Tradición y diversidad en la masiva celebración en Plaza de Mayo

Artistas esenciales de la música argentina de diversos lenguajes y tradiciones como Lito Nebbia, Juan Carlos Baglietto, Pedro Aznar, Peteco Carabajal y Bersuit Vergarabat encabezaron la multitudinaria fiesta “Patria Populara modo de celebración del 25 de mayo de 1810, en la histórica Plaza de Mayo.

Las sonoridades sembradas por Astor Piazzolla, Charly García o Mercedes Sosa, que dejaron huellas e influyeron a generaciones de músicos y oyentes, fueron condensadas en el espectáculo “Somos Cultura”, producido por el pianista Lito Vitale, que ocupó el segmento central de la celebración.

Un mosaico de 25 cancionesinterpretas por 25 sets artísticos diferentes– se desplegó sobre el escenario para condensar en sólo 90 minutos la riqueza sonora de la argentina.

“Por idiosincracia, el tango y el folclore son las vertientes musicales de la Argentina; pero por el peso de la inmigración esas corrientes se enriquecieron“, reflexionó Lito Nebbia, fundador del movimiento inicial del rock argentino.

Desde las 16 y hasta la noche desfilaron por el escenario de Plaza de Mayo un numeroso colectivo de artistas con propuetas artísticas de toda laya.

La sucesión de músicos se inauguró con la cantante Hilda Lizarazu y su interpretación de “Inconsciente colectivo“, para luego seguir con “El témpano“, a cargo de Juan Carlos Baglietto y Silvina Garré,representantes de la trova rosarina.

Opus 4 hizo la necesaria referencia a Astor Piazzolla con “Libertango“; Patricia Sosa apeló a los origenes con “Juana Azurduy“, mientras que Tonolec y Palo Pandolfo repusieron “Sudamérica“, aquel himno de Arco Iris.

El legado de María Elena Walsh fue invocado a través de “Como una cigarra“, por Susana Rinaldi y el dúo Orozco-Barrientos, mientras que la figura de Carlos Carabajal, el padre de la chacarera, fue tributada por Peteco y la Orquesta de Los Amigos de Chango.

Horacio Fontova y Kevin Johansen refrendaron el sentir latinoamericano con “Sur o no sur” y La Bomba de Tiempo, Liliana Vitale y Gabo Ferro levantaron al público con “El himno de mi corazón“, de Miguel Abuelo.

Lito Nebbia apostó al consolidado “Sólo se trata de vivir“; Fabiana Cantilo y Emme eligieron el más reciente “Meteoritos“; y Sandra Mihanovich y Alejandro Lerner, con “Prohibido prohibir” ensayaron un tributo a la poética de Eladia Blazquez.

Adriana Varela y Pedro Aznar le pusieron voz a “El otro país“, aquella inmensa composición de Teresa Parodi que supo consagrar Mercedes Sosa.

Carajo cambió abruptamente el registro con la crudeza de “Sacate la mierda“; Víctor Heredia e Ignacio Copani retomaron el terreno de la canción con “Todavía cantamos“; y Glays, `la Bomba tucumana`, comenzó a preparar el clima final con “No me arrepiento de este amor“, de Gilda, y “La pollera amarilla“.

El desenlace quedó a cargo de Bersuit Vergarabat, que combina el pulso de la cumbia, gesto rockero y letras con testimonio.

La argentinidad al palo“, “El viento trae una copla” y “Yo tomo” dieron forma a una clausura potente y a puro baile.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: