CFK. Inauguración Centro Cultural Kirchner, en el ex Correo Central. Cadena Nacional

YA ESTA ABIERTO AL PUBLICO
Cristina: “La cultura es trabajo”

Durante la puesta en marcha del Centro Cultural Kirchner, construido en el Palacio de Correos, declarado Monumento Histórico Nacional en 1997, la Presidenta reivindicó la inversión de 24.000 millones de pesos en infraestructura cultural realizada por el Gobierno nacional entre 2003 y 2015, recordó que “el auge de la cultura tiene que ver con el auge de la economía” y afirmó que ésta debe estar asociada a la promoción de los bienes culturales. Adelantó que el próximo domingo la Orquesta Sinfónica Nacional tocará el Himno en una de sus salas, pidió cambiar el nombre de uno de los sectores del edificio, “La jaula”, por “La colmena”, y reconoció estar emocionada: “Siento que me falta el aire, pero quédense tranquilos que pienso seguir respirando, porque la vida es maravillosa”. Por último agradeció a los trabajadores que participaron del emprendimiento y “muy especialmente” a los ministros de Infraestructura, Julio de Vido, y de Cultura, Teresa Parodi.


Durante su discurso por Cadena Nacional, la mandataria recordó que la puesta en marcha de un centro cultural era “un viejo sueño” del expresidente Kirchner, para quien “el correo no solamente era una obra cultural“. “Formaba parte de su infancia. Su padre, trabajador del correo empezó siendo cartero y terminó siendo tesorero del correo de Santa Cruz“, relató.

En 2006 el expresidente Néstor Kirchner resolvió convertir el edificio abandonado y con gran parte de sus áreas en desuso en un centro cultural de excelencia, con sentido federal e inclusivo, en el que puedan expresarse todas las manifestaciones artísticas y estén al alcance de todos, y en 2012 el Congreso de la Nación decidió que se denomine Centro Cultural Kirchner, llevando así el nombre de quien lo impulsó.

En esta primera etapa de apertura del Centro Cultural se podrá acceder a los atractivos principales del área nueva, como la sala de conciertos de La Ballena, con capacidad para 1750 personas; a La Cúpula, desde donde se puede ver toda la ciudad; el espacio La Gran Lámpara, una estructura vidriada colgante sostenida desde un entramado de vigas Vierendeel.

Además, se podrá recorrer la Plaza Seca, debajo de la Ballena Azul, desde donde se puede ver el resto del espacio.

El edificio está dividido en dos partes: la histórica y la industrial. En la primera se dedicaron a la restauración, conservando los tres enormes vitrales y el mobiliario de época. Allí se encuentra el salón de honor y lo que fue el despacho de María Eva Duarte de Perón.

Cuenta, además, con nueve auditorios multimedia, y en el sector industrial están la sala sinfónica y el Chandelier, estructura colgante que se usará para muestras de arte.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

1 Comment »

  1. 1

    Vi todo el acto. Hermoso. Muy emocionante, por cierto. Será un orgullo para Argentina. Espero siempre haya alguien, cualquiera sea el gobierno al que le toque estar gobernando, que se ocupe de su conservación y cuidado.


RSS Feed for this entry

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: