Archivo de marzo 6th, 2013

Consejo de la Magistratura. VOTO CALIFICADO

marzo 6, 2013

Por  Eduardo Román Di Cola *
eduardodicola@gmail.com

VotocalificadoUd., yo, los jueces, todos asumimos la máxima responsabilidad ciudadana de elegir al Presidente de la Nación.

Pero si no es abogado o juez no puede elegir a 5 de los 13 miembros que participan en el proceso de selección y juzgamiento de los jueces. Es decir, de quienes luego decidirán sobre su libertad y patrimonio.

Insisto, circunscribiéndome a esos 5 miembros no los elige Ud. ni nadie que Ud. haya votado, a excepción que sea abogado o juez.

¿Cree que mi condición de abogado me convierte en un ser superior?

Naturalmente que el fundamento del sistema es la necesidad de elegir a los “sobresalientes”, “los mejores”, a los “alejados de la política y de los partidos políticos”. A quienes por sus “virtudes” se ubiquen “más cerca del cielo que de la tierra”.

Hay que comprender que si no es abogado o juez no tiene las aptitudes exigidas para semejante responsabilidad. Solo una minoría iluminada y dueña del sentido común es capaz de reunir estas condiciones necesarias para ejercer el derecho de elector.

No es necesario agregar más argumentos para comprender que este voto calificado es un contrasentido a los principios básicos de la convivencia democrática y republicana.

Ahora bien, podría suceder que criticable desde el elector, el sistema provocara resultados positivos y los electos realmente fueran los excelsos. Quienes desde sus virtudes demostraran que tienen una capacidad de discernimiento y les asiste una sana crítica racional que evidentemente lo sitúan en un plano superior al resto de los mortales.

Si nos remitimos a la página oficial del Consejo de la Magistratura donde están los antecedentes de sus miembros, y nos enfocamos en los cinco elegidos por el voto calificado de jueces y abogados, podrá apreciar que además de ser jueces y abogados todos, o casi todos, han trabajado y participado en los poderes ejecutivos y legislativos, en los bloques políticos, han sido precandidatos,  participaron de gobiernos nacionales y provinciales como funcionarios y asesores. Incluso hasta en gobiernos de facto.

Todo naturalmente dentro de un encuadre ideológico y en el marco de gobiernos con obvios orígenes políticos partidarios.

Los comentarios que anteceden no están alimentados por ningún ánimo crítico. Por el contrario, la pertenencia a un gobierno democrático, la adhesión a una ideología y a un partido político, al menos de mi parte es motivo del mejor de los elogios.

De lo que se trata es de poner en evidencia lo que resulta una verdad de perogrullo. Electores y electos somos personas comunes con los más y menos que a cada quien le corresponde.

Si para una determinada función que tiene evidentes consecuencias para el conjunto de la sociedad, debemos nominar a quienes reúnan la condición de juez y de abogado, nada justifica que sean solo los jueces y abogados quienes lo elijan.

En todo caso será así para la Asociación de Magistrados y el Colegio de Abogados, no para el Consejo de la Magistratura.

Frente a la propuesta de la Presidenta de la Nación para que en lo sucesivo los miembros del Consejo de la Magistratura sean electos por el voto de la ciudadanía, seguramente con discursos grandilocuentes tratarán de explicar las bondades del sistema actual, ocultando o al menos disimulando los verdaderos intereses corporativos y personales que defienden.

Lo cierto es que en la Argentina de hoy no es tolerable el voto calificado, menos en el ámbito del poder más corporativo y que menos se renueva.

* Diputado Nacional (MC)


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Tan Chávez, todavía

marzo 6, 2013

El blog de La Polilla Cubana

Por Claudia Korol*

 

Leído por Liliana Daunes en el programa ‘Sonidos Agitadóricos’ que se emite por Radio Nacional (AM 870) los domingos de 19 a 21 hs.

Se puede escuchar aquí:

https://soundcloud.com/lilianadaunes/chavez-texto-de-claudia-korol

Hoy tengo un dolor de Chávez en la piel. Como si el mundo se detuviera por un instante y no respirara… para sentir el latido débil de su corazón rebelde, marcando el paso todavía.

Hoy tengo un nudo de Chávez en la garganta. Como si toda la rabia se juntara en un nombre… que es la manera cómo eligió llamarse un pueblo, un tiempo de revolución, una posibilidad veintiúnica de existencia de nuestro socialismo.

Hoy tengo una marea de Chávez en la mirada. Como si necesitara por un momento ver para creer. Como si supiera que ese mar de gente que ruega por él con lágrimas amontonadas en los ojos, está inventando así una forma entrañablemente absurda…

Ver la entrada original 364 palabras más

El futuro de Venezuela

marzo 6, 2013

Chávez no se murió, Chávez no se murío, Chávez vive en el pueblo … Hasta siempre comandante !!!

Chávez. La pérdida de un compañero y de un referente

marzo 6, 2013

Más grande que lo posible

 Por Mario Wainfeld

chavezykirchner06–03–2013 / Si hay un lugar común pavote y mediocre es hablar de (o esperar) un veredicto de la Historia sobre los líderes o grandes dirigentes. No existe ese tribunal impersonal (ejem), “independiente”. Los que van juzgando son los pueblos, portadores y defensores de intereses.

El presidente Hugo Chávez se fue glorificado en las urnas por su pueblo, revalidado en numerosas ocasiones, repuesto en su lugar por movilizaciones masivas tras el nefasto golpe de 2002.

La última elección fue una más (porque ratificó una tendencia) y fue única porque se produjo en medio de su enfermedad: quedó como el pronunciamiento final y tajante.

Lo que Chávez fue para Venezuela lo plebiscitaron sus compatriotas. Los números y la recurrencia hablan solos, poco hay que agregar.

Tenía un gran manejo mediático e histriónicoLo que concretó es bien tangible. Es difícil mensurar la proporción internacional de Chávez sin puntualizar que Venezuela no es una potencia económica ni militar.

Que jamás un presidente de ese país fue tan conocido, amado u odiado, funcionando como referencia en esta América y en el mundo.

Hay que saber mucha política, tener mucho don de mando y capacidad de negociación para conseguir tanto con una “base material” tan acotada.

– – –

En la región fue un líder formidable y constructivo. Central para un nuevo diseño del Mercosur, que aglutinó a los tres países con mayor PBI. Determinante para el “No al ALCA”, que sepultó una propuesta política norteamericana en la Cumbre de Mar del Plata.

El hombre, claro, supo aliarse. Primero que nada, con Argentina y Brasil. La narrativa dominante sobre esta etapa se saltea la conjunción entre los dos países más relevantes de América del Sur, durante las presidencias de Lula da Silva, Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff.

La unión estratégica es un eje de la época, que en estas pampas se subestima o se niega para demostrar que lo de Brasil es formidable y lo nuestro un engendro. La sincronía en tantas medidas, la articulación y comunicación permanentes refutan esa lectura perezosa.

Chávez captó ese cuadro de situación y supo jugar dentro de él. Un ejemplo redondo fue la mentada Cumbre de Mar del Plata, donde aceptó (divertido, desde ya) hacer de chico malo cuando Kirchner y Lula se lo pedían o manejar la extensión de sus discursos para dilatar o acortar una reunión. El saldo fue el rechazo a una tremenda iniciativa imperial, conseguido a pulso.

Otro logro, chocante con la caricatura que dibuja la derecha, es cuán importante fue Chávez para la sostenida paz en la región. Y para el firme rechazo conjunto a la violencia norteamericana en Medio Oriente o la instalación de un centro de detención y tortura en Guantánamo.

Entre tanto “el concierto de las naciones” acompañaba, hacía de comparsa o, en el mejor de los casos, miraba para otro lado.

Se habla de un bravucón (que podía serlo de palabra, si venía al caso), pero fue un pilar en tiempos de trabajosa integración regional, connotada por la ausencia de conflictos bélicos relevantes.

– – –

A la hora de la hora, el orador impenitente sabía escuchar. Aceptó, a instancias especialmente de Kirchner, someterse al referéndum revocatorio: una elección a todo o nada durante un mandato vigente, algo que casi no existe en ninguna Constitución del mundo. Debía descomprimir la tensión interna.

El mejor camino eran las urnas. Supo entender, le sobró cuero para jugarse. Y ganar, esa arte tan esquiva para varios republicanos de opereta que sólo convocan minorías.

– – –

Venezuela, como tantos países, se benefició con el alza sideral del petróleo. No hay datos de otras naciones que, sin ser potencias y arrastrando necesidades importantes, usara esa riqueza para trabar relación con otros menos afortunados, para ayudarlos.

De nuevo, abundan traducciones esquemáticas, provenientes de aquellos que no registran los cambios históricos y usan siempre las mismas categorías. El ladrón cree que todos son de su condición; el imperialista, también.

Por eso subestiman o encasillan mal lo que concretó Chávez trasfundiendo petróleo a precio de regalo a aliados vecinos: Nicaragua o Cuba son los más característicos.

O hasta ideológicos: llegó a vender nafta barata para abaratar el bus de Londres cuando lo gobernaba Ken Livingstone, un cuadro izquierdista apodado “el alcalde rojo”.

Venezuela no se constituyó en una metrópoli sino en una peculiar variación de aliado. El ejemplo de Cuba es el más complejo y evidente. Iba dinero a Cuba, desembarcaban médicos y maestros cubanos en Venezuela, se formaban médicos de toda la región en La Habana con financiamiento venezolano.

¿Había pujas por ver quién “conducía” a quién en esta relación o en la que lo ligó con Brasil y Argentina? Seguro que la hubo, siempre está presente entre aliados o compañeros de ruta. Pero no se plasmó en la relación imperio-colonia.

– – –

Citaba a Bolívar, a Tupac Amaru, a Fidel, a Mariano Moreno, a Dorrego, a San Martín, a Salvador AllendeNinguno de los presidentes argentinos de los últimos años evoca tanto al ex presidente Juan Domingo Perón en sus modos retóricos ni lo cita tanto en sus discursos.

Era un autodidacta ávido y se aggiornaba continuamente, vaya a saberse en qué momentos o ratos libres. Regalarle al presidente Barack Obama Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano, fue un gesto ingenioso, pleno de simbolismo. Conocía la historia de nuestro país mejor que la mayor parte de los dirigentes argentinos actuales.

Alguna vez se enzarzó con Cristina en una charla sobre el revisionista Jorge Abelardo Ramos, lo tenía en su biblioteca.

Sus discursos eran largos, seguramente caribeños, podían albergar un tramo musical cantado a voz en cuello o un gesto teatral, como cuando se sacudió el azufre dejado por George Bush en las Naciones Unidas. Pero distaban mucho de la parodia, al contrario, eran ejemplo de comunicación de masas.

Conjugaban la lógica de la retórica dirigida a pueblos y militantes: síntesis histórica, semblanza y glorificación de los próceres. Nadie se iba sin tener una pintura de lo que quiso expresar, sin un par de consignas, de mensajes para trasmitir a sus compañeros o en sus barrios.

– – –

Cuando el rey de España le espetó “por qué no te callassinceró una verdad honda, que trascendía la levedad de la anécdota. En el centro del mundo querían acallarlo, anularlo. No porque fuera exagerado y ruidoso, sino por lo que decía y representaba.

Lo aborrecieron en Estados Unidos y en la Europa central. No odian a los dictadores: auparon a muchos. No odian la violencia que ellos ejercieron en Irak o Afganistán. Odian el desafío político e ideológico que le propuso nuestro Sur, en una era de relativa independencia y autonomía, sin un ápice de olor a pólvora.

El cronista le debe al periodista y ensayista Ernesto Semán esta caracterización del antagonismo ideológico, que tiene más de cien años y reflorece vital en el siglo XXI:

“Chávez capturó como pocos un común denominador regional que precede al populismo: una idea de republicanismo, que pone en el centro político los derechos sociales e ideas de bien común (que muchas veces pueden ser al mismo tiempo inclusivas y autoritarias) por sobre ideas de libertad individual y derechos de propiedad privada que caracterizan al liberalismo en su versión norteamericana”.

– – –

Se lo evocará mostrando una edición de bolsillo de la Constitución bolivariana, bailando, abrazando a sus pares, pronunciando palabras conmovedoras frente al féretro de Kirchner.

El cronista se lleva en la memoria un acto realizado en Ferro, en contrapunto con la presencia de George W. Bush en Uruguay. Este escriba corría contra el cierre. El discurso se rizaba y era imposible saber cuándo llegaba a su fin. La razón profesional del cronista le ordenaba partir, para darle al teclado. Su corazón lo clavaba ahí.

Le era imposible, como a muchos millones de latinoamericanos, no quererlo y disfrutar de su palabra.

Que no era hueca, además. Esa vez describió a “Cristina y Néstor” como “mis hermanos porque somos hijos de la misma crisis”, una frase tan afectuosa como precisa. Y agregó que creía más en los procesos históricos que en los hombres providenciales.

Que si Bolívar hubiera muerto de disentería en la infancia o si San Martín no hubiera regresado de España, la independencia de sus países hubiera llegado igual. Tratemos de combinar, a pluma alzada, las dos afirmaciones. El determinismo absoluto no existe, las condiciones propicias sí.

La sincronía de gobiernos de matriz popular, críticos de los desvaríos y de la entrega noventista, es consecuencia de un marco general: el fracaso del neoconservadorismo. En cuanto a lo de los dirigentes providenciales, acaso no existan, estrictamente.

Y por cierto de nada sirven si no “embocan” el momento histórico en que les toca vivir. Pero hay protagonistas que llegan al tope de las posibilidades disponibles. Que saben interpelar a sus pueblos y articular alianzas como pocos o nadie. Chávez fue uno de ellos, en ese sentido es irremplazable.

En todo lo demás, se abren todos los enigmas acerca de cómo se suple, en pleno proceso de cambio, a un jefe carismático consagrado merced a sus acciones rompiendo la tradición y reformando a fondo las instituciones. Instituciones y tradición marchitas y estériles, por si hace falta resaltarlo.

Entre tanto, seguramente sin mayor originalidad, pero presumiendo que en sintonía con los lectores de este diario, el cronista llora a su modo la pérdida de un compañero y de un referente.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

Adiós a Hugo Chávez, «el campeón de los pobres»

marzo 6, 2013

ADIÓS A HUGO CHÁVEZ
Michael Moore, Sean Penn y Oliver Stone despiden al «campeón de los pobres»

06–03–2013 / Destacaron el compromiso de Chávez con los más humildes y el odio que le tenían las clases dominantes. «El pueblo de Estados Unidos perdió a un amigo que nunca supo que tenía«, dijo Penn. 

Chavezabanderado

Los cineastas Oliver Stone, Michael Moore y el actor Sean Penn lamentaron la muerte del  presidente venezolano Hugo Chávez, a quien calificaron de  «campeón de los pobres».


«Lloro a un gran héroe para la mayoría de su pueblo y para aquellos que lucharon en el mundo por un lugar», escribió Stone en Twitter.

«Odiado por las clases dominantes, Hugo Chávez vivirá por siempre en la historia. Amigo mío, descansa por fin en una paz ganada hace mucho tiempo«, dijo el cineasta que filmó el documental «Al sur de la frontera«, centrado en las figuras de Chávez y de Fidel y Raúl Castro.

En un comunicado enviado a la prensa estadounidense, Sean Penn dijo que con la muerte de Chávez «el pueblo de Estados Unidos perdió a un amigo que nunca supo que tenía».

«Y los pobres del mundo perdieron a un campeón. Yo perdí a un amigo que tuve la bendición de conocer», agregó el ganador del Oscar, quien en diciembre hizo una aparición sorpresa en una vigilia celebrada en Bolivia para rezar por la recuperación del mandatario venezolano, aquejado de un cáncer.

También el realizador estadounidense Michael Moore (`Bowling for Columbine`) usó su cuenta de Twitter para recordar a Chávez.

El documentalista estadounidense elogió, a través de su cuenta oficial de twitter, al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y destacó sus políticas de nacionalización del petróleo, combate a la pobreza y distribución de la riqueza.

«Hugo Chávez declaró que el petróleo pertenecía al pueblo. Usó los dólares obtenidos para eliminar el 75 % de la pobreza extrema de su país y proveer un sistema sanitario y educación gratis para todos. Eso lo convirtió en peligroso«, declaró Moore sobre el mandatario fallecido el martes a los 58 años.

También destacó que «Estados Unidos aprobó un golpe de Estado para derrocarlo a pesar de que fue un presidente elegido democráticamente«, refiriéndose al alzamiento militar que se desarrolló en Venezuela en 2002.

«Un total de 54 países permitieron a Estados Unidos detener y torturar a sospechosos. América Latina, gracias a Chávez, fue el único lugar que dijo no«, agregó el realizador, según consigna la agencia EFE.

Moore también recordó haber coincidido en un hotel de Venecia con el líder venezolano, ocasión en la que conversó con él.

«Hablamos durante más de una hora. Me dijo que se alegraba de conocer finalmente a alguien a quien (George W.) Bush odiaba más que a él», indicó el cineasta.


Las negritas y cursivas y algunos enlaces no pertenecen al texto original. Son un modo de destacar y facilitar mi propia lectura de porciones que considero de mayor relevancia.


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso o agregame feeds a tu lector de noticias preferido

A %d blogueros les gusta esto: