CFK. Reapertura de salas del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA)

La Presidenta destacó hoy que la inauguración de 18 nuevas salas del Museo Nacional de Bellas Artes amplía 78% la capacidad para exhibir obras y “permite el acceso a la cultura de todos los sectores con entrada libre y gratuita”. Anunció la restitución de 4.500 piezas arqueológicas a Perú y Ecuador.
Desde la Sala Antonio Berni, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó hoy que “los argentinos son propietarios de este museo que posee la colección de arte más importante de toda Latinoamérica”, al inaugurar las obras de remodelación de 18 salas del Museo Nacional de Bellas Artes, en un acto transmitido en cadena nacional.

La ceremonia, que se llevó a cabo en la sede del Museo ubicado en la avenida del Libertador 1473, de esta Capital, tuvo lugar en la sala dedicada al maestro Antonio Berni. Su obra “La pesadilla de los injustos” es precisamente la que se pudo ver a espaldas de la mandataria durante el acto.

Las obras inauguradas abarcan la remodelación de 18 salas que conforman una superficie de 3.200 metros cuadrados, 16 en el primer piso y dos en el segundo del museo, todas dedicadas al arte argentino e internacional del siglo XX.

Señaló la jefa de Estado en su discurso por cadena nacional que “los argentinos tenemos un patrimonio cultural único, con mas de 13.000 obras”, y que con la ampliación del museo podrán exponerse más de 1.000.

En tal sentido, subrayó que “en 12 años hemos engrandecido la infraestructura para que el arte argentino pueda ser exhibido”, lo que hizo posible que “los argentinos sean propietarios de este museo que posee la colección de arte más importante de Latinoamérica”.

Hizo hincapié en el Museo Nacional de Bellas Artes es el de mayor patrimonio artístico de nuestro país y uno de los principales de América Latina.

Puso asimismo de relieve que existe un proyecto para sacar de los depósitos obras que no pudieron ser exhibidas por falta de espacio y que ocupen un lugar en el Centro Cultural Néstor Kirchner, que dispone de metros para cobijarlas.

Destacó finalmente la importancia de que se sancione la ley que “reconoce la fotografía como arte mayor”.

Durante el acto, la mandataria también procedió a restituir más de 4.000 piezas arqueológicas pertenecientes a Ecuador y Perú, a través de los respectivos embajadores de esos países.

“Es un honor y un placer estar restituyendo su patrimonio cultural a países como Ecuador y Perú, en un mundo que se ha caracterizado en arrebatar el patrimonio cultural a esos pueblos”, dijo la jefa de Estado.

Sostuvo la jefa de Estado que “sería importante que se pueda cobrar una patente cultural, como hacen en los países centrales con las patentes medicinales, de semillas y otras, cuando no nos devuelven los tesoros culturales”, y señaló que “de esa manera también viviríamos en un mundo mejor”.
La restitución se divide en 4.000 piezas arqueológicas a Perú y otras 500 a Ecuador: se hallaban en casas particulares, locales y ferias de la Ciudad de Buenos Aires, o ingresadas ilegalmente a nuestro país.

Estos objetos forman parte de un total de entre 15.000 y 20.000 restos arqueológicos, paleontológicos y paleobotánicos provenientes de América, Europa y Asia recuperados, entre los que hay piezas cerámicas que datan del año 3500 antes de Cristo. Las piezas se encontraban desde 2003 en custodia del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano.

El Estado nacional cumple así lo dispuesto por la Ley 25743 de Protección de Patrimonio Arqueológico y Paleontológico, promulgada en 2003 por el presidente Néstor Kirchner, y concreta la entrega de estos bienes de inmenso valor histórico y científico a sus verdaderos propietarios.

De este modo, la Argentina se convierte en el primer país de Sudamérica en restituir patrimonios a otros Estados hermanos.

Participaron de la ceremonia el jefe de gabinete Aníbal Fernández; el secretario General de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro; la ministra de Cultura, Teresa Parodi; el canciller Héctor Timerman; y los ministros de Economía, Axel Kicillof, de Educación, Alberto Sileoni, y de Salud, Daniel Gollan.

También asistieron el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, el titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde; el diputado nacional Andrés Larroque; el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; el presidente del Instituto de Cultura bonaerense, Jorge Telerman; y la directora ejecutiva del museo, Marcela Cardillo, entre otros funcionarios y legisladores, además de numerosos artistas como Daniel Santoro, Marta Minujín, Sara Facio, Adriana Lestido y Rep.


22-08-15

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE REAPERTURA DE SALAS DEL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES, REALIZADO EN EL SALÓN ANTONIO BERNI, DEL MENCIONADO MUSEO 

Muy buenos días a todos y a todas.

Señora Embajadora de la hermana República del Ecuador: señor Embajador de la hermana República del Perú; artistas que nos acompañan y cuando digo artistas hablo de pintores, escultores, fotógrafos y fotógrafas, que también nos acompañan, les estoy dando la bienvenida en esta inauguración tan importante que estamos haciendo aquí en lo que es nuestro máximo museo de exhibición de obras de arte, el Museo Nacional de Bellas Artes, dependiente del ministerio de Cultura de la Nación y, por lo tanto, patrimonio de todos los argentinos.

Les decía que es un día muy especial porque estamos aquí inaugurando 18 nuevas salas que van a permitir exhibir más cantidad de obras y además, hacerlo de una manera también cronológica y con una continuidad artística en el desarrollo de la misma.

Son 18 salas que tienen, para que ustedes tengan una idea, una superficie de 3.200 metros cuadrados, superficie similar a otro gran museo privado que es el MALBA, que también está ubicado en nuestra Ciudad para que vean la dimensión y la importancia de lo que estamos exhibiendo.

En este caso, obviamente, es un museo de carácter público, cuya entrada es gratuita. También algo distintivo del Museo Nacional de Bellas Artes: entrada libre y gratuita que permite el acceso a la cultura de todos los sectores como estoy segura lo soñaba quien, bueno, es la estrella de esta sala, Antonio Berni, que a mis espaldas también hay una obra muy emblemática que es “El sueño de los injustos”, que relata un poco las desventuras también de Juanito Laguna, que fue uno de los centros de su narrativa pictórica.

También, en el día de la fecha, estamos haciendo algo totalmente inusual, yo diría casi inédito, no solamente en América latina, seguramente que sí, sino en el mundo: restituyendo patrimonio cultural a otros países. En ese caso a la hermana República del Ecuador y a la hermana del Perú, les estamos restituyendo, entre ambos países, más de 4.000 piezas de arte que habían sido sustraídas y que, bueno, fueron recuperadas.

Quiero también comunicarles, tal vez muchos no lo sepan, que en el año 2014, creamos una división en nuestra Policía Federal, vinculada directamente a INTERPOL, que es el Departamento Cultural de la Policía Federal, por así decirlo, y que no tiene que ver con un desarrollo cultural de la Policía, sino con su tarea específica. Ustedes saben que el robo de piezas de arte y su comercio internacional, ha convertido a las mismas en un delito típicamente transnacional. Y, precisamente, después de una rigurosa investigación, con intervención obviamente del Poder Judicial, es que se produce esta restitución de piezas a ambos países y por eso nos acompañan hoy los embajadores de ambas repúblicas.

Para nosotros es un inmenso honor y también un inmenso placer poder hacer esto en un mundo que se ha caracterizado, sobre todo en el arte y por parte de las grandes potencias, de arrebatar el patrimonio cultural de los pueblos. Uno puede ver, cuando recorre los museos más importantes del mundo, pedazos de Grecia, ver pedazos de Egipto, ver pedazos de Asiria, de Caldea, del Asia, de todas las culturas, inclusive también de nuestra América latina, bueno, que están en otros lugares y que no son restituidas. Por ejemplo, a mí me tocó ver esa maravilla que es Nefertiti, no en la escultura de madera de Nefertiti, en Berlín, o en el Museo de Pérgamo ver el Templo de Pérgamo, una calle asiria, y así podríamos seguir.

Creo que así como, se me ocurre, ¿no?, como se cobran las patentes de los inventos y las patentes medicinales, por lo menos los países si no deciden devolver los tesoros culturales, deberían por lo menos pagarles a los países donde pertenecen esos tesoros culturales también, una suerte de patente o de royalty porque han sido elaborados por artistas y por culturas que no son las de ellos y que han sido arrebatadas. Una idea de las tantas que uno puede para acompañar a vivir un mundo mejor y más justo. Y sino, por ahí podríamos…Como normalmente estos países tienen y cobran importantes patentes de invención sobre laboratorios, sobre cuestiones físicas, etcétera, bueno, podríamos cambiarles lo que nos cobran por patentes medicinales, por patentes de semillas y por cualquier otro tipo de patentes por las patentes culturales. Medio Partenón, debe estar siendo exhibido en el Museo Británico, así que, miren lo que podrían cobrar de estos países.

Creemos que hoy es un día muy, muy importante. Estamos aquí en el Salón Berni exhibiendo parte de ese artista maravilloso que, además, inspiró luego a muchos artistas de las diferentes generaciones que lo sucedieron. Yo no puedo olvidarme de Juanito Laguna y recordar a su madre en la obra…de aquí lo diviso a Daniel Santoro, donde la mamá de Juanito Laguna, que era una alumna de guardapolvo blanco, en la época donde todos tenían derecho y acceso a la educación y, por lo tanto, a la igualdad, está sobre los hombros de un descamisado, cruzando el río, o su madre cosiendo y ella con su guardapolvo blanco. Luego, Juanito Laguna, la prostitución de la madre de Juanito Laguna, por la miseria y la pobreza y la magnífica obra de Berni. Toda la magnífica obra que se puede exhibir aquí.

Ustedes saben que este Museo, o sea, los argentinos tenemos un patrimonio cultural único, es el patrimonio cultura más importante de toda Latinoamérica en lo que hace a exhibición de obras de más de 13.000 obras, de las cuales estamos exhibiendo entre las tres plantas más de 1.000, pero tenemos 13.000 obras, producto de adquisiciones, de donaciones. Hoy, hemos pasado por lo que se denomina la Sala María Luisa Bemberg, que es producto de la donación que hiciera esta excelente directora cinematográfica. También una artista, no pintaba, pero hacía maravillosas películas y también una artista.

Y a propósito de esto que estamos impulsando y de acá veo a varios legisladores, espero que pronto tengamos sancionada la ley que reconoce a la fotografía como arte mayor similar a la pintura y a la escultura. Porque realmente es arte, de la misma manera que lo es el cine, de la misma que lo es la fotografía y hay exhibiciones. Este Museo también cuenta con la donación…yo no sé si estará presente la fotógrafa Adriana Lestido. Ah, Adriana, ¿cómo estás?, no te había visto, sin anteojos me cuesta más, vos los tenés puesto, sos menos coqueta y los tenés puestos, yo no.

Adriana Lestido, es una fotógrafa maravillosa, argentina, igual que Sara Facio, que nos acompaña y yo también les pido un aplauso para Sara Facio –(APLAUSOS)-. Yo tengo de Sara Facio dos fotografías muy queridas, tal vez ella no se acuerde, cuando junto a María Elena Walsh, viajó a la inauguración del Centro Cultural de Río Gallegos…Tú también habías viajado, Marta, creo, si mal no recuerdo, estaba también Marta Minujin cuando Néstor era gobernador e inauguramos un inmenso Centro Cultural en Río Gallegos y me acuerdo que Sara nos tomó sin que nos diéramos cuenta, dos fotografías: una a Néstor y otra a mí. Realmente, más que fotografías, parecen pinturas y no es mérito de los fotografiados, sino mérito de la fotógrafa. Una la tengo en el lugar que suelo trabajar, es la de él, que está mirando otra fotografía mía y la mía la tengo en mi cuarto. Y cuando me vaya de Olivos me las voy a llevar porque son mías. Sí, porque después van a salir “se llevó dos fotografías de Sara Facio”. Las tenía desde mucho antes y son mías, así que, me las voy a llevar.

Pero también quería recordar la fotografía de Adriana Lestido que ha donado también a este Museo, que es la fotografía que yo conocí, que vi, que tanto me impresionó sin conocer quién la había tomado, no conocía quién era Adriana Lestido. Es una fotografía tomada creo en los años 80, ¿no Adriana?, en el 82, es una fotografía tomada todavía durante la dictadura, en una manifestación de las organizaciones de derechos humanos, yo creo que es una de las más emblemáticas. Está una Madre con su pañuelo blanco y lleva en sus brazos a su hijita que también muy pequeña, con un pañuelo blanco, y ambas con los dos puños crispados pero simétricas, porque toman…es un momento…lo valioso de esa fotografía, es que la fotografía de composición, es una fotografía, bueno, el fotógrafo toma su tiempo, la luz que toma va a ser. Esta es una instantánea, es una instantánea que está tomada pero parece como que hubieran posado para esa fotografía por la simetría que tienen las dos figuras en los gestos, en las manos, en el grito y puede expresar el dolor y la indignación y el amor al mismo tiempo. Es una mezcla rara esa fotografía, es realmente conmovedora, es una fotografía que siempre me conmovió y con el tiempo, supe quién la había tomado. Hace poco me envió un album, un book con sus fotografías más importantes y le vamos a tener también aquí en exhibición en este Museo.

Me contaba Sara recién, que ahora viaja a Nueva York precisamente para asistir a una muestra fotográfica donde se van a exhibir muestras fotográficas de fotógrafos y artistas argentinos. Y también los que han viajado saben que, por ejemplo, en el MOMA, que es otro de los museos más importantes de Nueva York, Museo de Arte Moderno, la fotografía también ocupa un lugar distintivo. Así que, ya es hora de que la fotografía ocupe el lugar que se ha ganado y que se merece aquí en la República Argentina.

Hoy aquí estamos inaugurando esta sala que va a permitir que vengan un 68 por ciento de visitantes más, una inversión muy importante que ha hecho el Estado argentino en más de 41 millones de pesos y también queremos agradecer a empresas privadas que han permitido la restauración en su sentido original del frente del Museo donando la pintura, la mano de obra y la iluminación muy moderna.

También, darles la bienvenida al Museo a los artistas más jóvenes, de la nueva generación, que también van a tener un lugar aquí.

Y la verdad que, bueno, manifestar una vez más que nos sentimos muy pero muy contentos de haber contribuido en estos doce años a engrandecer la infraestructura de la cultura argentina. Porque la infraestructura es muy importante, es muy importante que un pintor tenga inspiración y nos deje obras como las de Antonio Berni y de tantísimos otros; que fotógrafos tomen fotografías que nos reflejen como sociedad y como cultura. Pero el Estado debe darles el lugar para que estas puedan ser exhibidas, para que estas puedan ser conocidas y, fundamentalmente, para que el pueblo, el pueblo argentino pueda acceder al arte, a su arte. Porque en definitiva, es arte porque es arte popular, porque el pueblo puede interpretarlo, porque el pueblo puede verse reflejado y conmovido con ellos.

No soy una experta en arte, pero siempre tengo una máxima, en reconocer cuando algo es arte o no, conmueve. El arte, el verdadero arte siempre conmueve y no hace falta tener título secundario o universitario para conmoverse. Creo que esto es lo más distintivo de la cultura.

Así que, no quiero robarles más su tiempo porque tenemos que seguir con la recorrida y seguramente ustedes también querrán recorrer este magnífico lugar que viene a agregarse al Museo del Bicentenario, al Centro Cultural Presidente Néstor Kirchner, a las 99 casas del Bicentenario, al Museo del Bicentenario de la Provincia de Santiago del Estero, al del Chaco, también a la Casa del Bicentenario aquí en Capital, al Museo de la Lengua y de la Palabra, que también inauguramos y que fue proyecto de ese maravilloso hombre que ya no está, el arquitecto Clorindo Testa. Me acuerdo cuando todavía en vida nos acompañó y nos mostró lo que iba a ser su proyecto. Por suerte pudo verlo terminado, porque es importante para un arquitecto como él y para cualquier artista ver terminada su obra, pudo verla terminada y, bueno, y nosotros también ver terminada una obra tan importante.

Y hoy, con estas 18 salas, estamos aumentando en un 78 por ciento la capacidad de este Museo.

Y, por último, como quedan miles de obras en los sótanos del Museo y en otros lugares, en depósitos del Museo para ser exhibidas, lo charlábamos con Teresa, lo charlábamos con la Directora, ver si podemos, mediante un convenio con el Centro Cultural Presidente Kirchner, que tiene inmensa cantidad de metros cuadrados para la exhibición de obras, poder comenzar al armado de estas obras para que puedan ser conocidas y exhibidas en su totalidad.

Reitero: los argentinos son propietarios de este Museo que posee la colección de arte más importante de toda Latinoamérica, desde obras del Renacimiento, desde obras como el Salón Goya y, bueno, podría seguir infinitamente nombrando o este Salón Berni, los invitamos a todos a ver las nuevas obras que son de todos los argentinos.

Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: