Archive for the ‘Presentaciones’ Category

“El precio del Cambio” (Economía Política) programa 24 /01/2016

enero 26, 2016

Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Una multitud se juntó en Parque Centenario para escuchar al exministro Axel Kiciloff

diciembre 21, 2015

“No vamos a permitir que avasallen derechos”

En una convocatoria que se difundió por las redes sociales, Kicillof reunió ayer a miles de personas. Criticó duramente las primeras medidas de Macri y refutó lo que consideró mentiras sobre el estado de las cuentas estatales.

abrazoparque

Axel Kicillof saluda a una Madre de Plaza de Mayo sobre el escenario montado en el parque.

Un espléndido domingo de sol, ideal para salir con la familia o los amigos a algún lugar a patear una pelota o a recobrar energías para afrontar los últimos días del año. Eso le habrá parecido a algunos desinformados que veían pasar gente y gente rumbo al Parque Centenario, pero el plan era otro.

Escuchar al ex ministro de Economía y hoy diputado Axel Kicillof, quien casi sin difusión congregó una multitud de miles de personas para escucharlo hablar, entre otras cosas, de los primeros días de la presidencia de Mauricio Macri. “Yo me pregunto entre tantos anuncios y medidas, cuándo el gobierno de Macri va anunciar alguna medida a favor de la gente y del pueblo porque ninguna de las medidas que se han anunciado tienen ese carácter”. dijo Kicillof.

La convocatoria, como es común en estos tiempos, comenzó a circular en las redes sociales, principalmente desde la página de Facebook “Resistiendo con Aguante”, que ya cuenta con medio millón de miembros.

La idea original, contó Kicillof desde el escenario, fue de unos vecinos del parque que se acercaron a Mariano Recalde y Gabriela Cerruti, quejándose de lo que el ex ministro llamó “el cepo mediático que están haciendo los medios de comunicación mostrando una sola voz”. Pero la convocatoria, avisó, superó todo lo esperado. “Acá no les pagó nadie para venir. Esto lo vamos a hacer en todo el país para que el que quiera oír nos oiga y vea lo que está pasando”, adelantó.

Reposera o lona en mano, termo bajo el brazo, la gente comenzó a ocupar el parque pasado el mediodía. Algunos con pancartas caseras o banderas. Hubo expresiones a favor del programa de la TV Pública 6,7,8 y cuando salió el ex ministro hasta se escuchó un cantito de “Axel presidente”. De jean y remera negra, el eje del mensaje de Kicillof fue de fuerte crítica a la primera tanda de medidas del Gobierno.

“La de Macri fue una campaña electoral muy bien armada para vender alegría, globitos, amistad, vender diálogo y ocultar los verdaderos intereses, que ojalá me equivoque y rectifiquen, pero que en estos pocos días el gobierno de Macri ha demostrado su verdadero carácter y que vienen hacer a la Argentina”, dijo.

Y avisó que “no vamos a permitir ni habilitar que este gobierno que gano por el 1 por ciento, que ganó y tiene derecho a estar donde está, avasalle leyes, la Constitución y nuestros derechos. Y menos todavía que saqueen los bolsillos de la gente, de los trabajadores y del pueblo”.

Kicillof definió la orientación de las primeras medidas de Macri como un plan de ajuste a la vieja usanza, siguiendo las recetas del FMI. “Esperamos que no lo sea porque eso no va a traer alegría sino desgracia y pobreza para nuestro pueblo. Esperamos que recapacite y que cambie la dirección.”

Y se preguntó: “¿No es el colmo que haya puesto en Aerolíneas gente de LAN, en YPF gente de Shell, en el BCRA gente que viene de la JP Morgan, que asesores del FMI estén en las oficinas del gobierno y que en el Ministerio de Trabajo haya funcionarios de Techint? Parece que quieren un país manejado por sus propios dueños”.

No sólo la convocatoria, también la difusión se hizo de manera artesanal. Varios de los concurrentes grabaron el mensaje con sus teléfonos y después lo fueron subiendo, fraccionado o completo, a las redes sociales o se lo enviaron a sus amistades. Uno de los momentos de mayores aplausos fue cuando Kicillof mencionó a Néstor y a Cristina Kirchner. “Vamos a volver, oh, vamos a volver”, cantó la gente.

El ex ministro habló sobre las “mentiras”, según definió, que se dijeron acerca del estado en el que Macri había recibido la gestión. “Trataron de convencer a la gente de que había que devaluar porque no había reservas en el Banco Central y eso es una mentira que se está cayendo a pedazos por los hechos. Cuando se fue Cristina el BCRA en su última publicación hablaba de 25 mil millones de dólares”, aseguró. Por eso, concluyó que “la Presidenta dejó reservas sólidas, ellos lo que quieran hacer es devaluar y lo iban a hacer si habían 25 mil o si habían 60 mil por eso mintieron con lo del swap y con la deuda a los exportadores”.

También refutó distintas cosas que se dijeron en los últimos días respecto a la inflación, el déficit fiscal, la creación de empleo y el crecimiento de la economía. La supuesta “herencia” que le tocó recibir a Macri. “La economía estaba creciendo, la inflación se estaba desacelerando, las reservas estaban sólidas, el déficit fiscal no estaba descontrolado, de modo tal que si el gobierno de Macri quiere hacer el ajuste, generar recesión y bajar salarios es porque es su vocación, el interés de a quienes quiere representar y no porque le hayan quedado problemas. Que no pongan excusas y se hagan cargo de sus acciones”, afirmó.

Planteó la diferencia de dirección entre el gobierno que finalizó el 9 y el que empezó el 10 de diciembre. “Nos decían que no teníamos diálogo. Cuando hay que tomar decisiones en contra de los intereses y a favor de las mayorías, no es cuestión de querer provocar un conflicto, porque el conflicto de intereses existe. El problema es que para tomar esas decisiones hay que tener vocación de querer defender al pueblo y enfrentarse a quien haya que enfrentarse por más que sea dueño de los diarios o de los organismos multilaterales de crédito.”

Antes de concluir ese domingo de sol distinto, militante, para miles de personas, no pasó por alto la inédita designación por decreto de dos integrantes de la Corte Suprema. “Hablando en nombre de nuestro bloque de diputados del FpV que está unido, lo que tengo que decir es que trataron de meter por la ventana a dos jueces de la Corte Suprema contra la Constitución y todas las normas”, dijo. Concluyó que “Macri dejó el republicanismo, el diálogo y las formas en la puerta de la Casa Rosada para poner los jueces que él quería”.

parquecentenario
Una panorámica de la multitud que se congregó en Parque Centenario


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

El discurso completo de Macri ante la Asamblea Legislativa

diciembre 10, 2015

Señores Jefes de Estado; representantes de delegaciones extranjeras; invitados especiales; autoridades de la Corte; señores Gobernadores; miembros del Congreso reunidos en Asamblea; especialmente queridos argentinos: hoy se está cumpliendo un sueño, termina una época completa sin violencias y esto que parecía tan difícil se hizo realidad.

Por eso hoy más que nunca les quiero decir que tenemos que ser optimistas respecto de nuestra esperanza y de nuestro futuro. Yo quiero reiterarles un mensaje de confianza, decirles que este gobierno que iniciamos hoy va a trabajar incansablemente, los próximos cuatro años, para que todos los argentinos, especialmente aquellos que más lo necesitan, al terminar, estén viviendo mejor.

Hoy me han elegido ser Presidente de la Nación y me llena de alegría y de orgullo, pero quiero decirles que voy a seguir siendo el mismo: aquel que esté cerca, que escuche, que les hable sencillo, con la verdad, que comparta sus emociones y que recuerde siempre que no es infalible. Y como Presidente quiero ser un ciudadano que se pueda comunicar con todos los argentinos para transmitirles mis dudas, mis certezas, mis ideas, mi esperanza y todas mis ganas de hacer.

Como les dije en la campaña para mí la política no es una competencia entre dirigentes para ver quién tiene el ego más grande, es el trabajo entre dirigentes modernos que trabajan en equipo para servir a los demás; la política tampoco es el escenario en que algunos líderes mienten para engañar a la gente y el mundo con datos falsos.

Quiero pedirles que nuestro lugar de encuentro sea la verdad y que podamos reconocer cuáles son nuestros problemas para que juntos encontremos las mejores soluciones.

No me alcanzan ni existen palabras para describir el enorme agradecimiento que tengo de todos aquellos que trabajaron incansablemente, que me acompañaron todo este tiempo para que yo hoy esté acá.

Quiero agradecer a todos mis compatriotas porque lo siento parte de un camino común y porque decidieron darme el honor de ser Presidente. Yo voy a poner lo mejor de mí para que esta decisión beneficie a todos. Veo al país como un gran equipo conformado por millones de seres esperanzados y a ellos les ofrezco agradecido mi mejor esfuerzo.

En el siglo pasado la sociedad privilegiaba liderazgos individuales en todos los ámbitos: en la empresa, en la ciencia, en la academia, en la política, en todos los campos de la actividad humana se buscaban genios que lo resolvieran todo.

En el siglo XXI hemos entendido que las cosas salen bien cuando se arman equipos, se combinan los esfuerzos, el profesionalismo, la experiencia y las buenas intenciones de muchas personas.

A lo largo de mi vida, en el ámbito del deporte, en los 8 años que tuve el honor de conducir el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, pude armar buenos equipos que construyeron soluciones concretas para los problemas de la gente. En este nuevo desafío, para hacer los cambios a los que nos comprometimos, necesitamos armar equipos diversos, sumar visiones distintas de nuestra realidad.

Argentina es un país con enormes diversidades, en cada provincia, en cada lugar se han desarrollado distintas formas de ver la realidad. Estas deben integrarse en un país unido en la diversidad, queremos el aporte de todos, de la gente que se siente de derecha y de la gente que se siente de izquierda; de los peronista y de los antiperonistas; de los jóvenes que están en la edad de la transgresión y de los mayores, que aportan su experiencia, porque esa es precisamente esa diversidad, la que nos enriquece y nos hace mejores.

Todo esto reconozco que puede sonar increíble después de tantos años de enfrentamientos inútiles, pero es un desafío excitante, es lo que pidieron millones de argentinos que estaban cansados de la prepotencia y del enfrentamiento inútil.

El país tiene sectores que piensan de diferentes maneras, pero no está dividido, los ciudadanos votaron como quisieron: unos apoyaron nuestra visión y otros respaldaron a otros candidatos. Eso nos alegra porque pudieron elegir en libertad, pero ya pasaron las elecciones, llegó el momento en el que todos debemos unirnos para crecer y mejorar para que nuestro país avance.

La mayoría de los argentinos que votó por nuestra propuesta fue basada en tres ideas centrales: ellas son pobreza cero, derrotar el narcotráfico y unir a los argentinos. Hablar de pobreza cero es hablar de un horizonte, de la meta que da sentido a nuestras acciones. Nuestra prioridad será lograr un país donde cada día haya más igualdad de oportunidades, en el que no haya argentinos que pasen hambre, en el que todos tengamos la libertad de elegir dónde vivir y desarrollar nuestros sueños.

Quiero darles, una vez más, la confirmación de que vamos a cuidar a todos, el Estado va a estar donde sea necesario, para cada argentino y en especial para los que menos tienen. Vamos a universalizar la protección social para que ningún chico quede desprotegido. Vamos a trabajar para que todos puedan tener un techo con agua corriente y cloacas, y vamos urbanizar las villas para transformar para siempre la vida de miles de familias.

Pero para que haya en realidad pobreza cero necesitamos generar trabajo, ampliar la economía, aprovechar los enormes recursos naturales y humanos que tiene la Argentina, vamos a cuidar los trabajos que hoy existen, pero sobre todo a producir una transformación para que se multipliquen las fuentes de trabajo, porque esa es la única forma de que haya prosperidad donde hoy hay una pobreza inaceptable. El desarrollo de la Argentina llegará a través de una inversión inteligente y expansiva, que mejore la infraestructura, ponga las bases para el crecimiento de la producción, traiga oportunidades y genere la prosperidad que merecemos.

Otro de los grandes desafíos que va a tener nuestro gobierno es el de combatir el narcotráfico como ningún otro gobierno lo hizo antes.

Miles de personas a lo largo de todo el país me transmitieron su profunda preocupación por este tema, hay jóvenes que matan y mueren sin saber por qué, actuando bajo los efectos del paco y de la droga. La droga arruina la vida de familias enteras, no podemos resignarnos ni aceptar esta realidad como algo natural. Vamos a encarar ente tema de frente y vamos a trabajar con inteligencia y decisión para devolver tranquilidad y seguridad a las familias en todo el país. Aunque el narcotráfico ha crecido en los últimos años de manera alarmante estamos a tiempo de que impedir que se consolide, el tema es difícil y complejo, pero vamos a crear los mecanismos necesarios que nos permitan llegar a la solución que queremos.

La forma de lograr estos grandes objetivos es simple, el diálogo, el respeto, la suma de visiones, son objetivos comunes y su realización requiere como paso fundamental que nos unamos para alcanzarlos. Ese objetivo, el de unir a los argentinos, el de poner nuestros puntos en común sobre nuestras diferencias, integrándolas y respetándolas, es la clave de la construcción de la Argentina del Siglo XXI a la que nos encaminamos hoy. Se viene un tiempo nuevo, el tiempo del diálogo, del respeto y del trabajo en equipo, tiempo de construcción con más justicia social. Repetidamente a lo largo de la historia hemos vivido muchas divisiones, la confrontación nos ha llevado por caminos errados, somos pasionales y es bueno serlo, pero a veces esa pasión nos tiende una trampa, crea conflictos innecesarios, genera fanatismos que tantas veces nos arrastraron a la violencia, a la incapacidad de razonar y a la falta de amor.

Tenemos que sacar al enfrentamiento del centro de la escena y poner en ese lugar al encuentro, el desarrollo y el crecimiento. En la pelea irracional no gana nadie, en el acuerdo ganamos todos. Para trabajar juntos no hace falta que dejemos de lado nuestras ideas y formas de ver el mundo, tenemos que ponerlas al servicio de nuestro proyecto común y lograr la construcción de un país en el que todos podamos conseguir nuestras formas de felicidad. Podemos pensar de distinta forma, pero la ley debe ser respetada, una cosa es tener distintas visiones, ideas y propuestas, otra avasallar las instituciones con proyectos personalistas o hacer uso del poder en beneficio propio, ahí no hay una cuestión de opiniones diversas, se trata de la transgresión de la ley. El autoritarismo no es una idea distinta, es el intento de limitar la libertad de las ideas y de las personas. Este gobierno va a saber defender esa libertad que es esencial para la democracia.

Aspiramos a un nacionalismo más sano que no se logra partiendo del rencor, la enemistad, la lucha permanente o la demonización del otro, el verdadero amor por el país es antes que nada amor y respeto por su gente, por toda su gente. La Patria es más que sus símbolos, somos las personas que vivimos en ellas a las que hay que cuidar, ayudar y desarrollar.

Iba a hacer especial énfasis en otra intención básica del periodo que hoy empieza: este gobierno va combatir la corrupción. Los bienes públicos pertenecen al conjunto de los ciudadanos, y es inaceptable que un funcionario se apropie de ellos en beneficio propio, voy a ser implacable con todos aquellos que de cualquier partido o filiación política, sean propios o ajenos, dejen de cumplir lo que señala la ley, no habrá tolerancia con esas prácticas abusivas, no hay principio ideológico que pueda justificarlas, los bienes de la Argentina son para todos los argentinos y no para el uso incorrecto de los funcionarios.

Otro pilar importante de nuestro gobierno será liderar una revolución en la educación pública, porque la calidad educativa es necesaria para impulsar el crecimiento nacional, pero también es lo que nos va a garantizar que los chicos el día de mañana puedan elegir cómo quieren vivir y en qué lugar del país hacerlo. Vamos a trabajar para inspirar en todos una ética del crecimiento y la superación, ahí es donde es donde nuestra sed de conocimiento va a encontrar un espacio para celebrar la fiesta de la creatividad y la innovación; el conocimiento es un factor clave para que nuestra potencialidad e individualidad colectiva se transforme en una realidad concreta. Queremos dar lo mejor a todos nuestros hijos, y por eso vamos a dedicarle a este objetivo nuestro mejor esfuerzo, y para lograrlo vamos a darle más prestigio y valor a la vocación docente.

Queremos dar lo mejor a todos nuestros hijos y por eso vamos a dedicar a este objetivo nuestro mejor esfuerzo, y para lograrlo vamos a darle más prestigio y valor a la vocación docente, más protagonismo a quienes elijan dedicarse a ella.

No se trata de recuperar la educación argentina, se trata de crear una educación amplia, inclusiva, atenta a su calidad y acorde a las realidades del Siglo XXI. Este nuevo siglo ha traído nuevas posibilidades y nuevos desafíos al mundo entero, no podemos seguir pensando en la educación con las ideas y los objetivos del pasado. Tampoco podemos creer que el trabajo, la salud, la seguridad, el diálogo o nuestra forma de votar pueden seguir pensándose y gestionándose con ideas viejas. Hay que mejorar todo lo que haya que mejorar, hay que animarse a responder con recursos nuevos a nuestros problemas, hace falta osadía de ideas, osadía de invención y atrevimiento de proyectos nuevos y distintos. La entrada al Siglo XXI, que la Argentina en cierto sentido ha retrasado, es una gran responsabilidad de este gobierno y es un motivo de gran excitación, de gran entusiasmo. Invitamos a todos a sumarse a esta apasionante tarea de ser pioneros de un mundo nuevo.

Queremos que Argentina entre en el Siglo XXI incorporando políticas de gobierno abierto. Esconder y mentir sobre nuestra realidad es una práctica que nos ha hecho mucho pero mucho daño. Una práctica que enturbia y entorpece los procesos de la gestión pública, la colaboración y el diálogo libre al que aspiramos, la participación de todos los sectores y protagonistas de nuestra vida nacional requieren transparencia. Que la información del gobierno sea puesta a la luz del día accesible a todos. Solo haciendo públicos la información, los planes y objetivos vamos a poder sumar a cada argentino que quiera aportar su talento y su capacidad.

Quiero aprovechar este mensaje inaugural para expresar también mi total apoyo a la justicia independiente. En estos años un baluarte de la democracia, e impidió que el país cayera en un autoritarismo irreversible. En nuestro gobierno no habrá jueces macristas, no existe justicia ni democracia sin justicia independiente, pero hay que acompañar a la justicia, en un proceso en el que se limpie de vicio políticos, no puede haber jueces militantes de ningún partido, a quienes quieran serlo les decimos claramente que no son bienvenidos si quieren pasar a ser instrumentos nuestros. La justicia está para ayudar a las personas a resolver sus conflictos, con la aplicación debida de la ley, y tiene que hacerlo con celeridad, justicia tardía no es justicia.

Habrá que dotar a la tarea de la justicia de recursos actualizados para que sus procesos estén a la altura de la realidad que vivimos, a las nuevas exigencias de una Argentina que despega.

Desde hoy, con Gabriela y todo nuestro equipo, vamos a ser el mayor de los esfuerzos para que los habitantes de esta tierra rica y hermosa puedan vivir cada día mejor, porque eso es la política para nosotros.

Quiero ser el Presidente que pueda acompañarlos en su crecimiento, el Presidente del desarrollo del potencial de cada argentino, del trabajo en equipo, de la igualdad de oportunidades; el Presidente de la creatividad y la innovación, el Presidente de la integración y la colaboración entre distintos sectores, el Presidente del trabajo, de las soluciones de una Argentina unida y de pie.

Aprovecho para darles un mensaje a nuestros hermanos de América y del mundo, tenemos una visión nueva de la política, somos hijos de este tiempo y tratamos de comprenderlo sin prejuicios ni rencores. Creemos en la unidad y la cooperación de América Latina y del mundo, en el fortalecimiento de la democracia como única posibilidad de resolver los problemas de sociedades diversas. Es necesario superar el tiempo de la confrontación. Por supuesto que sostendremos todos nuestros reclamos soberanos y nuestros valores, sin que eso impida un normal relacionamiento con todos los países del mundo.

Quiero saludar especialmente a los candidatos que compitieron con nuestra fuerza en las recientes elecciones: Daniel Scioli, Sergio Massa, Margarita Stolbizer, Adolfo Rodríguez Saa, Nicolás del Caño. Estamos unidos por la vocación democrática y por el sueño de ver una Argentina desarrollada. Sé que estamos más juntos que distantes.

Y también quiero saludar a cada gobernador e intendente electo y decirles que cuentan conmigo para llevar a cabo la tarea de mejorarle la calidad de vida a cada ciudadano. Y yo también sé que cuento con ustedes.

Quiero terminar una vez más diciéndoles el mensaje central que quiero transmitirles hoy: convoco a todos a aprender el arte del acuerdo. Desafiemos todo lo que alguna vez nos haya confundido, está en nuestras manos y en la de todos nosotros superar las situaciones que nos hayan separado y desviado del camino del crecimiento.

Arturo Frondizi dijo una vez: “por su magnitud el desafío que nos aguarda no es cosa de una persona ni de un grupo de personas, es tarea de todo el pueblo argentino e implica también una responsabilidad compartida por todos”.

Lo cito porque creo profundamente en esas palabras, el país lo vamos a sacar adelante entre todos, no dudo de nosotros, el deseo de progreso fue la base de nuestra nación. Todo lo que somos fue hecho por personas que apostaron con un optimismo inteligente por el resultado de su trabajo. Lo que da sentido a nuestras vidas es esa aventura de crecimiento, vivámosla juntos, es una aventura extraordinaria.

Quiero decirles por último que siempre voy a ser sincero con ustedes, creo que es la base de la confianza que me tienen y que pretendo preservar e incrementar. Y parte de esa sinceridad decirles que los desafíos que tenemos por delante son enormes y que los problemas no los vamos a poder resolver de un día para el otro, pero las grandes transformaciones se hacen dando pequeños pasos todos los días, y eso les aseguro nos llevará a estar cada día un poco mejor.

Cuento con ustedes para gobernar, necesito de su aporte, necesito de que nos marquen nuestros errores, porque sabemos que no somos infalibles y tenemos un enorme compromiso con hacer, con hacer mucho. Hemos aprendido que cuanto uno más hace, más se equivoca. Por eso es ahí donde los necesito, porque esto lo hacemos juntos. Y quiero decirles desde el fondo de mi corazón que estoy convencido que si los argentinos nos animamos a unirnos seremos imparables.

Vamos juntos argentinos, vamos Argentina, vamos Argentina, muchas gracias.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Palabras de la Presidenta al Pueblo en la Plaza de Mayo

diciembre 9, 2015

Muchas gracias, queridos compatriotas; ¿se escucha bien, están seguro que se escucha bien en todas partes? Quiero decirles que yo también los escuché, los escucho y lo voy a escuchar siempre. (APLAUSOS).

Quiero decirles a todas y todos que si después de estos intensos doce años y medio con todos los medios de comunicación hegemónicos en contra y después de estos doce años y medio con las principales corporaciones económicas y financieras nacionales e internacionales en contra, si después de doce años y medio de persecuciones y hostigamientos permanentes, de lo que yo denomino el partido judicial, si después de todo eso, de tantos palos en la rueda, de tantos golpes e intentos de golpes destituyentes, si después de tantos ataques, persecuciones, difamaciones y calumnias podemos estar aquí, dando cuentas al pueblo imagino que si con tantas cosas en contra hemos hecho tantas cosas por los argentinos, cuántas podrán hacer los que tienen todos estos factores a favor. (APLAUSOS).

Tengamos mucha fe y mucha esperanza que no nos agobien, tengamos la inteligencia de saber que seguramente van a poder hacer las cosas porque lo tienen todo a favor, mucho mejor de lo que hemos hecho nosotros.

Pero además espero que podamos gozar, que todos los argentinos puedan gozar, además, de las conquistas sociales, del progreso económico, de los logros que han tenido desde los trabajadores, por los comerciantes, los empresarios, los intelectuales, los artistas, los científicos en esta Argentina, en donde en el último trimestre hemos llegado al 5,4 por ciento de desocupación, batiendo record histórico, aspiro que además de muchas más escuelas, que además de más hospitales, que además de más facultades, más estudiantes, más laboratorios, más vacunas, más aumentos, más jubilaciones, más paritarias, más fábricas, más comercios, más empresas aspiro que además de todo eso tengan la misma libertad de expresión, que han tenido como nunca en estos doce años y medio. (APLAUSOS).

Espero una Argentina sin censuras, espero una Argentina sin represión, espero una Argentina más libre que nunca porque la libertad de que hemos gozado los argentinos, y esto no es una concesión, por favor, esto es el derecho del pueblo a expresarse a favor y en contra de cada gobierno, porque esa es la esencia de la democracia.

Estoy convencida de que este país, nuestro país, nuestra Patria la dejamos sembrada de trabajadores, sembrada de intelectuales, sembrada de empresas, de artistas, de científicos, de docentes, de alumnos, de jóvenes incorporados a la política, siga creciendo y se siga multiplicando.

Espero también mayor grado de democracia, mayor grado de democracia que alcance a los tres poderes del Estado, porque parece ser que la democracia y la libertad sólo se aplica respecto al Poder Ejecutivo; necesitamos que los poderes del Estado se democraticen, que sirvan a todos los ciudadanos, que no sean el ariete de la democracia y de los gobiernos populares y mucho menos del pueblo.

Aspiro a seguir este período maravilloso, porque hay datos objetivos de la historia – compatriotas y conciudadanos – no hay desde que se instaló, en la República Argentina, la ley Sáenz Peña del sufragio universal, secreto y obligatorio.

Nunca hubo un período histórico en el que en forma continua, sin interrupciones haya asumido un cuarto gobierno constitucional, luego de tres gobiernos constitucionales que lo precedieron; no lo pudo lograr Yrigoyen, no lo pudo lograr Perón, nosotros vamos a entregar el gobierno. El lugar… me hubiera gustado poder hacerlo en el Congreso, me hubiera encantado, pero bueno gustado entregarlo…ustedes saben que antes de ser Presidenta he sido, desde el año 1989, primero legisladora provincial y a partir de 1995, legisladora nacional, hasta ser ungida Presidenta; me hubiera gustado poder entregar los atributos del mando ante la Asamblea Legislativa, máximo órgano popular y federal de nuestro país, pero bueno la verdad que he visto muchas medidas cautelares, contra la Ley de Medios, contra decretos del Poder Ejecutivo pero les puedo asegurar que en mi vida iba a ver un presidente cautelar – durante doce horas- en mi país.

Yo espero ver y lo digo con sinceridad porque no podía creer ver escrito en letra de molde, luego de que el pueblo argentino en las últimas elecciones presidenciales concurrió tres veces a las urnas, en virtud de lo que dice la Constitución, me dolió y me costó mucho ver un presidente en una sentencia judicial, al que nadie había votado.

Será que la próxima vez, además de Presidente, tendremos que votar presidente provisional también, en la boleta. Me dolió, confieso que me dolió como argentina, no lo merecíamos nadie, no lo merecíamos ningún argentino: ni el 51 por ciento que los votó, ni tampoco el 49 por ciento que lo hizo por nosotros. No lo merecía ningún argentino, porque habían ido a votar y cada uno había hecho su elección. (Gritos de: “procesado, procesado”).

Miren quiero decir algo respecto de eso que dicen ustedes, quiero decirles que con este estado de las cosas, todos los argentinos estamos, un poco, en libertad condicional y la verdad que tenía la esperanza, tenía la ilusión de que alguna manera se comprendiera lo importante que es para un pueblo, para una democracia, que realmente – más allá de las diferencias políticas – aunque sean en las antípodas, lo más importante es demostrarle a la gente el respeto por la voluntad popular, que no se agota en la última elección, voluntad popular también, que se pronunció -hace cuatro años- cuando nos eligieron. Hay que respetar siempre la voluntad popular.

Por eso también, pienso en el fondo, porqué esta suerte de cosas, que parecían que nunca íbamos a ver. Y ahí me acordé de algo que dije hace algunos días, en La Plata, en Berisso, para ser más precisa, cuando me tocó visitar la nueva Planta de Coque de YPF y nuestro nuevo laboratorio de Y-TEC, único en Latinoamérica en materia de investigación petrolera, que el nuevo gobierno va a inaugurar, en nuestra empresa recuperada, me acordé lo que había dicho… no gracias a los argentinos, a los 42 millones de argentinos… yo creo que me acordé ahí de lo que había dicho, que mientras nos enroscamos en discusiones banales y triviales, aunque realmente violentar la Constitución y poner presidente por decreto o resolución judicial no es una cuestión banal, es una cuestión un poco más gruesa, pero mientras nos enroscamos en cuestiones de si la banda o el bastón, mientras tanto nos siguen pasando elefantes por detrás y mientras tanto comienzan a surgir los primeros problemas, que es fundamentalmente los problemas que vive la gente: de los precios, a partir de declaraciones, de acciones y no hay que enojarse por ahí con alguien porque dice que especula, porque ese piensa que si va a tener que reponer lo que tiene a 10 a 40 y por ahí es natural que no te lo quiera vender. Yo trato de ser muy sensata y trato de comprender a todos.

Pero lo que creo fundamentalmente, es que nosotros tenemos la obligación de ser más maduros. ¿Saben por qué? Porque nosotros amamos a la patria profundamente, nosotros creemos en el pueblo, creemos en lo que hemos hecho y como creemos en lo que hemos hecho, tenemos que tener la actitud positiva para ayudar a que esas cosas no puedan ser destruidas.

Yo quiero decirles a todos y a todas, fundamentalmente a todos los que hoy nos acompañan o nos escuchan desde sus casas, se mantengan unidos los argentinos. Porque…Miren que no puedo hablar mucho porque a las doce me convierto en calabaza, así que no me hagan hablar mucho. A las cero hora…

Como lo dije antes, nuestra responsabilidad es mucho más grande porque hemos construido esta Argentina, esta Argentina de mayores derechos; esta Argentina que dejamos desendeudada como nadie nunca antes la había desendeudado; esta Argentina que dejamos con 119 nietos recuperados; que dejamos con el ejemplo al mundo de que no hay impunidad y que no necesitamos ningún tribunal extranjero para hacernos cargo de nuestra historia y de nuestra tragedia, único caso en el mundo.

Podemos mirar a los ojos de las Madres, de las Abuelas de Plazo de Mayo, de HIJOS, que hemos dado respuesta al reclamo histórico de memoria, verdad y justicia; podemos mirar a los ojos de los trabajadores para decirles que nunca los traicionamos, para decirles que siempre tuvieron paritarias libres, que nunca les reclamamos ningún pacto social de salarios; podemos mirar a los ojos de los científicos, de lo que volvieron y de los que se quedaron para hacer el aguante y decirles que les hemos reconocido sus derechos, sus haberes, sus conocimientos como nunca nadie lo había hecho antes; podemos mirar a los ojos de los trabajadores de prensa para decirles que nunca tuvieron la libertad que tuvieron durante nuestro gobierno hasta para difamar algunos, calumniar otros y también muchos decir lo que piensan. Pero también ellos tienen una inmensa responsabilidad.

Yo les pido a todos ellos que también actúen de la misma manera a partir de ahora. Tienen la responsabilidad frente a la sociedad de actuar de la misma manera.

Podemos mirar también a los ojos de comerciantes, empresarios y productores que estaban fundidos en el año 2003 o que no existían ni como empresarios ni como comerciantes y que hoy tienen empresa y comercio.

Tienen que saber también que el mundo que viene es un mundo difícil porque se cayeron los precios internacionales, porque van a tener que competir, porque tal vez algunos, que se quejaban de la administración del comercio, ahora entiendan que para desarrollar un país, para industrializar un país se necesita administrar comercio y tipo de cambio también, sino resulta imposible el crecimiento, la certeza y la previsibilidad económica y jurídica.

Podemos mirar a los ojos de los docentes argentinos para decirles que la primera medida de gobierno que tomó Néstor Kirchner, fue ir a Entre Ríos a levantar la huelga docente, no habían empezado las clases al 25 de mayo del año 2003. Podemos mirar a los ojos de ellos y decirles que estamos destinando más del 6 por ciento del PBI para financiar la educación pública nacional y gratuita.

Podemos mirar también a los ojos de los jóvenes universitarios, de los profesores universitarios, de las universidades argentinas, aquellas que en alguna época quisieron o las tuvieron como objeto de ajuste, decir que jamás en las últimas décadas, no solo se habían creado tantas universidades, sino que jamás las universidades argentinas contaron con los recursos para poder desarrollar infraestructura, salarios, investigaciones, trabajos como los que han hecho durante estos últimos doce años y medio. Podemos mirar a los ojos de nuestros jubilados que ganaban apenas 150 pesos o 200, ya ni me acuerdo, cuando Néstor se hizo cargo del gobierno y que hoy, luego de recuperar la administración de los recursos de los trabajadores que habían sido privatizados, hemos dado cobertura previsional al 97 por ciento de la población argentina con una Ley de Movilidad Jubilatoria ejemplar en el mundo.

Podemos mirar a los ojos de los que aún no tienen trabajo o tienen un trabajo no registrado, porque les hemos asegurado el derecho, no el plan, el derecho de la Asignación Universal por Hijo que les permite educación y salud a nuestros niños.

Podemos mirar a los ojos de todos los argentinos…¿de quién, de los jóvenes? A los ojos de los jóvenes no los miro porque en ellos me miro yo.

Podemos mirar a los ojos de los viejos trabajadores y de los jóvenes trabajadores del petróleo argentino porque les hemos devuelto la empresa de bandera, nuestra YPF, que la tenemos que cuidar porque somos el segundo yacimiento de gas y el cuarto de petróleo no convencional más importante del mundo.

Podemos mirar no solo a los trabajadores de Aerolíneas Argentinas, sino a todos los argentinos que gracias a la recuperación de nuestra línea de bandera, pueden viajar y conectarse con todo el país y desarrollar el turismo.

Sin Aerolíneas, no hay turismo en la República Argentina y, sino, pregunten en Ushuaia, pregunten en Iguazú, en Calafate, en Bariloche y, además, pregunten también en cada una de las provincias argentinas, algunas de las cuales, antes de que recuperáramos Aerolíneas, iban dos vuelos semanales por semana porque no eran rentables.

Podemos mirar a los ojos de millones de provincianos, yo soy una de ellas, del Sur profundo. Podemos mirar a los ojos de millones de norteños, del Noreste, del Noroeste que han visto por primera vez la presencia del Estado nacional en obras, en viviendas, en rutas, en caminos.

Podemos mirar a los 42 millones de argentinos y juntos mirar al cielo para saber que ahí están orbitando los dos primeros satélites creados por los argentinos.

También podemos mirar o escuchar por allí más que mirar, el aleteo de los buitres, pero estoy convencida que hay una conciencia nacional, que el desendeudamiento y la necesidad de tener autonomía no es una cuestión ideológica, sino una cuestión estrictamente operativa y cuando digo operativa, lo digo pensando en el país, lo digo pensando en su economía, lo digo pensando en todas las grandes variables macroeconómicas y sociales.

Y que no nos vengan con que es necesario hacer tal o cual cosa, porque cuando él asumió, cuando Néstor asumió, compatriotas, estábamos con una mano atrás y otra adelante; cuando Néstor asumió, nadie tenía un mango; cuando Néstor asumió…bueno, sí, algunos se habían quedado con algunos mangos, pero eran muy poquitos; cuando Néstor asumió, cuando a Néstor le tocó ser presidente, debíamos 166 por ciento del PBI; cuando le tocó ser presidente con apenas el 22 por ciento de los votos, y me acuerdo que algunos decían que iba a ser Chirolita del anterior presidente o que la que iba a mandar y mandonearlo era yo. ¿Pero saben qué? Si hubo un hombre en este país que supo construir autoridad y respeto para esta Casa Rosada, se llamó Néstor Carlos Kirchner.

La autoridad, no el autoritarismo, se construye logrando el respeto y la confianza del pueblo. La confianza del pueblo se logra de una sola y única manera, no hay fórmulas mágicas, no hay alquimias raras, no hay patentes de invención para construir confianza popular y social; la confianza se construye cuando cada argentino piense cómo piense, sabe que el que está sentado en el sillón de esta Casa, es el que toma las decisiones él y que cuando lo hace, lo hace en beneficio de las grandes mayorías populares.

Por eso y para finalizar…que me convierten en calabaza, en serio…

Compatriotas: les decía que después de doce años y medio, podemos mirar a los ojos de todos los argentinos. ¿Saben qué? Solo le pido a Dios una sola cosa: que quienes nos suceden por imperio de la voluntad popular, sí, por voluntad popular tenemos que aprender a respetar y además, cada uno también tiene que aprender a hacerse cargo de haber ejercitado esa voluntad popular, quiero decirles que yo espero y le pido a Dios, que dentro de cuatro años, quien tenga dentro de cuatro años quien tiene la responsabilidad de conducir los destinos de la patria, pueda frente a una plaza como esta, decirles a todos los argentinos que también puede mirarlo a los ojos y decirles, mis queridos compatriotas, que cada uno de ustedes, cada de los 42 millones de argentinos, tiene un dirigente adentro y que cuando cada uno de ustedes, cada uno de esos 42 millones de argentinos sienta que aquellos en los que confió y depositó su voto, lo traicionaron, tome su bandera y sepa que él es el dirigente de su destino y el constructor de su vida, que esto es lo más grande que le he dado al pueblo argentino: el empoderamiento popular, el empoderamiento ciudadano, el empoderamiento de las libertades, el empoderamiento de los derechos.

Gracias por tanta felicidad, gracias por tanta alegría, gracias por tanto amor, los quiero, los llevo siempre en mi corazón y sepan que siempre voy a estar junto a ustedes.

Gracias a todos. (APLAUSOS)


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Unas 300 mil personas colmaron la plaza de Mayo para la despedida de Cristina

diciembre 9, 2015

¿A donde están los que decían que Cristina se iba por la puerta chica? #SiempreConVos #GraciasCristina

Cristina: “Jamás en mi vida pensé que iba a ver un presidente cautelar por 12 horas en mi país”

Lo dijo la jefa de Estado ante una multitud de militantes reunidos en Plaza de Mayo en referencia a la cautelar que fija su final de mandato a las 11.59 de hoy. “Me hubiera gustado poder entregar los atributos del mando ante la Asamblea Legislativa“, lanzó. “A las doce me convierto en calabaza“, ironizó. Unas 300 mil personas colmaron la plaza desde temprano para escuchar el último discurso de la mandataria.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.354 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: