universal por hijo, había que tener plata. Y si no tenés la administración del recurso de los trabajadores, no se podría pagar la asignación universal por hijo.

Por eso, hay que preguntar, no solamente qué van a hacer, sino cómo lo van a hacer y con cuánto lo van a hacer para poder estar todos más seguros, más tranquilos y, como dice “Pigna”, no tener que andar pidiéndole cosas que hagan.

Es feo tener que ir pidiéndole cosas a la gente que haga cosas, sobre todo cuando todos son gente grande, han vivido gran parte de la historia de este país. No tenemos a nadie nuevo bajo el Sol.

Así que, bueno, esperemos que todos hayan aprendido que es necesario mantener este modelo, pero que no es patente de un sector político, simplemente hoy, es algo en beneficio de todos los argentinos.

Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS) 


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: