Plan de facilidades de pago para contribuyentes morosos

PLAN DE FACILIDADES DE PAGO PARA EMPRESAS E INDIVIDUOS
Invitación a los morosos

22–05–2014 / El Gobierno anunció un plan para regularizar deudas vencidas en seguridad social, obligaciones aduaneras y distintos impuestos, como Ganancias e incluso el monotributo, con planes de hasta 24 cuotas. La oferta alcanza a casi dos millones de contribuyentes.


Axel Kicillof, ministro de Economía, y Ricardo Echegaray, de la AFIP, hicieron los anuncios.
Kiciloffetchegaray
Imagen: Guadalupe Lombardo.

El equipo económico presentó un plan de facilidades de pago para contribuyentes morosos. Las empresas e individuos podrán regularizar sus deudas vencidas hasta fines de marzo en materia de seguridad social, obligaciones aduaneras y distintos impuestos como Ganancias o incluso monotributo con planes de 24 cuotas.

Quienes decidan cancelar sus pasivos tributarios deberán pagar una tasa de interés del 1,9 por ciento mensual. Para acceder a las facilidades, las compañías deberán preservar los puestos de trabajo durante la duración del plan.

No se trata de una moratoria, ya que la AFIP no condonará ninguna deuda. Los funcionarios también presentaron modificaciones en los planes permanentes de pago que ofrecen refinanciar deudas en seis cuotas.

Los límites máximos de facturación para poder acceder al programa se elevaron de 10 a 30 millones de pesos anuales en el caso de empresas de servicios y hasta 50 millones de pesos para el resto de las actividades.

En esos casos, al requisito de contar como mínimo con dos empleados se sumó la exigencia de preservación de los puestos de trabajo durante el plan.

El anuncio estuvo a cargo del ministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular del organismo recaudador, Ricardo Echegaray. Distintas cámaras empresarias industriales y pymes introdujeron el reclamo el año pasado en las Mesas de Diálogo Social convocadas por la presidenta Cristina Fernández.

Ayer, las centrales patronales como UIA y CAME celebraron las facilidades financieras otorgadas por el Estado. “El Estado les da una mano a las empresas permitiendo modalidades flexibles de pago. Es un esfuerzo fiscal porque se extiende el período de cobranza pero se compensa con todo lo que se percibe, y la regularización y mantenimiento del empleo”, explicó Kicillof.

Durante la conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, el titular de AFIP anticipó que en mayo la recaudación tributaria establecerá una nueva marca histórica al superar los 100 mil millones de pesos.

“Esto no es una moratoria, porque no hay perdón impositivo, y quienes adhieran deberán mantener la cantidad de personal ocupado”, enfatizó Echegaray, quien estuvo a cargo de las precisiones de las medidas.

Las deudas acumuladas hasta el 31 de marzo que podrían regularizarse en el marco del nuevo Plan de Facilidades de Pago suman 36.166 millones de pesos.

El titular de AFIP indicó que la mayor parte, aproximadamente el 45 por ciento, corresponde a contribuciones no ingresadas por empleadores. Se trata de 16.838 millones de pesos que adeudan las empresas en materia de seguridad social.

En segundo lugar, figuran las obligaciones vencidas en materia de IVA, con 9334 millones. El resto son por Ganancias (5500 millones) y tributos aduaneros (4495 millones).

El universo de potenciales beneficiarios asciende a 1,2 millones de contribuyentes. Sin embargo, el titular de AFIP explicó que no necesariamente todos solicitarán regularizar sus obligaciones vencidas.

Los planes de pago tendrán un máximo de 24 cuotas y una tasa de interés mensual de 1,9 por ciento (22,8 por ciento anual). Se podrá presentar toda la deuda en uno o varios planes, aunque no estará permitido incluir la misma obligación en más de un plan.

La cancelación de la cuota se realizará mediante débito directo en una cuenta bancaria. La fecha límite de presentación de los planes será entre el 25 y 29 de agosto, dependiendo de la terminación del CUIT.

Para participar, Kicillof y Echegaray enfatizaron que las empresas deberán mantener una plantilla de trabajadores igual o superior a la registrada en la declaración jurada de marzo de 2014 (aunque no existen restricciones para aquellos individuos que no son empleadores).

La reducción en la nómina salarial a la fecha de adhesión resultará en la imposibilidad de ingresar al plan mientras la existencia de despidos durante la vigencia del mismo implicará la suspensión de las facilidades.

La regularización de las obligaciones vencidas también requiere que los contribuyentes no registren incumplimientos en el pago de impuestos entre el 1º de abril y el cierre del plan.

Las facilidades no excluyen a quienes tienen judicializadas sus deudas. En ese caso, para acceder deberán desistir de la demanda.

Por su parte, la AFIP dispuso la ampliación del universo de pymes y pequeños contribuyentes que pueden acceder a los planes de pago permanentes de 6 cuotas para deudas corrientes (un plan creado el año pasado).

El límite de 10 millones de pesos anuales de facturación se elevó hasta 30 millones de pesos al año para empresas de servicios y a 50 millones para el resto de las actividades. El plan tiene una tasa de 1,35 por ciento y a 700 mil potenciales contribuyentes como adherentes.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: