Salta. PASO. Urtubey y el FpV se llevaron el triunfo

EN LAS PASO SALTEÑAS, URTUBEY OBTUVO 14 POR CIENTO MAS DE VOTOS QUE LA SEGUNDA FUERZA
En las primeras PASO, el FpV largó en la punta

El oficialismo logró un triunfo en Salta más amplio que el anunciado por las encuestas. La lista del ex gobernador Juan Carlos Romero, apoyada por Sergio Massa, que aspiraba a disputar el primer lugar, quedó muy atrás.

› Por Sebastian Abrevaya

pasosaltaLos precandidatos del FpV estuvieron en Salta,
junto con Wado de Pedro,
secretario de la Presidencia.

Desde Salta

El Frente para la Victoria festejó en pleno el triunfo del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que se impuso en la primera elección de 2015 por unos 14 puntos sobre el senador del peronismo disidente, Juan Carlos Romero, quien contaba con el apoyo del líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

Como no hubo competencia interna en ninguno de los frentes que se presentaban en la categoría de gobernador, el resultado de las primarias de ayer fue una clara demostración de fuerza del oficialismo local, celebrado a nivel nacional por el heterogéneo arco político kirchnerista: pasadas las 19 fueron llegando al comité de campaña de Urtubey los precandidatos presidenciales Daniel Scioli, Florencio Randazzo, Sergio Urribarri, Agustín Rossi, Aníbal Fernández y el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, entre otros. En el búnker de Romero, en cambio, se imponía un clima amargo, con la denuncia de “fraude bochornoso”.

Detrás del 47 por ciento de Urtubey y el 33,6 de Romero, el resto de los candidatos se ubicó muy lejos, con poco más de 7 puntos para el Partido Obrero, 6,7 para la UCRU-Nenps, 2 para el Frente Popular y 1,8 para el MST.

El MIJD fue el único que no superó el piso del 1,5 por ciento necesario para presentarse en las generales del 17 de mayo. El PRO se llevó la peor parte, ya que había puesto todas sus fichas en la candidatura a intendente de Guillermo Durand Cornejo, quien se quedó afuera de las generales, superado por el romerista Gustavo Sáenz. La presidenta recibirá a Urtubey esta tarde en la Casa Rosada.

“Yo decía que nuestra amada Salta estaba tan cerca del futuro como del pasado. Nuestro pueblo nunca se equivocará, nos ha empezado a decir que los salteños, y también los argentinos, queremos seguir adelante, no queremos volver al pasado. Queremos una Salta y una Argentina que busque la inclusión con crecimiento, una opción por los humildes, como decía Eva Duarte de Perón”, afirmó anoche Urtubey, en un discurso que se animó a jugar con el escenario nacional, sin meterse de lleno en la disputa que se dará en agosto y octubre próximos. Agregó que la elección de ayer significó la derrota “del poder económico que se hizo presente en Salta para respaldar una opción contraria a la del proyecto nacional”.

El interés de la primera elección del año para el escenario político nacional quedó en evidencia con la gran presencia del Frente para la Victoria, pero también con la ausencia de Sergio Massa, que hasta último momento barajaba la posibilidad de viajar a la provincia, pero finalmente se bajó para evitar la foto perdedora. Tampoco viajó Mauricio Macri, aunque nunca hubo demasiada certeza sobre su presencia.

Al Hotel Provincial, además de los principales precandidatos presidenciales, llegó una importante comitiva de gobernadores, intendentes, diputados y senadores nacionales que viajó especialmente a Salta para mostrarse junto al ganador.

El presidente del PJ y gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, llegó junto a Scioli, con quien había compartido un acto horas antes (ver aparte). Los diputados Andrés “El Cuervo” Larroque, Guillermo Carmona, Pablo Kosiner se mezclaban con las senadoras Teresita Luna y María Laura Leguizamón, entre otros legisladores nacionales.

El intendente de San Antonio de Areco, Francisco “Paco” Durañona, su par de Villa María, Eduardo Acastello (aspirante a gobernador de Córdoba), el embajador argentino en Chile y ex ministro de Salud, Ginés González García, el funcionario bonaerense Rafael Follonier, el vicegobernador catamarqueño, Dalmacio Mera Figueroa, y el corredor de TC, Marquitos Di Palma, completaban el amplio abanico de dirigentes que se sumaron a la victoria.

“Desde acá vamos a contribuir para que en toda nuestra República Argentina no volvamos atrás y podamos seguir transformando la Argentina y cada rincón de nuestra amada Salta”, aseguró Urtubey, en una de las pocas alusiones al escenario nacional. Además de agradecerles a los salteños, no hizo especiales diferencias entre los visitantes, salvo por el jujeño Fellner, titular del PJ nacional.

Le agradeció a la presidenta Cristina Fernández “el afectuoso saludo” telefónico. Quien sí le dedicó especiales palabras a CFK fue el candidato a vicegobernador, Miguel Isa, más identificado con el proyecto kirchnerista. De todas maneras, el gobernador viajará hoy a Buenos Aires para reunirse con la Presidenta.

“La gente no quiere perder los avances y las transformaciones que se llevaron a cabo en estos años y por eso ha reafirmado el apoyo a Urtubey”, señaló Scioli, en la misma línea que el mandatario salteño. Si bien Urtubey no expresó su apoyo a ninguno de los presidenciables del FpV, en su entorno reconocen la afinidad del salteño con su par bonaerense, por encima de otros postulantes.

Randazzo fue el primero en ingresar a la central de campaña y hacer declaraciones: “Estamos frente a un triunfo contundente de Urtubey, por más de 15 puntos. Creo que es un importante apoyo a su gestión y a la del gobierno nacional”, señaló Randazzo, quien reivindicó “la recuperación de los ferrocarriles, la vuelta de Aerolíneas y la nacionalización de YPF y las jubilaciones”. El ministro de Interior y Transporte celebró la apertura del cronograma electoral con un triunfo para el oficialismo.

Cerca de las 10 de la noche, con más del 90 por ciento de las mesas escrutadas, Romero se asomó junto al candidato a vice, Alfredo Olmedo, al escenario montado sobre el Hotel Alejandro primero.

A su lado también estaban los aspirantes a intendente, Sáenz y Durand Cornejo. Los datos oficiales le daban 33,6 por ciento frente a un 47 del gobernador.

“Tenemos decenas de denuncias de los fiscales. Las máquinas estaban ya cargadas con un resultado. El sitio oficial del Gobierno se cayó cuando llevaba escrutado el 28 por ciento y volvió 10 minutos, cuando ya cargaron casi el doble de lo que habían cargado. Esto es vulgar. Transformaron el voto electrónico en fraude electrónico”, aseguró Romero, que calificó como “nefasto” el sistema de boleta única electrónica y prometió presentar las denuncias correspondientes. “Vamos a alertar a los salteños, a los argentinos y al mundo de que ha vuelto el fraude a Argentina y ha vuelto en Salta”, remató.

“Es lamentable que existan estas prácticas de denuncia. La gente ya no se deja llevar de las narices”, replicó anoche el gobernador luego de las declaraciones del senador nacional.

Ninguna de las otras fuerzas de la oposición acompañó las afirmaciones de Romero. Aunque obtuvo un resultado por debajo de sus elecciones anteriores, la izquierda celebró el desempeño de Claudio Del Plá a gobernador y Pablo López a intendente de la capital.

“El Partido Obrero hizo una gran elección en las provinciales de Salta, obteniendo el tercer lugar en la categoría de gobernador, con más del 7 por ciento y más del 12,5 por ciento para intendente de la Capital”, señalaron a través de un comunicado.

Desde el Frente Popular, que llevaba a Edmundo Falú, también se mostraron satisfechos con el resultado, a pesar de ubicarse en quinto lugar, detrás del radical Miguel Nanni (6,71 por ciento).

“Hemos dado el primer paso para instalarnos entre los proyectos políticos principales y ser una alternativa de país. En toda la provincia se escucharon nuestras propuestas y eso nos abre una esperanza hacia el 17 de mayo”, aseguró Víctor De Gennaro, precandidato presidencial del Frente Popular, que esta semana viajó a la provincia para acompañar a su precandidato.

La capital salteña amaneció el domingo como si no se tratara de un día electoral. Algunos comercios estaban abiertos, la histórica Catedral estaba colmada de gente presenciando la misa semanal y los medios de transporte público funcionaban con regularidad.

El gobernador había pasado la noche anterior relajado y contento, entre empanadas y vino, en la peña La Casona del Molino. Ya tenía números que lo daban ganador por unos 12 puntos. Sin embargo, prefería ser conservador y arriesgar un 8 por ciento de ventaja.

Durante la tarde, desde el entorno de Romero aseguraban encontrarse un punto por encima del actual mandatario. Con el escrutiño oficial contradiciendo sus predicciones, empezó a circular en su entorno el discurso de fraude, sugerido días antes de la elección.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: