Archive for the ‘Argentina’ Category

Históricamente el “tsunami” conservador siempre vino de la mano del miedo.

septiembre 13, 2014

Tsunami ‘90

 Por Luis Bruschtein

Macriygriesa13–09–2014 / La oposición votó en contra o se abstuvo, pero no militó contra la Ley de Pago Soberano como lo hizo contra la 125 o las leyes de defensa del consumidor. La ley es una salida que buscó el Gobierno para la encerrona del juez Griesa y los fondos buitre.

No existe ruta limpia en esa disputa. Pero entre la deuda y las elecciones, la oposición se mostró tranquila porque el Gobierno tenía los votos para aprobarla y así eligió la actuación electoral dejando al Gobierno en soledad para asumir la responsabilidad por las decisiones trascendentes.

La deuda externa y la pelea con los fondos buitre serán el hito de referencia de época. La historia de estos años se ordenará a su alrededor. Funcionará como punto de definición y ordenamiento para una mirada histórica.

Roles, actitudes y procesos orbitarán en torno de los desarrollos de endeudamiento, de quitas y reestructuraciones, votaciones, debates parlamentarios, de juicios y disputas con los fondos buitre.

La deuda externa es un conflicto importado, que implosiona adentro y desde aquí se proyecta hacia todo el mundo en escenarios centrales como las Naciones Unidas, produciendo repercusiones en el orden internacional.

En el mundo, la deuda se convirtió en una epidemia sin control que ha producido supermutantes del capitalismo, como los fondos buitre, que preocupan incluso a los que fomentaron la enfermedad.

Como víctima esquilmada pero insumisa, Argentina tomó un protagonismo internacional inédito en su historia. La votación propuesta y militada por el Gobierno logró en la asamblea general 124 votos a favor, sólo 11 en contra y 41 abstenciones, lo que constituye una compleja victoria diplomática más propia de países que juegan con una centralidad que Argentina no tuvo nunca en el mundo.

Los votos de los países en la ONU, por lo general, están cruzados con otros votos y otras alianzas en otros temas que generan compromisos difíciles de romper.

La propuesta argentina encaminada a través del G-77+China pudo enrolar a la mayoría de los países frente a las grandes potencias. Por los compromisos que estaban en juego, incluso las abstenciones –en este caso de varias naciones europeas y de México– funcionaron aquí como señales de respaldo.

A Estados Unidos le molesta la intervención de la ONU –donde cada país es un voto– en temas económicos. Y además, en este caso el problema involucra su jurisdicción: la legislación norteamericana y Nueva York como plaza financiera están afectados.

Pero el lobby de los fondos buitre juega fuerte en la interna norteamericana y la mayoría de las veces con la derecha republicana. El gobierno demócrata no puede votar con Argentina ni permitir el precedente, pero no apretó las clavijas. Votó en contra con sus aliados incondicionales pero no metió presión.

La propuesta argentina entró por esa brecha y obtuvo una victoria resonante que rebota sobre el fallo de Griesa y ablanda la situación argentina. Estados Unidos buscará intervenir en la redacción de las propuestas que se presenten en la asamblea del año próximo, pero el debate quedó institucionalizado como para que el FMI y el Banco Mundial puedan abordarlo.

Estados Unidos y las economías centrales tratarán de controlar el proceso de elaboración, pero oponerse a estas propuestas sería suicida. El esfuerzo diplomático argentino terminó de cristalizar un contexto favorable para impulsar normas que reglamentarán las futuras reestructuraciones de deuda.

El resultado de este debate en la ONU creó de por sí un clima más propicio para la situación que debe afrontar un país como Argentina puesto contra la pared entre la ley de Nueva York o su propia ley. Para cumplir una tiene que romper la otra, y viceversa.

Argentina eligió preservar sus leyes aunque deba incumplir el fallo de Griesa. Esa situación podría poner al país en una situación internacional difícil para su economía.

Pero ha sido en ese escenario donde consiguió una victoria diplomática contundente que neutraliza en parte el daño producido por el fallo de Griesa. Argentina tiene que demostrar la imposibilidad de cumplir el fallo de Griesa, lo cual implica disputar la legitimidad de esa posición a nivel internacional.

En esa búsqueda de respaldos en el mundo, el Gobierno necesita mostrar que tiene respaldo interno. Resulta sospechoso que busque consensos externos contra una amenaza y que al mismo tiempo, a nivel interno, no tenga ese consenso que busca afuera.

O es poco serio el gobierno que hace eso y tienen razón los que no lo apoyaron en el plano interno.

O es al revés: tienen razón los apoyos que logró en el plano internacional y en ese caso son muy poco serios los que se lo restaron en el plano interno. Porque el consenso aplastante que se logra en las Naciones Unidas es contra amenazas que puedan sufrir países enteros y no sólo sus gobiernos.

Ese voto mundial fue de protección también para los representados por dirigentes políticos a los que, por el contrario, no les interesó debilitar al gobierno cuando buscaba ese respaldo.

Más que la simple aprobación por el oficialismo, si la ley de pago soberano hubiera sido respaldada también por la oposición habría significado una señal equivalente a lo que se consiguió a nivel internacional. Por lo menos por la oposición que no coincide con los reclamos de los fondos buitre.

Es cierto que la oposición votó contra la ley, pero también es cierto que evitó obstruirla. Sabía que obstruirla era suicida. Votó en contra porque sabía que el oficialismo tenía los votos para aprobarla.

Sabía la importancia que tenía la aprobación de la ley, por eso evitó obstruirla, pero votó en contra por una cuestión electoralista.

En pleno proceso electoral, no quiso aparecer junto al oficialismo, ni siquiera en un tema que trasciende al Gobierno, como es la pelea con los fondos buitre. Prefirió dejar solo al Gobierno para hacer frente a un problema que este gobierno no generó y cuyas consecuencias atravesarán a varios de los gobiernos que lo sucedan.

En el balance aparece como una forma de eludir responsabilidades, lo cual es el peor defecto de cualquier aspirante a conducir un país, que es por definición la máxima responsabilidad.

Mientras se desarrollaba este debate se produjo la elección en el pueblito cordobés de Marcos Juárez, donde ganó el PRO de Mauricio Macri. Es la única fuerza que expresó claramente que Argentina debía acatar el fallo de Griesa y pagar a los fondos buitre.

Para el macrismo no importa lo que suceda con la cláusula RUFO, que obligaría a pagarles a todos los demás acreedores que ingresaron a la reestructuración. Macri ya prometió que sacaría las retenciones y el Impuesto a las Ganancias.

Su principal vocero económico, Federico Sturzenegger, explicó que cualquier faltante por la caída abrupta en la recaudación provocada por estas medidas se cubriría con financiamiento internacional. De vuelta a la deuda externa. La vuelta a los ’90 está explícita en el programa de Macri e incluso en sus colaboradores.

Pero Macri, con el respaldo de la UCR, Luis Juez y sectores vecinalistas, ganó en un pueblito donde votaron 16 mil personas.

Con esa pobreza montó una campaña que lo mostraba como una ola arrolladora en todo el país. Encuestas pagadas por él, periodistas que trabajan para él, todos dieron a entender que el ascenso de Macri y la vuelta a los ’90 es imparable.

Todo fue porque un candidato con su apoyo sacó 6500 votos en el pueblito cordobés y Macri dijo que eso era un “tsunami”. La derecha en Argentina siempre tuvo un espacio considerable, alojada sobre todo en la derecha del PJ y la UCR. Con Macri, los sectores conservadores asumen un perfil propio. Lo nuevo no es el tamaño de ese espacio, sino su identidad.

Macri corrió por derecha al resto de la oposición, que se fue más a la derecha todavía para competir con el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. En ese contexto, la oposición prefirió votar contra la Ley de Pago Soberano para no dejarlo solo a Macri en actitud opositora.

De aquí hasta las presidenciales de octubre del año que viene se votará en contra de todo lo que llegue del Gobierno, no habrá espacio para diálogos ni acuerdos estratégicos y se multiplicarán las denuncias de corrupción y las profecías apocalípticas amplificadas por los medios concentrados.

A partir de las amenazas de Luis Barrionuevo sobre “estallidos sociales” inminentes, Cristina Kirchner advirtió sobre posibles situaciones provocadas para desestabilizar al Gobierno, como fueron los levantamientos policiales de 2013, en los que se organizaron saqueos y actos de violencia. Históricamente el “tsunami” conservador como el que plantea Macri y al que se ha sumado la oposición siempre vino de la mano del miedo.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Lanzamiento del Programa “Ahora 12″

septiembre 11, 2014

11–09–2014 / Buenos Aires: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner celebró esta noche la firma del decreto que promulga la ley aprobada ayer y afirmó que ese acto legislativo demuestra que “estamos en una situación exactamente inversa, un giro de 180 grados, una vuelta de campana, donde el Parlamento argentino asegura el pago y el presidente no declara el default, sino que asegura el pago soberano”.

Con esta ley le decimos al mundo que queremos pagar, que podemos y que vamos a pagar”, afirmó al hablar en un acto realizado en la Casa Rosada, donde se anunció el plan “Ahora 12”.

La Presidenta también ratificó el valor “histórico” de la aprobación, el martes pasado, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, de, “a partir del caso argentino, tomar la decisión de reglamentar un estatuto internacional en materia de reestructuración de la deuda soberana, para que nunca más a ningún país le vuelva a ocurrir lo que hoy está viviendo la República Argentina” a raíz del fallo a favor de los fondos buitres del juez estadounidense Thomas Griesa.

Es necesario –insistió- que haya convenciones internacionales para que sean oponibles a todos los juzgados de todos los países y jurisdicciones, por eso es tan importante lo que logramos no solo los argentinos, sino todos los países del mundo, incluso los que votaron en contra” de la resolución porque “algún día comprenderán lo que es vivir en un mundo más justo”.

Hasta en eso –dijo- estamos en una Argentina diametralmente opuesta a la del 2001”.

Por otra parte, la Presidenta advirtió sobre las campañas de “malas ondas” que “tienen engañados” a quienes participan del llamado “efecto manada”, que hacen creer que hay que comprar moneda extranjera, cuando en realidad “comprar productos argentinos es el verdadero valor agregado, el resto es cuento chino, y haciendo cuentas no más se puede comprobar”.

En ese sentido dijo que la Jefatura de Gabinete realizó una estadística sobre el tipo de noticias que se difunden por radio, en la que se detectó que “el 79 por ciento son noticias negativas” y sólo el “cuatro por ciento son positivas” en los programas de “primera y segunda mañana”.

Únicamente Radio Nacional da noticias positivas, y Radio del Plata es neutra; el resto, mejor apagarla porque si no te pegas un tiro”, graficó.

Para desmentir las noticias sobre la supuesta falta de accesibilidad a la compra de dólares, Cristina dijo que según datos de la AFIP “se vendieron entre 1300 y 1500 millones de dólares”, que compraron aquellos que “son insistentes y compran todos los meses”, especialmente en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, donde se advierte la mayor cantidad de operaciones de ese tipo.

Hay que ver –subrayó- dónde está el microclima que moviliza y genera una fiebre bastante tonta, porque si hicieran cuentas se darían cuenta que realmente hay mejores negocios para hacer”.

También mencionó que los portadores de las “malas ondas no solamente generan malestar económico” y especificó que “hay un señor que dice que dirige un sindicato, que está anunciando un estallido para diciembre” y agregó que “creo que algunos están preparando alguna matiné, ahora, próximamente, en octubre o en noviembre”.

“Los que están anunciando estallidos para diciembre, probablemente estén preparando algunas cosas, alguna matiné, para ahora, entonces estén todos atentos”, pidió la Primera Mandataria.

Por otra parte, al finalizar su discurso, la presidenta envió sus felicitaciones a los maestros en su día, y expresó su solidaridad con el pueblo Chileno al cumplirse un nuevo aniversario del golpe militar en el vecino país.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK y su discurso en la cena por el Día de la Industria

septiembre 11, 2014

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN LA CENA POR EL DÍA DE LA INDUSTRIA, DESDE TECNÓPOLIS.

Muchísimas gracias, si bien hoy no es 2 de septiembre, estamos un poco retrasado, pero igualmente muy buenas noches a todos y a todas, señores que me acompañan, en la mesa en representación de los distintos sectores que conforman la industria nacional; Unión Industria Argentina; CAME; CGE; CGERA y también darle la bienvenida a la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires, que decidió unificar, hoy, esta conmemoración de la Industria Nacional: la verdad que yo venía con un montón de papeles, con un montón de números y con filminas, que seguramente íbamos a aburrir a todos, porque este corto que acaban de pasar, con testimonios, creo que evidencia muy claramente lo que hemos vivido, en estos años.

En principio, la verdad que me gustaría que esta gente que aparece en el corto, y que existe en la República Argentina, no es mentira, no es gente que hemos contratado para que aparezca diciendo esto; son importantes empresarios argentinos que están, además, en importantes actividades de la industria argentina testimoniando lo que ha sido el desarrollo industrial y como Presidenta esta debe ser la séptima vez, que vengo a la Cena de la Industria, la primera vez fue en el año 2008, porque obviamente había asumido el 10 de diciembre del año 2007, pero todos los años hemos venido aquí, a este cena en honor de la Industria Argentina.

No a festejar, porque nunca he venido ni a cantar ni a bailar, simplemente ha reafirmar dos cosas fundamentales en la construcción… sí claro digo a festejar porque uno cuando festeja canta y baila, acá venimos a hacer un acto de presencia, pero fundamentalmente un acto de convicción, de lo que son estos diez años y de lo que hemos apostado.

Porque apostar a la industrialización de un país no es una decisión económica, apostar y construir la industrialización de un país es una decisión de carácter político, una decisión de carácter público estatal, que apunta – esencialmente también – ha configurar en qué modelo de sociedad queremos vivir y qué país queremos tener. (APLAUSOS).

Yo aspiro a vivir en una sociedad donde todos puedan acceder a un trabajo digno, registrado, con salarios que permitan mantener dignamente a su familia; aspiro a una sociedad que tenga en todos y cada uno de los que lo habitan la intención y la vocación del progreso, de progresar más y unir esa vocación de progreso al trabajo, a lograr trabajar cada vez más y mejor, a calificarse cada vez más como trabajador para obtener mejores ingresos y también a sentirse parte de la empresa, de la que ese trabajador forma parte.

Y necesito para eso también – obviamente – del capital, de los empresarios, de empresarios con vocación nacional. ¿Qué significa vocación nacional? No significa solamente desarrollar la industria nacional, sino también invertir en innovación, en tecnología, en desarrollo porque sabemos que la clave ya no son solamente la acumulación de fierros, sino esencialmente también la innovación y la tecnología.

Por eso escuchábamos a un empresario, que debe estar seguramente en algunas de las mesas, no lo diviso desde aquí, como Martín Migoya, CEO de Globant, una empresa que hoy tienen vocación de empresa global y lo va a ser porque ha invertido y ha apostado al país.

Ellos surgieron, en el año 2003, y hoy es una de las más importantes empresas, en uno de los sectores que más hemos apostado y desarrollado. Históricamente – como decía él – por lo que ha sido la educación pública en la República Argentina y por lo que nosotros también hemos aportado, cuando decidimos que el 6 por ciento del PBI fuera destinado a la educación; cuando decidimos que el CONICET no era un lugar para mandar a lavar los platos a la gente, sino para repatriar científicos y darles mejores salarios y darles nuevos laboratorios y nueva infraestructura. (APLAUSOS).

Porque tomamos el desafío, el gran desafío de unir la ciencia con el capital; normalmente siempre hubo en el mundo científico, por pruritos, por prejuicios, en nuestras academias, en nuestras universidades una cierta lejanía del capital, de las empresas porque se consideraban como contaminante a la ciencia con el dinero, cuando en realidad sabemos que no hay posibilidades de avanzar en la investigación científica, si no le aplicamos al trabajo, a la producción, a la rentabilidad para que esa rentabilidad vuelva a generar inversión y mayor densidad al entramado de investigación, desarrollo e investigación tecnológica.

Por eso, hemos duplicado, hoy estamos en más de 120.000 metros cuadrados, en realidad empezamos con muy espacio destinado a la infraestructura de ciencia y tecnología, necesitábamos 120.000 metros cuadrados, construidos en laboratorios, en institutos para que nuestros científicos repatriados, y los que ya estaban, y los que ingresaban, y los que egresaban tuvieran un espacio; hoy estamos en más de 120.000 metros cuadrados cubiertos, destinados totalmente a la ciencia y a la tecnología, además de haber creado el ministerio de Ciencia y Tecnología también con recursos no solamente para infraestructura, sino también para créditos y para reconocimiento de los salarios de nuestros científicos.

Ni que hablar de nuestras universidades públicas, donde hemos creado 9 nuevas universidades que han permitido, tal vez, que de no tener una universidad cerca de su casa o de su lugar más o menos de influencia hubieran podido estudiar, porque al mismo tiempo trabajan, hoy, estamos también con 9 nuevas universidades, que contribuyen a este proyecto de industrialización.

Pero también lo basamos esencialmente en algo que es fundamental, como decía el mítico Henry Ford, de su empresa, verdadero capitalista, ya quedan pocos en el mundo. Henry Ford decía que tenía que aumentarle el salario a sus trabajadores porque si no le aumentaba el salario a sus trabajadores quién iba a comprarle sus autos.

Y esto es algo que tienen que entender todos los empresarios, necesitamos mantener el poder adquisitivo de nuestros trabajadores porque son ellos los que sostienen uno de los componentes fundamentales de este modelo que hemos desarrollado de reindustrializar el país: el poder adquisitivo que apunta al sostenimiento de la demanda interna.

¿Por qué tanta insistencia en esto de generar demanda interna, en esto de generar industria nacional, en esto de generar los márgenes de achicamiento de incorporación de productos extranjeros? No por xenofobia, sino simplemente porque cada vez que logramos mayor incorporación de tecnología nacional, de innovación nacional, de maquinaría nacional estamos adquiriendo soberanía y fundamentalmente estamos retrayéndonos de los vaivenes constantes que tiene y va a tener la economía mundial.

Porque bueno, también, es hablar del otro componente: el componente externo, la demanda externa, que hoy – francamente – viene en picada. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla, basta ver los números de la Eurozona, donde están en recesión; basta ver también que han comenzado a proyectarse a la baja crecimientos económicos, en este caso – por ejemplo – de nuestro principal socio, que es la República Federativa de Brasil.

Su Banco Central ya ha calculado en 12 veces el Producto a la baja y la caída del sector industrial es del menos 3,6 por ciento, respecto del mismo mes, del año anterior. Obviamente cómo no va a impactar esto en nuestra situación interna, si – por ejemplo – el complejo automotriz, que representa el entramado del componente del PBI, un instrumento muy importante, un elemento muy importante depende para su exportación en un 86 por ciento de la demanda de Brasil.

Yo quiero hablar con mucha sinceridad, esta noche, el otro día cuando mantuvimos la reunión con las terminales le explicábamos y comentábamos nuestro análisis y nuestra visión, que no es subjetivo, sino objetivo, a partir de datos duros, de números objetivos y veíamos ese 86 por ciento de la colocación de nuestros productos automotrices únicamente en un solo mercado.

Esto no fue una decisión que tomara el gobierno ni del Presidente Kirchner, ni de quien les habla, esto fue una decisión de las casas matrices, tanto de las automotrices que están aquí, como de las mismas automotrices que están en la República Federativa del Brasil. Hubiera sido tal vez más conveniente, por lo menos para los intereses del país y de las filiales locales, diversificar los mercados de exportación a distintas regiones de Latinoamérica, o también a otras partes, como al África, etc. para no estar pendiente de un solo mercado que, al tener un problema, evidentemente, nos impacta negativamente.

Les digo algo: si nosotros sacáramos la caída que tuvo el complejo automotriz, vuelvo a repetir, producto – vuelvo a repetir – de la caída de la demanda externa, si lo sacamos de los diez complejos industriales que analizamos para determinar PBI, para determinar capacidad instalada, para determinar actividad industrial, hoy, la industria estaría creciendo entre el 1,2 y el 1, 5 por ciento, lo que pasa es que ha sido tan brusca, tan brutal la caída del complejo automotriz, que por su ponderación, dentro del índice, arrastra a la totalidad de la industria.

Por eso, el otro día decíamos que era importante sostener el mercado interno. ¿Qué hicimos, entonces? Lo explicaba el titular de Toyota, debo decir que la actitud y el comportamiento de las automotrices no han sido similares en todos los casos, porque sería muy injusto generalizar.

Lo escuchábamos, recién, al titular de Toyota Argentina hablar de lo positivo, que ha sido el Plan Pro.Cre.Auto, que fue el instrumento que utilizamos para dinamizar el mercado interno, la demanda interna.

Y el otro día, en la reunión que mantuvimos con las terminales y con los concesionarios y sindicatos determinamos claramente que, a fines de agosto, se había vendido, aquí, en el mercado interno más de medio millón de unidades.

Si nosotros intensificamos y no se boicotea el Plan Pro.Cre.Auto estamos en condiciones de acercarnos a las mismas ventas del año pasado, porque hay mucha gente que quiere comprar su auto, renovar su auto y parece mentira que en una sociedad capitalista, o por lo menos cuyos empresarios quieran ser capitalistas, la gente quiera comprar y determinados empresarios no le quieran vender.

Esto no habla de una buena actitud empresarial y así se los manifesté, con la sinceridad y la crudeza con la que siempre hablo con todos, porque así ha de hablar un Presidente, no solamente a sus partidarios, sino a todo el país. (APLAUSOS).

Un Presidente debe hablar con la verdad a todos, cuando duela, cuando esta verdad muchas veces no les guste a todos.

Si logramos este instrumento, que puso a disposición del mercado y de las automotrices el gobierno nacional: Pro.Cre.Auto, lo decidimos estimular, no boicotear vamos a tener buenos resultados. También va a ser necesario rever políticas, como le dije a los titulares de las terminales, porque saben qué, las casas matrices nos quieren trasladar sus crisis en Europa o en Estados Unidos a nosotros los argentinos.

Y lo que no vamos a permitir nosotros, sobre todo después que hemos hecho los deberes, porque hemos hecho los deberes…. Durante mucho tiempo nos dijeron las terminales que nosotros regularizáramos la situación con el Club de París, porque de esta manera las agencias de desarrollo de sus países, sus casas matrices les iban a poder dar créditos porque habíamos regularizado esta situación.

Pues bien, señores, por primera vez un gobierno argentino con una deuda que se arrastra, desde 1956, regulariza la situación con el Club de París y paga más de 640 millones de dólares para precisamente darle un instrumento a la industria automotriz nacional, y a la industria, en general, para que puedan pedirle créditos a sus casas matrices, por lo menos, para el capital de trabajo, aquí en la República Argentina y también para las autopartes, que forman parte del capital de trabajo, sobre todo teniendo en cuenta que esas autopartes, que provienen de los países centrales, general trabajo allí con alto valor agregado.

Porque ustedes deben saber muy bien, que hay muchos países que ya no se dedican a la fabricación de autos, sino a la fabricación de autopartes, como es el caso de Austria, de altísimo valor agregado porque es mucho más rentable.

¿Qué es lo que les decimos, entonces? Vamos a debatir y a discutir cómo se asignan estos cupos para que podamos seguir incentivando la industria pero teniendo en cuenta dos cosas: el nivel de cooperación con el mercado interno; el nivel de agregación de valor nacional porque no puede ser que sigamos importando absolutamente todas las piezas y no permitamos el desarrollo de la industria autopartista nacional, que genera muchísimo empleo porque son pequeñas y medianas empresas. (APLAUSOS).

Tenemos que apuntalar a nuestras autopartistas. ¿Cómo se hace? Porque yo sé lo que pasa en el mercado autopartista, todos lo sabemos, obviamente es el eslabón más débil frente a la terminal.

¿Qué necesitarían nuestros mercado autopartista? Tiene el apoyo del Estado, necesitaría también el apoyo de las terminales.

¿Cómo? Con contratos de más larga duración, con precios que le permitieran con esa larga duración tomar créditos para lograr innovación, desarrollo y tecnología y crear una industria autopartista nacional fuerte, que les permita, además, a las terminales contar, porque no me van a decir que no es mucho más barato para una terminal tener al autopartista pegada a su línea de producción, que el autoparte que tiene que venir desde la otra parte del mundo.

Entonces la logística que todos sabemos que hoy es parte esencial de la competitividad y la lógica nos indica que una industria automotriz requeriría tener a sus autopartistas prácticamente pegadas, no tal vez el cien por cien porque sabemos que, hoy, en ninguna parte del mundo de fabrica el cien por cien de un producto, enteramente en el país, pero por lo menos un 40 ó un 50 por ciento de cada uno de esos autos con autopartes locales, pegadas a sus líneas de producción para tornarlos más competitivos y tener también autos más baratos.

De modo tal, que si tuviéramos autos más baratos pasará lo que pasa, en los Estados Unidos, donde la gente los cambia con mayor frecuencia realimentando el mercado.

Me detengo muy especialmente en este tema de los autos y las automotrices por la infinidad de reclamos, que hemos recibido, a partir de gente que va con su plata en efectivo, de gente que le aumentan las cuotas y de gente que quiere tener sus autos.

Por favor, les pido a todas las autopartistas, véndanle autos a los que quieren comprar, por favor es el comportamiento mínimo que le pedimos a la industria automotriz que yo sé que lo va a hacer, estoy convencida que lo va a ser, porque estos años han sido muy buenos y necesitamos, además, y yo les comentaba también que la crisis cuando uno observa el desarrollo de la rentabilidad de las automotrices, desde el año 2004 a la fecha, vemos cómo sigue impactando la crisis, del año 2008.

Miren, entre el año 2004, 2005, 2006 y 2007, me acuerdo porque fue mi primera elección como Presidente, la rentabilidad de las automotrices, en porcentual, sobre millones vendidos, en unidades, oscilaba entre el 4 y pico y uno de las más bajas fue ya la del 2008, que nos tocó la última colita, del último trimestre por la crisis, que fue del 3,70 pero llegaron a tener hasta un retorno del 4, 8.

Y fíjense qué curioso, luego hubo un resultado negativo, obviamente, en el año 2009, que fue del 0,9, por la crisis terrible que se vivió en el 2009 y luego comenzaron a repuntar, pero nunca más volvieron a superar el 2 por ciento de la rentabilidad, ni siquiera en el año de mayor récord de automotores, que fue precisamente el año pasado, donde entre fabricados en el país, récord de fabricación de 791.000 unidades más los importados, llegamos casi a vender 1.000.000 de autos en la República Argentina.

Esto no fue hace dos décadas ni dos siglos, fue en el año 2013, sin embargo, mayor venta de autos, menos rentabilidad producto de una crisis que también sigue hoy.

Por eso tenemos un mundo que se está calculando a la baja, y como ese mundo se está recalculando a la baja, nosotros tenemos que sostener fuertemente el mercado interno.

También, quiero decir, que ha habido una política – como lo señalaba recién el vídeo que nos tocó ver – de sostener el mercado interno y lo hemos hecho con préstamos del Bicentenario, con préstamos a partir de la modificación de la Carta Orgánica del Banco Central, con préstamos como el FONDEAR, que este año lleva otorgado préstamos por… ¿Toyota cuánto Débora?

600 millones, o sea Toyota Argentina va a hacer una inversión de más de 6.000 millones de pesos, por eso digo que hay que diferenciar también.

Toyota va a hacer una inversión de más de 6.000 millones de pesos para un nuevo modelo de Hilux, que se va a exportar el 58 por ciento y que va a alcanzar componentes nacionales, si mal no recuerdo, hasta un 43 por ciento de componentes nacionales.

Sí aplaudan porque creo, que en este caso, es un reconocimiento que debemos hacerle a una empresa multinacional, como Toyota que – como recién lo decía su titular – apuesta al país.

Y el préstamo no solamente fue para Toyota, fue también para una autopartista fuertemente vinculada a Toyota, como es Guidi Sociedad Anónima, dimos también un préstamos de más de 50 millones de pesos; Guidi es un autopartista que se especializa en estampado, el auto está fuertemente vinculado a Toyota para ayudarla en el círculo virtuoso de tener a su autopartista al lado, para que con la sinergia se convierta en mucho más competitiva la producción argentina y la plataforma de la Hilux, que es ya un clásico en toda la región, diría, además de serlo en la República Argentina.

Y si uno observa el comportamiento de los países, donde están radicadas las casas matrices veremos que han caído totalmente y están recesivos, no desde el año 2008, desde antes del 2008 están con recesión y muchas veces con políticas centrales quieren trasladar esos problemas a sus filiales, a través de autos importados de alta gama, que no colocan en su país de origen.

Y por eso también tomamos la decisión del impuesto a los autos importados, de alta gama, únicamente, porque también hubo una feroz distorsión comunicacional, respecto a que estábamos colocándole impuestos a todos los autos.

¿Cómo vamos a colocarle impuestos a todos los autos? Ni siquiera a los autos importados, de baja gama, que son los que vienen de Brasil y que son los que más demanda tienen; únicamente a los autos de alta gama, que igualmente, pese al impuesto, se vendieron y mucho.

Por eso quería tener esta breve interlocución, respecto de un tema que mueve mucho a la opinión pública y a demanda pública y a la necesidad de dar respuesta a esa demanda.

Luego, ni que hablar de todo lo que ha sido el desarrollo industrial, el tema de la inversión, que tampoco está – como dicen – por el piso; al contrario tenemos la inversión de Toyota, tenemos la inversión de….

Ahora sí puedo mirar algunas de las cosas que me puso, aquí, Débora sobre inversiones importantes. Bueno, lo tengo sentado en la mesa a Miguel Galuccio, porque hay también una suerte de lógica que se quiere decir de que el Estado interviene y desalienta la inversión, que cuando el Estado interviene desalienta la inversión.

Yo pregunto: ¿de quién es YPF, hoy? YPF, hoy, y creo que todo el mundo lo sabe, y los que invierten más que todos, es 51 por ciento estatal, sin embargo es la empresa que mayor inversión extranjera directa ha recibido.

Y a Galuccio no lo puso ni el Espíritu Santo, ni el Fondo Monetario Internacional, lo puso la Presidenta de la República Argentina. (APLAUSOS).

Lo que pasa, señoras y señores, y aquí sí me gustaría que se mostrara la filmina de YPF, la puedo ver.

Yo me voy a poner los anteojos porque si no me cuesta mucho, estoy vieja.

El crecimiento en base a inversión y actividad de la recuperación de nuestra línea petrolera: YPF, una vez más, desde que recuperamos YPF las inversiones en el upstream crecieron un 165 por ciento, 5.192 millones de dólares; equipos de perforación: de 25 equipos de perforación, que tenía cuando Repsol era controlada por una sociedad extranjera, pasamos a tener 74 equipos de perforación, un 196 por ciento más.

Tal vez ustedes digan: ¿qué es un equipo de perforación? Los que vivimos en provincias petroleras sabemos lo que es un equipo de perforación, no solamente la cigüeña o un montón de luces, es trabajo genuino y bien remunerado, porque saben lo que pasa, cuando un obrero petrolero queda sin trabajo no lo podemos llevar a una cooperativa Manitos Azules a hacer salitas de cuatro, porque los trabajadores de la industria extractiva- vos lo conocés mejor que yo, Miguel – están acostumbrados a trabajos fuerte, adentro del campo y con buenos salarios tienen otro tipo de demanda.

Lo digo porque quien fue mi compañero gobernó, durante 12 años, la provincia de Santa Cruz, que es precisamente la provincia donde YPF tiene su mayor grado de intervención.

Pasemos a la siguiente filmina, también, de YPF, aquí tenemos cómo venía la declinación de YPF, que era controlada en forma de management que era absolutamente privado.

Fíjense al momento de su privatización.

Las barras en rojo y luego en rosa, lo que hubiera continuado declinando si nosotros no hubiéramos tomado la decisión allá por febrero del año 2012, producto del déficit energético, no producto de ningún capricho nacionalista ni ultrapatriótico, sino simplemente una decisión, eso sí, de carácter económico.

Teníamos un déficit energético que no solamente nos afectaba la balanza comercial de una manera, y nos sigue afectando la balanza comercial porque, bueno, ahora quiero hablar del déficit del que tanto hacen algunos economistas aprendices de brujo todos los días por radio y televisión sus críticas.

Si nosotros no tuviéramos déficit energético y tuviéramos que importar energía subsidiada para las industrias y subsidiada para todos los argentinos, tendríamos superávit fiscal primario y financiero más que excedente.

Lo que pasa es que seguimos apostando precisamente al modelo industrial.

¿Sabe como bajo de un plumazo el déficit? No hay más subsidios para nadie, no hay más subsidio y se paga el precio internacional en todos los combustibles y para todos los argentinos y para todas las actividades.

¿Y cuánto dura la Argentina, señores, si hacemos eso? Ya conocimos esta experiencia.

Después, claro, se exportaba energía y había algunos que todavía decían “en los años 90 exportábamos energía”.

¡Pero qué país puede estar orgulloso de exportar energía! La energía tiene que ser para consumo de la industria nacional, para el crecimiento de un país.

Y si hay excedente luego de que el país se desarrolló, luego de que todos los argentinos tienen trabajo, educación, salud y vivienda, bienvenida sea la exportación de combustible.

Pero mientras tanto, el combustible y la energía tienen que estar al servicio del desarrollo nacional e industrial.

Fíjense ustedes, el crecimiento que ha tenido a partir…todo lo azul es todo lo que creció en la proyección de gas. ¿Saben qué significan esas barritas en azul que empiezan muy chiquititas y van cada vez más grandes, sobre todo en lo que va del 2014?

Yo les digo lo que significa eso, significa 100 buques menos por año de gas licuado, 100 buques menos que tenemos que importar de gas licuado.

Imagínense lo que esto impacta en divisas, por un lado, en balanza comercial y lo que significó en generación de puestos de trabajo este incremento que ha tenido la petrolera estatal.

Sí, la petrolera estatal y tan estatal que no le importó a un empresa como Chevron, venir a invertir lo que invirtió; como tampoco lo importó a Petronas, pese a que es estatal, porque Petronas también es estatal, a venir a invertir a la Argentina o a Total o a Dow Chemical.

Porque, ¿saben qué? Cuando una empresa está bien administrada y es rentable, no importa si es estatal, privada o mixta.

Lo importante es que dé ganancias y retorno a sus accionistas.

Por eso, hoy la acción de YPF que es una empresa estatal, es de las más valoradas y de las más estables del mercado.

En esta filmina tenemos el crecimiento de empleo, de 46.000 a 66.000, entre puestos directos e indirectos de trabajo, con salarios que ustedes saben, son de los mejores del mercado.

Porque tanto los directos, pertenecientes a la petrolera, como todas las empresas de servicios obviamente que le prestan a la estatal, tienen de los salarios más altos en los convenios que se han celebrado.

Vamos a la próxima filmina, por favor.

Aquí tenemos otro tema también.

Prontamente vamos a tratar la ley de hidrocarburos. ¿Para qué queremos una nueva ley de hidrocarburos? Para fijar reglas de juego claras, previsibles y transparentes que resguarden los intereses de las provincias, que son las propietarias de los recursos de la reforma del 94.

Pero que también aseguren que ser gobernador de una provincia, no te dé patente de Corso para otorgar áreas a cualquiera sin ningún tipo de control y sin un modelo general que asegure transparencia al mercado y no genere que vengan a invertir del exterior.

Porque si no ponemos reglas claras en materia tributaria, en materia de porcentajes de regalías, en materia de porcentajes de cánones y en pliegos de licitación de áreas públicos e internacionales, no vamos a lograr inversión por una razón muy sencilla: la inversión que se requiere para Vaca Muerta, oscila entre 100.000 y 200.000 millones de dólares.

Y esas sumas, no se consiguen de manera que no sea previsible y a largo tiempo.

Por eso requerimos la sanción de una ley que va a ser consensuada obviamente, con los gobernadores de las provincias petroleras en el marco de la OFEPHI, que es la organización que nuclea a los estados provinciales petroleros y de la cual, bueno, soy muy conocedora porque Kirchner fue presidente de la misma e integrante desde que fue gobernador.

Pero quiero mostrarles esto, que es el interés de las provincias, una de la parte de los intereses de las provincias, que son las regalías. Fíjense lo que se cobraba en regalías en el año 2011 y fíjense lo que se cobra en regalías en el año 2013 en las provincias.

No solamente eso, porque cuando estaba Repsol, cobraban esas regalías y nada más.

Ahora, al ser socias de la empresa, van a cobrar también dividendos y utilidades de la rentabilidad de la empresa.

Lo digo porque me tocó formar parte, como provinciana lo digo, en la provincia de Santa Cruz del modelo de YPF cuando llegamos a tener la provincia de Santa Cruz el 4 por ciento de las acciones de YPF que las habíamos comprado con los papelitos que nos habían dado motivo de las regalías mal liquidadas.

Aquellos famosos 600 millones de dólares que el gobernador Kirchner acumuló y guardó.

Es cierto, lo puso en el exterior, Cavallo le pedía que lo trajera para acá, que los depositara en el Banco Nación.

Nunca lo quiso hacer y lo acertado que estuvo.

En aquella oportunidad, cuando se liquidaron las regalías, todas las provincias cobraron. Santa Cruz estuvo en el tercer lugar de las que cobraron, pero fue la única que conservó la participación accionaria del 4 por ciento y sus 600 millones de dólares, que nos generaban los intereses con los cuales construimos aeropuertos, puertos, caminos, casas en Santa Cruz y que luego nos vimos obligados a vender en el año 98 producto de cuando se decide privatizar YPF y, obviamente, no teníamos más opción que vender las acciones porque las pudimos vender a 44 pesos cada acción y al día siguiente que se habían vendido valían 19.

Esto para que conozcamos la verdadera historia de la República Argentina y nadie cuente cosas extrañas.

Necesitamos volver a tener a esta YPF fuerte, con composición de todas las provincias y, sobre todo, ahora que estamos en el mediano plazo en la histórica oportunidad de llegar al autoabastecimiento energético.

Yo les puedo asegurar y se lo decía el otro día a los titulares de las terminales, las oportunidades y la etapa que se viene en la República Argentina, si se sigue con un modelo de industrialización, de, no voy a decir protección porque sino después me toman el testimonio en la OMC, pero lo charlábamos y lo charlaba el ministro de Economía hoy con un gerente de un laboratorio.

A propósito, ¿no vino el señor Vagó que iba a estar en la mesa? ¿Será porque no le dimos el aumento del 10 por ciento? Espero que no, porque muchas veces te piden aumento y después te hablan de inflación.

Digo por qué estas cosas, porque parte de este desarrollo industrial, no fue solamente la inversión, no fue solamente el crecimiento en paritarias, en salarios, en Asignación Universal por Hijo, más jubilados, parte también fue porque se desarrolló un sistema de administración de comercio exterior que debe proseguirse.

Porque además, tenemos mayor apertura que en los años 90, otro cuento que también quiero desterrar.

Ahí están las cifras, sumando exportaciones e importaciones, la apertura del mercado es mayor en los últimos 10 años que durante la década del 90, por una razón muy sencilla: porque la propia industrialización, con su exportación y con su necesidad de importación, abre más la economía.

Pero no hay que abrirla tanto como para que vengan a competir.

Porque me pregunto, hoy que estamos en discusión con algunas actividades y con algunos sectores como, por ejemplo, los laboratorios que querían un aumento tal vez del 10 por ciento y se les dio un aumento tope del 5 por ciento y promedio del 4 por ciento.

¿Qué pasaría, me pregunto, si de repente decidiéramos variar la política de comercio exterior? Y, bueno, por allí sería beneficioso para la gente porque tendría medicamentos más baratos si abrimos a determinados países que producen medicamentos a muy bajísimo costo.

Ahora, ¿cómo le iría a esa industria si nosotros abrimos y no hay administración de comercio y dejamos entrar lo que ellos tienen a un precio mucho más alto a un precio mucho más barato? Mucha gente se pondría contenta, como se puso contenta en los años 90.

Pero después, ¿saben qué? Te quedás sin trabajo y, entonces, no podés comprar ni lo barato ni lo caro, porque esto es el tema de defender el desarrollo de la industria nacional y una administración de comercio.

Ahora bien, cuando vos les decís al sector o a un determinado sector, que podría ser el sector de los laboratorios, bueno, está bien, abrimos el mercado a tal país y vamos a tener “ah, no, por favor”.

Porque todos, ¿sabés qué? Todos critican la protección o el comercio administrado del otro, pero las mías, mantenémelas, las mías no me las saques porque sabés que sino me fundo.

Entonces, me parece que tenemos que tener un criterio, un criterio unificador y, fundamentalmente, guiarnos por cómo nos está yendo a nosotros, a cada uno de nosotros.

Hay una vieja anécdota que cuando uno le preguntaba siempre a los argentinos y creo que todavía pasa, cuando le pregunta “¿qué opina de la educación en la Argentina, es buena, mala o regular?” Y la mayoría, estoy segura, hago una encuesta, y le contestan “es mala, de mala a regular”.

Ahora, cuando usted le pregunta “¿cómo es la educación de sus hijos?” “No, la educación de mis hijos es muy buena”, dice, como si los hijos estudiaran en algún planeta extraño o en otro país que no fuera la República Argentina. ¿Y eso saben qué es? Manipulación de la opinión pública a partir de determinados, yo diría, aprendices de brujos que están todos los días por todos los medios de comunicación augurando que cosas terribles van a pasarle a la Argentina.

Esto lo vienen augurando desde el año 2003 y ahora han arreciado aún más, a partir del frente externo y de lo que sucedió con el juez municipal de Nueva York que, no nos engañemos, de esto quiero hablar con total sinceridad ante todos ustedes.

El otro día cuando estuvo un presidente muy importante, uno de los más importantes del mundo, me dijo cuando estábamos hablando a solas, “pero, señora Presidenta, ¿usted cree realmente que este juicio es por los 1.600 millones de dólares? ¿A usted le parece que un país como la Argentina puede ser extorsionado por un juez municipal por 1.600 millones de dólares sin que nadie tome cartas en el asunto? ¿No le parece que hay otras cosas atrás?”.

Y claro que me parece que hay otras cosas atrás. ¿Saben que me parece? Que nos quieren enviar abajo la reestructuración de deuda que hicimos en el año 2005 y 2010 para que el país se vuelva a endeudar como fue durante tantos años esa bicicleta financiera y ese peso de la deuda externa que impedía crecer al país.

Hoy, que el país está en una ratio de endeudamiento yo creo de las más bajas del mundo, porque hoy la Argentina está endeudada en moneda extranjera en el 8 por ciento de su Producto Bruto moneda extranjera, con bonos tenedores nacionales o extranjeros pero privados, 8 por ciento de su PBI, nada, frente al 150, casi 160 por ciento que tenia de un PBI muchísimo más chico, allá por el año 2003.

Hoy, que tenemos este nivel de endeudamiento que nos permite programar el futuro; hoy, hemos descubierto que Dios nos ha beneficiado con ser un país que tiene el segundo yacimiento de gas shale del mundo y el cuarto de petróleo shale del mundo; hoy, que sabemos que somos un país que hemos avanzado en ciencia y en tecnología como no lo hacíamos desde décadas, repatriando a más de 1.000 argentinos que se habían ido al exterior y con avances tecnológicos que nos colocan a la cabeza del mundo; hoy, que hemos desarrollado un complejo en materia de producción de maquinaria agrícola sin precedentes, con gran participación nacional; hoy, que nos hemos convertido en el primer productor de software de toda América latina; hoy, que nos hemos convertido en productores de contenidos artísticos, de contenidos televisivos que nos colocan a la vanguardia; hoy, que somos el quinto proveedor de alimentos del mundo, justamente hoy se le ocurre a un juez municipal venir a reclamarnos por 1.600 millones de dólares y extorsionar…

Señores, por favor, pensemos y no seamos ingenuos y no seamos tontos. Una vez más, vienen por esta Argentina que se ha caracterizado por ser absolutamente distintiva en toda la región, te lo dicen los mismos que vienen a presionar o a pedir.

Distintiva porque tenemos recursos humanos altamente calificados, producto de que de una educación pública y gratuita, egresados de las universidades públicas y gratuitas, con un desarrollo científico sin precedentes, porque además tenemos el octavo país en extensión del mundo con apenas 40 millones de habitantes, porque además esas reservas de gas y de petróleo no están entre Nueva York y Chicago y la franja de este tamaño, sino que están en pleno desierto y la franja es de este tamaño y sabemos que hay en otras partes del país también, no solamente hemos descubierto convencional últimamente hasta en mi propia provincia, sino que también hemos descubierto no convencional en la zona Norte del Neuquén, casi lindando con Mendoza, y también en la provincia del Chubut.

Este potencial de la Argentina, que no es un potencial para dentro de 20 años, es un potencial para ya, es lo que no les gusta a algunas potencias del mundo y es lo que ha pasado históricamente en la República Argentina, señores, no se engañen, por favor.

A mí me falta un año y meses para terminar de ser Presidente, pero ustedes para seguir siendo empresarios, tienen toda una vida, la de ustedes y la de sus hijos, para cuidar sus empresas, para cuidar lo que han logrado.

Y a los trabajadores, para cuidar las conquistas sociales que han logrado.

Yo les pido por favor que no se distraigan, que no los engañen, que sepan cuáles son las cuestiones que se están discutiendo en el mundo, señores.

Y no es que tenga visiones conspirativas, en absoluto.

¿Saben por qué es tan importante? Un funcionario, un exfuncionario que vino en nombre de ciertos intereses a entrevistarse con algún funcionario de nuestra administración, le dijo que hoy éramos la Arabia Saudita, textuales palabras, la Argentina, Arabia Saudita.

Y claro, ¡cómo no vamos a ser Arabia Saudita! Si somos una región de paz, porque sacar petróleo hoy en la región de Medio Oriente, es casi además una aventura en donde se te puede ir la vida, un lugar que va a tender a complicarse de manera internacional.

Porque quiénes presidimos el país y quiénes tienen aspiraciones de conducirlo, deben tener una mirada estratégica sobre, no lo que pasa únicamente en su quintita o en la próxima campaña electoral, sino en el mundo en que estamos y en el mundo que se viene.

Y el mundo que se viene, señores, es un mundo complejo, donde van a querer tener nuestras reservas petroleras porque va a ser muy difícil ir a otros lugares a recurrir por ellas porque están con un altísimo grado de conflictividad militar y religiosa, señores.

Lo cual ya no es la guerra convencional que vivimos en el siglo XX, que yo digo eran las últimas guerras de la modernidad.

Ahora estamos viviendo las guerras de la posmodernidad, las guerras donde los aliados cambian de un día para el otro. Fíjense si no, este ejército islamista que está en Irak, hoy saben dónde se entrenó, dónde se entrenó militarmente.

Se entrenó militarmente combatiendo al gobierno de Siria, al gobierno de Bashar al Assad, el mismo gobierno que hoy, digamos, tiene que aliarse prácticamente con el que lo estaba combatiendo, vendiéndole armas a sus rebeldes porque las cosas se dieron vuelta en apenas 1 año.

Y podemos contar historia de estas y esto tiene que ver en la política del mundo.

Y la política del mundo tiene que ver con los intereses de Argentina.

Por eso les pido a todos que estén muy atentos y con los ojos muy abiertos.

Lo que ayer hemos logrado los argentinos también en Naciones Unidas, en esa Resolución 68/304, que debe convertirse en un verdadero orgullo de la diplomacia argentina y de la historia argentina donde por primera vez Naciones Unidas, el mundo, nos decían que nos habíamos caído del mundo, dónde está el mundo, sino no es en ese edificio de tantas plantas, frente al Río Hudson, allí en Nueva York, allí el mundo nos dio 124 votos para decir que había que reglamentar las reestructuraciones de deuda soberana y hacer un tratado internacional para alejar definitivamente a los buitres que medran con las deudas y, fundamentalmente, con la miseria y la dignidad de los distintos pueblos de nuestro planeta.

Ayer fue un gran día para la humanidad, no solamente para la Argentina, señoras y señores.

Y estas cosas, que parecen de la política, tienen que ver con la economía, porque las decisiones políticas siempre se toman en base a decisiones estratégicas económicas.

Por eso, a mí me gusta primero hablar de política y después de economía.

Porque si uno no entiende cómo viene la política a nivel nacional, internacional y regional, puede tomar decisiones muy equivocadas a nivel económico.

En cambio si ve cómo se está moviendo el mundo, cómo se está moviendo la región, cuáles son nuestras posibilidades y potencialidades y en base a eso toma las decisiones, no digo que no pueda equivocarse, pero les aseguro que tiene muchas menos probabilidades de errar que de alguien que toma las decisiones creyendo que es acá y nada más que en la República Argentina donde van a impactar o donde los convencen tal vez, como convencieron a otros llevándolos a la Asamblea del Fondo Monetario Internacional que todos éramos altos, rubios y de ojos celestes.

Yo no quiero ser rubia, alta ni de ojos celestes, soy argentina, soy lo que soy y creo que el deber que tenemos todos precisamente es el de preservar este modelo de industrialización que las cifras eran harto elocuentes.

Que también son elocuentes los grados de inversión que estamos logrando.

Hablábamos de YPF, hablamos también de TOYOTA, hablamos de…no voy a dar todos los nombres que me puso Débora, pero que nos dando un nivel de inversión de más de 20 puntos sobre el PBI, sí, señores, pese a lo que se diga, a los que se escriba o lo que se repita.

Y cuando usted habla con alguno, le pasará a muchos de ustedes, que hablan por allí con algún otro colega que le dicen “no, bueno, pero las cosas” “¿Y a vos cómo te va?” “No, a mí me va bien, pero va a venir mal que esto y que el otro”.

Porque quieren generar expectativas de que las cosas van a ir mal para instalar lo que yo denomino “la cadena del desanimo nacional”, pese a que todos los datos y todo lo que estamos viendo en el mediano y largo plazo, hablan de una Argentina con una potencialidad.

Yo solamente les pido que esto que hemos logrado, no se derrumbe, se conserve, se acreciente, se profundice, se mejore pero que se siga con este proceso de industrialización y se siga con esta campaña de valor agregado permanente de ciencia y tecnología.

Y para terminar, también uno lee por allí noticias como me tocó leer hoy que hablaban de no sé qué porcentaje de chicos que no comían o que tenían problemas de miseria o de indigencia absoluta.

Yo tengo acá los datos y seguramente debe alguien presente de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, que dio el último informe de consumo de carnes, de proteínas en la República Argentina.

En el año 2013, la Argentina consumió por habitante 113 kilos de carne entre ovina, porcina y aviar.

No quiero hablarles de lo que ha desarrollado la industria aviar porque ha sido impresionante y también luego de algunas recomendaciones que yo hice en el 2005 de cómo comenzó a desarrollarse la industria porcina realmente, estamos cerca del autoabastecimiento. Todavía nos falta, tenemos que lograr el autoabastecimiento en materia porcina también para lograr mayor independencia.

Pero 113 kilos por habitantes fue el consumo del año pasado.

¿Saben cuáles eran los récords anteriores? El récord anterior era de los años 70, que había llegado a 95 kilos y medio por habitante.

Luego, una etapa de los 90, donde fue 95,4; luego en los 80, donde también anduvo por ahí y luego, en el año 2002 donde bajó abruptamente a 84 kilos producto de la crisis del 2002.

El informe del mes de julio, nos habla de un aumento del récord histórico del año pasado y llegamos al récord histórico de 117 kilos de consumo de carne por proteínas por cada un de los habitantes de la República Argentina.

Esto habla, ¿quién se come los 117 kilos de carne? No, por favor, pueden haber situaciones puntuales, pueden faltarnos muchas cosas, pero por Dios, hemos dado un salto cualitativo.

Ojalá que por mucho tiempo muchos presidentes puedan seguir anunciando récord de aumento en el consumo de proteínas y también muchos presidentes puedan ver, como yo lo hecho desde el año 2008, que fue la primera cena, hasta ahora, todos los años a cenar con ustedes, hombres y mujeres de la industria argentina, a poder mirarlos de frente, a poder mirar juntos videos como el que acabamos de mirar, a escuchar testimonios de colegas suyos como los que acabamos de escuchar.

Porque si nosotros logramos que no solamente sean 11 o 10 o 12 años, sino que sean 20 o 30 años de políticas públicas consecutivas en materia de administración de comercio, de industrialización, de ciencia y tecnología, de educación, de poder adquisitivo, de convenciones colectivas de trabajadores para que logren tener mayor poder adquisitivo, de conservar a YPF como empresa nacional para el autoabastecimiento energético, tengan la plena certeza de que vamos a ser un país muy diferente y vamos a poder dejarles a nuestros hijos y a nuestros nietos, algo muy diferente a lo que nosotros nos tocó recibir y por qué no decirlo también, sufrir.

Por eso, quiero junto a todos ustedes, brindar por la industria, por los trabajadores, por los empresarios, por los comerciantes, por los constructores, por los científicos y por todos y cada uno de los hombres y mujeres que tienen un fuerte compromiso con la Patria y que saben que la Patria no es una entelequia ni son símbolos para recordar solamente un 25 de mayo o un 9 de julio, sino que a la Patria se la sirve, se la recuerda y se trabaja por ella, los 365 días del año.

¡Feliz Día de la Industria para todos los empresarios argentinos nacionales!


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Diputados aprobó el pago soberano de deuda y lo transformó en ley

septiembre 11, 2014

DE NUEVA YORK A BUENOS AIRES
El pago soberano de deuda es ley

11–09–2014 / Por 134 votos a favor, 5 abstenciones y 99 en contra, la Cámara baja aprobó en la madrugada el proyecto del Poder Ejecutivo que autoriza el reemplazo del Bank of New York por Nación Fedeicomisos, permite el pago en Buenos Aires de la deuda reestructurada y crea una comisión bicameral para investigar el origen de la deuda externa desde la última dictadura hasta las reestructuración de 2005 y 2010.


VotacionpagosoberanoTras casi dieciséis horas de debate, la iniciativa se aprobó con 134 votos positivos. La oposición se repartió entre 99 votos en contra y 5 abstenciones. Además de los votos propios, el Frente para la Victoria sumó a sus socios del Frente Cívico de Santiago del Estero, Nuevo Encuentro, PJ La Pampa, Movimiento Solidario Popular, Movimiento Popular Fueguino; y también recibió el respaldo de los tres diputados del Movimiento Popular Neuquino y del radical Eduardo Santín.

El debate fue abierto ayer por la tarde por el presidente de la comisión de Presupuesto, Roberto Feletti, quien pidió que haya “un voto masivo” para este proyecto de pago soberano “para preservar el proceso de reestructuración de la deuda realizado en el 2005 y 2010” y señaló que el endeudamiento que sufrió el país “fue un condicionante de la democracia“.

Desde la oposición, el radical Miguel Giubergia, el macrista Federico Sturzenegger, el economista de Unen, Martín Lousteau, el socialista Juan Carlos Zabalza, y Claudio Lozano, de Unidad Popular, se pronunciaron con argumentos diferentes en contra del proyecto del gobierno.

Esta es una ley innecesaria“, subrayó Giubergia, al tiempo que resaltó que “el proyecto de ley carece de oportunidad y relevancia; porque la forma adecuada de lograr un real avance en la resolución del conflicto de la deuda originado en la suspensión de pagos de 2001, es obrar de acuerdo a las condiciones contractuales oportunamente acordadas en las reestructuraciones de los años 2005 y 2010 y se respetará así la voluntad de los tenedores de deuda soberana corriente“.

Sturzenegger dijo que el proyecto de cambio de sede de pago de la deuda “no resuelve el litigio que Argentina tiene con los holdouts” y que, más aún, los holdin “no sólo no están cobrando su deuda, sino que algunos de ellos no pueden, por problemas de confianza, sentar el cambio de jurisdicción“.

Zabalza también reafirmó que su bancada está en contra del proyecto de pago soberano de la deuda y cuestionó que el gobierno “haya acepta la sede de Estados Unidos sin la participación del Congreso Nacional“.

En la misma sintonía se expresó en contra Lousteau (UNEN), quien consideró “innecesaria” esta iniciativa porque el propio “contrato está facultado para nombrar otro fondo fiduciario” y “no resuelve el problema del bloqueo de los fondos de los bonistas reestructurados“.

Lozano volvió a insistir en determinar “cuál es la deuda legítima“, cuestionó que se “siga emitiendo deuda bajo legislación extranjera” y dijo que este conflicto “se puede solucionar convocando a una asamblea de bonistas“.

En el cierre del debate, la presidenta del bloque del FPV, Juliana Di Tullio manifestó: “No veo espíritu constructivo en la oposición, veo un espíritu destructivo, como si quisieran que esto no funcionara. Póngale un poco de fe, porque tuvimos un excelente resultado con los canjes y hoy esperábamos una jornada de unidad nacional“.

Di Tullio agregó que “la Presidenta no toma esta decisión solamente pensando en su gobierno, sino que lo hizo pensando en el futuro de todos los argentinos” y dijo a la oposición que “no se entiende por qué no nos acompañan en esta reestructuración, es ridículo que no lo hagan“.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

CFK. Promulgó Ley de Moratoria Previsional. Cadena Nacional.

septiembre 9, 2014

09–12–2014, Buenos Aires: La presidenta Cristina Fernández de Kirchner agradeció hoy por cadena nacional a todos los países del mundo que en la ONU respaldaron el proyecto de resolución para establecer un marco regulatorio legal para la reestructuración de las deudas soberanas presentado por el Grupo 77 más China.

“Hoy es un día muy especial para todos los argentinos, que tenemos que sentirnos muy orgullosos, porque la ONU acaba de aprobar la resolución número 68/304 por amplia mayoría de 124 votos positivos, 11 negativos y 41 abstenciones”, lo que consideró como “un gran éxito diplomático” y permitió a la Argentina sentar precedentes en la cuestión.

“Ha sido determinante el rol del G77 más China para que pudiéramos lograr esto”, destacó en su discurso en la Casa Rosada, al señalar que “a partir de lo que le pasó a la Argentina con los fondos buitres fue, como dijo el presidente del grupo (el boliviano Sacha Llorentte) nos hizo abrir los ojos”.

Por eso –subrayó- tienen que sentirse orgullosos los argentinos, ya que por esta resolución se va a elaborar una convención internacional sobre quiebras y reestructuraciones de deudas soberanas”, que , dijo, tendrá que estar preparada para “ser sometida a análisis a la asamblea general de la ONU del año próximo”.

La presidenta agradeció a los países que aprobaron la iniciativay también a los que se abstuvieron” en la votación, que no votaron en forma negativa como se preveía y dijo a los que votaron por la negativa que “algún día comprenderán que necesitamos un mundo más justo, con más palomas y menos buitres en todos los campos, no sólo el de la economía, porque estamos hartos de los halcones y de los buitres”.


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN CADENA NACIONAL, EN EL ACTO DE PROMULGACIÓN DE LA LEY DE INCLUSIÓN JUBILATORIA Y DEMÁS ACCIONES DE GOBIERNO, DESDE EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, CASA ROSADA. 

Muy buenas tardes a todos y a todas: la verdad que hoy es un día muy especial, pensábamos únicamente que íbamos a hablar de cosas muy importantes, como es esta promulgación de la Ley de Inclusión Jubilatoria, que más que inclusión jubilatoria, yo diría de universalización del sistema previsional argentino, porque hemos cubierto con esta ley, con esta decisión, con este proyecto del Ejecutivo, que fue remitido al Parlamento y fue aprobado por el Parlamento, diez años, de 1993 al 2003, que no habían sido incluidos en la anterior moratoria, y que justamente eran una de las décadas donde mayor grado de desocupación y mayor grado de exclusión, mayor grado de gente que no podía haber alcanzado la cantidad de años de trabajo para poder jubilarse tenía.

Con esto- me atrevo a decir – que con la tarea iniciada por el Presidente Kirchner, cuando comenzó a elevar permanentemente el ingreso de los jubilados y pensionados de la Nación, que estaba congelado, en apenas 150 pesos; esto no pasaba hace 30 años ni dos siglos, esto pasaba en el año 2003, hace apenas 11 años los que se jubilaban o los que tenían jubilación en la Argentina tenían un haber de 200 pesos porque habían sido congelados y solamente el 40 por ciento de los argentinos, con capacidad de jubilación, estaban con el haber o  el beneficio jubilatorio. Y él comenzó, primero, con una tarea permanente de aumentar ese ingreso.

Luego, en el año 2005, decidió el Plan de Inclusión Jubilatoria, incorporó a 3 millones y medio de hombres y mujeres que estaban a la intemperie, que no tenían ningún beneficio, ningún reconocimiento, no solamente de ingreso, sino total.

Porque no olvidemos que el ingresar al sistema previsional argentino no es solamente tener un haber, es también tener la cobertura del PAMI, tener la cobertura sanitaria justamente en la edad en que los hombres y mujeres más lo necesitan, que es cuando son grandes que es cuando más necesitan de médicos y remedios.

Pero además, esta promulgación que estamos haciendo, la ley que va a incorporar a medio millón de personas más, que estaban también afuera, porque no estaba cubierto el período se complementa y se puede hacer por otra decisión, que tomamos también, en el año 2009, que todavía no nos perdonan, y que es haber recuperado la administración de los recursos de los trabajadores para el Estado, porque en ese momento – paradojalmente – el Estado cubría el 60 por ciento de las jubilaciones pero la crema y el grueso de los ingresos se los llevaban las AFJP, que acumularon comisiones por miles de millones de dólares en los años que estuvieron y que sin embargo no cubrían, prácticamente, a nadie.

Ahí se tomó la decisión de recuperar, como también lo hicimos con YPF, lo que no habían sabido administrar; no fuimos de malos, no sabían hacerlo, lo hicieron mal, nosotros lo hicimos mejor, porque no solamente aumentamos el fondo de garantía de sustentabilidad exponencialmente, sino que hoy estamos cubriendo prácticamente al cien por cien de la totalidad de los argentinos y argentinas con capacidad o en condiciones de ser jubilados. (APLAUSOS).

Esto significará, ahí hay imágenes y luego pueden ver todas estas barras, estos gráficos, que explican tan bien las cosas, como luego voy a poner también algunos otros gráficos, de las cosas que expliqué ayer, de las terminales también para que todos estén al tanto, y lo van a poder ver en mi Twitter, en mi Facebook y también en la página del gobierno y de la ANSES y mañana, además, el señor director general de la ANSES, hará una conferencia de prensa para explicar todo lo que esto significa.

Pero por lo pronto esto va a significar también que, en los próximos 12 meses el Estado va a colocar, en materia de beneficios jubilatorios 15.000 millones de pesos, que significa también un estímulo importante para la demanda. (APLAUSOS).

Me gustaría que pusieran, yo siempre con mis filminas famosas, la correspondiente a la página 11. A ver si la encuentra, ahí estamos. ¿Por qué? Porque este es el impacto de la moratoria.

Ahí hay diez barras, que representan los 10 deciles en que se divide nuestra sociedad. Por supuesto, los deciles de la primera son de los grupos de menores ingresos y los deciles de la última son los de mayores ingresos.

Fíjense ustedes cómo impacta en la mejor distribución del ingreso en los deciles la nueva moratoria. En el decil número 1, el 46.90 por ciento va a tener haber jubilatorio; en el inmediato el 71,60 y en el tercero, que son los sectores más vulnerables, el 83.70 por ciento.

Creo que esta decisión, junto a la Ley de Movilidad Jubilatoria, también impulsada por nuestro Gobierno y también discutida, debatida, nos decían que no, que la fórmula polinómica que nosotros poníamos era tramposa para perjudicar a los jubilados, a los pensionados. Yo siempre digo que las cosas tienen que tener cierto grado de lógica.

¿Por qué nosotros, que fuimos los que comenzamos a reconocer a todos los jubilados aumentando sus sueldos, por qué nosotros que recuperamos las AFJP íbamos a tomar la decisión de impulsar una Ley de Movilidad Jubilatoria, que perjudicara?

Podemos equivocarnos, pero jamás con la intención de perjudicar, y si nos hubiéramos equivocado, lo hubiéramos corregido inmediatamente, pero la prueba está y los años están que habíamos hecho las cosas y que hicimos las cosas correcta y adecuadamente.

También hoy es muy importante porque estamos entregando el certificado número – ustedes lo vieron recién, no sé cuál de las familias – pero a una de las familias que le entregué le di el certificado de Pro.Cre.Ar, número 125.000. Sí, 125.000. (APLAUSOS).

Hoy 125.000 viviendas en marcha a lo largo y a lo ancho del país para todos aquellos sectores que no tenían el target para entrar a un Plan Federal Popular, porque tenían ingresos y porque tenían ingresos y porque podían pagarse una casa, pero tampoco debido a falencias todavía del sistema financiero argentino no eran sujetos de préstamos hipotecarios y por lo tanto había una gran injusticia de que mucha gente, teniendo recursos, no pudiera contar con una casa propia.

Por eso, lanzamos este Plan Pro.Cre.Ar que, hoy, tenemos en 125.000 viviendas en construcción, anunciamos también hoy el sorteo de los 8 primeros desarrollos urbanísticos, que ustedes vieron las fechas y que se realizarán en Chilecito, La Banda, San Nicolás, Tigre, La Rioja; en Ciudad Evita, en Pocito y en Maipú, en los próximos días.

Quiero decirlo, también, y me hago cargo de lo que digo, se hicieron viviendas siempre, en este país, durante muchos gobiernos, pero con la transparencia con la que se han entregado estos Planes Pro.Cre.Ar, en la República Argentina – a través del Banco Hipotecario – no se recuerda en la historia. Porque fue una idea mía, puedo, sí fue una idea mía, sí. (Risas y Aplausos).

Porque dije, donde algunos proponían una cosa, yo dije: “agarrá la Lotería y que sorteen como el gordo de Navidad, porque si no siempre va a estar la sospecha, de tal, de cual o la denuncia”. Y la verdad es que no hemos tenido ningún problema y además saben qué tiene esto de bueno, además de la transparencia, que cuando hay transparencia la gente siente, aún cuando no le toque, que le puede llegar a tocar, y fundamentalmente no se enoja.

Lo que a la gente la rebela es la injusticia cuando por ahí ve que alguien, porque es conocido de alguien, tiene la casa y no porque la merezca  o porque tenga las condiciones para eso. Y eso es lo que muchas veces da bronca.

Entonces, yo sabía que con este sistema de la Lotería iba a ser muy efectivo y esto nos ha permitido seguir adelante con este plan de forma muy exitosa.

Hoy también está la apertura de inscripciones de 22 desarrollos urbanísticos y un nuevo sorteo para ampliación, refacción y terminación. La verdad que el trabajo que está haciendo, en este sentido, la Agencia de Bienes del Estado, el ABE, que estamos recuperando terrenos ociosos, terrenos públicos que no se utilizaban o se mal utilizaban.

Recién nos reíamos con Diego porque no es fácil recuperar terrenos públicos, ustedes dirán: “pero es fácil recuperar terrenos públicos, la Presidenta, el ABE y los demás van y los recuperan”.

Bueno, miren mejor no les cuento porque o por ahí hasta minas antipersonales tenemos que andar esquivando en los bienes públicos. Pero, en fin, no importa, seguimos adelante, hemos también conseguido la colaboración de Intendentes, de Gobernadores que han trabajado mucho en esto.

Y en el sorteo de 8 desarrollos urbanísticos, que van a ser en total 3.257 viviendas, tenemos a 46.000 familias inscriptas y la apertura también de las inscripciones para 4.774 viviendas más, en 22 desarrollos urbanísticos. El cierre de inscripciones es el 29 de septiembre y el sorteo es el 3 de octubre. Así que apurándose estaba la gente y muy bien.

Y ahora sí, como se dice la gansa, voy a provocar alguna broma con esto.

Ahora sí me gustaría porque esto sí lo siento muy adentro: el tema del Polo Audiovisual Isla Demarchi, que algunos creen que es soplar botellas y hacer las cosas y decían: “bueno, pasaron dos años del anuncio”.

Es cierto, pasaron dos años exactamente, desde agosto, en el Museo del Bicentenario, que lanzamos esta idea de recuperar lo que quedaba, la punta – por así decirlo – de Puerto Madero: la Isla Demarchi, acá veo a gremios que finalmente accedieron. Bueno, sí hubo sus escarceos con el tema, pero finalmente todos se pusieron de acuerdo, hablando se entiende la gente, como digo yo.

Y finalmente pudimos poner todos de acuerdo y que esta Isla Demarchi y, hoy, el director general de la ANSES, ha firmado la resolución adjudicando a la empresa Riva Sociedad Anónima, que va a ser socia del Estado, porque cómo es esto y por qué tardó.

Había varias cosas,  me pongo los anteojos para no equivocarme, el anuncio fue hecho en agosto; luego hubo que llamar a licitación, que recién se hizo en septiembre, al mes siguiente. Pasamos a febrero, del año 2013, con distintas prorrogas que iban pidiendo las empresa que se presentaban.

¿Por qué esto qué es? No es una licitación, común, en realidad es una presentación de propuestas, porque acá, el Estado pone la Isla Demarchi, que es un terreno muy valioso, que debía ser, además, tasado – como indica la ley – por el Tribunal de Tasación de la Nación. No es una cosa que se hace de un día para el otro.

Se tasó en 620 millones de pesos; en esta sociedad que va a formar el Estado, conjuntamente con la empresa adjudicataria, es una experiencia que hasta ahora no se había hecho, donde el Estado pone, digamos, el bien material y el capital lo pone la empresa, que va a hacer la inversión.

Y, en realidad, esto se prolongó, hasta febrero del año 2013; luego vino la aprobación de los distintos informes, porque se les pidió a todos los que se habían presentados y se habían presentado cinco empresas: CPC; Fernández Prieto; Fénix; Irsa y Riva Sociedad Anónima, cinco empresas se habían presentado, se les pidieron informes financieros, de obras, aclaraciones y esto, obviamente, lleva tiempo y llevó gran parte del año 2013.

Y finalmente, estamos, hoy, seleccionando a la empresa, que resultó adjudicataria, Riva Sociedad Anónima, realmente con un proyecto –  y no desmerezco a ninguno – pero un proyecto muy lindo.

Yo quisiera que lo pusieran ahí, fue hecho por el Estudio de ese famoso arquitecto, que ya no está con nosotros, Mario Álvarez y realmente es una maravilla, porque – como ustedes ven – el edificio propone – a ver si ponemos la filmina número 11- la idea de ese edificio, que reproduce a la República Argentina, como ustedes ven.

Tierra del Fuego sería el puerto fluvial y en la punta, lo que va a ser la Arena, que es una cosa que hoy no tenemos en Buenos Aires. En la Ciudad de Buenos Aires el lugar más moderno que tenemos es el Luna Park, que por supuesto, que no sean canchas gigantescas, donde entren mucha gente.

Arena es para público de entre 6 mil y 15 mil personas, no más, que además todos los espectáculos hoy, que vienen de afuera y los propios, para determinados efectos audiovisuales y determinado tipo de actuaciones requiere que el lugar no sea ni grande ni chico el espacio, que sea – más o menos – un poco más grande que el Luna Park y, por supuesto, con una tecnología mucho más moderna.

La idea la presentaron, entonces, que se representa a la República Argentina, donde ese edificio emblemático, va a ser la República Argentina, y que va a tener los colores celestes y blanco; el puerto fluvial de ingreso va a ser Tierra del Fuego, y la Arena va a ser nuestras Islas Malvinas, colocadas precisamente sobre el Río de La Plata. (APLAUSOS).

Yo quisiera que pusieran de vuelta la filmina, número 7, para que vean el efecto del edificio, ahí está y es muy lindo realmente. Y son 216.000 metros construidos. Para que todos ustedes tengan una idea yo se los voy a comparar, tal vez mucho no lo conozcan, pero esto de la Isla Demarchi tiene la magnitud del Central Park de Nueva York.    

Y van a ser 216.000 metros cuadrados construidos, distribuidos en sectores de naves industriales, donde va a haber estudios de cine y televisión, oficinas, áreas de archivo, talleres para depósitos, escenografía, utilería y vestuario, sector educativo, instituciones educativas y de formación y de museo de la historia de la artes audiovisuales argentinas, sector institucional, donde va a estar el INCAA, señales públicas, televisión abierta digital, TVA, también va a estar allí y el sector privado que son oficinas de productores, estudios de producción, oficinas de canales privados.

Más del 75 por ciento de todo el espacio, se destinará al Polo Audiovisual, más la Arena y, bueno, más lo que va a significar este magnífico espacio verde con una inversión comprometida por parte de la empresa, de 2.500 millones de pesos a realizarse en 4 etapas durante 5 años.

¿Qué significa esto? Que el gobierno que me suceda, tiene el compromiso de continuar con esta obra. A ver si en la Argentina podemos, argentinos, seguir la institucionalidad y continuar las obras de manera tal de que ningún cambio de gobierno signifique que hay que empezar todo de nuevo o se tira todo para abajo porque lo hizo el otro.

Esto va a ser una magnífica prueba porque con esto estaríamos completando totalmente todo Puerto Madero.

La iniciativa es una iniciativa público y privada, entre el Estado nacional y ROVA Sociedad Anónima, el monto global ya se los dije, se unifican todas las áreas verdes de Puerto Madero con la creación inclusive del nuevo parque generado a través de la reubicación de galpones, será de la escala y la magnitud del Central Park y la torre creemos, se convertirá en el símbolo de la ciudad de Buenos Aires, de nuestra Capital, de la ciudad de todos los argentinos.

Queremos que este edificio, por su originalidad, por su creatividad, por sus colores, por los símbolos que implica, de integración territorial y de federalismo, va, precisamente, a significar un símbolo para todos los argentinos.

Y si queremos comparar, también va a ser la torre más alta de Latinoamérica. Ahí tenemos también un gráfico donde tenemos distintos edificios, 335 metros. Son superados por lo que estoy viendo acá por el Empire y el Chrysler. Bueno, no importa, el nuestro va a estar más lindo porque va a estar en Buenos Aires, así que, no hay problemas.

Y tiene un hotel de 13 pisos en la parte superior, usos complementarios de 9 pisos, oficinas, casas y productoras de 31 pisos, oficinas canales de TV 9 pisos y estudio de TV 2 pisos.

La verdad que, como le decía recién al titular de RIVA, mejor que lo haga, porque sino lo mato, viste. Así que, no quedará muy elegante decirlo, pero…miren.

Poneme la filmina del atardecer, por favor, que es una imagen preciosa. Miren lo que es la imagen y lo que es la Arena, esa cosa que parece una escarapela, la bandera argentina, esa va a ser la Arena, o sea, donde van a haber espectáculos de toda índole. O sea que, imagínense ustedes todo eso iluminado de noche y con la gente mirando el espectáculo, no solamente que se va a desarrollar adentro, sino el espectáculo que va a ser mirar el río desde ahí de noche. Realmente, tengo tantas ilusiones de verlo, ojala, Dios me dé vida para poder verlo terminado y a usted tiempo, son 5 años. Bueno, nunca se sabe, últimamente, qué quiere que le diga, nunca sabe. Yo siempre le decía a Su Santidad cuando hablaba con él por teléfono, si quieres ver sonreír a Dios, cuéntale tus planes. Y él ser rió porque dice que no conocía el dicho. Y yo le dije es un dicho muy viejo, pero muy cierto: si quieres ver sonreír a Dios, cuéntale tus planes. Así que, más allá de los planes que tengo que hacer como jefa de Gobierno, creo que es bueno tomar esta enseñanza.

Bueno, creemos que de esta manera…también quiero comunicarme una vez más con la gente de Salta, mandarles un saludo.

Estamos inaugurando hoy 61 viviendas en Parajes del plan ahí cerca, que presentamos, me acuerdo, en el Salón Blanco conjuntamente con Alicia. Ya llevamos 177 viviendas inauguradas construidas por cooperativistas y están en construcción 910 más que esperamos entregar muy prontito en enero del 2015. Van a ser en total en el plan ahí, 1.087 viviendas en Parajes.

Ustedes no saben lo que es Santa Victoria del Este. Yo estuve allí y hay días…un pozo con la ayuda de YPF porque acá en la Pampa Húmeda, perforás y a 20 metros encontrás napa de agua potable. Pero allí, como es rocoso en el Chaco Salteño, tenés que perforar y para ello utilizamos…

Miren lo que sería de noche con láser y demás, espectacular, realmente lindísimo. Si le sale como está dibujado, porque viste que…Si le sale como está dibujado…van a tener premio.

Pero bueno, también en distintos parajes, hay que tener sentido del humor, estamos haciendo también otros organismos gubernamentales, 1.225 viviendas más que se van a entregar en los primeros meses del año 2015, con lo cual tenemos por fuera de lo que son los planes federales de viviendas, por fuera del plan PROCREAR, 2.312 viviendas en parajes donde no llega nadie.

Ustedes no saben lo que es llegar allí. Tenés que aterrizar en Salta, ir en helicóptero un montón de tiempo, tenés un calor…llega a haber 50 grados de calor y allí tuvimos que perforar, mejor dicho, la Fundación YPF, que le agradecemos, bueno, somos nosotros, pero igual le agradecemos, 270 metros, sí, yo tengo esa costumbre, pero bueno, lo cortés no quita lo valiente…

Tuvimos que perforar con los equipos con los cuales se busca petróleo o gas, 270 metros para que las 61 viviendas y la gente que ustedes vieron, David Pastor, su familia, sus compañeros, tuvieran agua potable. Si no, no tenían agua potable. Pero además, les puedo asegurar, que es eso en medio de la nada, un calor partiéndote así al medio.

Yo me acuerdo el día que llegué, llegué tarde, yo digo no va a haber nadie, me estuvieron esperando las docentes y me acuerdo que había huelga ese día en el país, era docente o no sé qué cosa, estaban todas las docentes ahí de los aborígenes esperándome al rayo del sol, algunos escondidos atrás de algún arbolito perdido ahí casi con vergüenza. ¿Cuánto hace que están acá? Hace como 3 horas que te están esperando. Yo no sé cómo no se habían derretido.

Pero bueno, mirá, esa es la cara de los argentinos del país profundo, del país que sufre y del país que cuando llegás con algo que tendrías que haber llegado hace décadas, te agradecen, cuando en realidad los que teníamos que estar pidiéndoles perdón y ser agradecidos de que no hayan dicho nada, somos nosotros.

Por eso, esto no es nada más ni nada menos que un acto de reparación histórica.

Y ya veo que estoy hablando demasiado porque la tengo sentada allá a Débora Giorgi, al titular de AGCO y al Intendente de General Rodríguez.

Hoy también estamos inaugurando en AGCO Power, que es una de las principales productoras del mundo en materia de tractores. Tienen 30 plantas industriales localizadas en 12 países: Alemania, Estados Unidos, entre ellos, China, Rusia, Brasil y Argentina. Y tiene una facturación global de 10.000 millones de dólares anuales. Cuanta con 5 marcas globales: Challenger, Fendt, Massey Ferguson, Valtra, y GCI.

Hoy estamos inaugurando la línea de producción para los tractores Challenger, Massey Fergurson y Valtra. Porque el año pasado, inauguramos su segunda fábrica, enteramente de AGCO Power donde crean el tractor, que no me acuerdo el nombre, el AGCO Allis, que alcanzó el 80 por ciento de contenido local. Y realmente estamos muy, pero muy orgullosos de cómo ha crecido, de cómo hemos sustituido importaciones.

Les cuento en números: el sector en tractores, la venta de tractores nacionales, creció un 532 por ciento desde el año 2003 a 2013 y la venta de tractores importados, siempre en unidades, cayó un 13 por ciento. La participación de los tractores según el origen, en el 2003, solamente el 13 por ciento eran nacionales, el 87 por ciento eran totalmente importados. Hoy estamos con un 46 por ciento de participación nacional y un 54 por ciento de importados. Todavía tenemos que seguir trabajando mucho.

Y las cosechadoras, también la participación en las cosechadoras, que en el año 2003, las cosechadoras eran el 84 por ciento importadas y solamente el 16 por ciento nacionales; hoy hemos invertido totalmente la ecuación: son 63 por ciento nacionales y 37 importadas.

Bueno, podría seguir con los números, pero lo importante, acá yo los veo aplaudiendo, es que estamos produciendo lo que es para los argentinos y para los sectores económicos argentinos, un insumo muy importante como son tractores, cosechadoras y ahora nos han prometido y le han prometido a Débora aparentemente, que van a trabajar sobre una línea de producción de cabinas para grandes cosas. No sé si será para platos voladores o no sé qué cosa, pero dijeron que eran cosas grandes. Yo digo que son para tractores y cosechadoras, pero parece ser que es para algo más grande. No sé qué irán a hacer, pero seguramente lo van a hacer bien, porque tienen expertise y porque, fundamentalmente, tienen compromiso y porque, fundamentalmente, ¿saben qué? Que es negocio producir en la República Argentina tractores y cosechadoras.

Cundo yo miraba la escasa producción nacional que teníamos, nosotros que somos potencialmente uno de los países con mayor producción agrícola-ganadera, de alimentos, tener que importar los insumos que producen esos alimentos, es absurdo. Porque está bien que uno pueda por allí tener retraso en determinado tipo de tecnología, como la tenemos de hecho. Pero en las cosas que son propiamente nuestras, tenemos un expertise y que hemos logrado una competitividad muy grande en materia de producción granaria y demás, más allá de que no la quieran vender y pierdan plata, pero bueno, ese es un problema…

Sí, ¿saben qué, no? Se acuerdan cuando yo dije que iba a bajar el precio de los commodities, esto así como un chascarrillo que quiero pasar ya que estamos hablando de tractores. El otro día leía en un diario que un titular de una entidad agropecuaria reconocía que tenían la mitad de la cosecha guardada. Si ustedes recorren algún discurso mío de hace meses o del ministro de Economía, cuando tuvieron la soja a 560 y hasta 580, yo dije que vendieran, que aprovecharan para vender porque era un buen precio. Bueno, no vendieron, la guardaron porque pensaron que se iba a devaluar mucho, que perjudicaban al Gobierno por los ingresos, el cálculo es que si hubieran vendido en ese momento, en mayo, no estoy hablando de hace no sé cuánto, si hubieran vendido en mayo, hubiera sido el equivalente a un dólar hoy de 11 pesos. Bueno, perdió el país, pero también perdieron…

Es notable muchas veces cómo la gente puede actuar en contra de sus propios intereses por prejuicios ideológicos o simplemente por creer que hace daño y termina dañándose a sí mismo.

Pero bueno, esa es la parte de la democracia y de la libertad que cada uno tiene para ser.

Empezaron, sí, cómo me voy a olvidar de eso, empezaron con los papelitos, con los mensajitos. Esto lo dejaba para el final, por eso.

La verdad que hoy es un día muy especial para todos los argentinos. Hoy tenemos que sentirnos muy orgullosos. En Naciones Unidas, en el día de la fecha, acaba de aprobarse la Resolución número 68/304, si le quieren jugar pueden hacerlo, por la cual Naciones Unidas ha decidido por amplia mayoría de 124 votos positivos, 11 negativos y 41 abstenciones que, la verdad que haber logrado que muchos se abstuvieran ha sido un verdadero triunfo. Quiero felicitar a todo nuestros sector diplomático, quiero felicitar también al ministro de Economía que encabezó la exposición ante el G-77+China porque debemos decir que ha sido determinante el rol del G-77+China para que pudiéramos lograr esto. Hacía más de 10 años que este grupo venía luchando y pidiendo que esto pudiera hacerse, esto a partir de lo que le pasó y le está pasando a la Argentina con los fondos buitres, fue como dijo hoy el presidente del G-77+China, el representante de Bolivia, Argentina nos hizo abrir los ojos. Por eso tienen que sentirse orgullosos argentinos de esta resolución que se ha aprobado en la cual se va a elaborar una Convención Internacional sobre quiebras y sobre reestructuraciones de deudas soberanas para que se termine de una buena vez por todas, para que nunca más, sobre ningún país del mundo, no sobre la Argentina, porque esto también le pasó a Perú, le pasó a Ecuador, al Congo, y además, ¿saben qué? Me acuerdo que cuando estábamos en el G-77 y yo hice la primera exposición, muchos compatriotas de la Patria Grande y de otros países se acercaron a pedirme explicaciones de cómo era porque ellos también tenían un gran nivel de endeudamiento y tenían que reestructurar su deuda.

Yo creo que la Argentina, me hubiera gustado, bueno, que no pasara, pero es la historia que te toca y frente a la historia no podés hacerte el tonto o mirar para otro lado. Yo nunca miré para otro lado, sino que siempre miré para adelante.

Y lo que es importante es que hemos logrado, precisamente, que se aprobara para que Naciones Unidas se aboque a la redacción de esta Convención que debe estar terminada antes de la próxima Asamblea del año que viene.

No es como decían algunos que esto va a tardar 80 años. No, esto antes de la Asamblea del año que viene, tiene que estar presentado el proyecto, tratado, discutido, analizado para ser sometido, precisamente, a la Asamblea porque ese ha sido el mandato de la Asamblea.

La verdad  que yo me siento muy orgullosa como argentina porque creo que hemos sentado doctrina internacional en esta materia y la verdad que quiero agradecer a todos y cada uno de los países del G-77+China, a todos los países que también se han abstenido, porque sé que hay muchos que se  han abstenido, lo han hecho porque tienen compromisos.

Y déjenme decirles que muchos creían que muchos de los que se abstuvieron, iban a votar en forma negativa y no votaron en forma negativa. Lo cual también significa para nosotros un gran aliciente.

Y en cuanto a los que votaron en forma negativa, tampoco decir nada. Simplemente creo que algún día comprenderán que necesitamos un mundo más equilibrado, más justo, con más palomas y menos buitres en todos los campos, no solamente en la economía, sino también en lo militar. Estamos hartos de los halcones y de los buitres.

Dejemos a los buitres para cumplan su función en la cadena ecológica y a los halcones para los que les guste la halconería. Pero me parece que para el resto, no sirven.

Y también, una cosa hacia adentro, hacia mi país: porque hoy por la tarde, en 3 comisiones de la Cámara de Diputados, se está tratando el proyecto de pago soberano. Fue a explicarlo el ministro de Economía, el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, la Procuradora del Tesoro.

La verdad que yo creo que los argentinos y, fundamentalmente aquellos que tienen responsabilidades institucionales, tienen que hacerse un replanteo, sobre todo los sectores de la oposición. La verdad que cuando un ve que los extranjeros que países apoyan a la Argentina en esta lucha votando, nosotros que nos decían que estábamos caídos del mundo, que estábamos aislados del mundo.

¡Cómo que estamos aislados del mundo!, si desde donde está representado el mundo, que es Naciones Unidas, donde están todos los países del mundo, acabamos de ganar una posición que no es la posición argentina, es la posición de la naciones que tiene dignidad y que quieren defender los derechos de sus pueblos, no es la posición de la República Argentina. Es la posición de todos aquellos países que no quieren ser estafados.

También quiero agradecer el apoyo de grandes países, el apoyo de grandes países que también podrían haber mirado para otro lado porque son muy poderosos, podrían tener compromisos. Y no, sin embargo, han apoyado esto. ¿Por qué? Porque saben que de estas cosas, depende el futuro, no de la Argentina, sino del planeta en todos sus aspectos.

¡Qué sustentabilidad va a tener un mundo donde 2 o 3 multimillonarios, presionando la Justicia, porque si estoy hubiera pasado en la Argentina sería un escándalo, estarían diciendo que han comprado a los jueces y no sé cuántas cosas más, pueden lograr sentencias que les otorgan beneficios usurarios de casi 1.680 por ciento! ¡Cuánto puede durar un mundo con este tipo de comportamientos!

Entonces, mi mensaje es, fundamentalmente, para todos los que tienen la responsabilidad de ser opositores, porque ser opositor también es una responsabilidad, no es solamente ser gobierno una responsabilidad; ser opositor también es una responsabilidad. Yo he sido opositora y, sin embargo, nunca he dejado sin presupuesto ni me he opuesto a las cosas que cualquier gobierno, sea de la ideología que sea y aún cuando tenga proyectos que no me gustan, se los puede privar.

Yo creo que deberían reflexionar frente a esto que se ha logrado hoy, no que hemos logrado los argentinos, que ha logrado el mundo. Esto que se ha votado hoy por la tarde en Naciones Unidas, lo han logrado los habitantes de este planeta, de distintos credos, de distintas religiones, de distintas latitudes, de distintas historias pero con un mismo sentido común: el de la Justicia.

Porque no es justo que un puñado de multimillonarios, ahogue a un país y extorsionen a toda una sociedad amenazándola con defaules, con dejarla afuera del mundo y demás.

Y además, ¿saben qué? No viviría, no por le menos no, no valdría la pena vivir en una sociedad, en un país que fuera o que aceptara este tipo de extorsiones. No me sentiría digna de vivir en una sociedad así.

Por eso le pido amablemente a todos los que son opositores, que repiensen sus actitudes, que repiensen su voto y que miren cómo han votado.

Ahí están las imágenes en el recinto. ¡Cómo puede ser posible que estos hombres…! Miren ustedes, colores, razas, procedencias, historias totalmente diferentes y votando por la dignidad. ¡Cómo puede ser que legisladores argentinos voten en contra del pago soberano!

¡Dios mío! No estamos pidiéndoles que voten el default, no; estamos pidiéndoles que voten pagar. Fíjense.

Bueno, yo espero que realmente recapaciten por la dignidad de todos los argentinos, por la propia también, por la historia y porque creo que los argentinos nos merecemos tener buenos gobiernos, pero también tener buenas oposiciones. Me parece que esta es la clave de toda democracia.

Así que, yo quería hoy en este día tan especial, que coincidió justamente con todos estos anuncios que íbamos a hacer que eran muy importantes, el que se votara también en Naciones Unidas…Vamos a ir prontamente también en el día 24, que hablamos, y que también se reúne el Consejo de Seguridad donde me voy a sentar también en el Consejo de Seguridad, creo que va a ser la primera vez que un presidente argentino se sienta en el Consejo de Seguridad, porque lo va a presidir el Presidente Obama, a Estados Unidos le toca presidirlo este mes de septiembre y ha invitado especialmente a que todos los presidentes de los países que integramos el Consejo de Seguridad, Argentina como algunos otros, lo integra temporalmente, participemos de esta sesión. Así que, allí estaremos también cumpliendo nuestro deber como corresponde.

Así que, bueno, con inclusión jubilatoria universal, con Isla Demarchi, me gustaría que ya que se mandaron todos los artículos diciendo que la Isla Demarchi era un proyecto, ahora por lo menos…no les digo en la primera tapa, pero allá por la página 18, la 17 una fotito, una entrevista acá al señor que ganó la licitación o la sociedad, porque ahora tienen que ir e inscribir la sociedad y la obra tiene que empezar en noviembre exactamente mayores, así que, atenti, noviembre, bueno, una fotito en la página 18, allá 20, una mención apenas de que terminaron las cosas y las cosas están en marcha, no nos vendría mal a todos los argentinos.

Así que, muchísimas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS) 


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.586 seguidores