La Israel profunda

El blog de La Polilla Cubana

Andrés Figueroa Cornejo

 

Yo soy de esta lucha vieja como los relojes solares,

vidrio molido en el suelo de la pista de baile para rumbear sin zapatos,

juventud sin porvenir y porvenir sin juventud.

 

De esta antigua lucha, de los balbuceos originales de la humanidad

y más atrás,

cuando éramos apenas un manojo recién puestos de pie

en medio de África  subsahariana, resistiendo en la noche los hielos

y los volcanes de espuma tiznada,

y a los lobos salvajes tras nosotros

disputando la carroña diente a diente,

cuando esos lobos todavía ni pensaban en convertirse en los perros de después,

ni en las peluquerías para perros, ni en la comida especial para perros,

ni en su compañía perversamente amaestrada.

 

No vengo a decir otra vez la palabra odio o compasión,

o piedad o acuerdo o solidaridad “en la medida de lo posible”,

como informan por cadena nacional 

Ver la entrada original 429 palabras más

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: