Incólume imposible

SALTO AL REVERSO

Se puso en el ojal la sonrisa.
Acomodó la flor de sus labios.
Delineó las estrellas de mar de sus ojos.
Y entendió
que beberse el mundo
no era una consigna
propicia para intentar
con agua salada.

Ver la entrada original

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: