Al estilo de Hollywood

por Jorge Carbajal

massa

Ayer, un protagonista político con cierto cartel, que a estas alturas, parece que quedó solo en un actor de reparto, nos participó explícitamente de sus desvelos y sueños, y para quien fuera atento espectador, también no dejó de desnudar sus carencias, debilidades, y contradicciones.

Ya la entrada al escenario de Sergio Massa, recorriendo en soledad un largo y glamoroso pasillo, nos adelantó que la puesta en escena estaría llena de una simbología que intentaría dejar en claro que el hombre quería mostrar que estaba solo y que desde su individualidad pelearía como Don Quijote.

Lo más notable fue que no acertó en el tono, ni en el contenido del mensaje.

No fue ni una arenga vibrante, apasionada y vital, ni fue un mensaje reflexivo con un análisis de situación meduloso, desgranando soluciones y estrategias.

No fue una clamorosa aparición para galvanizar hacia “adentro”, hecha al calor de sus fieles compañeros de ruta, ni fue una exposición amplia y diversa con mensajes “hacia afuera”.

Ni siquiera se atrevió a enfrentar a las preguntas de la prensa, que fue invitada a escucharlo, con la “zanahoria” de una conferencia de prensa al finalizar.

Claro que para el “tigre de papel” ya no hay preguntas simples en público.

No, nada de aquellas virtudes que suelen aparecer en algunos políticos, que logran a través de los gestos, las propuestas y la verbalización, una adhesión que puede recorrer todo el espinel de los sentimientos positivos: identificación, convencimiento o amor.

Ni siquiera es despreciable el sentimiento fuertemente negativo, como el odio, o la irritación.

No, ninguna manifestación que galvanice a nadie, ni a favor ni en contra. Solo un rosario de quejosas menciones, victimizándose ante la indiferencia de sus opositores.

Toda la culpa de su fracaso, la tuvieron una banda de mediocres, mala leches y traidores, que lo llevaron, según sus propias palabras, a obnubilarse en temas menores, “el barro de la política”, que en realidad, dicho en castellano simple, no fue otra cosa de su parte, de inmiscuirse en el cotilleo berreta y en sus atentos seguidores, mensurar la seriedad de su posición y hasta donde “daba” en términos de réditos.

Los que apostaban a que por su intermedio volverían los buenos negocios, se dieron cuenta que era un bluff. Muy caro resultaba apostar por el candidato, no devolvía la plata de la apuesta, expresado en términos populares.

Los medios dominantes lo borraron de sus tapas, los empresarios le mezquinaron plata, los votantes no se dejaron engañar por el bombardeo mediático y de la cartelería marketinera y anticiparon en las mediciones su fidelidad al proyecto gubernamental al que naturalmente pertenecen, y los dirigentes que viven de esos votantes, siguieron la inclinación de los mismos para no quedar agarrados de un pincel en el aire, y volvieron a la “casita de los viejos”, para no quedar a la intemperie, lo que se decodifica como no perder todo su poder que ya vislumbraban esmerilado y en peligro.

Tono de discurso balbuceante, que se puede intuir era el estado de ánimo deprimido, que manifestaba el sentimiento de un paso penoso, que debía afrontar, para no desaparecer para siempre, muy oscuramente.

Dos frases finales que si se hila finito, fueron contradictorias.
“Voy a ser presidente” dijo y agregó al darse cuenta que algo fundamental faltaba, “el tema del tiempo” “cuando, en que elección”, “en que época” y entonces cerro con un no demasiado rotundo “voy a ser candidato”.

El final fue lo mejor, o lo único brillante al estilo de “A la hora señalada“.

https://www.youtube.com/watch?v=qZil728hUy0

Gary Cooper y Grace Kelly no lo podrían haberlo hecho mas enternecedor y heroico.

Entrelazados con su Malena, previos besitos recíprocos en las manos y un beso en las boquillas, de espalda se fueron ambos, hacia el vitral que se abría hacia los jardines, entre dos banderas argentinas y dos floreros blancos: excesivo “kitsch” a mi gusto.

Faltaron la música, los créditos, el prendido de luces, y el chocolatinero. Todo no se puede.

Aunque previamente ya se había conocido que el economista Peirano, expresando “conmigo no Sergio”, al cansarse de la lamentable comedia de Massa y de Narváez de pedirle de rodillas a Macri que los reconozca como legítimos, ya se había alejado sin ruido y cortésmente, el tema de los “desvanecidos compañeros de ruta” no se mencionó.

Su mesa chica, lo que quedó después de “Lo que el viento se llevó” es el más fiel reflejo de su inestable realidad.

Su esposa Malena, su suegro Galmarini (el nostálgico de Videla), Redrado (el que se atrinchero en el B. Central), Graciela Camaño (la mujer de Barrionuevo, la del cachetazo a Kunkel), Luisito Barrionuevo (el hombre de las mil caras y variadas empresas), de Mendiguren (el ariete de la pesificación asimétrica), Roberti (el marido sindicalista petrolero de la Mónica López), Felipe Solá (el ubicuo ganadero que siempre tuvo tibiezas en todo los proyectos que integró y fue sucesivamente Cafierista, Menemista, Duhaldista, Kirchnerista, Union-PRO y Massista), y el intendente de Junín, el radical Meoni (el único intendente serio que le queda).

Algo bueno nos regaló: la desaparición del político de la billetera, de Narváez.

América y canal 26 que venían fogoneando la candidatura de de Narváez, a través de los programas de Plan M que dirige Montenegro, los diversos programas de Mauro y el indescifrable “Intratables” deberán encontrar otro promotor y objeto de sus amores.

Se perciben aires de “no nos jodan con cambios”.

Para esa confluencia aportan los suyo;

a) que ya no quedan incógnitas alrededor de la PC de Nisman, y se afirma la coincidencia de los investigadores de un final suicida;
b) que la economía de bolsillo, como dicen que dijo Durán Barba, es con viento a favor;
c) que el dólar está planchado;
d) que la inflación decrece;
e) que se anuncian nuevas inversiones en infraestructura básica como represas, caminos y viviendas;
f) que Randazzo todos los días pese a Maturana, avanza en sus inauguraciones;
g) que por si fuera poco, las encuestas siguen coincidiendo en la progresión paso a paso de la buena imagen de Cristina, en todos los distritos.

Veremos que otra “maniobra” pergeñarán las usinas de Magnetto. Que seguro, en horas y días se conocerá.

Pero ahora viene la Copa América, tendrán que remar mucho para distraernos en idioteces.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: