CFK. Acto de firma de convenios de obras públicas en Santa Cruz

31–05–2014 / Santa Cruz. La presidenta Cristina Fernández encabezó este mediodía en Río Gallegos un acto de firma de convenios para la realización de obras públicas en distintas ciudades de la provincia de Santa Cruz. Además, a través de videoconferencias, inauguró obras en las localidades bonaerenses de Capitán Sarmiento, Lanús y en la ciudad de Córdoba. Se refirió al conflicto de la metalúrgica Gestamp y pidió a las autoridades bonaerenses que se hagan cargo del tema, que afecta a miles de trabajadores de la industria automotriz. “Cuando uno se planta, lo hace para no darle todo a un sector, porque el resto se queda sin nada“, aseguró la Jefa de Estado.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN RIO GALLEGOS, PROVINCIA DE SANTA CRUZ, EN EL ACTO DE ANUNCIO DE OBRAS DE INFRAESTRUCTURA 

Muchas gracias. Muy buenas tardes o muy buenos días, en realidad, a todos y a todas, porque todavía no hemos comido.

Antes de que me olvide, porque si no seguro que lo voy a hacer, desde aquí desde Río Gallegos, entre los anuncios que teníamos para Río Gallegos, está también el de que hace unos instantes, me acaba de llamar el titular de LABE, el arquitecto Martín Riedel, de una familia muy conocida acá de la ciudad, como ustedes lo sabrán, para avisarme que ya está disponible el terreno para el nuevo basural de la ciudad de Río Gallegos que habíamos entregado también los fondos.

Quería decirlo en primer término, para no olvidarme porque no estaba entre los anuncios y lo tenía aquí.

Para mí, estar aquí en Río Gallegos, todos ustedes saben lo que significa, pero hay un agregado, hay un adicional hoy, que es estar aquí en el Gimnasio Lucho Fernández. Este gimnasio lo construyó cuando era intendente y lo hizo por administración con los trabajadores municipales y con la cementera y la bloquera que teníamos. Fue uno de los 3 gimnasios, hicimos 3.

Fíjense, no fue en años donde el país vivía holgura, al contrario, él fue intendente, creo que en una de las etapas más difíciles económicas y sociales también del país, entre el 87 y 91, en medio de dos hiperinflaciones, donde realmente no recibíamos nada, donde además también teníamos algunas diferencias con el gobierno provincial, así que todo lo teníamos que hacer solitos.

Allá se ríe Mario Metasa que era nuestro director de Comercio en la Muni, y digo yo, cómo pudimos a pesar de todo….¿Quién me dice Cristina? Ya te veo ¿cuántos años tenés? Sos muy bonita, te quiero mucho, sos muy bonita…

Y digo, a pesar de las dificultades que atravesaba el país, él, intendente, además de construir muchísimas obras, construir tres gimnasios en la ciudad, hacerlo por administración junto con los trabajadores municipales, y una gestión que, sin lugar a dudas le valió el reconocimiento de los ciudadanos, de sus comprovincianos y la posibilidad de ser tres veces gobernador de esta querida provincia de Santa Cruz.

Y de aquí darle a la provincia de Santa Cruz y a la Patagonia en general, el primer presidente patagónico, ese hombre que venía del sur, el que muy pocos conocían y que, sin embargo, llegó para transformar el país.

Bueno, acá estamos, acá estamos también con otras en todo el país, en Capitán Sarmiento con el intendente Ostoich y con los vecinos, con ese vecino de La Luisa que es una localidad del propio Capitán Sarmiento, en la provincia de Buenos Aires, que tiene una estación de servicio y que la verdad que tengo que decirle, que gracias por el reconocimiento como un argentino, como ciudadano argentino por el recupero que hemos hecho todos los argentinos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales que para nosotros, los patagónicos y en especial los santacruceños, tiene también un símbolo muy especial.

La mayoría de los pueblos, fundamentalmente de los pueblos como Caleta Olivia, como Pico Truncado, como Las Heras, fueron construidos originalmente como campamentos de la vieja y propia Comodoro Rivadavia, como campamentos de aquella YPF. Y para nosotros, los patagónicos, YPF tiene una significación muy especial.

Por eso es que desde la provincia de Buenos Aires, que no tiene petróleo, por lo menos no descubierto hasta ahora, un ciudadano fundador de Capitán Sarmiento, nos agradezca esta recuperación, sinceramente les puedo decir que para mí, me llega profundamente al corazón, y creo que simboliza en definitiva lo que siente por lo menos la inmensa mayoría de los argentinos, cuando se trata de defender y resguardar el patrimonio nacional.

Y es que estábamos en Capitán Sarmiento, en La Luisa, inaugurando una red de gas, un distrito que duplicó prácticamente su Producto Bruto Interno y que le permitirá además, tener también su Parque Industrial, porque sin gas no hay parque industrial, y que le va a permitir a los vecinos de La Luisa, poder prender la hornalla y tener gas para calentar su agua o para bañarse que hacen también a la calidad de vida de todos los argentinos.

Para nosotros, haber llegado con esta obra, como hemos llegado con obras a todo el país, con gas, nos falta llegar a muchos más, tengan en cuenta que hay 5 provincias argentinas, Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones y todo el norte de Santa Fe que todavía no tienen gas.

Nadie tiene gas, porque nunca se había hecho un gasoducto. Estamos trabajando también en ese gasoducto del Noroeste argentino, para que todos los argentinos puedan acceder a un bien tan elemental y tan vital como es el gas.

También estamos en la querida localidad de Lanús, con nuestra admirada y querida Teresa Parodi, primera ministra de Cultura de nuestra gestión, una artista popular y comprometida con su pueblo, comprometida con la historia de los argentinos, acompañando al intendente Darío Pérez, a Julián y a los artistas de Lanús y a todos los vecinos de Lanús, en la construcción e inauguración de este Centro Cultural Leonardo Favio, junto a su hijo y a la Plaza Pepe Biondi.

Yo no sabía que Pepe Biondi era lanusense, la verdad que nos hizo reír a millones de argentinos. Pepe Biondi, con ese humor sano, con ese humor con el que hay que tener mucha capacidad, porque una de las cosas más difíciles que debe haber en la vida, debe ser hacer reír a la gente sin tomarle el pelo a los demás.

Me parece que esta es una cosa tan importante, y un artista como Pepe Biondi lo sabía hacer, ni qué hablar de Leonardo Favio, director de películas inolvidables. Allí está su hijo también, a quien agradecemos su presencia. Sabemos también que hay un hermano de Leonardo acompañándolo.

Lo recuerdo en una de las últimas veces que lo vi y realmente nos queríamos mucho, me trataba con mucha deferencia y cariño. Lo recuerdo no solamente como actor, como director excepcional de los mejores films argentinos, sino también como un excepcional ser humano. Es lo que yo digo la obra de Dios, a los seres humanos los hace Dios también.

Y también en Córdoba, en la cuatricentenaria Universidad Nacional de Córdoba y en el centenario Hospital de Clínicas, histórico.

Los que no conocen la historia del Hospital de Clínicas, se las cuento sencillita: en el año 17 se suspende la posibilidad de residencia, de que haya habitaciones para los estudiantes de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba, lo cual provocó un verdadero levantamiento estudiantil que terminó en la Reforma del 18, y luego el Hospital de Clínicas.

Fíjense lo que son las cosas, en el Hospital de Clínicas, una medida aparentemente inocua, injusta, porque privaba de alojamiento a los estudiantes, provocó tanta indignación y la rebelión estudiantil que finalmente concluyó en la famosa Reforma del 18.

Y más tarde, durante la dictadura de Onganía, el Hospital de Clínicas fue el epicentro del Cordobazo que terminó derrocando al entonces dictador Onganía. ¡Miren cuántas cosas pasaron en 100 años en ese hospital!

Y hoy estamos ampliando ese hospital, dándole equipamiento que no tenía, porque además, toda la gente que se atendía en el Hospital de Clínicas de la Universidad Nacional de Córdoba, tenía que ir a hacer los estudios de aparatología, tomógrafos, mamógrafos, hacerlos afuera.

Ahora, con este moderno equipamiento proveniente del ministerio de Salud, el Hospital de Clínicas va a tener posibilidades de hacer no solamente diagnóstico sino también atender ellos con la propia aparatología, a los cordobeses y a los estudiantes. ¡Cuántos, cuántos….!

Les quiero contar a los de Córdoba que me están escuchando, que acá viven muchos cordobeses, y que acá además, muchos envían sus hijos a estudiar a la Universidad Nacional de Córdoba. Hay cantidad, infinidad de pibes santacruceños estudiando en la Universidad Nacional de Córdoba.

Por  lo tanto, esto que estamos haciendo también sirve para muchos hijos de santacruceños que están estudiando en la Universidad Nacional de Córdoba, como médicos o como no médicos, porque van a poder atenderse en su propia universidad.

Y luego aquí, hoy venimos a ya anunciar la iniciación de la obra de las primeras cien cuadras de pavimento. Pero además, no solamente pavimento, también todas las cloacas que tienen que ir por abajo del pavimento.

Se construirá el sistema cloacal completo para los barrios por donde pasa el pavimento que no poseen el servicio y que incluirá redes domiciliarias, o sea conexión a la casa, conectores principales, estación de bombeo, tramos revocatorios, tramos de expulsión y extracción elevadora.

No son 100 cuadras para que se vea pavimentos, son 100 cuadras con lo que tiene que tener abajo cada cuadra de pavimento para que realmente sirva a la dignidad y mejora de calidad de vida de la gente.

Esto que voy a decir ahora, es para los riogalleguenses, para que sepan cuáles son las calles de estas primeras 100 cuadras.

La Almirante Brown, la Maradona, Zapiola, Juan Manuel de Rosas, Juan Familia, Mansilla, Mario Barría, barrios Marina y Gaucho Rivero, calle Juncal, René Ferrada, José Mármol, Crucero General Belgrano, Ricardo Güiraldes, Concejal Pedro Antonio Porques, Fernando Diego García, Juan de Garay, Gregorio Funes, Juan Emilio Riquez, La Parra, Raúl Segovia, Juan Carlos Oliva, doctor Arturo Frondizi, comisario general Julio Cantín, cabo primero Víctor Samuel Guerrero, Federico Gallardo y Hernán Cortéz.

A los concejales por favor, esta última calle Hernán Cortéz, un conquistador que mató mexicanos, aborígenes, por favor cambiar el nombre de la calle urgente, con tantos argentinos ilustres, con tantos riogalleguenses ilustres, santacruceños que realmente lo merecen tener una calle con el nombre de Hernán Cortéz, el que quemó las naves para apoderarse de la riqueza y del oro del continente… bueno… me parece que merece un cambio urgente.

Así que, concejales de Río Gallegos, ponerse a trabajar en forma conjunta todos los partidos políticos juntos, porque esto no es cuestión de ideología, sino de defensa de la historia nacional y de defensa de los pueblos originarios fundamentalmente.

También venimos con una obra muy importante para lo que es el acceso a Río Turbio, desde la Ruta Nacional Nº 40.

Ruta Nacional Nº 40, cuando no había ni un solo kilómetro de Ruta Nacional Nº 40 construida, en el tramo más extenso, porque el tramo más extenso de la Ruta Nacional Nº 40 está en la provincia de Santa Cruz, que es la segunda más grande después de la provincia de Buenos Aires, y obviamente como es toda la ruta cordillerana, acá nunca se había construido un kilómetro. El que empezó a construir siendo gobernador, la Ruta Nacional Nº 40 los primeros kilómetros los hizo como gobernador Néstor Kirchner, y la siguió construyendo en todo el país como presidente de todos los argentinos.

Y espero….¿cuántos nos falta?…Parece que acá el ministro de Planificación me informa que posiblemente el año que viene, 2015, podamos terminar toda la Ruta 40 en la República Argentina.

La verdad que….Y si no se termina, al que venga le va a quedar poquitos kilómetros. Tengan en cuenta que cuando llegó Kirchner no había prácticamente nada, muy poco, así que por favor un esfuercito, que seguro que si no la podemos terminar nosotros, el que venga la va a poder terminar porque le va a quedar muy poco, aunque estoy segura que la voy a poder terminar, si ponemos empeño y garra como siempre lo hemos hecho.

Bueno, el acceso vial, una obra muy importante para esa querida localidad de la cuenca carbonífera como es Yacimientos Río Turbio, un obra muy importante de más de 100 millones de pesos, donde también estamos haciendo otra obra importantísima como es la Turbina Termoeléctrica, tanto tiempo reclamada por los obreros y por toda la comunidad, que espero que pronto la terminemos y que, además, la producción de la mina, se haga a pleno de manera tal de poder llevar a cabo una obra de diversificación de nuestra matriz energética no contaminante porque se está haciendo además, con las últimas tecnologías similares a las que se utilizan por ejemplo en Alemania.

También algo que nos reclamaban y que era necesario urgentemente como es la puesta en marcha nuevamente del hospital de Comandante Luis Piedra Buena, con una inversión de 110 millones, 78 millones de obra civil y 32 millones de equipamiento completo para ese hospital para que vuelva a funcionar.

Cuando Néstor Kirchner dejó de ser gobernador de esta querida provincia, dejamos los 14 hospitales funcionando y creo que teníamos el sistema público de salud más importante de la República Argentina.

Queremos volver a reconstruir ese sistema de salud pública en la provincia de Santa Cruz porque hace a la dignidad, no como lo dijimos… y en esto me tomo también la licencia de la memoria como diputada provincial.

Me acuerdo cuando decidimos la construcción del nuevo hospital de Río Gallegos. Ustedes… no sé, debe haber por allí gente que llegó después, cuando ya abrieron el nuevo. Pero yo quisiera, porque aquí veo también caras de vecinos de nuestra ciudad, que recordaran lo que era el viejo hospital.

El viejo hospital databa de prácticamente de principios de siglo y en la jerga de Río Gallegos se lo conocía como el “Monumento al pasillo”, porque en realidad, era una serie de cosas armadas con pasillos que se comunicaban entre sí y cuando decidimos construir el nuevo hospital y, sobre todo reformar la carrera sanitaria creando una nueva reforma sanitaria, tuvimos una gran oposición de los sectores privados.

Y me acuerdo que me tocó defender, aunque ustedes no lo quieran creer, defender en mi banca como diputada provincial, porque había diputados de la oposición que se oponían a que construyéramos un hospital nuevo.

Esto no es invento, hay memoria taquigráfica, hay versiones taquigráficas. Se oponían…¿Alguien conoce –perdón chicos- en algún lugar que por lo menos públicamente en un debate alguien se oponga a la creación de un hospital público moderno en una ciudad que no tenía un hospital, o que tenía un hospital que era horrible y antiguo? Bueno, pasó aquí en Río Gallegos.

Y nosotros dijimos que lo íbamos a llevar adelante igual porque tener un sistema de salud pública que funcione –y esto no solamente es para Santa Cruz, sino para todo el país-, no es competir con la medicina privada. Al contrario, es fijar un piso mínimo de prestación del servicio de salud que toda la ciudadanía requiere.

De ahí para arriba, que vengan los privados a competir, pero con un servicio mejor. Lo público, el Estado, aquí y en todas partes, tiene la obligación de fijar el piso, lo mínimo que requiere la ciudadanía para recibir como salud pública.

Y luego vienen los privados que obviamente le dan mejores servicios porque cuentan con medicinas prepagas, etcétera. Pero el piso lo tiene que fijar el sector público.

Y eso es lo que hicimos cuando Néstor fue gobernador: construimos en las 14 localidades de la provincia de Santa Cruz, inclusive en la comunidad de Río Turbio, me acuerdo, el viejo hospital que había sido abandonado y que lo reconstruimos entero. Era un monumento, una suerte de elefante blanco. ¿Vieron como el elefante blanco de la Capital Federal?

Bueno, lo había comenzado a construir no sé qué gobierno y había quedado paralizado y nunca más nadie había hecho nada. Y lo reconstruimos entero y lo pusimos moderno y así hicimos con los 14 hospitales de la provincia. De esto se trata.

Y hoy venimos a dar esto al hospital de Piedra Buena. ¿Por qué además? Porque necesitamos que el hospital de Piedra Buena, que el hospital de Puerto Santa Cruz y el moderno hospital que estamos construyendo en Calafate funcionen a pleno porque cuando comience la construcción de la represas del Río Santa Cruz, necesitamos, Dios no lo permita, pero tenemos que estar preparados, siempre el Estado debe prepararse para algo que ocurra que no sea bueno. Si no ocurre, mucho mejor, pero hay que estar preparado.

Por eso tiene importancia para los habitantes, para los vecinos de Comandante Luis Piedra Buena y también tiene importancia estructural para lo que vamos a hacer que son esas dos maravillosas represas que estoy segura van a cambiar definitivamente a la provincia de Santa Cruz.

Y en este marco, en esta querida provincia también, ¡cómo no compartir con ustedes la alegría que tuvimos esta semana cuando nuestro joven y que algunos calificaban de inexperto, ministro de Economía cerró el acuerdo con el Club de París luego de tantísimos años!

Lo de inexperto para que no me descontextualicen y mañana me lo saquen en algún editado, en algún canal amigo, es entre comillas. En realidad, ¿saben cuál es el problema cuando los expertos y los inexpertos? Es un eufemismo, porque si uno mira lo que hicieron los expertos economistas en esta país, mejor no acordarse de la experiencia.

Entonces, es un eufemismo para no decir que lo que les molesta, no solo en algunos casos es la juventud, viste que algunos no se resignan a que todo el mundo cumple sus etapas y que todos cumplimos nuestras etapas y que tienen que venir otros a recoger la bandera y seguirla llevar adelante.

No solamente les molesta por allí la juventud, lo que más les molesta es la convicción con la que se defienden las ideas, los intereses del pueblo y los intereses de la Patria. Eso es.

Algunos lo entienden y otros se hacen los tontos. Pero esto es así.

Me acuerdo ese día miércoles que decidí quedarme en Olivos para estar atenta, bueno, terminamos muy tarde, 1 y media de la mañana, yo lo contaba el otro día, y leía una crónica que decía que finalmente habíamos ganado por cansancio porque eran jóvenes y porque estuvieron hasta último momento.

Y yo le decía a Axel el otro día que tuvo que aguantar desde las 10 de la mañana, me contó anécdotas que algún día contaré en mis memorias, no vale la pena tampoco entrar en tanto detalle.

Realmente con la misma convicción que cuando ustedes van a la Plaza a los actos, están y son capaces de saltar 10 horas seguidas cantando consignas, y claro por ahí no los entienden, cómo pueden estar 10 horas saltando y cantando consignas.

Y cuando lo sentís y lo llevás acá en el corazón, sos capaz de estar horas y horas, de la misma manera que cuando sos un militante en la Plaza, que cuando sos un militante también negociando los intereses del país y de la Nación. Por eso estamos muy contentos.

Y fíjense qué cosa, ¿cuál fue la primera crítica? Yo digo, algo se les va a ocurrir criticar. Y entonces decían: “Bueno sí, pero claro, pero esto se va a pagar dentro…para los 5 años próximos y empezamos a pagar este año una parte y vamos a pagar otra el año que viene, pero se sigue pagando, pero…”

A ver si nos ponemos de acuerdo: cuando se comenzó a contraer la deuda del Club de París, Axel Kicillof no había nacido y yo tenía 3 años. ¡Qué nos vienen a reprochar que no la pagamos toda junta hoy y ahora los que la contrajeron y endeudaron al país! Pero si parece casi un chiste, por favor, no más bromas.

Esto es serio, estamos hablando en serio, no más bromas. Parece una broma. Año 56, yo hacía 3 años que había nacido, había nacido en el 53, porque esto se contrajo después de que fuera derrotado Perón y Axel no había nacido, tiene 42 años. Y hemos solucionado lo que intentaron solucionar muchísimos ministros y gobiernos anteriores y no lo pudieron hacer y finalmente lo hicimos

Pero además, lo que es más importante: no lo solucionamos de cualquier modo, porque solucionar como quisieron solucionar algunos las cosas, mejor ni acordarse, mejor ni acordarse del mega canje, del blindaje, cómo terminamos, mejor no acordarse.

No, no lo solucionamos de cualquier forma, lo solucionamos de acuerdo a los intereses del país y sin arrodillar al país, que es como deben abordar los problemas los argentinos, cualquiera sea el partido político al que pertenezca.

Por eso, estamos muy contentos de haber podido cerrar este acuerdo que permitirá, no solamente desarticular un argumento utilizado por los fondos buitres de que somos deudores seriales, sino fundamentalmente también, permitir que muchísimas empresas de origen extranjero, particularmente europeo obviamente, puedan conseguir financiamiento a tasas razonables en sus agencias de crédito en cada uno de los países para los proyectos de inversión que quieren realizar en el país.

O, por lo menos, se le va a acabar también la excusa a algunos de que no pueden conseguir dinero porque las agencias de crédito no se lo dan porque no cerramos con el Club de París. Cualquiera sea la razón, es una muy buena razón para haber cerrado finalmente este acuerdo después de tantas décadas.

Para finalizar, no puedo obviar una situación que se está viviendo en estos momentos en la provincia de Buenos Aires con un sector de la actividad económica importante como es el sector automotriz. Una presidenta tiene la obligación de decirle y contarle a toda la ciudadanía las cosas.

Hemos tenido esta buena noticia, que no es una noticia, porque las noticias se producen, esto es una realización, es una construcción que se hizo a través de acciones claras y concretas encaminadas como la del Club de París.

En estos momentos…a los del bombo les pido por favor un minuto de silencio, chicos, por favor, gracias, muchas gracias. Les pido…Un tema muy importante que es el de la industria automotriz.

En estos momentos tenemos 5 automotrices, de las más importantes del país, que emplean a miles de trabajadores pero que al mismo tiempo también generan trabajo a miles de otros trabajadores del sector autopartista prácticamente paradas porque en la provincia de Buenos Aires, 9 o 10 personas u obreros, no sé si son activistas, no importa, tomaron…estamos hablando de una fábrica, les doy el nombre, Gestamp, que emplea a más de 2.000 trabajadores y que provee, para que ustedes entiendan, lo que se llama “la piel del auto”, la carcasa del auto, los estampados del auto, tomada por 9 trabajadores, 9 trabajadores, no me voy a poner a discutir si tienen razón o si no tienen razón porque no viene a la cuestión, pero se han subido a una grúa, y la verdad que nosotros no tenemos jurisdicción, porque yo soy Presidenta de la República, pero mi jurisdicción y mi poder o mi… veamos, mi poder es limitado, sí, voy a emplear la palabra que tanto usan los medios, mi poder es limitado, yo no puedo venir a la provincia de Santa Cruz y hacer lo que… ordenar…¿Por qué? Porque hay un gobernador, porque hay Justicia provincial, porque hay Policía provincial que tienen competencia para actuar.

Bueno, estos 9 trabajadores han tomado la planta de Gestamp y tienen paralizados a miles y miles de trabajadores. Yo he ordenado a funcionarios, como nuestra ministra de Industria, Débora Giorgi, a nuestro secretario de Seguridad, Sergio Berni, un viejo conocido nuestro, Sergio que pone la cara y hace todo lo que tiene que hacer todos los días de Dios, ahí lo vemos a Sergi.

Hay un corte en la General Paz, ahí está, ¿por qué?, porque la General Paz es una ruta en la cual tiene jurisdicción el Gobierno nacional; pasa algo en la Panamericana, pum, ahí está Berni porque la Panamericana le corresponde a Berni; pasa algo en el ferrocarril, pum, ahí está Berni porque… Ellos se ríen porque son de la cuenca y lo conocen a Berni, Berni era de la cuenca carbonífera, había venido como militar, es militar.

O sea, el Gobierno nacional, a través de las autoridades en este caso de Seguridad, hace su trabajo cuando tiene que hacerlo, no es el trabajo más grato ir a decirles a los señores o señoritas que están cortando la ruta, impidiéndoles a otros argentinos que transiten, “nene correte” porque se producen situaciones de rispidez, puede… ustedes saben que nuestro Gobierno no es un Gobierno de represión de la protesta social, que nunca creímos que los palos y seguimos creyendo que los palos no son la solución para nada.

Pero lo que sí hacemos, es hacernos cargo y ahí va Berni y busca fiscales, jueces que vayan y le den la orden y actúan y él actúa.

En este caso, tenemos una fábrica en la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires ocupada por 9 operarios que están impidiendo el trabajo de miles de trabajadores argentinos.

Por eso mandé, les contaba, a Sergio Berni, a Débora Giorgi, al propio jefe de Gabinete a hablar con las autoridades de la provincia, con el gobernador, con el ministro de Seguridad, con el ministro de Justicia, por favor, para que se hagan cargo.

Yo les pido dos cosas: a las autoridades, que se hagan cargo del problema y lo resuelvan y, a los trabajadores, a mis compañeros trabajadores que cuiden por favor las fuentes de trabajo.

Nadie puede decir defender los intereses de los trabajadores si sabe que haciendo eso, están perjudicando la suerte de otros miles de trabajadores que no van a trabajar o los van a tener que suspender por falta de estos repuestos.

Por eso, yo quería apelar a la buena voluntad de todos, a la responsabilidad institucional de quienes la tienen y hacerse cargo. Porque yo sé que es lindo sonreír siempre y decirles a todo que sí.

Pero yo quiero contarles algo: cuando vos decís a todo que sí, llega un momento que después tenés que decirles a todos que no porque te quedás sin nada para hacer frente a las obligaciones que el Estado tiene.

Por eso, Néstor, que fue un gobernador, tal vez y sin lugar a dudas, yo siempre le decía con ese afán ético que algunos nos critican: “Después del gobernador Gregores, vos debes ser el gobernador que más cosas has hecho en la provincia de Santa Cruz”.

Yo les digo a todos que por favor cada uno se haga cargo, que el Estado nacional ayuda, pero que el Estado nacional puede ayudar hasta donde puede. Ahora, si nosotros no tenemos la fuerza muchas veces, si yo no tuviera la fuerza como Presidenta de muchas veces plantarme, sí, muchas veces hay que plantarse aunque no parezca simpática, aunque alguno por ahí te diga algo.

Pero, ¿sabés qué pasa? Cuando uno se planta, no es que se planta por capricho, se planta pensando en lo que le puede pasar al resto de la comunidad por contentar a 4 o 5 o a un sector. Le das todo a un sector y después todo el mundo queda con el que te dije al aire.

Y no se puede hacer ni un país ni una provincia donde un sector se lleve todo y el resto se quede sin nada.

Por eso, yo apelo a todos, a los trabajadores, a los dirigentes sindicales, sé que también hay dirigentes sindicales, no tal vez de nuestro partido, debo reconocerlo, que apuestan al tanto peor tanto mejor, porque siguen soñando con la toma del palacio de invierno, como digo yo.

Yo quiero decirles: muchachos y compañeros trabajadores de todo el país, no hay toma del palacio de invierno.

¿Saben por qué? Porque estamos en un mundo nuevo, lo dije el otro día en la Plaza, donde el capital financiero, que hoy domina el mundo, ya no necesita explotar a nadie; ya a nadie le importa cuando cierra una fábrica y quedan 5.000 trabajadores afuera.

¿Saben a quién le interesa? A nosotros, que hemos peleado por el empleo y por el trabajo como no lo ha hecho ningún gobierno argentino desde el general Perón.

Entonces, yo les digo a esos trabajadores, no solamente el Gobierno nacional tiene que defender sus fuentes de trabajo, que ellos también tienen que pedirles a sus dirigentes que defiendan las fuentes de trabajo.

Y las fuentes de trabajo no se defienden tomando fábricas ni rompiendo fábricas; las fuentes de trabajo se defienden en un mundo que ha hecho de la exclusión, repito la palabra, de la exclusión y no de la explotación, el signo de época. No le hagan el juego a los que quieren cerrar las fábricas y dejarlos sin trabajo, porque esos dirigentes después se van, siguen y no se acuerdan de ustedes.

Los que tienen que hacerse cargo, son nuevamente desde la política y desde el Estado, como lo hicimos en el año 2009 también.

Por eso, les pido responsabilidad y madurez a todos. Y que por favor, desde aquí desde el Sur de la Patria, con toda mi humildad, mi cariño que quienes tienen que resolver este problema, pongan la cara y lo resuelvan de buenas maneras como  hemos resuelto nosotros todos los problemas en estos últimos 10 años, con buena voluntad, con convicción, pero con la decisión de ejercer la responsabilidad del Estado.

No se puede estar únicamente para la sonrisa; muchas veces también hay que estar para las responsabilidades.

Muchas gracias, Santa Cruz; muchas gracias, Río Gallegos, estoy muy contenta por todas las cosas que estamos haciendo y vamos a seguir haciendo todos juntos, por los logros pero, sobre todo, por todo el trabajo que todavía nos espera para seguir haciendo la Argentina que soñaron nuestros próceres, nuestros mayores y nuestros pioneros.

Gracias, Río Gallegos, gracias Santa Cruz. (APLAUSOS)


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: