CFK. Clausura 62° Convención Anual de la CAC

25–11–2014 / Sheraton Retiro: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner estuvo presente en el acto de clausura de la 62 convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción, donde enumeró los logros de la gestión de gobierno y donde revalorizó el rol de la obra pública como motor de la economía.

“El cambio de paradigma es algo distintivo de esta etapa. Hasta el 2003 concebían a la obra pública no como una inversión sino como un gasto público. Esta ha sido tal vez una de las etapas más florecientes en materia de infraestructura, de construcción de rutas, agua potable, gas, electricidad. Ya no hay ninguna fuerza política que dude del rol de la infraestructura y en eso estamos todos de acuerdo“, dijo la Presidenta pero agregó que las diferencias surgen con la fuente de financiamiento.

Resaltó la jefa de Estado que tras la recuperación de los recursos de los trabajadores que eran administrados por las AFJP, se han logrado ejecutar las 136.000 viviendas del plan Pro.Cre.Ar ; se han otorgado 200.000 créditos hipotecarios, “un cuarto de lo que ha otorgado el Banco Hipotecario Nacional en 125 años de historia”.

Al mismo tiempo preguntó “¿Cómo hacemos para financiar todo esto si no cobramos impuestos?, y agregó que este es un punto que también diferencia al proyecto de Gobierno con el del resto de las fuerzas políticas. “Todos están de acuerdo en que es importante la infraestructura, el tema es el financiamiento y qué hemos hecho cada espacio político para que se puedan llevar a cabo“, indicó.

“Lo mejor que puede hacer un gobierno es hablar de lo que ya ha hecho y nosotros podemos pasar horas hablando de lo que hemos hecho”, siguió.

La Presidenta reforzó la idea del rol del Estado en el desarrollo de la infraestructura. “El sistema financiero internacional no está dispuesto a financiar obras de infraestructura, si los veo dispuestos a endeudar a los países. El negocio no está en que un país crezca sino en que genere deuda“.

Y volvió a dejar clara la postura del Gobierno Nacional respecto del reclamo de los fondos buitre: “A esta Presidenta ningún buitre financiero ni un carancho judicial la va a extorsionar en contra de los intereses de los argentinos“, aseguró.

A la oposición le pidió que continuen con la inversión pública. “Un Gobierno como el que tenemos que está apostando a una fuerte inversión y que esperamos que tengan continuidad en el próximo gobierno. Es importante, este es un verdadero cambio cultural y de paradigma“.

Es muy importante hablar del conjunto, ver a la Argentina en su conjunto, verla con carácter estratégico y verla aprendiendo del pasado“, continuó.

También envió un mensaje a los trabajadores a quienes les solicitó comprensión.

A los trabajadores les pido comprensión. En las dos economías más importantes de Europa, Alemania y Francia, se está discutiendo hoy congelar los salarios por 3 años, flexibilización laboral. Le pido a mis compañeros trabajadores que cuidemos mucho lo logrado, que puedan seguir creciendo y capacitándose“, dijo y agregó:

“Para seguir haciendo gasoductos, para que el NEA tenga gas, para seguir teniendo esas líneas de alta tensión, para poder seguir dotando de agua potable a la gente, de seguir haciendo rutas, para ello se necesita mucha sustentatibilidad. Perseverancia y continuidad“, dijo y agregó que “luego las diferencias se traducen en debates en el parlamento pero fundamentalmente ponernos de acuerdo en las políticas de Estado pero también definir como se financian es obligación de los que pretenden conducir la República Argentina“.
“Que nos expliquen qué país quieren y cómo lo van a hacer que es lo que venimos haciendo nosotros desde el 2003 a la fecha“, cerró la Presidenta.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER EN EL ACTO DE CLAUSURA DE LA 62 CONVENCIÓN ANUAL DE LA CÁMARA ARGENTINA DE LA CONSTRUCCIÓN, EN EL HOTEL SHERATON, CABA. 

Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, demás miembros de su comisión directiva; señores y señoras empresarias de la construcción; representantes de los trabajadores del sector; señor titular de la Unión Industrial Argentina y bueno que es lo que alcanzo a divisar de acá del escenario, pero debe haber muchos más.

Bueno, acá estamos retornando de nuestras vacaciones anuales porque vieron que yo últimamente tomo vacaciones, 2012 fue en el Austral; 2013, en la Favaloro y ahora en el Otamendi, así que estamos retornando de nuestras vacaciones y nos gusta hacerlo precisamente en un ámbito, como es el de la Cámara Argentina de la Construcción, en su 62 aniversario, que es un tradicional encuentro, que siempre hemos mantenido, inclusive su iniciador fue precisamente el Presidente Néstor Kirchner, hombre que creía realmente en la infraestructura, en la generación de infraestructura como el motor de crecimiento de un país, de una sociedad, de una economía, convicciones políticas profundas lo hacían ver en la infraestructura económica y en la infraestructura social poderosas herramientas en el desarrollo de un país.

Lo cierto es que no voy a abundar en demasiados datos porque sé que me han precedido en el uso de la palabra el titular de YPF, bueno Julio De Vido, que seguramente con sus filminas los debe haber atosigado con todos los kilómetros de rutas, de líneas eléctricas de alta tensión, de baja tensión, los interconectados de toda la región NEA-NOA, más la región patagónica, todo lo que hemos hecho en materia – como lo señalaba recién Weiss – cuando decía que era la etapa del conocimiento, pero que el conocimiento para que pueda desarrollarse tomando cada individuo como persona debe tener un contexto, donde halla hospitales, escuelas, rutas, gas, electricidad, en fin todo lo que contribuye a que una persona pueda vivir mejor y teniendo satisfechas sus necesidades básicas indispensables pueda, entonces, sí,  pasar al segundo grado, que es la adquisición del conocimiento y la capacitación.

Yo anoté algunas cosas aquí del discurso de Weiss y creo que el cambio de paradigmas es algo distintivo de esta etapa. Hasta el año 2003, mucho antes de ser presidenta fui senadora, fui diputada se veía, y uno escuchaba las distintas misiones del Fondo Monetario Internacional, muchas de las cuales visitaban, también, las Cámaras de legisladores nacionales, concebir a la infraestructura, a la obra pública no como una inversión, sino como un gasto público.

Nosotros dimos vuelta este paradigma, pero no porque llegamos, aquí, al Gobierno, ya lo veníamos comprobando desde la gestión de Néstor como Gobernador y no solamente como Gobernador, sino desde la propia Intendencia, en 1987. Me acuerdo que la oposición lo cargaba porque su obsesión era el pavimento y el alumbrado público- te acordarás Julio – que le decían: “lunita tucumana”.

Bueno, pero más allá de todo eso, lo importante es que – como decía Weiss – ha sido tal vez una de las etapas más florecientes, en materia de infraestructura, en materia de construcción de rutas, de hospitales, de escuelas, de acceso al agua potable. Millones de personas han accedido al agua potable, al gas y a la electricidad.

Decía Weiss: “ya no hay ninguna fuerza política, ya no hay ningún dirigente político que dude que la infraestructura es algo importante”.

Hasta ahí de acuerdo, después hizo una pregunta y apuntó: “el problema es cómo se financian”. Y ahí es donde comienzan las diferencias y donde uno observa los distintos planteos, porque todos aplauden, por ejemplo, el Procrear, que es inversión pública, porque si bien es crédito para privados, para sectores que pueden acceder a ser sujetos de este tipo de créditos, lo cierto es que lo da la ANSES. Y para poder darlo la ANSES hubo que recuperar la administración de los recursos de los trabajadores que estaban en manos privadas, sino no habría Procrear.

No habría, por ejemplo, en este momento, 136.000 viviendas Procrear en ejecución, ni tampoco habría 90 emprendimientos de desarrollos urbanos – que lo hacen ustedes, como empresas constructoras – si no hubiéramos recuperado la administración de las AFJP. Bueno, ahí ya no todos pensaban lo mismo, los únicos que pensábamos que teníamos que recupera esto éramos nosotros. Y esta es una diferencia. (APLAUSOS)

Y si vemos, por ejemplo, hablando de números, cómo ha crecido el Fondo de Sustentabilidad de Garantías, 6 veces – desde que fueron recuperadas, en el 2009, los recursos de los trabajadores – y lo que hemos ahorrado, en cinco años, por concepto de comisiones, que se cobraban los ejecutivos de las AFJP, 58.000 millones de pesos hemos ahorrado en cinco años. ¿Saben cuánto es la inversión que llevamos, en las 136.000 casas de Procrear? 78.000 millones. Casi con lo que ahorramos en pagarle a los ejecutivos estamos dándoles a los argentinos la posibilidad de 136 mil viviendas. (APLAUSOS)

Por supuesto, que todas las fuerzas políticas y todos aplauden cuando alguien inaugura una casa, un camino, un hospital, el problema es como decía Weiss cómo se financian. Y es ahí donde empiezan las diferencias. Yo que vengo acá a hablarles como presidenta de todos los argentinos – y no vengo a buscar votos – tengo que decirles con qué recursos les pagamos a ustedes los contratos y las licitaciones: con lo que recaudamos de impuestos, por ejemplo.

Y es ahí donde comienzan a aparecer las diferencias con otras fuerzas políticas, donde nos dicen: “hay que eliminar o bajar el Impuesto a las Ganancias, hay que eliminar o bajar los derechos de exportación”. Y entonces, Weiss, ahí está la pregunta: cómo hacemos para financiar todo esto, si no cobramos impuestos. (APLAUSOS). Yo creo que son preguntas que nos tenemos que hacer.

Fíjense ustedes que la ANSES ha otorgado, en tres años – a través del Procrear – 200.000 créditos hipotecarios. El Banco Hipotecario Nacional, en sus 125 años de vida, ha otorgado un millón de créditos hipotecarios. Nosotros, en tres años, ya tenemos una cuarta parte, una quinta parte de lo que en 125 años hizo el Banco Hipotecario Nacional, que fue creado, específicamente, para esa finalidad.

Por eso, las cosas en economías no son para siempre, pueden ser a partir de los discursos para siempre, pero lo importante es la realidad, lo importante es que todos nos expliquen cómo van a darle sustentabilidad a todo esto precisamente desde el punto de vista de los recursos del Estado. Y otro tema, que también es bueno señalar y que yo tomé: hoy estamos en un 3,4 por ciento del PBI, en materia de inversión pública, con materia de la participación del Estado en la construcción. Weiss nos habla de un 9 por ciento, pero para llegar a ese 9 por ciento- Weiss – si el crecimiento del PBI sigue estando en la misma proporción que venimos creciendo, necesitaríamos consolidar este proyecto y este modelo económico, que no solamente se refiere a la parte de la construcción, se refiere también a la parte de la industria – como le demostraba, en Puerto Madryn – que significa que las cadenas de producción, de industrialización tengan insumos nacionales y puedan hacerse aquí.

Para llegar a una participación del 9 por ciento del PBI necesitaríamos – por ejemplo – unos 20 ó 30 años. ¿Por qué? Porque si hoy decidiéramos dedicar un 9 por ciento del PBI a la construcción no podríamos hacerlo porque no habría producción de cemento, ni de ladrillos, ni de inodoros, de ni de hierro, ni de chapas que pudiera sustentar eso.

Por eso el desarrollo debe ser armónico entre el crecimiento de la actividad y el crecimiento de la actividad productiva industrial. Porque ya sabemos todos que precisamente la construcción es madre de industrias. Y no es un slogan o una frase, es realmente madre de industrias.

También, y para que veamos qué importante es el tema de las políticas en materia económica, también hablo de Aysa, que ha realizado las más importantes obras, en materia no solamente de provisión de agua potable para nuestros conciudadanos, sino también de obras de saneamiento, que estaban recién programadas para empezar, en el año 2019, por la empresa que había sido privatizada.

Bueno, cuando nos tocó, cuando le tocó al Presidente Kirchner decidir la privatización de Aysa, y envió el proyecto al Parlamento, yo – Weiss – era senadora y fue nuestro partido, el único en nuestro espacio político, el único que votó por la recuperación de Aysa para el patrimonio de los argentinos, sino todavía no se podría haber hecho lo que se hizo en Berazategui.

Y de aquí lo veo a Patricio Mussi, su joven Intendente, que siempre decía que teníamos la vergüenza de decir que éramos los de Berazategui de decir que vivíamos detrás de…. Bueno, importante qué cosa fea que anda por las cloacas.

Estamos inaugurando, estamos trabajando en la obra de agua potable Brigadier Juan Manuel de Rosas, la obra más importante que también se está haciendo.

Y así podríamos enumerar muchísimas cuestiones, ni que hablar – por ejemplo – cuando decidimos fundar la empresa satelital Arsat, bueno también fuimos en soledad los únicos que aprobamos, en el Congreso la constitución de esta empresa, que hoy tiene puesto en su órbita satelital el primer satélite geoestacionario comunicacional argentino.  (APLAUSOS).

Y lo hicimos – como él dice – con ingenieros argentinos, con técnicas argentinos, con conocimiento argentino y con la participación de numerosas empresas proveedoras del sector de la construcción, que trabajaron precisamente en este desarrollo.

Con lo cual, y todos estarán de acuerdo, en que es muy importante la infraestructura, el problema es ver el financiamiento y qué hemos hecho cada uno de los sectores políticos para que esto se haya podido llevar a cabo. Porque la política debe dejar de ser un lugar de promesas, para ser un lugar de coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, que me parece que es algo también fundamental para dar certezas.

No solamente las terminaciones de las obras, sino certeza también, en general, a toda la actividad económica y a la vida de la gente que no puede andar de tumbo en tumbo y de volantazo en volantazo de país.

Por eso nos gusta a nosotros debatir proyectos, debatir ideas, sin descalificar ni decir: “aquel hizo mal esto”. Nosotros siempre hablamos de las cosas que hemos hecho, creo que esto es lo mejor que puede exhibir un gobierno: hablar, durante horas, de lo que ha hecho.

También te referiste a la exposición del Ingeniero Galuccio y lo que va a impactar Vaca Muerta, en la recuperación de YPF. Otra más para este lado, gran discusión cuando decidimos recuperar Yacimientos Petrolíferos Fiscales, tampoco fuimos acompañados por sectores de la oposición.

La hemos recuperado. Ni que hablar cuando llegamos al acuerdo impensable porque muchos apostaban a que jamás nos íbamos a poner de acuerdo con Repsol, los ex dueños, de llegar al acuerdo. Es más criticaban al ministro de Economía que había pagado mucho.

Yo quiero contarles a todos ustedes, díganme si alguno de ustedes, que muchos son importantes empresarios, pueden conseguir una empresa petrolera, que tiene entre sus activos el primer yacimiento de gas shale, en el mundo; el cuarto de petróleo shale en el mundo y la pueden pagar por 5.000 millones de dólares entregando, únicamente, papelitos, porque en realidad es lo que se entregó: los bonos, excelente negociación y excelente recuperación, en la que tampoco – por supuesto – fuimos acompañados. (APLAUSOS).

Pero, bueno, creo que también es importante señalar algunas cuestiones, que yo también me tomé, acá, el atrevimiento de anotar, sobre todo por el tema externo e interno, que Weiss como es un empresario y presidente de Cámara debe decir: “holdouts”. Yo como siempre soy muy desacatada les pongo el verdadero nombre: fondos buitres.

Por qué? Porque holdouts eran aquellos que concurrieron a la primera restructuración de deuda, en el año 2005, en el 2010, que llegaron al 92,4 por ciento de nuestros acreedores. Obviamente quedó un 7,6 por ciento que son los especialistas en litigar, en comprar deuda vencida a muy poco precio, litigar, obtener sentencias donde se le reconoce el 1.600 por ciento de interés, etc.

Por supuesto, que nosotros tenemos mucho interés en solucionar el tema externo. Por eso, cerramos el acuerdo con el Club de París, luego de años – no me canso nunca de repetir – yo tenía tres años cuando se contrajo la primera deuda con el Club de París y el ministro de Economía no había nacido, pues allí fuimos y nos pusimos de acuerdo con 19 ministros de la Comunidad Europea y pudimos cerrar finalmente un acuerdo, que ya tiene principio de ejecución, porque este año se pagó la primera cuota del Club de París.

Pero mi querido Weiss: yo quiero decirte algo respecto de la reapertura y del mercado de capitales y lo que está pasando en estos momentos en el sistema financiero internacional.

El sistema financiero internacional, no está muy dedicado a financiar obras de infraestructura. De hecho, toda la deuda que estamos pagando, no es deuda de infraestructura, es deuda financiera que se tomó desde 1976 adelante, que también se siguió tomando después cuando se estatizó la deuda de los privados, que pasó al sector público en el año 82, cuando luego vino la convertibilidad, que fue la segunda etapa grande de endeudamiento financiero para poder sostenerla y, finalmente, la tercera etapa que fue el megacanje.

Yo siempre digo las 3 “C”. Empezaron privatizando la deuda, siguieron por la convertibilidad con el 1 a 1 y cuando se acabó todo, porque en algún momento se iba a acabar, vinieron a retirar con la misma persona lo que habían dejado en el país y nos soltaron la mano en el año 2001. Esta es la historia.

Y estos capitales, que es cierto hay en el mundo, no los veo muy dispuestos a financiar obras públicas; sí los veo dispuestos a endeudar a  los países y a financiar gasto público. Porque el negocio, no está en que un país crezca, el negocio está en que un país se endeude porque a partir de que se…fusionaron bancos comerciales en bancos de inversión, comenzó a cambiar el perfil del sistema financiero internacional. Y no para bien, sino para mal.

Por eso, creo que es muy importante ponerse de acuerdo con todos. Lo hemos sostenido muchas veces, hemos dicho que queremos llegar a un acuerdo con el 100 por ciento de nuestros acreedores en forma legal, legítima, equitativa y justa para todos, pero sin extorsiones y sin chantajes.

Yo sé que por ahí, lo he visto escrito en letras de molde, dicen que la Presidenta va a arreglar, no va a arreglar, porque la extorsión, porque…

Miren, el otro día estaba leyendo que un juez de Nevada había llegado a un acuerdo con los holdouts, un acuerdo de confidencialidad sobre 123 presuntas cuentas que se adjudicaban no se sabe a quién. Saben que no tengo información, pero tengo una intuición femenina que me parece que fueron a buscar nombres que por ahí los encontraron y se encontraron con algún otro nombre que no nos quieren dar a conocer. Sería bueno que ese juez de Nevada, liberara y dijera de quiénes son esas 1234 cuentas para que todos nos quedáramos tranquilos.

Pero fundamentalmente decirles yo a todos los argentinos, que a esta Presidenta ningún buitre financiero ni ningún carancho judicial la va a extorsionar en contra de los intereses de los argentinos. Que se queden todos muy tranquilos.

Es más, hablaban también recién del mercado único…es más, referido a estas cuentas también, ya hemos recibido información del HSBC de Suiza, que creo que la AFIP hará la respectiva denuncia oportunamente porque hemos descubierto 4.040 cuentas correspondientes a empresas y a argentinos de las cuales solamente 123, ¿escucharon no?, 4.040 cuentas en el HSBC de Suiza, solamente 123 o 125 estaban declaradas en la AFIP.

Así que, bueno, como verán, muchas veces los dólares que faltan o se requieren, es porque, bueno, no han salido con toda legalidad de la República Argentina.

Y estas con cosas que también tenemos que decirlas porque hay que explicarle a la gente que no es un capricho de la política económica, es un comportamiento que tenemos muchas veces los argentinos desde hace mucho tiempo y que tiende y que va a tender a tener que ser revertido.

En realidad, cuando hablaste también de mercado único de cambios. Hay un único mercado único de cambios, porque hay un mercado que es ilegal. Tan hay un mercado único de cambios, que tenemos más de 1 millón y medio de trabajadores en relación de dependencia que entre el 27 de enero de este año y el 21 de noviembre de este año, han adquirido libremente en ese mercado único de cambios, más de 2.400 millones de dólares. Como vemos, de dólares, trabajadores en relación de dependencia.

Y para que tengan una idea: encontramos que los trabajadores…ustedes saben que el mínimo que hay que tener en la AFIP son 2 salarios mínimos, vitales y móviles que son de 7.200 pesos. Bueno, en el tramo que va de 7.200 pesos a 20.000 pesos de ingresos de esos trabajadores, es el 48 por ciento de los trabajadores y el 25 por ciento de esos 2.400. Lo cual revela la capacidad de ahorro de nuestros trabajadores y revela también, para romper una muletilla que uno escucha a diario, que afortunadamente los trabajadores argentinos siguen siendo los mejores remunerados de toda América latina, no solo en términos nominales, sino también en términos de paridad de poder adquisitivo.

Pero además también, y esto es un trabajo que hicieron el ministerio de Economía, la Jefatura de Gabinete, el Banco Central, también hemos descubierto, y esto ha sido un hecho público en su oportunidad, subfacturación en las exportaciones y sobrefacturación en muchas importaciones por montos muy importantes.

Todos son dólares que se le sustrae al mercado único y libre de cambios en forma ilegal y este es uno de los problemas.

El otro, vinculado con el tema inmobiliario, yo tenía el otro día…le comentaba al Jefe de Gabinete, el Jefe de Gabinete, porque hablan como que habían desaparecido todas la inmobiliarias. Yo tengo las cifras aquí de las formales, obviamente, de las inmobiliarias que están inscriptas como tal y, realmente, vemos que en el año 2011 teníamos 34.735 inmobiliarias; en el 2010, si quieren, un poquito más adelante, 34.829 inmobiliarias; hoy, en el segundo trimestre del 2014, 34.462 inmobiliarias. Lo mismo podría decir de los restaurantes, y no quiero abrumarlos con cifras. Simplemente, por favor, pedirles a todos los empresarios, fundamentalmente a todos los argentinos, antes que leer el diario para ver cómo le va a él, que se mire él como empresario, su balance y él como trabajador cómo está ahora y cómo estaba en el 2003 para ver si lo que dicen los diarios es cierto o no. Porque van a ver que poco tiene que ver con la realidad. Pero generan estados de ánimo y expectativas que uno lo ve cuando por allí se encuentran y le dicen “usted cómo está económicamente en términos individuales”. “Bien” y le preguntan sobre la situación del país y dice “no, mal”.

Esto es como con la educación, vieron, cuando uno le pregunta sobre la educación de su hijo “tu hijo, ¿qué educación tiene?”. “Muy buena”. “¿Y vos qué opinás de la educación en la Argentina?”. “Que es muy mala”.

Bueno, esto se llama ¿saben qué? Crear el tema del clima al que hacía referencia Weiss que muchas veces tienen que ver con generar expectativas y fundamentalmente con aquellos profetas del fracaso y la autoprofecía cumplida de que todo nos va a ir horrible.

Yo creo que, precisamente, el hecho de un gobierno como el que tenemos, que está apostando a una fuerte inversión, a la cual seguramente he hecho mención De Vido de todas las obras que se van a encarar y que ya se están encarando en el 2014-2015 y adelante y que esperamos que tengan continuidad en el próximo gobierno. Porque lo que es importante para todos los argentinos, no para este Gobierno, es que las obras tengan continuidad. No podemos más tener un elefante blanco porque lo empezó Perón, por favor, cuando se empieza algo que es para los argentinos, el gobierno que sigue lo tiene que seguir independientemente del color que haya sido iniciado. Este es un verdadero cambio cultural y de paradigmas.

Para que sea, definitivamente, la creación y la construcción de escuelas, de hospitales, de rutas, de obras de saneamiento, de puertos una política de Estado y no la política de un gobierno.

Creo que es precisamente todo esto lo que nosotros nos ha permitido y está muy bien lo que dice Weiss, en los sólidos fundamentos de la economía argentina. El más sólido de todos, el más importante de todos es el grado de desendeudamiento que tiene la República Argentina.

Esto no da una base de una solidez para ir por más, como decía Weiss, pero no para ir por más endeudamiento para cualquier cosa; si vamos por más endeudamiento, es para hacer obras y para hacer cosas, no para que la lleven los bancos. Porque yo sé cómo es un poquito la cantinela: te dicen “no, el banco tiene que conseguir financiamiento en el extranjero y entonces fondea a la empresa”. Weiss, vos sabés cuando el banco consigue el fondeo si la rentabilidad de él es mucho mayor que la tuya, te la triplica, te la duplica y que la recontraretriplica.

El tema es que tenemos que conseguir financiamiento directo para las obras de infraestructura y que el sistema financiero recupere el rol de motor de la economía. Este no es un problema de la Argentina únicamente, es un problema mundial de la redefinición del sistema financiero internacional. Esto lo venimos discutiendo desde el año 2008 en la primera reunión del G-20 en Washington cuando yo hablaba en soledad del tema de infraestructura. Todavía no había surgido el problema de las deudas soberanas. Se dispara el tema con el tema de la deuda soberana de Argentina y el tratamiento por parte de la Justicia norteamericana.

Pero hoy vemos que nuestro nivel de endeudamiento es infinitamente inferior, en realidad, se habla de un 40 por ciento cuando se tiene a todo el sector público, pero en realidad, en términos de deuda en moneda extranjera en mano de tenedores privados nacionales o extranjeros, oscilamos ente el 8 y el 9 por ciento. En toda su historia la Argentina tuvo una ratio de deuda en moneda extranjera en tenencia de manos privadas tan baja. Esto es lo que nos permite el reaseguro y esto es lo que tenemos que cuidar.

Por eso, es muy importante cuando hablamos de economía, hablar, no solamente del sector, sino hablar del conjunto. Ver a la Argentina en su conjunto, verla con carácter estratégico y verla, fundamentalmente, aprendiendo del pasado.

No es que tengamos un espejo retrovisor porque nos guste regodearnos con el pasado. ¿Saben por qué tenemos un espejo retrovisor? Por la misma razón que ustedes miran por el espejo retrovisor del auto, para no volverlo a chocar. Este es el gran tema que tenemos que tener los argentinos, mirar por el espejo retrovisor para no volver a chocar el país.

Y muchas veces también en esto, no solamente los empresarios tienen que poner el hombro, sino también los trabajadores comprensión. Los trabajadores siempre ponen el hombre porque ponen el trabajo, porque ponen el lomo. Pero tienen que tener comprensión también.

Leíamos los diarios, tal vez por allí en alguna página perdida, no en primera plana, pero en las dos economías más importantes de Europa, primero Alemania y después Francia, se está discutiendo hoy congelar salarios por 3 años; se está discutiendo hoy, flexibilización laboral.

Por eso yo les pido a mis compañeros, a mis compañeros los trabajadores que cuidemos mucho todo lo logrado, que todo lo que hemos logrado en materia de poder adquisitivo, en materia de mejor calidad de vida, en materia de generación de millones de puestos de trabajo, lo que señalaba Weiss, hoy de 70.000…lo que me comentaba recién cuando me entrevistaban por el canal de la construcción que es el canal que pertenece al sindicato que tenían 70.000 cotizantes en el año 2003 y hoy tienen 450.000, eso es lo que hay que cuidar, que además, no solamente son 450.000, sino que puedan seguir creciendo y multiplicándose. Y además, capacitándose.

Necesitamos muchos Joaquines como el de Puerto Madryn, de 19 años, que fue enviado por su empresa a capacitarse a Europa para poder desarrollar el eslabón productivo. Necesitamos muchos ingenieros, necesitamos muchos arquitectos, menos abogados y menos contadores. Yo siempre digo que los argentinos y acá me va a venir mañana tengo denuncia de 3 colegios de profesionales, pero no importa, uno va a ser el mío, que soy abogada, otro va a ser de los contadores. Yo siempre digo que en la Argentina están los abogados, contadores para ver cómo uno puede evadir los impuestos, psicólogos, para que les echemos la culpa a los demás de las cosas que nos pasan o que somos responsables nosotros. Yo sé que mañana tengo críticas feroces con esto.

¿Pero ustedes saben que la ciudad de Buenos Aires, es la ciudad que más cantidad de psicólogos por habitante tiene en el mundo? Yo tengo una teoría al respecto: digo que y acá me está mirando Kiciloff que hacía terapia y que es hijo de psiquiatra y de psicólogo, los dos, no es cierto, bueno, mañana tengo un ministro menos, me renunció…

Realmente, fuera de broma, muchas veces creo que los argentinos tenemos esa tendencia, y no tienen nada que ver los psicólogos por supuesto en esto, esta tendencia de echarle la culpa a los demás de las cosas que nos pasan a nosotros, enojarnos con los demás. En algunas cosas puede ser que uno tenga la culpa, pero en realidad, normalmente si cada argentino en la tarea específica que tenga que cumplir, no importa cuál, no importa si es barrendero, si es jardinero, si es motorman de una locomotora, hay que tener más cuidado todavía, si es como Joaquín en Puerto Madryn, si es como cualquier obrero de la construcción, cualquier profesional tiene que dar lo mejor de sí y hacer lo mejor que pueda su tarea.

Si sumamos todos esos esfuerzos individuales, lo hacemos un proyecto colectivo y tenemos un Estado además que apoye a nuestros jóvenes para que puedan seguir estudiando, como lo hacemos a través del plan PROGRESAR; si tenemos un Estado que además ayude a aquellos que no han tenido la suerte de nacer en un hogar como hemos nacido nosotros a través de la Asignación Universal por Hijo, que le permite que pueda estudiar, porque es obligación estudiar para poder cobrar la Asignación Universal por Hijo y además, tener controles médicos, si además podemos ayudarlos a través de la vivienda con un PROCREAR, si además podemos invertir como nunca se ha hecho en ciencia y tecnología, no solamente porque creamos un ministerio y pusimos al frente a un científico, sino porque repatriamos a más de 1.000 argentinos que se habían ido del país porque no tenían esperanzas ni posibilidades de desarrollar los conocimientos que la universidad pública les había dado gratuitamente, siempre digo que nosotros, egresados de la universidad pública gratuita tenemos una inmensa deuda con el Estado, porque esa universidad pública y gratuita la pagan muchos de los que nunca tal vez ni siquiera pueden terminar la escuela secundaria y nosotros pudimos terminar una carrera, ser profesionales y hacernos un futuro.

Por eso digo que es importante concebirse como país, concebirse como nación, concebirse como un proyecto colectivo, empresarios, trabajadores, comerciantes, científicos, estudiantes, sindicalistas, funcionarios, el Estado en definitiva, porque el Estado no es Mongo Aurelio, el Estado es cada uno de los 40 millones de argentinos que contribuyen al sostenimiento del mismo a través del pago de impuestos.

Por eso, para seguir haciendo gasoductos, para seguir y que por todo el NOA y el NEA, fundamentalmente tenga gas, tenemos provincias que no conocen el gas como Corrientes, como Misiones, como Chaco, como Formosa, como el norte de Santa Fe, lo conocen con tubo o garrafa nada más, no tienen la hornalla y la llave que prenden, para que podamos seguir extendiendo esas líneas de alta tensión que se ven en los gráficos y podamos extender la luz a todo el país, líneas de 500, líneas de 132, para que podamos seguir dotando de agua potable, de electricidad, de rutas como la 14, todavía faltan muchas rutas más. Es cierto lo que dice Weiss, hemos hecho mucho, pero son décadas y décadas donde no se hacía nada.

En mi provincia, en Santa Cruz, no había un solo kilómetro de la ruta 40. El que empezó a construir los primeros kilómetros de la ruta 40, no fue Kirchner presidente, fue Kirchner gobernador cuando comenzó desde Río Turbio, desde la punta de la patria, desde el fondo de la patria, a construir la ruta 40 para unirla a la ruta nacional número 3.

Falta mucho, pero para eso se necesita mucha sustentabilidad en un proyecto, perseverancia en un proyecto y continuidad en un proyecto. No se puede andar cambiando porque así nos ha ido a los argentinos.

Y luego, las diferencias se traducen en discusiones, en debates en el Parlamento, pero, fundamentalmente, ponernos de acuerdo en lo que son políticas de Estado. Y la infraestructura social y económica, es y debe ser una política de Estado. Pero también definir claramente y de cara al a sociedad cómo se financia y quién financia esa infraestructura, también es obligación de todos y cada uno de los que pretenden conducir la República Argentina.

Por eso, creo que todos ustedes, empresarios en lugar de preguntarles por allí cuando se encuentran con alguno otro político de otro partido, “qué pensás, qué vamos a hacer, cómo va a estar el dólar, que le pasa a esta, estará enferma, no estará enferma, qué hace, qué no hace”, preguntale qué va a hacer él, querido, y cómo lo va a hacer y que te lo explique con números, con números constantes y sonantes. Que cómo estoy yo, es lo de menos, algunos dirán que estoy…otros dirán que estoy mejor, que está peor, ya sabemos. Lo importante no es uno, lo importante es el país, que nos expliquen qué país quieren y cómo lo van a hacer. De eso se trata y es lo que venimos haciendo nosotros desde el año 2003 a la fecha.

Quiero agradecer a la Cámara Argentina de la Construcción esta invitación; agradecer a todos las señoras y señores empresarios, a los trabajadores, a los distintos dirigentes de las distintas cámaras empresariales que hoy nos acompañan y desearles a todos un muy buen fin de año 2014, esperemos que en diciembre no empiecen con las efemérides que acostumbran a hacer a partir del 2001, viste que es una cuestión de efemérides ya como el 25 de mayo o el 9 de julio, está todo armado, preparado, ya nos dimos cuenta todos.

Bueno, basta, terminemos con esto, usen otras maneras más legítimas y más lindas de hacer política que esas. Así que, vayamos por esas cosas también.

Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: