Archive for the ‘Argentina’ Category

Tilingos escuchad

octubre 26, 2016

No te alcanzó. Fueron presos varios milicos y no te alcanzó. Te devolvieron 118 nietos, pero no te alcanzó. Te devolvieron el Carnaval y no te alcanzó. Te devolvieron Aerolíneas y no te alcanzó. Te devolvieron YPF y no te alcanzó. Te devolvieron los trenes y no te alcanzó. Te devolvieron el agua (AYSA) y no te alcanzó.

Te pudiste comprar una moto, o un autito, o una casita en el mejor de los casos y no te alcanzó. Llenaste el pasaporte de sellitos y no te alcanzó. Compraste uno o dos plasmitas (de esos que tienen el calco “Fabricado en Tierra del Fuego” y no te alcanzó. Tenés cada vez más laburo y no te alcanzó. Si tenés suerte te podés dar el lujo de laburar de lo que te gusta, pero tampoco te alcanza.

Te jubilaron y te aumentaron la jubilación dos veces por año (puede ser que no te alcance pero contra el 13% menos de la Bullrich y las marchas de todos los miércoles noventosos, no me digas que no estás en Disney).

Te dieron una netbook, Tecnópolis, Canal Encuentro, Paka-Paka, cultura por todos lados y no te alcanzó. Te colgaron arriba del marote dos satélites made in Argentina, pero no te alcanzó. Te pasaron todos los partidos gratis y en hd y no te alcanzó (si, con tus impuestos).

Te dieron una Asignación Universal por Hijo, el matrimonio igualitario, la ley de Identidad de Género, la de Empleadas Domésticas y creeme que puedo seguir un rato largo, pero no te alcanzó. Te lo cantó El Indio, La Renga, Charly, Fito, León y una lista interminable de artistas a los que seguiste y admiraste toda tu vida, pero no te alcanzó (seguramente están todos pagos).

Te metieron en el balero que todo es una mierda y compraste como loco.

Te inyectaste cuantas dosis de mierda diaria estuvo al alcance de tu control remoto, pero eso parece que tampoco te alcanzó porque siempre querés meterte un poco más. Te hiciste eco de cuanta denuncia de corrupción te zumbaba en el oído y terminaste votando a un tipo procesado que jamás te dio una propuesta concreta ni te blanqueó con quién iba a formar su dream team, pero a vos no te importó porque todo lo otro no te alcanza.

Te lo avisó la extrema derecha con Cecilia Pando a la cabeza, pero vos preferís no saber bien quién es. También te avisó Cavallo, Duhalde, Melconian, Sturzenegger, Prat Gay (si, el que zafó casi un palo verde del corralito y dijo horrorizado que podía llegar a gobernar un santiagueño), pero a vos no te alcanzó.

Comprás eso de “pobreza cero” como si fuese una promo de super y vos viste cómo los muchachos de Mauricio fajaban a la gente sin techo que paraba en la Plaza Almagro hace un par de años, pero no te alcanzó.

Hoy te ponen a Macri, ayer fue a De La Rúa, antes de ayer a Menem y en cuatro años te pondrán otro títere, pero a vos tampoco te alcanzó y seguís consumiendo el mismo veneno desde hace más de 40 años (como verás, los del clarinete son los únicos que siempre están y pisan fuerte).

Tenés internet para seguir proyectos de ley (y cómo se votan), canales transmitiendo en vivo desde el Senado para vigilarlos de cerca (como para darte cuenta quién se sienta a debatir y quién te está tomando por pelotudo hablándote de falta de diálogo) pero obviamente no te alcanzó y preferís que el humo del choripan te tape el bosque.

Tuviste 12 años para darte cuenta de al menos alguna de todas estas cosas, pero no te alcanzó. Qué te voy a decir? Si no te interesa ni lo que se hizo ni lo que falta hacer… por más título que le pongan, ustedes no cambian más…


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

29/11/15. Marcos Peña: “No hay que esperar un paquete de ajuste”

octubre 3, 2016

29/11/15

Entrevista con el futuro jefe de Gabinete.

Dijo que el primer día de gestión Macri va a “empezar a normalizar el INDEC y a elevar el piso de Ganancias. Ratificó que sacarán el cepo al dólar y que ampliarán la asignación por hijo.

marcospeña

El elegido. Marcos Peña, el viernes, en la sede del Gobierno porteño de Parque Patricios. Macri confió en él para comandar una larga lista de ministerios. / Maxi failla

Guido Carelli Lynch
Santiago Fioriti

Es viernes, es feriado y la jefatura de Gobierno de la Ciudad está vacía. En la explanada del moderno edificio de Parque Patricios no hay periodistas ni móviles de televisión que hagan guardia para registrar cualquier movimiento del presidente electo Mauricio Macri.

En el tercer piso, donde se toman las decisiones importantes, hay una veintena de funcionarios. Entre ellos sobresale el secretario General de Gobierno de la Ciudad, Marcos Peña, que recibe a Clarín en la oficina que dejará el 11 de diciembre, cuando jure como jefe de Gabinete y ocupe un despacho en la Casa Rosada.

– Cómo definiría al nuevo gabinete y cuál será su función

El responsable del gabinete es el presidente. Mi rol es el de coordinar y darle coherencia para que funcione como un equipo. Es un gabinete muy bueno por un montón de razones: representa diversidad, capacidad política y técnica. El mayor desafío va a ser mostrar una dinámica distinta a la que estamos habituados.

Es un gabinete plural, pero no loteado. No está basado en el reparto político, sino en buscar a los mejores para que trabajen en equipo. Es una experiencia nueva en la política argentina. Los temas pendientes requieren gestión, equipo y humildad. Nadie tiene que encerrarse en su ministerio y creer que es el dueño.

– ¿Cuál será el rol de los ejecutivos que forman parte del Gobierno?

No creemos que haya que ser fundamentalistas: que todos o ninguno deban venir del mundo empresario. Hay gente que viene de un origen más político, más social. Muchos roles tienen que ver con la capacidad de gestión. Y muchos han demostrado esa capacidad en su actividad privada.

– ¿No podría haber conflicto de intereses con los empresarios que integran el gabinete?

El mayor desafío de la Argentina es agrandar la torta. La lógica de que hay que repartir lo que hay y dividirlo, fue un fracaso. La prueba es la cantidad de pobres que hay en la Argentina. “Pobreza cero” –uno de los ejes de campaña– es generar trabajo y desarrollo para la Argentina. Para hacerlo hay que defender lo público y estatal. Nadie viene a defender intereses particulares.

– ¿Cuál será el rol del radicalismo en el Gobierno?

Los radicales son parte central de este Gobierno. A la Coalición Cívica, a la UCR y al PRO nos toca gobernar juntos. Macri es el presidente y le toca elegir a su equipo. Pero parte de esta tarea es la legislativa. Ahí claramente hay más peso en número y en experiencia del radicalismo.

– Macri dijo que no cree en un Gobierno de Coalición.

Es una discusión semántica. El dice que no es una coalición, pero dice que es un equipo. Vamos a pensar juntos estrategias de gobierno. No hay tensión.

– ¿Cuál será el rumbo económico del Gobierno?

El rumbo económico que decidió Macri es el de “Pobreza cero”.

 

– ¿Van a gobernar para los sectores más vulnerables? Es lo mismo que dice este Gobierno

Para todos. Pero los más perjudicados son los sectores más vulnerables. Cuando el Gobierno decía que veníamos a terminar con derechos… venimos a lo contrario. Nuestro objetivo es trabajar para que la gente viva mejor,. No venimos con un paquete ideológico contrario al Gobierno para que la gente viva mal.

– Dicen que el ajuste lo hizo este Gobierno. ¿Puede asegurar que no van a devaluar?

Queremos que haya un solo valor del dólar. Vamos a levantar el cepo y a partir de ahí vamos a trabajar con el Banco Central con políticas económicas y la demanda del mercado. La gente va a confiar y no va a hacer falta irse al dólar para protegerse de la inflación. Vamos a terminar con ese ciclo. El ajuste es lo que hicieron los últimos 4 años. No hay que esperar un paquete de ajuste. Tenemos que encarar los desafíos económicos con un proceso de generación de empleo. Vamos a tomar medidas que no se tomaron por desidia o falta de capacidad.

– ¿Cómo saben si podrán contener la demanda de dólares si no saben cuántas son las reservas?

No creemos que el 11 de diciembre la gente vaya a comprar dólares, no tiene por qué. Hay un clima de esperanza, que es central para la economía. Estamos en una convivencia de dos climas, con la creencia de que el Gobierno miente. El primer día vamos a empezar la normalización del INDEC, a elevar el piso de Ganancias, sacar las retenciones a las economías regionales y a anunciar la ampliación de la asignación universal a los sectores que no la tienen. No hay clima de corrida cambiaria.

– Además de las económicas, ¿qué otras medidas tomarán?

Convocaremos al diálogo a gobernadores, a los candidatos a presidente para establecer una agenda de trabajo. Queremos revocar el memorándum con Irán y vamos a plantear la claúsula democrática con Venezuela. Nos preocupa el asesinato de un dirigente opositor en Venezuela. La Argentina no se va a hacer más la distraída con la violación de los Derechos Humanos. También plantearemos la creación de la agencia contra el narcotráfico y vamos a asumir una postura firme en la Cumbre de Cambio clímatico.

– ¿Cómo definiría el liderazgo de Macri?

El liderazgo de Macri es el primer liderazgo del siglo XXI de la Argentina y de la región. Es un liderazgo contemporáneo para el tiempo que vivimos.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Blanqueo e Información pública. SECRETISMO Y MANIPULACIÓN PRO

agosto 8, 2016

  Por Eduardo Di Cola*

Con relación al blanqueo impositivo buena parte de los esfuerzos que el gobierno realiza están destinados a bloquear toda posibilidad que los argentinos conozcamos quienes fueron los fugadores de divisas de origen espurio. Ya sea por provenir de la evasión fiscal u otras ilegalidades más graves aún, tales como lavado de dinero y corrupción.

Están armando un entramado de regulaciones para impedir que desde los bancos, de la propia Afip y otros organismos oficiales puedan filtrar los datos, yendo más allá de lo que la propia ley sancionada recientemente por el congreso establece, al extremo de convertir en un delincuente a quien filtre alguna información.

Es decir, legalizan maniobras ilegales de dinero que perjudicaron al país en su conjunto, y convierten en ilegal el ejercicio del derecho constitucional a conocer quienes fueron sus protagonistas.

Una curiosa manera de interpretar la transparencia de la información en la función pública que durante la campaña predicaba el PRO.

Tan curiosa que mientras desde el Estado ocultan las maniobras fraudulentas de las sociedades off shore y el destino de dólares oscuros hacia los paraísos fiscales, simultáneamente pretenden manipular ilegalmente datos que forman parte de la intimidad de las personas y que constan en los registros públicos por la simple razón de nuestra condición de argentinos.

 * Ex Diputado Nacional


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

MANIPULACIÓN DE ÍNDICES. Para el glamur PRO, “recálculo estadístico”

agosto 8, 2016

Para el glamur PRO, “recálculo estadístico”

 Por: Eduardo Di Cola*

Aunque implicara contradecir lo que ellos mismos habían afirmado, plantear un escenario de profunda crisis fue la consigna de Macri y su gobierno al inicio de su gestión. El tema era generar las condiciones necesarias que le permitieran justificar el avance en un sentido inverso al que se habían comprometido.

Esto les resultaba funcional en lo interno pero no en el plano internacional. Así fue como el informe que el gobierno da a conocer al mundo plantea una Argentina diferente. Para los argentinos el país estaba muy mal mientras que para los extranjeros estaba muy bien.

El mundo les creyó, y les cree, por eso es que nos estamos endeudando tan rápidamente. Saben de nuestra capacidad de pago por los escasos compromisos heredados.

Ahora bien, las tergiversaciones no son inocuas y les traen problemas al gobierno. Veamos.

A pesar de los tarifazos y el compromiso de bajarlo, según datos oficiales y medido como porcentaje del PBI el déficit fiscal se duplicó en el primer semestre del año. En consecuencia se cayó el discurso de la herencia recibida.

¿Qué hacen entonces?, distintos medios, entre otros el diario La Nación hace un par de días titularon: “Luz verde para que el Gobierno suba el gasto sin incumplir la meta fiscal”.

¿Cómo es esto?, fácil: hacer aparecer un PBI más grande manipulando la forma de cálculo. Lógicamente que en el lenguaje del glamur PRO se trata de un “recálculo estadístico”.

A su vez, Macri y Prat Gay afirmaron que la inflación obedecía al exagerado déficit fiscal, en consecuencia siguiendo su misma lógica deben explicar como harán para bajarla si al déficit lo aumentaron. Seguramente encontrarán otro argumento glamuroso.

*Ex Diputado Nacional


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

El Madrazo

agosto 6, 2016

Por Luis Bruschtein

Fue más que rebeldía. Y no fue nada alocado. Al negarse a concurrir al juzgado, que es un hecho judicial, Hebe de Bonafini lo desconoció como tal. No lo reconoce como hecho judicial sino como hecho político y lo rechaza, por esa razón, como siempre hicieron las Madres: con resistencia civil, es una forma de no violencia para alertar por la violencia que se está incubando al usar a la justicia como instrumento de persecución política.

Más allá de su peso ético en una sociedad en la que algunos sectores intentan, sin lograrlo, esquivar su gravitación, Hebe funcionó en este caso como síntoma de algo que está muy extendido. Los referentes funcionan así, como marcadores de temas que crecen en forma subterránea y se manifiestan cuando ya no tienen remedio.

El gesto de rebeldía de Hebe de Bonafini es un síntoma y al mismo tiempo una advertencia. Aunque la acusen de intransigente y hasta de violenta en sus expresiones, ese gesto que puede ser calificado de ambas cosas por quienes la detestan, en realidad es una forma de prevenir las consecuencias violentas de la intransigencia del gobierno.

A esta altura no ve el que no quiere. En estos siete meses, el gobierno conservador avanzó en forma fulminante en decisiones económicas altamente agresivas del consumo popular y la producción interna.

La velocidad se vio como fundamental para aprovechar el momento de mayor respaldo tras el triunfo electoral. El mismo criterio sirvió para avanzar en el plano político desarmando con rapidez y una facilidad inusitada al Frente para la Victoria, sembrando la dispersión a partir de fuertes presiones económicas a los gobernadores e intendentes, las que repercutieron en los bloques del FPV y en el kirchnerismo y su campo de alianzas.

Y el mismo criterio de guerra relámpago se aplicó en la ofensiva mediática y judicial contra referentes del movimiento social y contra Cristina Kirchner, que puede convertirse en la cabeza de la oposición con mayor convocatoria.

El capital político que devino del triunfo electoral fue subestimado por el FPV y bien calibrado por el PRO-Cambiemos que lo aprovechó hasta la última gota. Pudo aplicar, aunque con dificultades, medidas económicas por las que en otras épocas se hubiera incendiado el país, y generó una crisis en el FPV que todavía está en desarrollo.

Estos dos planos de acción son visualizados por la sociedad como movidas políticas del gobierno. Pero no sucede lo mismo con la campaña de desprestigio y neutralización en contra del movimiento social y de dirigentes opositores porque el gobierno se oculta detrás de los grandes medios del oficialismo y sus periodistas, así como de jueces y fiscales del partido judicial.

Pero para alcanzar las metas que obtuvo en los tres niveles de su blitzkrieg, el gobierno quemó naves y capital político. Los costos de la ferocidad del PRO-Cambiemos en estos siete meses se empiezan a ver en el profundo malestar creado por la inflación, la desocupación y la carestía de la vida, que se expresó en movilizaciones masivas y cacerolazos.

Y a nivel político, la brutalidad del ajuste impactó en fuerzas amigas de la oposición, como las cúpulas sindicales dispuestas a conciliar, el massismo y progres antiperonistas, que difícilmente puedan sostener su política de diferenciación del kirchnerismo, que aparece así como la única fuerza de oposición real en sintonía con los que están afectados y se movilizan contra las medidas económicas.

El tercer nivel –la persecución judicial y el desprestigio mediático a este sector de la oposición– tuvo menos resistencia porque fue menos visible, ocultado tras argumentos de anticorrupción que son altamente sensibles para la sociedad.

Hasta que Hebe de Bonafini se les plantó el jueves, el mismo día del ruidazo contra el tarifazo, y puso en evidencia con ese gesto que las medidas económicas antipopulares y el ataque judicial y mediático a dirigentes de este sector de la oposición forman parte del mismo paquete.

No se negó a declarar ni a esclarecer un hecho delictivo ante la justicia. Con el plantón denunció a la Justicia por prestarse a la persecución de dirigentes sociales y políticos con la excusa de perseguir la corrupción.

Ya sea porque participa de esa estrategia o porque se hace cargo de la inercia creada por los medios y varios de sus colegas, el juez no la convocó para aclarar nada, sino para machacar con el desfile de una Madre de Plaza de Mayo ante los tribunales, que es una forma de degradarla mediáticamente, como lo hicieron con la exposición pública, ilegal e innecesaria judicialmente, de las pilas de billetes de la herencia de Florencia Kirchner.

Como ha sido la herramienta más eficaz, la campaña judicial y mediática contra integrantes de los gobiernos anteriores se convirtió en algo cotidiano, pero el abuso de estos mecanismos terminó por ponerlos en evidencia y el gesto de Hebe ha sido expresión de esta eclosión de un sentido opuesto al antikirchnerismo exacerbado que le imponían los medios del macrismo.

Hay ex funcionarios del kirchnerismo que fueron acusados y como se alinearon en otras fuerzas, ya no lo son. Cada ex funcionario kirchnerista, incluyendo a la ex presidenta, no tiene una sola causa, sino multitud de causas, muchas de ellas absurdas, como viajes en helicóptero o transferencias de autos usados en los años 90, lo que pone en evidencia la búsqueda del efecto mediático a través de la saturación y la manipulación, así como la complicidad de los jueces que aceptaron abrir esas causas descabelladas.

Los allanamientos innecesarios y abundantemente reproducidos por los medios oficialistas que saturan los medios, igual que las persistentes citaciones y las medidas extremas de los jueces como el congelamiento de los fondos de la ex presidenta, más las interminables falsas denuncias nunca demostradas de cuentas en el exterior de la familia Kirchner o declaraciones públicas de grandes empresarios o ex funcionarios que después se desdijeron cuando tuvieron que declarar ante la justicia, a las que se suman las acusaciones por delitos que claramente fueron cometidos por los que denuncian, como en la causa del dólar a futuro y Fútbol para Todos, o campañas que se montaron sobre declaraciones compradas a delincuentes y pruebas falsas colocadas por funcionarios policiales, como fue la acusación feroz contra Aníbal Fernández.

Toda esa pudrición de la política ha quedado tan expuesta que a esta altura nunca se sabrá si hubo corrupción o no durante el kirchnerismo, porque toda la campaña contra el gobierno anterior está infectada, corrompida hasta la raíz.

No es como dijo un comentarista de la televisión: esta causa sí y esta no; porque todo el paquete huele a podrido, y no por la corrupción k sino por la corrupción de los políticos, fiscales y jueces que han pervertido estas herramientas para sacarles provecho político o personal.

La complicidad de jueces y fiscales y de la prensa oficialista le dio cierta impunidad a esa estrategia, pero el malestar provocado por la crisis económica tendió a sacar estos temas del foco de interés de la sociedad que los empezó a mirar con distancia, con más objetividad y así la mugre salió a la vista.

Cuando Hebe se plantó, sabía que ya existía un plafón social que podía entender lo que estaba haciendo. Estaba expresando el hartazgo por la persecución política a través de la Justicia y dijo “Macri, pará la mano”, explicó que lo mismo le había hecho el gobierno radical-policial de Jujuy a Milagro Salas y que lo mismo tratan de hacer con Cristina Kirchner.

Hay una semilla fértil de violencia en esta persecución a una fuerza que cuenta con un fuerte respaldo popular. Es violencia que se incuba. Igual que la denuncia que está impulsando la cúpula de la colectividad judía contra Cristina Kirchner por el memorándum nunca aplicado entre Argentina e Irán.

La iniciativa se suma a la campaña judicial y mediática contra el gobierno anterior y parcializa y expone por primera vez en Argentina a la colectividad judía como parte central de un conflicto cada vez más violento contra una fuerza política popular.

Es una actitud temeraria por parte de esos dirigentes que rompen una tradición histórica de la colectividad judía donde hay diversidad de pensamiento. Las acciones del Isis buscan desatar una campaña contra los musulmanes para que estos se radicalicen hacia sus posiciones de guerra santa.

El gobierno de derecha de Israel coincide con esa política de los terroristas, aunque por distintas razones: Espera que esa ola antimusulmana consolide su alianza con las potencias occidentales frente a los reclamos palestinos.

Las decisiones que ha tomado la conducción de la colectividad judía argentina en consonancia con el gobierno macrista y la derecha israelí evidencian que quieren importar a la Argentina el clima de violencia que está haciendo estragos en Europa y los Estados Unidos.

Fuente: Pagina12


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

A %d blogueros les gusta esto: