Nisman. “Salía con minas y pagaba ñoquis”

marzo 18, 2015

EL VUELTO
“Salía con minas y pagaba ñoquis”

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, calificó de “sinvergüenza” al fallecido fiscal Alberto Nisman y lo acusó de “malversación de caudales públicos y cohecho” ya que, según dijo, el Estado le otorgaba fondos para el funcionamiento de la Unidad Especial AMIA y él, sin embargo, lo utilizó para actividades con las cuales “se mofó” de las victimas del atentado ocurrido en 1994.


kanibal“Se le dieron muchísimos fondos para que esclarezca el caso AMIA y él la dedicaba para salir con minas y pagar ñoquis. Entonces se mofó durante todo este tiempo de 85 víctimas y más de 300 heridos que provocó el atentado. Un sinvergüenza de los que pocos se han visto en este país“, señaló.

Así lo expresó en su habitual encuentro matutino con la prensa en el ingreso a la Casa de Gobierno al ser consultado sobre un escrito que el abogado de Diego Lagomarsino presentará hoy ante la Justicia, en el cual, según publicó el diario P/12, se asegura que Nisman se quedaba todos los meses con la mitad de los 41 mil pesos que le pagaba al técnico informático.

“A uno le cuesta creer que este hombre, estando en vacaciones, va a la casa de su amigo, perdón, del turro que le robaba la mitad del sueldo, y le llevaba una pistola para que se cuidara, y no sabía el saldo de la cuenta. Vamos, no nos tomen por idiotas”, señaló Fernández.

“Se le dieron los fondos para que descubriera los responsables del atentado, que no fue un atentado contra los judíos, fue un atentado contra la Argentina -aclaró y prosiguió-. Él se mofó de las 85 víctimas porque usó los dineros para salir con señoritas, están viralizadas las fotos del fiscal Nisman con varias señoritas, y para pagar ñoquis como Lagomarsino al que le sacaba el 50 por ciento.”


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

El Gobierno anunció una baja de las retenciones para los pequeños productores agropecuarios

marzo 16, 2015

CADENA NACIONAL A DOS VOCES
El Gobierno anunció una baja de las retenciones para los pequeños productores agropecuarios

Desde el Museo del Bicentenario, la presidenta, Cristina Kirchner, anunció la firma de “un acuerdo histórico con la Federación Agraria”, a través del cual se creó un fondo de 2500 millones de pesos, que será distribuido entre los 46.121 pequeños productores de granos, que cosechan hasta 700 toneladas anuales, equivalentes a las retenciones que deberían tributar sin el subsidio, y que se liquidarán a medida que los grandes productores liquiden las exportaciones. El ministro de Economía, Axel Kicillof, por su parte, justificó la medida en la caída general de los precios de las comodities y la revalorización del dólar.


Durante la misma jornada, por videoconferencia, la Presidenta inauguró la Biblioteca Central “Antonio Esteban Agüero” de la Universidad Nacional de San Luis, y la Escuela Primaria Nº 23 “ Alfonsina Storni” en San Miguel, Provincia de Buenos Aires.

La mandataria participó también de la primera soldadura del Gasoducto del Noreste, en San Justo, Santa Fe, que en una primera etapa contempla una inversión de 5000 millones de pesos, y de la firma del Convenio para la construcción del Gasoducto Industrial “Rafaela-Sunchales”.

Luego de enumerar los materiales entregados al Ejército, Cristina exhortó a “derribar preconceptos y prejuicios (…) porque sobre esos desencuentros pivotearon los de siempre“, y afirmó que “los argentinos tenemos la obligación de mirarnos a los ojos, de reencontrarnos y reconocer nuestros errores“. Más adelante, celebró el encuentro mantenido con la actual conducción de la Federación Agraria, a cuyos dirigentes seguramente les advirtieron que “yo era muy dura“: “Es cierto, a veces soy dura, pero siempre he sido dura con los de arriba, jamás con los de abajo“, concluyó.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

10 claves del nuevo sistema de defensa del consumidor

marzo 16, 2015

Opción más sencilla y rápida para los reclamos

El sistema de conciliación obligatoria será gratuito y no habrá necesidad de tener abogados. La gestión se podrá iniciar a través de la página de Internet www.consumoprotegido.gob.ar , donde se obtendrá un turno para la conciliación.


 Por Javier Lewkowicz

consumidoresHoy arranca el nuevo sistema de conciliación obligatoria para los reclamos de usuarios y consumidores.

Se trata de una fase prejudicial, la primera etapa del esquema de defensa del consumidor aprobado por ley el año pasado.

Acceder a la conciliación es sencillo, sin necesidad de tener gestores o abogados, y los tiempos de la resolución del conflicto se acortan. Si no se llega a un acuerdo en la conciliación, el usuario tendrá que acudir a la Justicia ordinaria, hasta que los auditores y los juzgados del consumo previstos por la legislación vigente estén operativos.

P/12 enumera aquí las diez claves del nuevo sistema de defensa del consumidor, que no modifica el universo de situaciones que se enmarcan en la defensa del consumidor, sino que busca facilitar la resolución de los conflictos.

1. ¿Qué tipo de reclamos se canalizan a través del sistema de conciliación?

Todos los vinculados con las relaciones de consumo, cuyos sujetos obligados son los consumidores y las empresas. Los más usuales son las quejas por un artefacto comprado que no funciona correctamente, engaños en las publicidades de los productos o problemas de facturación.

Pero también incluye, por ejemplo, el reclamo por la mala atención de un operador telefónico o por problemas suscitados dentro de cualquier establecimiento comercial. En el caso de los servicios públicos, como los cortes de luz o la falta de señal en el celular, los entes reguladores correspondientes tienen que tomar partido.

En cambio, sí entra en el ámbito de las relaciones de consumo el reclamo por la comida que se echó a perder ante la falta de electricidad, o sea, problemas derivados de un servicio deficiente pero que no es específicamente el reclamo por ese servicio. El sistema de conciliación no puede canalizar problemas con las empresas de transporte aéreo, porque tienen su propio régimen, con profesionales ni con entes estatales.

2. ¿El sistema es retroactivo?

Sí. El sistema de conciliación no sólo opera para los problemas de consumo que aparezcan a partir de hoy. Se pueden presentar reclamos que tengan hasta tres años de antigüedad, que es el plazo en el que prescriben estos temas.

3. ¿Es indispensable la presentación de pruebas que avalen la existencia de una relación de consumo?

No. Los reclamos se pueden realizar haya o no comprobante. Incluso también podría ser aceptado si ni siquiera hubo una compra. Eso sí, cuanta más documentación tenga a su favor el consumidor, más chances tendrá de comprobar el daño.

4. ¿Cómo se presenta un reclamo?

Los reclamos por un monto menor al de 55 salarios mínimos se cursarán a través de la etapa de conciliación. La principal forma de presentación de reclamo es a través de la página de Internet (www.consumoprotegido.gob.ar).

Allí se debe crear un usuario y llenar un formulario con datos personales. Luego se ingresa el tipo de inconveniente, se elige el barrio para asistir a la audiencia de conciliación y una propuesta de fecha y horario en función de la disponibilidad.

Ese primer turno se otorgará al menos para dentro de quince días, admiten en el Gobierno, plazo en el que se sortea el conciliador del caso y se notifica a la empresa sobre la cual pesa el reclamo.

Además, habrá un proceso de admisión del reclamo por parte de funcionarios de la Secretaría de Comercio, cuyos criterios son muy laxos, de modo que muy pocos casos no aplicarán para la concilicación.

Las personas que no tengan dominio de la web deberán acercarse a las diecinueve mesas de ayuda en los Centros de Acceso a la Justicia de la ciudad de Buenos Aires.

5. ¿En qué consiste la conciliación?

Una de las novedades más importantes del nuevo sistema de conciliación es que las empresas tienen la obligación de asistir, a diferencia de la forma opcional que prevaleció hasta ahora. De hecho, las asociaciones de consumidores ponderan especialmente este punto.

En un máximo de 60 días el proceso de conciliación deberá estar terminado. Pero aparte, la figura del conciliador difiere de la del mediador, que dominaba el escenario de los reclamos.

Los conciliadores son abogados que aprobaron un curso dictado por la Secretaría de Comercio para que cumplan un papel de interlocutor en la búsqueda del arreglo, entendiendo de entrada la disparidad de posibilidades entre el usuario y la empresa.

El rol del conciliador no es ser parcial sino guiar a la parte más débil (el consumidor) para que la brecha con la empresa sea lo menor posible. Eso no quita que la conciliación no tenga resultado definido, que puede resolverse para un lado o para el otro. Si el reclamo es inconsistente, no va a prosperar.

El lugar de la conciliación será en el estudio del abogado que salga sorteado como conciliador, así que si el consumidor elige como lugar de conciliación el barrio de Tribunales, podrá resolver su problema con mayor rapidez. Por ahora hay 250 conciliadores matriculados y se espera que para fines de abril ese número llegue a 500. No es necesario para el usuario asistir a la conciliación con un abogado o gestor y todo el trámite es gratuito.

6. ¿Por qué representa una mejora con respecto a la situación actual?

“Hoy el consumidor va a hacer una denuncia en las oficinas del gobierno de la Ciudad para comenzar un proceso de conciliación, pide un turno y le dan para dentro de tres meses. En la cita, si logra llevar todos los papeles, le dan una audiencia a los tres meses. Cuando va a la audiencia con el abogado de la empresa (si es que se presenta), éste le dice ‘no vengo con facultades’, así que le dan una nueva audiencia. En el mejor de los casos, se llega a un acuerdo después de nueve meses”, explica Claudio Boada, de la Unión de Usuarios y Consumidores.

Cualquier usuario que haya decidido iniciar un reclamo conoce esta situación, de la que se benefician las empresas. Se espera que los tiempos se acorten y que crezcan las posibilidades de llegar a acuerdos en la etapa de conciliación. Además, la intención oficial es que las conciliaciones se resuelvan en el primer encuentro.

7. ¿Qué pasa si la empresa no asiste a la conciliación?

Si la empresa citada a la conciliación inicial no asiste a la audiencia y no justifica en el curso de los siguientes días la razón de esa falta, el conciliador dará por concluido el proceso. La compañía tendrá una multa de un salario mínimo, vital y móvil, de la cual el usuario cobrará una tercera parte y el resto irá a las arcas públicas.

8. ¿Cómo sigue el reclamo del usuario si la empresa no asiste o si no hay acuerdo en la conciliación?

Tanto si la empresa no asiste a la conciliación como si ese proceso concluye sin acuerdo de partes, el consumidor debería continuar el reclamo frente a los auditores de la Secretaría de Comercio (si no supera los 15 salarios mínimos) o en la Justicia de las relaciones de consumo.

El problema es que todavía no comenzó el concurso para la designación de auditores ni se definieron los juzgados específicos para el “fuero del consumidor”. En resumen, si no hay arreglo en la conciliación, la situación por ahora será la misma que la actual, o sea que el reclamo se tramita en la Justicia ordinaria.

9. ¿Puede ser que las empresas especulen e intenten no arreglar en la conciliación para favorecerse de que todavía no están operativas las próximas etapas?

Esa sería una actitud racional de las empresas. El Gobierno previó ese comportamiento y dice tener herramientas para desincentivarlo. Los funcionarios de Comercio aseguran que “si una empresa sistemáticamente no llega a acuerdos en la conciliación, saldremos con todo a publicitarlo, porque, más que la multa, a las empresas les molesta cuando la marca queda manchada en la opinión pública”.

10. ¿En dónde rige el nuevo sistema?

Como el sistema de defensa del consumidor está descentralizado, el ámbito de aplicación de la nueva legislación es la ciudad de Buenos Aires. En la actualidad cada provincia tiene su propio régimen, muchas de ellas con instancias conciliatorias, aunque no necesariamente con la obligación de asistir para las empresas y con los tiempos cortos que maneja la ley nacional. Para que el nuevo esquema que lleva adelante el Gobierno se extienda al resto del país, las provincias deben reformular sus propios procedimientos, algo que todavía no hicieron.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Recibimiento a los intelectuales del Foro por la Emancipación y la igualdad

marzo 13, 2015

PALABRAS DE LA PRESIDENTA CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER AL RECIBIR A LOS INTELECTUALES QUE PARTICIPAN DEL FORO POR LA EMANCIPACION Y LA IGUALDAD.

cristina

12–03–2015 / Buenas tardes a todos y a todas. Los estamos recibiendo con mucho orgullo en un lugar histórico para nosotros, como es este salón Eva Perón, que supo ser el despacho de Eva Perón y que tenemos un recuerdo muy fuerte. Este fue además el balcón donde ella habló por última vez antes de su muerte y en el balcón de al lado habló por última vez el general Perón en 1974. Yo estaba en la plaza en aquella oportunidad que habló por última vez y fue algo muy fuerte.

Realmente quería agradecerles la presencia de todos ustedes en este encuentro que ha sido organizado, maravillosamente auspiciado por el Ministerio de Cultura, por Ricardo Forster, por Teresa, que han trabajado muchísimo, por Tristán que también ha trabajado.

Y además porque estamos muy orgullosos de recibir a gente tan importante para nosotros en un mundo donde lo importante radica en cuánto poder se tiene o cuántos millones se manejan, el poder de todos ustedes está en la cabeza, en las ideas y eso no tiene precio.

Por eso para nosotros que hayan asistido a este seminario, que me han dicho que ha sido maravilloso, con una asistencia masiva, la verdad que nos llena de orgullo y de honor por haber auspiciado un encuentro de esta naturaleza. Sobre todo en estos momentos de crisis.

Creo que más allá de las crisis económicas, más allá de este mundo tan desigual, de brechas sociales que cada vez se profundizan más, el principal problema de la época –esto humildemente como una militante, no estoy hablando en mi carácter de presidenta de la República Argentina- tal vez lo más grave sea no poder tener una formulación, una teórica que encuadre la época que estamos viviendo, porque una de las características del desarrollo de la humanidad ha sido que cada época, cada edad ha tenido una teoría, una forma de pensamiento, un análisis, que se proyectó primero desde la idea y después se proyectó a la política, a la economía, a la sociedad, a la cultura, a las artes.

En realidad creo que una de las más graves crisis que estamos atravesando, tal vez, sea la crisis de las ideas. Que siempre son previas a los grandes cambios políticos, económicos y sociales, porque todo el mundo cree que las ideas cambian por la economía, no, es exactamente al revés, la economía, la política, la cultura cambian a partir de las ideas. A partir por ejemplo de que a alguien se le ocurriera en Francia que había que tener igualdad, solidaridad y fraternidad, empezó toda una época de la modernidad.

Y este mundo de la posmodernidad, sé que tenemos con nosotros a uno de los mayores especialistas de la posmodernidad, que hoy nos acompaña, y seguramente podrá hablar de ella con mucho mejor conocimiento, con mucho mejor lenguaje que lo que puedo expresarme, pero yo todavía me siento una moderna, porque me siento formada en la etapa de la modernidad, de los libros, de la lectoescritura, de la época previa a la caída del Muro de Berlín.

Yo no puedo acordarme qué estaba haciendo el día que cayó el Muro de Berlín, por más que me esfuerzo, por más qué quiero acordarme qué estaba haciendo ese día no puedo acordarme. Y es una cosa que me había impactado muchísimo la caída del Muro de Berlín, como me impactó mucho la caída de Saigón en aquella juventud.

Pero puedo describir, con absoluta exactitud, dónde estaba, qué estaba haciendo, qué pensé, qué hice ese día, qué hice al otro día, cuando ocurrió lo de las Torres Gemelas en Nueva York el 11 de septiembre.

Entonces mi razonamiento simple, si se quiere reduccionista, es que evidentemente, a mí por lo menos, lo que me marcó como época fue eso y no lo otro. Y creo que tal vez sea así, porque en definitiva la caída del Muro de Berlín también implicaba un triunfo de una idea o de una visión del mundo, la visión capitalista, sobre la visión del mundo comunista.

Creo que todavía estábamos ahí en la modernidad. ¿Por qué? Porque la modernidad se caracterizó por eso, por ser confrontación de ideas, de ideologías, en cambio a partir de lo que sucedió con las Torres Gemelas, cuando éstas caen a partir de un atentado terrorista basado en la religión o en las creencias religiosas, estamos ante un fenómeno nuevo que ya no podemos explicar a través de las ideas.

Ni de las ideas del marxismo, con las que se explicaba hasta la caída del Muro de Berlín una parte del mundo, ni con las ideas del capitalismo, a partir de las cuales Francis Fukuyama anunció el fin de la historia y de las ideologías, luego de la caída del Muro de Berlín.

Pero todavía no alcanzo a entender ni puedo desarrollar, ni nadie me ha convencido acerca de una teoría acerca de este mundo.

Hay relatos o ideas acerca de qué pasa con el capitalismo, con la economía, con la sociedad, hacia dónde vamos, pero una teoría acerca del mundo, una visión acerca del mundo que abarque todo, desde la economía, desde la política, desde la cultura, desde la educación, de todo, todavía no la he podido hallar.

Debe ser de las cosas que ustedes han discutido seguramente hoy y alguno por ahí dice esta mujer no sabe de qué está hablando y yo tengo la solución o tengo la idea que explica el mundo actual, la verdad que todavía, acostumbrada a cuando era joven y militante, a tener explicación para todo, porque en definitiva esta también es una de las cuestiones ideológicas, los que tenemos ideología tenemos explicación para todo, hoy debo decir que para muchas cosas no tengo explicación.

¿Me quedé sin ideología, me cambiaron el mundo, no pude entender, no lo entiendo?

Espero que encuentros como el que han propiciado desde la Argentina, desde el Ministerio de Cultura, Teresa, Ricardo, convocando a tantos intelectuales, a tantas mujeres, a tantos hombres, además muchos de ellos no solamente se han limitado al campo de las ideas, a la formación teórica o a lo académico, sino que han trascendido lo académico y han incursionado decididamente en el mundo de la política para llevar a la transformación política e institucional cada una de esas ideas.

Pienso en quien representa hoy a El Salvador, a quien representa a México, a quien representa a Grecia, a quien representa a Irlanda, no son hombres y mujeres que tuvieron solamente ideas y las formularon en una universidad o las escribieron en un libro, sino que fueron a la práctica, a lo empírico.

Creo que tal vez este encuentro que ustedes han celebrado hoy y que sé que fue muy exitoso, ¿termina hoy o mañana? El sábado.

A lo mejor al sábado pueden encontrar alguna explicación o alguna idea, porque yo sinceramente creo que algunas cosas las sigo sin entender, porque me parecen, aún dese la lógica de los poderosos, absolutamente irracionales y aún cuando muchos poderosos parezcan actuar de acuerdo a sus intereses, mi humilde percepción en cuanto a las consecuencias futuras de esas políticas y de esas decisiones, es que van a ser totalmente en contra de esos poderosos.

Por eso me cuesta muchas veces entender algunas decisiones, no porque me parezcan con un discurso tal vez moderno o imperialista o de dominación, no puedo entender cómo pueden creer que yendo por ese camino pueden persistir mucho más tiempo en un mundo como el que ellos quieren. Y cuando hablo de tiempo no me refiero a tiempos electorales ni de dos años ni de tres años, hablo de tiempos históricos, de cómo se modifica la historia.

Seguramente en este encuentro se estarán discutiendo estas y otras cosas más, en un mundo muy pero muy cambiante, en un mundo que tal vez cambia a una velocidad inimaginable, por el desarrollo de las comunicaciones, por el desarrollo de la conectividad entre los pueblos, y si hubo un momento en que todos veíamos esa globalización, o por lo menos yo la percibía como una amenaza, hoy el ver en tiempo real lo que está pasando en todas partes permite también a todos tener experiencias en tiempo real absolutamente diferentes a las que les quieren vender o las que les quieren meter bajo presión.

Por eso quería compartir estas reflexiones en voz alta, casi de mesa del Café de la Paz. Para lo que no saben el Café de la Paz fue un lugar muy emblemático. ¿Todavía está el Café de la Paz, no? El Café de la Paz en la avenida Corrientes era un lugar muy emblemático durante los años 60 fundamentalmente y 70, ya en los 70 no se podía ir mucho por La Paz tampoco, para qué vamos a hablar de una cosa por otra, ya tampoco era muy segura La Paz.

Además de ese nombre metafórico de La Paz, paradójico, pero durante los años 60 La Paz era el reducto de los intelectuales, de los estudiantes, era un lugar de encuentro y demás.

Seguramente estas reflexiones quedan del Café de la Paz, pero pienso que ustedes con el nivel de cada uno, con las experiencias además fundamentalmente, porque las ideas son muy importantes y es importante desarrollarlas, pero junto a las ideas la experiencia personal y colectiva de cada uno de ustedes realmente va a contribuir a ir generando lo que el mundo está necesitando, una nueva teoría, un nuevo pensamiento que formule teóricamente cómo podemos vivir en un mundo más igualitario, más equitativo, que supere las terribles contradicciones que hoy tenemos y que ya no son de ideas como en la modernidad, sino que son por allí de creencias religiosas, de costumbres, de prácticas, de culturas, que por momento parecen irreconciliables hasta el enfrentamiento, y creo que el gran desafío es ver cómo se sintetiza todo esto para volver en todo caso a confrontar ideas con ideas, en un marco tal vez de amplitud democrática.

Y tal vez no con el concepto de democracia que estamos acostumbrados en Occidente, sino también en la necesidad de formular una teoría que comprenda que en otras latitudes puede haber diferentes concepciones acerca de cómo debe organizarse una sociedad y que necesariamente esas formas de organizaciones sociales no tienen por qué ser condenadas por nosotros, etiquetadas u obligadas a vivir en la forma en que nosotros vivimos.

Me parece que esa es una de las claves para ir encontrando un pensamiento que vuelva no a convocar a todos, porque sería muy aburrido, pero por lo menos a buena parte de la humanidad.

En nombre de la República Argentina, en nombre de los 40 millones de argentinos, en nombre del gobierno de la República Argentina, quiero agradecerles a todos ustedes la presencia en este seminario y que tengan muy buenas discusiones, porque en realidad nos juntamos en estos espacios para discutir, para debatir, me encantaría tener tiempo para poder participar, porque una de las cosas que más me gustan, como ustedes sabrán, es discutir y debatir, pero también hay que gobernar.

Y es un poco también más complicado, sobre todo en el mundo contemporáneo y sobre todo cuando uno asume posiciones que tal vez no sean todo lo ortodoxas que desde los centros de poder les gustaría que tuviéramos. Pero la ortodoxia nunca fue lo mío, lo mío siempre fue la heterodoxia. Además creo que el pensamiento no se genera desde la ortodoxia sino precisamente desde la heterodoxia, desde la diversidad y la pluralidad. Muchas gracias y bienvenidos a la República Argentina.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

geografía política

marzo 13, 2015

Originalmente publicado en blocdejavier:

David Renshaw
Los doctores llevan siglos equivocándose:
el corazón se sitúa más bien a la derecha,
tiende siempre a posturas conservadoras.
No sé por qué,
pero he visto más de mil ejemplos,
lleva a la gente a decir casa, mío, patria.

El corazón
no tiene sitio fijo pero tiende,
ya digo,
a la derecha.
No importa lo que pienses.
Él cree en la propiedad y llora por celos,
busca estabilidad,
lo olvida todo
por una certeza falsa de calor;
defiende el país, la familia,
y en cuanto te descuidas
se lanza a veleidades con anillos.

Y ahí nosotros, siempre en lucha
por demostrar que sigue estando,
como afirman los latidos,
a la izquierda.

Autor: Laura Casielles

Ilustración de David Renshaw

Ver original

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.840 seguidores