CFK inaugura el 1º tramo de electrificación ramal Constitución – La Plata

5 dic. 2015 / A partir de las 12:05, vivo, la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, inaugura del primer tramo de electrificación del ramal Constitución – La Plata, de la linea Roca.

Secuencia Tentativa:
– Ingreso al tren y recorrida por la formación
– Partida, de la Presidenta de la Nación, arriba de la formación con destino a la estación Don Bosco (Distancia: 2 estaciones – Tiempo de viaje: 10 minutos)
– Arribo a la estación Don Bosco
– Traslado y ubicación en el escenario
– Videoconferencias con City Bell, Avellaneda y Ezeiza (ver detalles)
– Palabras de la Presidenta de la Nación

Lugar:
Estación Quilmes: H. Irigoyen y Conesa y Estación Don Bosco: Uriburu y Agustín Álvarez – Prov. Buenos Aires


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA PRIMERA ETAPA DE ELECTRIFICACIÓN DE LA LÍNEA ROCA, RAMAL CONSTITUCIÓN-LA PLATA, EN LA ESTACIÓN DON BOSCO, PARTIDO DE QUILMES

Muchas gracias a todos y a todas.

La verdad que es un día muy especial, además de ser un día de mucho calor acá en el Partido de Quilmes, estar parada aquí en la estación Don Bosco, me trae imborrables recuerdos de mi juventud tantas veces a bordo de esos viejos vagones del General Roca, cuando salíamos también de la antigua estación de La Plata en 1 y 44, para terminar en Constitución.

Y hoy, estamos poniendo en marcha y a prueba el primer tramo de un sueño prometido durante décadas: la electrificación del Roca. ¡Cuántas veces se habló de la electrificación de esta vieja y querida línea de trenes que transporta más de 1 millón de pasajeros por día! Es la línea de trenes que más pasajeros transporta.

Finalmente se pudo obtener el financiamiento, a través del Banco Interamericano de Desarrollo y logramos la electrificación del Roca. Pero al mismo tiempo, pusimos sobre estas nuevas vías, que ya no venís saltando como antes, porque te acordás que cuando vos viajabas en cada unión de cada vía el tren pegaba el saltito, además como eran viejas, también los vecinos de las casas aledañas cuando pasaba el tren, parecía que pasaba por el living de su casa.

Ahora, con nuevos 300 vagones que integran esta línea con aire acondicionado, con leds, con cómodas…con frenos, con señalización también automática, con nuevas vías,…Un saludo a todos los compañeros ferroviarios de la línea Roca.

Decía, hemos agregado nuevos 300 vagones con sus respectivas locomotoras de última generación, en una inversión, tanto para el Roca como para el Sarmiento, el Belgrano Sur y los demás de la región metropolitana, de más de 1.400 millones de dólares que hemos invertido los argentinos para que, precisamente, los sectores que viajan en tren todos los días a su trabajo, a estudiar, a su comercio puedan hacerlo en condiciones dignas. Es la inversión ferroviaria más importante de los últimos 60 años.

Podría decirles también, esta estación de City Bell, mi viejo y querido City Bell, vivimos con Néstor ahí cuando recién nos casamos, tiene para mí entrañables recuerdos familiares desde muy chica, mis abuelos vivían ahí, mi padre también antes de ser mi padre.

Así que, esa vieja estación de trenes, que termina en la calle Cantilo y que está sobre el Camino Centenario, también forma parte de una historia personal, familiar,

En este Roca, viajamos con Néstor a un acto de la Plaza de Mayo el primer 17 de octubre sin Perón, en 1974. Me acuerdo que los trenes eran gratis y nos subimos en la estación en 1 y 44 y fuimos a la Plaza como dos jóvenes militantes para aquel primer de 17 de octubre sin Perón. Son muchos los recuerdos.

Es mucha la inversión también que se junta, no inversión económica, la inversión económica va y viene, ¿saben qué hay en muchas de estas cosas? Inversión de vida, inversión de sueños, inversión de convicciones. El BID te presta dólares, pero no te presta sueños. Los inversores te dan préstamos, pero no te dan alegría ni convicciones.

Nosotros hemos hecho en estos años una conjunción de inversión de sueños, de inversión de dignidades y de inversión de recursos como no se tiene memoria en escuelas, en universidades, en caminos, en rutas, en viviendas. Hemos hecho inversiones en las netbooks, en este jardín de Avellaneda que había sido creado en 1966 y siempre había vivido de prestado en la Escuela Primaria N° 17 de Avellaneda y hoy, por primera vez, como nos contaba Eliana, su hija, va al mismo jardín que ella pero va al jardín con edificio propio que además tiene aire acondicionado y ascensores.

Ojalá que puedan seguir usando el aire acondicionado todos los argentinos, como lo usaron durante nuestra gestión porque además, no solamente lo usaron, sino que lo compraron, porque no tenían aire acondicionado tampoco. Y la verdad que es bueno, es muy bueno porque hay mucha movilidad social.

Por eso es muy bueno que hoy en City Bell nos esté acompañando el nuevo intendente de mi querida ciudad de La Plata, para que mire, para que vea y porque seguramente con su inteligencia y su capacidad, lo va a hacer mejor porque siempre hay que ir renovando y mejorando para lograr más y mejores cosas para todos los argentinos.

También, no solamente la mayor inversión en escuelas, en trenes, en netbooks, en jubilaciones, en universidades, también en aviones…Mirá lo que me dice la gente, inversiones en dignidad. ¡Pucha!, esa es una inversión…hemos invertido mucho en dignidad, lástima que nos hayan cobrado tantos intereses por tener tanta dignidad. Pero no importa, bienvenida la usura de intereses cuando te los cobran porque sos digno.

Y también, la mayor inversión en materia aeronáutica. Estamos hoy presentando el avance de obra de más del 70 por ciento del hangar número 5 de Aerolíneas Argentinas en Ezeiza.

¿Saben cuándo se construyó el último hangar en Ezeiza? Lo construyó Perón. Después de Perón, nosotros estamos construyendo un nuevo hangar, el más grande además donde pueden ingresar cinco aviones Embraer y también tiene capacidad para el avión más grande que se fabrica hoy en transporte de pasajeros que es el Airbus número A380.

Y lo estamos haciendo, además, en el marco de un desarrollo de empresa que ha conectado al país de una forma federal. Porque antes había que venir siempre a la Capital Federal para ir nuevamente de un destino a otro.

Hoy, tenemos 3 corredores federales donde estamos interconectando a más de 30 o 40 importantes plazas aéreas de todo el país sin tocar la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, porque también eso es eficiencia, optimización del servicio y también federalismo.

Hemos duplicado la cantidad de pasajeros. Hablaba, no me amen solamente por eso, quiéranme un poquito por mí también, solita, nada más, así…Gracias…

Pero hablaba Mariano de que este año íbamos a transportar casi 11 millones de pasajeros, más de 10 millones. Se dan cuenta, es casi el 25 por ciento de los argentinos.

Pero él decía podemos hacerlo de la misma manera que podemos tener aire acondicionado, pudimos comprar el aíre acondicionado, pagar la factura para tener el aire acondicionado, volar en aviones, porque para poder tener y haber duplicado la cantidad de pasajeros, es porque los pasajeros tenían en su bolsillo dinero para poder comprar un pasaje, para poder vacacionar acá o en el exterior.

Acá me apuntan, yo sé que me apuntan y me apuntan bien porque sino mañana nos van a decir están inaugurando una cosa que bueno, que va a faltar…

Bueno, miren, vamos a dar el calendario y cronograma para que nadie mañana titule…Empiezan el 9 las pruebas en el sector entre Quilmes y Constitución; el lunes 14, se pone definitivamente en marcha, van a tardar 29 minutos quilmeños en llegar hasta Plaza Constitución con una frecuencia de cada 18 minutos; el 15 de enero, llegamos a Berazategui, acá lo tenemos a Patricio Mussi, gran intendente de Berazategui, gran compañero…

Claro como Jorge, como todos, eh, vamos el 14 de febrero, cerca de mi cumpleaños, mirá, justo, a ver, el 14…ay, el Día de los Enamorados, tenés razón, San Valentín, bueno el Día de los Enamorados llegamos a City Bell también electrificados y el 30 de marzo llegamos a La Plata. Este es el cronograma…

Miren, como decía recién creo que Franetovich, era el que hablaba, de cómo van a recibir…bueno, miren, miren qué país.

Yo me acuerdo de mi compañero, me acuerdo del 25 de mayo del 2003, me acuerdo, bueno, me acuerdo de las ruinas, porque no podíamos decir país, de las ruinas, de las cenizas y, fundamentalmente, de algo que es mucho peor.

Porque, en realidad, cuando se cae una casa se puede volver a construir con ladrillos, el tema de los argentinos era otro: era lo que decían recién los que me gritaban de acá dignidad. Los argentinos habían bajado los brazos, los argentinos no creían, con el 22 por ciento de los votos apenas llegó, tuvo años difíciles, de plazas llenas, de piquetes, de protestas y, sin embargo, fuimos saliendo adelante, no fueron 12 años fáciles, nos la hicieron bastante difícil.

Pero la verdad que lo difícil tiene un gusto diferente, el gusto y el orgullo de haber superado las adversidades, los obstáculos, los palos en la rueda y saben qué. Haberlo hecho con amor, sin resentimiento y para todos los argentinos, para los 42 millones de argentinos.

Si uno repasa este breve inventario de este día, no quiero ponerme a recordar convenios colectivos de trabajo, salario mínimo, vital y móvil, en fin, todo lo que han sido estos años, simplemente una recorrida por esto: miren ustedes, un país con trenes nuevos, un país con una línea de bandera que conecta a todo el país.

Me acuerdo cuando me tocó hacerme cargo de Aerolíneas vaciada, inclusive fuimos muy criticados y resulta ser que quienes eran los dueños de Aerolíneas, fueron juzgados por la Justicia de su propio país. Es curioso, vaciaron la empresa la empresa en la Argentina pero el Poder Judicial no los juzgó. Los juzgó el Poder Judicial de su país, los condenó por haber estafado, inclusive teniendo en cuenta también el caso de Aerolíneas porque no habían devuelto o habían retirado fondos de la SEPI, un fondo estatal español. Estas cosas no se cuentan.

Me acuerdo que defendían a esos empresarios que en su país de origen los condenaron y nos criticaban a nosotros, los gobernantes de todos los argentinos, porque habíamos recuperado patrimonio de todos los argentinos.

Por eso digo, y les quiero decir a todos los compatriotas, y en especial a los que son compañeros o que sin ser compañeros comparten una idea, comparten este espacio: cuando se encuentren con alguien que piensa otra cosa o que ha votado otra cosa, no se enojen con él.

¿Saben por qué? Porque hay que tener la cabeza muy abierta para poder soportar un bombardeo mediático tan formidable como el que se ha hecho en la República Argentina. No se enojen con ellos. No, no, yo creo y ojalá que todos los argentinos, y ojala sinceramente de corazón porque hemos dado mucho, ojalá que todos los argentinos puedan vivir cada día mejor, puedan vivir y tengan más cosas todos los días.

Pero, por favor, no se enojen con algún otro argentino si ha hecho diferente a lo de ustedes. En todo caso, pidan cuentas a los que mintieron, a los que engañaron, a los que no dijeron las cosas.

Miren, sin acusaciones ni adjetivaciones, creo que la historia tiene su curso y cada uno da cuenta. Lo que es importante es que nos unamos entre los argentinos, entre los compatriotas.

¿Saben por qué? Porque una de las cuestiones más fundamentales que se ha desarrollado durante toda nuestra historia, ha sido precisamente dividirnos y enfrentarnos con falsos dilemas, con falsas antinomias.

Por allí no todos tienen la inteligencia o la claridad de poder ver que son falsas antinomias, que son cuestiones formales, que son cuestiones que no hacen al fondo y cuando se dan cuenta, bueno, ya es demasiado tarde.

Quiero contarles una anécdota que nunca se me va a borrar de la memoria, por lo que significa en términos de ejemplo. Me acuerdo un día en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Entregábamos los premios en materia de derechos humanos “Azucena Villaflor” y me acuerdo que ese día se lo entregábamos a Estela Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo y recuerdo que cuando Estela pasó al micrófono para agradecer el premio y decir unas palabras, confesó, casi un mea culpa, de que ella había estado en el año 1955 en la Plaza con los pañuelitos blancos después del derrocamiento del gobierno constitucional de presidente Perón.

Y lo contaba con culpa y con vergüenza. Yo estuve ahí como también, prestigiosos intelectuales, tal vez alguna vez los han leído también, han reconocido esto. ¿Y la verdad que alguien puede decir que Estela Carlotto, sea una persona mala o tenga malos sentimientos? No, no.

¿Qué fue lo que pasó en aquella joven Estela Carlotto que la llevó a la Plaza a agitar el pañuelito blanco cuando habían derrocado un gobierno, cuando habían bombardeado la Plaza. Bueno, le habían metido en la cabeza muchas cosas y, tal vez, algunos errores que nosotros o el gobierno de entonces no supo darle el marco y explicar las cosas para que la gente tuviera también esa claridad.

Por eso yo les pido a todos que, por favor, a cada argentino le hablen como a un hermano, aún a aquel que no piensa como ustedes. Porque es necesario conservar la unidad de todos los argentinos, porque van a intentar que nos enfrentemos. Porque cuando nosotros nos enfrentamos, las pequeñas minorías se benefician. No hagamos una vez más el juego y mantengámonos unidos los argentinos.

No se preocupen, no pierdan el tiempo en peleas internas por favor, y esto ya un poco, si se me permite al digresión, un poco dirigido a nuestro propio espacio. Yo lo escuchaba recién a Jorge Ferraresi, no permitamos tampoco, no nos distraigamos en cuestiones internas de que fulanito, menganito, zutanito, por favor se los pido.

Tengamos los objetivos y las metas en claro. Miren, no importan esas cosas. Perón decía no habría cristianismo sin Judas, así que, quédense tranquilos que el problema no es Judas, el problema es la fe, las convicciones. En eso tenemos que estar, no nos detengamos en lo pequeño, en lo chiquito, no nos detengamos en los que no entienden.

Al contrario, tratemos de convencerlos y sino que sigan hablando pero nosotros pongamos claramente nuestra mente, nuestros objetivos, nuestro corazón y nuestras fuerzas, mirando hacia el futuro porque tenemos una inmensa responsabilidad.

Por un lado, la inmensa responsabilidad de cuidar y defender todo lo que se ha construido; por otra parte también, la inmensa responsabilidad de aportar gobernabilidad al país, porque somos una fuerza política que no vamos a hacerle a un gobierno, aún cuando no sea de nuestro signo, todo lo que nos hicieron a nosotros. No lo vamos a hacer.

¿O ustedes vieron, tal vez son muy jóvenes algunos, que cuando Perón regresó al país, luego de 18 años de exilio, luego de que le habían arrebatado el cadáver de su compañera de toda la vida, no lo vieron con gestos de rencor ni de venganza, sino de reconstrucción del país?

Fueron momentos difíciles que tal vez todos entendieron, pero se necesita mucha racionalidad, que no implica dejar de lado a la pasión, el amor, el corazón y la solidaridad, al contrario, significa hacer lo suficientemente inteligente para entender que la unidad es un factor fundamental.

Y no podemos pedirles unidad a los argentinos sino somos nosotros mismos capaces de construir nuestra propia unidad, que no es otra cosa y cuando hablo de unidad no hablo de la unidad de los dirigentes, por favor, que nadie se confunda, porque la gobernabilidad no es que cuatro dirigentes se pongan de acuerdo; la gobernabilidad es volver a bajar todos los compañeros al territorio, a los barrios, a las fábricas, a las asociaciones vecinales, a los colegios, a las universidades para allí convencer y persuadir. Porque eso es lo más importante.

¿Saben qué? Yo tengo la tranquilidad de que hemos defendido los intereses del país sin dudas. En ningún momento, pese a todas las presiones, no tengo dudas que hemos hecho lo mejor en materia de desendeudamiento; no tengo dudas que hemos incluido a millones de argentinos; no tengo dudas acerca de que defendemos los derechos humanos y nos vamos a permitir que la impunidad nunca más vuelva a la Argentina; no tengo dudas que tenemos que seguir construyendo escuelas, viviendas, hospitales.

Por eso, más allá de los errores y de los aciertos que se comenten siempre cuando uno hace, lo que tenemos que tener la certeza es que el camino que hemos elegido, que es el camino de la patria, es el que mirando, no solamente hacia adelante, sino también lo que pasó en la historia, sin querer repetirla, porque la historia jamás se repite, pero si una línea directriz de defender los intereses de la patria y de las grandes mayorías nacionales.

No hay posibilidad de equivocarse cuando esa es la dirección. Y si hay que ir solos en esa dirección, iremos solos y si no los acompañan los dirigentes, empuñen la bandera porque la bandera de los derechos que han conquistado, es de cada uno de ustedes, no es de nadie, ni siquiera mía ni de Néstor, es de ustedes. Empuñen fuerte la bandera y no la suelten nunca más.

Gracias, argentinos, muchas gracias a todos, los quiero mucho. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: