CFK. Brasilia. Plenario Cumbre BRICS-Unasur

16–07–2014 / Brasilia: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que la Argentinaestá sufriendo un fortísimo ataque especulativo por parte de los fondos buitre“. Al hablar en la cumbre Brics-Unasur, que se realiza en Brasilia, Cristina llamó adempás a “poner orden en las finanzas internacionales” porque, advirtió, están “absolutamente desquiciadas“.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER EN LA CUMBRE DE PAÍSES MIEMBROS DEL BRICS Y LA UNIÓN DE NACIONES SUDAMERICANAS, PALACIO ITAMARATY, BRASILIA, REPÚBLICA DE BRASIL. 

Muy buenos días a todos los líderes del BRICS, que visitan nuestra región, algunos de ellos con los cuales ya hemos estado, como el caso del Presidente de la Federación de Rusia, Doctor Vladimir Putin, que nos visitara, en visita oficial de Estado, a nuestro país, el pasado día sábado, y esperamos, este viernes, al Presidente de la República de China, Xi Jinping, a todos ustedes muchas gracias por acompañarnos aquí, en América del Sur; al resto de los Jefes y Jefas de Estado, viejos amigos que hemos compartido momentos duros y difíciles en la UNASUR y que como señalaba recién, la Presidenta Dilma Rousseff, hemos resuelto, en paz y sin conflictividad, de ninguna naturaleza e índole conflictos que llegaron a momentos culminantes; realmente un flagrante contraste con lo que está sucediendo, en estos momentos, en otras regiones del mundo, como en el Medio Oriente, donde realmente no puedo dejar de expresar mis deseos – como Presidenta de la República Argentina y fundamentalmente como ciudadana global – por el cese del fuego, en lo que está sucediendo hoy entre el Estado de Israel y el Estado de Palestina.

Creemos que es importante un pronunciamiento también, en este sentido, porque es nuestro deber – como ciudadanos del mundo – si hablamos de la necesidad de un crecimiento sostenible. No hay crecimiento sostenible sin paz y sin seguridad, y no hay crecimiento sostenible sin una organización o un orden global económico-financiero, fundamentalmente diferente al que hoy tenemos.

Por eso, saludamos con mucho beneplácito esta decisión de los BRICS de constituir un banco de fomento, un banco de desarrollo que apunte a lo comercial, a lo infraestructural y también, por qué no, a poner orden en unas finanzas internacionales, absolutamente desquiciadas.

Muchas veces hemos requerido en este foro o en otros más amplios, como la Organización de Naciones Unidas, en el G-20 también, la imprescindible reforma de los organismos multilaterales de crédito y también de los organismos multilaterales políticos, como Naciones Unidas o el Consejo de Seguridad, etc.

Pero realmente estas demandas, estos reclamos no han sido escuchados y creo que es un signo muy positivo, nadie puede interpretar esta actitud de los BRICS como una cuestión de negatividad, sino de construcción alternativa frente a la falta de respuestas de lo que ya deberíamos haber tenido todos los ciudadanos del mundo.

Y tal vez Argentina más que nadie pueda hablar de este tema en momentos en que está sufriendo un fortísimo ataque especulativo, por parte de los denominados fondos buitres.

Como todos ustedes saben, Argentina defaulteó su deuda soberana, en el año 2001; no fue durante nuestra gestión, no fue durante nuestro gobierno, pero obviamente la continuidad jurídica de los Estados impone hacerse cargo de la responsabilidades.

Y Argentina, durante la gestión del Presidente Kirchner, en el año 2005, reestructuró parte de su deuda externa y luego, durante mi gestión, en el año 2010, llegó a la reestructuración del 92,4 por ciento del total de tenedores de bonos de la deuda argentina.

Esto nos ha significado pagar, desde el año 2005 a la fecha, más de 190.000 millones de dólares, no solamente a los tenedores de bonos, sino también a los organismos multilaterales de créditos, como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, que deberían ser también bancos de fomento y que hoy, desgraciadamente, están dejando de cumplir este rol de banco de fomento y tenemos la novedad que bancos de fomentos se rigen por la calificadoras de riesgos, como si se tratarán de bancos comerciales o bancos de inversión.

Por eso creemos que esta decisión de crear un banco de desarrollo, por parte de los BRICS, es una respuesta más que adecuada.

Ahora bien, la deuda quedó un muy pequeño grupo que no aceptó entrar a ninguno de los canjes, ni al del año 2005, ni al canje del año 2010.

Hicieron más de 900 juicios, litigaron en todo el mundo, llegaron hasta a embargarnos el buque insignia de la Argentina: la Fragata Libertad, en el Estado de Ghana, en la costa africana, en un hecho inédito e insólito violando todas las normas en materia de derecho internacional, obviamente lo que hace a la Convención del Mar.

Por supuesto, luego de dos meses y de un intenso juicio volvimos a recuperar nuestra fragata.

¿Qué es lo que han hecho, ahora, ante una jurisprudencia insólita e inédita del estado de Nueva York, ante la imposibilidad de seguir embargando o haciendo juicios?

Han embargado lo que no les pertenece, han embargado lo que es propiedad del 92,4 por ciento de los bonistas que entraron al canje de la deuda, de los recursos que Argentina depositó y lo hizo una vez más, en tiempo y forma, el 30 de junio, cuando era el vencimiento de los bonos discount, una de las series de los bonos discount, en más de 900 millones de dólares, en la cuenta del Banco de Nueva York, que tiene el Banco Central de la República Argentina.

Ahí están los fondos y ha habido disposiciones disímiles respecto a qué hacer con los mismos. No saben qué hacer exactamente con los mismos. Por ejemplo, algunos bonos con legislación argentina, fueron pagados; el CITIBANK, que no quería pagar los bonos, se presentó ante el juez, y al CITIBANK le autorizaron pagar los bonos; al Banco de Nueva York no; al Euroclear tampoco; al Eurobank tampoco, o sea ni siquiera un comportamiento mínimo, regular, jurídico de igualdad.

Estamos hablando de interpretaciones absolutamente insólitas e inéditas de clausulas, tales como el pari passu, que la han interpretado como que hay que pagarle lo mismo a los que nunca negociaron, a los que nunca entraron en el canje, y lo que es peor aún los que nunca le prestaron a la Argentina.

Porque es bueno saber, que estos fondos buitres, que hoy están litigando contra la Argentina no fueron inversores en la Argentina, compraron bonos que ya había sido defaulteados y los compraron en el año 2008, cuando ya habían transcurrido siete años que la Argentina había declarado el default y habían transcurridos tres años que había hecho su primer canje de deuda, donde había alcanzado un 76 por ciento de acuerdo.

Nunca le prestaron plata la República Argentina, los compraron por centavos, 48 millones de dólares y la sentencia del juez Griesa le reconoce, entre el 2008 y el año 2014, una renta en dólares del 1.680 por ciento.

Estamos hablando de desarrollo sustentable, estamos hablando de inversiones para generar trabajo y empleo, estamos hablando de inversiones para generar comercio, qué ejemplo es en el mundo que alguien que pone 48 millones de dólares solamente a través de un juicio obtiene una rentabilidad de 1.680 por ciento, en apenas 6 años.

Fondos buitres, que además, tienen su domicilio en paraísos fiscales y que además tienen fuerzas especiales comunicacionales, como la American Task Force y quiero referirme en especial a ella.

American Task Force – recuerden este nombre – es un grupo de lobistas, que influye en políticos norteamericanos, que publica solicitadas infamantes y difamantes contra la Argentina y que ayer, quiero leer también, en su sitio web, American Task Force, publicó un artículo muy curioso que nos llamó la atención, porque en una parte y voy a leer textualmente para no equivocarme, dice que: “un bomba de tiempo financiera está haciendo tic-tac”.

Y se refiere a una cuestión muy fundamental que también ha sido encarada aquí: recursos naturales.

Ustedes saben que la Argentina cuenta con la segunda reserva de gas shale, del mundo y la cuarta de petróleo shale del mundo, lo cual nos va a convertir aproximadamente en el año 17 ó 18 en no solamente autosuficientes, sino hasta tal vez con capacidad de exportar energía.

¿Qué es lo que apareció publicado en el sitio web de la América Task Force? Dice que en lugar de encontrar una solución para el acuerdo y para las futuras inversiones, ha estado girando la Argentina en torno a la opción del default. Esto proviene de una administración que se guía por la ideología, se prefiere continuar importando combustible para siempre o quizás hipotecar Vaca Muerta a China y a Rusia.

Sí, señores, se refiere en forma ofensiva a dos miembros importantísimos en el mundo, dos actores importantísimos miembros del G-20 que hoy están sentados aquí, como es Rusia y China.

Y hace alusión también a la inversión que hoy tiene en Vaca Muerta otra importante empresa norteamericana, Chevron, que ha invertido 3.000 millones de dólares y amenaza con que de no arreglar como ellos quieren, se retiraría Chevron de la Argentina.

Entonces, uno se pregunta, como lo decía un presidente vecino de la República Oriental del Uruguay y como me lo decía también otro importante presidente allende los mares. ¿Realmente usted cree que el problema es jurídico, que el problema es por 1.500 o 10.000 millones de dólares? ¿O realmente lo que se pretende es hacer caer la reestructuración de la deuda externa argentina –repito-, de la que ya hemos pagado 190 mil millones de dólares?

Si cayera la reestructuración de la deuda argentina, si esto ocurriría, si le pagamos más a los que quedaron afuera de ambos canjes, en este caso los fondos buitres, porque obviamente hay una cláusula de buena fe, no pueden recibir más los que quedaron afuera del canje que los que aceptaron voluntariamente el canje, estas son reglas aceptadas globalmente.

Es imposible reestructurar deuda soberana de otro modo, esto rige, inclusive, en la legislación interna de cada país, cuando se produce una quiebra, la legislación exige un mínimo porcentaje o un máximo porcentaje de acreedores, un 66 por ciento, para que ese acuerdo sea obligatorio para los otros.   

Entonces, la verdad que el interrogante que uno plantea cuando se hace mención explícita, precisamente a dos países cuyos presidentes han visitado, uno, el sábado, una delegación importante ha ido a Vaca Muerta, cuando lo va a visitar también otro importantísimo actor a nivel global, como hoy es la República de China, cuando se amenaza con que se van a retirar las inversiones de Chevron.

¿Realmente estamos ante un caso jurídico judicial o estamos ante un ataque especulativo y una maniobra, de modo tal que Argentina vuelva a lo que fue, el sobreendeudamiento permanente? Esto ya lo vivimos.

Hoy publican una solicitada en todos los diarios del mundo y también en nuestro país, prometiéndoles que si les pagamos a los fondos buitres, la lluvia de dólares va a caer en la República Argentina.

Y esta historia, señores, la escuché, no como Presidente, la escuché como diputada de mi país, como diputada de la oposición sentada en mi banca en el año 2001, cuando nos dijeron desde el Fondo Monetario Internacional que con el megacanje y el blindaje, donde nos hicieron un asiento contable, que nos prestaron 40 mil millones de dólares e incrementaron la deuda en 55 mil millones de dólares más, finalmente terminamos en el default, en la miseria, la falta de trabajo para millones de argentinos.

Esta historia ya la escuché y ya la escucharon y la sufrieron, lo que es mucho peor, millones de argentinos.

Entonces, estamos ante una situación que ya escapa siquiera a las cuestiones financieras globales. Estamos preguntándonos si no estamos ante cuestión de geopolítica, si no estamos ante cuestiones de dominación o de no entender que hay un mundo multipolar diferente al que existía en el año 1989, donde algunos creyeron que la historia se había acabado.

Y la historia no se acaba, la historia sigue porque los pueblos siguen. Y los países emergentes acá en la América del Sur, y los países emergentes en otras regiones, pudieron salir de sus situaciones e incorporar a millones de compatriotas a la salud, a la educación, a la vivienda, a los derechos elementales.

Bueno, por eso vienen. Vienen nuevamente para querer imponer un sobre endeudamiento en una Argentina muy rica, una Argentina que, además de ser el octavo país en territorio del mundo, tiene apenas 40 millones de habitantes, lo cual, tener la segunda reserva de gas y la cuarta de petróleo, y además constituir una de las productoras más importantes en materia de alimentos a nivel mundial, la constituye en una presa muy codiciada para todos.

Por eso, es importante también aclarar que la Argentina, pese a las amenazas, pese a lo que hoy se considera prácticamente un chantaje por parte de estos sectores, ha pagado su deuda. El día 30 de junio, depositamos más de 900 millones de dólares en el Banco de Nueva York, en la cuenta del Banco Central.

Y Argentina va a seguir pagando, porque el default es no pagar y solamente puede declarar el default o la cesación de pagos, obviamente, el país que no paga, como ha sucedido en numerosas oportunidades y como sucedió también en la República Argentina.

La Argentina va a seguir cumpliendo con sus obligaciones, porque es un país solvente para hacerlo y porque está convencida que debe honrar sus deudas con el 100 por ciento de los acreedores, pero en forma justa, equitativa y legal.

¿Y por qué se produce esta situación? Porque saben que es imposible cumplir lo que pretenden porque una de las cláusulas, esto es muy importante remarcarlo para todos los asistentes, una de las cláusulas impresas en los títulos de deuda que pasaron por el control y la observación de la SEC en la Bolsa norteamericana, incluye la denominada Cláusula Ruffo. La cláusula que establece que no se le puede pagar a los que no entraron en el canje 2005 o 2010, más de lo que se les ha pagado a los que ya entraron.

¿Qué es lo que decimos entonces? Le ofrecemos a estos holdouts, entrar al canje, porque el canje está abierto, ganarían en dólares una tasa en 6 años de aproximadamente 300 por ciento. No es que estamos diciendo que no les vamos a pagar nada, les vamos a pagar en las condiciones justas, equitativas y legales que establecen los prospectos de deuda de la Nación argentina y además, la jurisprudencia pacífica que hay a nivel internacional.

Es bueno recordar que en Europa, por real ley de Bélgica y también legislación europea, a partir de este mismo fondo buitre que actuó sobre el Perú, se dictó legislación específica que, precisamente, protegía la reestructuración soberana de las deudas.

Estamos planteando, señores, entonces, que un nuevo ordenamiento financiero global, no solamente es justo y equitativo, sino que es imprescindible. Estamos planteando que Argentina no va a entrar en default porque Argentina va a pagar su deuda como ya lo hizo.

Y deberán hacerse responsables los que impiden que los legítimos tenedores de esos dineros, que ya no es la Argentina, porque la Argentina una vez que deposita deja de ser la dueña de esos recursos y esos recursos son propiedad legítima y legal de los tenedores de bonos de los años 2005 y 2010.

Por lo tanto, vamos a seguir pagando y deberán hacerse responsables instituciones bancarias y los que deban hacerlo frente a esos tenedores de bonos si no los dejan percibir.

Pero también, remarcar una vez más, que ya a un banco sí le autorizaron pagar bonos y a otros bancos no. El banco al que le autorizaron, por supuesto, es el banco de origen norteamericano; los que todavía tienen trabados los fondos, son el Eurobank y el Euroclear que, como ustedes saben, es Unión Europea.

Esto revela lo insólito, lo inédito, lo confuso de toda la situación que se está viviendo. No para nosotros, no estamos ni confundidos en absoluto, al contrario, como no estamos confundidos, hicimos, precisamente, lo que teníamos que hacer: el 30, pagamos, porque tal vez, lo que pretendían era que no pagáramos y entonces sí, constituirnos en mora por no haber depositado, teniendo los recursos para hacerlo y la cuenta abierta del Banco de Nueva York en el Banco Central de la República Argentina, las sumas que debíamos

Por eso, Argentina no va a defaultear su deuda; Argentina paga y lo que reclamamos a los organismos multilaterales, lo que reclamamos al mundo es, precisamente, la instauración de un orden financiero global que permita el crecimiento sustentable y global.

Y felicitamos la iniciativa de los BRICS, porque también debemos decir que Banco Mundial y ahora Banco Interamericano de Desarrollo, de los cuales también somos pagadores netos. ¿Qué quiere decir esto? Que estamos pagando más de lo que recibimos en materia de préstamos.

Con lo cual, señoras y señores, la Argentina, por más que la difamen o pretendan instalar de que no quiera negociar…¡Cómo no vamos a negociar! Hemos ido dos veces a Nueva York. Los únicos que no quieren negociar, son los fondos buitres, que quieren que se les pague por 48 millones de dólares, 1.600 millones de dólares en apenas 6 años.

Nosotros siempre estamos dispuestos a negociar, dentro de la ley, dentro de la Justicia, dentro de la equidad y por eso invitamos a que entren al canje.

Y convocamos a todos los países que tenemos un compromiso fundamentalmente con nuestros pueblos y con nuestras historias, de generar bienestar, países que durante mucho tiempo tuvimos severísimas dificultades, algunos por endeudamiento, otros por consecuencia de sus propios avatares históricos, tuvieron la fortaleza suficiente de superar ese endeudamiento, avatares históricos, falta de democracia, como nos tocó vivir a nosotros en la región sudamericana, y en democracia y en paz, hemos sido capaces de garantizar crecimiento con inclusión social, no solamente crecimiento económico.

Durante la década de los 90, durante el imperio del neoliberalismo, donde Argentina era presentada como alumna modelo en el Fondo Monetario Internacional, donde su presidente era invitado a hablar en las asambleas, se llegó a generar una desocupación superior hasta el 20 por ciento.

Hubo tasas de crecimiento, sí, pero de crecimiento sin gente, de crecimiento especulativo, que venía a colocar, merced a la ficción de la paridad del 1 a 1, dólares con tasas que, mientras en el mundo se pagaba un 2 por ciento, en la Argentina se llegó a pagar hasta un 14 y 15 por ciento anual de tasas en dólares.

Este también es uno de los orígenes de aquel endeudamiento que culminó en el default del 2001, más allá de todo endeudamiento que también se operó a partir de la dictadura del 24 de marzo de 1976.

Por eso, la convocatoria a todos los países, es la de aunar esfuerzos en esta verdadera cruzada de una nueva organización global en materia política, económica y financiera que tenga consecuencias sociales, políticas y culturales positivas para nuestros pueblos.

Muchas gracias. (APLAUSOS) 


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: